Muy recomendada.

jueves, 29 de enero de 2015

CUANDO LA VIDA NOS SORPRENDE


"COMO NO SABÍAN QUE ERA POSIBLE, LO HICIERON."   
UNA VEZ LEÍ… “LOS DESEOS GENUINOS POSEEN UNA FUERZA EXTRAORDINARIA QUE SE CONVIERTEN EN IMANES EN LA REALIDAD, Y TIENEN LA PROPIEDAD DE ATRAER SUCESOS QUE FAVORECEN SU REALIZACIÓN.
Estamos acostumbrados a esperar que ocurra siempre lo más probable y no nos atrevemos a pensar en lo imposible. La semilla de una coincidencia nace en el seno de una necesidad del alma. Esa extraordinaria fuerza inmaterial se convierte en una intención en el mundo real de los significados; y si logramos no estar pendiente de los resultados el poder organizador de la naturaleza realizará el milagro. Así es como el significado de la coincidencia resuelve armoniosamente la inquietud humana individual más profunda y a la vez le señala un nuevo camino. El Universo está en constante evolución y puede detectar la fuerza del alma y guiarla hacia la realización de su propósito, en armonía con el propósito universal.  
El Ego es la única barrera que impide el maravilloso mecanismo de los milagros, porque existe una condición indispensable para la ocurrencia de una coincidencia significativa: la entrega, la rendición, la aceptación de lo que es”. 
CUÁNTAS CIRCUNSTANCIAS “SORPRESIVAS” SUELEN SUCEDER TRAS LO INESPERADO?. Con el paso del tiempo, terminamos por admitir la gran sabiduría que oculta la cadena sutil de acciones que nos conducen a un destino u otro, una cadena que a veces se teje con sucesos imprevistos que escapan a nuestro supuesto control, sucesos que animan el propósito del Gran Juego. La Inteligencia Universal se manifiesta con toques de inesperado “a pesar” de nuestros planes. 
En realidad lo que consideramos como previsible no deja de ser una fotocopia mental construida por la memoria, es decir un material conformado por clichés que se proyectan sobre un futuro nada creativo, nada creativo porque se trata de una apretada visión del devenir que a cambio de monotonía, puede aportar una efímera sensación de seguridad. Tengamos en cuenta que los seres más inseguros son los que ilusoriamente tratan de tener todo el devenir lo más atado y colonizado posible, seres que ignorando sus potenciales tienen serias dudas en disponer de recursos para hacer frente a lo que surja.  
UNA VEZ MÁS APARECE EL JUEGO DE LAS CARENCIAS PRODUCIDAS POR EL RECUERDO DE VIEJOS DOLORES Y EL TEMOR A REPETIRLOS. Sin embargo, ¿qué mejor estado de conciencia que el de la sorpresa?, ¿acaso vamos a dejar que tal maravilla sea patrimonio emocional tan solo de los niños?   
EJERCITEMOS NUESTRA “MIRADA DE PRINCIPIANTE” Y PERCIBAMOS TODO COMO SI FUERA LA PRIMERA VEZ. SOLTEMOS LOS PREJUICIOS Y LAS SUPOSICIONES, Y REFRESQUEMOS NUESTRA PERCEPCIÓN. 
Toda una invitación a recorrer la vida que nos toca en un permanente “descubrir”. En realidad el descubrir es más significativo que lo “descubierto”, y tan solo viviremos la maravilla del descubrimiento si volvemos a “ser como niños”. Algo que no significa dejar de discernir ni dejar de aplicar nuestra experiencia de la vida, sino más bien resonar con un estado de inocencia que suspende el juicio acerca de todo lo que se percibe, un estado por el que cesamos de realizar comparaciones y de criticar de forma estéril lo que simplemente ES y sucede. Algo que se logra con trabajo interior. 
EL SABIO INDIO SRI NISARGADATTA FUE TODAVÍA MÁS LEJOS CUANDO AFIRMÓ QUE:“TAN SOLO LO INESPERADO ES REAL”.  
Una reflexión que nos lleva a preguntar, ¿acaso entonces lo previsible es tan solo un sucedáneo de la realidad? Una vez más la sabiduría responde conduciéndonos suavemente hacia la vivencia del momento presente, una vivencia que asimismo nos invita a evitar la anticipación y la expectativa. ¿Precisaremos del regalo de la comprensión para lograr abrazar el creativo abismo del presente continuo? Parece evidente que el momento presente es la llave que abre todas las puertas, incluidas las que hacen referencia a vivirnos surfeando por entre los pliegues del sostenido descubrir, ¿hay mejor forma de vivir que mantenernos enfocados en la atención creativa del ahora?¿Qué nos pasará en las próximas 3 horas?, ¿quién puede asegurar que no nos va a suceder algo significativo?   
Atención, abramos la puerta de lo insospechado y dejemos espacio en el alma para que “pase un ángel”, un ángel blanco o negro que, al igual que el amor y el odio, son casi lo mismo y laboran por nuestro sostenido expandir. Convendrá dejar espacio en el corazón para que de pronto se nos ocurra aquello que una vez más puede cambiar nuestra vida. Vivamos abiertos a que de pronto suceda justo eso que meses o años atrás anhelamos, y que ya habíamos olvidado como posible. ¿Quién es capaz de evitar la insólita llegada de lo Nuevo?  
TOMEMOS CONSCIENCIA DE QUE TAN SÓLO ES LA MENTE RACIONAL CON SUS CONSABIDAS PROTECCIONES LA QUE SE RESIGNA, LA QUE SE NIEGA, LA QUE SE TORNA ESCÉPTICA Y SE AFERRA A LO CONOCIDO, LA QUE TRATA DE AGARROTAR EL DEVENIR. 
En realidad, viendo el panorama emocional de las grandes urbes en las que habitan gentes apretadas que han dejado de descubrir, soñar y sorprenderse, uno se pregunta… ¿acaso esta actitud de escepticismo y cerrazón, tan presente en esta sociedad pragmática, no es un virus que algún perverso hacker ha logrado colar en la mente humana?, ¿dónde se encuentra la tan creativa espontaneidad?   
Pues bien, dado que en la naturaleza todo veneno tiene su antídoto, convendría crear un antivirus para descongelar el sistema vital de la desesperanza. Y en este sentido, el mejor que conozco es un corto mantram que merece la pena pronunciar varias veces al día. Se trata de hacerlo presente en todo momento y lugar hasta instalarlo, por ejemplo, puede programarse en la pantalla del móvil, en la del ordenador o con un imán en el frigorífico…   
En realidad es un antivirus muy barato que ahora tengo el gusto de pasarte en tres inolvidables palabras”:“TODO ES POSIBLE”¿Acaso existe mejor oración que estar abiertos a que lo imprevisto suceda, EN DEFINITIVA A QUE LA VIDA NOS SORPRENDA? 
REFLEXIÓN FINAL 
CIERTAS PERSONAS TIENEN INDISCUTIBLEMENTE UNA NOTABLE CAPACIDAD  DE TENER A LOS DEMÁS BIEN ATADOS CON NUDOS   
Hay quienes destacan en hacer nudos 
y quienes destacan en dejarse enredar. 
Con frecuencia, ni el que ata ni el atado
saben cómo sucede esto o no tienen 
conciencia de que ya está sucediendo.
Impresiona constatar hasta qué punto les resulta difícil 
a las partes en juego ver lo que pasa.
No olvidemos que el hecho de no ver que existe un nudo 
forma parte del nudo.

✦ MEDITACION HO'OPONOPONO ✦ Método Super Potente de Reconciliación ✔✔✔

La meditación Ho’oponopono es uno de los métodos de autocuración mas
efectivos que existen ya que se basa en el amor expresado por medio de
tus palabras para llegar hasta el subconsciente, que es donde residen
las memorias que obstaculizan los procesos vitales. Ho'Oponopono fue
impulsado por el Dr. Len quien se baso en la filosofía Hawaiiana para
sanar personas, memorias, espacios y situaciones...

En la
meditación del Ho'oponopono, que en Haiwaiano significa "corregir un
error", es un sistema que nos permite limpiar las creencias que tenemos
en nuestro subconsciente, los antiguos chamanes de Hawaii lo utilizaban
para arreglar problemas familiares. Se Trata de un método muy sencillo
pero realmente eficaz para cambiar los pensamientos que nos limitanl.
Nuestro Universo está creado por nuestros pensamientos y los
pensamientos vienen de lo que creemos, o sea que todo lo que vemos en el
mundo de la forma es el resultado de todo lo que pensamos.

“Hoʻoponopono”
se define en el diccionario hawaiano como “higiene mental: conferencias
familiares en donde las relaciones se corrigen a través de la oración,
discusión, confesión, arrepentimiento, compensación mutua y el perdón"
Literalmente, hoʻo es un vocablo utilizado para convertir en verbo al
sustantivo siguiente. En éste caso transforma en verbo al sustantivo
"pono", que es definido como "bondad, rectitud, moralidad, cualidades
morales, procedimiento apropiado o correcto, excelencia, bienestar,
prosperidad, beneficio, condición verdadera o natural, deber, adecuado,
propio, justo, virtuoso, equitativo, beneficioso, exitoso, en perfecto
orden, preciso, correcto, facilitado, aliviado, deber, necesario."

Ponopono
es definido como “enderezar; poner en orden o en forma, corregir,
revisar, ajustar, enmendar, regular, arreglar, rectificar, ordenar,
arreglar ordenada o pulcramente.”

Uno debe repetir constantemente el mantra, “Lo siento mucho. Por favor, perdóname. Te amo. gracias.

La
meditación del ho'ponopono ”Está basada en el principio de 100%
responsabilidad", tomando la responsabilidad por las acciones de todos,
no solamente por las propias.

Practicar Ho´oponopono es lograr paz, armonía, libertad y felicidad.

Cómo utilizar la técnica de Ho’oponopono:

Cada
vez que sucede algo que nos desagrada, o que alguien tiene una actitud
que no nos gusta, en vez de tratar de cambiar las cosas “allí afuera”
podemos pedir, como en una oración, que “por favor sea sanada la parte
de nuestra mente que creó este problema (o el conflicto o la actitud de
la otra persona, etc.)”.

Este sistema parte del principio de que somos 100% responsables de todo lo que vemos y existe en nuestro Universo.

Vamos
a comenzar la meditación ho´ponopono tres respiraciones profundas
inhalando por la nariz y exhalando por la boca. Inhalamos por la nariz, y
exhalamos lentamente por la boca.

La primera cosa que
necesitamos hacer es traer a nuestra mente una situación o algún
recuerdo que nos molesta. Seguidamente, ya sea en voz alta o
mentalmente, le decimos al problema:

Inhalamos y pensamos en la
frase "LO SIENTO" reconociendo que algo no está bien dentro nuestro,
algo que está provocando el problema. Y al exhalar decimos mentalmente o
en voz alta: "LO SIENTO"

Inhalamos y pensamos en la frase "POR
FAVOR" pidiendo reconciliarnos con la fuente primordial, con nuestro Ser
Interior, por habernos involucrado en este problema. Y al exhalar
decimos mentalmente o en voz alta: "POR FAVOR"

Inhalamos y
pensamos en la frase "TE AMO" al hacer esto vas hacia las vibraciones
altas del Amor. Y al exhalar decimos mentalmente o en voz alta: "TE AMO"

Inhalamos
y pensamos en la frase "GRACIAS" das las gracias a tu poder superior en
tu interior por limpiar y solventar el problema. Y al exhalar decimos
mentalmente o en voz alta: "GRACIAS"

Entonces repasando las
frases son: "LO SIENTO" - "POR FAVOR" (buscando la reconciliación) - TE
AMO y GRACIAS. También puedes cambiar el orden según tu necesidad.

Di
estas palabras cuando estés preocupado por algo, cuando estés triste,
cuando estés asustado, siempre que estés enojado con alguien, etc.

Pero no olvides que, la repetición y la constancia son la clave del éxito. Continuamos con esta práctica durante unos minutos.

El sonido de fondo es una tamboura con derechos creative commons realizada por http://ccmixter.org/files/Mellotronia...

Suscríbete a nuestras novedades en twitter: http://bit.ly/SeguirTwitter
Y también por facebook: http://bit.ly/SeguirFacebook
Ah! y no olvides suscribirte a nuestro canal aquí en Youtube: http://bit.ly/SuscribirseYouTube
Todo lo mejor!

miércoles, 28 de enero de 2015

La Semilla de la Vida


La semilla de la vida por María José BayardGuardé una semilla durante mucho tiempo. En aquel momento no sabía dónde iba a ser sembrada, solo era consciente que algo nuevo se estaba gestando. La semilla acumulaba en su ADN información valiosa para que, cuando fuera sembrada, crecieran abundantes frutos.
Un fractal de esa gran potencia se movilizó hacia rincones insospechados, y hoy me encuentro tomando conciencia de la bella semilla que comenzó a brotar.
Para que una semilla rompa la cáscara debe realizar un movimiento, una fuerza. El amor expresado en un inicio es fundamental. Partes de su esencia hoy habitan en muchos corazones y he tenido miedo de pedir a la energía vital que dejé, que se integre en mí nuevamente para dar el siguiente paso.
Hoy me veo con una amiga por Skype y me dice que ve mis ojos triste. Lo sé, lo están. Al rato me dice por mensaje privado: “Yo creo que dejaste mucha energía por acá (refiriéndose a México) y tienes que jalarla hacia a ti nuevamente. Aquí te amamos de verdad y siempre vas a estar presente en nuestros corazones, pero es importante que jales tu energía. Jala tu energía con amor. Sembraste y créeme, la cosecha va a ser buena”
Me ha costado mucho emprender el último cambio, por todo lo que ha significado dar vida a esa semilla, regarla y permitirle ser.
Cuando te acostumbras a sembrar en una tierra fértil, de la cual recibes mucho amor, no quieres salir de ahí jamás; parte de tu energía vital queda suspendida allí. Echar tantas semillas en esa tierra fértil y después dejarlas, sabiendo que solas van a crecer y que en su ADN se encuentra pautada la ruta del crecimiento, debe ser como dejar a tus hijos en un momento de la vida sabiendo que ya los educaste, les diste lo que tenías y ahora debes permitirles caminar solos, en libertad.
Parte de nuestro ser a veces quiere seguir allí, pero el cuerpo energético queda incompleto y experimentas una sensación de incomodidad, falta de adaptación, que no comprendes de dónde proviene. Muchas veces no somos conscientes de todas las energías que aún están en alguna parte. Lo mismo trasladado a las energías que volcamos en otras personas, que ellos tienen de ti, y viceversa. Es necesario recopilar todas las esencias que dejamos para volver a la integridad. Esto no significa dejar de amar, de pensar, de extrañar, etc.
Aun nos cuesta soltar ciertas cosas.
Dios habla a través de otra amiga y me dice: “Solo sentí, soltá y volvé a enfocarte en el amor”
El amor nunca se va a ninguna parte, solo lo perdemos de vista en el pasaje de una realidad a la otra. A veces pensamos que estamos solos, que no podemos más, o algo nos tienta a bajar los brazos, pero éstos siguen adelante, esperando en silencio nuevas semillas que se sembrarán en otros espacios.
Para que tu energía esté plena en donde elegiste estar ahora, primero debes recoger todas las porciones que dejaste en aquellos espacios o personas que aún te producen nostalgia.
Cierro mis ojos, veo la energía de mi hogar mexicano, le agradezco por todo lo que me ha dado. Mi corazón sigue latiendo cuando pienso en él. Tomo esas porciones que dejé en algunas partes y que mi conciencia aún no quería soltar.
Camino mentalmente por el parque España, le agradezco a los árboles por regalarme tanta dicha en cada mañana, tarde, anochecer…
Camino por la indescriptible calle Ámsterdam, miro su vegetación exuberante y fresca. Respiro (a lo lejos) su bendecido aire… Veo la gente correr por ahí ¡Tantos perros! ¡Tantos animales! ¡Tantos paisajes! Me despido de todos ellos anhelando regresar, sin cortar el hilo de amor que nos une, sin olvidar las experiencias que quedaron selladas, pero cierro un GRAN capítulo de mi vida.
Veo muchas cosas… personas… amistades… vecinos… clases… el brillo de las miradas… Los abrazo con el corazón, les agradezco por haber sentido tomar la semilla de la vida que tanto tiempo llevó gestándose para ser impulsada desde su cálido brillo y su tibio corazón. Cada persona es especial en mi memoria.
Camino silenciosamente por la casa que me abrigó en ese tiempo. Recojo la energía que había quedado. El dueño del lugar me escribe hace unos días y me dice: “Mari, tu energía aún sigue aquí. Entro al departamento y es como si estuvieras”
Bendigo a cada persona que conocí en este camino. Me siento bendecida de haber aprendido de cada una y sentir que hoy son parte de mi esencia. Como dice mi amiga: “Todo es perfecto y eso me da paz”. Dios habla a través de todos. La única diferencia que existe entre quienes saben que son canales de Dios y los que no, es “Ser Conscientes”. El beneficio de saberlo potencia el bello don que nos dio Dios para seguir conectados a su esencia en este escenario humano.
Dios nos sigue a todas partes, no podemos separarnos de él, aun cuando la ilusión de la tercera dimensión quiera hacernos creer que nos hemos separado o que nos ha abandonado por momentos.
Hoy permito que las energías que quedaron de mí en otros lugares regresen a su morada. De esta forma logro la integridad que buscaba.
En las relaciones humanas sucede exactamente lo mismo. Compartimos nuestra energía con otra persona durante mucho tiempo. Si en algún momento ocurre lo que en la tierra llamamos “separación” llega a nuestra vida todo un proceso para poder soltar parte de esa energía que quedó en nosotros de la otra persona y viceversa. Sobre todo en las parejas, con la energía sexual.
Son procesos de la vida. Cuando alguien muere, cambia de estado, sucede lo mismo. La muerte de una persona no es solo la desaparición física, sino de su energía y presencia en el campo. El vacío que se siente tiene que ver con esa energía que se está retirando poco a poco hasta que lo terminamos de asimilar.
Cuando era niña solía tener mucho miedo a la muerte. A veces sentía miedo de que alguien amado muriera. Con el tiempo y el crecimiento interior perdí ese temor porque comprendí que el mayor miedo se resumía al vacío que podía quedar. Sentía temor a vivirlo pero finalmente terminé viviéndolo muchas veces en una misma encarnación. Morimos y resucitamos muchas veces en una misma vida. Cuando miramos hacia el pasado podemos ser conscientes de cuántos “yoes” hemos despedido a otra dimensión. ¡Bendito el ser humano que puede regenerarse a sí mismo, sin miedo, sin temor, sabiendo que después de cada transformación viene algo mejor para nuestras vidas! ¡Bendito Dios y su plan maestro que nos permite poder cambiar!
Hoy recuerdo esa semilla de la vida que tanto tiempo me llevó gestar. Recojo mi energía. Dejo a la semilla crecer en libertad. Ya sabe cómo hacerlo. No hace falta ninguna presencia porque en ella vive el conocimiento y sabiduría para dar a luz los frutos y llevarlos hacia aquellos lugares que necesitarán de ese alimento espiritual.
Oración para integrar tu campo de energía:
“Integro mi campo de energía. Todo vuelve a su estado natural y divino. Recojo mi energía (visualizar de dónde sientes tomarla o de quién/es) Devuelvo a quien corresponde las energías que no son mías. Estoy completa/o”
Así es.
Con infinito amor,
Por María José Bayard
Fuente: https://www.facebook.com/MariaJoseBayard?fref=photo

LA TRAMPA SAGRADA


“¿Cuál es su finalidad en la vida?” pregunto el anciano a Jodorowsky
A lo que este respondió: “No vengo a tener una conversación filosófica. Vengo a que usted me cure de esta incesante transpiración”
El anciano insistió: “Si usted no tiene una finalidad en la vida, no lo puedo curar”…
1- Es la clave de todo, la trampa sagrada que se esconde en nuestra vida, responderla es como encender una luz que permite ver lo que nos faltó en la misma raíz de nuestro árbol genealógico. Ahí están nuestras limitaciones, lo que nos da miedo, lo que se nos prohíbe.
Si queremos ser felices, nuestro árbol quiere que suframos.
Si queremos ser artistas, nuestro árbol nos está prohibiendo la creatividad
Si queremos amar, nuestro árbol nos limita las emociones.
Si queremos ser libres, nuestro árbol nos quiere esclavos.
Así hasta el infinito…
La forma en que lo hace, y la manera de lograr sanarnos y sanar el árbol para que esa finalidad no tenga impedimentos para ser alcanzada, las descubriremos utilizando las herramientas de la psicogenealogía.
2.-Verbalizar una finalidad es comenzar a caminar hacia ella. Nos parece que es como hacerle un pedido al Universo, es lanzar un mensaje, una oración… Ahí uno empieza a llamar al cambio, cuando declara su intención.
3.-Mostrar nuestra finalidad nos sitúa en lo que somos. El árbol nos da una misión loca, una identidad falsa, un no ser lo que somos en realidad. Cuando nos atrevemos a sacar al exterior lo que deseamos alcanzar, empezamos a ser felices, a estar más sanos, o lo que es lo mismo, empezamos a SER.
Es importante apuntar que la finalidad debe ser formulada de la forma más concreta posible, no abstracta. Como diría Marianne Costa, “si pides al hada una finalidad borrosa, te va a dar una finalidad borrosa”.
Alejandro Jodorowsky METAGENEALOGIA
Foto facilitada por Mujer Arbol
FUENTE https://www.facebook.com/AnahataAlado?fref=ts

martes, 27 de enero de 2015

⚚ MEDITACION KUNDALINI ⚚ Despertar de la Energía Espiritual Interior ✔✔✔

Esta meditación Kundalini es la propuesta de Medita Hoy sobre un tema
muy importante que es la energía interior espiritual, que como siempre
digo en distintas culturas recibe nombres diferentes para describir un
mismo fenómeno. Por eso vamos a adoptar el término Kundalini que
proviene del sánscrito y hace referencia a una energía invisible e
inmedible representada por una serpiente, que duerme enroscada en el
muladhara (el primero de los chakras, que está ubicado en la zona del
perineo cercano al coxis).
Realmente, cuando se trabaja le energía
Kundalini, se empieza un proceso que no es mágico , osea que “no ocurre
de la noche a la mañana” sino que es más bien gradual y progresivo. Al
igual, el proceso depende de nuestra voluntad y no se apodera de
nosotros dejándonos sin control. Piensa en la Kundalini como una batería
que nos da la energía necesaria, pero también como un mapa que nos guía
por una ruta determinada. Sin embargo, ni la batería ni el mapa surgen
resultado si no hay un conductor (nosotros mismos).

Respecto a la
representación simbólica de la kundalini, anteriormente mencionada,
cabría recordar que en muchas culturas la serpiente ha sido venerada
como un animal sagrado. Así pues en la antigua civilización egipcia, la
serpiente que los faraones llevaban en sus coronas, representaba su
divinidad y alta iniciación (era símbolo de alta maestría). También en
las culturas maya y azteca se veneraba a la serpiente emplumada. La
serpiente blanca es la serpiente sagrada de las civilizaciones antiguas,
poseedora de nuestros mágicos poderes. También en los mismos mitos,
está el ejemplo de la serpiente de los israelitas, que sanaba en el
desierto. En la cultura de la Antigua Grecia, dos serpientes aparecen
representadas en el conocido caduceo de Hermes y una serpiente en la
vara de Esculapio, símbolo de la medicina.
Mediante la alquimia
practicada por estos pueblos originarios, la energía kundalini subiría
verticalmente por medio del fluido espinal, a través de la columna
vertebral, atravesando todos los chakras y alimentaría el cerebro,
modulando su actividad. Sería una energía evolutiva, y según el grado de
activación en el individuo, condicionaría su estado de conciencia.
La
serpiente tiene su base en el mūlādhāra, enrollada tres veces y media
alrededor de él, y allí se encuentra, normalmente, dormida. De modo que,
tras obtener la apertura de los chakras, puede ser despertada con
técnicas como el tantra y el kundalini yoga. La finalidad del kundalini
yoga es, por tanto, despertar a la serpiente y desenroscarla,
dirigiéndola hasta el Sahasrara (el chakra superior) para unir cuerpo y
espíritu, en un intento de integrar los dos principios, habitualmente
opuestos, de materialidad y espiritualidad, fusionando sus energías
dentro de un cuerpo humano individual. En términos tántricos estos
principios serían Shivá (el principio masculino o conciencia) y Śakti
(principio femenino o energía). Y como siempre digo cómo este es un
canal en español trato de evitar este tipo de terminología en sánscrito y
hablar en español así todos entendemos y queda lo más claro posible.
Algunos
instructores de yoga advierten sobre el peligro que acarrea un
despertar prematuro de la serpiente. En este sentido, todos los grandes
maestros espirituales advierten, a este respecto, la necesidad de no
forzar nunca en absoluto esta energía.
Aquí vamos a practicar una
técnica muy segura que se adapta a las aptitudes del meditador y no es
para nada invasiva ni pone en riesgo a nadie, por el contrario es una
corriente de amor eléctrico por llamarlo de alguna manera lo que ocurre.

Entonces
ahora vamos a realizar la meditación kundalini, cerrando los ojos si no
lo haz hecho aún, refrescando nuestra postura y respirando tres veces
inhalando por la nariz y exhalando por la boca.
Visualizas en tu
interior tu energía espiritual color blanca en forma de serpiente
enroscada en la base de nuestra columna. La persives como se encuentra y
sientes la naturaleza más profunda de tu ser. Esa es tu morada, la
morada de tu dicha.
El mantra de la meditación Kundalini es “sat
nam”: cuyo significado literal es “el nombre [de Dios] eterno”. Y una
traducción más tradicional es: “la Verdad es mi identidad”.
Entonces
si te sientes cómodo con la terminología sanscrita repites SAT al
inhalar y NAM al exhalar. Y si prefieres utilizar el español es igual
entonces repetimos al inhalar “La verdad” y al exhalar “es mi
identidad”.

El sonido de fondo es una tamboura con derechos creative commons realizada por http://ccmixter.org/files/Mellotronia...

