Muy recomendada.

martes, 12 de julio de 2011

EL EGO ESCONDIDO.... SUPERIORIDAD ESPIRITUAL INDIVIDUAL

Muchos de ustedes son líderes y maestros y han trabajado durante un duro y largo tiempo para adquirir un nivel avanzado de sabiduría y verdades espirituales. Esto es admirable. Pero conduce a un cruce de caminos de decisión.
  Un ser humano en el sendero de la Maestría debe evitar las trampas piadosas del ego auto-virtuoso o se verán humillados en la causa y efecto.

Un líder debe siempre honrar la voz del alma y seguir su sendero internamente dirigido para ascender, antes que caer. Este es un compás esencial para todos en el curso avanzado de Maestría. Sin una revisión interna del alma y calibración, uno no puede ver la verdadera dirección hacia el hogar.

Comprendan entonces que con ese avance continuado viene la necesidad de la humildad.

Cuántos de ustedes han concurrido a reuniones metafísicas sólo para ser de alguna manera disuadidos por alguien que les hizo saber cuán lejos habían viajado en sus sueños, cuántas grandes visiones y maestros celestiales ven en los reinos más elevados, implicando que están avanzados en la maestría y quieren asegurarse que todos lo sepan. Frecuentemente el enfoque es en la apariencia de ayuda no solicitada, haciendo que el otro sepa cuán especiales son y qué avanzados están.

Esta es una trampa comprensible, pero no es el verdadero sendero de integridad. La Superioridad Individual Espiritual está extendida en los círculos de la Nueva Era, sin embargo la mayoría de los trasgresores ni siquiera es consciente que está transitando de semejante manera pomposa.

Existen muchas trampas encubiertas del ego en el interior de los círculos espirituales. Ninguno está exento. Los líderes y maestros que avanzan hasta cierto nivel son susceptibles en forma particular a esta trampa del ego, cuando ellos comienzan a lograr que los sigan.

La mayoría no lo reconoce. Son ustedes algunos de estos? Esto le sucede a la mayoría en algún punto, Queridos Seres. La Humildad es la forma del verdadero líder espiritual, no obstante es tan fácil caer ciegamente al auto-engrandecimiento y colocarse a sí mismo sobre un pedestal para impresionar a otros. Es difícil de reconocer y aún más difícil de admitir.

Les decimos con infinito amor Queridos, que esto les sucede a todos ustedes. Les sucede en todas sus vidas, en el movimiento y el cambio día a día, en y fuera de la integridad. Dentro de la dualidad, tanto sean ustedes un maestro o un alumno (y todos ustedes son ambas cosas!), ninguno de ustedes está por encima y esa es la razón por la que es necesario recalibrarse a través del infinito espejo de la verdad, de auto-evaluación en el interior del observador desapegado dentro del yo. Existe una línea tan fina entre el amor a sí mismo y el ego. La paradoja es que el primero es una necesidad de impecabilidad y el último es un impedimento para ello.

En el sendero de Maestría ustedes se verán forzados muchas veces a elegir entre el amor y el poder, y el poder es muy seductor y frecuentemente está bien disfrazado. El orgullo precede a la caída. Muchos han llegado a grandes alturas en el logro espiritual, sólo para perderlo todo al enceguecerse por el ego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada