Muy recomendada.

sábado, 30 de abril de 2016

19 CONSEJOS DEL DALAI LAMA


19 CONSEJOS DEL DALAI LAMA QUE TÚ TAMBIÉN PUEDES DESARROLLAR
  1. Ten en cuenta que el gran amor y los grandes logros requieren grandes riesgos. O como decimos en Occidente, quien no arriesga no gana…
  2. Cuando pierdes, no pierdes la lección. Los humanos aprendemos por ensayo y error, Edison tardó 2000 intentos en conseguir que su invento de la bombilla funcionase. Tuvo 1999 lecciones de cómo no debía fabricarla.
  3. Sigue las tres R: Respeto a ti mismo, Respeto para los otros y Responsabilidad sobre todas tus acciones.Este que tan obvio nos parece en realidad requiere de una gran conciencia y atención sobre nuestras acciones y nuestras relaciones.
  4. Recuerda que no conseguir lo que quieres, a veces significa un maravilloso golpe de suerte. Muchas veces nos empeñamos en desear cosas sin ser conscientes de todo lo que implicaría conseguir nuestros deseos…. con lo que no obtenerlos en ocasiones es una gran fortuna.
  5. Aprende las reglas, así sabrás como romperlas apropiadamente. Debemos conocer que hay detrás de las normas, de dónde vienen, a qué se deben, a quién benefician…. sólo así haremos un uso equilibrado y justo de nuestro libre albedrío.
  6. No permitas que una pequeña disputa destroce una Gran Amistad. La amistad está muy por encima de opiniones dispares, y la tozudez, el no querer dar nuestro brazo a torcer puede llevarnos a perder a buenos amigos.
  7. Cuando creas que has cometido un error, haz algo inmediatamente para corregirlo. Cometer errores es algo tremendamente humano, culparse no sirve de nada, sólo debemos intentar corregirlos.
  8. Ocupa algo de tiempo cada día en estar solo. Disfrutar de uno mismo es darse un valor, es reconocer que nuestra compañía es algo preciado, si no queremos pasar un tiempo con nosotros, ¿por qué deberían querer los demás?
  9. Abre tus brazos al cambio, pero no te olvides de tus valores. Tú eres tu hogar, tu templo, está muy bien hacer reformas, enriquecerlo, pero los valores son tus vigas maestras, sin ellos te desintegras…
  10. Recuerda que a veces el silencio es la mejor respuesta. ” Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio no lo vayas a decir…”
  11. Vive una buena y honorable vida, así cuando seas mayor y mires atrás podrás disfrutarla por segunda vez. Así cuando estés a punto de partir lo harás liviano, satisfecho, feliz…
  12. Una atmósfera amorosa en tu casa es el cimiento para tu vida. El Amor siempre debe formar parte de ti, y tu hogar es una prolongación de ti mismo a la par que tu refugio, haz de él un lugar donde siempre quieras volver.
  13. En discusiones con alguien querido ocúpate solo de la situación actual, no saques a relucir el pasado. Ni desvíes la conversación hacia la identidad del otro, céntrate en el comportamiento, enfocate en resolver, no en dañar.
  14. Comparte tu conocimiento, es una manera de conseguir la inmortalidad. Y una manera de devolver a la humanidad los conocimientos que a ti se te han sido entregados, esta vez con tu impronta personal.
  15. Se considerado con la Tierra. La madre Tierra tan generosa, que entrega y entrega, que nos permite la vida…. juzgamos a aquel que quita la vida de otro semejante, incluso estamos adquiriendo conciencia y condenamos el maltrato animal pero que a menudo olvidamos proteger y bendecir a la que hace posible que todos podamos coexistir.
  16. Una vez al año ve a algún lugar en el que nunca hayas estado antes. Descubrir otras culturas, otras formas de vivir, engrandece nuestra visión, nuestra comprensión, nos libera de prejuicios, nos enseña de la hospitalidad… Y mientras tanto visita cada semana un nuevo lugar, aunque sea dentro de tu misma ciudad, un bar que no habías visitado, una biblioteca nueva, una exposición diferente… acostúmbrate a introducir la diferencia en tu vida
  17. Recuerda que la mejor relación es aquella en la que el amor por cada uno excede la necesidad por el otro. El amor no es necesidad, es una fuerza expansiva y no restrictiva, es la entrega y no la espera de recibir… la mejor relación se basa en compartir voluntariamente.
  18. Juzga tu éxito según lo que has sacrificado para conseguirlo.
  19. Acércate al amor con osada entrega. Es la valentía del dar, del no esperar, de SER y de fluir…
FUENTE http://evolucionconsciente.org

NUESTRA PRIORIDAD PARA EVOLUCIONAR



Rosa Ruiz
CUÁL DEBERÍA SER  NUESTRA PRIORIDAD PARA EVOLUCIONAR:
Muchas personas que quieren emprender el sendero de la evolucion, no saben por dónde empezar:
– desarrollar el amor, la compasión, la comprensión,
– aprender a controlar sus pensamientos y emociones,
– hacer meditación para elevar la conciencia,
– purifica el cuerpo físico y sus envolturas sutiles,
– comenzar a activar los chakras y la kundalini,
– etc.
Todas estas cosas son importantes y se recomienda desarrollarlas gradualmente al mismo tiempo, pero paradójicamente, lo más importante para ser capaz de ir hacia la divinidad, a lo que se le debe dar prioridad, les va parecer algo poco espiritual y sin embargo les aseguro que es esencial:
DEBEN DESARROLLAR SU INDIVIDUALIDAD
Mientras se encuentren en cierta medida, condicionados por los demás, van a estar condicionados por la evolución de la nación en la que viven. De la forma como la gente piensa, ustedes van a pensar de la misma manera. Lo que ellos creen, usted también lo van a creer.
Ahora bien, volverse un discípulo significa acelerar su desarrollo. Hay dos formas de evolucionar: la lenta y la rápida.
La vía lenta que es la que lleva la mayoría de la gente, en donde a pesar de su pasividad, a fuerza de reencarnar, a fuerza de verse confrontadas a las fuerzas cósmicas, terminan evolucionando, diría a pesar de ellas mismas, como una piedra áspera que a fuerza de ser tallada por la corriente termina por ser pulida con el tiempo, pero solo después de muchísimos años y un gran número de reencarnaciones.
En cambio, la vía rápida es donde la persona se hace cargo de ella misma y empieza a trabajar para su desarrollo, logrando el mismo resultado, pero en un número relativamente reducido de reencarnaciones. Su recompensa por su esfuerzo es que podrá acceder al nirvana antes de previsto y vivir el resto del ciclo cósmico en un estado de felicidad indescriptible.
Sin embargo, la persona no puede tomar esta vía rápida, mientras no se haya liberado de la psique de la masa. No es fácil aprender a ser una persona individualizada.
No se limiten. Todo es posible en cualquier momento si hacen la toma de consciencia necesaria.
Enséñenles a las personas que los rodean y particularmente a los niños a adquirir la individualidad. Si quieren realmente que el mundo cambie, se requiere que las personas piensen por sí mismas.
Cuando la gente se individualice, las dictaduras ya no podrán existir. Cada vez que un horror ocurre y nadie se mueve es el efecto de masa. Así es que, sin importar que quieran evolucionar más rápido o no, libérense de la masa.
Se los ruego, la individualidad en primer lugar, lo que no quiere decir que os animo a ser egoístas o extravagantes, en volverse revolucionarios o marginales.
¡No! La individualización es una liberación, una independencia A NIVEL DEL ESPÍRITU para adquirir cada vez mayor discernimiento y por lo tanto despertar cada vez más la conciencia.
Es por eso que decimos que este mundo es ilusorio, porque los hombres están continuamente guiados por múltiples efectos hipnóticos, por múltiples sueños: la moda, la moral, la religión, la costumbre, el automatismo. ¡Basta! ¡Sean conscientes! ¡Despierten!
Escojan la camisa que realmente les guste, que realmente les sea útil. Igual con los zapatos, el auto, las ideas que realmente les gusta, la política que verdaderamente les conviene, porque en política es absolutamente decepcionante y descorazonador ver lo que motiva el comportamiento de la gente.
Los pobres humanos están continuamente siendo manipulados, que sea a través del marketing, a través de las instituciones, o a través de los medios de comunicación. Deben liberarse de esa manipulación sin por ello volverse revolucionarios.
Es una revolución que tiene que suceder en el interior, dentro de ustedes. Mientras más tomen consciencia de esas manipulaciones, más podrán decir “Voy a discernir” y el mundo cambiará también, porque el mundo es siempre la proyección de vuestra propia psique.
¿Cómo adquirir el discernimiento?
Para poder decir de manera objetiva “Me gusta esto”, primero tienen que saber qué es lo que verdaderamente les gusta, o sea tener cierto conocimiento. Por lo tanto, instrúyanse acerca de todo, acerca de la moralidad, de la ciencia, de la religión, del esoterismo, para que cualquiera que sea el tema, tengan una referencia que les permita ejercer su individualidad, pesando lo que les están diciendo.
Si no tienen suficiente conocimiento sobre el tema para opinar con sabiduría, sean honestos con ustedes mismos y díganse “primero me instruyo y luego tomaré posición”. Tómense todo el tiempo que necesiten, porque si actúan de esta manera, en realidad no perderán tiempo. ¡Al contrario! Ya que la vida siendo iniciática, si dan una opinión preconcebida, en la siguiente reencarnación volverán al mismo punto de inflexión y así hasta que lo superen.
Entonces, en primer lugar instrúyanse para que tengan una base propia, un conocimiento propio que les permita discernir.
En segundo lugar, tengan el reflejo de siempre reflexionar antes de aceptar como cierto lo que escuchan. No acepten las opiniones y comentarios de los demás solo porque ellos lo dicen. Por ejemplo, están con sus amigos y ellos empiezan a hablar de alguien que no conocen, dicen: “él es así y así, no me cae bien por su forma de vestirse, etc.” Conocen ese tipo de conversación.
La persona que por confiar en sus amigos, acepta esta descripción comete un error. Aunque sus amigos sean muy lucidos y tengan razón de hablar así de ese individuo, no debe aceptar esa opinión hasta haber encontrado al individuo y poder verificar su veracidad.
Traten de desarrollar esa individualidad en todos los aspectos que les ofrece la vida y habrán cumplido un enorme salto evolutivo en esta reencarnación.
Fuente: Esotérica
TOMADO DE evolucionconsciente.org

viernes, 29 de abril de 2016

ALGUNAS IDEAS PARA LLEVAR LA PAZ A SU VIDA PERMANENTEMENTE



angelescastell
• Recuerde, tiene que ofrecer paz para tenerla. Tiene que ofrecer paz para conocerla. Intente ofrecer paz en tantos ámbitos como le resulte posible.
Pensar en uno mismo como una persona de paz es el primer paso, pero sólo el primero. El pensamiento debe traducirse en acción. Esfuércese para refrenar su tendencia a provocar enfrentamientos y trastornos en las vidas de otros.
Detenerse y preguntarse si quien está a punto de actuar es su ego, que adora la agitación, o su yo espiritual, que adora la paz, le ayudará a enviar al exterior la respuesta adecuada aun en las situaciones en las que se sienta impaciente o incomprendido.
En esas situaciones, será capaz de decirle sencillamente, por ejemplo, a un dependiente agresivo: «Hoy tiene usted un día malo, ¿verdad?», en lugar de «he estado esperando durante quince minutos y la verdad es que me siento muy mal tratado». Ofrezca paz al exterior por el sistema de contenerse y consultar luego a su amorosa esencia divina.
• Recuerde que su pasado le ha enseñado los mensajes incorrectos si éstos no le aportan paz y felicidad. No tenga miedo de abandonar esas creencias si no le proporcionan una sensación de paz.
Por ejemplo, si le han enseñado a ganar las discusiones y debates a toda costa pero ese comportamiento no le ha procurado una verdadera sensación de paz, pruebe a abandonar esa postura y alentar a los demás a experimentar júbilo. Mire si su júbilo le proporciona una sensación más plena de paz que salir triunfante de la discusión.
• Expulse las emociones de miedo y culpabilidad y reemplácelas por amor, perdón y bondad. Gozará de paz cuando abandone esas respuestas emocionales. Si se siente culpable por su conducta anterior, recuerde que de ese modo está invitando a la agitación a su interior.
Deshágase de la culpabilidad perdonándose a sí mismo y haciéndose la promesa de evitar ese tipo de conducta en el futuro. No necesita sentirse culpable, a menos que quiera que su ego continúe dominando su vida.
Por ejemplo, haga una lista de todo lo que le impide amarse a sí mismo. La lista podría incluir tener sobrepeso, ser celoso, nervioso, adicto a algo, incompetente o desorganizado. Luego, con independencia del esfuerzo que requiera, afirme que se ama a pesar de estar gordo, ser adicto, etc.
Esto le ayudará a sentirse en paz con la decisión que ha tomado, y a darse cuenta de que no es ese cuerpo ni esos deseos. Usted es el ser invisible que decide. A medida que se sienta más en paz con el que decide, el espíritu del amor comenzará a reemplazar las elecciones perjudiciales para alcanzar la paz.
Examine todo lo que le ofende y mire si puede conseguir que su ego haga mutis por el foro. Si el hambre y la inanición del mundo le sacan de sus casillas, intente cambiar a una nueva conciencia.
De algún modo que yo no comprendo, estas cosas ocurren según un orden divino, y también mi deseo de cambiarlo existe según un orden divino. Despójese de lo negativo y varíe su rumbo.
Cuando uno se siente molesto o indignado, en realidad está pensando: «Esto es horrible, no debería estar sucediendo. ¿Cómo puede Dios permitirlo?». Líbrese de su ego, y luego actúe según eso que defiende. No hay necesidad de cobijar sentimientos de violencia.
De modo similar, si el comportamiento de alguien le resulta ofensivo, es porque está interpretando esa conducta desde su egocentrismo, el cual sostiene que esa persona no debería actuar como lo hace. Es usted quien escoge sentirse ofendido, herido o enfadado por su comportamiento.
Pero esa persona está actuando según es. El que se sienta ofendido es obra de su ego, que quiere mantenerle en la ansiedad. Si no se lo toma como algo personal, y si juzga el comportamiento por lo que es, podrá erradicar los males del mundo sin que el ego le ponga impedimentos por el sistema de encresparle.
• Tenga presente que los agravios acarrean agitación, mientras que la comunicación trae paz. Si quiere paz en su vida, olvídese de los agravios. La manera de desestimar estos agravios es abandonar el egocentrismo y practicar el perdón, no la venganza. Al abandonar el egocentrismo, le sobrevendrá una sensación de paz. Si está enfadado con alguien, por muy difícil que pueda resultarle, esfuércese por comunicarle sus sentimientos al respecto.
Su resistencia a comunicarse es una consecuencia de la estrategia de su ego. Si permite que se encone, mantendrá viva la agitación y nunca le embriagará el éxtasis que la paz aporta. Cuando se resista a comunicarse con alguien, recuerde que ello es obra de su ego, y que usted está decidido a tener paz. Unos minutos de conversación e incluso de perdón, alejarán la agitación y debilitarán la influencia de su ego.
Su indignación o angustia por ser tratado de manera injusta es precisamente lo que su ego pretende, puesto que eso le mantendrá apartado de la búsqueda espiritual y en las garras de su ego.
• Tenga esta pequeña frase a mano: «El enjuiciamiento y la paz son antitéticos». El libro A Course in Miracles nos dice: «La tensión del enjuiciamiento constante resulta prácticamente intolerable. Es curioso que una práctica tan dañina sea tan seguida».
Usted tiene que realizar un esfuerzo para mirar a los demás sin condenarlos. Cada enjuiciamiento le aparta de su meta de paz. A su ego le encanta que usted juzgue, dado que con esos juicios usted permanece en un continuo estado de angustia y remordimiento. Tenga presente que nadie queda definido por sus juicios, sino que se define a sí mismo como alguien que necesita juzgar.
El juzgar a los demás de modo condenatorio le niega la posibilidad de que experimente amor. Si puede permanecer neutral, en lugar de condenar, llegará al júbilo sobre el que estoy escribiendo. No tiene que fingir que le encanta algo que aborrece. Limítese a permanecer neutral y dejar que sus juicios se desvanezcan.
La paz no se halla en tener razón o sentirse herido o enojado. Por supuesto, esfuércese para corregir aquello que percibe como negativo, pero hágalo sabiendo que cualquier sentimiento de enojo le impide co-nocer a Dios.
La paz llegará cuando usted sea un reformador, no un juez.
• Hágase el regalo de un retiro en silencio cada día. Aunque sólo sea unos momentos. Regrese a esa clave de acceso a la conciencia superior, acalle el diálogo interno y conozca la diferencia entre el parloteo y el júbilo del espacio unificado. Cuando comience a disfrutar regularmente de momentos de silencio, los codiciará e insistirá en que sean una parte de su vida, con independencia de lo atareado que esté. Ésta es la forma más segura de librarse de la férula del ego y alcanzar la visión interna de paz que es su legítimo derecho.
• ha mejor de las técnicas para traer paz a su vida es recordar que siempre debe escoger la amabilidad ante la alternativa de tener razón o ser amable.
Éste es el método más eficaz que conozco para tener una sensación de paz. Y recuerde, siempre tiene esa alternativa.
• Tenga como algo predominante en su mente el hecho de que existe un lugar dentro de usted donde hay una paz perfecta y donde nada resulta imposible.
Si ora de forma regular, llegará a ese punto. La paz será suya con que sólo la pida.
En el libro Yoga Vasistha, se nos recuerda la necesidad de paz:
Esta vida mundana no conduce a la verdadera felicidad, así que busca el estado de ecuanimidad en el que experimentarás paz, júbilo y verdad.
Si permaneces en la incertidumbre, no habrá paz, no habrá felicidad.
Esta idea de la incertidumbre le resultará útil. La incertidumbre se traduce en agitación; la ecuanimidad, en paz. Dicho estado de ecuanimidad es inalcanzable mediante el ego. Debe poner su yo espiritual al timón de su nave.
Si continúa al timón el ego, permanecerá en la incertidumbre eterna-mente. Su yo espiritual —y sólo él—, alienta la paz. Él quiere, desesperadamente, que conozca el júbilo de ese estado interno de ecuanimidad.
Su yo superior siempre alienta la paz. Si tiene la duda de si es su ego o su y o espiritual el que le impulsa a algo, la respuesta se torna evidente cuando uno se pregunta: «¿Esto me traerá paz o agitación?».
Sé que me hago mas fuerte al intentar convertir en verdad mi propia realidad
WAYNE W. DYER
TUS ZONAS SAGRADAS
DECÍDETE A SER LIBRE
FUENTE barcelonaalternativa.es

Las 3 verdades de la vida - Haz tus sueños realidad




1. Si no prsigues tus sueños, no vas a ganar

Usted decide si  quiere que sus sueños se hagan realidad, esto sucede a partir de que te centres en el trabajo, a través de la persistencia y poder ver de manera integral todo conjunto de sacrificio.
Una vida inimaginable le espera a la recogida de los frutos de sus logros, su gran recompensa.
sueños
Lo que te hace sentirte bien es permanecer en el camino de la lucha para conseguir alcanzar aquello que te apasiona, peor es con los años lamentarte de no haberlo hecho, de no haber apostado por lo que te llenaba.
Di lo que sientes de verdad, si eres audaz con tus actitudes, esto resonará en tus logros. La diferencia entre el deseo de llegar a alguna parte y realmente estar en ese lugar se diferencia en la forma en la que elijas seguir adelante para lograr tus objetivos.
Las personas que han alcanzado sus objetivos fueron dedicados y trabajaron muy duro para ello. Hoy en día gran parte de ellos escriben canciones o incuso hacen películas motivadoras sobre cuál es la fórmula para alcanzar sus sueños.

2. Quien no arriesga no gana…quien no pregunta, nunca sabrá la respuesta

Todos nosotros en algún momento de nuestra vida hemos experimentado esos momentos en los que nos hubiese gustado preguntar algo, pedirle a la vida respuestas, pero nuestra mente se ha bloqueado momentáneamente y no hemos podido tener claro qué era lo que necesitábamos, cuales eran nuestras ideas.
Esta es la mayor  pared que podemos poner en nuestras vidas, el pensar que podemos saber las respuestas de si saldrá bien o mal sin ni siquiera experimentarlo, es decir, hay que ponerse en marcha.
Expresar lo que queremos, hacer lo que sentimos, hace que de una manera u otra la vida nos dé una respuesta positiva, ya que lo haces con y por pasión, por muy dura que sea la tarea de iniciar el proyecto.
Algo muy importante es el cómo nos comunicamos con los demás, si pides algo en un tono exigente o con aires de superioridad la inclinación de su respuesta será negativa sin duda.
Dirija entonces sus preguntas y sus acciones de una manera directa y realmente mostrando su objetivo, es esencial para tener una buena respuesta.

3. Si no te pones en marcha, permanecerás siempre en el mismo lugar

Muchas personas no reconocen lo importante que es para nuestro crecimiento individual y colectivo como para una sociedad el hecho de tomar las riendas y ponerse en acción.
Nuestra vida se ha sistematizado en un bucle infinito, en el que tenemos que trabajar para conseguir vivo en un planeta que es nuestro.
La gente sabe cuáles son sus verdaderas pasiones, saben lo que quieren de la vida, pero todavía hay quienes no van a lograr este objetivo, simplemente por el mero hecho de el miedo a empezar.
¿Entonces qué es lo que estás haciendo en tu vida más allá que el hecho de sobrevivir?
FUENTE despiertavivimosenunamentira.com

jueves, 28 de abril de 2016

13 consejos para cuando la vida se nos pone difícil



Siddhartha Gautama, o Buda, nos dejó un legado de gran sabiduría. Entre tantas, 13 consejos para aquellos que están experimentando tiempos difíciles. Hay, según Buda, una manera de vivir estos momentos de una manera más tranquila y el secreto tiene que ver con la actitud:
buda

1) Las cosas son lo que son

Nuestra resistencia a las cosas es la principal causa de nuestro sufrimiento. Esto sucede cuando nos resistimos a las cosas como son. Si no puedes hacer nada, relajarte. No luches contra la corriente, aceptalo o de lo contrario serás consumido en el sufrimiento.

2) Si crees que tienes un problema, tienes un problema

Ten en cuenta que todo lo que se ve a través de una perspectiva. En un determinado momento las cosas parecen difíciles, en otros no. Sabiendo esto, cuando tengas una dificultad escoge entenderla como un reto, una oportunidad de aprendizaje. Si lo ves como un problema, esta dificultad será sin duda un problema.

3) El cambio comienza en ti mismo

Su mundo exterior es un reflejo de su mundo interior. Tenemos la costumbre de pensar que todo estará bien cuando las circunstancias cambian. La verdad, sin embargo, es que las circunstancias cambiarán sólo cuando se produce este cambio dentro de nosotros.

4) No hay mayor aprendizaje que equivocarse

El fracaso no existe!!! Entiende esto de una vez por todas. Todas las personas exitosas han fracasado varias veces. Disfruta de tus fracasos como una gran experiencia de aprendizaje. Si lo haces, la próxima vez estarás más cerca del éxito. El fracaso es siempre una lección de aprendizaje.

5) Si algo no sucede como estaba previsto, significa que lo mejor está por llegar

Todo sucede a la perfección, incluso cuando las cosas van mal. A menudo, cuando miramos hacia atrás, nos damos cuenta de que lo que consideramos malo, de hecho, fue lo mejor que pudo haber pasado. Sin embargo, cuando funciona, sin duda estamos alineados con nuestro propósito de vida. El universo siempre trabaja a nuestro favor.

6) Aprecia el presente

Sólo tenemos el momento presente! Así que no lo dejes ir perdiendo el tiempo con el pasado. Apreciar tu momento presente, ya que es lo único importante. Es a partir de el cuando crea que su vida futura.

7) Deja el deseo de lado

La mayoría de la gente vive la vida guiada por los deseos. Esto es extremadamente peligroso, un deseo no satisfecho se convierte en una gran frustración. La frustración desencadena una fuerte energía negativa y se retrae su crecimiento. Trata de entender que todo lo que necesita vendrá a ti para cultivar su felicidad incondicional.

8) Comprende tus miedos y sé agradecido

El miedo es lo contrario del amor y es otra cosa que dificulta tu desarrollo. Sin embargo es importante, ya que proporciona una gran oportunidad para el aprendizaje. Cuando se vence el miedo, se vuelve más fuerte y confiado. Superar sus miedos requiere práctica, el miedo es sólo una ilusión y, sobre todo, es opcional.

9) Experimenta alegría

Hay personas que disfrutan de todo lo que les sucede a ellos. Incluso en la peor situación, hay que reírse de sí mismos. Ellos son personas que ven el crecimiento en todo. Estas personas aprendieron que es importante centrarse en la alegría, no en las dificultades. El resultado es que atraen a situaciones mucho más felices que tristes.

10) Nunca te compares con los demás

Sólo se vino aquí con una misión propia. Y es tan importante como cualquier otra persona. Sin embargo, si no puedes evitar comparaciones, compararte con los que tienen menos que tú. Esta es una gran estrategia para darse cuenta de que siempre has tenido mucho más de lo que necesitas para ser feliz.

11) No eres una víctima

Siempre eres el creador de tu experiencia. Todo lo que te sucede es atraído por ti mismo y extremadamente necesario para tu aprendizaje. Cuando algo desagradable te suceda, da gracias y pregunta: “¿Por qué he atraído eso a mi vida?”, “¿Qué necesito para aprender de esta experiencia?”.

12) Todo cambia

Todo en esta vida es dinámico, todo cambia en un segundo. Así que no vivas lamentándote. Si no sabes qué hacer, no hagas nada. El universo no para de cambiar, crecer y expandirse, así que espera, porque todo pasará.

13) Todo es posible

Los milagros ocurren todos los días, y nosotros somos responsables de los mismos. Confía y cree eso. En la medida en que conseguas un cambio de conciencia, encontrarás en ti el poder de realizar milagros. Es el momento de cambiar y comprender su importancia, la posibilidad de que tienes que cambiar el mundo. Creer!!!
FUENTE despiertavivimosenunamentira.com

El poder del miedo y la inseguridad: La fábula de la puerta negra





Hoy compartimos con vosotros una nueva reflexión para el camino, para el enriquecimiento espiritual. Una relato para la meditación de los hechos de nuestra vida… Y en este caso nos vamos a centrar en el miedo y en la inseguridad; esos sentimientos que condicionan nuestro vivir.
Muchas veces, desechamos grandes situaciones que pueden llegar a ser muy beneficiosas para nuestra vida por el miedo a enfrentarnos; enfrentarnos a la posibilidad del cambio. Y así nos abrazamos a lo conocido, aunque sea terrible o realmente no lo queramos. Nos conformamos con las situaciones de comodidad y a no cambiar por la posibilidad de que lo que venga sea a peor.
Damos privilegio a lo conocido frente al riesgo, todo por el temor a dar un paso y cruzar el umbral de la incertidumbre o desconocido. Esto mismo les pasó a todos los prisioneros de la fábula que por miedo a cruzar la puerta negra murieron, en cambio, si alguno hubiese querido dar un paso más y abrir la puerta, se encontraría con el camino hacia la libertad.
Fábula de la puerta negra
Había una vez en un país de las mil y una noches, un rey conocido por ser muy polémico con sus acciones.
Tomaba a los prisioneros de guerra y los conducía hacia una enorme sala. Los prisioneros eran colocados ordenadamente en largas filas y el rey gritaba diciéndoles:
–Les voy a dar una oportunidad, giren vuestras cabezas hacia la derecha y miren hacia el rincón de la sala.
Los soldados giraron la cabeza y vieron a un grupo de soldados armados todos ellos con arcos y flechas, preparados para llevar a cabo cualquier acción.
-¿Habéis tomado nota de lo que habéis visto? Bien, pues ahora, giren sus cabezas hacia la izquierda y observen lo que se encuentra en el rincón de la sala.- continuó diciendo el rey
Al girar la cabeza, los prisioneros observaron una dantesca puerta negra. En la puerta colgaban cráneos humanos a modo de decoración y el picaporte para abrir la puerta no parecía mucho más agradable al tratarse de la mano de un cadáver.
Dicho esto, el rey se colocó en el centro de la sala y gritó a los soldados:
– Ahora os doy la oportunidad de que escojan, ¿qué es lo que ustedes quieren? ¿Eligen la zona derecha donde ustedes van a morir clavados por flechas o eligen la zona izquierda y abrir la puerta negra y dejarlos encerrados allí? Ahora en vuestra mano queda vuestra decisión, escojan.
Uno a uno, los soldados iban observando las dos posibilidades para poder tomar una decisión y la mayoría de ellos siguieron el mismo comportamiento: primero, antes de tomar la decisión de la muerte segura si escogían a los soldados, se acercaban a la horrible puerta negra, donde aquellos esqueletos, calaveras y lemas del tipo “viva la muerte”, elegían morir atravesados por las fechas. “Una muerte rápida y segura, seguro que si elijo la puerta también voy a morir y a saber de qué forma, seguro que será una tortura”– decían
Así, uno tras otro, todos actuaban cual rebaño de ovejas. Miraban a la puerta y a los arqueros y pedía al rey morir atravesados por las fechas.
Terminada la guerra y pasado el tiempo, uno de los arqueros que se encontraba barriendo la enorme sala vio cómo se acercaba el rey. El arquero con todo respeto y algo temeroso preguntó al rey: – “Sabes, gran rey, cada vez que usted da la oportunidad a los prisioneros, siempre nada en mi la misma curiosidad, no se enfade con la pregunta que le voy a formular, pero, ¿qué es lo que se esconde detrás de aquella puerta negra?”
El rey respondió con el semblante serio: “Si usted tiene esa duda, ve y abre esa puerta negra.”
El soldado, abrió con cautela la horrible puerta y sintió un rayo puro y enérgico de sol acariciar el suelo de la enorme sala. Abrió del todo la puerta y la luz y un agradable aroma a hierba recién cortada inundaron la sala. El soldado se acercó un poco más para observar el paisaje que se escondía tras la puerta y observó que en realidad la puerta era el umbral para comenzar a andar por un camino…. el camino hacia la libertad.
Y para vosotros ¿qué es la puerta negra? Tal y como he comentado al comienzo, a mi entender, la puerta negra representa nuestros miedos, nuestras inseguridades, miedo a asumir riesgos.
Todos tenemos una gran puerta negra dentro de nosotros, de nuestra mente. Para algunos, la puerta negra representa el miedo a lo desconocido, para otros representa a una persona difícil, o una frustración, miedo a cambiar o puede representar una traba imaginaria que ha nacido durante tu educación o crianza (creencias limitantes).
Tenemos que tener presente que si bien puedes perder, también puedes ganar. Da un paso más, atraviesa el umbral del miedo, abramos esa puerta negra y dejemos que el sol entre por completo en nuestra vida. Sintamos su calor y su energía y recorramos el camino hacia la libertad. No hagamos lo de los prisioneros, que por no arriesgar perdieron su libertad.
Artículos relacionados: Curiosidades de la vida
El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo.–Nelson Mandela
Fuente: Trisquelate

miércoles, 27 de abril de 2016

Soñar con los seres queridos fallecidos

Suelo recibir muchos correos con un mismo denominador común o con la misma pregunta, qué significa soñar con los seres queridos que han fallecido. Así que intentaré responder de la manera más sencilla que pueda.
El mundo de los sueños es enorme, lo imposible se convierte en posible. ¿Fantasía o realidad, liberación o pesadillas? Hay un poquito de todo.
A veces nos liberamos de nuestras ataduras y la mente descansa; otras veces, revivimos situaciones hasta encontrar la solución a los problemas cotidianos o preocupaciones dolorosas. En otras ocasiones, recibimos informaciones que pueden ser simbólicas, mensajes directos. Y también, podemos conectar, hablar, ver y sentir a seres que viven cerca, lejos o que han fallecido.
Es importante saber que no todas las veces que soñamos con algún ser querido que ha muerto, significa que hemos tenido una comunicación con ellos. A veces simplemente se trata de un sueño, de un recuerdo, de una vivencia compartida o deseada.
Otras veces, los sueños que tenemos con los seres queridos que fallecieron son reales. Les vemos, sentimos, escuchamos y hablamos con ellos como si estuvieran vivos. Es más, inclusive, en esos momentos, no recordamos que han muerto. Son reales, hay una interrelación entre ellos y nosotros.
Estas comunicaciones a las que llamamos sueños, no lo son. Se producen en un lugar intermedio entre ellos y nosotros. Un plano vibracional y energético en el que el contacto es posible. La sensación es de realidad, porque lo es. No es una fantasía. Generalmente son “sueños” en los que además de verles, pueden decirnos cómo están, les podemos contar cómo nos sentimos sin ellos, qué nos preocupa, cómo podemos enfocar o vivir una determinada situación.
suenos
No siempre hablamos con ellos. En algunas ocaciones, permanecemos estando en silencio, escuchándoles, pues tienen un mensaje que darnos. Se encuentran bien, necesitan que recemos por ellos, que nos despidamos, quieren que estemos felices porque han encontrado la luz, quieren que encontremos algo, que rehagamos nuestra vida, etc..
Estos “sueños”, se producen en el campo astral. No tenemos que hacer nada especial para “viajar astralmente”, ya que lo hacemos a diario aunque después no lo recordemos. Una manera de diferenciarlos de los sueños normales, es la sensación de realidad tan clara que tenemos. Hemos estado allí, hemos hablado con otros seres conocidos o no, visitado ciudades desconocidas, acudido a un concierto, una exposición, una boda o un acontecimiento social, etc.
Y sobre todo, es ése lugar intermedio, en el que lo imposible se convierte en realidad, donde podemos reunirnos con nuestros seres queridos que han fallecido. El poder acudir a este lugar no significa que automáticamente veamos a nuestros seres sólo por el hecho de estar en ese plano. 
Cuando soñamos con nuestros seres queridos, y estamos en astral, lo ideal sería estar abiertos a vivir el momento, sentir con plenitud, preguntar nuestras dudas, percibir cómo están, sentir su amor o sus necesidades. A veces, con verlos es suficiente; con una mirada sabemos cómo están y lo que sienten. Y ellos a su vez, saben lo que hay en nuestro corazón y mente.
Al despertar, podemos pensar que hemos desaprovechado una oportunidad especial de poder decir más de lo que dijimos, de expresar nuestro amor; pero no es así, en un instante tenemos toda la información que necesitamos saber. Cuando despertemos, será la mente la que jugará con nosotros y querrá saber más cosas, puede que ponga en duda lo que hemos vivido. Si es así, aconsejo que escuchéis a vuestro corazón, él dirá si lo que habéis vivido es real o inventado. Se tiene una certeza muy clara aunque no podemos explicarlo con palabras. 
Soñar con nuestros seres queridos, a veces es un encuentro maravilloso que no deseamos que finalice; que nos permite expresar lo que sentimos en un segundo, recibir consuelo y amor al instante. Otras veces, soñar con ellos, es sólo un sueño, un deseo. Quién haya vivido y sobre todo, quién recuerde sus experiencias verá que son distintas a un sueño normal. Podemos apuntar lo que hemos soñado o vivido y después será más fácil analizar qué tipo de experiencia hemos pasado.
Disfrutemos todo lo posible de los encuentros con nuestros seres queridos mientras “soñamos”. Recordemos que el tiempo y el espacio no son iguales en todas las dimensiones y planos energéticos. Eso hace posible que vivamos experiencias y comunicaciones con los seres que queríamos y que murieron, que a su vez, siguen vivos no sólo en nuestra memoria, sino en el plano energético que les corresponda según su vibración y evolución.

El poder de los pensamientos- Fábula del rey mendigo




  • Esta vez vamos a compartir con vosotros una fábula que hace especial hincapié a la influencia que ejercen los pensamientos sobre nosotros.
    Y es que, tal y como Raquel comenta en su reflexión sobre el poder de la atracción: “Nuestra vida es la manifestación física de los pensamientos que recorren nuestra mente, así pienso, así voy creando mi vida… los pensamientos son poderosos y potentes imanes…la persona se convierte en aquello que piensa, tal es la fuerza de los pensamientos”
    Fábula sobre el rey que creía ser mendigo
    Había un monarca que vivía en un esplendoroso y próspero reino en el norte de la India. El monarca era un señor muy rico y poderoso. Día tras día inculcaba a su hijo la importancia de ser noble y generoso, y momentos de fallecer le dijo:
    Hijo, cualquiera puede, tener mucho, bien sea por destino o por azar, pero has de tener claro que lo importante no es ser propietario de ese todo, sino saber dar y compartir. No hay peor cualidad en la persona que la avaricia. Se siempre generoso con el resto. Dispones de mucho, así que ofrece mucho a los demás.
    Durante muchos años, fallecido su padre, su hijo, el nuevo monarca, siguió los pasos de su padre y se mostró generoso y esplendido. Pero a partir de cierto día, el monarca se fue convirtiendo en una persona avara, pero avara en extremo, tanto que no solo empezó a no compartir nada con el resto, sino que incluso se auto negaba las necesidades básicas a sí mismo.
    Teniéndolo todo se comportaba como un pordiosero. Todos en el reino estaban muy preocupados, y un día su asistente personal, que también lo había sido de su padre, mandó llamar a un rishi (sabio) que moraba en una cueva en las altas montañas del Himalaya.
    Es increíble – comentó desolado el asistente al rishi -. Es uno de los reyes más poderosos y vive como un auténtico pordiosero. Necesitamos de tu ayuda, necesitamos que descubras la razón de por qué se comporta como tal.
    Así el rishi comentó al asistente que estaba dispuesto a ayudarle pero que para eso necesitaba juntarse con el rey. Dicho y hecho, el asistente le pidió al rey que por favor recibiera al sabio y este aceptó con la condición de que no le pidiese nada a cambio, que tenía que ser consciente de que no tenía nada, que era sumamente pobre.
    A la mañana siguiente el monarca recibió al rishi en palacio y se encerraron en una de las lujosas salas. El rey vestía con harapos, estaba sucio y hediondo; incluso iba descalzo
    Estoy totalmente arruinado– comenzó el rey. –
    Señor, no comprendo por qué dice eso. Usted es rico y poderoso – replico el rishi. –
    No me vengas con tonterías – contestó el monarca – No me pidas nada porque nada podrás sacarme. Desde ahora te digo que nada tengo. Es más, cuando esos harapos se terminen de romper, no tendré nada con qué cubrir mi cuerpo.
    Así el rey rompió a llorar sin poder sostener sus lágrimas. En ese mismo momento, el rishi entorno los ojos, concentró su mente y, como si fuese un punto de luz, se coló en el cerebro del monarca. Allí observó el pensamiento que noche tras noche se colaba en los sueños del rey: El rey soñaba que era un mendigo, el más pobre de los mendigos. El sueño parecía tan real, que el rey se lo terminó por creer y aunque era un rey rico y poderoso, se comportaba como un pordiosero.
    Conociendo cuál era la razón de su comportamiento, el sabio logro que unos días el rey consiguiera dominar sus pensamientos y cambiara así la actitud que reinaba en su mente. El monarca volvió a ser esplendido con los demás, pero no consiguió que el rishi aceptara ningún obsequio. Es más, el sabio le hizo un regalo impagable, le obsequió con la siguiente reflexión.
    “Tal es el poder del pensamiento. Así como piensas, así eres. Conquista el pensamiento y te habrás conquistado a ti mismo”
    Artículos relacionados: Curiosidades de la vida
    Ni tu peor enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos.- Buda
    Fuente: Triskelate

    martes, 26 de abril de 2016

    EJERCICIO: TELEPATÍA EN SUEÑOS



    Una técnica sencilla para comunicarte con telepatía en sueños con otra persona. ¿Sabías que a través del sueño te puedes comunicar con otras personas? No tiene que ver con nada mágico, ni sobrenatural, ni misterioso, ni con brujerías, hechizos, o algo por el estilo. Se trata de desarrollar facultades que todos traemos al nacer, unos las desarrollan y otros no. Aprende cómo enviar ese mensaje telepático a través del sueño a esa persona tan especial para ti y con quien anhelas comunicarte, hablar, ponerte en contacto. Ese amigo o amiga que hace tiempo no ves y deseas expresarle tus sentimientos, pero no sabes cómo. ¡Una técnica muy sencilla, pero muy eficaz! Recuerda que muchas veces las cosas más simples en la vida, son las que mejor funcionan.
    Consiste en desarrollar lo que todos tenemos. Es como los músculos, nacemos con músculos por supuesto, quienes los trabajan, ejercitan y activan los fortalecen y pueden inclusive llegar a convertirse en atletas, pero si no los entrenan entonces ahí se quedan, y vamos aumentando de peso sin aprovechar al máximo nuestra capacidad muscular. Así ocurre con nuestra mente y facultades psíquicas ¡por eso hay que entrenarlas y desarrollarlas!
    La comunicación onírica o telepatía en sueños
    Una forma admirable de comunicarnos con otras personas enlazando nuestras energías es a través de telepatía en sueños. Para lograrlo irás ejercitándote en dos partes.
    La primera es con un amigo, o amiga, alguien que desee compartir tu experimento de telepatía en sueños y con quién te pondrás de acuerdo para comenzar a desarrollar esa facultad telepática onírica -se llama así porque ocurre a través del sueño. Es la llamada “técnica de los contactos planeados” porque en este caso debes ponerte en contacto con otra persona pues es un experimento que se hace conscientemente entre dos.
    La segunda es cuando hayas dominado la primera y empieces a notar que tu capacidad telepática onírica se está desarrollando y harás el contacto con quien no te has puesto de acuerdo. ¡Te asombrarás de lo que va a suceder!
    La técnica de contactos planeados
    Procederás como te explico a continuación.
    Cada noche, antes de acostarte, y durante una semana “o sea, siete noches- empezando el día del novilunio o Luna Nueva o también cuando ocurra la fase Cuarto Creciente, que se extiende hasta el plenilunio o Luna llena harás lo siguiente:
    En una hoja de papel blanco escribirás el nombre de esa persona con quien deseas comunicarte a través del sueño.
    Esa persona, a su vez, también escribirá el tuyo en otra hoja de papel. Recuerda que ambos deberán ponerse previamente de acuerdo para compartir la experiencia.
    Si es posible, se recomienda hablar antes de acostarse, o enviarse un mensaje de texto, o un saludo de buenos deseos o buenas noches por algún medio social.
    Te olvidas del asunto y te pones a dormir. Hay quienes también colocan un vaso de agua como medio de trasmisión de energía a través del líquido. Es opcional.

    Los resultados

    Es posible que esa noche tengas algunos sueños. Enseguida que te despiertes, y antes que se te olviden,escribes en ese mismo papel lo principal que has soñado, sus símbolos, elementos.
    Luego hablarás con esa persona con quien previamente te has puesto de acuerdo y estás haciendo este contacto onírico telepático, le preguntarás que soñó y compararán sueños. Esto se hará una semana completa para que exista una buena compenetración y se vaya afinando los canales de comunicación.
    En la mayoría de los casos empiezan a soñar elementos y símbolos similares a partir de la primera, segunda o tercera noche, es excitante porque al día siguiente descubren que ¡han estado soñando lo mismo! Se crea un vínculo muy especial entre los dos, y a medida que la afinidad sea mayor, así serán los resultados.
    Contacto sin ponerse de acuerdo
    Una vez que hayas dominado la técnica anterior y te des cuenta que puedes establecer la comunicación onírico telepática con otras personas lo intentarás con alguien con quien no te hayas puesto de acuerdo previamente.
    Escribirás su nombre, pero a diferencia del ejercicio anterior, que era para desarrollar esa facultad que todos tenemos, no se lo dirás,.
    Si se establece la comunicación verás como durante esa semana esa persona se pone en contacto contigo para decirte que “recientemente he estado pensando mucho en ti, o he soñado contigo”.
    Recuerda, se trata de establecer puentes de afecto, de comunicación y de contacto. Todos nosotros tenemos esa facultad, lo que hay es que aplicarla. Algunos la desarrollan más que otros, y los ejercicios que te estoy indicando te ayudarán al respecto. Como ves son bien simples y muy efectivos, contribuyen a desarrollar tus facultades psíquicas, activar la imaginación y creatividad y afinar tu puntería intuitiva.
    FUENTE micartastral.com

    Hay momentos en los que ignorar es responder con Inteligencia





    A veces ignorar es responder con inteligencia. Es una sabiduría que se adquiere con el tiempo y con las experiencias y que, sin ninguna duda, es adaptativa. ¿Por qué? Porque de sobra es sabido que nuestras relaciones no siempre nos aportan cosas positivas, aunque lo deseemos y lo esperemos.
    Así que en ocasiones ignorar es más una cuestión de salud emocional y de protección de nuestro equilibrio mental que una decisión consciente y meditada sobre nuestra realización y nuestra forma de enfocar las relaciones con determinadas personas.
    Pero habitualmente no conseguimos con facilidad darnos cuenta de que alimentamos intercambios tóxicos en pro de una recompensa emocional que no va a llegar. O sea, sacrificamos nuestro bienestar por relaciones insanas que no nos aportan buenas emociones.
    HAY QUE APRENDER A IGNORAR PARA COMENZAR A VIVIR TRANQUILOS
    Por eso debemos ignorar situaciones que nos turban sin sentido y regalar nuestra ausencia cuando no se valora nuestra presencia. Así, a palabras necias, oídos inteligentes. Pero… ¿Cuándo?

    • Cuando las críticas no sean constructivas y no hayamos pedido opinión.

    • Cuando notemos que en las acciones o comentarios de los demás hay malas intenciones.

    • Cuando quien tenemos al lado se empeñe en crear inseguridades y frustración en nuestro esquema vital.

    • Cuando nos hagan preocuparnos por cosas que no podemos controlar.

    • Cuando los demás se excedan en su auto-ensalzamiento con clara intención de restregar sus éxitos y menospreciarnos.

    • Cuando nos impidan crecer y desarrollarnos como consecuencia de intereses o egoísmos ajenos.
    DESATIENDE LO QUE PRETENDE ANULARTE
    Palabras, comentarios, actos, sentimientos, emociones… Hay situaciones que bien por su hostilidad o bien por su toxicidad pueden resultarnos altamente perjudiciales. En ocasiones, puede que incluso la balanza emocional se incline hacia el lado de nuestro bienestar y que el sufrimiento sea inevitable.
    Sin embargo tenemos que conseguir manejar las distancias, darle a nuestra mente y a nuestro cuerpo la oportunidad de descargarse y de no auto-anularse. Podemos escapar si trabajamos nuestro diálogo interior de aquello que nos bloquea.
    Así, conseguir que lo que alguien haga o no haga no nos afecte actúa como un bálsamo. Puede que resulte costoso al principio, pero los resultados comienzan a notarse bien pronto en nuestra salud emocional.
    EL PERDÓN A LAS “SALIDAS DE TONO” DE LA GENTE
    Es complicado perdonar palabras de más y palabras hirientes que se dicen en momentos de rabia o de calentón, tal y como se suele expresar. Incluso también hay momentos de euforia que hacen que nuestra lengua se descontrole y que acaban teniendo terribles consecuencias.
    Es de sobra conocido ese cuento en el que un padre pide a su hijo, ante la incredulidad de este, que clave unas puntas de acero en una preciosa madera lisa pues necesita enseñarle algo. El padre, pacientemente, espera a que el chico termine la tarea para hacerle quitar cada una de las puntas y expresarle la moraleja.
    La tabla nunca volverá a su estado original a pesar de que intentemos reparar el daño y sacar las pequeñas dagas en forma de puntas de acero. Por eso es esencial que hagamos un esfuerzo por evitar causar dolor a los demás con nuestras malas acciones o malos comportamientos.
    Debemos tener cuidado con el perdón y dejar muy claro que el hecho ofrecerlo no da derecho a nadie a volver a dañarnos. Esto es importante de recalcar porque habitualmente las personas “nos mal-acostumbramos” y herimos por mero descuido.
    También tenemos que saber perdonarnos a nosotros mismos porque hemos causado malestar, conflicto y dolor a quienes queríamos. Debemos reconocer nuestros errores y aceptar lo que no podemos cambiar y lo que sí, aprender de las diferencias y vivir sin remordimientos, culpas y odios.
    Cuando no perdonamos la alegría y la paz desaparecen de nuestra vida y nos volvemos esclavos del rencor y los malos sentimientos, enfadándonos con facilidad y potenciando las rivalidades. Algo de lo que sin duda podemos escapar si nos atrevemos a ignorar y a perdonar cuando corresponda.
    Fuente: Buscándome

    lunes, 25 de abril de 2016

    Quien tiene luz propia incomoda al que está en oscuridad

    Estar orgullosos de lo que somos y sentimos nos hace brillar con luz propia, pero hay que cuidarse de aquellos que quieren apagarla. Vamos a ver cómo conseguirlo.
    Quien tiene luz propia incomoda al que está en oscuridad
    Tener luz propia es disfrutar de una buena autoestima y  enorgullecernos de lo que somos. Aspirar con fuerza la realidad que nos envuelve y, además, saber dar felicidad a los demás.
    Al fin y al cabo, la vida no es tan complicada, si dejamos de “apegarnos” a los materialismos, a los egoísmos y evitamos a su vez depender en exceso de otras personas, seremos más libres y auténticos para vivir en plenitud.
    Ahora bien… ¿Qué entendemos por estar en “la oscuridad”? Hay quien se pasa media vida encerrado en esa dimensión donde las envidias, los rencores y resentimientos hacia los demás nos demuestran que no saben ser felices.
    Y debemos ir con cuidado porque, en ocasiones, las personas oscuras pueden ir apagando luces. Reflexionemos hoy sobre ello.

    La importancia de tener luz propia

    Nadie debe darte su luz, las personas tenemos que aprender a cultivar nuestras propias luces, resolviendo esas posibles oscuridades que la vida nos trae de vez en cuando.
    Para llegar a tener luz propia es necesario haber asumido e integrado todos estos aspectos:
    ilustracion mujer en amarillo
    • Aprender que somos personas únicas y auténticas. Todo lo que eres y lo que has conseguido te identifica y debe enorgullecerte.
    • Los errores o fracasos del ayer no son oscuridades que esconder o de las que avergonzarnos. Son experiencias vividas que dan riqueza a nuestro ciclo vital. Son hechos de los que hemos aprendido y que hemos asumido.
    • Tener luz significa también saber cultivar la reciprocidad. Nos conocemos a nosotros mismos y somos empáticos con los demás, entendemos sus pesares y nos alegramos de sus alegrías. Y nunca dudamos a la hora de ayudar, de atender a quienes nos necesitan porque ello forma parte de nuestra identidad y nos enriquece.
    Asumir todos estos aspectos requiere, sin duda, tiempo y mucho equilibrio interior. En ocasiones, la vida no nos trata muy bien. El pasado de unas relaciones familiares traumáticas, parejas afectivas dañinas o tener que pasar por alguna enfermedad crean muchas oscuridades en nuestro corazón.
    Lee también “no dejes que otros te arrastren a sus propias tormentas
    Pero, lo creamos o no, nadie nace con luz propia. La luz, la suerte y la felicidad se construyen cada día siendo conscientes de que merecemos ilusionarnos de nuevo y que merecemos volver a sonreír y levantarnos fortalecidos de la adversidad.

    Protegernos de las personas que van apagando luces

    Hay quien va apagando luces a través de su negativismo, de su habilidad para hacernos creer que no somos capaces o merecedores de ciertas cosas.
    Si no tenemos una buena autoestima acabaremos sufriendo frente a este tipo de ataques, en especial si vienen de parte de personas que nos son significativas.
    Toma nota de lo que debemos hacer para confrontar estos comportamientos y seguir conservando la luz propia.
    mujer con barco en la falda

    Ignorar

    Es muy posible que esas personas con oscuridad sean familiares, e incluso algún compañero de trabajo. En lugar de enfadarnos o enfrentarnos a ellos, lo mejor es ignorar.
    Descubre si eres una persona altamente sensible (PAS)
    • Entiende que tras estos comportamientos se encierra a veces un bajo autoconcepto, por ello, hemos de comprender sus limitaciones y saber que no son como nosotros.
    • Acéptalos a ellos por cómo son, acéptate tú e ignora.

    Rodéate de gente que también tiene luz propia

    Fortalece tus relaciones con amigos, parientes y parejas que tienen tus mismos valores y que te enriquecen. La vida es saber aceptar que no todos somos iguales, así que lo importante es no hacernos daño los unos a los otros.





    Las personas que te importan son las que te hacen feliz, de las que aprendes… Ellas serán tu vitamina frente a los que buscan apagar luces ajenas.

    Aléjate del drama

    ¿Conoces a muchas personas que son adictas al drama? Son ese tipo de personalidades que crean sus propias tormentas y lloran cuando llueve.
    Gustan de llevar a cabo el victimismo, la manipulación y engrandecer cualquier pequeño detalle para llevarlo a su terreno e iniciar un sinfín de dramas. Es algo peligroso de lo que es mejor alejarse.

    Cultiva el sentido del humor

    La vida es felicidad y la felicidad es, ante todo, alegría. No hay arma más poderosa que el sentido del humor: alegra corazones y desmonta a aquellas personas que traen la oscuridad.
    Suele decirse que solo las personas inteligentes son capaces de disfrutar de un buen sentido del humor. Así que aplícalo en tu día a día y relativiza tensiones, ilumina tu vida con la risa y vence a quienes desean apagar tu luz.
    En conclusión, hemos de aceptar que en esta vida vamos a conocer y vamos a tener que rodearnos de personas muy complejas. No podemos cambiarlas ni obligarlas a ver el mundo desde el mismo punto de vista que nosotros.
    Hemos de respetar, aceptar y cuidar de nosotros mismos para evitar que nos afecten. Mientras contemos con esas personas especiales y auténticas de nuestro círculo personal más cercano, nadie apagará esa luz propia.
    FUENTE http://mejorconsalud.com

    CÓMO EL ALMA ELIGE A LOS FUTUROS PADRES



    Los individuos que esperan su momento para reencarnar, no están como en una ventana viendo lo que sucede en el plano físico.
    Cuando la pareja en el acto sexual entra en fusión, genera una intensa elevación de energía cuya vibración va a situarse y abrirse en una de las esferas ubicadas en los planos sutiles. Cada esfera está habitada por diferentes grupos de entidades.
    La esfera con la que se conecta la pareja corresponde al nivel de su desarrollo para procrear, a la energía que han sabido liberar, a la manera como han vivido esa energía, a todo lo que son espiritualmente, hereditariamente y que corresponde a todo lo que pueden proponer como padres, raza, nación, etc.
    Todo esto constituye lo que ellos pueden ofrecer como destino para esa entidad. Es por esa razón que las esferas viajan. En un período de tiempo X en la tierra, la esfera que estaba designada para los nacimientos, las entidades que la habitan habiendo obtenido suficientes encarnaciones, la esfera se desplaza y sede el lugar para otras esferas con otras entidades.
    Es por eso que se dice que cíclicamente los iniciados de tal país, o que los atlantes, o que los iniciados egipcios, o que los iniciados celtas regresan en encarnación; o al contrario que las órdenes malévolas de tal o tal grupo regresan en encarnación.
    Esto es porque cada individuo, cada alma pertenece a una vibración, pertenece a una esfera de entidades y esas esferas tienen derecho a la encarnación en horas muy precisas. En momentos que corresponden a sus desarrollos espirituales o la necesidad de su encarnación para efectuar algo en el planeta. Por lo tanto, siempre hay una gran correspondencia entre el mundo espiritual y el mundo físico.
    Entonces, cuando ese gran túnel de vibración se ha elevado y abierto en la esfera que corresponde a las entidades que deben encarnar en ese momento, el factor preponderante que determina la entidad es la similitud de las vibraciones. Lo que aportan los padres como destino, karma, educación, devenir social, etc. Y no porque reconoce a sus antiguos padres o amigos de una otra vida.
    Los vínculos karmicos no son jamás lazos afectivos y es por eso que pueden estar casados con personas que son nuevas en vuestro desarrollo cósmico.
    Si quisieran en cada reencarnación encontrarse con el mismo marido o la misma esposa, no habría evolución y no habría diversidad porque el alma, desde la perspectiva de su reino, no tiene relación afectiva con lo manifestado (el mundo físico).
    El alma tiene una relación de necesidad y una relación de voluntad. Lo que es justo se vuelve su voluntad, lo que es necesario se vuelve su voluntad y el amor es para todo el mundo y no solo para las personas que ha previamente conocido. El amor es para todos.
    Esto quiere decir que el alma no tiene ningún problema con casarse con tal o tal ser, porque ella tiene amor para todo el mundo. En cambio, la psicología que se generará a partir de la encarnación, independientemente de la disposición tomada por el alma y su universalidad, va a seleccionar sus potenciales parejas: “Este si me gusta, este no”. Todo eso pertenece al juego del plano físico y no al juego del alma.
    Así que cuando el alma en su esfera vio que destino podría obtener encarnándose en tal o tal hogar envía su acuerdo. De la misma manera que la energía subió a ella para suscitarla, el alma también envía su energía para dar su consentimiento, para que el embrión pueda formarse, porque si no el embrión no podrá formarse y es cuando se dice que la pareja es estéril.
    Es cierto que en algunos casos, realmente hay un problema a nivel de los órganos, pero en muchos casos de infertilidad es simplemente porque la vibración no encuentra ningún eco favorable en las esferas. En esos casos, la mujer y el hombre deben sobre todo trabajar en ellos mismos. No es que sus órganos sean estériles, sino que el destino que proponen no interesa a ninguna alma.
    Ellos tienen que repensar algunas ideas, ciertas posesiones, los instintos o cuál es su razón de querer tener un niño, porque si hay una cosa que las entidades rechazan totalmente es la de encarnar solamente porque mamá y papá quieren absolutamente tener un bebé.
    Eso es algo que no les agrada para nada a las entidades. Mucha gente quiere un bebé como el niño quiere el juguete del vecino, porque es algo que puede divertirles. Ahora bien considerar la procreación como una diversión tiene muy mala recepción para las almas.
    (Maestro Pastor, 08-11-87)
    Nota: Lo que Pastor llama “esferas” ubicadas en los planos sutiles donde viven las almas humanas entre dos reencarnaciones, la Teosofía y el Budismo las llaman “Lokas” que en sanskrito significa regiones o moradas. Existen tres grandes regiones sutiles: Kama-Loka, Rupa-Loka y Arupa-Loka que se traducirían como la región del deseo, la región de la forma y la región sin forma, cada una teniendo a su vez múltiples sub-regiones.
    FUENTE  http://micartastral.com

    sábado, 23 de abril de 2016

    La glándula de la felicidad y la emoción


    timo
    La glándula de la felicidad y la emoción
    El Timo
    En el centro del pecho, detrás del hueso donde la gente toca cuando dice “yo”, queda una pequeña glándula llamada Timo. Su nombre en griego, “thýmos”, significa energía vital. ¿Será necesario decir más? Sí, es necesario decir algo más. Porque el timo sigue siendo un ilustre desconocido. El crece cuando estamos alegres y se encoje a la mitad cuando estamos estresadosy aún más cuando nos enfermamos. Esa característica confundió durante mucho tiempo a la medicina, que solo lo conocía a través de las autopsias y siempre lo encontraba achicado y encogido.
    Se suponía que se atrofiaba y dejaba de trabajar en la adolescencia, tanto es que durante décadas los médicos americanos bombardeaban timos perfectamente saludables con altas dosis de rayos X, creyendo que su ‘tamaño anormal’ podría causar problemas. Más tarde la ciencia demostró que, encogiéndose después de la infancia, sigue estando activo; es uno de los pilares de nuestro sistema inmunológico, junto con las glándulas adrenales y la espina dorsal y está directamente conectado a los sentidos, la conciencia y el lenguaje. Como una central de teléfonos por donde pasan todas las llamadas, hace conexiones para afuera y para adentro.
    Si somos invadidos por microbios o toxinas, reacciona inmediatamente produciendo células de defensa. Pero también es muy sensible a imágenes, colores, luces, olores, sabores, gestos, toques, sonidos, palabras y pensamientos, por lo que es conocida también como la glándula de la felicidad.
    El amor y el odio lo afectan profundamente. Los pensamientos negativos tienen más poder sobre él que los virus y bacterias. Como esa actitud negativa no existe en forma concreta, el timo intenta reaccionar y se debilita, luchando contra un invasor desconocido y abre espacios para síntomas de baja inmunidad, como los herpes. En compensación, pensamientos positivosconsiguen activar todos sus poderes, recordando que la fe remueve montañas.

    Test de pensamiento que puede demostrar esa conexión.

    Cierra los dedos pulgar e índice en la posición de “ok”, apriete con fuerza y pida a alguien para intentar abrirlos o separarlos en cuanto piensa “estoy feliz”. Después repita pensando “estoy infeliz”.
    La mayoría de las personas conserva la fuerza en los dedos con el pensamiento feliz y se debilita cuando piensa que está infeliz. es decir cuando dices “estoy feliz” no es posible separa los dedos, mientras si dices “estoy infeliz pierdes “fuerza” y pueden separar tus dedos con toda facilidad. (Sustituya los pensamientos por un delicioso helado de chocolate, una torta rellena con crema, paz, violencia, guerra, muerte para ver que sucede…)
    Resulta que, si Usted quiere, puede ejercitar el timo para aumentar su producción de bienestar y felicidad, ganar en fuerza y salud. Por la mañana, al levantarse, o en la noche antes de acostarse:
    a) De pie, las rodillas ligeramente dobladas, (la distancia entre los pies debe ser la misma de los hombros). Ponga el peso del cuerpo sobre los dedos y no sobre el talón y mantenga toda la musculatura bien relajada.
    b) Cierre una de sus manos y comience a dar golpecitos continuados con los nudillos de los dedos en el centro del pecho, marcando el ritmo así: una fuerte y dos débiles. Siga haciéndolo entre 3 y 5 minutos, respirando tranquilamente, mientras observa la vibración producida en toda la región toráxica con 20 toques por la mañana y 20 toques por la noche es suficiente.
    El ejercicio estará atrayendo la sangre y la energía para el timo, haciéndolo crecer en vitalidad y beneficiando también los pulmones, corazón, bronquios y garganta.
    Desde muy antiguo los sabios de Oriente estaban conscientes de esta relación entre Timo y Salud, por lo tanto diseñaron numerosos ejercicios para fortalecerlo. Uno de los más efectivos es el ejercicio de El Sol en el Pecho.

    El Sol en el Pecho

    • Póngase cómodo.
    • Busque su lugar tranquilo y aireado.
    • Masajee suavemente el centro de su pecho.
    • Visualice que allí hay un capullo de una flor que se va abriendo despacio a medida que recibe su cálido masaje. Esta visualización activa nuestra glándula Timo.
    • Con el puño flojo golpee amablemente el centro del pecho. Siga visualizando la flor que se abre.
    Ahora comenzamos el ejercicio propiamente dicho después de la preparación anterior.
    • Extienda sus brazos hacia adelante, palma frente a palma.
    • Cierre los puños. Esa va a ser la posición de partida.
    • Inhale por la nariz en forma lenta y profunda, al mismo tiempo traiga sus codos bien hacia atrás, bien pegados al cuerpo. Intente que sus omóplatos se acercan lo máximo posible y que el pecho se abra bien.
    • Retenga el aire.
    • Visualice entonces un sol brillante y poderoso en el centro de su pecho. Sienta su calor y poder de vida.
    Cuando llegue al límite de la retención, exhale por la boca entreabierta, mientras lleva sus brazos a la posición de partida. Repita la técnica de 5 a 15 minutos. Si ya tiene problemas en su sistema inmunológico conviene hacerla varias veces al día, todos los días hasta alcanzar mejoría evidente.

    UN DÍA DECIDÍ PERDONARME


    Mujer-triste-mirando-unas-flores-que-tiene-en-sus-manos
    Un día decidí dejar de culparme y hacer algo más constructivo, perdonarme y soltar algunas cosas de mi pasado que aún me pesaban. Dicen que cuando no llegas a perdonar a una persona, nunca terminas de superar lo que te hizo, no lo sueltas; cargas en tu corazón con el resentimiento, el rencor y la rabia; sentimientos que te intoxican desde dentro y que, a la larga, sólo traen consigo amargura y frustración. Entonces, ¿qué podía pasar si no me perdonaba a mi misma?. Nada bueno.
    Decidí dejar de justificar mis errores. Que confundimos justificar con perdonar y no es lo mismo. Las justificaciones alivian, a veces vienen bien, pero pueden actuar como una venda en los ojos; las excusas no nos permiten responsabilizarnos de nuestros actos, y así, nunca llegamos a afrontarlos. Sentarme cara a cara con mis equivocaciones, sin justificaciones, ni excusas, pero también sin culpas ni reproches, fue el primer paso.
    Decidí dejar de culpar a los demás de mis problemas. Es verdad que a veces no supe elegir bien mis compañías. Invertí esfuerzos en quienes no los merecían, relegando a un segundo plano a personas maravillosas. Pero al fin y al cabo, esa fue mi elección en ese momento de mi vida; me responsabilicé y me perdoné por ello.
    Siempre nos dicen, “no te preocupes si te equivocas, que de los errores se aprende”. Pero eso no es tan fácil. Hubo cosas que aprendí a la primera, pero no fueron muchas. Tropecé siete veces con la misma piedra, me caí, me rompí, me levanté y me volví a caer. Culpé a la piedra. Y volví a caer. Intenté cerrar los ojos para no verla. Y volví a caer. Traté de saltarla. Y volví a caer. Y es que no se trataba de ir por el mismo sitio esquivando piedras, sino de cambiar de camino.
    Perdoné las lágrimas que solté de más, por cosas que no valían la pena, que no valían mi pena. Fue más duro perdonar las lágrimas que no salieron. Aquellas que nunca encontraron camino a través de mi dolor, que quedaron dentro, ahogando mi corazón.
    Me perdoné por haberme dejado en último lugar tantas veces. Por no haberme cuidado y protegido. La tristeza que algunas personas traen a nuestra vida, aparece para avisarnos de que nos alejemos de esas personas; si te paras a escucharla, te lo dirá, pero es algo que no solemos hacer. Cuando una situación nos frustra y nos enfada, ha llegado el momento de luchar para salir de ella; pero en lugar de utilizar la fuerza de ese enfado para tomar impulso, se lo echamos a alguien a la cara, o nos lo tragamos y nos quemamos por dentro. Me perdoné por no haber sabido escuchar mejor a mis emociones y valorar su sabiduría.
    Me perdoné mis perfeccionismos, mis exigencias, mis miedos. El tiempo perdido en cosas sin importancia, un tiempo que jamás volverá. Paradójicamente el tiempo es algo que he aprendido a valorar con el tiempo. Me perdoné no haber sabido valorar lo que tenía, por darme cuenta demasiado tarde. Esto costó más. Recordé los momentos pasados, los momentos felices, aquellos que dan sentido a la vida y me prometí a mi misma no volver a pasarlos por alto. No pude perdonarme hasta que no pude sonreír al recordar. O quizás fue al revés. Da igual.
    Solté esa parte de mi pasado que siempre me pesó, quedé libre de él y, entonces, pude aceptarme de verdad, entera, completa, con mis luces y mis sombras. Pude soltar de una vez por todas esa maleta de mi pasado que ya no cabía en mi presente. Me sentí libre de cargas antiguas, preparada para lo nuevo que llegue a mi vida.
    Y entonces me di cuenta de que todos aquellos errores, equivocaciones y pérdidas formaban parte de mí, del mismo modo que mis éxitos y mis alegrías. Abracé todas aquellas experiencias, gracias a ellas soy quien soy.
    Y agradecí.
    Agradecí haber aprendido, tras tantas caídas. Da igual cuantas fueron, aprendí.
    Agradecí lo que pude dar a los demás, lo que pude darme a mi misma. A partir de hoy, seré más consciente de eso.
    Agradecí ser quien soy, miré a esa niña interior que llevo dentro y la abracé. Me acepté completa
    Y decidí.
    Decidí aprender a soltar aquello que me dañaba. Ya sean personas, situaciones, emociones o cosas.
    Decidí cultivar mi paz interior y no permitir que se viera alterada por cualquier circunstancia.
    Decidí dejar de vivir la vida como un desafío, como una lucha. La vida no es eso. La vida es vivir, disfrutar, crecer, amar… La lucha es para momentos puntuales.
    Decidí valorar cada día, cada momento de felicidad. Valorar a la persona que soy hoy y cuidarme. Valorar a cada persona que hay en mi vida, agradecer su amor incondicional.
    Decidí ponerme en pie, salir ahí fuera y volver a intentarlo de nuevo. Pero siendo un poquito más sabia y más fuerte. Que la vida sigue y seguiremos viviendo de la mejor manera que sepamos.
    Helena Arias
    http://mauandayoyi.blogspot.com.ar
    TOMADO DE http://selenitaconsciente.com/

    10 sabios pensamientos de Eckhart Tolle

    Eckhart Tolle, investigador y supervisor de la Universidad de Cambridge, experimentó una profunda transformación espiritual a sus 29 años, la cual provocó un cambio rotundo en su vida. A raíz de eso, se dedicó a la comprensión, integración y profundización de esa transformación y a su viaje interior. En sus libros “El poder del ahora”, “Un nuevo mundo, ahora”, “El silencio habla”, “Una nueva tierra”, “En unidad con la vida”, entre otros, busca sembrar una mayor conciencia y enseñanza sobre el momento presente.
    Simplemente “estar presente” en lo que ocurre, sin querer añadir un juicio o alguna otra cosa, estar en el presente. Con sus sonidos, vistas, gente, luces… solo dejar que el momento sea como sea, y que con el llegue la paz. Y la base de la filosofía de Tolle, es que todo sucede en nuestro interior pero solemos estar en estado de presencia alerta, es decir, solemos estar pensando y dando cabida a infinidad de preguntas y generar respuestas. Porque el pensamiento no tolera un estado de presencia, simplemente cuestiona y busca resolver. Los pensamientos ofuscan nuestra energía. El identificarnos y perdernos con el pensamiento es un hábito natural y consciente que nos hace desconectarnos del presente.
    Estar en la vida significa estar en el momento presente. Si puedes liberarte un momento, no toda tu vida, sino un simple momento de la necesidad de entenderlo todo, podrás estar presente a conciencia en este momento.
    Te invito a profundizar en estos 10 sabios pensamientos de Tolle, que te llevarán a la reflexión y a profundizar en el sentido de tus problemas, dolores o situaciones y a vivir mucho más consciente de cómo abrazarlas en tu presente.
    1. El estrés es causado por “estar aquí, pero queriendo estar “allá”.
    2. La inquietud, la ansiedad, la tensión, el estrés, la preocupación- todas ellas formas de miedo están causadas por estar demasiado en el futuro, y no suficiente en el presente. La culpa, el arrepentimiento, el resentimiento, la tristeza, la amargura, la frustración y todas las formas de no saber perdonar, se generan por vivir demasiado en el pasado y no suficiente en el presente.
    3. Cuando pierdes contacto con la quietud interior, pierdes contacto contigo mismo. Cuando pierdes contacto contigo mismo, te pierdes en el mundo. Tu sentido más interno de ti mismo, tu sentido de quién eres, es inseparable de la quietud. Ese es el “Yo soy” que es más profundo que el nombre y la forma.
    4. Toda adicción surge de una negativa inconsciente a enfrentar el dolor y salir de él. Toda adicción comienza con dolor y termina con dolor. No importa a qué sustancia sea usted adicto- alcohol, comida, drogas legales o ilegales, o una persona- usted está usando algo o a alguien para ocultar su dolor.
    5. Cuando te haces amigo del momento presente, te sientes como en casa donde quiera que estés. Si no te sientes cómodo en el Ahora, te sentirás incómodo donde quiera que vayas.
    6. Cualquier cosa que contenga el momento presente, acéptalo como si lo hubieras escogido.
    7. La causa principal de infelicidad nunca es la situación sino, tus pensamientos sobre ella.
    8. Cambia de forma de ver las cosas, y las cosas cambiarán de forma.
    9. A veces el dejar ir es un acto de mucho más poder, que defenderse o aferrarse.
    10. Si no hubieras sufrido como has sufrido, no tendrías profundidad como ser humano, ni humildad, ni compasión.
    Tomando conciencia de lo que sucede en ti, de lo que te agobia en este momento o te desconecta de ti mismo, comenzarás a encontrar las raíces de lo que te quita la paz. Toma conciencia de las historias que cuentas o te cuentas de tu infelicidad. Decide que eres feliz y estás en paz y que eso es mucho más importante que tener la razón y estar en lo correcto. Suelta esas quejas mezquinas que te van endureciendo y amargando en tu vida diaria e intenta SER y ESTAR presente en cada cosa que hagas, tu trabajo, tu convivencia, tu vida familiar y tu simple presencia de la naturaleza. Goza del momento presente, sin preguntas, sin añadir nada… recuerda que este presente es un maravilloso regalo del cielo.
    FUENTE vanguardia.com.mx

    Pronoia, cuando el universo conspira a tu favor



    livingwell_pronoia_illustration
    Existe un concepto contrario a la paranoia; la pronoia: donde la persona siente siempre que el universo conspira en todo momento (y secretamente) para su beneficio. En teoría, la pronoia es un neologismo, definido como el estado mental contrario a la paranoia, donde el individuo tiene el presentimiento de que el mundo funciona para ayudarlo. Personalmente, siento la pronoia como un estado de vibración, pues cuando te alineas con futuros, realidades y energías de alto calibre, literalmente sintonizas con eventos, personas y situaciones del mismo nivel y, por lo tanto, se tiene la sensación, y es literal, de que todo funciona siempre a favor de uno, en plena sincronía y armonía con las leyes, dinámicas, y procesos energéticos de la vida.
    En todo caso, desde 1982, con su primera aparición como concepto público, la pronoia tomó su lugar dentro del lenguaje social, y donde algo que antes era simplemente una forma optimista de ir por la vida, ahora resulta que le fue concedido un nombre clínico, y hasta algunos han pensado que podría llegar a ser un trastorno psicológico que habría que tratar. En general, muchos pensamos que, si las circunstancias y todo se vuelve a nuestro favor, es porqué estamos alineados con fuerzas mayores de la Creación que facilitan la manifestación de esos estados vibracionales altos. Aquí es cuando uno parece tener síntomas (que son lo que seguro, en algún momento, las farmacéuticas querrán que nos tratemos con medicamentos) de ataques repentinos de optimismo e incrementos de buena voluntad. Todo un problema para el sistema, la verdad, pues no vaya a ser que realmente creamos que las cosas pueden ir tan bien como lo estamos percibiendo y viendo materializado, y nos vayamos a acostumbrar a estar en ese estado.
    Hasta los clásicos griegos la practicaban
    En todo caso, el tema viene de lejos, ya que hace siglos, nuestros antepasados, sabían del poder que tiene alinearse con las fuerzas que rigen la vida y la naturaleza. Los griegos, por ejemplo, tenían una palabra –Kosmos– para refe­rirse a la totalidad ordenada de la existencia, una totalidad que incluía los mundos físicos, etéricos, emocionales, mentales y espirituales. Desde su punto de vista, la realidad última no era tanto el cosmos (la dimensión estrictamente física, nuestro universo 3D, la realidad espacio-tiempo que conocemos) como el Kosmos (con K, que incluye las dimensiones no-físicas, todo lo emocional, mental y espiri­tual de los niveles y planos superiores de la existencia).
    El Kosmos, pues, no se refería sólo a la materia inanimada e in­sensible, sino a la totalidad viva compuesta por la materia, el cuerpo, la mente, el alma y el espíritu. Si debe existir una autén­tica alineación con la vida, no debe centrarse exclusivamente en el conocimiento y comprensión del cosmos, sino del Kosmos, en su conjunto, sino, no hay forma de explicar porqué existe realmente la pronoia, y porqué es tan real como lo es cualquier otra cosa. Lo que ocurre es que la sociedad moderna ha aca­bado reduciendo el Kosmos al cosmos, la totalidad compuesta de materia-cuerpo-mente-alma-y-espíritu a la materia sólida pura y dura, como único referente de lo que es válido y real, hasta el punto de que, en el mundo insípido y anodino del materialismo científico, nos cerramos a la idea de que pueda existir realmente una forma de alinearse y conectarse con un universo más allá del plano físico, y vivir y disfrutar de sus leyes y sus invisibles dinámicas, que hacen que, literalmente, si te enchufas a ellas, conspiren en tu favor constantemente.
    Viviendo en pronoia
    Para ridiculizar este aspecto, el concepto de la pronoia pareciera estar en completa oposición con el mundo en el que estamos. No es nueva, pero si subversiva para el sistema establecido, que procura que no nos enteremos de ninguna de las formas de la maravillosa existencia de todo aquello que no vemos con nuestros ojos. Y, ¿cómo se vive en pronoia? Pues solo exige que uno se conecte al flujo de la vida en su más alta expresión: a través de las energías de la felicidad, de la risa, del amor, de la empatía, de la cooperación y colaboración mutua, y eso sucede cuando dejamos de vivir desde el modo “supervivencia”, saliéndonos de los miedos y la separación para conectarnos con el modo “disfrute del momento”.
    La pronoia, en uno mismo, es tremendamente fácil de demostrar, y, en general, nos da igual que otros nos crean o no cuando les aseguramos que la vida parece conspirar a nuestro favor en determinados momentos de nuestro paso por este plano. Simplemente, cuando el ser humano se halla centrado en un determinado esta­do de la existencia, es decir, cuando vivimos en torno a un determinado nivel de consciencia, todo nuestro mun­do físico, energético, psicológico, nuestros sentimientos, motivaciones, ética, valores, nuestro sistema de creencias, nuestra visión acerca de la realidad en la que existimos, está en consonancia con los niveles de realidad más altos posibles dentro de nuestro planeta (evidentemente, acotados por la realidad macro del sistema bajo el que existimos, pero ya lejos de sus estratos más densos y complejos que es donde nos intentan mantener constantemente).
    Los dos lados del péndulo
    Cuando esto sucede, el universo conspira y nos da total libertad. Podemos vivir desde la paranoia o desde la pronoia, o en cualquier estado intermedio según vaya de un lado a otro el péndulo de nuestra realidad. Ahora mismo, debido a los medios de comunicación, asistimos a un escenario donde se plasman muchas escenas de uno de los bandos, pero todos tenemos montones de oportunidades de experimentar la otra elección. El universo conspira en darnos aquello que elegimos o en lo que nos enfocamos: si somos pesimistas, nos dará más experiencias y acontecimientos en ese sentido. Si elegimos el optimismo, comenzaremos a ver nuestra luz y la que hay en todo nuestro alrededor, sabremos siempre que formamos parte del conjunto de todo lo que existe, y ello nos permitirá ser desde la parte más divina y primordial que nos define.
    ¿Una pastilla para curar la pronoia? No, un esfuerzo por vivir siempre en ella. Mi universo me dice que siempre me está y me estará ayudando, y no he percibido en ningún momento que haya dejado de hacerlo.