Suscríbete a nuestras novedades en twitter: http://bit.ly/SeguirTwitter
Y también por facebook: http://bit.ly/SeguirFacebook
Ah! y no olvides suscribirte a nuestro canal aquí en Youtube: http://bit.ly/SuscribirseYouTube

5 Consejos para encontrar su zona de calma – Por Selacia

FUENTE http://hermandadblanca.org

lunes, 26 de enero de 2015

Borrando un egregor personal

Por David Topí

akasha_by_elreviae-d6g5ugh
Un egregor es una acumulación de energía, una masa de vibraciones que se concentra en planos no físicos, desde el etérico al mental, y que está asociado a un determinado concepto, arquetipo, emoción, forma de pensamiento, etc. Hay egregores positivos, o podríamos decir que compuestos por energías de carga positiva, y hay egregores que son todo lo contrario, asociados a miedos, temores, y todo el abanico de emociones y energías derivados de ellos. Hay egregores que se crean, por ejemplo, cuando miles de personas piensan y proyectan un cierto tipo de energía sobre un concepto, persona, idea, evento u objeto, apareciendo un campo energético asociado a ese evento, persona u objeto al que, entonces, una vez creado, todo el mundo que se “une” y “sigue” a ese evento, objeto o persona, puede sentir la conexión energética, su “peso” sobre tu psique, sus efectos, sus beneficios o sus historias miles asociadas, consciente o inconscientemente.
Como se forma un egregor
Para que se cree un egregor con cierta potencia y poder, tiene que haber una cantidad de energía mínima sostenida en el tiempo que cree, forme y mantenga esa bolsa de vibración. Una sola idea o pensamiento de una sola persona no crea un egregor sobre esa idea o pensamiento, pero miles de personas conectando con esa idea, o concepto, durante un cierto tiempo, y de forma regular, si que lo hace.
Así, hay egregores sobre personas, por ejemplo políticos, cantantes, escritores, y todo aquel que tiene una faceta pública donde hay otros que lo siguen, “piensan” en él, hablan de él, proyectan sus propias ideas o conclusiones sobre esa persona, evento o situación. Hay egregores sobre objetos muy potentes, por ejemplo, el miedo asociado a una tabla ouija es un egregor formado por las millones de personas que han jugado con ella y han tenido experiencias bastante negativas, y por la contribución de las series y películas de terror al respecto que han reforzado ese egregor. Hay egregores sobre libros que han leído millones de personas, y que tienen un campo energético propio formado por las ideas, opiniones, críticas y comentarios energéticos, mentales, y reacciones emocionales de todas esas personas. Hay egregores sobre libros que son muy positivos, y hay egregores sobre libros que por su contenido, vibración y tema, son muy negativos o te hacen sentir mal sin saber porqué.
Cuando el egregor toma vida
Cuando el egregor formado a partir de la proyección energética de muchas personas sobre algo, consciente o inconscientemente, tiene la suficiente fuerza, se puede convertir en una energía autoconsciente, podríamos decir que el propio egregor, como si fuera una balsa de gelatina flotando en uno de los planos no físicos que nos rodean, toma vida. Porciones de esa balsa de energía se desprenden, y de ahí que empezamos a hablar de energías negativas “autoconscientes”, “entidades” nacidas de concentraciones de ira, rabia, odio, violencia, etc., que funcionan luego por resonancia, siendo atraídas hacia aquellos eventos, personas o situaciones donde la ira, el odio o el miedo son la energía predominante.  Igual pasa con egregores de polaridad contraria, evidentemente.
Puesto que un egregor es energía creada por la proyección de los seres humanos a través de nuestros cuerpos emocionales y mentales, los seres humanos también podemos limpiarlos y desmontarlos de la misma forma, simplemente con la intención de hacerlo, aunque, depende del egregor que sea, esto requiere una cantidad de energía por parte de las personas que lo desean limpiar equivalente o casi igual a la energía del egregor en cuestión a limpiar. Cuando uno, a veces, trata de conectar con ciertos personajes mitológicos, con dioses, con “maestros”, etc., no conecta con el supuesto ser que fue tal o cual personaje, sino que conecta con su egregor correspondiente, con la proyección generada por millones de personas respecto a ese ser, maestro, o “dios” de cualquiera de las culturas existentes y precedentes de nuestra historia. Esos egregores, no son “el ser” al que creemos pedir ayuda, sino el arquetipo energético formado por la imagen que tenemos de ese ser o persona, y que es lo que, vibracionalmente, está más cerca nuestro, cuando hacemos esa oración, petición, o conexión con esa fuerza superior, deidad o maestro ancestral. En casi todos los casos, la oración a “San Fulanito” no es más que una conexión con el egregor de San Fulanito creado durante siglos y “su respuesta” no es más que la resonancia de “vuelta” que notamos cuando nos conectamos a ese egregor, que, como energía consciente que puede ser, tiene cierta “capacidad” de maniobra para interactuar con nosotros.
Eliminando y transmutando egregores
Para eliminar todos los egregores del planeta, a nivel etérico, emocional o mental, tendríamos que estar años revirtiendo todos los sistemas de creencias existentes en el mundo, buenos, malos o regulares, pues para lo que uno es bueno para otro no lo es, y para lo que uno es sagrado para otro es mundano y trivial, por lo tanto, existen egregores para cosas tan simples como un simple símbolo de algunas técnicas energéticas, al que se conectan miles de personas cuando lo usan,  como para cosas tan complejas como el dios de una religión profesada por millones de seres humanos.
Las personas que tienen una faceta pública, como os comentaba antes, también crean un egregor a su alrededor con su exposición al público, al mundo exterior, a  los demás. Aquí me voy a usar yo como ejemplo, para no hablar de nadie que no conozco, que además tampoco es lo que viene a cuento. A pesar de ser un egregor más o menos pequeñito, que yo mismo puedo controlar, el concepto “David Topí” tiene un egregor asociado creado por la proyección de todos aquellos que lleváis leyendo el blog desde sus inicios allá por el 2006, y los que os habéis ido incorporando al mismo en los últimos años. Cada vez que leéis, pensáis, habláis o comentáis algo sobre el concepto-imagen-personaje “David Topí”, se añade vuestra energía, emoción, pensamiento y proyección al egregor que se asocia a lo que escribo, hago o soy. El mini-egregor que existe en torno a mi página y a mi “imagen”, ha ido creciendo con los años, así que, regularmente, cuando siento que se me desmadra un poco, lo borro y desintegro por completo para que no haya ninguna energía asociada a mi de ninguna clase proyectada desde el exterior de forma inconsciente.
Esto, que nadie nota más que yo, tiene connotaciones muy curiosas, pues, de improviso, cuando deshago por completo todo el egregor asociado a mi blog, mis libros, mis cursos o mi persona, de repente, durante unos días, parece que no existo. No es que se dejen de leer los artículos del blog, sino que, directamente, se ha borrado y eliminado toda conexión existente entre el mundo exterior, y el arquetipo formado por las ideas que tenéis todos sobre ese tal “David Topí”. Así, baja la cantidad de emails que llegan, hay muchas menos visitas a la página, se cancela de vez en cuando algún evento porque no viene suficiente gente, etc., etc. Simplemente, no hay una energía vibrando que emita nada, durante una temporada,  que haga “atraer” por resonancia, a otros, hacia mi página, blog, eventos, etc. Eso, puesto que puedo visualizar el estado del egregor que se refiere a mi persona y transmutarlo y eliminarlo,  tiene un efecto muy liberador en mi, pues te desconecta de una “presión social” inconsciente que no te das cuenta que tienes.
Egregores con gran potencia
Si os ponéis a pensar en la gente que tiene millones de seguidores, o millones de detractores, que es lo mismo a efectos energéticos, simplemente el campo creado tendrá una polaridad energética u otra, podréis imaginar los egregores tan potentes que existen asociados al nombres, ideas, marcas o conceptos que represente para sus seguidores esa persona. Muchos de ellos, se sienten liberados cuando dejan de estar en el foco de atención de la opinión pública, porque, literalmente, “se han quitado un peso de encima”, que no es otra cosa que el peso de la proyección energética que la gente hace de ti, consciente o inconscientemente.
Ahora bien, ¿como se borra un egregor? Con la intención de hacerlo. Con un trabajo energético que pasa por conectar con ese campo de energía, por “recogerlo” mentalmente o con la fuerza de tu voluntad en algo que puedas manejar, en mi caso, lo convierto en una sola “bola”, por muy grande y expandido que esté hasta ese momento, por muy negro o brillante que esté en unas partes o en otra, según las críticas, pensamientos en contra o comentarios a favor de lo que voy haciendo, y una vez tengo la “bola” energética bajo el control de mi voluntad, la transmuto, la disuelvo y la mando de vuelta al estado primordial del que nació, digámosle, de vuelta al “éter”. Cada vez que lo hago, algo hace un “reset”, me libero de la energía proyectada sobre el concepto que se asocia a mi, y vuelta a empezar, porque, de nuevo, poco a poco, se vuelve a formar una masa energética nacida de las nuevas opiniones, emociones, sentimientos o pensamientos asociados a ti y la imagen creada sobre ti por los demás.
Si sois personajes semi-públicos o directamente gente “famosa”, no dudéis en ir eliminando vuestro egregor personal de forma regular, os asegurará una buena salud energética, estabilidad sin presión externa, y, de vez en cuando, desapareceréis energéticamente de la realidad de las personas que ya no tienen la conexión con vosotros, hasta que os vuelvan a buscar o engancharse, pero mantendréis bajo control este campo de “ondas” y concentraciones emocionales y mentales, y no os llegará a agobiar demasiado vuestra faceta pública y lo que hagáis de cara a los demás.

ión:
Entra tu correo: