Muy recomendada.

viernes, 24 de febrero de 2017

Tocar fondo puede ser lo mejor que te haya sucedido. 12 Razones

ojodeltiempo.com
por Damian NT
fondo, depresion, triste, tristeza, mal, mejor, autoayuda, psicologia Meses atrás, tuve una caída a la que llamé tocar fondo totalmente, tanto emocional, espiritual, mental y financieramente.  Este estrellón contra el piso fue lo más difícil y doloroso que haya tenido que enfrentar en mi vida, enfrentarlo brutalmente, dolorosamente y con toda la honestidad.
Después de analizar y mirar en mi pasado todos los errores que cometí, buscando respuestas en años previos de mi vida, estoy rotundamente  agradecido con las cosas buenas que el tiempo me ha brindado. He podido aprender, generar confianza total en mi,  saber que el universo no conspira contra mi, contrario a las apariencias y cualquier balance bancario.
Pueden pensar que estoy loco por confesar y decir esto, pero no me arrepiento por la gratitud que siento, la fuerza de voluntad y energía que he ganado, aumentado y tengo desde ese momento, que en definitiva fueron las peores y más oscuras horas de mi vida.
Esto vale la pena, si de verdad aprendes lecciones solidas y compartes con sabiduría como superaste la caída.
De esta forma puedo brindarles 12 Razones por las cuales tocar fondo es lo mejor que te puede suceder:
  1. Estando en lo más bajo, te das cuenta que tan fuera de rumbo estabas y que las decisiones que tomabas en tu vida, simplemente no eran las correctas.  Es en esos momentos difíciles y oscuros, en medio de la desesperación, donde la rabia y la frustración te domina, que entiendes y decides de una vez por todas y para siempre, no aceptar más nunca alguna mediocridad de uno mismo o de otros.
  2. En el fondo, todos tus comportamientos disfuncionales e irracionales son revelados. Si nunca llegas al punto más bajo, estos comportamientos errados continuarán una y otra vez, pasarán desapercibidos bajo un sentimiento de negación  que lo único que hace es crear más disfunciones y una caída mucho más complicada. Antes de tocar fondo, “inteligentemente” alucinas y piensas que todo sobre ti es grandioso, que todo esté excelentemente  y no es hasta que caes que te das cuenta que todo fue creado sobre mentiras y fundaciones falsas de ti hacia ti mismo.
  3. Estrellarse contra el piso es el comienzo del cuestionamiento interno de todo lo que nunca procesaste realmente.  Te preguntas tus motivos, los motivos de otras personas, tus creencias, tus miedos, el porque hiciste cosas, el porque no hiciste otras, porque atrajiste ciertas personas y circunstancias, como fuiste exitoso, como fracasaste.  Tu vida entera es colocada al revés y examinada por ti de la manera más cruda, vez cada detalle que antes no viste. Es desde este punto donde comienzas a construir nuevamente, te levantas del piso, con una perspectiva fresca basada en tu regenerado sentido de claridad.
  4. En lo más bajo, tus patrones de comportamiento previo pierden su poder, se vuelven muy obvios y esto te obliga a dejar de repetir esos patrones convirtiéndose en un enfoque nítido del comportamiento que debes tener de aquí en adelante.  Te das cuenta que tocar fondo no solamente era inevitable, pero necesario, ya que esos comportamientos simplemente no colaboraban con tu crecimiento.  Encima de eso, y quizás lo más importante, todos los papeles que jugabas con ese patrón de comportamiento, siempre están en tu consciencia como una alerta de lo que NO debes hacer.  Te sientes como si hubieras sido algún tipo de mascota, haciendo lo mismo una y otra vez, utilizando las mismas dinámicas una y otra vez y manteniendo un drama de tu vida una y otra vez. No es hasta que caes que acabas con esa mala disciplina e inicias la travesía hacia el verdadero tú, con una nueva consciencia, más preciso y así creando nuevos resultados positivos.
  5. Allá abajo, comprendes que estabas realmente, no en el sitio donde querías estar en tu vida.  Era tu ego administrando todo con grandiosas ideas de que puedes hacer, ni siquiera pensando ni procesando las fundaciones de como ibas a lograr cumplir esas ideas y objetivos.  Cuando tu ego comienza a perder el estrecho lazo contigo, y empiezas a creer en lo que eres, escoges vivir en el presente más seguido.  Si te rindes y dejas a tu “elevado tú” más y más, entonces te orientas hacia tu propósito de vida y comienzas el camino correcto. Y lo mejor, se siente bien.
  6. Adquieres humildad. Entiendes que la vida no es blanco y negro, que no lo sabes todo. En efecto, entiendes que conoces muy poquito y decides ser un estudiante de una vida mejor en vez de ser un jurado.
  7. Adquieres compasión. Entiendes como se sienten las personas que se encuentran en niveles profundos de desesperación, vergüenza, culpabilidad y miedo. Quizás no puedes ayudar a todo el mundo, pero regresar del fondo con altos niveles de compasión y entendimiento mejora la condición humana.
  8. Tienes la capacidad de dejar ir todo, porque NADA está funcionando de ninguna forma. Dejar ir lo previo, crea espacios para nuevas y prontas ideas, personas, oportunidades, talentos, habilidades y las recompensas comienzan a fluir en tu experiencia. Mientras vacías lo que debes dejar ir, comienzas a rellenar otra vez con las cosas que realmente quieres, en vez de aceptar lo que inconscientemente pasaba contigo.  La vida te ofrece una visión fresca de la realidad.
  9. Después de que te estrellas, quizás por primera vez, comienzas a aceptar responsabilidad total de todos los resultados que has tenido en la vida. Te das cuenta que culpar, quejarse no tiene sentido y que brindar excusas no es para ti.  Ves que todo lo bueno y malo en tu vida lo creaste tú y que tú eres la única persona que te puede sacar del abismo que creaste para ti, de esta forma entonces puedes salir de allí completo y renovado.
  10. Cuando sabes que has tocado fondo de verdad, que no puedes ir más bajo de lo que estás y lo aceptas, genera un efecto de rebote, del cual puedes empujarte hacia arriba dejando lo oscuro y de regreso a la luz.
  11. Caer en el abismo te despierta, de como estabas confiado en factores externos para hacerte feliz. En vez de esperar una validación de terceros, comienzas a confiar, creer en ti mismo, inicias la travesía del sentido de tu existencia y te validas a ti mismo.  Este santuario interno se transforma en las fundaciones de tu nueva vida feliz y con un significado.
  12. Finalmente, después de estar en el punto más bajo, te sientes increíblemente agradecido por todo lo que tienes de aquí en adelante. Estás seguro de que sólo puede ser mejor y es así. Cosas sencillas como una sonrisa, comida, tu ropa, tu cama, tu buena salud, todas esas cosas ahora son un tesoro.  Tu vida se transforma en una constante de gratitud con el universo y contigo por tener el coraje y la voluntad de seguir adelante después de los momentos más difíciles que hayas podido tener, escoges VIVIR, cuando podías haber seleccionado cualquier otra opción, sólo para dejar el dolor y angustia que la caída te haya podido generar.
Si actualmente te encuentras en esos momentos más oscuros, en el fondo, es probable que estés leyendo este artículo, pero te digo, como alguien que ha estado allí y que hecho eso, te puedo decir que más adelante estarás agradecido y entenderás que es lo mejor que te haya podido suceder.
Sólo si realmente deseas explorar sin miedos lo más profundo de tu ser,  es que verdaderamente puedes salir de allí.  Cuando las fundaciones viejas de vida, están totalmente derrumbadas, inicias nuevamente y en terreno sólido.
“Lo más bajo que caes, lo más alto que llegarás.”
Jose J. Garrido
Escritor y Coach, Emprendedor, Ingeniero en Sistemas y Músico. Diplomado en Psicología Positiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario