Muy recomendada.

martes, 21 de febrero de 2017

Sueños auto-inducidos

shurya.com
Es posible incrementar la receptividad hacia los sueños de tipo inspirativo o, incluso, orientarlos hacia un fin cognoscitivo concreto por medio de prácticas, ejercicios, rituales, objetos o lugares especiales. En todas las culturas y religiones parece haberse conocido este interesante aspecto de la experiencia onírica.
A principios de la era cristiana, en el mundo greco-latino, existían templos o lugares hacia donde acudían los enfermos buscando la salud. Se realizaban allí ritos purificadores donde no faltaban los perfumes, símbolos sagrados, oraciones, abluciones, cánticos, etc… Los enfermos dormían allí. Dice la tradición que sanaban si obtenían la visión de Esculapio. El dios se aparecía bajo diferentes formas, ya como un anciano barbado o como un joven muchacho o, incluso, como una serpiente. A veces el paciente sanaba al ser tocado por el dios y otras se le indicaba el procedimiento curativo en el mismo sueño.
No cabe duda que la emoción generada por la mística tal como la entienda el individuo y no como se le pretenda imponer parece ser una llave que abre las puertas que unen las llamadas partes superiores desconocidas de la psiquis o centros superiores del ser con nuestro ordinario intelecto.
CLAVES PARA SOÑAR CON LO QUE QUIERAS
Métodos simples… pero efectivos.
– Escribir una pregunta que pueda ser contestada con si o no en un papel. Leerlo varias veces antes de acostarse y guardarlo bajo la almohada. Se considera que un sueño agradable se corresponde con una respuesta positiva y otro de carácter desagradable con una respuesta negativa obsérvese que lo positivo puede ser tanto sí como no. Ejemplo: si la pregunta es si obtendré un empleo, el sí es positivo, pero si pregunto acerca de si perderé un empleo que ya tengo lo positivo será, normalmente,el no. A veces el sueño-respuesta puede producirse en la segunda o la tercera noche. Casi siempre aparecen en él símbolos relacionados con la pregunta o, en todo caso, se tiene una impresió, má o menos clara, de que ese sueño contiene la respuesta.
– Colocar objetos, fotografías, símbolos o imágenes relacionadas con lo que queremos soñar cerca de nuestra cama. Contemplarlas durante algunos minutos antes de dormirnos. Luego se deja de pensar en ello, se relaja y se duerme. No suele dar resultado la primera noche sino al cabo de dos o tres.
– Cualquier oración en la que se tenga fe o dirigida a una divinidad o a algo superior por lo que se tenga un sentimiento especial, con la intención de soñar con algo o para obtener información, respuesta o solución a cualquier asunto provoca un interesantísimo flujo de ideas en el mundo de los sueños. Conviene recordarlos y anotarlos.
Fuente:  http://losacordesprohibidos.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario