Muy recomendada.

viernes, 14 de abril de 2017

Mandalas: qué son y cómo se interpretan

rincondeltibet.com

Dibujar un mandala significa crear un espejo de nuestro mundo interior en un momento particular de nuestra vida: no existen mandalas lindos o feos, o una forma correcta de hacerlos.

En sus Memorias, Carl Gustav Jung cuenta que durante la Primera Guerra Mundial, siendo comandante de un campamento de prisioneros en Suiza, empezó a dibujar cada mañana un mandala que, según él, representaba su estado de ánimo interno: era como una radiografía de su psiquis. Gradualmente fue dándose cuenta que estaba teniendo una experiencia extraordinariamente significante: estos dibujos eran señales de su evolución y de su “proceso de individuación”.

¿Cómo empezar?

Necesitarás una superficie plana para dibujar, hojas blancas y colores.
Busca un lugar tranquilo, donde podrás tener por lo menos una hora de privacidad. Puedes elegir el silencio o una música relajante.
Siéntate en una posición cómoda y respira hondo un par de veces para soltar tensiones y expectativas y permitir el fluir de la creatividad: permite entonces que el instinto te guíe en la elección de formas y colores.

¿Cómo se interpreta el dibujo?

Los colores, las figuras representadas y la cantidad de los elementos que aparecen, todo pertenece a una elección personal que evoca nuestra realidad interna.
Con las indicaciones a continuación podrás interpretar tu mandala.

Formas y figuras geométricas

Observa qué figuras aparecen en tu dibujo.
El círculo. El círculo cerrado indica la concentración, mientras que una espiral indica un movimiento interior, en general, la forma circular es un llamado a la totalidad, a sentirse integr@s, un uno.
El punto. Representa el centro, el principio y el fin de todas las cosas.
El cuadrado. El cuadrado representa la estabilidad y solidez, el equilibrio: se refiere a la tierra y al cuerpo.
El triángulo. El triángulo representa la unión de cuerpo, mente, espíritu. La unión de dos triángulos equiláteros representa el sello de Salomón con el conjunto de cuatro elementos: tierra, aire, agua, fuego.
La cruz. La cruz es un símbolo antiguo que expresa una conexión entre los mundos espirituales y materiales. Significa una unión de los opuestos.
La estrella. La estrella representa la divinidad, es un símbolo de la identidad personal.
La flor. La flor es el símbolo del nacimiento, del brotar en formas nuevas. Representa la transformación armónica y continua de nuestro ser interior, es símbolo también de la reactivación del crecimiento interior.
El sol. El sol es el símbolo de la energía y la fuerza vital.
El árbol. El árbol es la fuerza, la voluntad para enfrentar la vida con valentía y coraje. Las raíces indican la casa y las personas a las que estamos atados emocionalmente. Dibujar un árbol en el mandala puede significar representar el propio ser multidimensional: físico, emocional y espiritual. Es un vínculo entre la conciencia y el inconsciente.


IMG_20170312_162830
Mandala por Rosó Soler

 Números

Cuenta cuántas veces aparecen los elementos, luego revisa el significado del número de repeticiones.
1. Simboliza el individuo como una unidad. Es posible señal de una fase de egocentrismo.
2. Representa la dualidad entre el bien y mal, el cuerpo y el espíritu. Expresa la alternancia y el conflicto. Puede significar el deseo de comparación con las personas importantes.
3. Se considera el número perfecto, que expresa la relación del hombre con la mente, el cuerpo y el espíritu, invoca la divina. Evoca la vitalidad y la energía mental y física.
4. Es la búsqueda del equilibrio y de la armonía, establece y organiza el espacio. Es la tierra, la firmeza de lo concreto: expresa el contraste entre el mundo divino y el mundo material.
5. Expresa el deseo de un equilibrio mental y físico. Recuerda la importancia de la estrella de cinco puntas, el hombre que se expande para ocupar su espacio y su realidad.
6. Es un número con una fuerte simbología femenina. Es el número de la creatividad y el equilibrio.
7. Este número indica el cierre de un ciclo y la búsqueda de un nuevo equilibrio. Indica una transformación y actividad interna.
8. Es un múltiplo de cuatro, la repetición de ocho figuras o colores puede significar una personalidad organizada y equilibrada con la armonía en todos los aspectos de la vida.
9. Indica la necesidad de síntesis y armonía entre cuerpo, mente, espíritu. Rapresenta el misterio de la existencia humana.
10. Es el número de nuestros dedos, los diez mandamientos; es el número que recuerda a la perfección, el realismo y la moralidad.

Colores

Rojo. Los símbolos de color rojo se relaciona con el color de la sangre y el fuego, que tiene el significado de la vida y el calor. Utilizar el rojo indica pasión, acción, emoción, pero también puede significar la ira, el odio y el enojo.
Azul. Es el color del cielo y el mar, según Jung azul significa la altura o la profundidad. Usar este color quiere expresar calma, serenidad, armonía, o la necesidad de encontrarlos.
Verde. Es el color de la naturaleza y nos recuerda el renacimiento cíclico de la misma. Es un color relajante que conduce a la reflexión y que da seguridad.
Amarillo. Es el color del sol y la luz. Expresa la alegría, la vida, las relaciones con los demás. Los que utilizan el amarillo están buscando un cambio, romper el molde en el que se sienten atados o limitados.


Mandala
Mandala por Rosó Soler
Naranja. Nace de la unión del rojo con el amarillo. Es el color del sol naciente, representa la alegría, la fuerza de voluntad, favorece la solución de problemas.
Blanco. El blanco contiene todos los colores, por lo que es el símbolo de la perfección. Usar este color evoca la sencillez, la pureza, la inocencia ligada a la santidad y la trascendencia.
Negro. Negro es la ausencia de color. Es el color de la oscuridad, el mal y el misterio. Es un símbolo de la tristeza y la muerte. También representa la agresión y el pesimismo.
Rosa. Nace de la mezcla de rojo y blanco. Es un color asociado con la feminidad, con la ternura, la delicadeza, la fragilidad o la necesidad de protección.
Violeta. Nace de la unión de rojo y azul y tiene el simbolismo de estos dos colores: representa la energía y la acción del rojo y la profundidad y la elevación del azul. Evoca una búsqueda de espiritualidad. Equilibra las desarmonías. Es típico en momentos de transición y transmutación. En la simbología cristiana está asociado al dolor y a la muerte.

Disposición

Consciente. La parte superior del mandala
Inconsciente. La parte inferior del mandala
Mandala
Vía: Somosuno

No hay comentarios:

Publicar un comentario