Fragmento del Informe del Oleaje de Solara para Mayo 2013 ~ AHORA ES EL MOMENTO ~


Una gran presión convierte el carbón en diamantes.





Foto: Fragmento del Informe del Oleaje de Solara para Mayo 2013 ~ AHORA ES EL MOMENTO ~

Una gran presión convierte el carbón en diamantes.
 
Hasta ahora, éste ha sido un año intenso, pero absolutamente brillante. La situación mundial basada en la dualidad está llena de agitación, injusticia, corrupción, codicia y violencia. Sin embargo, nosotros ya no vivimos en ese mundo. Esto no quiere decir que nuestras vidas sean fáciles y libres de estrés. Muchos de nosotros estamos en construcción en este momento, siendo realineados y recalibrados en todos los niveles posibles para que podamos vivir en un Paisaje totalmente Nuevo.

Este Nuevo Paisaje enormemente expandido es un estado de ser. Existe dondequiera que estemos. Es un Paradigma completamente Nuevo que está muy lejos del mundo moribundo de la dualidad.

Mientras estamos experimentando tales extremos, podríamos tener un brillante día de acción clara y decisiva, y luego al día siguiente sentirnos completamente abatidos, sin energía para hacer nada. Hay momentos en que, sin previo aviso, llegan oleadas de profunda tristeza o desesperanza. Por lo general, éstas son emociones colectivas que no están conectadas con nada que esté sucediendo en nuestra vida personal. Unas horas más tarde, volvemos a nuestro yo energético y claro. No estamos todos volviéndonos de pronto bipolares, esto es sólo un síntoma de los extremos que están actualmente en juego.

Luego está el estado de Profundidad Cuántica. Esto ocurre cuando somos de repente sacados de nuestra realidad física actual y empujados hacia la esencia misma del reino expandido del Diamante de lo Invisible. Cuando se produce la Profundidad Cuántica, lo único que podemos hacer es acostarnos y estar muy quietos por unas horas. A veces, las energías son tan fuertes que caemos en un sueño profundo. Otras veces, simplemente nos acostamos en un profundo estado de quietud. Tan pronto como lo hacemos, nuestro ser encaja en posición con el Diamante de lo Invisible, tal como poner un enchufe en un tomacorriente. Esta poderosa conexión nos alinea y recalibra con el Nuevo Paradigma a nivel celular.

Cada vez que estamos inmersos en la Profundidad Cuántica, nos estamos conectando con la esencia básica del Nuevo Paradigma. Esta es una energía inmensamente distinta de lo que hemos conocido antes. Es por eso que no es fácil volver de la Profundidad Cuántica al mundo físico, que contiene energías nuevas y viejas mezcladas. A menudo se requiere una hora o más para salir de la Profundidad Cuántica. Podemos abrir los ojos y ver los detalles de donde estamos. Podemos oír los ruidos que nos rodean. Sin embargo, se necesita un enorme esfuerzo para mover el cuerpo y volver a la realidad física desde una distancia tan lejana.

Cada vez que regresamos al AQUÍ y AHORA desde la Profundidad Cuántica, otra capa de elementos caducos y falsos se afloja dentro de nosotros y sale a la superficie en una forma altamente magnificada para que puedan ser liberados de nuestro campo energético. A veces, la extrema magnificación crea una distorsión. Esto es cuando algo pequeño y para nada amenazante como una hormiga, puede de repente parecer un monstruo del tamaño de un dinosaurio. O una pequeña preocupación de nuestra vida cotidiana puede parecer un obstáculo formidable.

Durante más de veinticinco años, ha habido un bamboleo planetario dentro del eje de la Tierra. Ha estado allí con el propósito de aflojar el eje del planeta que mantiene los polos en posición. Ahora también estamos experimentando un bamboleo personal dentro de nosotros. Este bamboleo está aflojando nuestro eje interno que nos mantenía anclados en el viejo mundo de la dualidad. Cuando nuestro bamboleo interno se activa, nos hace sentir inestables, inquietos y con náuseas.

Vivir en el AQUÍ y AHORA es tratar cada día como si fuera tanto el primero como el último.

Uno de los grandes mensajes del momento es vivir en el AHORA. ¡No en el pasado ni en un probable futuro, sino AHORA! Cuando vivimos en el AHORA, eso permite que sucedan grandes cosas en alineación con nuestra particular rúbrica de frecuencia. Cuanto más profundo nos sumergimos en el AQUÍ y AHORA, más parece nuevo y fresco todo lo que nos rodea. La vida se siente más llena y nos sentimos más vibrantemente vivos.

Cuando los elementos del pasado o preocupaciones sobre el futuro se entrometen en el AQUÍ y AHORA, podemos sentir cómo sus energías manchan la fresca novedad del momento presente. Tampoco podemos juzgar a las personas que se encuentran actualmente en nuestras vidas por nuestras experiencias previas con personas totalmente distintas en el pasado. Si traemos los recuerdos del pasado o nuestras ansiedades del futuro al AHORA, le robamos al momento presente su frescura, Veracidad y brillantes posibilidades.

Si tratamos a cada día como si fuera el primer día de nuestras vidas, saludamos a cada situación que encontramos con apertura y amor. Somos libres de viejos comportamientos emocionales, creencias, juicios y preferencias personales. Todo es fresco y nuevo. Y si tratamos a cada día como si fuera nuestro último día en la Tierra, entonces estamos llenos de una profunda ternura y gratitud hacia lo valioso de la vida. Cada momento es sagrado. Esta es una de las Claves principales para la Vida y es así de simple.

Vivir en el AQUÍ y el AHORA Expandido significa que disfrutamos de todos los momentos, hasta de los más desafiantes, incluyendo los momentos en los que estamos abatidos, llenos de dudas y temores, o cuando las cosas no salen como lo esperábamos. El AQUÍ y AHORA Expandido es vasto sin medida y nosotros también. Cuando encarnamos nuestra inmensidad y nos alineamos con el momento presente, SABEMOS absolutamente que TODO ESTÁ BIEN.

Mayo nos trae una notable profundización del Amor. Más y más personas se están sintiendo afines a nosotros. Esto incluye personas que apenas conocemos. Esto es muy reconfortante. Las personas afines se están convirtiendo en una gran forma de apoyo, ya que todos estamos pasando por experiencias similares. Ellos entienden y necesitan nuestro apoyo también. Hay un sentido más fuerte de Unicidad entre aquellos que son auténticos y reales, con el conocimiento de que todos estamos juntos en esto, y juntos como Uno vamos a lograrlo.

© Solara. Este es un fragmento del último Informe del Oleaje de Solara. Tiene Derecho de Autor y se utiliza con autorización. Los Informes completos y actualizaciones semanales están disponibles por suscripción (en inglés, alemán, húngaro, portugués, ruso y español) a través de la página web www.nvisible.com. Pueden visitar también el nuevo sitio de Solara en Perú, El Corazón de AN en www.anvisible.com/es/ .

Traducción: Margarita López

Hasta ahora, éste ha sido un año intenso, pero absolutamente brillante. La situación mundial basada en la dualidad está llena de agitación, injusticia, corrupción, codicia y violencia. Sin embargo, nosotros ya no vivimos en ese mundo. Esto no quiere decir que nuestras vidas sean fáciles y libres de estrés. Muchos de nosotros estamos en construcción en este momento, siendo realineados y recalibrados en todos los niveles posibles para que podamos vivir en un Paisaje totalmente Nuevo.

Este Nuevo Paisaje enormemente expandido es un estado de ser. Existe dondequiera que estemos. Es un Paradigma completamente Nuevo que está muy lejos del mundo moribundo de la dualidad.

Mientras estamos experimentando tales extremos, podríamos tener un brillante día de acción clara y decisiva, y luego al día siguiente sentirnos completamente abatidos, sin energía para hacer nada. Hay momentos en que, sin previo aviso, llegan oleadas de profunda tristeza o desesperanza. Por lo general, éstas son emociones colectivas que no están conectadas con nada que esté sucediendo en nuestra vida personal. Unas horas más tarde, volvemos a nuestro yo energético y claro. No estamos todos volviéndonos de pronto bipolares, esto es sólo un síntoma de los extremos que están actualmente en juego.

Luego está el estado de Profundidad Cuántica. Esto ocurre cuando somos de repente sacados de nuestra realidad física actual y empujados hacia la esencia misma del reino expandido del Diamante de lo Invisible. Cuando se produce la Profundidad Cuántica, lo único que podemos hacer es acostarnos y estar muy quietos por unas horas. A veces, las energías son tan fuertes que caemos en un sueño profundo. Otras veces, simplemente nos acostamos en un profundo estado de quietud. Tan pronto como lo hacemos, nuestro ser encaja en posición con el Diamante de lo Invisible, tal como poner un enchufe en un tomacorriente. Esta poderosa conexión nos alinea y recalibra con el Nuevo Paradigma a nivel celular.

Cada vez que estamos inmersos en la Profundidad Cuántica, nos estamos conectando con la esencia básica del Nuevo Paradigma. Esta es una energía inmensamente distinta de lo que hemos conocido antes. Es por eso que no es fácil volver de la Profundidad Cuántica al mundo físico, que contiene energías nuevas y viejas mezcladas. A menudo se requiere una hora o más para salir de la Profundidad Cuántica. Podemos abrir los ojos y ver los detalles de donde estamos. Podemos oír los ruidos que nos rodean. Sin embargo, se necesita un enorme esfuerzo para mover el cuerpo y volver a la realidad física desde una distancia tan lejana.

Cada vez que regresamos al AQUÍ y AHORA desde la Profundidad Cuántica, otra capa de elementos caducos y falsos se afloja dentro de nosotros y sale a la superficie en una forma altamente magnificada para que puedan ser liberados de nuestro campo energético. A veces, la extrema magnificación crea una distorsión. Esto es cuando algo pequeño y para nada amenazante como una hormiga, puede de repente parecer un monstruo del tamaño de un dinosaurio. O una pequeña preocupación de nuestra vida cotidiana puede parecer un obstáculo formidable.

Durante más de veinticinco años, ha habido un bamboleo planetario dentro del eje de la Tierra. Ha estado allí con el propósito de aflojar el eje del planeta que mantiene los polos en posición. Ahora también estamos experimentando un bamboleo personal dentro de nosotros. Este bamboleo está aflojando nuestro eje interno que nos mantenía anclados en el viejo mundo de la dualidad. Cuando nuestro bamboleo interno se activa, nos hace sentir inestables, inquietos y con náuseas.

Vivir en el AQUÍ y AHORA es tratar cada día como si fuera tanto el primero como el último.

Uno de los grandes mensajes del momento es vivir en el AHORA. ¡No en el pasado ni en un probable futuro, sino AHORA! Cuando vivimos en el AHORA, eso permite que sucedan grandes cosas en alineación con nuestra particular rúbrica de frecuencia. Cuanto más profundo nos sumergimos en el AQUÍ y AHORA, más parece nuevo y fresco todo lo que nos rodea. La vida se siente más llena y nos sentimos más vibrantemente vivos.

Cuando los elementos del pasado o preocupaciones sobre el futuro se entrometen en el AQUÍ y AHORA, podemos sentir cómo sus energías manchan la fresca novedad del momento presente. Tampoco podemos juzgar a las personas que se encuentran actualmente en nuestras vidas por nuestras experiencias previas con personas totalmente distintas en el pasado. Si traemos los recuerdos del pasado o nuestras ansiedades del futuro al AHORA, le robamos al momento presente su frescura, Veracidad y brillantes posibilidades.

Si tratamos a cada día como si fuera el primer día de nuestras vidas, saludamos a cada situación que encontramos con apertura y amor. Somos libres de viejos comportamientos emocionales, creencias, juicios y preferencias personales. Todo es fresco y nuevo. Y si tratamos a cada día como si fuera nuestro último día en la Tierra, entonces estamos llenos de una profunda ternura y gratitud hacia lo valioso de la vida. Cada momento es sagrado. Esta es una de las Claves principales para la Vida y es así de simple.

Vivir en el AQUÍ y el AHORA Expandido significa que disfrutamos de todos los momentos, hasta de los más desafiantes, incluyendo los momentos en los que estamos abatidos, llenos de dudas y temores, o cuando las cosas no salen como lo esperábamos. El AQUÍ y AHORA Expandido es vasto sin medida y nosotros también. Cuando encarnamos nuestra inmensidad y nos alineamos con el momento presente, SABEMOS absolutamente que TODO ESTÁ BIEN.

Mayo nos trae una notable profundización del Amor. Más y más personas se están sintiendo afines a nosotros. Esto incluye personas que apenas conocemos. Esto es muy reconfortante. Las personas afines se están convirtiendo en una gran forma de apoyo, ya que todos estamos pasando por experiencias similares. Ellos entienden y necesitan nuestro apoyo también. Hay un sentido más fuerte de Unicidad entre aquellos que son auténticos y reales, con el conocimiento de que todos estamos juntos en esto, y juntos como Uno vamos a lograrlo.

© Solara. Este es un fragmento del último Informe del Oleaje de Solara. Tiene Derecho de Autor y se utiliza con autorización. Los Informes completos y actualizaciones semanales están disponibles por suscripción (en inglés, alemán, húngaro, portugués, ruso y español) a través de la página web www.nvisible.com. Pueden visitar también el nuevo sitio de Solara en Perú, El Corazón de AN en www.anvisible.com/es/ .

Traducción: Margarita López

Comentarios

Entradas populares