Muy recomendada.

martes, 5 de julio de 2011

Campos Mórficos y Geometría Sagrada.

Estas bellas formas geométricas que se están moviendo más abajo son los llamados “solidos platónicos”. Para Platón, eran cinco sólidos tridimensionales de aristas, ángulos y caras iguales ( el tetraedro, el cubo, el octaedro, el icosaedro y el dodecaedro ). En su diálogo El Timeo, plantea que de la quinta combinación, (dodecaedro) Dios se sirvió para trazar el plano del universo.
El biólogo británico Rupert Sheldrake, nos bendijo con su hipótesis de los campos mórficos, y según sus palabras:
“Morfo viene de la palabra griega morphe, que significa forma. Los campos mórficos son campos de forma; campos, patrones o estructuras de orden. Estos campos organizan no solo los campos de organismos vivos sino también de cristales y moléculas. Cada tipo de molécula, cada proteína por ejemplo, tiene su propio campo mórfico -un campo de hemoglobina, un campo de insulina, etc. De igual manera cada tipo de cristal, cada tipo de organismo, cada tipo de instinto o patrón de comportamiento tiene su campo mórfico. Estos campos son los que ordenan la naturaleza. Hay muchos tipos de campos porque hay muchos tipos de cosas y patrones en la naturaleza…”
Su hipótesis es fantástica, aunque Sheldrake es muy resistido por la comunidad científica, ya que sus ideas crean mucha controversia.
La hipótesis de los campos mórficos no es aceptada como una teoría científica al ser fácilmente falseable con la prueba epistemológica de la analogía (fundamentar una teoría con el fundamento de otra a través de la semántica; por ejemplo: demostrar que el amor es energía, porque al igual que el magnetismo, no se ven, pero se puede demostrar por sus efectos).
Lamentablemente estas analogías abundan demasiado en estos tiempos y hay mucha gente confundida por allí.
De todos modos yo soy de la idea de que la realidad objetiva importa mucho menos que el modo en que la percibimos y asimilamos, que es único en cada uno de nosotros, por lo que nunca podemos tener por cierta una sola perspectiva de la realidad.
Lo cierto es que en la naturaleza encontramos en todo lo vivo (y también en lo inorgánico) una geometría constante, proporcionada y armoniosa. Esto nos da la idea de una especie de diseño previo u organización subyacente, que nada tiene que ver con la idea de universo caótico que quisieron inculcarnos.
Este artículo en realidad lo escribo por dos motivos: uno, para que salgamos a sorprendernos por ahí con experiencias propias en la naturaleza. Que observemos la fractalidad de todo y como se van repitiendo las formas en todo lo vivo y aún en las rocas y lo que ya no está vivo.
El segundo motivo es la pura divulgación. Un servicio para los que andan buscando información, aunque la primer motivación (la experiencia propia) es la que más me interesa difundir.

El hexaedro

Hexaedro
Hexaedro Regular (cubo)
El Hexaedro regular es la forma conocida como cubo. Está presente en muchas de las estructuras que construimos los humanos. Para los gnósticos representa a la Tierra.  La tercera cámara del primer Templo de Salomón, tuvo la forma cúbica. Es cúbica también la forma tridimensional de la Kaaba204, el lugar más sagrado del Islam. Esta piedra negra ya existía cuando Mahoma predicaba su nueva religión monoteísta, por el año 630.  Según la leyenda…nunca quiso destruirla, ni predicar en contra de este concepto tan arraigado en el sentir de los pueblos nómadas de la época.
Kabaa, el lugar más sagrado para la religión islámica.
Kabaa, el lugar más sagrado para la religión islámica. Foto Al Fassam.
En la naturaleza, podemos observar formas de este tipo en los cristales de sal y en la forma en la que se organizan los átomos, aunque con caras no cuadradas sino rectangulares.
cristal de sal
cristal de sal

El dodecaedro

Dodecaedro
Dodecaedro
Para los gnósticos, esta figura representa la energía vital, el éter, prana o chi. El poder femenino, la forma madre, el quinto elemento. el astrónomo alemán Johannes Kepler (1571-1630) encuentra en los poliedros regulares una explicación a las órbitas de los planetas alrededor del Sol, ubicando unos dentro de otros. En esta estructura del universo presentada en su obra “Mysterium cosmographicum” ubica al dodecaedro entre las órbitas de la Tierra y Marte. La teoría de kepler fue destruida cuando se descubrió Urano. Para los griegos el dodecaedro era el modelo del zodíaco. Su existencia era secreta y se cuenta que uno de los discípulos de Pitágoras fue obligado a suicidarse por divulgar su existencia.
Mientras otros sólidos platónicos pueden encontrase muy fácilmente en la naturaleza y en los crsitales, el dodecaedro es la joya más buscada. Encontramos cristales con estruturas internas de dodecaedro en el oro, en la bornita (Cu5FeS4), raramente en los diamantes, en la magnetita, pero son tan raras estas formas en la natura que cada vez que se encuentra una, es todo un acontecimiento para la comunidad científica.

El icosaedro

Icosaedro
Icosaedro convexo regular
En el antiguo Egipto esta forma geométrica de 20 caras triuangulares le era ocultada al pueblo y se enseñaba solo a los iniciados. Se lo asociaba con la conciencia cósmica, y Platón al elemento agua.
En la naturaleza lo podemos encontrar en la forma en que se ensablan las unidades proteicas que forman a muchos de los virus conocidos, por ejemplo el del herpes o el adenovirus.
El virus del SIDA que vemos en la siguiente foto, es un icosaedro regular, algo que me pone “la piel de gallina” cuando imagino que podría haber sido un virus diseñado, y su forma perfectamente estructurada como un icosaedro…
Virus HIV
Virus HIV, un icosaedro regular.
El icosaedro representa para los gnósticos lo masculino. Se puede observar que las relaciones geométricas y proporcionales entre el icosaedro (masculino) y el dodecaedro (femenino), son fuente para todo tipo de especulaciones creativas.

El octaedro

Octaedro
Octaedro
Esta forma es muy común en la naturaleza en las estructuras de los cristales. La forma macroscópica octaédrica de muchos cristales es la representación de su estructura molecular interna (fractales).
La molécula de ADN se pliega en octaedros como vemos en la siguiente foto:
Pliegue molecular de ADN en octaedros
Pliegue molecular de ADN en octaedros
En la geometría sagrada representa el elemento aire.
En esta misma rama de estudio, la línea representa lo masculino y cualquier curva es considerada femenina. Por lo que el octaedro sería la representación del paso de lo masculino a lo femenino. De la línea recta a lo curvo. “El espíritu al girar sobre su eje (línea, masculino) se proyecta en 6 direcciones, con lo que girando, forma un octaedro llegando a la forma de una esfera (curva, femenina)”.

El tetraedro

Tetraedro
Tetraedro
Nos faltaba uno de los elementos de la naturaleza, el fuego, al que Platón relacionaba con el tetraedro.  La emblemática pirámide.
Concepto moderno del Merkaba
Concepto moderno del Merkaba
El concepto moderno de Merkaba describe  a  dos tetraedros unidos por sus bases y girando en sentidos contrarios, forman una nave de luz  que puede activarse en nuestro propio cuerpo, con la que el espíritu puede viajar a otras dimensiones. Actualmente se realizan ejercicios pautados para activar la nave…tal vez algunos ya la estén utilizando para viajar por ahí, aunque en muchos casos el dinero que ponen los alumnos les servirá para pagarse pasajes en avión.
Este concepto del Merkaba es muy popular ahora, ya que la misma palabra se encontró tanto en los textos bíblicos como en relatos de varias culturas en todo el mundo. Son conceptos esotéricos, relacionados con la geometría sagrada y el mundo del espíritu.
Lamentablemente muchos lo utilizan para llamar la atención y especular cobrando grandes sumas de dinero por los cursos para activar la nave. ¿Tú realmente crees que si esos maestros fueran capaces de reactivar una nave para viajar entre distintas dimensiones, necesitarían cobrar entrada para enseñar la técnica a la humanidad?

La Flor de la Vida

Esta imagen la verás muy seguido en los tiempos que corren, por lo que sería bueno que ya mismo comenzáramos a familiarizarnos con su significado. Drunvalo Melchizedek, Malkún y muchos otros divulgadores de ideas de la Nueva Era, están vendiendo cantidades de DVDs, libros y documentales acerca de este símbolo.
La Flor de la Vida
La Flor de la Vida
Una figura ampliamente conocida por las culturas antiguas, presente en casi todas las religiones y representada en todo el mundo. De acuerdo con las creencias esotéricas, esta figura es el símbolo que representa el espacio y el tiempo. Contiene la información sobre las relaciones entre todo lo vivo, supuestamente patrones de creación, patrones de formas que servirían de base para crear todo lo que hay en el universo.
La concepción de la música humana medieval y su forma de escribirla posiblemente fue basada en esta figura, ya que la distancia entre las esferas es idéntica a la distancia entre los tonos y medios tonos en música occidental.
Simboliza un árbol que contiene una flor la cual a su vez contiene una semilla, la cual a su vez contiene un árbol. así, la semilla tiene la imagen dentro de si del árbol. Estamos hablando de fractales.

¿Nada nuevo bajo el sol?

Llama la atención la expansión mundial de este símbolo, que algunos encuentran representado en el calendario Tzolkin de los mayas, en épocas en que aún no habían llegado los colonizadores a América.
Los egipcios, los celtas, los antiguos chinos y japoneses, en Africa del norte (Marruecos), en oriente Medio, en India y en el antiguo México y Perú, era un símbolo muy utilizado y que aparece en muchísimos registros.
Leonardo Da Vinci le dedicó un estudio:
Da Vinci, estudio sobre La Flor de la Vida
Da Vinci, estudio sobre La Flor de la Vida
También Leonardo Da Vinci nos legó el entendimiento de las proporciones, la fractalidad y la geometría sagrada en el cuerpo humano con su Hombre de Vitruvio
¿Tienes el costurero por ahí? ¿Tienes un metro?
Juega por un nmomento con tus hijos o con tu amante y mide las siguientes proporciones…

Una palma equivale al ancho de cuatro dedos.
Un pie equivale al ancho de cuatro palmas (12 pulgadas).
Un antebrazo equivale al ancho de seis palmas.
La altura de un hombre son cuatro antebrazos (24 palmas).
Un paso es igual a un antebrazo.
La longitud de los brazos extendidos (envergadura) de un hombre es igual a su altura.
La distancia entre el nacimiento del pelo y la barbilla es un décimo de la altura de un hombre.
La altura de la cabeza hasta la barbilla es un octavo de la altura de un hombre.
La distancia entre el nacimiento del pelo a la parte superior del pecho es un séptimo de la altura de un hombre.
La altura de la cabeza hasta el final de las costillas es un cuarto de la altura de un hombre.
La anchura máxima de los hombros es un cuarto de la altura de un hombre.
La distancia del codo al extremo de la mano es un quinto de la altura de un hombre.
La distancia del codo a la axila es un octavo de la altura de un hombre.
La longitud de la mano es un décimo de la altura de un hombre.
La distancia de la barbilla a la nariz es un tercio de la longitud de la cara.
La distancia entre el nacimiento del pelo y las cejas es un tercio de la longitud de la cara.
La altura de la oreja es un tercio de la longitud de la cara.
La distancia desde la planta del pie hasta debajo de la rodilla es la cuarta parte del hombre.
La distancia desde debajo de la rodilla hasta el inicio de los genitales es la cuarta parte del hombre.
El inicio de los genitales marca la mitad de la altura del hombre.
Esta proporcionalidad perfecta se refleja en la naturaleza fractal de nuestro universo.
Tal vez te sorprenda saber que la geometría sagrada, la sucesión de Fibonacci y el número aúreo, que el hombre relaciona con lo místico, lo sagrado y lo mágico, son un recurso, una estrategia que tiene la naturaleza para ahorrar energía, distribuirla y compartirla de forma armónica para luchar contra la entropía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada