Muy recomendada.

lunes, 13 de marzo de 2017

¿EN QUÉ ESTOY PENSANDO? Realiza la siguiente autoevaluación.

nodejardeleer.blogspot.com.es
Piensa cuántas veces has experimentado miedo, angustia, preocupación frente a una situación de tensión en el trabajo, frente a un viaje, a un examen. ¿Esto te resulta
familiar?
La ansiedad es un estado emocional tóxico que hace que una persona sienta inquietud o temor.
Cuando se ansía mucho algo, es fácil desanimarse y sentir que nada tiene sentido o vale la pena. Con esta emoción
a flor de piel, nos costará mucho más alcanzar las metas que nos propongamos.
La ansiedad no solo nos impide experimentar emociones positivas, como la alegría o el amor, sino que no nos permite disfrutar de la vida al máximo.
Si ya te vas identificando con todo esto, vayamos al siguiente paso.
Ahora la clave es descubrir dónde comienza esta ansiedad negativa para que, una vez la reconozcamos, podamos superarla y asumir lo que nos toque pasar de la mejor forma posible y de la manera menos tóxica.
En principio, descubriremos que el comienzo se da siempre en la mente.
¿Alguna vez has prestado atención a tus pensamientos?
Si no lo has hecho, tómate tu tiempo para ver en qué estás pensando y qué es lo que «te da vueltas en la
cabeza» la mayoría de las veces. Ahí está la clave de la ansiedad: en tus pensamientos, en aquellos pensamientos
que tu cerebro, de manera equivocada, interpreta como reales. Y aunque tu razón sepa que no son verdaderos, los crees a nivel emocional, es decir, que sientes que son verdad.
Si tu cerebro cree que va a suceder algo malo, empezará a enviar síntomas de ansiedad.
Existe un proverbio anónimo que dice:
«No puedes evitar que los pájaros de la preocupación y la inquietud vuelen sobre tu cabeza. Pero puedes impedir que aniden en tus cabellos.»
No te contamines con todo aquello que no sirve, aprende a descartar de tu mente todo aquello que intoxica tus emociones.
 EMOCIONES
TÓXICAS
Bernardo Stamateas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada