Muy recomendada.

martes, 17 de enero de 2012

CUENTOS DEL HIMALAYA. LA SOLUCION ESTA EN LA MENTE


  El discípulo no terminaba de comprender. Cada vez que tenía una contrariedad se desesperaba, se  abatía o incluso se hundía en el mayor desánimo. Sin embargo el maestro, imperturbable, siempre  decía: -Está bien, está bien.  Se preguntaba si es que al maestro nunca le sucedía nada desagradable o si es que era tan afortunado que nunca tenía que enfrentarse con las adversidades. A menudo insistía, muy sosegado: -Está bien, está bien.  Intrigado, un día le preguntó directamente al maestro: -Pero ¿nunca te enfrentas a situaciones que no pueden ser resueltas? No comprendo cómo declaras  siempre: Todo está bien, todo está bien, como si nada adverso te sucediera.  El maestro sonrió y dijo: -Sí, sí, todo está bien.  -Pero ¿por qué? -preguntó soliviantado el discípulo.  -Porque cuando no puedo solucionar una situación exterior, la resuelvo en mi mente cambiando de  actitud. Ningún ser humano puede controlar todas las circunstancias y acontecimientos, pero sí  puede aprender a controlar su actitud ante ellos. Por eso, para mí, todo está bien, todo está  bien.

  Aunque hay muchas dificultades en el exterior, la peor dificultad a menudo está en la propia  mente. Aunque en el exterior puede haber personas aviesas y adversarios, el más implacable ene-  migo reside en la mente. Cuando puedas modificar una situación o acontecimiento para mejorarlos,  modifícalos. Pero cuando no sea posible, cambia tu actitud mental y trata de mantenerte en la  energía clara de la ecuanimidad, es decir, en la firmeza y equilibrio de la mente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada