Muy recomendada.

jueves, 31 de marzo de 2016

LAS ADICCIONES SEGÚN LA BIODESCODIFICACIÓN


Las adicciones son MAMÁ y en mucho menor porcentaje, papá.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Si yo presento algún tipo de adicción ya sean drogas, alcohol, tabaco, tranquilizantes, etc. Significa que necesito que mi mamá esté a mi lado para afrontar un reto. Es mi manera de solicitar ayuda de mamá de la forma equivocada. Quiero que ella me vea “víctima”, porque sólo así me ayudará.
Y pueden ser cosas tan simples como afrontar mi adolescencia, salir adelante de un problema escolar o profesional. No hay edad. Y por supuesto que mamá no está para mí siempre, o cuando menos, no es adivina. Por lo que si yo no expreso mis necesidades, para mi será más fácil afrontarlo todo con drogas.
“No soy capaz de afrontar una situación”.
“Con esto (droga) me siento fuerte”. “Con un cigarrito me siento seguro”. “Con una copa me siento seguro”. “Con una dosis me siento seguro”. “Con una pastilla me siento seguro”.
Todas las adicciones, esconden algo. Toda adicción evita el contacto con la emoción. Puede ser un sentimiento de vacío existencial, falta de amor, sentirse solo, desconexión con nuestro ser superior. Nuestra realidad nos hace sufrir y la adicción enmascara nuestro sufrimiento, de forma temporal para luego recrudecerlo.
ALCOHOL El alcoholismo, está frecuentemente relacionado con el deseo de huir de responsabilidades. Con el deseo de seguir siendo el niño irresponsable y no ser castigado. O bien el miedo a afrontar situaciones negativas en el plano afectivo, por miedo a ser herido. Es mi forma de evadir el ser adulto responsable y a enfrentar mi vida.
En muchas ocasiones, las personas alcohólicas, fueron hijos no deseados, aunque haya sido por un segundo. Por lo tanto, aunque vivan un buen embarazo y sean hijos muy queridos, queda una emoción guardada en el inconsciente que le dice a la persona: tu padre, tu madre no te ama, todo el amor que te demuestra es falso.
Por lo tanto, la persona busca hacerse daño y ser víctima para retar al padre o la madre a “que lo amen”.
Y en una gran mayoría de los casos lo logran, porque la madre o el padre se preocupan, lo mantienen, le dan dinero, lo acogen en casa y hasta le dan dinero para su alcohol.

¿Cuál es la emoción biológica oculta?

  • ¿De qué me sirve ser o hacer tal cosa, qué caso tiene?
  • Sensación de inutilidad, futilidad, culpa e incapacidad.
  • Rechazo de uno mismo.

¿Cómo libero esa emoción biológica?

  • Vivo en el presente.
  • Cada momento es nuevo.
  • Elijo ver mi propio valor.
  • Me amo y me apruebo.

TABACO

El tabaquismo, está relacionado con conflictos de madre y territorio. Es común que la madre de un fumador sea una madre firme, que da por hecho que su hijo o hija es fuerte, que de ninguna manera espera verlo o verla fracasar. Por lo tanto la persona, desea llenar ese vacío de cariño materno (territorio) con “humo”. Y no significa que las madres no amen, sino que no lo saben expresar de la manera en que el hijo espera.
Hay madres muy cariñosas, que dan besos y abrazos, pero cuando el hijo pide algo, expresa algo, pregunta algo, la madre dice cosas como: “Ay que tonto”, “Tú y tus cosas”, “Qué no piensas?”, “Ay eso no es importante”. La madre lo toma como una broma, una tontería sin importancia, por lo tanto la persona siente que no es amada ni respetada.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?

El tabaco es madre y territorio.
“Me siento apartado del territorio, me siento apartado de mi madre”.
“Me siento invadido en el territorio, invadido por mi madre”.
Los pulmones simbolizan la idea de libertad y comunicación, y las personas intentan crear esa libertad (que no tienen con su madre) y esa comunicación (que no tienen con su madre), fumando.
Pero como esas creaciones no son reales, y como la persona ve que no logra ese real acercamiento materno, continúa fumando.
Fumar no es malo y no causa ninguna enfermedad, esas son “falsas creencias” ampliamente extendidas, pero si lo que buscas es una solución, mejor habla y arregla las cosas con tu madre. Y si vas a fumas, disfrútalo y hazlo con plena conciencia de que es un gusto tuyo.

¿Cuál es la emoción biológica oculta?

  • Huyo de mí mismo.
  • Tengo miedo de fracasar.
  • No sé amarme y mucho menos expresarlo.

¿Cómo libero esa emoción biológica?

  • Ahora descubro lo maravilloso que soy.
  • Decido amarme y disfrutar de mí mismo.

DROGAS Y TRANQUILIZANTES

Las drogas y los tranquilizantes, están relacionadas con el sentimiento de sentirse alejado, separado o ignorado por mamá o papá. Es una manera de evadir la emoción de sentirse poco amado o importante para los padres. Es muy común que niños con madre o padre ausente caigan en drogas o tranquilizantes, porque esas sustancias los hacen evadir su “abandono”, que en muchas ocasiones no es físico. Pueden ser hijos de padres ricos o pobres, eso no importa, pero es un hecho que nunca están los padres en casa o bien, aunque están, ignoran a la persona. No hay una convivencia familiar fortalecida y entonces la persona, encuentra en las drogas, la manera de evadir ese dolor.
También puede suceder que la persona tenía una hermosa vida familiar, pero por circunstancias profesionales, sentimentales o simplemente de la vida, se ha alejado de la familia y eso le duele, por lo tanto lo evade. Esa mujer cuyo marido trabaja todo el día y no le presta la mínima atención y cuando él está en casa la ignora. Ese hombre que vive para trabajar, que vive solo y que al llegar a casa sólo encuentra silencio.

¿Cuál es la emoción biológica oculta?

  • Me siento separado de mi familia.
  • A nadie le importa lo que yo vivo y siento.
  • Creen que soy fuerte, pero no lo soy.
  • Necesito amor.

¿Cómo libero esa emoción biológica?

  • Comprendo que el proceso de la vida es duro pero lo disfruto al máximo.
  • Comprendo que evadir la lejanía de la familia no es motivo para que yo me dañe.
  • En cualquier momento yo soy capaz de volver al círculo familiar.
Fuente: Akasha Sanación Integral
TOMADO DEhttp://sincro-destino.com

PRÁCTICAS PARA LIBERAR EMOCIONES NEGATIVAS A TRAVÉS DE LA REPROGRAMACIÓN MENTAL





Este es un ejercicio de auto-sanación, para liberar todas aquellas emociones negativas, bloqueos, que han quedado en nuestro interior y forman un nudo en una parte de nuestro cuerpo físico, el cual no permite que la energía fluya correctamente.
Estos bloqueos son como quistes, o pelotas, o bolas de energía de baja vibración que se quedan en una zona de nuestro cuerpo físico, como por ej, el pecho, o la espalda, o las cervicales, etc, y nos producen molestias, dolor y con el tiempo enfermedades.

Para poder liberar estas emociones, estos bloqueos, primero hemos de tomar consciencia de ellos, después liberarlos y a continuación reprogramar nuestra mente consciente con afirmación positiva, que pasará directamente a nuestro subconsciente.
Cogemos papel y lápiz y antes de escribir nos detenemos unos minutos a observar toda nuestra vida, nuestro pasado, recordando todos aquellos sucesos y personas que tanto dolor y sufrimiento nos causaron.
A continuación, empezamos a escribir todo lo que recordamos; escribimos qué persona nos causó tanto daño y cómo nos sentimos entonces. (Aquí es cuando tomamos conciencia de cómo nos sentimos, de la emoción negativa que nos ha provocado el bloqueo).
Escribimos todas las cosas que sucedieron; personas, situaciones, sitios y lugares en los que podemos recordar un profundo dolor (puede ser un ataque de ansiedad, puede ser un desmayo, puede ser algo que nos avergonzó, puede ser rechazo, frustración, pueden ser malostratos, puede ser una antigua pareja que nos dejó, una ruptura sentimental dolorosa, la separación de nuestros padres, puede ser una caída, un golpe que no podemos olvidar, un trabajo que nos quemó, una situación estresante, la muerte de un ser muy querido, etc…).


