Muy recomendada.

jueves, 19 de enero de 2017

Carta a los Guerreros de la Luz

shurya.com
Hay una legión de personas en todo el planeta que individualmente
forman un linaje anónimo de guerreros
que vibran en la frecuencia del amor.
Probablemente te sientas uno de ellos.Todos coinciden en su interés
por crecer y aprender. Todos ellos están sintiendo en este momento
procesos de cambio, adaptándose a una nueva forma de ver el mundo.No
tienen que reunirse para tomar decisiones, pues todo está
previamente decidido por la energía del amor.
No adoran a ningún Dios determinado y sin embargo son esclavos de
la liberación total. Y son guiados por la voz que les dicta su
corazón.Se sienten acogidos por algo más elevado, por encima de sus
historias personales que resuena como un lejano eco en su mente,
recordándoles su verdadero origen.
Este ejército de diapasones de “buenas vibraciones” está ahora mismo
haciendo resonar la atmósfera del planeta con una melodía de
esperanza.Todos juntos mejoran y equilibran el planeta.Son precisos
para romper el sueño de la agresión y de la separación.
Cada acontecimiento lo reciben con espontaneidad e inocencia.Y crean
un enfoque diferente para afrontar la vida.Guerreros solitarios en
la búsqueda, que pensáis que se pueden mirar las cosas de otra
manera, que sentís que perdonar y fluir es lo mejor para seguir
adelante,que intentáis llenar vuestra vida de positividad y
entusiasmo.
Para vosotros/as, genios anónimos, chamanes de vecindario, guerreros
de la pasión por la vida, que aún sentís compasión por vuestros
semejantes.No estáis solos. Somos multitud.
Vamos a sostener un mundo, perdonando. En el que la muerte, las
noticias y los sufrimientos son solo sueños que se pueden disolver
en su Amor Increíble.Estamos en la fuente, en el linaje de los
guerreros del amor.Por tanto no hay nada que temer.Que consigáis
todo lo que os pertenece. El servicio desinteresado hace milagros!…
Que el amor de vuestros corazones ilumine el mundo.
por Fernando String
Fuente: Yahoo

No hay comentarios:

Publicar un comentario