Muy recomendada.

jueves, 31 de diciembre de 2015

El Descubrimiento Más Grande De Todos Los Tiempos (Subtitulos en Español)

LAS DIEZ PERFECCIONES



En este post te contamos cuales son las diez perfecciones según el budismo. La verdadera salud mental requiere intensa determinación y esfuerzo para lograrla. Como una bella flor, brillante y fragante, son las palabras finas y veraces del hombre que dice lo que piensa.
El siguiente modelo referente a las cualidades del bienestar psicológico excepcional, se deriva de la tradición Theravadin, la escuela más antigua del budismo. Describe diez características, cualidades o atributos, que según dicen, caracterizan a la gente sana. Se dice que la persona iluminada posee estos rasgos llevados a la más alta perfección y de ahí que los llamen “Las diez perfecciones”.
Todos poseemos estas cualidades en grado diferente y somos capaces de cultivarlas practicando un estilo de vida basado en la ética, la meditación y el desarrollo de la sabiduría. Estas diez cualidades son:
La determinación : El budismo establece que el grado de logro y la comprensión de uno se deben a la propia determinación, ningún agente externo puede intervenir por nosotros. El logro de la verdadera salud mental requiere una intensa determinación y esfuerzo. Afortunadamente, las diez perfecciones son al mismo tiempo el medio y el fin. A medida que uno progresa se van consolidando, de forma que la determinación se desarrolla con la práctica.
La energía: La determinación y la energía están íntimamente relacionadas. La energía y el esfuerzo son esenciales para superar la tendencia a la pereza y a la inercia. Recientes estudios encefalográficos han revelado que las personas que se inician en la meditación, a veces, presentan bajos índices de agilidad cerebral y síntomas de sueño.
La ética : La ética es un mecanismo funcional y práctico, esencial para el ejercicio mental y que no debe confundirse con la moralidad. El comportamiento poco ético tiene efectos nefastos sobre la actividad y el control mental. La falta de ética viene motivada por emociones poderosas como la avaricia, la ira y la aversión que aprisionan la mente y la hacen incontrolable, ocasionando estados aún más disruptivos como la agitación o la culpabilidad. La práctica de la ética invierte este proceso y extingue esas emociones y adiciones, poniendo de manifiesto que las dicotomías entre el egoísmo y el sacrificio, el tú y el yo, la ganancia y la perdida no tienen sentido.
La veracidad: La mentira, al igual que la falta de ética, de la cual forma parte, consolida las adicciones, temores y torpes comportamientos que la motivan y trae consigo más emociones destructivas, como la culpabilidad, la agitación y la ira. Además para justificar la primera mentira hay que seguir mintiendo. La práctica impecable de la veracidad, incita a la práctica de la ética, requiere un conocimiento preciso del lenguaje y la motivación, realza la percepción clara y la memoria de los acontecimientos, que de otra forma la mentira los distorsionaría. También libera la mente de la culpabilidad y del temor de ser descubierta y por consiguiente hace que disminuya la agitación y la preocupación.
La renuncia : La renuncia es un atributo algo extraño en nuestra manera occidental de pensar pues tiene connotaciones de ascetismo, sacrificio y renuncia al placer. Sin embargo en la psicología budista quiere decir que, en realidad, se renuncia voluntariamente a la fuente del placer con objeto de tener acceso a placeres de una naturaleza más profunda y permanente. La psicología budista reconoce cuatro tipos de placer: el placer sensorial, el placer que proporcionan los estados extremos de concentración, el placer de la intuición, es decir, el que procede de la claridad mental y el placer del Nirvana.
Los modelos occidentales reconocen los del primer tipo, los del reino sensorial, entre los cuales la psicología budista incluye los placeres mentales, como la memoria y la fantasía ya que los considera como entradas sensoriales. La renuncia se considera, como el abandono de los placeres sensoriales para cultivar los tres restante, algo que coincide con la prioridad de necesidades de Maslow. La renuncia conlleva también un estado de vida voluntariamente sencillo.
La paciencia: La impaciencia es la consecuencia de la insatisfacción causada por la experiencia presente y por el ansia de la experiencia anticipada. El resultado es un estado mental de inquietud caracterizado por el desasosiego y la fantasía. La palabra paciencia, la relacionan los budistas con la tolerancia, la indulgencia y la clemencia. La mente paciente no se irrita con facilidad, perdona rápidamente, es ética, indulgente consigo mismo e incluso perdona a aquellos que no lo son; dicho de otro modo, es paciente no sólo con situaciones y cosas, sino también con las personas y sus dificultades.
La ecuanimidad : La mente que reacciona mediante condicionamientos automáticos de agrado y desagrado está dominada por el placer y el dolor. Dicha mente está a merced del entorno, es turbulenta, difícil de controlar, no tiene poder de concentración, es inconstante en el propósito y la orientación. Se vuelve insensible a la percepción y a la intuición. A fuerza de entrenamiento, la reactividad condicionada por fuertes impulsos afectivos disminuye y poco a poco la mente se vuelve menos susceptible y más serena. De esta forma, es más fácil controlarla y permanece imperturbable frente a múltiples experiencias, es capaz de ser ecuánime.
La generosidad: Desde tiempos inmemoriales se ha considerado la generosidad como el medio y el fin de todas las disciplinas más importantes de la conciencia y de todas las grandes religiones. Parece ser que es un poderoso inhibidor de hábitos mentales como la avaricia, la ansiedad y el odio. Según las investigaciones contemporáneas, las personas psicológicamente maduras son más caritativas y ayudan más al prójimo que las inmaduras.
El ser totalmente iluminado actúa espontáneamente y de la mejor manera para servir al prójimo. Por lo tanto, el dar ya no es un sacrificio, sino una expresión natural y alegre de la perfecciones de bondad, renuncia y ética que comúnmente están relacionadas entre sí.
La bondad: La psicología budista describe varias prácticas para cultivar la bondad. Algunas son similares a ciertas técnicas de cambio de comportamiento, como la insensibilización sistémica. Sin embargo en lugar de que la serenidad reemplace a la ansiedad, en las prácticas budistas de bondad se reemplazan los estados perniciosos como la ira y el odio. Estas prácticas están basadas en los poderes estrictos de la concentración, donde uno puede percatarse de la experiencia de la bondad u otras cualidades deseadas.
Se recomiendan cuatro cualidades: la bondad universal, la misericordia universal, la alegría de conocer el bienestar de los demás y la ecuanimidad. Cuando la mente totalmente concentrada está en posesión de estas cualidades sin vacilaciones, se dice que produce estados sumamente positivos y beneficiosos. Cuando la estricta concentración se relaja, estas cualidades tienden, en parte, a disiparse aunque queda la predisposición para el futuro y desaparece la ira. Cuando la bondad se ha perfeccionado, ya no depende de los estados específicos de conciencia, sino que surge espontáneamente.
La sabiduría: La sabiduría tiene muchos niveles, se necesita una cierta cantidad de ella para iniciar cualquier ejercicio mental. Estos ejercicios disminuyen las distorsiones perceptivas, los hábitos, los sentimientos y el comportamiento pernicioso y conducen a una percepción más clara y a una mayor concentración. El resultado es un ciclo de retroalimentación positivo, en el cual se reconoce, gracias a la sabiduría, la necesidad de desechar los hábitos perniciosos y cultivar los buenos, que a su vez conducen a una mayor sabiduría. Llegando así, a una profunda intuición y entendimiento, y a una comprensión de la naturaleza contraproducente de los medios a través de los cuales buscamos la felicidad.
La persona que así lo comprende se convierte en Boddhisattva, o sea el que siente comprometido con la total iluminación y con la ayuda desinteresada al prójimo.
Fuente: Roger N. Walsh
TOMADO DE barcelonaalternativa.es

miércoles, 30 de diciembre de 2015

LA PURIFICACIÓN CON LOS CUATRO ELEMENTOS

Todo lo creado y la purificación viene de la tierra.
“Todo cuanto hagamos en nuestra vida es un ritual y tiene un simbolismo muy personal y cada uno le da el valor que tiene en su corazón, por ello es importante saber sumergirse en las profundidades de nuestro propio universo, conocerlo, comprenderlo, amarlo, aceptarlo, respetarlo, para así sanarlo y entrar en armonía con cada elemento…”
Cada ser humano lleva en las profundidades del subconciente gérmenes nocivos que siempre encuentran las condiciones propicias para crecer, dificultando así la existencia. Por eso, cuando un buscador quiere seguir avanzando en el camino de la Iluminación, recibe la tarea de prenetrar en las profundidades de su subconsciente, y es con la ayuda del espiritu de cada elemento: de la tierra, del agua, del aire, del fuego, que se deshace de esos parásitos: los quema con el fuego, los dispersa por medio del viento, los ahoga en el agua, o bien hace que los absorba la tierra. Y es así como el guerrero se libera completamente de ellos y avanza en su camino.
En el Circulo de la Medicina es importante conocer cada elemento y trabajar con ello, integrarlo a nuestro Ser, con pleno conocimiento y respeto. En la vida todo tiene un ciclo y todo es circular y es asi que para nosotros los pueblos originarios el Poder del Universo actúa siempre mediante circulos, y todas las cosas tienden a ser redondas. Una mujer y hombre medicina, saben que en los dias antaños cuando todo estaba en armonia entre nuestros pueblos, eramos un pueblo fuerte y feliz, todo el poder y curacion se recibia a través del circulo sagrado, de nuestros consejos de abuelos y abuelas. Y mientras el círculo permanecía entero, el pueblo estaba en paz y florecía.
Dice un hermano Lakota. El arbol florido era el centro vivo del cìrculo, y el círculo de las cuatro direcciónes lo nutría. La dirección del Este daba la paz, y la luz, el Sur el calor, el
Oeste la lluvia, y el Norte, con su viento frío y potente, daba la fuerza y resistencia. Todo lo que hace el poder del universo lo hace en forma de círculo. El cielo es circular, la tierra es
redonda y también las estrellas son redondas. El viento, en su fuerza máxima se arremolina.
Los pájaros hacen sus nidos en forma de círculos, pues tienen la misma concepción que nosotros, las primeras casas o chozas de nuestros primeros abuelos fueron redondas, como los nidos de los pájaros y estaban dispuestas en círculo: el centro de toda tribu, pueblo o nación fue creado como un nido, hecho de muchos nidos en el que el Creador queria que cobijáramos a nuestros hijos y todas las generaciones futuras.
Cuando el Nativo lleva a cabo un ritual sabe que en ese momento se convocan e intervienen todos los Poderes del Universo: La tierra y todo lo que nace y habita en ella; el agua, el fuego, y el
aire. Esto nos hace comprender por qué la naturaleza-paisaje, cielos, astros, elementos, animales y todos los seres son necesarios y participan junto con él en la ceremonia. Nosotros los
Nativos sabemos que el mundo y la naturaleza misma están misteriosamente sumergidos en Dios, nuestro Padre-Madre Creador.
Desde nuestros primeros abuelos, muchos Rituales y Ceremonias, fueron guiados y pasados de generacion a generación por nuestras Abuelas. La mayor parte de las enseñanzas espirituales han sido
dadas por las mujeres. Dicen los abuelos sabios del Norte. “Todos nacemos de una mujer y todo lo creado viene de la tierra”. Ahora hemos descuidado estos ritos, y hemos perdido gran parte de
este poder dado por nuestras primeras abuelas. Por ello es importante nosotras como mujeres retomemos pues la Palabra, la vara y el callado, para que nuestros pasos se formen, nuestros cantos
se escuchen, y nuestra danza se siga. Que nuestros jóvenes reconozcan la importancia de todas estas prácticas venerables y la lleven a cabo, sintiendose orgullosos de su gente, de su tierra y sus tradiciones ancestrales.
Todo cuanto hagamos en nuestra vida es un ritual y tiene un simbolismo muy personal y cada uno le da el valor que tiene en su corazón, por ello es importante saber sumergirse en las profundidades de nuestro propio universo, conocerlo, comprenderlo, amarlo, aceptarlo, respetarlo, para asi sanarlo y entrar en armonía con cada elemento. No podemos estar dando por hecho todo, pues no podemos sanar algo, si no lo conocemos, si no hemos entrado al espacio. Para sumergirte con cada elemento es importante sepas permanecer en silencio en cada espacio recordando el propósito que te ha llevado a la Ceremonia, sin permitir que la mente te distraiga.
LA TIERRA. Tiene la propiedad de absorber todas las impurezas; es como un imán que atrae todo lo que es sucio e impuro, para transformarlo seguidamente en su laboratorio trasmutador, en su crisol alquímico. En la ceremonia hay que meditar en cómo la tierra la toma y transforma toda la basura que se le arroja para devolverla bajo la forma de flores hermosas y de frutos que nos alimentan. Hay que Orar en ese momento a la tierra y pedirle, como quien se dirige a su propia Madre, que absorba todas las impurezas que nos atormentan, que acepte toda la basura acumulada y la transforme en algo útil y hermoso.
EL FUEGO. Es la gran puerta que permite la entrada al más allá, porque representa el límite del mundo fisico y del mundo sutil al plano etérico. Por lo tanto por medio de este elemento es más fácil entrar en comunicación con el mundo Divino. Todo lo inútil, las viejas ramas, todas la viejas costumbres y falsas creencias, miedos, etc. hay que entregarlas al fuego; éste las devolverá bajo forma de luz, calor y de sustancias sutiles.
EL AGUA. Representa a los Seres del Trueno, que aparecen de una manera terrible, pero traen beneficios. El encuentro del agua con nuestras emociones y pensamientos, es muy profundo y algunos lo sienten, por el fuerte calor producido en el corazón, como una sensacion vaporosa y estremecedora que se acompaña con el canto. En ese momento es muy importante y necesario concentrarse en la ceremonia y en las necesidades de cada quien; orar intensamente, cuando más se ora, menos se siente el dolor, el agua nos recuerda que todo en nuestra vida es ese fluir, que nada se detiene, y cuando se estanca se tiende a pudrir por mas cristalina que sea el agua.
EL AIRE. Es la esencia de los elementos que nos ayuda a vivir como el Gran Espiritu quiere. Para el nativo el aire que nace de cada arbol, de cada rincón del universo y del calor del fuego, lo llama el Aliento del Abuelo, el soplo del Creador. En ese momento de la Ceremonia, hay que saber respirar, nutrir nuestras celulas, a traves de cada respiración estamos purificando nuestros pensamientos, nuestra palabra, el aire nos ayuda a estar presentes en cada segundo de nuestra existencia.
Si uno se vuelve realmente puro, si se hace un buen trabajo y se logra establecer conexión con lo sagrado, puede incluso que el Gran Espíritu envíe en ese momento una luz para resolver el problema, sanar un corazón, entregar un canto, hacer una danza, y bien entregue para cada uno de sus hijos una visión.
Un camino Espiritual con corazón, no es un camino de resistencia, es una ceremonia de purificación realizada desde lo más profundo de tu Alma, es la invocación-mágica-espiritual personal; donde necesitas aprender a orar, a concentrar el pensamiento, a forjar el carácter y a ser humildes, a dejar fluir la energía. Orar no es aprender a recitar palabras, no se requieren esfuerzos de memoria, ni oraciones salidas de un libro. Se pretende que las oraciones y todo cuanto sea tu camino, salgan de la inspiración espontanea, del fondo del corazón, no del fondo de la cabeza.
En cada acto de Ceremonia y Ritual, estamos dejando tras de si, lo pasado, lo que es impuro; y estamos haciendo mucho bien, a nosotros mismos, a nuestra comunidad, familia, amigos y a todos por quienes y por cuanto hemos pedido. Por ello que tu camino y todo cuanto hagas en tu existencia sea hecho con el corazón en la mano, dispuesto a entregarlo a todos, pero tambien con una espada en la otra para tener el discernimiento de lo que a tu paso salga y tenga que ser cortado desde raiz.
FUENTE http://evolucionconsciente.org

La Vieja Energía en Decadencia y La Nueva Energía Femenina Emergente

Energía femenina

Todo el planeta está atravesando una etapa de profunda transición.

Se está generando una lucha entre la antigua y la nueva energía. Lo que en realidad busca la espiritualidad de la antigua energía es mantener a cualquier precio la “estructura” y se siente incómoda y amenazada por los cambios que se acercan.
Esta antigua energía lucha por mantener antiguos conceptos que dicen que la espiritualidad debe contar con el castigo y el mal, para equilibrar el amor. Que somos débiles y que debemos buscar alguna fuente exterior a nosotros mismos y nosotras mismas más elevada a la que adorar y, por lo tanto, que nos de fuerzas: el control de una energía masculina distorsionada basada en el negocio del miedo.
La fuente exterior más elevada a la que adorar es la estructura de las estructuras, es decir, el sometimiento humano a las creencias arbitrarias de un sistema que destruye la Vida por cualquiera de sus brazos, ya sea política, economía, religión, petróleo, fármacos y la única droga “legal” y más letal para la consciencia: el alcohol. Las consecuencias son 7 billones de personas drogadas de miedos y emociones para mantener el status quo y un planeta que agoniza.
Esta vieja energía también dice que la verdad espiritual requiere una “jerarquización” de hombres y mujeres, organizaciones, edificios, textos y un largo rosario de obligaciones y prohibiciones por las que guiarse.
Por otro lado, la espiritualidad de la nueva energía es muy diferente. Empieza por decir que “somos Diosas y Dioses”. Nos dice que la única estructura (sin estructura) de que tienes necesidad está en tu interior, pero hay que buscarla o, dejarse buscar por ella dejándote abrazar y amar por tu Diosa Interior.
Habla de un plan en el que el temor a un castigo es sustituido por la autorresponsabilidad. Se desarrolla la autoestima y el amor hacia una misma, sin jueces ni normas. Toda la fuerza espiritual está dentro: es la Energía Femenina Divina, la esencia del Espíritu.
La Tierra hace un llamado a las almas, a la Feminidad Sagrada para restaurar el plan original en el planeta: La Vibración del Amor y el Perdón.
Es evidente el abismo entre los dos conceptos o energías. La pregunta es: ¿Cómo puedes distinguir la verdad del engaño? Buscando el amor. Síguelo, porque donde hay amor encontrarás la verdad.
La energía Divina Femenina jamás dará un mensaje basado en el temor. Aplica en tu vida sólo las cosas de las que te hagas eco. No fuerces tu verdad a nadie. La única maestra que tiene autoridad en tu vida está en ti, es tu alma, e incluso ésta no te fuerza jamás. No te conviertas en seguidora de nadie, ni cedas nunca tu fortaleza porque eres fuerte por ti misma.
Y recuerda, nos encontramos en medio de la más profunda transición que ha pasado la humanidad porque el poder, el verdadero poder está naciendo en Espíritu y trasladando su lugar del exterior al interior. Esto creará en pocos años una separación o dos familias humanas distintas por el abismo que ya existe entre ellas. Una que todavía se siente muy insegura porque se ha tragado el “negocio del miedo” y necesita la vieja energía de control masculino exterior distorsionado. Y otra, la maestra interior, la Diosa, el Dios que todas y todos llevamos en la esencia de nuestro Templo Sagrado: El Alma del Alto Corazón. El Femenino Sagrado que ya está creando una Nueva Tierra basada en el Amor y la Libertad de Espíritu.

martes, 29 de diciembre de 2015

Libros para descargar de terapias alternativas

    Libros.-
  •  
  • Libros de Reiki:
  • Libros de Medicina energética:
  • Libros de Masaje:
  • Libros de Reflexología:
  • Libros de Terapia Craneosacral:
  • Libros de Acupuntura:
  • Libros de Medicina tradicional China:
  • Libros de Biomagnetismo médico:
  • Libros de Feng Shui:
  • Libros de EFT Liberación Emocional:
  • Libros de Gestalt:
  • Libros de Ho’oponopono:
  • Libros de Musicoterapia:
  • Libros de Shiatsu:
  • Libros de Coaching y PNL:
  • Libros de Pilates:
  • Libros de Yoga:
  • Libros de Chi Kung:
  • Libros de Ayurveda:
  • Libros de Flores de Bach:
  • Libros de Aromaterapia:
  • Libros de Auriculoterapia:
  • Libros de Homeopatía:
  • Libros de Biodescodificación:
  • Libros de Iridología:
  • Libros de Sueños:
  • Libros de Sanación:
Fuente: Datelobueno

EL AMOR SEGÚN LO DEFINIÓ EINSTEIN



UNA CARTA ESPECIAL

A FINALES DE LOS AÑOS 80, LIESERL, LA HIJA DEL CÉLEBRE GENIO, DONÓ 1.400 CARTAS ESCRITAS POR EINSTEIN A LA UNIVERSIDAD HEBREA, CON LA ORDEN DE NO HACER PÚBLICO SU CONTENIDO HASTA DOS DÉCADAS DESPUÉS DE SU MUERTE. ESTA ES UNA DE ELLAS

A LIESERL EINSTEIN.

EL AMOR

Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelare ahora para que lo transmitas a la humanidad también chocara con la incomprensión y los prejuicios del mundo.

Te pido aun así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación.

Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aun no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el AMOR. 

Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas.

El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El Amor es Dios, y Dios es Amor.

Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Esta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo.

Para dar visibilidad al amor, he hecho una simple sustitución en mi ecuación más célebre. Si en lugar de E= mc2 aceptamos que la energía para sanar el mundo puede obtenerse a través del amor multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que existe, porque no tiene límites.

Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser siente que en él habita, el amor es la única y la última respuesta.

Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante potente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que asolan el planeta. Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya energía espera ser liberada.

Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal, querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede, porque el amor es la quinta esencia de la vida.

Lamento profundamente no haberte sabido expresar lo que alberga mi corazón, que ha latido silenciosamente por ti toda mi vida. ¡Tal vez sea demasiado tarde para pedir perdón, pero como el tiempo es relativo, necesito decirte que te quiero y que gracias a ti he llegado a la última respuesta! 

TU PADRE: 
ALBERT EINSTEIN