Muy recomendada.

viernes, 1 de julio de 2011

Salto evolutivo. ¿Se viene otro?

Réplica de la Venus de Lespugue
Réplica de la Venus de Lespugue, 26.000 años de antigüedad
En un período entre 26.000 y 27.000  años atrás  aproximadamente, algo sucedió en este planeta, que cambió rotundamente a la especie humana.
En América (como lo sugieren estudios arqueológicos y geológicos recientes) los humanos se agruparían en clanes de 40 o más cazadores tras las grandes piezas como mamuts, focas y leones marinos, gliptodontes, leptodontes y grandes osos.
Las huellas de herramientas humanas en fósiles animales encontradas en sudamérica tiraron a por tierra la teoría de que el humano llegó a América hace 12.000 años a través del helado Estrecho de Bering. Estos vestigios arqueológicos encontrados en Sauce (Uruguay) tienen 29.000 años de antigüedad.
El Homo Neanderthalensis (parece que no era nuestro pariente directo) comienza a desaparecer, dejando rastros de un último grupo en el Peñón de Gibraltar.
En Europa estamos hablando de una de las etapas de transisión al Paleolítico Superior, la fase de la cultura Gravetiense en lo que al Homo Sapiens Sapiens se refiere. En esta etapa, según los rastros arqueológicos se produce una unificación cultural bastante marcada, se desarrolla una arquitectura adaptada al medio y un arte que muestra una adoración por las figuras femeninas (Venus de Willendorf (Austria), la de Brassempouy (Francia), o la de Laussel (Francia). La industria lítica se desarrolla en piezas cada vez más sofisticadas.
Tiempo de un rápido cambio climático global (¿te suena de algo?), tiempo de un parto galáctico en el que del centro de la Vía Láctea surgieron dos burbujas impresionantes de materia y energía arrojada al espacio. Climas muy duros y cambiantes en la Tierra que obligaban al Homo Sapiens a emigrar en busca de comida. El humano comienza a usar zapatos.
Hace unos 28.000 años el clima de la Tierra era muy parecido al de hoy…el calentamiento global era el mismo, sin embargo el humano aún no tenía industrias…ni andaba echando humitos de CO2…
Los volcanes del lago Tauco en la actual Nueva Zelanda estaban tan activos que sus eyecciones de lava podrían haberse visto  desde China. En Canarias, los volcanes también se encontraban activos.  Erupciones como la del Lago Taupo (1.170 – 800 km³ de material expulsado), del Lago Toba (2.800 km³), la Caldera Yellowstone, Caldera La Garita y Cerro Galán. Todas las erupciones nombradas se produjeron en tiempos prehistóricos; entre 26.000 y 27.000.000 de años atrás. (Wikipedia). El Monte Batur en Bali, también estaba activo. El complejo Ruiz- Tolima en Colombia también erupcionaba y la Sabana de Bogotá se llenaba de agua.
Pinturas rupestres en Apollo 11 (Namibia)
Pinturas rupestres en Apollo 11 (Namibia)
El arte humano parece haberse disparado, de pinturas en las cavernas a la elaboración de esculturas, joyas y hasta piercings. Tejidos con fibras vegetales teñidas de colores y ropa de carácter jerárquico.

¿Qué es un salto evolutivo?

Si observamos el  registro fósil, no parece haber una generalidad de mutaciones graduales en las especies tanto animales, como vegetales o humanas. Las mutaciones no parecen ser la acumulación gradual y lenta de mutaciones, sino una evolución a saltos.  Es decir, grandes periodos sin cambios aparentes en las poblaciones seguidos de rápidas radiaciones  en las que aparecen nuevas especies. Estas radiaciones suelen ser posteriores a grandes episodios catastróficos en los que se produjo una masiva extinción de especies.
Cuando el medioambiante cambia radicalmente, una especie que se adapte suele ramificarse en nuevas especies para cubrir los nichos creados por el cambio ecológico. Un ejemplo de radiación adaptativa como resultado de un cambio ambiental fue la rápida expansión y desarrollo de los mamíferos después de la extinción de los dinosaurios. (Wikipedia)

¿Estamos frente a un nuevo cambio adapatativo?

Está claro que la principal preocupación de los científicos de la NASA (según dicen ellos) es el cambio climático imparable que está experimentando el planeta Tierra, es porque realmente está sucediendo y somos testigos de ello.
Este cambio climático SEGURAMENTE traerá saltos evolutivos de carácter adaptativo a los nuevos medios en los que comenzamos a vivir.
Es fascinante imaginar qué nuevas características tendremos los humanos, o en qué nuevas especies podremos ramificarnos al alterarse nuestro ADN.
Estos son algunos de los pronósticos de lo que sucederá con el clima en nuestro planeta en los próximos años: (Datos del Center for International Climate and Environmental Research – Oslo)
  • puede que la temperatura media de la superfice aumente en 1.4–5.8 °C comparado con 1990
  • el nivel del mar ascienda entre 9 y 88 cm
  • 5–20% más de lluvia y nieve
  • meteorología más extrema, como grandes tormentas, y olas de calor, lo que a su vez provocará inundaciones, corrimientos de tierra, sequías, incendios forestales, y
  • cambios de dirección del viento y de corrienes oceánicas, lo que puede provocar cambios climáticos muy severos.
Predicciones del calentamiento global
Predicciones del calentamiento global
Los humanos (como muchas de las especies) suelen comenzar a migrar, o a acondicionar sus viviendas para una arquitectura que se adapte al clima (como hicimos en el último ciclo).
También podría ocurrir que Gaia reaccione rápidamente y que en su trabajo de auto-regulación convierta el calentamiento global en un frío tremendo…
De todos modos no dudemos en que nuestros cuerpos adquirirán nuevas características,  y otras combinaciones del genoma se expresarán, lo que hará mutar desde el plano físico hasta el mental.
Cráneo de Homo Sapiens Neanderthalensis
Cráneo de Homo Sapiens Neanderthalensis
Hay una larga discusión en la comunidad científica si el Homo Sapiens convivió o no con el Neanderthal, y luego otros que dicen que el Neanderthal no era de nuestra línea genética, sino de otra rama de los homínidos y por último tenemos quienes opinan que el Neanderthal y el Sapiens  tuvieron relaciones sexuales y procrearon…
Mientras se ponen o no de acuerdo, seguimos sin saber cuán rápido será el cambio evolutivo (¡todo depende del clima, de la actividad solar y galáctica!).
Lo que sí sabemos que en los últimos años hemos tenido una evolución cultural asombrosamente rápida (lo podemos ver en la tecnología), y como los genes trabajan con el ambiente, seguiremos experimentando cambios que parecen ser cada vez más rápidos.
No sabemos tampoco cuándo llegará la curva a su posición más alta, porque luego (y según la historia evolutiva) hay una meseta hasta el nuevo salto.
En fin, todos estamos experimentando cambios bastante intensos en nuestras vidas, en nuestros cuerpos y en nuestra forma de pensar.
No hay nada de extraño en ello, estamos a las puertas de un nuevo ciclo cósmico, totalmente natural, que nos ofrece una inmensa posibilidad de saltar hacia los otros 26.000 años de gloria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario