Muy recomendada.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

La (re)Encarnación Natural.

FUENTE http://lacosechadealmas.blogspot.com.es




Conocemos a groso modo como funciona la reencarnación, tenemos conocimiento de que tras esta vida seguramente vendrá otra y anteriormente a esta, hubo muchas mas. La vida presente es tan cautivadora, que nos traba el poder recordar todo lo anterior, se nos olvida que vivimos vidas anteriormente, que se sucedieron en tiempos pasados, tiempos pretéritos y alejados. Otros sin embargo, ni siquiera recuerdan haber estado en este planeta antes, y sus recuerdos se remontan a sistemas muy alejados del nuestro, lugares que seria imposible señalar en una bonita noche estrellada. El alma es una especie de energía viajera, que no es dada a quedarse mucho tiempo en un mismo sitio, fluye a través del cosmos e inunda todos los rincones, probando en todos los sistemas, viviendo experiencias en todos los mundos. Esta es la forma natural en la que el alma toma distintas formas, encarna distintos roles y experimenta de múltiples maneras. Esta es la verdadera experiencia que persigue el alma, este es el verdadero modo de lograr la evolución, este es el verdadero juego, saltar de estrella en estrella, de planeta en planeta, quemar etapas probándolo todo, al margen de las situaciones que en esos parajes encuentre, formadas por complejos paisajes emocionales o paramos de autentico sentir, pero se dan situaciones, en las que ese viaje experiencial es interrumpido y como el agua, deja de fluir y queda estancada en un lugar concreto.

Esta energía al quedar estancada, presa en una única ubicación, se va ensuciando, se va llenando de impurezas y pierde sus propiedades naturales. Esa experiencia acaba por enfermarla, acaba por contaminarla y acaba por envenenarla. El alma, igual que el agua, nunca muere ni desaparece, solo cambia de forma, cambia su estado y se adapta al medio, pero el alma, al igual que el agua, si se estanca se corrompe. Nosotros somos en este planeta pequeñas gotas de agua estancadas, formando una gran presa, que retiene nuestra energía e impide nuestro correcto fluir por la creación. Entramos en la turbina reencarnatoria que existe en este planeta y no vemos la forma de salir. Estamos estancados aquí, presos, pero el alma es como el agua y solo necesitamos un poco de sol, para evaporarnos y salir de nuestra cárcel de hormigón. En nuestro caso esa energía la portamos ya y solo precisamos descubrirla, tenemos la llave de la celda, la salida esta en nosotros.





El proceso natural de encarnación seria muy distinto a como esta planteada la reencarnación actualmente, la reencarnación no es mas que un mecanismo de reciclaje industrial, en el que los seres viven en una especie de planta de procesado, encarnan, mueren y vuelven a encarnar. Un sin sentido en el que, el Ser nunca saca nada en claro de esa experiencia. Por el contrario, el proceso natural de encarnación es un acto de amor, una expresión sentimental, en la que esa energía llamada alma, encarna sabiendo quien es y para lo que llego, sabe y entiende su vocación de servicio, su trabajo, llega para realizar una tarea concreta, para vivir también la experiencia y para ayudar a sus hermanos a desestancarse. Podríamos decir que aguardamos pacientemente a que nos necesiten, escuchamos la llamada y vamos allí donde haga falta. Viviremos en la forma que sea precisa y en el ecosistema que allí tengan. No distinguimos razas, solo vemos a nuestros hermanos, no hay buenos, no hay malos, solo hay confusión y desamor.

A día de hoy es posible retomar el modo natural y escapar del modo reencarnatorio fallido que no aporta nada a nuestro aprendizaje. Una vez llegue nuestro momento y desencarnemos, debemos tomar conciencia  y no dejarnos llevar por nuestra mente. En esos primeros instantes, la identidad, la posición, la familia, la materia, juegan en nuestra contra, debemos saber soltar lastre. En realidad no dejamos nada importante atrás y debemos tenerlo muy presente, nuestros seres queridos vendrán con nosotros cuando llegue su momento y debemos comprender que ellos tienen un camino que completar y un trabajo que realizar, debemos delegar en ellos, toda esa supuesta responsabilidad que aun portas, debemos dejar que continúen y decirles hasta luego, porque nunca es un adiós. Una vez que nuestra mente descansa y deja de tener el control, nuestra conciencia sale a un primer plano y toma las riendas, llevándonos allí donde debemos estar, saliendo de este mundo de confusión y trampas. Esto se produce casi de inmediato, una vez hemos soltado todo lo que pesa, nuestra alma sale de este sistema ‘ipso facto’ dejando atrás este mundo. Una vez llegas al hogar, asimilas toda la experiencia y purgas todas las energías de baja vibración que portases, es como un reposo espiritual donde sanar todas las heridas que esas vidas, reencarnando de forma casi perpetua te hicieron. Cuando hayas sanado todo lo que hay en ti, volverás a estar listo para experimentar, si lo deseas, en un mayor nivel de frecuencia, cuando estés listo y todo así te lo indique, volverás a encarnar allí donde creas que te necesitan. Esto puede ser interpretado también como una reencarnación, porque eso es lo que haces finalmente, pero no se parece en nada al modelo sintético imperante en la Tierra, que es en realidad, una maquina regurgitadora de almas que las mantiene presas y esclavas.





Volvemos a ser Libres, volvemos a casa y allí continuaremos nuestro trabajo, ayudando desde la conciencia, desde el corazón, observando y escuchando atentamente, por si nos necesitasen de nuevo. No juzgamos, comprendemos y empatizamos, con lo que en esos sistemas sucede, ayudamos y guiamos, sin interferir en las sagradas voluntades de nuestros hermanos. No vemos el error, no vemos la intención, no vemos la acción, solo sentimos, recibimos sentimiento y emanamos sentimiento. No nos sentimos identificados con una tierra, con un sistema o con una estrella, todo forma parte de nosotros y todo merece ser cuidado y protegido, todo es nuestra casa y llegamos a cualquier rincón por alejado y recóndito que este sea. Todo es, y calcular nuestro tiempo es inútil, somos desde que somos, y no conocemos el ayer o el mañana, no somos lineales y nos cuesta adaptarnos a estos sistemas acotados y artificiales. Por eso vivir en un sistema cerrado, con tiempo definido y una estancia lineal, nos es tan insoportable, y lo es básicamente, por que es artificial y a nuestra esencia, nuestra alma, le cuesta adaptarse a vivir en una caja. 

Pronto este será el modo que impere en la Tierra, viviremos largas vidas, sabremos quienes somos y para que hemos venido, no existirán las dudas existenciales, ni habrá mal interpretaciones entre los seres, todo serán certezas, todo será verdad. Una vez sintamos que hemos concluido nuestro trabajo aquí, desencarnaremos y volveremos a casa, o encarnaremos allí donde creamos hacemos falta. Cuando llegamos aquí, sabíamos a lo que veníamos, que ahora no nos acordemos, no quiere decir que llegado el momento este recuerdo no vuelva a nosotros y sepamos como actuar. Una vez quede concluida nuestra tarea aquí, unos pocos se quedaran y la gran mayoría se marchara allí de donde provino, continuaran fluyendo como ríos salvajes, sorteando las rocas, saltando de estrella en estrella, llegando allí donde nos necesitan, allí donde nuestra experiencia es útil, allí donde aprenderemos a Ser de nuevo.




Esta presa no va a poder contener tanta agua retenida por mucho más tiempo. Todo volverá a su cauce y volveremos a humedecer las orillas de nuestros hogares muy pronto. No habrá trampa que impida que lo natural prevalezca sobre la artificialidad de un sistema que no puede mantenerse por más tiempo. La reencarnación sintética no es un modo natural de experimentar la vida como medio de aprendizaje, es un juego tramposo en el que la banca siempre gana, es una mentira teñida de verdad, se acabo el seguir creyendo que el Samsara es lo natural, se acabo seguir ignorando lo q
ue somos. Empezar a recordar pasa necesariamente por empezar a comprender, nunca podrás recordar quien eres, si no comprendes que eres, no podrás saber, sin antes comprender. Una vez se llega a la comprensión, se llega al saber y el saber cambia la intención y esta transmuta la voluntad, cambiando así el prisma por el que mirar, de fuera a dentro. No es sencillo, este sistema se diseño para que no lo fuera, pero una vez depositas tu intención y tu voluntad en encontrar, eso que perdimos al llegar, nada podrá impedir que lo logres. Una vez lo vayas consiguiendo progresivamente la búsqueda de la verdad se perderá, porque la verdad ya la portamos, la verdad ya la sabemos, tenemos todo, solo esta oculto entre grandes capas de mentiras.

Finalmente debemos concienciarnos que encarnamos aquí para ayudar, la gran mayoría no pertenece a este planeta, solo estáis aquí para acabar con la trampa reencarnatoria y restaurar el sistema natural, de encarnación por amor, de evolución a través del sentimiento. Es hora de despojarnos de la creencia que dice que en planos de baja dualidad no se producen las experiencias para aplicar a nuestra evolución, esto es solo una mala justificación para abrazar el sufrimiento y la culpa. La luz no necesita oscuridad para definirse así misma, la luz sabe que es luz y la oscuridad es solo se forma en su ausencia. Acabaremos nuestro trabajo aquí y saldremos hacia otros lares, a continuar aquello que dejamos pendiente, por atender esta urgencia y esto se producirá con el orden natural restablecido.

Lo Inesperado

FUENTE http://serenatumente.blogspot.com.es


Lo Inesperado

Una vez leí...
"Los deseos genuinos poseen una fuerza extraordinaria que se convierten en imanes en la realidad, y tienen la propiedad de atraer sucesos que favorecen su realización. Estamos acostumbrados a esperar que ocurra siempre lo más probable y no nos atrevemos a pensar en lo imposible.


La semilla de una coincidencia nace en el seno de una necesidad del alma. Esa extraordinaria fuerza inmaterial se convierte en una intención en el mundo real de los significados; y si logramos no estar pendiente de los resultados el poder organizador de la naturaleza realizará el milagro.
Así es como el significado de la coincidencia resuelve armoniosamente la inquietud humana individual más profunda y a la vez le señala un nuevo camino.

El Universo está en constante evolución y puede detectar la fuerza del alma y guiarla hacia la realización de su propósito, en armonía con el propósito universal.


El Ego es la única barrera que impide el maravilloso mecanismo de los milagros, porque existe una condición indispensable para la ocurrencia de una coincidencia significativa: la entrega, la rendición, la aceptación de lo que es".


Cuántas circunstancias "sorpresivas" suelen suceder tras lo inesperado?. 


Con el paso del tiempo, terminamos por admitir la gran sabiduría que oculta la cadena sutil de acciones que nos conducen a un destino u otro, una cadena que a veces se teje con sucesos imprevistos que escapan a nuestro supuesto control, sucesos que animan el propósito del Gran Juego.

La Inteligencia Universal se manifiesta con toques de inesperado “a pesar” de nuestros planes. 
En realidad lo que consideramos como previsible no deja de ser una fotocopia mental construida por la memoria, es decir un material conformado por clichés que se proyectan sobre un futuro nada creativo, nada creativo porque se trata de una apretada visión del devenir que a cambio de monotonía, puede aportar una efímera sensación de seguridad. Tengamos en cuenta que los seres más inseguros son los que ilusoriamente tratan de tener todo el devenir lo más atado y colonizado posible, seres que ignorando sus potenciales tienen serias dudas de disponer de recursos para hacer frente a lo que surja. Una vez más aparece el juego de las carencias producidas por el recuerdo de viejos dolores y el temor a repetirlos.

¿Sin embargo qué mejor estado de conciencia que el de la sorpresa?, ¿acaso vamos a dejar que tal maravilla sea patrimonio emocional tan solo de los niños?. 
Ejercitemos nuestra “mirada de principiante” y percibamos todo como si fuera la primera vez. Soltemos los prejuicios y las suposiciones, y refresquemos nuestra percepción. Toda una invitación a recorrer la vida que nos toca en un permanente “descubrir”. En realidad el descubrir es más significativo que lo “descubierto”, y tan solo viviremos la maravilla del descubrimiento si volvemos a “ser como niños”. Algo que no significa dejar de discernir ni dejar de aplicar nuestra experiencia de la vida, sino más bien resonar con un estado de inocencia que suspende el juicio acerca de todo lo que se percibe, un estado por el que cesamos de realizar comparaciones y de criticar de forma estéril lo que simplemente ES y sucede. Algo que se logra con trabajo interior.

El sabio indio Sri Nisargadatta fue todavía más lejos cuando afirmó que: 


“Tan solo lo inesperado es Real”. 


Una reflexión que nos lleva a preguntar, ¿acaso entonces lo previsible es tan solo un sucedáneo de la realidad? Una vez más la sabiduría responde conduciéndonos suavemente hacia la vivencia del momento presente, una vivencia que asimismo nos invita a evitar la anticipación y la expectativa. ¿Precisaremos del regalo de la comprensión para lograr abrazar el creativo abismo del presente continuo? Parece evidente que el momento presente es la llave que abre todas las puertas, incluidas las que hacen referencia a vivirnos surfeando por entre los pliegues del sostenido descubrir, ¿hay mejor forma de vivir que mantenernos enfocados en la atención creativa del ahora?

¿Qué nos pasará en las próximas 3 horas?, ¿quién puede asegurar que no nos va a suceder algo significativo? 
Atención, abramos la puerta de lo insospechado y dejemos espacio en el alma para que “pase un ángel”, un ángel blanco o negro que, al igual que el amor y el odio, son casi lo mismo y laboran por nuestro sostenido expandir. Convendrá dejar espacio en el corazón para que de pronto se nos ocurra aquello que una vez más puede cambiar nuestra vida. Vivamos abiertos a que de pronto suceda justo eso que meses o años atrás anhelamos, y que ya habíamos olvidado como posible. ¿Quién es capaz de evitar la insólita llegada de lo Nuevo?

Tomemos consciencia de que tan solo es la mente racional con sus consabidas protecciones la que se resigna, la que se niega, la que se torna escleróticamente escéptica y se aferra a lo conocido, la que trata de agarrotar el devenir. En realidad, viendo el panorama emocional de las grandes urbes en las que habitan gentes apretadas que han dejado de descubrir, soñar y sorprenderse, uno se pregunta... ¿acaso esta actitud de escepticismo y cerrazón, tan presente en esta sociedad pragmática, no es un virus que algún perverso hacker ha logrado colar en la mente humana?, ¿dónde se encuentra la tan creativa espontaneidad?

Pues bien, dado que en la naturaleza todo veneno tiene su antídoto, convendría crear un antivirus para descongelar el sistema vital de la desesperanza. Y en este sentido, el mejor que conozco es un corto mantram que merece la pena pronunciar varias veces al día. Se trata de hacerlo presente en todo momento y lugar hasta instalarlo, por ejemplo, puede programarse en la pantalla del móvil, en la del ordenador o con un imán en el frigorífico… En realidad es un antivirus muy barato que ahora tengo el gusto de pasarte en tres inolvidables palabras”:


“Todo es posible”


¿Acaso existe mejor oración que estar abiertos a que lo imprevisto suceda?


Por José María Doria

martes, 16 de diciembre de 2014

Tres tipos de conciencia

FUENTE http://hermandadblanca.org
Maestro-Beinsa-Duno1 Lección dada por el Maestro Beinsá Dunó el 7 de abril de 1926 a la Clase Oculta Juvenil, en Sofía.
       “¡Fiel, verdadero, puro y benévolo siempre seas!”
      Reflexión.
      Se leyó el tema: “¿Por qué el hombre tiene que estudiar?”
      La siguiente vez escribid sobre el tema: “Que nos amemos, y ¿por qué tenemos que amarnos?”.
      Pregunto: ¿Por qué tiene que girar la rueda? (- Para llevar el coche). La rotación de la rueda no sobreentiende siempre llevar el coche. Cuando el afilador, que tiene forma de rueda, gira, ¿qué camino recorre? El afilador, visiblemente no recorre ningún camino. Entonces, frecuentemente nosotros hablamos solo palabras que no tienen contenido. Así y cuando decimos que debemos conocer a Dios, de acercarnos a Él, de encontrar el camino que nos conduce a Él, y esto son solo palabras. Cada uno que habla que debe encontrar el camino, él no lo ha encontrado; cada uno que dice “conoce a Dios”, él no Le ha conocido; cada uno que dice que se debe adquirir luz, él no la ha adquirido; cada uno que piensa que tiene conocimiento, en realidad él no tiene conocimiento. Si nosotros hemos adquirido el conocimiento verdadero, debemos tener una paz interna. ¿Cuál es la predestinación del conocimiento?
      Os haré una pregunta más: ¿por qué el padre impulsa a su hijo a estudiar? Si queréis responder a esta pregunta primero supondréis alguna causa física; después de esto encontraréis la causa espiritual, y finalmente y la Divina. Cuando sean encontradas estas tres causas, por las cuales el padre envía a su hijo a estudiar, llegaréis a una serie de explicaciones más.
      Digo: las ruedas giran, los caballos caminan, ¿y el hombre qué hace? – El hombre conduce los caballos, y ellos jalan el carro. Pregunto entonces: ¿el carro ha ganado algo? – No ha ganado nada; al contrario, este ha perdido algo de sí. ¿Los caballos han ganado algo? – No ganaron nada. Ellos incluso perdieron parte de su fuerza. ¿El hombre ha ganado algo? – En todo el trabajo solo él ha ganado algo. En el hombre hay dos cosas: una que siempre pierde y otra que siempre gana. Esto lo que gana es lo Divino. Esta es una ley para transformación de las energías. La vida en el mundo Divino deviene solo después de que se transformen las energías. Las energías Divinas deben transformarse para adaptarse al alma humana, para que ella pueda vivir en el mundo físico una vez que el alma ha descendido a la Tierra, ella ya no puede guardar su fuerza primordial, ni tampoco su pureza Divina, si no ocurre transformación de las energías Divinas. Tomad, por ejemplo, el pez; cuando el pez sale del agua, éste inmediatamente muere. Si sale el hombre del aire, y él no puede vivir. Si entra el hombre en un medio ambiente en el cual los ángeles viven, y ahí no puede vivir. Esto lo que ocupa a las mentes de los ángeles, no puede ocupar y la mente del hombre.
      Alguien dice: muchas cosas se nos descubren. Yo pues veo que esto lo que se nos revela en la Tierra es casi nada en comparación con esto que se nos debe revelar. Decís: “un gran espacio se descubrió delante de nuestros ojos y nosotros subimos a alguna parte alta”. Pregunto: ¿A qué altura llegasteis y qué visteis ahí? – Hemos visto a un ángel. – ¿Os habéis familiarizado con él y qué habéis hablado? No hemos hablado nada. Digo: hay una conciencia que nos habla, y cualquier cosa que nos hable, nosotros siempre quedamos descontentos de ella. Además de esta conciencia hay y otra que habla poco, por 1-2 palabras solo, pero estas palabras siempre introducen en el hombre una paz interna. Y finalmente, en las almas más avanzadas hay y una tercera conciencia la cual cuando habla al hombre, él siente una expansión interna dentro de sí y libertad. Tal hombre es libre de la opresión de las necesidades y las limitaciones materiales. Cuando el hombre no está listo para esta conciencia, si logra de alguna manera elevarse a ella, él se duerme. Esta posición es insoportable para el hombre ordinario, en el desarrollo de su sistema nervioso. Cuando los santos hablan de este estado, ellos dicen: “En tribulación he llegado”. Pedro, Juan y muchos otros han llegado a tribulación. Así que, si queréis y vosotros probar este estado Divino, llegaréis a tribulación. Hoy en día, cuando alguien llegue a tribulación, dicen de él que se ha enloquecido.
      El discípulo oculto nunca debe mirar de esta manera la cuestión. Él no debe hacer conclusiones anticipadas en su mente, porque cada conclusión anticipada le causará cierto daño. Cada imagen torcida que el hombre introduce en su mente causa grandes prejuicios. El que piensa, siente y actúa correctamente, él mismo se aprovecha de estas buenas condiciones. Una regla general para todos es que nosotros somos expresión de Dios, o sea, Él tiene el deseo de manifestarse a través de nosotros. Si es así, cada uno que no se somete a este deseo Divino, el Espíritu en él se bifurca, en lo cual la conciencia superior queda en el Cielo, y la inferior baja a la Tierra, con lo cual se crea el infierno en la vida. Entonces Dios en el hombre empieza a vivir bien en el Cielo, o sea en el paraíso, bien en la Tierra – en el infierno. Cuando el hombre cae en el paraíso, él se alegra, puesto que conoce a Dios; si entra en el infierno, él se tortura, puesto que no conoce a Dios. En el primer caso la vida de Dios se armoniza con el espíritu del hombre, y en el segundo caso – no se armoniza.
      Y así, vosotros debéis saber que no sois amos de sí mismos. La primera posición es que Dios debe vivir en vosotros; la segunda posición es que vosotros debéis vivir en Dios. Si Dios vive en vosotros, y vosotros viviréis en Dios. Si Dios no vive en vosotros, y vosotros no podéis vivir en Dios. De esto, de que algunos humanos quieren vivir en Dios y otros no quieren, se ha creado el paraíso y el infierno. De aquí, puesto que muchos de los pensamientos y los deseos humanos no quieren vivir como vosotros, en consecuencia de esto y en vosotros se ha creado paraíso e infierno. Por un lado vosotros sois buenos, y por otro – malos. Vosotros, como no comprendéis esta ley, decís: “Un hombre muy malo me he vuelto”. Vuestra malicia se debe a aquellos deseos ajenos que pasan por vosotros y no os conocen. Deseos que os conocen son felices; deseos que no os conocen son infelices. Por lo tanto, cuando vosotros os sentís felices o infelices, esto se debe a los unos o a los otros deseos que pasan por vosotros. Esta ley es inevitable.
      Digo: primero Dios debe vivir en el hombre, y luego el hombre en Dios. Si el hombre da acceso a Dios para manifestarse y vivir en él, la ley Divina se impondrá sobre la humana, y la vida del hombre se realizará plenamente. Cuando nuestra vida en la Tierra se realiza llegaremos a la vida superior que incluye la vida de todos los seres. Una ciencia magna es necesaria a la gente para estudiar la vida – la inferior y la superior, o sea, la humana y la Divina. Y cuando el hombre se estudia y observa, él no puede decir que no sabe estas cosas, y aún menos puede justificarse. El hombre no puede saber todo. Esto lo que en un caso dado sabe, es suficiente para actuar correctamente. La fuerza del hombre no reside en el mucho conocimiento, sino en la aplicación de esto lo que sabe. El conocimiento del hombre no reside en esto lo que él ha estudiado durante el transcurso del año, sino en esto que él sabe y aplica para cada momento dado. Durante todo el año el hombre puede trasladar miles de kilogramos de trigo de un almacén en otro. Aquí el gasta su fuerza consecutivamente, durante todo un año. Sin embargo, su fuerza real depende de esto, cuantos kilos él puede levantar en un momento dado. El hombre puede confiar exactamente a esta fuerza dentro de él.
      La fuerza del hombre reside y en esto lo que él ahora, aún en el momento presente recibe, comprende y aplica. Cuando se habla pues, de la fuerza del hombre para el futuro, se sobreentiende que él puede trabajar los buenos dones que se esconden en él. El conocimiento, por ejemplo, puede trabajarse y aumentar. Si la vida Divina aumenta, y la humana aumentará. Entre estas dos vidas en el hombre hay cierta proporción, cierta correlación: tanto que la vida Divina crece, tanto crece y la humana; tanto que la vida Divina disminuye, tanto y la humana disminuye. Así que vuestro primer trabajo es que veáis si crece en vosotros la vida Divina. Si la vida Divina en vosotros crece, entonces el crecimiento de la humana aparece como una consecuencia natural absoluta de la primera vida. Si no crece la vida Divina en vosotros, vosotros sabréis que y vuestra vida – vuestros bienes, ideales, no crecerán, no se lograrán. Fuera de Dios felicidad no hay – ni en el Cielo, ni en la Tierra. El hombre puede lograr su felicidad solo en la vida Divina.
      Por lo tanto, vosotros debéis tener una imagen clara acerca de estos dos principios – lo Divino y lo humano – y trabajar con ellos hasta lograr resultados internos. En este aspecto vosotros podéis ayudarse unos a otros. Si no os ayudáis, mutuamente os iréis tropezando. Si el hombre se tropieza a sí mismo, él tropieza y a los demás. Y al revés: si tropieza a los demás, él se tropieza y a sí mismo. El hombre puede tropezar solo a sus más cercanos, sus hijos, pero a los lejanos él nunca puede tropezarlos. Por ejemplo, si la madre y el padre son dotados, ellos transmiten sus dones a sus hijos. Esto no indica que los niños mismos no tienen dones puestos dentro de ellos, sino que aparte de los suyos ellos adquieren ciertos dones y de sus padres. La madre transmite algún don suyo a su hija, pero y la hija, por su lado, transmite algo a su madre. Entre la madre y la hija, como y entre el padre y el hijo, siempre debe ocurrir un intercambio correcto. En otra vida ocurrirá lo contrario: la hija, que llegará a ser madre, transmitirá algo de sí a su hija. El hijo pues, que en este caso llegará a ser padre, transmitirá algo de sí a su hijo. El que nada transmite, él nada puede adquirir.
      Alguien dice: “una vez liberarme de las cadenas de la vida terrenal e ir al Cielo, una segunda vez no pensaré en regresar a la Tierra”. Pregunto: ¿por qué queréis liberaros de la vida terrenal? El Señor quiere que viváis en la Tierra y vosotros huís de ella. El Señor trabaja en la Tierra y tú quieres, como un ángel, ir al Cielo y ahí vivir en gracia. ¡Esto es imposible! Si Dios trabaja en la Tierra sobre las almas de la gente, y tú trabajarás. Si te vas al Cielo, y ahí trabajarás. Entonces y si estás en la Tierra, y si te vas al Cielo, siempre trabajarás. La Escritura dice: “Nosotros somos co-trabajadores de Dios en la gran obra”. Entonces, esta idea no debe ser solo una reflexión teórica, filosófica, sino que tenga por lo menos una aplicación microscópica. Esto no puede lograrse de golpe, pero el hombre debe aplicar cada día un poco, hasta que en algún caso favorable él sienta la Presencia del Inicio Divino dentro de sí. Lo Divino es necesario para toda la gente. Cada uno procura hacia esta vida.
      Muchos, que no comprenden la ley Divina, dicen: “Nosotros trabajaremos para Dios, seremos co-trabajadores Suyos, pero esperamos condiciones favorables para esto”. Las condiciones favorables no son otra cosa salvo la vida Divina en nosotros. Lo Divino en el hombre se manifiesta y sin condiciones favorables. Aunque el hombre no quiera, Éste de nuevo se manifestará. Por mucho que patee el hombre, Dios de todas maneras se manifestará y a través de él. ¿Habéis observado que hacen con los caballos tenaces? Algún caballo tenaz patea, salta, se jala, no quiere que le ayunten a trabajar. Sin embargo, su amo toma el azote, le pega y a fuerza le lleva al campo arado para moverse ahí hasta cansarse un poco, y entonces le utiliza para trabajo. En este aspecto el cuerpo humano representa un tal caballo a quien se le debe enviar alguna enfermedad – taquicardia, dolor de pecho, dolor de cabeza, trastorno en el estómago u otra enfermedad, para que se amanse él y se vaya a trabajar.
      Y así, la tarea básica del hombre es dar paso a lo Divino dentro de sí y trabajarlo. Muchos de los cristianos contemporáneos han dado paso a lo Divino dentro de sí en consecuencia de lo cual viven bien. Prácticamente ellos han solucionado esta cuestión. Cuando se os habla así, no considero que ni uno de vosotros vive de manera Divina y no cumple la voluntad de Dios, pero digo que os hace falta algo más que esto de lo que hoy en día habéis alcanzado. Si pensáis que esto lo que habéis alcanzado hoy os es suficiente, vosotros os detendréis. Si os detenéis en una superficie inclinada, sobre la que os encontráis ahora, vosotros rodaréis hacia abajo. Toda la gente necesita de crecimiento, de desarrollo, de expansión del alma y elevación del espíritu. El hombre no debe decir que esto lo que tiene es suficiente. Si alguien piensa que esto lo que hoy tiene, sea riqueza, fuerza o conocimiento, es suficiente, él no comprende correctamente la cuestión. Él debe volcarse hacia Dios y decir: “Señor, tú puedes darme lo que quieras, pero o mucho, o nada. Y luego, después de darme esto lo que quiero y no cumplirlo, que haya por lo menos por qué pegarme y castigarme”. Cuando vengan los castigos, tú te dirás: “verdaderamente sufro ahora, pero hay por qué. Dios me dio dones, talentos, buenas condiciones, pero yo no las merecí, nada trabajé y apliqué en mi vida”. Y así es en realidad: si es cuestión de adquirir riqueza, por lo menos grande que sea; si es cuestión de conocimiento, por lo menos un conocimiento verdadero, positivo, que tenga; si es de fuerza, por lo menos que mi fuerza sea grande. Si es de pobreza, por lo menos grande que sea, de manera que la recuerde y comprenda una vez por todas. El sentido de la vida no reside en la adquisición de cosas muy grandes, sino en la medida determinada de las cosas. El sentido de la vida no reside y en la adquisición de riquezas grandes y esto es imposible. ¿Por qué? – porque el dominio de riquezas grandes depende de la ciencia. Cuanto más científico es un hombre, tanto más rico es él. Pregunto: ¿por qué ayuntan al caballo a un carro? – Para llevarnos. Sobre la base de esta ley y nosotros debemos servir voluntaria y razonablemente.
      Ahora os daré un ejercicio, pero debéis saber que con cada movimiento vosotros os conectáis con las corrientes de la Naturaleza. Cuando estiráis vuestros brazos y sostenéis vuestra mente concentrada, vosotros ya tenéis contacto con estas corrientes. Y entonces, en cada caso dado vosotros podéis tener conexión o con la electricidad de la Tierra, o con la electricidad del Sol. En cada estiramiento del brazo vosotros podéis tener más un contacto o con el magnetismo terrenal, o con el solar. El magnetismo pues en general está relacionado con el prana, o sea, con la energía vital de la Naturaleza. Así que con estirar los brazos y las piernas, y con concentrar la mente el hombre aprovecha de las energías vitales de la Naturaleza, y él se vuelve sano y fuerte. En un sostenimiento flojo de los brazos las fuerzas naturales no pueden utilizarse.
      Ejercicio: Los brazos levantados hacia arriba, bien estirados y con las puntas de los dedos tocándose. Concentrad vuestra mente y mentalmente dirigid las energías solares para que pasen por vuestros brazos y fluir por todo vuestro organismo. En esta posición de vuestros brazos, pronunciad la fórmula: “Yo estoy en armonía con la Naturaleza viviente. ¡Que la bendición Divina fluya a través de mí!”.
      Bajando los brazos hacia abajo.
      Una cosa debe saberse: cada movimiento que el hombre hace, debe ser exactamente determinado y contener en sí un cierto sentido. Sin embargo, muchos humanos hacen movimientos sin sentido, los cuales más les molestan que les ayudan. Cada movimiento tiene sentido solo cuando está de acuerdo con las leyes de la Naturaleza, las cuales representan su lenguaje. El hombre puede coger su oreja y decir que este movimiento suyo significa algo razonable. Sin embargo, esta explicación no es fidedigna para la Naturaleza misma. Si cogeremos vuestra oreja por arriba o por abajo, esto tiene sentido, pero los resultados son diferentes. En general, hay movimientos razonables, hay e irrazonables. Los movimientos razonables representan una ciencia hacia la cual alguna vez los humanos regresarán. Si regresan hoy, cuando todavía no comprenden sus leyes, ellos caerán en grandes engaños y supersticiones.
      Alguien dice, por ejemplo: “me tiembla el ojo izquierdo, me va a ocurrir algo malo”. Otro dice: “me tiembla el ojo derecho, me va a ocurrir algo bueno”. Estas explicaciones no son suficientes. Cuando el ojo izquierdo del hombre tiembla, éste quiere decirle: “tú tienes que ennoblecer tu corazón. Si no lo ennobleces, en él crecerán solo hierbas y espina”. Cuando el ojo derecho del hombre tiembla, este quiere decirle: “tu mente necesita de mas luz; si no adquieres esta luz, tu pensamiento se va a tergiversar”. En vuestra sub-conciencia vosotros lleváis la ciencia de los movimientos, pero externamente todavía no la habéis expresado. En los movimientos hay razonabilidad, estos no son mecánicos como muchos los perciben. Decís que cuando tiembla el ojo izquierdo ocurrirá algo malo. Y así ocurre. Cuando tiembla el ojo derecho, ocurrirá algo bueno. Así ocurre. Cuando os pica la mano derecha decís que daréis dinero, cuando os pica la mano izquierda decís que recibiréis dinero. Y así ocurre. Entonces, hay razonabilidad en las manifestaciones de la Naturaleza viviente.
      Yo traduzco: cuando os pica la mano derecha, esto indica que a vosotros vendrá algún hombre bueno a quien debéis hacer un favor, a través del cual expresaréis el Amor de Dios. Cuando os pica la mano izquierda esto muestra que algún hombre bueno vendrá a vosotros para ayudaros en algo y vosotros tendréis que agradecerle, porque Dios le ha enviado a vosotros. Cuando os pica la mano derecha, vosotros decís: “¿De dónde se encontró a este hombre ahora para pedirme dinero?” Cuando os pica la mano izquierda y esperáis recibir dinero, sobre la misma base debéis decir: “¿De dónde se encontró a este hombre ahora para darme dinero?” Digo: tanto como el tomar es bonito, tanto y el dar es bonito. La escritura dice: “es mejor dar que tomar”. Tal es la experiencia de los siglos pasados. En el dar consciente el hombre ejerce su voluntad razonable. Sin embargo, la gente contemporánea ha volteado este versículo y dicen: “Es mejor tomar que dar”.
      Estas son una serie de reglas que debéis guardar si queréis lograr perfección. El hombre debe elaborar de sí un modelo del cual y los demás humanos aprovecharán. Muchos hablan del reino de Dios pero no trabajan para su venida. Cualquier cosa que habléis, tenéis que justificarla. De otra manera pareceréis a aquel turco que constantemente hablaba de sus hazañas en Bagdad. Él decía: “cuando estaba en Bagdad, saltaba unos hoyos anchos de 10-15 metros”. Como le escuchaban a hablar así, le decían: “Y aquí hay tales hoyos profundos y anchos. Salta uno de estos, que te veamos como saltas. – No, solo en Bagdad puedo saltar tales hoyos, en ninguna otra parte”. Y vosotros frecuentemente decís: “cuando venga el reino de Dios a la Tierra, saltaremos el hoyo”. ¡No aplacéis el trabajo para el día de mañana!”. Hoy saltad el hoyo y no mañana. Si oís la voz de Dios, aún hoy cumplid Su voluntad. ¡No dudéis, no os encruelezcáis, no aplacéis para mañana!
      Algunos dicen: “No ha llegado todavía el tiempo para la venida del Reino de Dios en la Tierra”. En el año 1905, en Inglaterra se formó una sociedad religiosa cristiana, sobre las tareas de las cuales escribieron en algunos periódicos ocultos. Fue escrito sobre una experiencia de una de las miembros de esta sociedad. Ella largo tiempo oraba a Cristo para que se le diera algún don con el cual fuera útil a sus prójimos. Una noche Cristo se le apareció y le dijo: “Irás a tal calle, a tal número, a una hermana tuya, la cual nombró por su nombre, y le dirás que ella es determinada para realizar el trabajo por el cual tú oras desde unos cuantos años hasta ahora”. Esta cristiana, miembro de la dicha sociedad, cuando oyó las palabras de Cristo, se entristeció un poco pero temprano por la mañana se fue a su hermana según la dirección indicada. Y transmitió el trabajo que Cristo le había conferido. Sin embargo, la hermana inmediatamente respondió: “Este trabajo todavía no es para mí. Yo no puedo realizarlo. – Bien, si tú no puedes realizarlo, yo me ocuparé con su cumplimiento”.
      Por lo tanto, cada uno de vosotros puede ser llamado a un trabajo determinado que él debe realizar. Si realiza este trabajo, con esto él cumple la voluntad de Dios, por lo cual recibirá una bendición correspondiente. Si se niega del trabajo conferido, algún otro lo realizará, pero y la bendición recibirá. Nosotros siempre debemos cumplir la voluntad de Dios y escucharle. Como os observo, en todos veo buenos deseos, aspiración hacia el cumplimiento de la voluntad de Dios. Si tenéis esta aspiración, cualesquiera pruebas, tantas caídas y levantamientos que vivís, ¡caminad adelante! Frecuentemente las cosas no ocurren como nosotros deseamos, no van por el camino determinado por nosotros. Por ejemplo, algún alumno ha estudiado su lección toda la noche, la ha aprendido de memoria, y piensa que por la mañana cuando le examine el maestro, recibirá un 6 (el 6 es el valor más alto en las escuelas de Bulgaria – n.d.t.). Sin embargo, cuando le levanta el maestro él se turba y responde apenas como para 3. Un alumno ha leído su lección solo una vez y en la mañana cuando le levanta su maestro a la lección recibe un 6. ¿Por qué ocurren estas cosas? Nosotros tenemos la misma posición cuando algún hombre pobre ora tres veces al día y recibe alimento solo para la comida. Otro pues ora solo una vez al día y recibe mucho dinero y vive ricamente. El primero ha recibido apenas un 3 y el segundo ha recibido un 6. ¿Por qué los trabajos del primero no se arreglan y del segundo se arreglan? Y el salmista se asombra de estos hechos en la vida y dice: “Aquel que conoce poco a Dios vive mejor que yo”. Cuando el salmista entra en el santuario donde su vida se desarrolla bien, él ya comprende las primeras contradicciones y dice: “les ha puesto el Señor en un terreno resbaloso”. Así que, cuando el discípulo ha leído su lección solo una vez y su maestro le ha escrito un 6, con esto él le ha puesto a un terreno resbaloso.
      Digo: todos tenéis posibilidad de superar las pequeñas dificultades y obstáculos que se os ponen en el camino. Estos obstáculos son necesarios para que veáis cómo Dios actúa en el mundo. Cuando entréis en el mundo, el buen maestro os escribirá primero 1; el segundo mes os escribirá 2; el tercer mes – 3; el cuarto mes –4; el quinto –5; el sexto –6. Cuando sumáis consecutivamente todos estos números recibiréis el número 21. Cuando dividís 21 a 6 recibiréis 3½. Con tal nota vosotros pasáis en una clase superior. Esto se refiere solo para los primeros 6 meses, los segundos 6 meses la situación mejorará. Después de un año la situación mejorará más todavía. Cuanto más tiempo pasa, y la situación se vuelve cada vez mejor. Cuando el alumno empiece la escuela con 1, con esto el maestro quiere voltear su atención al 1, como la medida más importante en la vida cuyas propiedades él sin falta debe aprender. Después de esto el 2 vendrá, y el alumno empezará a llorar. El 2 es una cosa bonita porque ella indica que solo con 2 bueyes se puede arar. Si es cuestión de caballos, el hombre puede ayuntar solo un caballo en su carro, y de esta manera vivir. De aquí veis que el 1 no es una medida peligrosa. Cuando el maestro escribe 1 a algún alumno, y este se desanima y dice que de él nada va a salir, él no comprende la ley del 1. Digo a este alumno: ¡ayunta al 1, o sea, tu caballo en el carro y mira tu trabajo! ¿Si tienes dos caballos flacos, qué harás con ellos? Suéltalos a pastar y, después de nutrirse y fortalecerse, ayúntalos a trabajar para que sobrevivan junto contigo.
      Y así, los números expresan fuerzas en la Naturaleza. Si el hombre puede ayuntar el 1, el 2 y los demás números a trabajar, él podrá aprovecharse de ellos. Los números además son y símbolos que contienen ciertos impulsos dentro de sí. La Naturaleza viviente da estos símbolos y a jóvenes y a viejos para que se sirvan con ellos en la solución de las cuestiones vitales elementales. En general, la Naturaleza empieza con la medida más simple, con la más elemental. Si llegáis a la vida espiritual, y hasta el hombre más científico empieza con las medidas más elementales. Algún profesor puede haber terminado 4 facultades, pero de hacer ropas, de costura, por ejemplo, él nada comprende. Lo que el maestro diga, esto será fidedigno para el profesor. El rey rige todo un pueblo, pero cuando se enferma, solo no puede ayudarse. Él inmediatamente llama a un médico y lo que el médico diga, esto el rey hace. El médico dice: “Yacerá constantemente en la cama, tomará cada hora por una cucharada de medicamento”. Y el rey cumple. Cuando el rey se levanta de su cama, él de nuevo es amo.
      Frecuentemente en nuestra vida nosotros nos enfrentamos a casos excepcionales que debemos solucionar correctamente. Por eso de todos se requiere un buen razonamiento. Estos casos excepcionales se deben a esto de que Dios o la Naturaleza viviente nos someten a cierta disciplina, a la cual incondicionalmente debemos rendirnos. Esta posición dura corto tiempo. Cuando nos rendimos a esta disciplina y la aceptamos sin protestas, y la libertad se nos devuelve. Esto es una ciencia la cual nos mostrará una manera de cómo vivir correctamente en esta compleja vida Divina. En la Tierra viven seres de diferentes evoluciones, con diferentes aspiraciones, y nosotros debemos armonizarnos con estos seres. ¿Por qué? – Porque nosotros estamos relacionados con todos estos seres, como manifestaciones de Dios. A veces los humanos que no comprenden el camino Divino, entran en confrontación con la voluntad de Dios y de esta manera solos se tropiezan.
      Y así, antes de todo os diréis: “Dios debe vivir en mí. Luego yo debo vivir en Dios. Si Dios vive, si yo vivo, y mis prójimos vivirán”. Si concientizáis esto, no hay fuerza en el mundo que os pueda obstaculizar. Esto es porque vosotros andáis por una ley a la cual nada puede obstaculizar. Si volteáis esta ley y decís: primero mis prójimos viven, luego yo vivo, y finalmente el Señor vive, la ley ya no tiene ninguna fuerza. El discípulo razonable debe aplicar esta ley en su primer sentido. En esto reside la voluntad de Dios. Si cumplís esta ley, y la bendición de Dios vendrá sobre vosotros. Si viene lo Divino en el hombre, él ya no piensa en cosas minúsculas. El piensa solo en lo Divino que se desarrolla en belleza y magnificencia. Después de esto en lo Divino surge y la vida del hombre individual, como un oasis entre el desierto sin agua. Si comprende y su vida, finalmente el hombre ve y los comportamientos que tiene hacia sus prójimos.
      “¡Fiel, verdadero, puro y benévolo siempre seas!”

El Corazón nuestro cerebro principal


El Corazón
nuestro cerebro principal
¿Cómo es vivir desde el corazón?; ¿cómo es sentir desde el corazón?.

Para ser comprendida esta pregunta y su respuesta es necesario conocer la auténtica entidad y dimensión del corazón humano, por ello compartimos con tod@s vosotr@s un breve texto extraído de la entrevista publicada por el periódico La Vanguardia y realizada a Annie Marquier, matemática e investigadora de la conciencia:



Los conocimientos científicos que la entrevista sintetiza muestran que:

-El cuerpo humano dispone de dos cerebros, el mental, radicado en la cabeza, y otro, que opera de forma bien distinta y sin ficciones mentales, ubicado en el corazón.

-El cerebro-corazón es el principal de los dos y tiene capacidad para influir en el cerebro-mente de la cabeza, activando en éste centros superiores de percepción completamente nuevos que interpretan la realidad fuera de los límites del tiempo y del espacio, permitiendo un conocimiento inmediato e instantáneo y una percepción exacta de esa realidad.

-Cuando el ser humano utiliza el cerebro del corazón crea un estado de coherencia biológico, todo se armoniza y funciona correctamente, es una inteligencia superior que se activa a través de
las emociones positivas.

-Expresiones tan populares como “te lo digo desde el corazón” o “con el corazón en la mano” están llenas de sentido, coherencia y significado. No en balde, el amor del corazón no es una emoción, es un Estado de Consciencia, ¡es Amor!.

Ahora sólo queda interiorizar estos conocimientos y llevarlos a la práctica de manera no mental, sino natural y espontánea, esto es, no desde el cerebro-mente, sino desde el cerebro-corazón. Y es que el potencial del cerebro-corazón se activa cultivando, precisamente, las cualidades del corazón y liberándose del miedo, el deseo y el ansia de dominio.

¡Ánimo a tod@s!. Es tan sencillo como el latir rítmico y acompasado del corazón. Es tan simple como fluir, tan fácil como ¡Vivir!.

------------------------------------------------------------------------------------------
El cuerpo humano dispone de dos cerebros

El cuerpo humano dispone de dos cerebros: el que todas las personas conocen y otro hasta ahora desconocido. ¿Cuál es éste?. Se trata del cerebro-corazón. Y es mucho más potente y principal para el ser humano que el cerebro-mente de la cabeza.

El corazón contiene un sistema nervioso independiente y bien desarrollado con más de 40.000 neuronas y una compleja y tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo. Gracias a esos circuitos tan elaborados, el corazón puede tomar decisiones y pasar a la acción independientemente del cerebro ubicado en la cabeza; y puede aprender, recordar e incluso percibir.

Cuatro tipos de conexiones entre el corazón y el cerebro de la cabeza

Existen cuatro tipos de conexiones que parten del corazón y van hacia el cerebro de la cabeza:

-La comunicación neurológica mediante la transmisión de impulsos nerviosos: El corazón envía más información al cerebro-mente de la que recibe, es el único órgano del cuerpo con esa propiedad; y puede inhibir o activar determinadas partes del cerebro-mente según las circunstancias. Así, el corazón puede influir en nuestra percepción de la realidad y, por tanto, en nuestras reacciones.

-La información bioquímica mediante hormonas y neurotransmisores: Es el corazón el que produce la hormona ANF, la que asegura el equilibrio general del cuerpo: la homeostasis. Uno de sus efectos es inhibir la producción de la hormona del estrés y producir y liberar oxitocina, la que se conoce como Hormona del Amor.

-La comunicación biofísica mediante ondas de presión: A través del ritmo cardiaco y sus variaciones el corazón envía mensajes al cerebro-mente y al resto del cuerpo. Hay dos clases de variación de la frecuencia cardiaca: una es armoniosa, de ondas amplias y regulares, y toma esa forma cuando la persona tiene emociones y pensamientos positivos, elevados y generosos. La otra es desordenada, con ondas incoherentes. Aparece con las emociones negativas y con el miedo, la ira o la desconfianza. Pero hay más: las ondas cerebrales de la mente se sincronizan con estas variaciones del ritmo cardiaco; es decir, que el corazón arrastra a la cabeza. La conclusión es que el amor del corazón no es una emoción, es un estado de conciencia inteligente.

-La comunicación energética: el campo electromagnético del corazón es el más potente de todos los órganos del cuerpo, 5.000 veces más intenso que el del cerebro. Y se ha observado que cambia en función del estado emocional. Cuando tenemos miedo, frustración o estrés se vuelve caótico. Y el campo magnético del corazón se extiende alrededor del cuerpo entre dos y cuatro metros, es decir, que todos los que nos rodean reciben la información energética contenida en nuestro corazón.

El cerebro-corazón activa en el cerebro-mente centros de percepción completamente nuevos y crea un estado de coherencia biológico

El cerebro del corazón activa en el cerebro mental o de la cabeza centros superiores de percepción completamente nuevos que interpretan la realidad sin apoyarse en experiencias pasadas. Este nuevo circuito no pasa por las viejas memorias, su conocimiento es inmediato, instantáneo, y por ello, tiene una percepción exacta de la realidad.

Cuando el ser humano utiliza el cerebro del corazón crea un estado de coherencia biológico, todo se armoniza y funciona correctamente, es una inteligencia superior que se activa a través de las emociones positivas.

El potencial del cerebro-corazón se activa cultivando las cualidades del corazón y liberándose del miedo, el deseo y el ansia de dominio

Es un potencial no activado, pero empieza a estar accesible para un gran número de personas. Se puede activar cultivando precisamente las cualidades del corazón: la apertura hacia el prójimo, el escuchar, la paciencia, la cooperación, la aceptación de las diferencias,... Es la práctica de pensamientos y emociones positivas. En esencia, liberarse del espíritu de separación y de los tres mecanismos primarios: el miedo, el deseo y el ansia de dominio, mecanismos que están anclados profundamente en el ser humano porque nos han servido para sobrevivir millones de años.

El ser humano puede liberarse de ellos tomando la posición de testigos, observando nuestros pensamientos y emociones sin juzgarlos y escogiendo las emociones que nos pueden hacer sentir bien.

Confiar en la intuición y estar atentos a nuestro interior

Debemos aprender a confiar en la intuición y reconocer que el verdadero origen de nuestras reacciones emocionales no está en lo que ocurre en el exterior, sino en nuestro interior. Cultivar el silencio, contactar con la Naturaleza, vivir periodos de soledad, meditar, contemplar, cuidar el entorno vibratorio, trabajar en grupo, practicar una Vida Sencilla. Y preguntar al corazón cuando no se sepa qué hacer.

Todo lo anterior se ha descubierto recientemente y conduce a la conclusión de que el circuito del cerebro-corazón es el primero en tratar la información que después pasa por el cerebro-mente de la cabeza. Y como algunos seres humanos están empezando a experienciar, el uso consciente de este circuito representa un paso más en la evolución humana, un salto evolutivo que se une a la activación de componentes durmientes del ADN, provocando, todo en conjunto, una auténtica Metamorfosis y ojos nuevos para una Nueva Vida y un Nuevo Mundo.

lunes, 15 de diciembre de 2014

La Evolución de la Conciencia Animal.


FUENTE http://lacosechadealmas.blogspot.com.es





Hemos tratado mucho sobre el Ser humano, su próximo paso evolutivo y la trascendencia espiritual que esto tiene en nuestro futuro como raza y como especie. Hemos analizado y buscado entre las grandes mentiras que impidieron nuestro crecimiento, las manipulaciones y las trampas. Hemos tocado la historia, la ciencia y la fe, para dar respuesta a todas nuestras existenciales diatribas, pero hemos obviado a otros seres que se embarcaron con nosotros en esta aventura y que también juegan un papel trascendental en este proceso, en el que todos, daremos un salto hacia delante en nuestro crecimiento interior. Me refiero a los animales, que en este caso son los grandes olvidados en este proceso espiritual, egoístamente nos centramos en nuestra propia evolución y omitimos la que van a lograr nuestros hermanos “menores”.

No son pocas las personas que han vivido experiencias asombrosas con todo tipo de animales, y no son menos los que piensan que muchos animales guardan en su interior mejores sentimientos que muchos humanos. No son pocos los que alzan su voz por el derecho de estos seres, a los que ingenuamente, no creemos inteligentes, o les presumimos sin conciencia o sin alma, incapaces de sentir e incapaces de pensar. Nos creemos seres racionales y lo mostramos de la forma más irracional posible, maltratando y explotando a nuestros seres más cercanos, a nuestros seres queridos nuestros hermanos los animales. Quizá en nuestra inconsciencia nos desquitamos y damos igual trato a estos pobres e indefensos seres, que el poder que existe sobre nosotros, nos da a nosotros mismos, y no somos mas que el reflejo de la manipulación que desde las altas estancias nos dan a través de sus herramientas de control. Nos tratan como a ganado y nosotros practicamos este mismo trato, con aquellos a los que consideramos inferiores.






Vivimos estúpidamente encerrados en un cercado mental y construimos cercados a esos maravillosos seres, creamos granjas donde explotarlos y servirnos de ellos como un recurso, o creamos parques zoológicos donde exhibirlos como patéticas atracciones de feria, cárceles de hormigón, metal y cristal que simulan entornos naturales, entornos que muchos de ellos jamás llegaran a conocer, exactamente igual que nosotros. Nosotros, o somos ganado o somos exhibidos como atractivos especimenes de pasarela y alfombra roja, granja o zoológico. Atrapados y encarcelados, finalmente mas de lo mismo… ¿Cuál es la diferencia entre el humano y el animal? Para mi ninguna, tratamos como nos tratan, pero somos incapaces de encontrar la diferencia, somos incapaces de aliarnos con nuestros compañeros de cárcel, somos incapaces, de ver en ellos a un hermano más, en vez de un recurso o una bonita distracción.

Necesitamos un cambio drástico en nuestras conciencias, somos seres empáticos por definición y solo poniéndonos en la piel del animal, podremos concienciarnos del papel que ellos juegan, podremos entender que viajamos en el mismo barco, que formamos parte de la misma arca, que viaja a través del espacio guardando en ella el futuro de un nuevo mundo. Pronto se iniciara un cambio en nuestras mentes que propiciara que nuestra relación con el reino animal cambie para siempre. Uno de nuestros próximos pasos será recibir de nuevo todos nuestros dones y entre ellos la liberación de nuestras mentes, una vez nuestras mentes queden fuera del control, empezaremos a comunicarnos mentalmente entre nosotros y por supuesto comenzaremos a comunicarnos mentalmente con los animales.

Viviremos un periodo de confrontación en el que comenzaremos a percibir el sufrimiento y el dolor animal en nuestros sentidos. Muchos empezaran a sentir impulsos por liberar de sus prisiones a todos los animales atrapados en sus prisiones ganaderas y zoo-ilógicas. No será una cuestión de conciencia, sino de dolor, no podremos soportar sentir todo ese dolor atrapado en esas estancias, poco a poco se irán liberando todas esas pequeñas conciencias y se irán quedando desiertas esas instalaciones del horror. Una vez liquidada toda esa industria de la vergüenza, los animales y los humanos tendrán la posibilidad de concienciarse, de entenderse y de hermanarse. Tras un periodo de comunicación y entendimiento, ambas partes se perdonaran, por todo un pasado de incomprensión y ese perdón provocara un cambio en las conciencias de ambos grupos de almas.




Los humanos acabaran su proceso evolutivo y tomaran el próximo peldaño en su escalada a través de la conciencia y los animales a través de ese gesto puro de reconciliación con los seres que los explotaron, tomaran conciencia de si mismos y pasaran a ocupar el lugar que nosotros dejamos atrás como especie. Esto quiere decir, que esas almas estarán preparadas par tomar el mismo papel que estamos dispuestos a dejar vacante nosotros ahora. Crearan sus propias formas de tomar la conciencia y el crecimiento evolutivo donde, formaran su propia civilización y su propio lenguaje, su propia cultura y su propia identidad. Encarnaran en nuevos entornos, los que así lo decidan, para comenzar a formar parte del conglomerado de auto conciencia que pueblan distintos planetas y tendrán la posibilidad de cometer o no, nuestros mismos errores.

Pronto veremos la realidad animal con nuestros mismos ojos, comprenderemos su papel y entenderemos como nos han estado ayudando hasta ahora. Dejaremos de verlos como alimento, como herramientas de trabajo o como mera distracción circense, y tomaran el lugar que se merecen por méritos propios. Muchos de nosotros que no completaron su proceso encarnaran en estos nuevos vehículos, los animales evolucionados y con conciencia de si, serán los seres de tercera densidad que habitaran en la próxima Tierra. Ellos ya conocen su próximo paso y ellos ya están preparándose para el, cada vez es mas común ver comportamientos en animales que solo creíamos ver en humanos, gestos de amor entre especies, sentimientos que hasta hace poco creíamos que eran propiedad exclusiva del hombre, vamos viendo poco a poco que no es exactamente así.

Esos animales ya no son nuestras mascotas, no son nuestro recurso, no son nuestra comida, son seres con alma y autoridad sobre si mismos, que próximamente se subirán a nuestro escalón evolutivo. Debemos empezar a considerarlos unos iguales, seres con inteligencia, con conciencia y con sentimientos. No sirve de nada seguir engañados, continuar subidos a ese pedestal de cartón donde nos han colocado, con una superioridad que no es real, una inteligencia que no ha quedado demostrada y una razón que extraviamos hace milenios, al tomar un papel totalmente equivocado en nuestra relación con los animales. No quiero que esto sea tomado como un discurso demagógico, cada conciencia sabe como debe actuar y relacionarse con sus hermanos sean del pelaje que sean, cada uno debe saber como enfocar su relación con los que le rodean, ya sean humanos o sean animales, tu mismo debes darte cuenta de esto y tomar conciencia, que se dice mucho y se hace poco.

QUE ES UN BLOQUEO ENERGETICO, COMO AFECTA A LAS SOLUCIONES.






  • Los bloqueos son los resultados de un mal estado energético. Ese mal estado energético es debido a una mala canalización continuada, a un Aura baja que no cumple su función de protección e imán o a situaciones difíciles, preocupaciones continuadas o personas negativas que quitan energía.
    Todos en alguna fase de nuestra vida hemos estado bloqueados, incapaces de tomar decisiones, sin capacidad de desarrollar proyectos. Esta situación afecta a muchos ámbitos, entre ellos, la relación de pareja, familiar, relaciones sociales en general.
    Las energías vitales  no fluyen, nuestro interior, cuerpo, mente y espíritu no recibe lo suficiente y si el bloqueo es continuado los daños aparecen. Tristeza continuada, incluso estados depresivos y ansiedades. La autoestima también se daña en ese estado, pues la incapacidad de realizar acciones, la sensación de pérdida de días, meses incluso años, hacen mella en ella.
    Los que buscan un crecimiento interior, paradójicamente están más expuestos a esos bloqueos. El deseo de avanzar, de notar, de ver más, de ayudar pueden bloquear de tal manera, que incluso personas muy cualificadas espiritualmente, abandonan durante años o para siempre ese camino.
    Como siempre, tengo que advertir que las soluciones son tan variadas como casos de bloqueos. Pero voy a intentar exponer alguna solución por si puede ser aplicada o adaptada a vuestro caso.
    Expongo a continuación las fases y acciones a realizar:
    Reconocimiento de estar bloqueado. Indispensable. Ser conscientes de que tenemos un problema y hay que actuar. Pese a que suele haber causantes externos de ese bloqueo, no hay que esperar que las soluciones vengan del exterior. La solución pasa con toda seguridad por uno mismo. Una vez reconocida la situación, mirarse a un espejo y auto convencerse del cambio.

    Listar  síntomas, problemas y soluciones. Analizar el problema, los síntomas y acciones a realizar para superarlo. Pongamos un ejemplo: Luisa, 40 años, 2 hijos, en paro, pareja trabajando casi todo el día, serios problemas económicos, no contenta con su vida, no contenta con su físico, poca vida social, incómoda en casa, sin fuerzas, realiza los trabajos con esfuerzo, poco tiempo y energías para buscar trabajo.

    En la foto siguiente escribo unas soluciones que se pueden aplicar a la mayoría de los casos. La solución ante un bloqueo siempre pasa por atraer más energía y luchar contra la inoperancia. Dietas, deporte, agua, paseos, respiraciones, meditaciones, visualizaciones, orden, horarios, diálogo… son las soluciones utilizadas para romper bloqueos.
    Listado de síntomas. problemas y soluciones (ejemplo)
    Constancia. Una vez realizado el planing, seguirlo lo más escrupulosamente posible. Sacar fuerzas para realizar esas acciones y romper la dinámica del bloqueo.
    Resultados. Los resultados llegan. Poco a poco, sin darse cuenta. Las dinámicas cambian. Al haber hecho cambios en el día a día, el Aura vuelve a subir, se canaliza mejor y el bloqueo se va desvaneciendo, dando paso a la vitalidad. Importante absorber energía en esos paseos, integrarse en la naturaleza, avanzar. No hay nada milagroso, sólo la constancia y poco a poco tendrás mas fuerzas para afrontar más situaciones y vencerlas.
    Insisto en que la generalización no es adecuada, pero fórmulas sencillas como la de listar, dan excelentes resultados. No es mi intención canalizar, pues soy consciente de las múltiples situaciones que hacen más compleja esa salida del bloqueo.
    Al realizar acciones, movemos energías, alimentamos nuestra Aura y canalizamos mejor. Los bloqueos alimentan la inacción, es una espiral peligrosa, pero seguro que eres, si es tu caso, completamente capaz de salir adelante.
    Fuente:   http://www.swamimanuel.blogspot.com.es/

    domingo, 14 de diciembre de 2014

    Soledad




  • Al hacer el camino y vivirlo, pues vivirlo sólo podemos, has de saber que vivirlo solo no lo vives, pero nadie lo vive por ti. Y por eso la soledad, hermana del caminar, camina contigo. Pero no estás solo, aunque es la soledad la que define el siguiente pensamiento: Nadie vive por ti, ni por ti hace el camino, ni por ti sueña la vida, ni por ti despierta, ni amanece, ni llora, ni goza, ni se encuentra, ni se pierde.
    La soledad no es mas que el miedo a estar solo, pero recreado en la incertidumbre. No estamos solos, nunca lo estamos. Puedes sentirte solo, creer que lo estás. Pero es falta de visión, además.
    Si todo cuanto ves es en ti, la soledad es un sueño de quien busca encontrarse y al perderse se pierde de sí mismo y no se encuentra en el camino, ni ve el camino, ni de dónde viene y a dónde va. La gran paradoja de esta misma paradoja es que vamos al lugar del que venimos y que así inicio o partida, y fin del viaje o destino, es el regreso al punto de partida. O más certeramente nunca nos marchamos. Y somos lo que somos caminando un camino sin movernos, pero sintiéndonos, olvidándonos, perdiéndonos y encontrándonos.
    Soledad
    Qué misterio es la vida, que guarda un propósito y se hizo compañera del más profundo despertar del hombre. Porque en ese despertar, en ese amanecer que soñamos y predicamos, y vivimos como soles nacientes confinados en pensamientos de hombres y mujeres que creen ser hombres y mujeres. En ese despertar brillamos y vemos el camino como es, mas no como creemos que es. No es algo repentino, aunque existe el despertar deslumbrante, sino paulatino. Y el camino entonces se ilumina como un amanecer a tus pasos.
    Hace tanto tiempo ya que fui sembrado sobre este mundo, que acaricié por vez primera el rostro de Gaia. Y que el camino de luz de las estrellas penetró por mis pupilas hasta el fondo de mi corazón, bien adentro, para que iniciara el retorno del camino no emprendido, el camino del olvido que ha de quedar atrás.
    No te alejes de mí por la distancia, por las letras, por estas luces que engañan ojos y hacen creer que letras son impulsos de fractales sintientes emitidos por mi corazón. Estoy cerca y no lejos, estoy dentro y no fuera. Soy tu sin serlo y te amo sin conocerte.