Muy recomendada.

jueves, 30 de junio de 2016

LA VIDA ES VIVIR, OSHO

evolucionconsciente.org
Rosa Ruiz
Os traemos en este post un extracto inspirador de Osho…. A veces nos complicamos tanto… buscamos respuestas complicadas  a acontecimientos maravillosos y sencillos, pero es la voz del Ego la que nos conduce a ello, descubre la simplicidad de nuestra existencia, descubre que la vida….es vivir
No es una cosa, es un proceso. No hay otra forma de conocer lo que es la vida más que viviendo, estando vivo, fluyendo, discurriendo con ella.
Si buscas el significado de la vida en algún dogma, en una determinada filosofía, en una teología, da por seguro que te perderás lo que es la vida y su significado.
La vida no te está esperando en ninguna parte; te está sucediendo.
No se encuentra en el futuro como una meta que has de alcanzar, está aquí y ahora, en este mismo momento, en tu respirar, en la circulación de tu sangre, en el latir de tu corazón.
Cualquier cosa que seas, es tu vida y si te pones a buscar significados en otra parte, te la perderás.
El hombre ha estado haciendo esto durante siglos. Los conceptos se han vuelto muy importantes, las explicaciones se han vuelto muy importantes y lo real ha sido olvidado por completo.
No vemos lo que de hecho ya está aquí, queremos racionalizaciones.
Lo primero que has de recordar, si quieres saber lo que es la vida, es: nunca la busques en lo exterior, nunca trates de descubrirla en alguien. El significado no puede ser transferido de este modo.
Los Maestros más grandes nunca han dicho nada sobre la vida, siempre te han devuelto a ti mismo.
Lo segundo que has de recordar es: una vez que sepas lo que es la vida, sabrás lo que es la muerte. La muerte es parte del mismo proceso. Por lo general creemos que la muerte llega al final, por lo general creemos que la muerte se opone a la vida, por lo general creemos que la muerte es el enemigo, pero la muerte no es el enemigo.
La muerte no es el fin de la vida; de hecho es una culminación de una vida, la cresta de la vida, el clímax, el gran final.
La muerte es, en efecto, un proceso de renovación. Y la muerte sucede a cada instante.
En el instante en que inhalas y en el instante en que exhalas, ambas se dan.
Al inspirar, la vida entra; al expirar, viene la muerte.
Por eso al nacer un niño lo primero que hace es inspirar; entonces la vida empieza. Y cuando un viejo muere, lo último que hace es exhalar; entonces la vida se va. El exhalar es la muerte, el inspirar es la vida. Son como las dos ruedas de una carreta.
El hombre que ha comprendido lo que es su vida, permite que la muerte suceda, le da la bienvenida. Muere a cada instante y a cada instante resucita.
Su cruz y su resurrección suceden continuamente como un proceso. Muere al pasado a cada momento y nace una y otra vez al futuro.
Creemos que, de alguna forma, hemos de protegernos contra la muerte. Esta idea absurda crea interminables desgracias en nuestras vidas, porque una persona que se protege contra la muerte se vuelve incapaz de vivir. Es la persona que teme exhalar y entonces es incapaz de inhalar y se queda embarrancada. Entonces simplemente mal vive, su vida deja de ser un fluir, su vida deja de ser un río.
Si realmente deseas vivir has de estar dispuesto a morir. ¿Quién en ti teme a la muerte? ¿Teme la vida a la muerte? No es posible. ¿Cómo puede la vida sentirse asustada por su proceso integral? En ti hay algo más que está asustado.
El ego es el que teme en ti. La vida y la muerte no son opuestos. El ego y la muerte sí son opuestos. La vida y la muerte no son opuestos. El ego y la vida sí son opuestos. El ego está en contra de los dos, de la vida y de la muerte. El ego teme el vivir y el ego teme el morir.
Teme vivir porque a cada paso, al esforzarse en pos de la vida, hace que la muerte se acerque. Si vives, te estás acercando a la muerte. El ego teme morir, de ahí que también tema vivir. El ego simplemente mal vive. Hay mucha gente que ni está viva, ni está muerta. Esto es lo peor.
El significado de Jesús llevando su cruz es muy simple, no es nada más que esto: todo el mundo ha de acarrear continuamente con su muerte, todo el mundo ha de morir a cada momento, todo el mundo ha de estar en la cruz porque éste es el único modo de vivir plenamente, totalmente.
Me siento asombrado continuamente por la gente que viene a mí y que me dice que teme al amor. ¿De dónde proviene este temor al amor? Se debe a que cuando realmente amas a alguien tu ego empieza a desaparecer y a fundirse.
No puedes amar con el ego, el ego se convierte en la barrera. Y cuando quieres destruir la barrera, el ego te dice, «Esto se convertirá en una muerte, ¡cuidado!» La muerte del ego no es tu muerte.
La muerte del ego es en realidad tu posibilidad de vida. El ego es simplemente una cáscara sin vida a tu alrededor. Tiene que ser hecha pedazos y tirada.
Surge de forma natural, del mismo modo que cuando un transeúnte pasa, el polvo se deposita sobre sus ropas, sobre su cuerpo y ha de darse un baño para limpiarse de ese polvo.
Al movernos en el tiempo, el polvo de las experiencias, del conocimiento, de la vida vivida, del pasado, se acumula. Ese polvo se convierte en tu ego. Al acumularse, se convierte en una cáscara que ha de ser rota y tirada.
Uno se ha de bañar continuamente, cada día, de hecho, a cada instante, de forma que esta cáscara nunca se convierta en una prisión.

TU PROPÓSITO DE VIDA





Permanece atento a las señales de la vida...
Todo lo que llega a tu vida es justo lo que necesitas experimentar en ese preciso momento… 
No pongas resistencia, simplemente fluye con total aceptación, a pesar de que no te agrade... 
¿A quién no le gusta? Al ego, por supuesto...
Abre un poco más tu corazón y sentirás que estás justo en el lugar correcto y en el momento perfecto...
Quizás no lo comprendas en un principio, pero más adelante sabrás porqué tenía que ser así...
Nada sucede por casualidad, todo forma parte de tu propósito de vida... 
Y la misma vida te traerá todas las experiencias y personas que van a hacer posible que tengas la formación y el conocimiento necesario para poder manifestar tus dones y talentos.
No te conformes tan solo en trabajar a cambio de una remuneración económica, empieza a hacer aquellas cosas que más te gustan en tus momentos libres, y poco a poco, dedícate a ello... ten por seguro que tendrás éxito. 
Quien hace lo que ama y lo comparte con los demás, está benditamente condenado al éxito y la felicidad.
No importa el no recibir nada a cambio, eso es solo al principio…
Pero no se trata de si recibo o no, esto es algo que va más allá…
Se trata de vivir en abundancia, haciendo lo que amas, y compartiéndolo con amor incondicional…
Entonces estás en armonía con la vida, estás en abundancia, y, por tanto, la vida te colmará de bendiciones y te proveerá.

El trabajo requiere esfuerzo... pero cuando haces lo que amas, no hay esfuerzo, hay diversión, hay entusiasmo, hay alegría, felicidad, gozo y libertad!
Busca en tu corazón tus dones y talentos, aquello que más amas hacer, y compártelos con los demás desde tu amor incondicional… 
Te beneficias tú y se benefician los demás. Éste es el fluir natural de la vida.
Da sin esperar nada a cambio... da por amor a dar... ya que cuando das, eres feliz y la vida te recompensará. 



Camino al Despertar 

miércoles, 29 de junio de 2016

LA GRATITUD TE DA PODER

barcelonaalternativa.es
angelescastell
Gracias, gracias, gracias: “Gracias por la cena.” “Gracias por el regalo.”, “Gracias por tus palabras, por la amistad, la vida…”, y un largo etcétera. También nos recuerdan a cada rato: “¿Y le diste las gracias a tu tía, a tu primo, a tu papá, a tu maestro…?” Todo esto no los enseñan,claro, con la mejor de las intenciones, principalmente como una forma de cortesía, de corresponder de una forma agradable algún favor, atención o regalo que alguien o algo nos hace. Pero ¿realmente nos enseñan que es la gratitud?
Si somos honestos, decir gracias muchas veces se queda tan solo ahí, en una palabra que no representa nada para nosotros, decimos gracias mientras sentimos por otro lado que no nos gustó el regalo, o que éramos dignos de algo más valioso, que merecíamos algo mejor, etcétera. Agradecemos sin sentir lo que es en verdad la , incluso nos forzamos a dar las gracias sintiendo enfado, reproche, frustración, etcétera. Así, la actitud honesta y espontánea que debería ser la acción de gracias se va quedando enterrada a cambio de la correcta educación, convirtiéndose en una palabra simple y superficial, una palabra que se repite muchas veces mecánicamente, no atendemos lo que estamos diciendo, no se quiere decir nada cuando damos las gracias.
¿El poder de la gratitud?
Hace poco que leí que si aprendíamos a dar las gracias nuestros dones se nos multiplicarían, el articulo hablaba de milagros y de repetir mil veces gracias por esto y lo otro, pero nunca explicaba lo que era realmente el acto de sentirse agradecido. Creo que por eso alguien me dijo acerca del artículo: “esas son puras tonterías”
¿Qué es la gratitud?
La gratitud surge como emoción espontánea cuando uno está alegre, esa es una de las definiciones que más comparto. Pero veamos: la palabra gratitud significa “en gracia”. Etimológicamente, la palabra gratitud comparte las mismas raíces que “gracia”. Y la gracia se puede entender como el don o auxilio gratuito y sobrenatural de Dios (o de una fuerza sobrenatural). Pero también podemos decir que cuando uno está en gracia es porque se siente de alguna manera favorecido, ya sea por un amigo, un objeto, una experiencia o por algo sobrenatural.
Sentirse favorecido, observen, porque aqui está la clave, es sentir que la balanza entre lo que se da y se recibe se ha cargado del lado de recibir, es decir, surge el sentimiento de gracia cuando uno siente que recibe “más” de lo que esta dando, entonces, espontáneamente, uno se siente agradecido.
Lo que impide que uno se sienta agradecido
Creo que uno de los grandes impedimentos para no poder sentir honesta y entera gratitud es que creemos muy a menudo que la balanza esta cargada más del “otro lado”, es decir, pensamos que nosotros damos más de lo que estamos recibiendo. En el momento en que sentimos que no somos favorecidos a pesar de “todo lo que damos”, entonces estaremos a la expectativa de recibir, nuestros actos insinuaran “pedir”, y a medida que sintamos más esta inclinación desfavorable (o injusticia), más exigiremos de alguna forma poner dicha balanza en el justo nivel.
El simple hecho, por ejemplo, de pensar que nuestro papá o mamá nos deben o debieron de dar, hacer o propiciar, etcétera, nos provoca inmediatamente un sentimiento de insatisfacción, y entre más fuerte sea este sentimiento, más se sentirá el reclamo, sin tomar en cuenta las cosas que, por otro lado, si tuvimos. El simple hecho de pensar que alguien nos debe de dar el asiento, tomar en cuenta, invitar, etcétera, el simple hecho de sentir que alguien o algo nos debe, provoca que entonces cualquier cosa que recibamos nos parezca “poco”, insuficiente, y que además estemos atentos a que nos llegue eso que nos deben, ciegos por otro lado a lo que hemos recibido. Nos hemos olvidado de que es quien más recibe, quien más da.
El poder de la gratitud
La gratitud es poderosa, es verdaderamente un secreto para aumentar nuestros bienes en todo sentido, pero esto no radica en el hecho de sólo pronunciar las gracias, que si en la acción anterior ya hay cierta intensión, aún no está activado todo el poder si no la sentimos. Agradecer, es ponernos en actitud de dar, en lugar de estar esperando a que nos den.
Cuando accionamos esta actitud, inmediatamente la abundancia en todo sentido comienza a fluir, porque al hacer esto ponemos en manifiesto aquello que canta “da lo que más quieras recibir”, quien escribe esto sabe que sólo asi lo que más queremos puede llegar. Pero para ponernos en una actitud tan noble y generosa como la es el dar, antes deberíamos tomar en cuenta que nadie ni nada nos debe nada, que la vida todo tiene menos ser injusta, que todo lo que tenemos es porque así lo merecemos, y que si queremos cambiar cualquier fortuna, ha de ser porque nosotros accionamos la actitud correcta para poder atraer dicha fortuna: dar es sentir gratitud; sentir gratitud es abrir el canal de la fortuna. Si hacemos consciencia entre las cosas que hemos dado y aquellas que hemos recibido, quizá notemos un día que somos más deudores de la vida que ella de nosotros.
Yo no puedo dejar de citar en este momento uno de los fragmentos que más me han inspirado gratitud en esta vida. Agradezco de antemano a Yehudi Menuhin (violinista y director de orquesta internacionalmente reconocido, entre otras muchas cosas) el haber puesto en palabras tan bellas algo sumamente inspirador:
“Colmado por una familia unida, amigos entrañables y creadores sublimes, intento restablecer el equilibrio de esta suerte única, intento corregir el balance demasiado favorable de mi vida, buscando siempre cómo conseguir que la palabra y el mensaje de la música se hagan más comprensibles y convincentes en la vida de los demás, en la de los niños, sobre todo, mediante su educación. Pese a mis innumerables intentos sólo consigo acumular más ayuda y más afecto. El balance sigue siendo desequilibrado. Sigo siendo deudor de la vida y la abrazo con mucha humildad y con todo mi agradecimiento”. Yehudi Menuhin.

El poder de Eckhart Tolle, por Steve Taylor

advaitainfo.com

por Steve Taylor 
Eckhart Tolle
En una reciente encuesta realizada por la Librería Watkins, Eckhart Tolle fue catalogado como la "persona viva más influyente espiritualmente del planeta". Se podría pensar que tal persona sería alguien que tiene una presencia importante en los medios de comunicación, y que aparece regularmente en público. Sin embargo, rara vez Eckhart da entrevistas a los medios de comunicación y en los últimos años no ha dado muchas charlas. Tampoco es un autor especialmente prolífico. Entonces, ¿cómo ha llegado a ser tan influyente?

La Transformación de Eckhart

Yo estaba interesado en entrevistar a Eckhart para mi reciente libro Out of the Darkness (Fuera de la Oscuridad), porque él es un ejemplo de un fenómeno del que he llegado a ser cada vez más consciente en los últimos años ― el poder de la confusión, la agitación y el estrés provocando un cambio hacia la iluminación.
Como sabrán los lectores de El Poder del Ahora, hasta la edad de 29 años Eckhart vivía en un estado de ansiedad y depresión. Como él mismo me lo describió cuando lo entrevisté para mi libro, "Había una sensación de gran temor de la vida: un miedo al futuro, un miedo a la falta de sentido por debajo de todo, pero no quería afrontar plenamente esa falta de sentido y averiguar qué es lo que había debajo".
Hubo algunos factores externos en la depresión de Eckhart. Uno de ellos era el infeliz matrimonio de sus padres, y el continuo conflicto entre ellos. También había sido infeliz en la escuela, donde se sentía como un extraño: "Yo no encajaba. Recuerdo a mi amigo más cercano en la escuela que tenía una discapacidad física severa. La mayoría de la gente no quería tener nada que ver con él. Yo era un extraño por razones internas, y él era un extraño por razones físicas".
Otro factor externo fue la falta de raíces sociales de Eckhart. Después de que sus padres se separaron cuando tenía 13 años, se trasladó de país dos veces, primero a España y luego a Inglaterra. En Inglaterra, se encontró con que podría aumentar su sentido de identidad a través de las actividades intelectuales. Obtuvo un título en la Universidad de Londres, trabajó duro y consiguió una licenciatura, y fue a hacer estudios de post-grado en Cambridge. Pero este éxito no le trajo ninguna satisfacción: "Cuanto más perseguía mi búsqueda intelectual, más fuerte era el sentimiento de desesperación... En cada satisfacción del ego, siempre hay temor de que no es suficiente. Cuanto más se presenta una fachada en el mundo exterior de la seguridad, más crece el miedo inconsciente. Es por eso que la gente necesita desempeñar ciertos roles".
Esta creciente desesperación culminó en la transformación descrita en El poder del Ahora, cuando, a punto de suicidarse, el ego de Eckhart se disolvió, dejándole en un estado de pura paz. No experimentó una ruptura, sino un "cambio" a un estado de iluminación.
Aunque no estaba completamente consciente de ello en ese momento, uno de los grandes cambios psicológicos que experimentó fue que su mente se quedó en silencio; la incesante "charla mental" del ego se había detenido. Como me dijo: "Había largos períodos en mi vida diaria donde no había pensamiento. Ya no estaba identificado con los procesos del pensamiento. Esos procesos automáticos compulsivos habían desaparecido, la mente ruidosa con la que me había identificado y que había ocultado la dimensión más profunda dentro de mí."
Aunque él era un buen lector, Eckhart sabía poco acerca de los estados o tradiciones espirituales, y por tanto no entendía completamente lo que le había sucedido: "El ser capaz de hablar de ello a los demás, explicárselo y mucho menos ayudarles ― eso llegaría años más tarde. Un súbito despertar no significa una comprensión repentina. Yo sólo sabía que estaba en paz y no sabía por qué. Pero por el hecho de que me sentía en paz, me sentí muy atraído por la investigación de las enseñanzas espirituales y las escuelas y religiones."
Han pasado ya más de 30 años desde la transformación de Eckhart, y su estado despierto nunca se ha desvanecido, aunque a veces hay fluctuaciones en su intensidad: "A veces la paz subyacente está sólo en el trasfondo; en otras ocasiones es tan global que casi destruye la percepción de los sentidos y pensamientos y lo que uno suele considerar su vida. Incluso cuando las cosas en primer plano podían parecer turbulentas, en el fondo hay una cierta sensación de quietud y paz."

Otras transformaciones

Aunque su intensidad es quizás inusual, la transformación que Eckhart experimentó no es infrecuente. Para Out of the Darkness, hablé con otras 32 personas que pasaron por una transformación espiritual después de una intensa agitación en su vida ― gente que estaba enferma de cáncer o ME (encefalomielitis miálgica), que "tocaron fondo" a través del alcoholismo, que estaban incapacitados gravemente, o habían sufrido una grave depresión o intenso estrés. Al igual que Eckhart, todos ellos llegaron a un punto en el que pensaban que estaban completamente perdidos y abatidos, que no les quedaba otra opción que rendirse y entregarse a su situación. Y en el momento algo cambió dentro de ellos. De pronto sintieron una sensación de ligereza y libertad. El mundo parecía un lugar diferente, con un nuevo significado, armonía y belleza. Y aunque la intensidad de la experiencia inicial se desvanecía, el cambio se mantenía. Se sintieron renacidos, con una nueva identidad. Años después ―incluso décadas― aún estaban llenos de paz interior.
Todos los "cambiadores'' ―como yo los llamo― eran personas ordinarias con trabajos normales y estilos de vida convencionales, que sabían poco o nada acerca de la espiritualidad. Como resultado, a muchos de ellos le llevó un largo tiempo comprender lo que había sucedido. Al igual que Eckhart, ellos han pasado años gravitando lentamente hacia los libros y maestros espirituales, construyendo progresivamente un marco para entender su nuevo estado.

La singularidad de Eckhart

Pero si la transformación que Eckhart atravesó no es tan rara, ¿qué es lo que hace que sus enseñanzas sean tan influyentes y poderosas?
En la superficie, los libros de Eckhart no son del estándar mente, cuerpo espíritu para pasar un buen rato. No siempre son consoladores y positivos ― una gran parte de A New Earth (Un Nuevo Mundo Ahora), por ejemplo, se ocupa de explicar lo que está equivocado en los seres humanos, analizando el lado oscuro de la naturaleza humana y el funcionamiento disfuncional del ego. Los libros de Eckhart no nos dicen que podemos conseguir todo lo que queremos sólo por desear en la forma correcta, o que hay ángeles o entidades extraterrestres que cuidan de nosotros. Pero esto también es parte de su poder. Expresan una forma de espiritualidad muy pura y directa, desprovista de conceptos innecesarios. Van directamente al grano, por debajo de todas las luces y colores brillantes que distraen.
Su estilo de escritura también ayuda. Tal vez porque su lengua materna era el alemán ―una lengua lógica y concisa― su uso de inglés es simple y directo. Cada frase es mesurada y majestuosa, reducida a su esencia.
Algunos maestros espirituales ―Krishnamurti, por ejemplo― dicen que los libros pueden ser un obstáculo en el camino espiritual. Se llena la mente con conocimiento innecesario, inflan el ego con instrucciones. Y, en cualquier caso, ¿cómo pueden las palabras transmitir la riqueza y la plenitud de la experiencia espiritual? Como dice el dicho Zen: "El dedo que apunta a la luna no es la luna". Pero esto no parece aplicarse a los libros de Eckhart. De una manera misteriosa, sus palabras son la luna. Él tiene la rara habilidad de transmitir la espiritualidad por medio de palabras, por lo que es posible que el lector obtenga un sabor de la iluminación a través de la lectura de sus libros.
En comparación con muchos maestros espirituales, Eckhart es modesto. Algunos autores y maestros espirituales parecen desear atención y poder. Pero quizás porque él se convirtió en un maestro espiritual casi por accidente ―simplemente porque las personas se sienten atraídas por su apacible presencia― Eckhart no necesita discípulos. Parece muy feliz de no ser nadie. Aunque sabe que algo profundo le ocurrió a él, no se ve a sí mismo como una persona especial. Como él me dijo, "En ocasiones sucede que la gente quiere convertirte en algo especial. Esta es una trampa para cualquier persona que llega a ser en un maestro espiritual. Siempre señalo que lo que denomino presencia viene a través mí, no de mí, y lo mismo ocurre en ellos, de lo contrario no se percatarían de ello. No es mi presencia o tu presencia."
En mi opinión, esta integridad le añade una gran cantidad de poder y autenticidad a las enseñanzas de Eckhart.
Es también significativo que Eckhart fuese un intelectual antes de su transformación. El intelecto y la espiritualidad a veces son vistos como opuestos, pero se necesitan mutuamente. El intelecto sin espiritualidad es frío y estrecho, pero la espiritualidad sin intelecto es también peligrosa, que a menudo conduce al cumplimiento de un deseo irracional. El estado de iluminación, y el camino que conduce hacia él, es un territorio desconocido para la mayoría de nosotros. Necesitamos exploradores para tracen ese territorio, guías que nos muestren el camino, que nos indiquen las dificultades en el camino, que nos muestren las señales de progreso y nos ayuden a distinguir lo falso de lo verdadero. Y debido a su agudo intelecto, Eckhart hace esto mejor que nadie. Él es realmente un "psicólogo espiritual", que ofrece un análisis preciso de la locura de la mente humana, identificando sus causas y mostrándonos cómo trascenderla.
Y si, como en mi investigación para Out of the Darkness se sugiere, el tipo de "transformación inducida por el sufrimiento" que experimentó Eckhart es cada vez más común, en los próximos años es de esperar que veamos surgir otros maestros espirituales, con un poder e integridad similares.

martes, 28 de junio de 2016

Mensajes y transmisiones desde otros niveles de uno mismo

ab6264f409147d90c53d9b6c15ce96b1
Continuando con el tema de la intuición que habíamos explicado hace un par de artículos, posiblemente, para complementarlo, tendríamos que hablar un poco de esa transmisión de información entre planos superiores y el plano físico, que, como dijimos en el post sobre la intuición, es una herramienta que a todos nos iría de fábula tener activa y desarrollada a su máximo potencial, pero qué, en general, desechamos por iniciativa programática directa, pues consideramos, porque así nos lo han enseñado, que recibir instrucciones, mensajes, informaciones, consejos, etc., de algo que no es visible, que no es tangible, que no es “sólido” (que tampoco es que exista nada sólido como tal, aunque así lo creamos) tiene o puede tener valor, y puede ser tomado en cuenta, precisamente porque no se puede demostrar con elementos “físicos” su validez o la validez de la supuesta fuente hacia terceros.
Una tubería de muchos tramos
La recepción de información desde niveles superiores al nuestro pasa por varios filtros y canales, por lo que no es exactamente una tubería única donde se vuelcan los datos, aunque es una buena analogía en muchos casos que se puede hacer para intentar expresar la forma en la que, energéticamente, las “ondas” con la información consciente y programada que se nos envía termina conectando con la parte nuestra que es capaz de entenderlo.
Imagínate el proceso como alguien que está en la superficie de un lago (una parte superior de ti, por ejemplo), en una barca, y tú (la personalidad) estás haciendo submarinismo a muchos metros de profundidad. ¿Cómo crees que se puede conectar la parte tuya de la barca para enviarte mensajes sobre hacia dónde debes dirigirte cuando estás ahí sumergido? ¿Cómo puede avisarte que está viendo rocas al final del lago, que ha visto árboles hundidos con los cuales puedes chocar o enredarte? ¿Cómo hacer llegar su mensaje a través del agua hacia nosotros (entendiendo el agua como la diferencia dimensional que existe entre los niveles de frecuencia y vibración de nuestro ser, Yo Superior, etc. y nuestra mente racional)?
La realidad es que esa tubería interna que puede conectar la superficie del lago con la parte de nuestra personalidad que está sumergida tiene diferentes secciones, y cada sección tiene sus constricciones para permitir el flujo de agua (energía con la información codificada) a través de ella. Para empezar, si estamos intentando comunicarnos con esos otros niveles superiores de nuestra configuración multidimensional, más allá de la tríada inferior que forman los cuerpos etéricos, emocionales y mentales, y más allá del cuerpo causal, donde cada uno de nosotros puede empezar a conectar con otros niveles, dimensiones, etc., hay que hacer pasar el agua por tramos de cañería que requieren que cada tramo esté limpio y adecuadamente preparado para traspasar los datos de un punto a otro.
Conexión en la esfera de consciencia
Para empezar, nuestra esfera de consciencia requiere que haya un “Yo” que sea capaz de conectar con claridad con el centro de la misma, que es por donde se accede a la consciencia superior de aquello que llamamos nuestro ser, nuestro Yo Superior, el aspecto consciencia de nuestra mónada, etc., lo cual ya requiere que la persona tenga, por lo menos, una de sus sub-personalidades que consiga ponerse en control, mediante el programa ego que gestiona todos los Yos de la psique, para que este “yo comunicador”, vamos a llamarlo así, sea el receptor de ese primer “tramo” de la información. Lo ideal, como ya podéis suponer, es que en la esfera de consciencia solo existiera un “Yo único”, cristalizado, que a mi me dio por llamar en su momento el Yo del ser, por ser el único personaje de la consciencia artificial que aun siendo parte de esa personalidad humana, responde y conecta directamente con niveles más profundos y elevados de uno mismo. Así, si la conexión entre el centro de la esfera de consciencia y su superficie, es decir, desde nuestro Yo Superior/ser/consciencia de la mónada, etc., hacia el Yo del Ser de la personalidad es establecido, está lo suficientemente afianzado y es fluido, ya se pueden impregnar o impresionar ahí las energías con la información que se desea transmitir a la mente racional.
Diferentes distorsiones en diferentes tramos
Pero la tubería sigue teniendo otros muchos tramos. Que la información llegue al Yo del ser (o cualquier otro “Yo” que esté siendo usado en la conexión), en la superficie de la esfera de consciencia, no es sinónimo de una transmisión todavía exenta de filtros, distorsiones y “fallos”. Es como cuando muchas personas se explican una historia la una a la otra, en cadena, donde el punto de origen cuenta algo, y cada persona que lo va repitiendo a la persona de al lado añade su pequeña cantidad de distorsión a la información inicial recibida, así que cuantos más pasos haya entre el inicio y el final, mayor es la probabilidad de que el mensaje comunicado inicialmente no se parezca en nada al recibido al final.
Luego está el problema de la decodificación de esos mensajes que decimos recibimos desde otros niveles. Nuestras esferas mentales están llenas de filtros, miles de ellos, programas, patrones, creencias, etc. Estos componentes son los encargados de darnos la visión de la realidad que tiene cada uno, además de hacernos ver las cosas de forma tan completamente distinta, ya que el mundo se construye en el interior de nuestra psique, a partir de los datos recibidos por los sentidos de lo que es captado del exterior de la misma. De la misma manera, en este caso, si lo que recibimos es un flujo de información desde niveles superiores (en vez de algo que nos llegara por la vista o los oídos), los filtros son los mismos y actúan igual, así que dependiendo del sistema de creencias, programas y demás patrones que cada uno tenga instalado, la versión final re-cocinada del mensaje original tendrá el color del tinte que tengan los coladores por los que esta energía consciente con esa información tiene que pasar para llegar a ser decodificada por la mente consciente. Hay varias esferas involucradas en la conexión con niveles superiores, principalmente la esfera subliminal, por lo que las capas que la información tiene que atravesar para ser decodificada pueden alterar la energía radicalmente.
Otros filtros y bloqueos
Eso es lo que suele pasar con la mayoría de los mensajes que, supuestamente, decimos y creemos recibir desde otros niveles, planos y dimensiones superiores, en vibración y energía, a la nuestra. Otros problemas que causan distorsión radican en nuestros cuerpos sutiles, el mental especialmente, y también en los canales energéticos que llamamos el cordón de plata y la línea del Hara o cordón dorado, pues también son “tuberías” de paso de información entre cuerpos sutiles, y por donde se puede “bajar” y traspasar lo que uno percibe a nivel causal, por ejemplo, hacia el nivel físico, pasando por la conexión del nivel mental al emocional y de este al etérico. En un caso, pude percibir un “nudo” en el llamado cordón de plata en una terapia, quizás más como imagen simbólica al verlo en la persona que otra cosa, pero literalmente representaba un tapón enorme que causaba un flujo reducido de información desde cuerpos superiores en toda regla. Y es que suelen percibirse todo tipo de bloqueos en estos canales, desde implantes hasta taponamientos energéticos varios, que quizás no obstaculizan el 100% del flujo entre niveles y cuerpos, pero sí lo difuminan y distorsionan, el equivalente a una tubería con óxido que contamina el agua que pasa por ella además de tener taponamientos que reducen el flujo de la misma que puede atravesar por las diferentes secciones.
Aprendiendo a discernir
Conociendo este proceso, uno se pregunta, entonces, ¿como me puedo fiar de lo que creo estar recibiendo de mi mismo? La cuestión es el entrenamiento en las facultades de discernimiento, intuición, y la autobservación del resultado final de aquello que uno ha recibido. Es un proceso largo y que requiere de constancia el preparar la tubería en todos sus tramos para que esté lo más limpia posible. Hay quien nace con esa facultad ya desarrollada, y por eso tenemos canalizadores, médiums y personas que de forma innata y natural, les es “fácil”, pero nadie está exento de filtros porque nadie está libre de programación de una forma u otra, a menos que hayas trabajado en tus esferas mentales, en tu esfera de consciencia, en tus cuerpos sutiles, etc., lo suficiente para hacer una limpieza profunda de todo aquello que, por programación y educación recibida, convierten la conexión con otros niveles superiores en un perfecto lugar para una posible distorsión de cualquier cosa comunicada. Tengamos en cuenta, por otro lado, lo fácil que es hacer llegar a una persona supuestos mensajes canalizados, usando la técnica de la inducción mental remota, donde literalmente se emiten “mensajes” hacia la esfera subliminal de alguien por parte de cualquier ente, antena o satélite, y no hay forma de discernir si es una canalización real y correcta o viene de la NSA, por decir algo. Huelga decir que miles de libros canalizados de tremendo éxito provienen del uso de esta técnica en personas con tuberías “adecuadas” pero sin dotes de discernimiento y/o ganas de comprobar por otros medios lo que están recibiendo.
Una herramienta mas de nuestra caja de utensilios
En todo caso, finalmente, la cuestión es que uno no tiene que tener miedo a abrirse a conectar con uno mismo, con los otros componentes de aquello que somos, y que nos hacen ser seres con tanto potencial, pero tampoco podemos ser ciegos al hecho de que se nos ha manipulado para instalar la creencia, primero, de que en general, esto no es posible, luego, para distorsionar todo lo recibido en caso que lo creamos posible, y luego para introducir desinformación aprovechando el potencial que tiene el programa ego para manipular la superficie de la esfera de consciencia, creando todo tipo de Yos y sub-personalidades que permiten hacernos creer que estamos recibiendo algo de niveles de vete a saber de donde, cuando es todo una simple imitación de nuestro propio programa de control de la psique haciéndose pasar por algo de esos otros planos.
Los niveles superiores en los que también existimos nunca dejarán de intentar transmitirnos información hacia los planos más densos en los que se mueve nuestra vida terrenal, a través de la intuición como decíamos, u a través de otros múltiples canales, y, siendo conscientes de los procesos existentes, aprendiendo a auto observar lo que pensamos, sentimos y decimos, conociendo los mecanismos de distorsión y manipulación, y desarrollando los canales de conexión lo suficiente, incluso llegando a activar el octavo chakra, el centro intelectual superior, que actúa como “discernidor” universal de todo aquello que es percibido, uno podrá empezar a tener la certeza de que se puede conectar con uno mismo desde la tríada inferior de la personalidad, hacia los niveles superiores por derecho innato, y enchufarnos al repositorio de información y sabiduría que tenemos ahí todos, esperando a ser usado, para el bien del conjunto de aquello que somos, y para el bien mayor de todos aquellos a los que podamos llegar a servir con ello.
FUENTE http://davidtopi.com/

FLUYE HACIA TU MEJOR DESTINO

evolucionconsciente.org
Rosa Ruiz
¿ Destino o libre albedrío? Una vez más nos preguntamos cosas desde la dualidad…. ¿ Por qué no utilizar el libre albedrío para fluir hacia tu mejor destino? En este post, os trasladamos las palabras de la licenciada Marisa Ordoñez que nos invita a eso, a fluir, a fluir con las leyes universales que nos gobiernan utilizando eso si, nuestro libre albedrío para alcanzar una vida plena.
Tenemos la posibilidad de volvernos cada vez mas conscientes de las reglas del juego y comprender la intima y necesaria interrelación que existe SIEMPRE entre todas las cosas; de cómo cada una influye sobre las otras y qué es, qué importancia y qué utilidad tiene el fenómeno llamado Sincronía.
Cuando estamos abiertos al dialogo con el Universo, con el “más allá” de lo habitual, con lo desconocido e “invisible”por ignorado o incomprendido enfocamos la intención de que suceda y entonces comienza a tomar forma y se presenta como evidencia.
Cuando aprendemos a Vivir desde el Alma se vuelve claro ante nuestros ojos el despliegue de los patrones y ritmos sincrónicos (leyes) que gobiernan silenciosamente el desenvolvimiento de la vida y ordenan nuestras experiencias otorgándoles pleno sentido a nuestro tránsito por la tierra.
Ninguna corriente de vida, ningún destino, ninguna presencia es por que si y para nada… no hay error, imprecisión ni desperdicios en el Gran Juego de los juegos.
Somos una raza con la capacidad de desdoblarnos y ser creadores, testigos y observadores de nuestras propias creaciones. Somos capaces de autorreferenciarnos y gestionar todos nuestros dones, darnos cuenta de cómo funcionamos y direccionar nuestra energía vital hacia donde queramos.
El pensamiento hace de nosotros un motor de diseño y manifestación de nuestras propias realidades. Lo que pensamos, la actitud con que lo hacemos y las emociones con que acompañamos nuestros referentes mentales son determinantes a la hora de nuestras vivencias y resultados materiales.
Cada uno es libre de construir con sus propias creencias su Cielo o su Infierno, poder entrar y salir de ellos… y aun asi, a esta libertad personal la acompaña y la sostiene una Fuerza Inagotable y misteriosa que establece los “buenos” limites a la creación personal de nuestra mente humana finita y relativa dándonos garantía para manifestarnos en sincronía con la inteligencia espiritual-perfecta, procedente de las mas altas esferas de Conciencia, integradora de todas las creaciones y experiencias.
A eso podríamos llamar el Pleno Sentido de la Existencia. De ella venimos. A ella debemos todo. Reconocerla… Honrarla… Comprenderla… Tomarla con toda su “magia” es nuestro ejercicio diario… asumir su misterio, el que no puede ser captado por la mente de nuestro ego humano, es nuestra tarea cotidiana. Eso es autotrascendernos…
Cuando estamos dispuestos a esto, facilitamos el proceso de entrar en el continuo flujo de la Ley del mínimo esfuerzo, donde hay una potenciación de la expresión y el reconocimiento de las sincronías que nos orientan hacia el mejor rumbo en nuestro camino de crecimiento.
Estar disponibles a esa ayuda, pedirla, valorarla y asumirla sin cuestionarle nada es garantía de nuestro mejor destino, que en todos los casos y en el seno de los matices de la propia original individualidad es alcanzar la frecuencia de la alegría, la gratitud y el Amor por la vida.
Qué recursos nos ayudan a mejorar nuestra conexión con el océano de infinita potencialidad existencial para crear nuestra mejor realidad? Algunos de ellos son:
  •  El sostenimiento de la idea y la entrega de confianza en una Fuerza Ordenadora y magnificente que nos garantiza los mejores resultados en nuestra propia espiral evolutiva y, a su vez, es garantía de lo mismo en cada parte de la totalidad en una bella y misteriosa sincronía. El decreto sugerido básico es: “Confió en el Benevolente Misterio de la Vida.”
  • La practica diaria de la respiración autodirigida con foco en el corazón reconocido como sede del cerebro de esa otra dimensión inteligente y superior de dentro de nosotros mismos. Podemos acompañar con el mantra: “Me entrego, en confianza, a la Sabia Conducción del Perfecto Amor en mi corazón”.
  • El establecimiento de pautas mentales simples, claras, positivas y abiertas o flexibles que den lugar al asombro y al milagro de lo “imposible o extra-ordinario”, incluso a lo que no parece ser congruente con ellas mismas.
Aquí es importante centrarnos en la construcción de afirmaciones que prescindan del NO como enunciación. El alma solo reconoce la figura de lo que se inscribe como concepto. Aquello que se nombra, en eso se enfoca, mas allá del no.
Si alguien se propusiera sentirse mejor mediante el propósito de “no dejarme avasallar por los demás”, la fuerza creadora omitirá el no y se dedicará a manifestar lo que queda expresado en el resto de la oración, lo cual es una habilitación declarada a “dejarme avasallar por los demás”.
En este caso, una formula mas acertada sería, por ejemplo, “a partir de ahora inscribo en mi corazón la intención de establecer amorosamente mis limites en toda relación para la manifestación de un Bien Mayor. Confio en la Fuerza del Amor”.
  • La expresión de la Gratitud a toda señal, recurso, desafio, misterio, fuerza, don, restriccion y virtud. Esto nos lleva a Honrar la totalidad diciéndole SI! a cada aspecto de la polaridad (luz-oscuridad). Lo que requiere necesariamente la RENUNCIA a todo afán de controlar y manipular el ritmo dual con que la vida se nos da. Rechazar una parte seria como rechazar nuestro modo de respirar.
La respiración es fundamental para que la vida sea sostenida y si rechazaramos el inhalar o el exhalar y quisiéramos permanecer en uno de esos momentos la vida no seria posible y el proceso quedaría incompleto.
Entonces, rechazar lo que parece ser una contraposición, frustración o desvío a nuestra expectativa o intención es volver mas difícil nuestra experiencia en el circulo del crecimiento, donde solo crecemos cuando completamos nuestro paso por cada opuesto complementario.
Una frase para considerar aquí: “lo no agradecido, es un beneficio perdido” y la afirmación sugerida: “Agradezco la riqueza de la totalidad, tomando la vida todo tal cual se me da”.
  • Elegir la decisión de accionar con responsabilidad ante las sincronías. La intención o poder creador tiene todo para actuar por si mismo y cuando cobra cuerpo en nuestra vida y llega a nosotros es indispensable que podamos reconocernos como merecedores de sus efectos viendo en cada sincronía (sea cual fuera) la máxima oportunidad para nuestra evolución multidimensional  Podemos ejercitar el propósito: “Asumo la responsabilidad de mi mayor bien-estar”.

lunes, 27 de junio de 2016

LAS RELACIONES COMO REFLEJO DE NUESTRO INTERIOR


A veces nos preguntamos: "¿Por qué ha aparecido esta persona en mi vida que me hace sentir tan mal?" o "¿Por qué estoy viviendo esta experiencia tan dolorosa?"

La respuesta es la siguiente:
Todas nuestras vidas anteriores, experiencias vividas, personas conocidas, recuerdos de alegrías y sufrimientos, dolores que no han sido sanados, etc... absolutamente todo lo que hemos experimentado, queda grabado en nuestra mente subconsciente.
La mente subconsciente es la memoria de todas nuestras experiencias; es el disco duro donde quedan registradas.

Cuando se presenta alguna situación o persona en tu vida que te hace sentir dolor, ese dolor no te lo causa la otra persona sino que ya está dentro de ti, en tu subconsciente. Y esa persona o situación en concreto, es una proyección de tu propia mente para ayudarte a sanar ese dolor que estaba enterrado dentro de ti.
Esa persona será un espejo tuyo en el cual se reflejarán esas emociones negativas que tienes que resolver.
Con la ayuda de esa persona, ese dolor que está en tu subconsciente, aflorará a la superficie y de esta manera podrás saber que está ahí... tomar consciencia de que tienes algo que hay que sanar.

Todas las personas son espejos que nos ayudan a reflejar aquellos aspectos de nosotros mismos que no hemos sanado.
Y estas personas son creadas por nosotros mismos; son proyecciones de nuestra mente, con la finalidad de que nos reflejen lo que hay que resolver de nuestro interior.

Por ejemplo, cuando hay un miembro de nuestra familia, con el que no nos llevamos bien. Esa persona nos hace sentir enojo, ira, rencor, incluso odio. 
En realidad, no es la persona que nos lo provoca, sino que la emoción negativa (enojo, ira, rencor, odio) ya estaba en nuestro subconsciente... Esa persona tan solo nos lo ha reflejado. Nos ha ayudado a ser conscientes de ese dolor. 
Por tanto, no podemos culpar a nadie, ya que nadie nos causa sufrimiento; ellos nos ayudan a que afloren los aspectos negativos que ya tenemos dentro y que debemos sanar. 
Hemos de estar agradecidos por esas personas que nos hacen sentir "mal", porque ese "mal" ya lo teníamos dentro.

Esto sucede mucho con las relaciones de pareja. Suele ser, en la gran mayoría de los casos, que las parejas son las personas que nos reflejan los dolores que tenemos en nuestro subconsciente.
Si no hay dolor, haga lo que haga tu pareja, no puede afectarte para nada.

Por eso Buda decía: "Todo lo que te molesta de otros seres es solo una proyección de lo que no has resuelto de ti mismo".

Cuando ACEPTAS que tienes ese dolor o emoción negativa, estás abriendo las puertas a la sanación. Porque aceptación implica sanación. 
Cuando reconocemos que podemos vernos en los demás, cada relación se convierte en una herramienta para la evolución de nuestra consciencia.

Camino al Despertar

¿Los seres más Inteligentes de la Tierra?






  • – Tiran sus deshechos a los ríos y los lagos… Y luego tratan de purificarlos nuevamente para tener agua cristalina como la que ya tenían.
    – Siembran para alimentar a sus hermanos menores (los animales)… Los cuales necesitan muchísimos kilos de vegetales, para luego comerlos, pero si todos comieran los frutos de su planeta, tendrían alimentos de sobra para todos.
    – Incendian sus bosques, los talan utilizando su madera y no plantan sus semillas para reponerlos… O los destruyen, cuando, si ellos desaparecieran, no tendrían mas oxígeno para respirar.
    – Envían a sus hijos fuertes y sanos al campo de batalla… para luego inventar aparatos ortopédicos para que puedan movilizarse.
    – Ensucian el aire que necesitan para respirar.
    – Usan fertilizantes que han prohibido ellos mismos (luego de constatar su peligroso veneno)… para sus plantas comestibles.
    – Denominan fumigar, a contaminar el aire… y producir la muerte de las aves que transportan las semillas de un lado a otro, y además, son quienes se alimentan de aquellos insectos que perjudican su siembra.
    – Usan conservantes químicos en sus alimentos que perjudican la salud… Con todo esto se enferman y luego crean medicamentos para curarse.
    – Utilizan la energía atómica, con la que inventan sofisticados aparatos para matarse entre ellos… que a la vez, les deja deshechos nucleares, los que entierran en lugares que se convierten en zonas cancerígenas y productoras de deformaciones en sus cuerpos físicos, cuando están en estado fetal.
    – Interfieren el recorrido de los ríos poniendo centrales costosas para generar electricidad… cuando el Sol sale en todo el planeta y da su energía sin costo y sin consecuencias.
    – Pierden 6.000 especies vegetales por día!…
    – Las naciones del Norte prueban bombas nucleares en el Polo Sur de su planeta… como si no fuera parte del lugar que habitan todos, haciendo como que ignoran que los iones negativos que quedan en el aire, son atraídos por el Polo Norte que es el Positivo!.
    – Destruyen con éstas explosiones, la capa de ozono que cubre el planeta dándoles protección!…
    – Inventan bacterias que minan la vida… con la excusa de guerras, para atacarse unos a otros, cuando todos son una sola humanidad; y lo que le pasa a cada uno afecta a todos.
    – Arrojan semillas al mar en un lado… y en otro los niños se mueren de hambre, porque no tienen con qué alimentarlos.
    – Les venden drogas a sus jóvenes… para luego tratar de curarlos.
    – Los educan desde niños con películas y dibujos llenos de violencia… y luego los marginan por violentos.
    – Escuchan vibraciones fuertes que sobrepasan los decibeles de tolerancia de sus órganos auditivos… las denominan música, y luego inventan audífonos para los sordos.
    – Se alimentan con desechos de cadáveres de animales, llenos de bacterias y grasas… y luego inventan aparatos y dietas, para quitarse los residuos adiposos y las enfermedades que en consecuencia, se produce en sus cuerpos físicos.
    – Cazan a los animales con los que deben compartir el hábitat de evolución… minando las especies, por el sólo hecho de poner la cabeza del cadáver de adorno en los containers en que viven.
    – Usan la energía del dinero para subordinarse los unos a otros… creyéndose importantes los que la acumulan, como si se la llevaran al retirarse del planeta.
    – Acumulan cosas materiales que no usan… haciendo incómodo y sucio el lugar en el que viven.
    – Utilizan la sangre del planeta, a la que denominan petróleo, para movilizar sus vehículos… los que a su vez y como consecuencia, contaminan el aire que respiran… cuando ya tienen los conocimientos para hacer vehículos que funcionan con agua, los cuales generarían oxígeno que a su vez, lo purificarían.
    – Ensucian los océanos… agreden la vida en cualquier forma que ésta se manifieste!…
    – Guardan los cadáveres de los que abandonaron sus cuerpos, en lugares que llaman cementerios… contaminando el planeta con las bacterias y enfermedades que hayan tenido, en vez de purificarlos con el fuego. Y estos lugares que aparentan hermosos jardines, son en sí, centros de angustias y depresión, para las ciudades en donde se hallan; con lo cual pareciera que homenajean y honran más a la muerte que a la Vida!…
    – Suponen que las líneas divisorias entre naciones, que no dejan de ser un invento para tener más orden… los hace diferentes los unos a los otros, y se pelean por la posesión de diferentes lugares del planeta, como si realmente alguien podría poseer algo. A algunos los denominan “terratenientes” y a otros “los sin tierra”, no ven que todos pertenecen a la misma evolución de ése planeta.
    – Invaden territorios que pertenecen a los animales diezmando especies sin consideración… Utilizan las pieles de los cadáveres de éstos, igual que en la Edad de Piedra, y quienes las usan se creen importantes y sobresalientes.
    – Crían animales con cuidados y atención… y a veces hasta les demuestran cariño, para luego alimentarse con los restos mortales de ellos.
    – En nombre de la Paz, inventan armas cada vez más sofisticadas!…
    – En nombre de la salud… inventan medicamentos para curar las enfermedades que también inventan.
    – En nombre del Amor… crean las imágenes de horror más espeluznantes y justifican el desamor.
    – En nombre de la Libertad… construyen sus propias cárceles de dolor y sufrimiento.
    – No respetan a los niños, ni entre ellos… se matan unos a otros, se roban unos a otros, se menosprecian unos a otros, como si todos no fueran parte de la misma Vida.
    – Hablan de Amor, de Paz, de Libertad, de Dios… pero no entienden nada!…
    –  “¿Quieres que siga con el informe, que implica a la mayoría?”
    –  No, déjalo allí!… ahora entiendo, porqué la palabra “terrible” deriva de la palabra “terrícola”… Aunque… Me dices que así es la mayoría y… ¿Acaso hay otros diferentes?…
    –  ¡Sí!… Son pocos en relación con la cantidad de la humanidad mundial, pero va creciendo su número y están en todas partes del planeta; observa desde aquí:
    ¿Ves esos puntitos de luz que se unen entre ellos, formando una red luminosa?
    – ¿Y cómo son?
    Piensan en términos de una sola Humanidad, de un sólo Mundo… Sienten que no se pertenecen a sí mismos sino a la humanidad… Desarrollan y extienden sus facultades intelectuales, paralelamente a sus cualidades del Corazón… Tienen Amor y Compasión por la Vida como un todo… Tratan de cambiar, buscando la manera recta de vivir, de sentir, de pensar, de discriminar… Dedican parte de su tiempo, su dinero y su energía para consagrarlos al bienestar de la humanidad… Tratan de disipar el odio, los celos, los resentimientos, a través de sus propias vidas y de sus pensamientos.
    Son Seres que comprendieron que el Cambio del Mundo estaba en su propio cambio… Que encontraron el camino de la meditación; escuchando el llamado de sus Maestros Interiores, y expanden su humildad a la Luz del Cosmos.
    Están agradecidos a la Vida como un todo… y pueden entender a las flores, a los árboles, a los pájaros, a los animales, a todos, en la belleza de su Amor. Son Faros de Luz para sus hogares, sus ciudades, sus naciones, sus continentes… y crean puentes entre los hombres, entre las naciones, pensando en el bien de la humanidad toda como lo que es: Una Unidad… un conjunto de vidas dentro de una Gran Vida.
    Son los que traerán la Nueva Era en la que no importa la edad del cuerpo, sino la actitud mental y la comprensión.
    Hacen gala de una gran Buena Voluntad y un gran Amor por todos.
    Son las antorchas que conducen a la humanidad de la oscuridad a la Luz… y expanden su horizonte hacia el Cosmos.
    – Bueno, entonces serán los que se conviertan en fuentes de Belleza, Amor y Alegría y podrán conectarse con el Centro del Corazón, transformando al planeta en una Estrella de Luz.
    Fragmento: “El Camino hacia tu Ángel Solar”.

    domingo, 26 de junio de 2016

    CARACTERÍSTICAS DE UN ALMA VIEJA

    evolucionconsciente.org
    Rosa Ruiz
    En este momento tan especial de la era Acuario hay muchas Almas viejas reencarnadas ya que es un momento en el que la información y la sabiduría están fluyendo. A veces quien menos te puedas imaginar es un Alma vieja que viene además de a seguir evolucionando a prestar servicio y a ayudar a despertar al resto. En este post te mostramos las características de un alma vieja, para que puedas reconocerla.
    Quizá tú mismo lo seas, el hecho de que estés leyendo este post podría deberse a ello. Si bien las características que enunciamos a continuación son ciertas, no es menos cierto que algunas de ellas aun viven en el Ego, los trajes que eligieron para esta encarnación aun no han sido soltados y por ello quizá estas señales sean menos evidentes.
    Pero en cuanto un alma vieja se pone en camino de coherencia rápidamente alcanza el nivel de evolución que trae consigo.
    El alma vieja es un concepto que se refiere a la quinta etapa de la reencarnación. Cuando se habla de este término se está refiriendo al Alma, de la parte espiritual del hombre y la etapa final del viajero terrenal en la que su energía vuelve al plano astral.
    Esto no quiere decir que se encuentre ante su última encarnación, se necesitan muchas, muchas vidas para culminar cada nivel, y aunque te encuentres en el último pueden quedarte aún muchísimas encarnaciones por efectuar.
    Una persona puede saber que se encuentra ante un alma vieja por estas características especiales. No te dejes engañar por el término “vieja”.  Se trata de el alma así que una persona joven, o un niño, puede tener un alma vieja, de hecho hay muchos niños en este momento con almas viejas.
    • Un alma vieja no tiene un deseo o un apego a las cosas materiales, el alma vieja sabe que estas cosas no tienen ningún valor para el plano cósmico.
    • El alma vieja ya no trata de enfocar su existencia terrenal alcanzando el éxito tal como lo busca un empresario en el mundo económico, el alma vieja no le interesa la fama por ello los artistas y cantantes son almas juveniles que andan en el mundo intentando sobresalir sobre los demás. El alma vieja prefiere hacer lo que le guste no importa si la sociedad no lo valora, para esta alma si es una satisfacción, está bien.
    • El alma vieja siempre ha tenido una madurez mayor que la edad cronológica.
    • Es el tipo de persona que los demás le cuentan sus problemas y su vida privada aunque acabe de conocerlo.
    • Un alma vieja disfruta con la soledad, esto le permite el pensar y el reflexionar sobre su vida y el largo camino recorrido, el final para ella está más cerca que para otros, podrá retornar a la unidad y reencontrarse con el mayor orden de las cosas.
    • Una característica muy relevante que se puede observar en el alma vieja es el gusto y deseo de transmitir los conocimientos que tienen acumulados en ese camino de las reencarnaciones, varios ejemplos en la historia muestran almas como las del Buda o Jesús quienes trasmitieron grandes conocimientos espirituales. Esto no quiere decir que cada maestro o gurú que enseñe un conocimiento sea un alma vieja, pero un mensaje cargado de profundidad espiritual y amor compartido es bastante seguro que proviene de este tipo de alma.
    • Un alma vieja para tomar una decisión evalúa cuidadosamente las opciones a considerar, tiene más perspectivas para analizar; lo que hace que se tome más tiempo en llegar a una conclusión y ponerla en práctica.
    • Un alma vieja se ve a si misma como que no pertenece al mundo terrenal, le parece denigrante tener que dedicarle tiempo a las necesidades humanas como lo son el comer; el hacer sus necesidades fisiológicas les molesta ya que les recuerda que son humanos; no desean dormir porque es perder un tiempo en el que se puede reflexionar.
    • Cuando ella se está relazando una tarea o trabajo no le importa el horario y le infunde un valor espiritual para ella o para los demás, si tiene habilidad para la pintura o la música estos estarán cargados de una energía espiritual para la relajación. La música es utilizada para viajar por los diferentes niveles que el alma va recorriendo en su evolución, las pinturas pueden trasmitir alguna virtud vinculada al plano astral o paisajes místicos.
    • Un alma vieja se identifica con una época pasada o se siente conectado con un período específico como la era medieval, disfruta de sus gustos por la música, la vestimenta y otros detalles que en realidad son recuerdos de vidas anteriores que lograron marcar de forma profunda al alma.
    Estas características del alma vieja permiten evaluar e identificar a este tipo de alma y se deben aprovechar sus conocimientos para que ayuden a continuar el camino hacia la luz, hay que comenzar a despertar a los jóvenes y niños de la comunidad que tienen un alma vieja, para que inicien su camino en este mundo terrenal a temprana edad, para que aprovechen desde temprano y puedan desarrollarse más que aquellas que fueron orientadas en la adultez.

    Ejercicio para alinearte con el propósito de tu alma...

    soyespiritual.com
    Hay un lugar físico donde reside el alma, esa parte de ti que te define en esta vida, ese lugar es la expresión de tu verdadera esencia a través de tu cuerpo. No tiene nada que ver con tu personalidad, el alma es tu verdadero yo, no se comunica contigo a través de la mente, lo hace a través del cuerpo. La sociedad actual occidental tiene puesta toda su energía en la mente, en el intelecto, es por eso que desconocemos la forma de alinearnos con nuestra alma y su propósito en esta vida o en este preciso momento de tu existencia. Te cuento donde reside tu alma en tu cuerpo y te propongo un ejercicio maravilloso para que te conectes con tu verdadera esencia. Seguro que tú verdadero yo se va a poner muy feliz y después de este ejercicio, dentro de unas horas, no más tarde de mañana te vas a sentir mucho más poderoso, valioso, digno de todo lo que deseas, fuerte y animado.
    Tu alma reside físicamente en el lugar donde está la glándula timo, entre el pecho y la garganta.
    La glándula timo es la encargada de hacer que tu sistema inmunológico funcione.Así que podemos asegurar que es tu alma la encargada de protegerte ante cualquier invasión, no sólo a nivel físico también a nivel emocional. ¿Te has fijado que cuando nos llevamos una sorpresa grata o justo lo contrario, cuando recibimos una noticia dolorosa solemos llevarnos las manos al pecho, justo a la altura de la glándula timo? ¿Sabes por qué? Porque las manos son las grandes canalizadoras de energía y tocando la glándula timo tanto en momentos de mucha emoción, como en momentos de gran tristeza, regulamos y equilibramos dicha glándula, y por lo tanto, regulamos y equilibramos el sistema inmunológico y por ende, nuestra alma, para que el impacto de la emoción sea lo más suave posible.
    Pero además, el alma sirve para alinearte con tu propósito en esta vida, por eso te propongo el siguiente ejercicio:
    image
    **Pon las manos en la misma posición que esta imagen, lo puedes hacer de pie o acostado, y las manos las puedes poner como en la imagen o apoyadas sobre las palmas, como más cómodo te sientas, cierra los ojos y visualiza tu alma físicamente, tu alma mide entre 2,5 y 5 centímetros, y puede dilatarse hasta 4,5 metros durante la meditación, tu alma es como una estrella, un foco de luz que se proyecta en todas las direcciones a la vez, dentro de esta maravillosa estrella de luz se encuentra el mayor anhelo de tu Ser, todo lo que anhelas hacer, experimentar y tener.
    Como ves en la imagen, una mano se posa sobre la sede de tu alma y la otra más abajo, sobre la sede de tu poder personal, que no es otro que el chakra sacro, ahí reside tu poder, tu Sol, físicamente es como una bola de goma, y hueca, en este lugar reside un tono, una vibración, una nota, que es tuya y sólo tuya, todos tenemos nuestra propia y única vibración individual y personal, esta nota se comunica directamente con la vibración y con el tono de la Tierra, se conecta instantáneamente con toda la energía y la propia nota de la Tierra,materializando rápidamente lo que deseas aquí en la Tierra.
    “Recuerda que vives en un Universo de vibración, de música y de matemáticas. Todo se crea a través de las notas, las vibraciones, los números y la geometría”**
    ***Ahora visualiza tu sede del alma, tu estrella.
    Visualízala, siéntela y deja libre la mente para dar espacio a cualquier emoción que quiera presentarse. Tu alma puede llorar de emoción por tenerte con ella o puede hacerte sentir una inmensa alegría, o puede hacerte sentir cualquier otra emoción, sé libre, siéntete libre, no premedites nada, no proyectes ninguna expectativa, simplemente visualiza tu estrella, tu alma y verás cómo cada vez brilla con más intensidad, puede que la veas más grande o que la veas moverse de manera distinta según avanza la meditación, envíale amor, ternura y gratitud. Haz este ejercicio cuantas veces desees durante el tiempo que quieras.
    ¡Feliz conexión con tu alma! ***
    Un almabrazo,
    Ruth Carrillo
    http://www.reconciliacioncuantica.com/
      “Isis   Alada”

    sábado, 25 de junio de 2016

    ¿de dónde vienen los pensamientos?

    ¿Sufres o sanas?, ¿cual es tú naturaleza?




    El hombre ha creído durante milenios que su naturaleza era sufrir, creyó que nuestro paso por este mundo estaba basado en el dolor, el sufrimiento, la escasez y la privación de todo aquello que le podía dar satisfacción o alegría. Creyó que había venido a esta dimensión a padecer y a expiar sus pecados o errores. La verdad nada más lejos de la realidad…, nuestro trabajo, nuestra misión o servicio está basado en llegar a comprender que… venimos a aprender desde los niveles más bajos de la creación, a través de la experiencia y la elección de vivir aquello que decidimos y elegimos.
    El ser humano se ha autoimpuesto sus propias barreras…, sus propios aprendizajes para crecer, para crear desde la ignorancia de no saber quien Es realmente…, él debe investigar y explorarse a sí mismo para descubrir su naturaleza, su verdadera identidad…
    Eligió un mundo sostenido por la diversidad, la variedad y destinado al estudio y su integración, pero debe hacerlo desde su interior y no buscando las claves de sus vivencias desde el exterior… El hombre no vino a este planeta a analizar, sintetizar y explorar el exterior, sino su relación con él y cómo lo resuelve y actúa desde dentro de él…
    Cuando el individuo aprende a reconocerse, a verse, a observarse a sí mismo sin juicio, sin culpa, miedo o control a aquello que se escapa a su comprensión o entendimiento, entonces comienza a sanar sus heridas físicas, emocionales, energéticas y de cualquier índole.
    El hombre es Poderoso…, es grande pero se perdió en la ignorancia de no saberse encontrar, o reconocer… más allá de la materia y de las formas de pensamientos. Negamos nuestras propias creaciones, nuestras elecciones, erradas o acertadas, eso no importa.
    El ser humano enfermo…, perdió su vitalidad, su fuerza, su voluntad al olvidarse de quién era…, qué era y de dónde venía… Se centró en las creaciones menos activas y menos positivas, en las deficiencias y la falta… creando desequilibrios energéticos que acarrearon desarreglos energéticos y como consecuencias enfermedades de todo tipo: física, psicológica, emocional y material.
    enfermedad
    La enfermedad no es más que la ausencia de armonía, de equilibrio, la falta de calma, de paz interior, es la ignorancia y el olvido de no saber-te quién eres, y de donde vienes, Es la enfermedad del no Ser…
    Para sanar primero de todo debemos de empezar a querer conocernos realmente a nosotros mismos, y a amarnos con nuestras virtudes o defectos, pero desde la aceptación de todas nuestras conductas y vivencias sean cuales sean, eso no tiene ningún poder.
    Busquemos nuestra verdad, nuestra identidad, nuestros límites, nuestras reacciones, acciones, nuestros códigos internos y su origen sin miedo o aprensión, para reconocerlos y sanarlos…
    Para sanar tenemos que buscar más en las motivaciones o el origen de nuestros conflictos, de nuestras luchas internas, de nuestras necesidades, carencias o creencias que asumimos ser y que no son nuestra verdad natural…, pero no para justificarnos, no para criticarnos o tener un concepto distorsionado de lo que somos, sino para conocer aquello con lo que nos identificamos y que nos afecta, controla o limita nuestras experiencias, capacidades o conductas y realidades.
    Para sanarnos debemos conocernos profundamente…, sin miedo, juicio, vergüenza… o culpa.
    El ser humano eligió crecer desde la ignorancia, eligió aprender a re descubrirse, a crecer a través de la experiencia y de la práctica interior, pero no exterior, sólo que no lo recordamos aún.
    El mundo no está fuera de nosotros, el mundo no es fuera de nosotros, nosotros no somos desde fuera, nosotros Somos el Mundo… y somos desde dentro…
    Creímos que teníamos que adaptarnos al exterior, que teníamos que asumir roles y papeles, aunque no nos identificásemos con ellos. Nada más lejos de la realidad, el ser humano es Creador por naturaleza…, es decir, crea lo que proyecta desde su interior, por ello si nos centramos en aquello que no somos o que no tenemos, es lo que creamos…
    Cuándo te conoces, llegas a la conclusión que tu vida es el resultado de tu mente y tu mundo interior, que nada de lo que te rodea es ajeno a ti, que de alguna manera la atrajiste hacia ti, quizás de manera inconsciente.
    Los Átomos
    El hombre es pura energía… y como tal la energía es maleable…, es decir actúa según las corrientes que recibe, no puede existir nada en nuestras vidas que no hayamos dado pie nosotros de alguna manera.
    Para sanar debes realizar una observación profunda de tu interior, es decir descubrir donde no existe coherencia y equilibrio en tu vida y mundo. Es necesario que revises tus emociones más profundas, que identifiques donde hay una fractura de tu ser, de tu esencia y de tu vida.
    ¿Donde hay conflictos en tu vida?
    ¿ Oyes a tu corazón o te dejas llevar por la mente y los juicios ?
    ¿Que haces con esas luchas internas?
    Sea cuál sea el área o áreas enfermas de tu vida, hay un descuido, una desatención, un olvido, un conflicto interior…, no escuchas a tu corazón y allí donde no eres coherente contigo mismo, no actúas de acuerdo con tu esencia, con tu naturaleza, con lo que realmente sientes. Por tanto, piensas, sientes y actúas en total desacuerdo contigo mismo…, aquí está la enfermedad…, el desequilibrio y la fisura energética y sistemática.
    Hay enfermedades que pueden tener un origen genético, la verdad es que nuestro ADN es sabio y guarda información, registros de todas las vivencias y experiencias vividas, que son transmitidas durante generaciones. El origen es el mismo, es decir, una fractura energética no subsanada, olvidada e ignorada, un dolor que no se escuchó, una herida profunda a la que no se le dio la debida atención y no se Sanó…
    Si queremos sanar sea lo que sea, intentemos y busquemos el origen, la causa que lo provocó, aquello que escondimos, que ocultamos y que nos hizo daño, nos dolió profundamente y guardamos en nuestros registros, no lo sanamos, provocando una fractura, una fisura en nuestro cuerpo energético y después el cuerpo físico.
    ciencia3
    Cuando empiezas a sanar en primer lugar aparece todo aquel dolor reprimido y escondido, las heridas y huellas grabadas en nuestro subconsciente e inconsciente, debemos reconocerlo para liberarlo, debemos mirar con suavidad, para aprender y sanar.
    La enfermedad tiene un origen energético, antes que físico.A partir de aquí empezamos a sentirnos un poco más libres, la carga empieza a sentirse más light, comenzamos a entender el porqué de nuestras acciones, reacciones, sufrimientos y dolores, esta es la puerta para la sanación, para la libertad, nuestra libertad y la libertad de lo que somos…
    Podemos mejorar cualquier enfermedad con la medicina tradicional, pero si no sanamos la raíz, la causa, el origen que la ocasionó volverá a aparecer, no importa cuanto tarde o incluso si no es a nosotros, sino a nuestra descendencia.
    Por tanto si sufres no estás sano…, todos tenemos dificultades, eslabones perdidos que debemos encontrar, pero desde el descubrimiento profundo de que somos los Creadores de nuestra realidad…, pero también los Sanadores de nuestro mundo y vida…

    viernes, 24 de junio de 2016

    LA ACEPTACIÓN Y LA RENDICIÓN SON GRANDES ALIADAS

    evolucionconsciente.org
    Rosa Ruiz
    Estamos más que acostumbrados a escuchar y decirnos a nosotros mismos ¡no te rindas!, pero aunque sin duda en ocasiones es una actitud que nos empodera en otras nos debilita. En este post te traemos un extracto de Eckart Tolle en el que le damos una nueva dimensión a esta palabra, en el que descubrirás que la aceptación y la rendición son grandes aliadas del flujo de la vida.
    ¿Cómo te sientes cuando no quieres estar donde estás: en el atasco, en tu puesto de trabajo, en la sala de espera del aeropuerto con la gente que te acompaña?
    En esas situaciones, el «no quiero estar aquí», además de inútil, es disfuncional. Te hace infeliz y hace infelices a los demás.
    ¿Realmente necesitas etiquetar mentalmente cada percepción sensorial y cada experiencia? ¿Necesitas tener esa relación reactiva de gusto o de disgusto ante la vida, que te lleva a estar continuamente en conflicto con personas y situaciones?
    ¿O se trata únicamente de un hábito mental profundamente arraigado que puedes romper? Sin hacer nada en particular; simplemente, dejando que este momento sea como es.
    El «no» habitual y reactivo fortalece el ego. El «sí» lo debilita. Tu identidad en la forma, el ego, no puede sobrevivir a la rendición.
    Tu aceptación de lo que es te lleva a un nivel más profundo, donde tanto tu estado interno como tu sentido del yo no dependen ya de que la mente los juzgue «buenos» o «malos».
    Cuando dices «sí» a la vida tal como es, cuando aceptas este momento como es, puedes sentir dentro de ti un espacio profundamente pacífico.
    Superficialmente puedes seguir sintiéndote feliz cuando hace sol y menos feliz cuando llueve; puedes sentirte feliz si ganas un millón de euros e infeliz si pierdes todas tus posesiones. Sin embargo, la felicidad y la infelicidad ya no calan tan hondo. Son olas en la superficie de tu Ser.
    La paz de fondo que hay dentro de ti permanece inmutable en cualesquiera que sean las condiciones externas.
    El «sí a lo que es» revela una dimensión de profundidad en ti que no depende ni de las condiciones externas ni de la condición interna de los pensamientos y emociones en constante fluctuación.
    La rendición se vuelve mucho más fácil cuando te das cuenta de la naturaleza efímera de todas las experiencias, y de que el mundo no puede darte nada de valor duradero.
    Entonces sigues conociendo gente, sigues teniendo experiencias y participando en actividades, pero sin los deseos y miedos del ego. Es decir, ya no exiges que una situación, persona, lugar o suceso te satisfaga o te haga feliz. Dejas ser a su naturaleza pasajera e imperfecta.
    Y el milagro es que, cuando dejas de exigirle lo imposible, cada situación, persona, lugar o suceso se vuelve no sólo satisfactorio, sino también más armonioso, más pacífico.
    Cuando aceptas este momento completamente, cuando ya no discutes con lo que es, el pensamiento compulsivo mengua y es remplazado por una quietud alerta.
    Eres plenamente consciente, y sin embargo la mente no pone ninguna etiqueta a este momento. Este estado de no-resistencia interna te abre a la conciencia incondicionada, que es infinitamente mayor que la mente humana.
    Entonces esta vasta inteligencia puede expresarse a través de ti y ayudarte, tanto desde dentro como desde fuera. Por eso, cuando abandonas la resistencia interna, a menudo descubres que las circunstancias cambian para mejor.
    ¿Estoy diciendo: «Disfruta este momento. Sé feliz»? No. Permite que se exprese este momento tal como es. Eso es suficiente.
    Rendirse es rendirse a este momento, no a una historia a través de la cual interpretas este momento y después tratas de resignarte a él.
    Por ejemplo, puede que estés tullido y que ya no puedas caminar. Tu estado es lo que es.
    Tal vez tu mente esté creando una historia que diga:
    «A esto se ha reducido mi vida. He acabado en una silla de ruedas. La vida me ha tratado con dureza, injustamente. No me merezco esto.»
    ¿Puedes aceptar que este momento es como es y no confundirlo con la historia que la mente ha creado a su alrededor?
    La rendición llega cuando dejas de preguntar; « ¿Por qué me está pasando esto a mí?» Incluso en las situaciones aparentemente más inaceptables y dolorosas se esconde un bien mayor, y cada desastre lleva en su seno la semilla de la gracia.
    A lo largo de la historia, siempre ha habido mujeres y hombres que, cuando tuvieron que hacer frente a grandes pérdidas, enfermedades, prisión o muerte inminente, aceptaron lo aparentemente inaceptable, y así hallaron «la paz que supera toda comprensión».
    La aceptación de lo inaceptable es la mayor fuente de gracia en este mundo.
    Hay situaciones en las que todas las respuestas y explicaciones fracasan. La vida deja de tener sentido. O alguien que está pasando un apuro viene a pedirte ayuda, y tú no sabes qué decir ni qué hacer.
    Cuando aceptas plenamente que no sabes, renuncias a esforzarte por encontrar respuestas con la mente pensante y limitada, y es entonces cuando una inteligencia mayor puede operar a través de ti. En ese instante, hasta el pensamiento puede beneficiarse, porque la inteligencia mayor puede fluir a él e inspirarlo.
    A veces, rendición significa renunciar a tratar de comprender y sentirse cómodo en el desconocimiento. ¿Conoces a ese tipo de persona cuya principal función en la vida parece ser la de ser desgraciada y hacer desgraciados a los demás, la de extender la infelicidad?
    Perdónales, porque ellos también forman parte del despertar de la humanidad.
    Representan una intensificación de la pesadilla de la conciencia egótica, del estado de no-rendición. En su función no hay nada personal. Ellos no son eso. Uno podría decir que rendirse es la transición interna de la resistencia a la aceptación, del «no» al «sí».
    Cuando te rindes, tu sentido del yo pasa de estar identificado con una reacción o juicio mental a ser el espacio que rodea a la reacción o al juicio. Es pasar de identificarte con la forma —el pensamiento o emoción— a ser y reconocerte como aquello que no tiene forma, la conciencia espaciosa.
    Lo que aceptes completamente te hará sentirte en paz, incluyendo la aceptación de que no puedes aceptar, de que te estás resistiendo. Deja la Vida en paz. Déjala ser.
    Eckhart Tolle

    La vida no nos deja otra opción que convertirnos en héroes

    rincondeltibet.com

    Sara Tibet
    Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos. Mahatma Gandhi
    Evidentemente nacemos rodeados e invadidos por la inocencia, requerimos de nuestros padres para lograr nuestros primeros pasos, para resguardarnos, protegernos y comenzar a crecer y luego comenzamos a recorrer el camino que hayamos escogido, pasamos por la niñez, la adolescencia y luchamos para convertirnos en adultos.
    Sea cual sea la manera que hayamos escogido para vivir nuestra vida, en muchas oportunidades no nos damos cuenta que somos héroes de la vida, que iniciamos una búsqueda en el preciso instante en el que nacemos y ésta se hace nuestra compañera a lo largo de nuestra vida, nos llenamos de voluntad, de paciencia, de valentía, de amor hacia los demás y así vamos labrando cada piedra en nuestro camino.
    luchadores
    Un héroe es cualquier persona que trata de hacer del mundo un lugar mejor para vivir. Maya Angelou
    Nos topamos con gente en ese recorrido, amamos, nos dejamos amar, sufrimos, nos entregamos a la alegría, aprendemos a confiar en nosotros mismos y en los demás, caemos y nos levantamos una y mil veces, superamos los obstáculos, los peores dolores y las peores tristezas y somos capaces de cargar con cualquier emoción y sensación que llegue a nuestra existencia..esto no es ser un héroe?
    conciencia
    Por estas y mil razones más debes sentirte orgulloso de quién eres y de lo que has hecho en la vida, de las oportunidades que has tomado y de las que has dejado, han sido tus decisiones, tus vivencias y el uso de tu libre albedrío, has sido un héroe en cada etapa y así debes sentirte, orgulloso por los logros que has alcanzado y por lo que has dejado atrás.
    Los verdaderos héroes no son los escritores, celebridades, actrices o la gente famosa. Los verdaderos héroes son las madres, padres y las personas que son buenas y decentes. Sherry Argov
    Cada experiencia que has hecho conciencia hoy es parte de ti, eres dueño de cada uno de los actos y de las acciones que has trascendido en tu vida, eres dueño de tu vida y por ende héroe en esta existencia y así has significado en la vida de los demás, importante, trascendental o desapercibido, pero has estado allí a cada instante y a cada momento, cuando te han necesitado y cuando no.
    vencedores
    Los héroes luchan, ganan batallas, libran contiendas, ayudan, se solidarizan, caen y siguen adelante, cada uno de nosotros es un pequeño héroe de este mundo, es un pequeño héroe de esta vida, somos los héroes más importantes para alguien más y especialmente nuestros propios héroes, capaces de sorprendernos cada día con nuestras propias actitudes.