Muy recomendada.

viernes, 23 de diciembre de 2011

CUENTOS Y PARABOLAS. CAMBIAR EL MUNDO


 
  Llegó una vez un profeta a una ciudad y comenzó a gritar, en su plaza mayor, que era necesario  un cambio de la marcha del país. El profeta gritaba y gritaba y una multitud considerable acu-  dió a escuchar sus voces, aunque más por curiosidad que por interés.  Y el profeta ponía toda su alma en sus voces, exigiendo el cambio de las costumbres. Pero, según  pasaban los días, eran menos cada vez los curiosos que rodeaban al profeta y ni una sola persona  parecía dispuesta a cambiar de vida.

  Pero el profeta no se desalentaba y seguía gritando. Hasta que un día ya nadie se detuvo a escu-  char sus voces. Mas el profeta seguía gritando en la soledad de la gran plaza.  Y pasaban los días... Y el profeta seguía gritando... Y nadie le escuchaba.

  Al fin, alguien se acercó y le preguntó: "¿Por qué sigues gritando? ¿No ves que nadie está dis-  puesto a cambiar?"  "Sigo gritando" -dijo el profeta- "porque si me callara, ellos me habrían cambiado a mí."

  LA FRASE PARA MEDITAR O EL CONSEJO:

  "Has de hacer del arte tu esclavo, no tu dueño y maestro" WONG SHUN LEUNG

No hay comentarios:

Publicar un comentario