Para escribir podemos utilizar los ejemplos siguientes:

1- “Cuando era pequeño, me caí de un precipicio y me desmayé. Al despertarme, me levanté y tenía la mano rota. Ese momento me impactó, fue un shock, sentí miedo, terror, la mano me dolía mucho, estaba asustado, lloraba mucho, gritaba buscando a mis padres…”

2- “Mi primera pareja me dejó, llevábamos algunos años de relación y de repente pufff… qué shock!! Mi corazón quedó roto durante largo tiempo, sentía un gran vacío, mucha tristeza, ganas de morir, de no despertar nunca más, sentí impotencia, rabia, ira, incluso odio hacia esa persona...”


3- “En la escuela se reían de mi porque decían que yo era tonto, que no valía. Eso me hacía sentir mal, feo, rechazado, baja autoestima, tristeza, pena, rabia, ira, soledad, frustración…”


4- “Mis padres se separaron, y para mi fue muy doloroso, muy traumático. Sentí dolor, mucha tristeza, ganas de llorar, ira, rabia, sentimiento de culpa…”


5- “Se murió alguien a quien amaba mucho y eso me causó mucho sufrimiento, sentí dolor, vacío, pena, tristeza, el corazón roto, mucha impotencia, ganas de no volver a despertar…”


6- “Mis padres me maltrataron durante años. Yo sentía mucha rabia, ira, ganas de escapar de casa, impotencia, frustración, baja autoestima, pena, tristeza, odio hacia ellos…”

7- “Me detectaron una enfermedad importante y grave. Sentí mucho miedo (a sufrir y a morir), me sentía diferente que los demás, sentí pena, tristeza, dolor, impotencia, sentimiento de culpabilidad…”


Todos estos ejemplos son para ayudarte a que tú puedas expresar en el papel tus vivencias dolorosas, y cómo te sentiste. De esta manera estarás tomando conciencia de esas emociones negativas que han causado un bloqueo emocional en ti.

Una vez hemos tomado conciencia de esas emociones, que pueden ser muchas, ahora vamos a la siguiente parte del ejercicio que es liberar conscientemente esas emociones concretas. Y escribimos:

“Me libero de estas emociones negativas que tengo para siempre: suelto la pena, suelto la tristeza, suelto la depresión, suelto la ansiedad, suelto la angustia, suelto el rechazo, suelto la frustración, suelto la inseguridad, suelto la ira, suelto la rabia, suelto el odio, suelto la impotencia, suelto la desconfianza, suelto el miedo, etc. Lo suelto todo y me quedo libre y limpio”.

Una vez hemos soltado las emociones, ahora vamos a reprogramar nuestra mente subconsciente a través de la mente consciente. Escribimos:

“Ahora soy libre, ya pasó, ha quedado atrás, lo he soltado, me he liberado, y ahora, en el presente, me siento tranquilo, feliz, me siento en paz, estoy sanado”.

Cuando afirmamos esta frase, estamos reprogramando nuestro subconsciente (la información consciente pasa al subconsciente y se va quedando grabada allí). Puedes repetir esta última frase las veces que tú creas necesario, que sientas lo que estás afirmando. Es de esta manera como estás sanando.
Una vez has llegado aquí, el ejercicio ha finalizado, puedes tirar los papeles que has escrito, no sirven para nada.


Puedes repetir este ejercicio las veces que tú desees, siempre observándote: “¿cómo te sientes? ¿te sientes mal? ¿hay alguna molestia o algún dolor? ¿no puedes olvidar a aquella persona que te causo tanto daño? ¿no puedes olvidar aquel lugar en el que sufriste?”. Cada vez que te observes, sabrás qué emociones hay que liberar.
Por supuesto, una vez quedas libre de las emociones del pasado, van a ir surgiendo nuevas emociones para liberar. Y también puede ser que haya emociones del pasado que han sido tan traumáticas que necesites de varias veces hacer este ejercicio de liberación.
Este ejercicio te irá muy bien para ir practicándolo cuando lo necesites y las veces que lo necesites.




Camino al despertar

miércoles, 30 de marzo de 2016

CÓMO MEDITAR EN CUALQUIER LUGAR



A todos nos gustaría meditar todos los días, claro! Pero es difícil encontrar un momento y un lugar donde poder concentrarnos en nosotros mismos y dejar paso a ese momento de meditación tan beneficioso para nuestra salud. Te contamos una manera fácil de poder meditar en casi cualquier momento y en cualquier lugar.
El conseguir unos pocos minutos de “estado Zen” ya no se delega solamente a los hippies o los votos de silencio, todo el mundo desde las nuevas madres a los altos ejecutivos de negocios están empezando a encontrar huecos en sus ajetreadas vidas para poder meditar. Y lo más interesante es que ni siquiera tienen que desplegar su esterilla o sentarse sobre un cojín para cosechar los beneficios de la meditación, ya está demostrado: tan sólo unos pocos minutos de meditación pueden caber en cualquier lugar.
El entrenador de meditación profesional Lynne Goldberg a hecho frente a la realidad frente a las ficciones de la meditación, y nos da una guía práctica para poner en marcha. Además de sus consejos te ofrecemos una serie de lugares inesperados para practicar meditación con tan solo diez minutos o menos …
Cómo meditar en cualquier lugar
DURANTE UN VIAJE
Muy bien, conduciendo a 120km/hora por la la carretera no es exactamente lo que estamos hablando, pero por ejemplo sentado en el metro, en el autobús, y sí, incluso detenido en el tráfico de una hora punta, son excelentes lugares para despejar tu mente y encontrar la quietud en la prisa.
EN EL MERCADO
De pie en la cola del supermercado no tiene por qué ser una experiencia extra sensorial, ni nada fuera de lo corriente. Simplemente toma algunas respiraciones profundas y suaviza la mirada, no te centres en una sola cosa en particular. Antes de darte cuenta, vas a estar fuera de la cola, y habrás atravesado el umbral de la puerta.
EN EL AIRE
Estás sentado en un asiento acolchado, kilómetros flotando sobre el cielo … esto puede sonar como una receta perfecta para el éxito de una meditación para nosotros. El zumbido del motor de avión puede ser sólo el tipo correcto de “ruido blanco” para conseguir que en la zona no importa quién (o qué) se encuentra en el asiento junto a ti.
EN UNA FIESTA
Tanto si eres extrovertido al máximo o introvertido hasta la médula, estar un par de minutos para que nos centremos mientras que estás en una gran fiesta puede hacer que la experiencia sea más agradable y satisfactoria. Esto se puede hacer de dos maneras. Ya sea conscientemente, meditando mientras estás de pie a un lado y “observando a la gente”, o lo que nos parece mucho más interesante, puedes permanecer al baño (sí, pruébalo) durante unos momentos a solas para encontrar tu propio centro. Confía en nosotros en este caso, el tomar el tiempo para uno mismo en medio de la algarabía lo convierte en una experiencia mucho más divertida, y que se abre a todo tipo de nuevas conexiones.
No le des más vueltas, haz meditación en cualquier lugar.
*LA RESPIRACIÓN
Comienza con una gran inhalación y exhalación, con una respiración lenta, lo que provoca una limpieza profunda. Expandiendo tu estómago y el pecho totalmente en la respiración, y exhalando plenamente, sintiendo la tensión al salir de tu cuerpo a medida que dejas salir el aire por la boca. Puedes hacer el suspiro audible si lo deseas.
RESPIRACIONES PROFUNDAS
Vuelve al ritmo natural de tu respiración, inhala y exhala por la nariz. Ahora pon tu atención por completo en tu respiración, notando la temperatura del aire a medida que toca tu nariz y siguiendo el aliento en los conductos nasales, los pulmones, el abdomen…

RESPIRACIONES INVERSAS

Ahora cambia ese patrón de respiración desde el vientre y luego hacia el pecho, prestando atención a la sensación del aire que sale de tus fosas nasales. En tu inhalación puedes repetir en silencio a ti mismo, “respirando”. En tu respiración se puede decir, “respirando”.
CON POCA ATENCIÓN
Cada vez que te notes que tu atención se ha desviado de tu respiración, suavemente solo vuelve a ella y a dichos estados. No te preocupes si tienes que hacer esto una y otra vez – esto es la práctica de la meditación. Toma una respiración profunda para una limpieza final – y ya está!

Namasté.
FUENTE ayurvedadeltibet.com

La vida es sueño


Jesús nos muestra que sólo hay que “despertar”, “darnos cuenta”, “recordar” nuestra esencia divina natural y sólo así viviremos en la plenitud del Ser.

Jesús fue una mente humana que comprendió la Vida desde la experiencia humana. Fue un hombre que como tú, como yo, vivió en este mundo material, de formas, atravesando la experiencia dual, de creerse separado de los otros hombres, de los otros seres, de creer en el mundo de afuera…pero en un momento –no sabemos cuándo- “despertó”.

En un momento de su vida resucitó, pero resucitó antes de que fuera la resurrección que conocemos después de la crucifixión. Como dice José Luis Molina, pudo haber resucitado luego de pasar por el episodio que se conoce como “las tentaciones de Jesús” en el desierto, narrado por Mateo en el Nuevo Testamento cuando pasó cuarenta días y cuarenta noches “tentado por el diablo”. Jesús vivió allí su experiencia dual y no dual. Es decir, algo de su humanidad, la mente dual o “el programa” o “el ego” lo inclinaba a creer que era un dios, alguien superior a los demás, diferente, especial, y seguramente pudo creer que era un ser separado, sin embargo eligió otra percepción.

Entonces, acercándose el tentador, le dijo: Si eres el Hijo de Dios, di que esas piedras se conviertan en panes. Más Jesús le respondió: Escrito está: No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.

En ese párrafo como los siguientes, se manifiesta la elección que hace Jesús. Si hubiera creído el mundo dual, Jesús hubiera accedido a hacer la demostración, para que el mundo supiera que era un dios, diferente a los demás. Sin embargo, Jesús eligió otra percepción diferente a lo que su mente programada humana le mostraba como real. Él era consciente, sentía a través de su “corazón radiante” que era un Ser Compartido, que su mente no era algo chiquito y separado, sino que era parte de la Mente Universal, que en su Ser se manifestaba el Universo y el Universo se manifestaba en su Ser.

Jesús tomó conciencia así de que “nada real puede ser amenazado” y que “nada irreal existe”, como dice “Un curso de milagros”. Él se dio cuenta de que lo que veía y sentía en este mundo material, de formas, no era él, Él era el Ser, la Fuente y que todos formamos parte del Ser, de la Fuente, del Todo, del Tao, de Dios. Él se dio cuenta (recordó) que la única realidad es la Unicidad y que en esta experiencia humana nos olvidamos de lo que somos, nos olvidamos de que somos Uno, que el Todo es la parte y la parte es el Todo. Él se dio cuenta (recordó) que en esta experiencia humana creemos que la realidad es lo que vemos y que estamos separados los hombres, los objetos, en un mundo de opuestos; en esta experiencia humana creemos en “el sueño de estar separado de Dios”, separados del Todo. Pero él recordó su divinidad, como la de todos, porque somos Uno, todos somos Uno y todos formamos parte de esa Inteligencia Divina que es la Vida.

Después de esto le transportó el diablo a la santa ciudad de Jerusalén, y le puso sobre lo alto del templo y le dijo: si eres el Hijo de Dios, échate de aquí abajo, pues está escrito: Que te ha encomendado a sus Ángeles, los cuales te tomarán en las palmas de sus manos para que tu pie no tropiece contra alguna piedra. Replico Jesús: También está escrito: No tentarás al Señor tu Dios.
Todavía le subió el diablo a un monumento muy encumbrado y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos. Y le dijo: todas estas cosas te daré si, postrándote delante de mí, me adoras. Entonces Jesús le Respondió: Apártate de ahí Satanás, porque está escrito: Adorarás al Señor Dios tuyo, y a él sólo servirás”.

Así continúa el episodio de las tentaciones de Jesús en el desierto. Aquí nos muestra que las tentaciones son los errores de percepción. Jesús no rechazó lo que veía, -que era su mente programada proyectada-, no se victimizó por lo que sucedía, porque el Espíritu de Dios lo hizo entrar en desierto para vivir estas tentaciones o “errores de percepción”. Él reconoció que creer en lo que le mostraban, le decían, era el error y que el verdadero conocimiento proviene del interior, del Ser Compartido.

Él aceptó que ese fuera su momento necesario para “despertar” del mundo material, donde podrían idolatrarlo como un ser superior, diferente, especial, que podía creerse superior. Él pudo creer en algún momento en el mundo dual, de la imagen, del “especialismo”, la riqueza material y los “valores” de este mundo de formas, sin embargo eligió. Eligió otra percepción porque supo que era la única real. Recordó que la única realidad, es la de Dios, que todos somos Uno y Uno somos todos. Él se dio cuenta de que como dijo Jung “quien mira afuera ve un sueño y quien mira adentro despierta”. Y él se miró adentro y despertó. Y así nos marcó un camino, el camino de la Verdad. “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”.

No sabemos cuándo fue el despertar de Jesús. Las religiones dicen que era un hombre “iluminado”, que nació “iluminado”, pero desde nuestra experiencia humana podríamos pensar que el despertar se realiza sólo desde la creencia de uno mismo en un mundo dual, se realiza desde la creencia en un mundo de apariencias. Sólo creyendo que el mundo que vemos es real es de donde podremos despertar. Sólo podemos despertar de un sueño, pero si no sabemos que estamos en un sueño, no podemos despertar. Si creemos que lo que vemos es la realidad y no un sueño, nunca despertaremos.

Rupert Spira explica muy bien esto. Él dice que el estado de vigilia (lo que los hombres creemos que es la realidad) es en verdad un sueño y lo compara con “soñar con sueños”. Cuando estamos en ese estado de “soñar con sueños” creemos que lo que soñamos es la realidad, y sentimos dolor, o cualquier emoción como si fuera real, y sólo cuando nos despertamos nos damos cuenta de que no nos pasó nada, que estábamos en la cama durmiendo, y que todo fue un sueño o una pesadilla. Lo mismo es con la vida. Podemos despertarnos del sueño en vida o en el momento de la muerte, cuando nuestro ser deja el cuerpo, deja la experiencia humana. Hemos venido al mundo para experimentar cómo es olvidar nuestra esencia pero con el objetivo de recordarla, de comprender.

Creemos que lo que sentimos es real, lo que vemos es real, los objetos, las sensaciones, las percepciones. Creemos en la materia, sin embargo es un sueño y la única realidad es nuestro Ser Compartido con el Universo, del cual formamos parte (el todo es la parte y la parte es el todo). Nos damos cuenta de que la realidad es en verdad holográfica. Incluso, la física cuántica, nos está diciendo que en realidad la materia no existe, todo es energía, vibraciones y sólo si vivimos el momento, el aquí y ahora, nos damos cuenta de esa Unicidad del Universo.

Spira dice también que el ser en su estado puro, natural, es la consciencia, es el sueño profundo, mientras que “el sueño con sueños” y lo que denominamos “vigilia” son proyecciones, o modulaciones del “sueño profundo”, de la Consciencia Universal. Él dice que nuestra mente es como remolinos de agua en un río, cada cual con un formato diferente, con ondas más grandes o más pequeñas (cuerpo, pensamientos, emociones), pero todos los remolinos son agua en movimiento y el agua es la Fuente, el todo y la parte.

Despertar es darnos cuenta de que somos el sueño profundo

Siempre me llamó la atención lo que se dice desde la medicina y la psicología en cuanto a la importancia de dormir “regular y profundamente”. Se atribuye importancia a dormir durante un horario habitual y  “profundamente”, lograr llegar a esa fase del sueño en donde se duerme pero no se sueña (III y IV del sueño No REM) porque la actividad mental se reduce en su mayor porcentaje, disminuye significativamente la frecuencia de las ondas cerebrales.

Se trata del sueño profundo denominado sueño de ondas lentas que se sintetiza en la sigla S.O.L.. Llamativamente el sueño más revitalizador es el sueño “sol”, como la energía solar que da vida. Sólo si logramos este sueño SOL (que generalmente ocupa el 20 % del total del sueño) se libera gran cantidad de la hormona del crecimiento o rejuvenecimiento de nuestro organismo. El sueño de onda lenta es fundamental para generar energía al cuerpo-mente, al ser. Según HelpGuide.org, el sueño de onda lenta ayuda a estimular el crecimiento y el desarrollo, le da al cuerpo la oportunidad de reparar el músculo y el tejido dañado y estimula el sistema inmunológico. El sueño SOL es una inyección de vida para el ser.

De esta manera, vemos que a través del sueño SOL podemos autocrearnos a nosotros mismos cada día, autoregenerarnos, repararnos, absorbiendo vida de la Vida, como la Consciencia que se retroalimenta de sí misma. Incluso Spira dice que dormir profundamente es como morir –dejamos el cuerpo- y volvemos a nacer cada día con un ser diferente. Luego de tener un sueño reparador (profundo) nos sentimos con más energía vital, el cuerpo está más enérgico y la mente está reseteada.

Por eso, volviendo a Jesús y su despertar, despertar para un hombre es recordar la naturaleza del Ser, es sentir ese “sueño profundo” del que todos formamos parte y que es la realidad. Despertar es darnos cuenta de que, como decía Segismundo, “la vida es sueño –un engaño, una ilusión- y los sueños, sueños son”. Jesús no fue el único ser iluminado, el único que despertó, fueron y son muchos. Él trascendió la historia de la humanidad, como otros. Hoy muchas mentes están despertando del sueño.

Decíamos que Jesús resucitó antes de la crucifixión porque su “despertar” fue antes, no sabemos cuándo. Mientras que la crucifixión nos está mostrando –desde una experiencia extrema- que se puede sentir la naturaleza real de la Vida, del Ser, tener conciencia incluso desde una experiencia tan tremenda como una crucifixión que el sufrimiento, el dolor son “no reales”, son engaños, ilusiones de la mente del hombre cuando se cree separado del Todo, del Universo, del Ser Compartido, de la Inteligencia Universal, del Alma, del Tao, de Dios. Jesús sintió su naturaleza divina y eterna, y no se identificó con el ser separado, de sufrimiento y dolor porque sabía que eso “no era real”.

Y quienes lo vieron resucitado, sintieron su ser, la esencia divina compartida, aunque quizás la imagen no era la misma, pero supieron que era Él porque también ellos habían “despertado” del sueño y la Verdad se les manifestaba, porque el único conocimiento real es el que proviene del Ser Compartido.

Podemos despertar como lo hizo Jesús, porque él lo hizo desde nuestra naturaleza. Podemos resucitar como lo hizo Jesús si percibimos la vida desde la Realidad. Él nos mostró y nos sigue mostrando el camino… Él nos mostró cómo vivir nuestra naturaleza, que es paz profunda y plenitud, pase lo que pase y sea lo que sea el sueño terrenal…

=====================================
Autora: Silvina Garrido (poesiasatumedida@gmail.com)

martes, 29 de marzo de 2016

El despertar y la conciencia de unidad



Publicado por: Mary Bernedo
Conciencia de unidad
En el proceso evolutivo de nuestra alma no existe un camino trazado que marque un rumbo fijo ya que todo en el universo, es impermanente.
Existe un proceso evolutivo que realizamos vida tras vida, es así que en cada experiencia vamos alcanzando “estados” de conciencia” , y sólo para que la mente dual lo interprete alcanzamos “niveles“, y en esos estados de conciencia permanecemos alerta a todo lo que sucede, tanto dentro como fuera de uno mismo, simultáneamente. Prendemos la luz de la conciencia, eso es el despertar.
La conciencia se desarrolla pasando por diferentes estados. Estos son: el instinto, las emociones, el pensamiento (concreto y abstracto), la conciencia de sí, la conciencia de unidad, la conciencia de Ser.
En este artículo me referiré sólo a la Conciencia de Unidad.

¿Qué significa la conciencia de unidad?

La Conciencia de Unidad es el último estado en el proceso evolutivo de la conciencia. Es la percepción de que no hay separación, que somos parte de un todo. La mente no crea separabilidad pues es todo contenido en ese estado de conciencia.
¿Y como es que la mente regularmente separa la conciencia?
“Cuando un hombre piensa en aquello que percibe, necesariamente se siente separado de ello. Es decir, lo concibe como algo externo a él mismo.
 Es así como ‘el pensador’ queda separado y fragmentado en ‘yo’, y concibe lo demás como ‘no yo’. Cuando se activa el pensamiento, inmediatamente, surge la fragmentación. Esta fragmentación está formada precisamente por el ‘pensador’ en un extremo y por ‘lo pensado’ en el otro. El pensamiento y el pensador no son dos actividades diferentes y separadas sino sólo una. Tan pronto el pensamiento se detiene, el pensador se diluye junto con él y, por lo tanto, la sensación de fragmentación que produce.
En el momento que el pensamiento se detiene y el hombre permanece absolutamente alerta, se presenta la vivencia de unidad, el eterno presente porque es intemporal.
Como no hay separación, no hay muerte y nacimiento, no hay bien ni mal, no hay objeto y sujeto, porque se desvanece la identidad, No existe el yo separado, es una ilusión, si existe una identidad suprema, el Todo. Podemos percibir que no existe el tiempo porque no existe ni pasado ni futuro.

La conciencia de unidad es un estado de alerta percepción

Conciencia de Unidad 2
En el cual se produce la sensación de unión con lo percibido; se produce la sensación de “todo es uno”. La conciencia de unidad implica la ausencia de pensamiento para poderse presentar, ya que, esté separa al pensador de lo pensado, al observador de lo observado.  Es así como la mente queda silenciosa, cristalina como el agua. Y en este estado de transparencia “el que percibe” y “lo percibido” se diluyen, para sólo quedar en su lugar, “el percibir”. El observador y lo observado se hacen uno cuando la percepción es alerta y el pensamiento está ausente.
Ken Wilber dice sobre la conciencia de unidad : “el presente es un momento sin límites espaciales o temporales y por eso los místicos abrazan al tiempo en su totalidad. Entonces, la conciencia de la unidad es el ahora eterno. Uno no tiene experiencias presentes, uno es las experiencias presentes. No hay delante de uno ni detrás. Y uno no tiene donde quedarse, a no ser en el presente intemporal, en la eternidad.”
Cuando ese estado ha madurado, entonces ese hombre tiene una calidad diferente al hombre común y corriente. Ese hombre se sienta en un jardín y entonces, empieza con su propia conciencia a ver el mundo que le rodea. Y al verlo con profunda atención, hay un momento en el cual la conciencia no puede separarse de aquello que esta percibiendo: se empieza a experimentar sumamente unido a todo.
Si esta conciencia de unidad madura y llega a un clímax profundo, ya no solo me experimento unido al exterior, sino que me hago uno con el exterior: soy el árbol, soy el pájaro que vuela, soy el agua que cae, soy los niños que ríen, , lo soy.

¿Pero como vas a experimentar esa unicidad con todo lo que percibes?

Esto se logra porque no hay una actividad mental, como el pensamiento que me esté separando de aquello que percibo y me informe: “ese es un señor”, “ese es un árbol”, “esa es un ave”, “ese es el sonido de una máquina”. Pero cuando estoy en este estado de absoluta contemplación, con plena conciencia del exterior, no hay un fenómeno de separación entre el sujeto y el objeto. Entonces me experimento unido; empieza una sensación de que todo es una sola cosa. Todos estamos unidos y culmina este estado como único: YO SOY Todo eso. Es un estado avanzado. 
El primer estado para alcanzar la conciencia de ser Absoluto es permanece atento y despierto y te darás cuenta de que “yo soy yo” de que “eso es eso”. En este primer estado no me puedo separar del árbol, pero hay una clara consciencia de que “yo soy yo” y de que “eso es eso” (el árbol). En este primer estado  no me experimento siendo uno con el árbol. Pero si lo sigo observando en perfecto estado de absoluta atención y conciencia, llega un momento en que se pierde la referencia de “yo soy yo” y de que “eso es eso” y me empiezo a experimentar tan unido al árbol que finalmente me hago uno con el árbol. Es decir, que obtengo la conciencia de ser el árbol sin confusión de ningún tipo. 
Conciencia de Unidad 2
La conciencia es como una luz que cuando alumbra algo no te separa de ello sino que te une a ello, mientras que la mente y sus pensamientos te separan. No son los sentidos, sino los contenidos de la mi mente lo que te separa. Son tus propios pensamientos los que te informan: no, tú estás aquí sentado y ese árbol esta ahí. Luego entonces, tú estás aquí y el árbol está separado de ti. Eso es lo que te informan tus propios pensamientos. Pero, en el estado de mi conciencia perfectamente despierta, eso no es real. No me puedo separar de lo que percibo, me experimento unido y me empiezo a fundir con todo, o a unir con todo. 
Autor : Mary Bernedo
Referencias :
Ken Wilber (1987) La conciencia sin fronteras – Editorial Kairos, Barcelona.
El hombre despierto, el despertar místico – Shambhu
FUENTE hermandadblanca.org

“¿Tienen alma los animales? Nuevos aportes a la eterna discusión…”

animales
Tiempo atrás, la Psicología negaba que los animales tuvieran alma; hasta inclusive les negaba la capacidad de raciocinio. No nos olvidemos del caso extremo en que la misma religión, siglos atrás, aseguraba que las mujeres no poseían alma. Hoy, se han considerado diversas pruebas que determinan que tienen cierta capacidad primitiva de raciocinio, tal vez básica o elemental, pero que sí la hay en los animales.
Lo observamos todos los días en mascotas y aún en videos tomados del comportamiento de animales salvajes, y es imposible negar cierta picardía en ellos que implica que por momentos siguen sus instintos, pero en otros, están pensando, y con no poca habilidad. Vemos que han desarrollado la capacidad de utilizar herramientas.
Pero la pregunta inicial, si los animales tienen alma, ha sido muy discutida y ha originado opiniones diversas y controvertidas. Vamos a tratar de definir los conceptos de “alma” y si ellos se aplican a los animales, ya que el tema es interesante. Según las definiciones vigentes, el alma es una entidad no material e invisible que poseen los seres vivos. Esto implicaría que dado que los animales son seres vivos, también tienen un alma de cierta categoría.
La palabra “animal”, sin ir más lejos, tiene su raíz en el latín “ánima” (alma), por lo que la religión cristiana ha decidido declarar que los animales tienen alma y que debemos considerarlos acorde a ello y no como simples cosas.
En los círculos espirituales/esotéricos siempre se ha considerado que los animales tienen un “alma común”, diferente del “alma personal” de cada ser humano; y que al morir, esa partícula regresa a integrarse a su “alma común” de la que volverá a desprenderse como porción cuando nazca otro animal.
Esto ha sido confirmado por quienes han realizado “viajes astrales” durante los cuales han visto manifestaciones de dichas almas de animales, a la par que almas humanas en otra dimensión espiritual, e incluso han mantenido diálogos muy elementales con dichos animales.
Inclusive a través de comunicaciones con duendes sabios (que se han prestado generosamente a dar explicaciones respecto de estos “niveles” o Tribus espirituales) se ha determinado por su declaración que el alma de los animales está regida y administrada por el Arcángel Miguel.
Cuando observamos el comportamiento de un cardumen de peces, seres muy elementales, vemos un patrón de comportamiento similar a una inteligencia común que hace que ellos reaccionen todos al mismo tiempo, al igual que una bandada de aves que deciden simultáneamente levantar el vuelo o bien, ordenarse en escuadrilla durante el vuelo siguiendo al líder cuando hay buen tiempo o en grupos, cuando sienten que hay anomalías electromagnéticas que les advierten de una tormenta.
Muchas veces, cuando se trata de un mosquito, éste nos rodea buscando la oportunidad de picarnos cuando estamos distraídos, pero parece “saber” (o ser alertado por “alguien”) cuando tomamos la decisión de atraparlo o de rociarlo con insecticida, huyendo en tal caso para ponerse a resguardo. En mi caso, cuando busco que me dejen tranquilo, simplemente coloco el envase del insecticida sobre la mesa y eso parece indicarles que deben mantenerse a distancia prudencial.
Hay varias consideraciones que debo mencionar respecto al alma de los animales:
1 – He observado, en una ocasión en la que estaba muriendo un gato, que se desprendió del cuerpo físico una figura semejante a la física, pero de tenue brillo dorado que salía de él y caminaba tranquilamente hacia perderse metros más allá.
Esto me dejó impresionado, pero también he visto en la noche, pasar caminando lentamente sobre mi almohada e interponiéndose entre mi vista y la suave luz del display de un reloj digital sobre la mesa de luz, la figura de un gato que había muerto tiempo atrás en la casa.
En otra ocasión, con otra mascota (una gata) que reemplazó a la anterior, la he visto jugar y correr en la cocina, moviendo sus patitas como interactuando con otro alguien que se escondía debajo de una silla, de su mismo porte; y esto no una, sino varias veces. No peleaba, jugaba; o bien se quedaba quieta y absorta con la mirada fija en ese lugar.
No sentí miedo alguno porque las mascotas llegan a nuestra vida a protegernos y no a hacernos daño. Ellos detectan campos negativos de energía y los absorben, desviándolos a tierra, y esto lo hacen como parte de un acuerdo hecho desde el principio de la vida humana en el cual los animales decidieron generosamente servir para nuestra evolución, manteniéndose voluntariamente en un nivel inferior para ayudar y no interferir con nuestro desarrollo.
Ellos se han sacrificado para colaborar con nosotros, lo que no nos autoriza a sacrificarlos para nuestro beneficio ni a simplemente hacerlos objeto de nuestros antojos, maltratándolos o cazándolos por deporte o diversión.
Esto implica cierta responsabilidad por parte nuestra como humanos, a rechazar la explotación o el maltrato gratuito a que suelen ser sometidos y aún, a la muerte incomprensible como por ejemplo en una corrida de toros, para festejo de bestias primitivas encarnadas en figuras humanas.
Por otra parte, el cuerpo humano no necesita de comer carne para subsistir porque hay muchos vegetales y semillas que suplen los minerales necesarios para una alimentación equilibrada, sin necesidad de sacrificar animales. Inclusive está demostrado que el no ingerir carnes hace que gradualmente disminuya el grado de agresividad natural en el ser humano y que el exceso de consumo desequilibra el porcentaje de urea y provoca la gota y el cáncer.
La persona que evita la ingesta de carne se comporta menos irritable, reacciona sin agresión y hasta se beneficia en su salud, porque no siempre la carne es bien digerida. Yo manifiesto ser un claro ejemplo de ello porque lo he experimentado en mi propia persona.
2 – Cuando el animal tiene contacto desde edad temprana con los seres humanos, va adquiriendo de ellos ciertas características, hasta inclusive físicas similares en la expresión y de temperamento. Cuando ves a una mascota irritable, no es la mascota, es el dueño el que debe ser tratado, ya que evidencia tener varios asuntos psicológicos que resolver; la mascota simplemente adopta la forma de vivir de su dueño. El campo de agresión, tristeza, ira, nerviosismo y desequilibrios afines es asimilado por la mascota con el fin de aliviar a su dueño.
Los animales, aún hasta los salvajes, poseen características que adoptan de los humanos, se adaptan a ellos, y en ocasiones llegan a formar una asociación muy íntima en lo anímico. Cuando un animal te mira a los ojos, percibe lo que estás pensando, más allá de interpretar inequívocamente los colores de tu aura por lo que sabe instantáneamente cuando estás triste, enojado, temeroso o enfermo.
3 – Los animales domésticos han sido objeto de una clasificación por la Teología Biológica dentro del Reino Sutil del Elemento Tierra. Se han clasificado 18 Reinos principales de la Creación, haciéndose hincapié básicamente en dos estados, el Burdo y el Sutil. El Burdo es aquél que tiene existencia fundamentalmente material, reconocida y percibida por los sentidos humanos. El Sutil pose una sustancia corporal espiritual que puede en ocasiones materializarse.
Los animales, más específicamente, constituyen la tribu Sutil-Tierra-Burdo-Fuego, y al establecer una relación muy cercana con los humanos, consiguen desarrollar elementalmente capacidades intelectuales, sentimientos y conductas semejantes.
El hecho que cada día presenciemos actitudes de los animales muy similares a la de los humanos está indicando que dichos seres se están liberando del estado de completa sumisión al ser humano y comienzan a expresar comportamientos autónomos que tienden más al reino Sutil, espiritual.
Los animales tienen una estrecha relación con los Ángeles, cumpliendo en ocasiones vínculos entre el hombre y el Reino Superior, y cumpliendo roles de auxilio y protección. Esto se confirma en el caso del lobo que fue amansado totalmente cuando San Francisco le habló, el perro que alimentaba y cuidaba a San Roque cuando estaba enfermo, el cuervo que alimentó a San Pablo, etc.
El Reino Animal, así como el Vegetal, están a la espera de la evolución del ser humano, para elevarse junto con él, y han realizado voluntariamente su ofrenda de colaboración con el hombre para que éste pueda sobrevivir sobre la Tierra. Como retribución, el hombre mata a los animales sin piedad y constituye el principal depredador del reino vegetal, talando árboles e incendiando bosques.
El hecho de que los animales presenten comportamientos cada día más “humanos” nos muestra que los tiempos se acortan, y llegará el día en que los animales hablarán y describirán como testigos, la infame conducta del ser humano hacia ellos.
Solamente los humanos con mayor evolución espiritual obtendrán la llave para conducir a los animales y a las plantas a su plena condición, tal como la mencionada en las descripciones del mítico “Paraíso”; la proximidad de ello se está presenciando actualmente en forma creciente en los comportamientos intelectuales y afectivos de las mascotas. Las personas se maravillan y dicen “le falta hablar”, bueno, pues, en eso están…
Y por todo esto, ante la pregunta ¿Los animales tienen alma?, la respuesta es un categórico, aunque dicha alma no sea tan personalizada e individual como la del ser humano. Debemos tener en cuenta este concepto cuando nos relacionemos con un animal, fundamentalmente para retribuir su postergación autodeterminada en favor del ser humano, ofreciéndoles el cariño y el respeto que se merecen y la gratitud hacia su servicio desinteresado y constante.

Bendiciones. Leo
FUENTE http://selenitaconsciente.com/

El Tránsito. Nuevo libro de Emilio Carrillo


¿Hay vida después de la vida?


Transito Barnner
a
Este año falleció mi padre. Tuve una hermosa experiencia cuando viajaba hacia su lecho de muerte. De repente, en el coche, sentí el perfume que solía tener. En esos momentos no sabía que había fallecido hasta que llegué a Barcelona y me confirmaron la noticia.
Durante estos meses dediqué mucho tiempo a pensar sobre ese perfume. No encuentro ningún tipo de explicación razonable a no ser que navegue en los oscuros espectros de la fe, la esperanza y la necesidad humana de dar explicaciones a hechos irracionales.
Hay muchos que afirman que han ido y han vuelto a ese lugar que llamamos vagamente muerte. Entre ellos está nuestro querido amigo Emilio Carrillo. Junto a la Editorial Sirio, hemos editado un libro donde nos habla de ello.
La muerte es algo que nos ha de llegar a todos. Pocos son los que se interrogan sobre sus misterios, y sobre todo, pocos son los que se atreven a abordar sus incógnitas. Emilio Carrillo es uno de esos pocos. Os dejo esta breve reseña y os animo a que os llevéis la grata sorpresa de penetrar en los misterios de la vida, de la pura vida universal.
“En esta obra, única en su género, Emilio Carrillo trata uno de los tabúes de nuestra sociedad: el tema de la "muerte". Sin embargo, un mayor conocimiento acerca de la "muerte" nos impulsa a vivir mejor, libres de miedo y con plena confianza en la Vida. De hecho, al terminar nuestra encarnación no morimos, sino que efectuamos el tránsito a otro plano de conciencia, donde seguimos teniendo experiencias. No hay motivos para preocuparse en relación con el tránsito, y ni mucho menos para verlo como algo aterrador. A partir de su propia experiencia cercana a la muerte y otras vivencias que le han proporcionado un gran conocimiento acerca de los mundos sutiles, Emilio Carrillo trata alguno de estos temas: ¿Qué perspectivas se nos abren después? ¿Qué entidades nos acompañan durante el tránsito? ¿Es posible comunicarse con "los que se han ido"? ¿Cómo podemos manejar el duelo para que el dolor dé paso al alivio? ¿Cuál es la mejor manera de atender al moribundo? Y un largo etcétera...”
Si queréis el libro ya podéis comprarlo con gastos de envío gratuitos en el siguiente enlace:

lunes, 28 de marzo de 2016

RICHARD GERE TE RECOMIENDA:



angelescastell
Como una forma de luchar contra sus tormentas interiores e ir en búsqueda del equilibrio, el conocido actor de Hollywood Richard Gere se ha dedicado a indagar sobre los caminos hacia la felicidad. Recordemos que el actor de “Pretty Woman”, antes de hacerse famoso en el mundo del cine fue estudiante de filosofía, lo que lo llevó a descubrir el budismo, consagrar su vida a la meditación y transformarse en activista por los derechos humanos.
En ese contexto, Gere define la conquista de la felicidad como una lucha diaria en que debes hacer trabajar mente y corazón. Richard Gere recomienda que vivamos así:
  • Olvídate de la edad cronológica, es sólo un número.
  • Mejora tus relaciones con los que te rodean, mejorará el aspecto de tu piel.
  • Despiértate siempre con una sonrisa..
  • Juega por jugar, diviértete con lo que te gusta hacer. Cumple algún sueño infantil.
  • Cuida tu alimentación, disfruta con ella, no te excedas en nada y equilibra las proteínas, los hidratos de carbono y las grasas.
  • Muévete, camina, nada, practica algún deporte. Ve probando hasta que encuentres lo que mejor le sienta a tu cuerpo.
  • Aprende a ver en cada enfermedad un maestro, en cada bache de la vida una lección que aprender.
  • Sé por sobretodo agradecido.
  • Aprende cada día algo nuevo, es un seguro contra enfermedades neuro-degenerativas.
  • Exprésate y escucha a los demás, abre nuevos canales de comunicación. Aprende a utilizar las nuevas tecnologías.
  • Practica algún arte. Si no lo has hecho nunca, busca un maestro e imponte una disciplina. Disfrútalo.
  • Aléjate de personas tóxicas, procura estar al lado de quien amas.
  • No contamines tu cuerpo con lo que le perjudica.
  • Abre tu corazón, no digas siempre “yo pienso”, incluye en tus mensajes “yo siento”.
  • Haz todos los días algo diferente. Toma caminos distintos, tira lo que no te sirva, renueva tu vestuario, desordena alguna de tus rutinas, prueba a entrar en lugares nuevos.
  • No te autolimites en la forma de vestir, en la decoración de tu casa, en la música que escuchas… todo lo que hace disfrutar, si no hace daño, está disponible para todas las edades.
  • Encuentra todos los días una noticia positiva y compártela con alguien.
  • Practica la bondad y el desapego.
  • Aprende a recibir.
  • Juzga menos (mejor nada), ama más.
  • Vive cada momento, pero si tu mente viaja en el tiempo que sea más hacia el futuro que hacia el pasado.
Te deseo Felicidad por Richard Gere
FUENTE barcelonaalternativa.es

Los 14 Preceptos de Thich Nhat Hanh






  • Thich Nhat Han es un Maestro Zen nacido en Vietnam Central el 11 de Octubre de 1926, monje budista desde hace más de cuatro décadas y activista por la paz, nominado para el Premio Nobel por ese motivo. Refugiado político en Francia desde 1972, por su combate pacífico, empezado durante la guerra de Vietnam. En Vietnam fundó la Escuela de la Juventud para los Servicios Sociales, la Universidad Budista de Vanh Hanh, la editorial Le Boi Press y la Orden del Interser. Enseñó en la Universidad de Columbia y la Sorbona. En 1967 Fue nominado por Martin Luther King para el Premio Nobel de la Paz.
    Actualmente vive en Francia, en una comunidad de enseñanza budista llamada Plum Village fundada en 1982, cercana a Burdeos. Viaja constantemente por el mundo dando enseñanzas y conferencias y ayudando a los refugiados. Ha escrito más de 60 libros en inglés, francés y vietnamita. Algunos han sido traducidos al español. Sus textos y conferencias se centran a menudo en la necesidad de transmitir a la acción cotidiana y social una intención profunda de amor surgido de una atención consciente.
    1. No seas idólatra ni te ates a ninguna doctrina, teoría o ideología, incluso a las Buddhistas. Todos los sistemas de pensamiento son medios de guía; no son la verdad absoluta.
    2. No creas que el conocimiento que tienes en este momento es la verdad inmutable, absoluta. Evita ser de mentalidad estrecha y atarte a los puntos de vista presentes. Aprende y practica el desapego de los puntos de vista para estar abierto a recibir los puntos de vista de los demás. La verdad se encuentra en la vida y no meramente en el conocimiento conceptual. Prepárate para aprender a través de toda la vida y a observar la realidad en ti mismo y en el mundo en todo momento.
    3. No fuerces a los demás, ni siquiera a los niños, por ningún medio en absoluto, a adoptar tus puntos de vista, ya sea por autoridad, amenaza, dinero, propaganda o incluso educación. Sin embargo, por medio del diálogo compasivo, ayuda a los demás a renunciar al fanatismo y la estrechez.
    4. No evites el contacto con el sufrimiento ni cierres tus ojos ante el sufrimiento. No pierdas la conciencia de la existencia del sufrimiento en la vida del mundo. Encuentra maneras para estar con aquellos que están sufriendo por todos los medios, incluyendo el contacto personal y las visitas, imágenes, sonido. Por tales medios, despierta tú mismo y a los demás a la realidad del sufrimiento en el mundo.
    5. No acumules riqueza mientras millones están hambrientos. No tomes como el objetivo de tu vida a la fama, el provecho, la riqueza o el placer sensual. Vive simplemente y comparte el tiempo, la energía y los recursos materiales con quienes están en necesidad.
    6. No mantengas ira u odio. Tan pronto como surgen la ira y el odio, practica la meditación sobre la compasión para comprender profundamente a las personas que han causado ira y odio. Aprende a ver a los otros seres con los ojos de la compasión.
    7. No te pierdas en la dispersión y en el ambiente que te rodea. Aprende a practicar la respiración para recuperar la compostura del cuerpo y la mente, para practicar la atención, y para desarrollar la concentración y la comprensión.
    8. No pronuncies palabras que puedan crear discordia y causar ruptura en la comunidad. Haz todos los esfuerzos para reconciliar y resolver todos los conflictos, aunque sean pequeños.
    9. No digas cosas falsas por el bien del interés personal o para impresionar a las personas. No pronuncies palabras que causen desviación y odio. No difundas noticias que no sabes si son ciertas.
    No critiques o condenes cosas de las que no estás seguro. Habla siempre verdadera y constructivamente. Ten el valor de hablar sobre situaciones de injusticia, aun cuando hacerlo pueda amenazar tu propia seguridad.
    10. No uses a la comunidad Buddhista para ganancia o provecho personal, ni transformes tu comunidad en un partido político. Una comunidad religiosa debe, sin embargo, tomar una actitud clara contra la opresión y la injusticia, y debe esforzarse por cambiar la situación sin engancharse en conflictos partidarios.
    11. No vivas con una vocación que sea dañina para los humanos y la naturaleza. No inviertas en compañías que priven a los demás de su oportunidad de vivir. Elige una vocación que ayude a realizar tu ideal de compasión.
    12. No mates. No permitas que otros maten. Encuentra todos los medios posibles para proteger la vida y prevenir la guerra.
    13. No poseas nada que debería pertenecer a los demás. Respeta la propiedad de los demás pero evita que los demás se enriquezcan con el sufrimiento humano o el sufrimiento de otros seres.
    14. No maltrates a tu cuerpo. Aprende a manejarlo con respeto. No veas a tu cuerpo sólo como un instrumento. Preserva las energías vitales (sexual, respiración, espíritu) para la realización del Camino. La expresión sexual no debería ocurrir sin amor y compromiso. En las relaciones sexuales, sé consciente del sufrimiento futuro que pueda causarse. Para preservar la felicidad de los demás, respeta los derechos y compromisos de los demás. Sé plenamente consciente de la responsabilidad de traer nuevas vidas al mundo. Medita sobre el mundo al cual estás trayendo nuevos seres.
    No creas que yo siento que sigo todos y cada uno de estos preceptos perfectamente. Sé que fallo de muchas maneras. Ninguno de nosotros puede cumplir plenamente cualquiera de ellos. Sin embargo, debo trabajar hacia una meta. Esta es mi meta. Ninguna palabra puede reemplazar a la práctica, sólo la práctica puede hacer a las palabras.
    Fuente: www.lawebdepedro.com.ar
    VISTO EN http://www.shurya.com/

    domingo, 27 de marzo de 2016

    TE AYUDARÁ A MEDITAR



    Cuando ves por primera vez un Mala, quizás pienses que no es más que un bonito collar que le gusta llevar a los yoguis. Pero lo que analizamos hoy es el verdadero uso de este mala: te ayudará a meditar.
    Pronto descubrí que un mala es un collar de semillas a menudo usado por los budistas e hindúes para realizar un seguimiento del número de veces que cantan un mantra durante la meditación. Por lo general está hecho con 108 cuentas, el número es significativo, por lo que varía de acuerdo a las tradiciones de quién los utilizan.
    Así que ¿Cómo se utiliza un Mala? En pocas palabras, te sientas en silencio, lo sostienes en tu mano derecha y recitas un mantra cada vez que el pulgar toca una bola hasta que haya pasado por completo alrededor de todo el collar (es por eso que el mala tiene una piedra gigante o meru, para poder asegurarte que has llegado al número total de repeticiones).
    Se dice que la práctica regular funde el mala con la energía del Mantra. Independientemente de si esto es cierto, el hecho de llevarlo sin duda puede recordarte la intención de cambiar un aspecto de tu vida para mejor. Cuando no lo llevas puesto, asegúrate de guardarlo en un lugar especial, preferiblemente sagrado, como en el pequeño altar que tengas en tu casa o colgado en una estatua de una deidad.
    Si practicas yoga o meditación con regularidad, es posible que desees considerar el uso de un mala como una ayuda para la meditación. Para realizar meditaciones cortas, los malas también se pueden hacer de 21 granos.
    COMO USAR UN MALA
    Usar un mala es simple, fácil y agradable. En un principio, se debe aclarar la intención de tu práctica y elegir tu mantra o afirmación. A continuación, encuentra un espacio cómodo y siéntate tranquilamente en una posición con las piernas cruzadas. Cierra los ojos y observa la velocidad y profundidad de tu respiración natural. Comienza a respirar profundamente y lleva tu enfoque y la atención a tu mantra o afirmación. A continuación, coloca el mala suavemente con el dedo medio o anular sobre la mano derecha. Coloca el pulgar en la piedra gurú y comienza a recitar tu mantra. Puedes continuar hasta llegar a un recuento de los días 7, 21, 27 o 108. Si deseas hacer otra ronda de mantras o afirmaciones, no saltes sobre la piedra gurú, sino que tienes que girar y moverlo en la dirección opuesta.
    TIPOS Y ESTILOS
    Los malas siempre se hacen con cuentas redondas. Estas cuentas miden generalmente entre 7 y 10 mm, y su forma permite que se deslicen fácilmente a través de los dedos. Los malas tradicionales están hechos con semillas de Rudraksha, granos de la semilla del loto, huesos de yak, semillas de Bodhi, o madera. Los malas curativos están hechos de piedras preciosas, que tienen diferentes energías, propiedades y colores. Por ejemplo, hay muchos malas que se hacen de ónix negro, turquesa, cuarzo, jade o rosa. Menos comunes son malas hechos de perlas de vidrio redondas o cristal, y muchas veces estos malas se utilizan para la terapia del color.
    ELECCIÓN DE LOS GRANOS MALA
    Al elegir un mala, usa tu primera intuición. Si un mala te resulta llamativo, será el mala adecuado para tí en este momento. También puedes optar por un mala basado en la intención de tu práctica de yoga. Por ejemplo, si sientes que necesitas más tierra y estar más centrado dentro y fuera de la esterilla, elige un mala hecho de ágata, es una piedra que ayuda a la conexión con la tierra. También puedes optar por una mala en función de su color. Si te gusta el color es más probable que encuentres más oportuno el usar tu mala, mantenerlo cerca de tí durante todo el día, o sentirte feliz de verlo en tu santuario. Puedes elegir un mala basado en el color si también estás trabajando en tus chacras. Por ejemplo, si estás trabajando en la apertura de tu chacra de la garganta, un mala hecho de piedras azules como la turquesa sería perfecto.
    CALIDAD DE LOS GRANOS DEL MALA
    Tu mala debe durar mucho tiempo. Un mala que es de alta calidad puede soportar el uso dentro y fuera de la esterilla. Si estás interesado en comprar un mala de piedras preciosas asegúrate de que las cuentas son de un grado A o B o C. También tendrás que asegurarte de que el mala se engarza en un hilo de primera calidad o alambre. El mejor alambre es uno que haya pasado una prueba de 30 kilos. Esto significa que el hilo o alambre puede sostener ese peso antes de verse comprometido. El método de anudamiento también es importante, asegúrate de que la pieza durará mucho tiempo. Los vendedores deben estar detrás de sus productos, y deben estar dispuestos a restaurar tu mala si se rompe. Finalmente, los granos del Mala se pueden almacenar en una bolsa de tela cuando no esté en uso. Las telas que son naturales son las mejores, por ejemplo, algodón, lino, seda o terciopelo.

    Namasté.
    FUENTE ayurvedadeltibet.com

    ¿QUÉ ES ESTE MUNDO?


    Es como si acabaran de despertar de su sueño y siguieran recordando lo que soñaron. 
    En el sueño fueron a lugares, se casaron, tuvieron hijos, envejecieron, después despertaron y recuerdan a medias el sueño y recuerdan a medias el mundo en el que han despertado. 
    Entonces, ¿cuál es real? ¿el mundo o el sueño? 
    Ambos son iguales. No hay ninguna diferencia real. 
    Ustedes se aferran a este mundo, en la misma forma en que se aferran a su sueño.

    Ustedes se han aferrado a la enfermedad, a la salud, al bien, al mal, a la felicidad, a la infelicidad. Todos son conceptos. 
    Se han apegado a personas, lugares o cosas. 
    Se han olvidado de que esto es un sueño. Creen que es real y debido a que creen que es real, sufren en consecuencia. 
    Cada vez que dejan su cuerpo (muerte física), tendrán que volver una y otra y otra vez. Todo es parte del sueño, hasta que se desapeguen.

    ¿Cómo se hace? 
    A través de simplemente observar lo que pasa a su alrededor sin apegarse a nada. Estando despiertos a su realidad. Entendiendo que no son el hacedor. Todo lo que ustedes hacen ha sido predeterminado. Así será.
    Tienen que soltar mentalmente todo condicionamiento, toda objetividad. Y tienen que aquietar su mente. Hagan de su mente un lugar apacible, como un lago en absoluta calma.
    Entonces, la realidad llegará por sí sola. La felicidad llegará por sí sola. La paz llegará por sí sola. El amor llegará por sí solo. La libertad llegará por sí sola. 
    Estas cosas son sinónimos. Suceden sin que ni siquiera tengan que pensar en ellas. Pero primero tienen que deshacerse de la idea de que "Yo soy el cuerpo, o la mente, o el hacedor" y entonces, todo sucederá por sí mismo.

    No son los libros que leen, ni lo que estudian, ni las clases a las que asistan. Es sentarse, en paz, profundizando cada vez más dentro de ustedes mismos. Trascendiendo su mente y cuerpo hasta que suceda algo.
    Cuando surjan pensamientos, simplemente pregúntense, "¿A quién le llegan estos pensamientos? ¿De donde provienen estos pensamientos?," sigan a los pensamientos hasta su fuente. Encuentren la fuente de sus pensamientos. Descubrirán que la fuente de sus pensamientos es yo. 
    Sigan el hilo de este yo hasta su fuente preguntándose, "¿Quién soy yo?" o "¿Cuál es la fuente del yo? ¿De dónde proviene ese yo? 
    Se darán cuenta que el pronombre yo, es la primer palabra que fue dicha y todo lo demás es adjudicado a este yo. 
    Cualquier otra palabra, cualquier otro pensamiento, cualquier otro sentimiento, cualquier otra emoción, todo es adjudicado al yo. 
    Yo me siento feliz. Yo me siento triste. Yo me siento enfermo. Yo me siento bien. Yo me siento pobre. Yo me siento rico. Todo es adjudicado al yo... 
    Si el yo se disuelve, todo lo demás lo hace, y ustedes serán libres.

    Averigüen para quién hay un yo y descubrirán algo increíble. 
    Descubrirán que yo jamás ha existido. Nunca hubo un yo. Descubrirán que nunca ha habido un yo. No hay tal cosa como un yo. Ustedes descubrirán que son el Ser imperecedero. Que nunca nacieron y que nunca podrán morir. Descubrirán que son omnipresentes, omniscientes, omnipotentes. Que no hay otros. 
    No hay mundo. No hay universo. No hay Dios. Sólo hay el Ser. 
    Todo esto es el Ser. Todo lo que contemplan es el Ser y "Yo-soy" es eso. Esto les dará una sensación de libertad, de dicha, de felicidad. No perderán su capacidad de estar conscientes.

    Cuando hablo de estas cosas, la gente cree que se trata de una completa aniquilación y que no queda absolutamente nada. Que se funden en el gran océano del nirvana. Esto no es necesariamente cierto. Ustedes siempre serán conciencia. Siempre serán inteligencia pura porque esa es su verdadera naturaleza. Siempre serán dichosos. Excepto que comprenderán que no son lo que parecen ser.

    Su cuerpo aparentará seguir haciendo cosas, haciendo sus movimientos. Ustedes parecerán personas comunes y corrientes, pero sabrán. Se habrán elevado por encima del mundo ordinario hacia el mundo celestial de la consciencia pura y estarán en paz.

    Robert Adams 
    FUENTE http://caminoaldespertarr.blogspot.com.es

    sábado, 26 de marzo de 2016

    20 Sabios consejos de los nativos americanos


     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    1. Levántate con el sol para orar. Ora solo. Ora frecuentemente. El Gran Espíritu te oirá, ciertamente, si le hablas.


    2. Sé tolerante con aquellos que han perdido el camino. La ignorancia, la presunción, la ira, los celos y la avaricia o la codicia, provienen de un alma perdida. Ora para que ellos encuentren guía.


    3. Búscate a ti mismo, por tus propios medios. No permitas que otros hagan tu camino por ti. Es tu senda, y sólo tuya. Otros pueden caminar contigo, pero nadie puede andar el camino por ti.


    4. Trata a los huéspedes en tu casa con mucha consideración. Sírveles la mejor comida, dales la mejor cama y trátalos con respeto y honor.


    5. No tomes lo que no es tuyo, sea de una persona, una comunidad, de la selva o de una cultura. No fue dado ni ganado. No es tuyo.


    6. Respeta todas las cosas que están sobre esta tierra, sean personas, animales o plantas.


    7. Honra los pensamientos, deseos y palabras de todas las personas. Nunca los irrumpas, ni te burles de ellos, ni los imites de manera grosera. Permite a cada persona el derecho a su expresión personal.


    8. Nunca hables de los demás de mala manera. La energía negativa que pones en el universo se multiplicará cuando retorne a ti.


    9. Todas las personas comenten errores. Y todos los errores pueden ser perdonados.
    10. Malos pensamientos causan enfermedad a la mente, al cuerpo y al espíritu. Practica el optimismo.
    11. La naturaleza no es PARA nosotros. Es PARTE de nosotros. Ella es parte de tu familia y de tu mundo.


    12. Los niños son las semillas de nuestro futuro. Siembra amor en sus corazones y riégalos con sabiduría y lecciones de vida. Cuando crezcan, dales espacio para crecer.


    13. Evita herir los corazones de los demás. El veneno de tu sufrimiento retornará a ti.


    14. Sé verdadero y honesto todo el tiempo. La honestidad es la prueba de la voluntad de uno en este universo.


    15. Consérvate balanceado. Tu persona Mental, tu persona Espiritual, tu persona Emocional, y tú persona Física: todas tienen la necesidad de ser fuertes, puras y saludables. Ejercita al cuerpo para fortalecer la mente. Crece mucho espiritualmente para curar enfermedades emocionales.
    16. Toma decisiones conscientes acerca de quién serás y acerca de cómo reaccionarás. Sé responsable de tus propios actos.


    17. Respeta la privacidad y el espacio personal de los demás. No toques la propiedad personal de los demás, especialmente los objetos sagrados y los objetos religiosos. Esto está prohibido.


    18. Sé verdadero ante ti mismo primero que todo. No puedes nutrir y ayudar a otros si no puedes nutrirte y ayudarte a ti mismo primero.


    19. Respeta las creencias religiosas de los demás. No impongas en los demás tus propias creencias.


    20. Comparte tu buena fortuna con los demás. Participa de la caridad y se generoso.


    • Fuente: Instantes del presente (Facebook)
    •  fuente: aqui