Muy recomendada.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Ejercicio poderoso para eliminar el miedo del alma

cienciacosmica.net
Gabriel Vallejo El Estado de Gracia es vuestro estado natural de ser. El Estado de Gracia es lo que ustedes eran antes de venir a la Tierra. Es el punto de referencia en medio de cada encarnación. Es un lugar para descansar en su luz. Es un ritmo natural para ustedes. Es el ritmo del Creador que late internamente sin resistencia, con la entrega y el fluir de una cascada.
Un estado de gracia dice ‘NOS ENTREGAMOS’, no tratamos de luchar con nuestro karma o nuestro pasado, nuestra familia, o la enfermedad. Pero permitimos que nuestra esencia divina natural nos lleve más allá de la comprensión humana hasta un punto de reverencia, a un punto de sacralidad, y a un punto de humanidad santificado y sagrado.
El estado de gracia dice ‘nosotras las personas de la Tierra permitimos ahora que la divinidad en nosotros nos lleve por encima de la oscuridad, sin atravesarla’. Es permitirle a su luz interior la libertad de estar en su estado natural de ser, liberándola de las presiones y decisiones de ser un humano. Es volver a sus raíces naturales. Confiar en el universo y aceptar que cualquier cosa que se emita a sí misma como decreto emocional, decreto financiero, decreto energético, o decreto personal, es emitido por la divinidad en ustedes.
En este estado de gracia, sustituirán a la negatividad y descansarán en su luz. Cuando todos ustedes sueltan la carga que los agobia, que los entristece, y permiten que sus grietas internas se sanen, entonces se pueden enfocar en el viaje de regreso hacia el amor.
Cuando se sientan presionados por su mundo, enfóquense de inmediato en lo que aman. Tomen esa vibración de lo que aman (ya sea una flor, una canción, un niño, un cachorro, una risita tonta, una sonrisa, un recuerdo) y colóquenla en lo que los entristece, lo que duele. El amor cambiará el contenido molecular de la experiencia en la que están incrustados. Cambien las moléculas. Lo que ven como una barrera y como negatividad no es sino una esencia molecular que no ha cambiado al estado de gracia, por amor.
Ustedes son el director y el conductor del concierto de su vida. Comprendan que las moléculas de amor pueden disolver los obstáculos y mover montañas. Nada es imposible cuando lo saturan con la energía viva del amor. Llamen inmediatamente a la energía de la gracia hacia lo que los entristezca y les duela. Entréguenselo a la divinidad dentro de ustedes y de la situación.
La gracia es una energía más ligera e inmediatamente sentirán una elevación. No están evitando hacer su tarea en esa situación de aprendizaje, más bien están invocando un cambio molecular a través de la esencia del amor en ella.
Cambien todo lo que parezca un obstáculo. Cuando algo los enoje, inmediatamente entrénense para pensar en algo que les traiga alegría, algo que amen, y luego vuelvan a enfocar esa energía en esa situación y la cambiarán. Derribarán las Murallas de Jericó con el resonar de su corazón y el resonar del amor. Es su deber, es su misión mantener una lista de amor. Todo lo que traiga una sonrisa a su rostro, todo lo que traiga una risa y una sonrisa a su corazón y todo lo que los suavice.
Mantengan una lista de amor. Consúltenla cuando estén enojados, cuando estén tristes, cuando estén angustiados. Cambien su vida. Invoquen el estado de gracia en todo lo que atraviesen diariamente. “Ahora invoco el estado de gracia en esta situación y ahora pido que las moléculas del amor la saturen”. Se sentirán animados, dejando de hundirse en la desesperación.
Todo en su vida está diseñado de la divinidad y por la divinidad. Es una expresión divina de un aspecto divino de ustedes mismos que está pidiendo ser sanado, que está pidiendo ser abrazado, que está pidiendo amor. De lo contrario no estaría bloqueando su camino. Cuando observen la tristeza de su tierra y se sientan impotentes para cambiarla, piensen en algo que amen. Necesitan un punto de referencia. Necesitan que se les recuerde lo que les trajo amor la última vez que lo pensaron, la última vez que lo experimentaron.
Cuando se cambian a sí mismos, cambian el resultado de lo que está ante ustedes. Su día debe ser un estado de gracia de 24 horas. El estado de gracia dice, “Yo confío en lo que tengo delante de mí. Confío en mis elecciones. Confío en Dios, confío en el mundo, confío en la Madre Naturaleza.” ¿Qué es lo que más temen? Le temen a la gente. ¿Qué vive en la gente, sino la esencia de Dios? Ustedes no confían en la divinidad en ellos, que está sólo a un pelo de distancia de la divinidad en ustedes.
Yo soy el que conocen como Metatrón. Observo las palabras de su mundo. Observo sus pensamientos. Yo soy el suscriptor de todas las expresiones verbales. Mi presencia se verá y se sentirá con más frecuencia en los tiempos venideros. Conforme invocan los estados de gracia, también comprendan que dentro de ese contenido molecular de Gracia se encuentra cada molécula de Luz. Con sólo usar la palabra gracia, diciendo gracia, hablando gracia, conociendo a alguien llamado Gracia, invocan la presencia de la Luz.
Cada vez que un corazón se abre, es como si se abrieran simultáneamente un millón de arco iris y un millón de rosas. En su imaginación no pueden comprender cuánto amor pueden contener, cuánto amor son capaces de sentir. Todavía tienen mucho miedo del sentimiento del amor. El amor que está en la Tierra es muy poco comparado con el resto del Universo. En una escala del 1 al 100, el amor que está en la Tierra está todavía por debajo del 0. Créanlo o no, apenas están entrando en una esencia contable y mensurable del amor.
Yo, como toda luz y todos los seres de luz, estamos con ustedes continuamente. Somos uno. Sus corazones son pequeños y tiernos. Algunos de ellos están marchitos. Pero los sostenemos como a un pajarito que se ha caído del nido de la vida. Vamos a alimentarlos y llevarlos de vuelta a la plenitud del amor. Siempre estoy con ustedes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario