Muy recomendada.

viernes, 31 de julio de 2015

HAZ LO QUE TENGAS QUE HACER


“HAZ LO QUE TENGAS QUE HACER RESUELTAMENTE Y CON TODO EL CORAZÓN. EL VIAJERO QUE DUDA ÚNICAMENTE LEVANTA POLVO EN EL CAMINO” BUDA

El problema está que muy pocas veces tenemos claro lo que tenemos que hacer y sobre todo para qué. La mayoría de nuestras acciones están hechas de forma automática y por costumbre, los hábitos son el gran motor que mueve nuestro actuar, sin darnos cuenta que es justamente esa monotonía la que nos cansa y nos agota y lo más grave es que nada de lo que hacemos de esa forma inconsciente, nos sirve para evolucionar de forma consciente.

Nunca debemos dejar de lado, la importancia que lo material tiene en nuestra evolución espiritual, porque “EL SER HUMANO CRECE DESDE LO MATERIAL HACIA LO ESPIRITUAL A TRAVÉS DEL CONOCIMIENTO Y PRACTICA DE LAS LEYES ESPIRITUALES, EL EJERCICIO DE SU LIBRE ALBEDRIO Y LA TOMA DE SUS PROPIAS DECISIONES” cada ser humano debe ser un alquimista y transmutar lo material en esencia espiritual.

Hacer lo que tenemos que hacer resueltamente y con el corazón, significa ser conscientes de lo que hacemos, poner en ello nuestra mente evaluadora, pero también tener en cuenta esa intuición que nace de lo profundo de un corazón donde reside nuestra capacidad de amar y de servicio a los demás.

“EN EL CORAZÓN DE TODO SER HUMANO DEBE EXISTIR LA MOTIVACIÓN DE LA BUSQUEDA DEL CONOCIMIENTO. PARA QUE SEA CAPAZ DE COMPRENDER, EL SIGNIFICADO DE LA VIDA Y SENTIR QUE HA VENIDO HACER AQUÍ”.

Hacer lo que debemos, es una invitación a dejar de lado los sueños que no nos llevan a ninguna parte y poner manos a la obra en forma concreta, para que nuestros sueños se puedan convertir en realidad tangible en un plazo determinado. “Los seres humanos se desalientan cuando ven únicamente su tiempo reducido a una sola vida.  
Tan sólo con poder sentir y entender que la vida es eterna y continuada, puede inspirar al ser humano a dar lo mejor de sí mismo y llevar lo mejor que hay en él a su máxima expresión. El hombre llega de este modo a vivir de manera más generosa para el bien de si mismo y de los demás.

Ni el éxito, ni la felicidad se pueden comprar con el sudor o las lágrimas de los demás, no sólo por el daño que podemos causar a terceros, sino porque más temprano que tarde, tendremos que pagar el precio de nuestras decisiones, tomadas solo pensando en nosotros mismos.

NUESTRAS ACCIONES, ESTÁN SOMETIDAS A DOS LEYES INMUTABLES: 

1.- NADA DE LO QUE NOS SUCEDE ESTA FUERA DE NOSOTROS.

2.- SE RECOGE LO QUE SIEMBRA.

Y debemos ser conscientes que lo que estamos viviendo hoy, sea cual sea la experiencia que nos toque vivir, no es más que el resultado de nuestra siembra hecha tiempo atrás, con nuestras acciones y decisiones.

HAZ LO QUE TENGAS QUE HACER, SIGNIFICA NO DILATAR INÚTILMENTE LO QUE TENEMOS QUE HACER, NO DEJAR PARA MAÑANA LO QUE PODEMOS HACER HOY, PORQUE NO SÓLO ES UNA PÉRDIDA DE TIEMPO, SINO PORQUE NUESTRAS INDECISIONES RETARDAN NUESTRA EVOLUCIÓN Y LA DE TODOS AQUELLOS QUE NOS RODEAN Y COMPARTEN NUESTRA VIDA.

Como somos humanos, en más de una ocasión podemos equivocarnos y los resultados pueden ser deficientes y hasta fatales, sin embargo, si esa decisión fue tomada con la mejor de nuestras intenciones y de forma consciente, ese aparente fracaso se transformará de alguna forma en una experiencia valiosa para más adelante, porque

“NINGUNA EXPERIENCIA VALIOSA OCURRE JAMÁS EN VANO, NINGÚN SIGNIFICADO VERDADERO O VALOR REAL PERECE JAMÁS”

El fracaso no es tal, cuando se toma como una experiencia que nos puede ayudar mucho en lo sucesivo, si lo sabemos afrontar porque “en aceptar el fracaso y adaptarse a la derrota es donde la visión de largo alcance ejerce su mayor influencia”. El fracaso es simplemente un episodio educacional, un experimento cultural en la adquisición de la sabiduría, en la experiencia del ser humano que busca el conocimiento para entender los procesos de la vida y su sentido.

Para los seres humanos, que tienen esa visión de largo alcance el error, no es sino un medio nuevo para el logro de niveles más altos de conciencia.

NADA DESGASTA MÁS QUE LAS DUDAS Y LAS INCERTIDUMBRES, PORQUE ELLAS NOS ALEJAN DEL MOMENTO PRESENTE Y NOS FIJAN EN UN FUTURO HIPOTÉTICO EN DONDE IMAGINAMOS MIL COSAS QUE PROBABLEMENTE JAMÁS PASARÁN. NO ESPEREMOS TENER CERTEZAS, PORQUE EN ESTE MUNDO SON MUY ESCASAS PORQUE TODO ES RELATIVO.

Haz lo que tienes que hacer, significa también saber dar prioridades a nuestra vida. Sin embargo el dar prioridad a lo espiritual de nuestro ser, no quiere decir descuidar nuestro presente humano y las determinadas circunstancias que cada uno debe vivir.

“LA VIDA DE CADA SER HUMANO ES UN CAMINO HACIA SÍ MISMO, EL INTENTO DE UN CAMINO, EL ESBOZO DE UN SENDERO. NINGÚN SER HUMANO HA LLEGADO A SER ÉL MISMO POR COMPLETO; SIN EMBARGO, TODOS ASPIRAN A SERLO”.


COMPRENDIENDO LAS DIMENSIONES.




sertranformacionespiralHay una creciente urgencia en este mensaje porque a todos se nos está, literalmente, acabando el tiempo para jugar en la tercera dimensión.
En términos sencillos, el hábito de pensar y de sentir y de actuar que conocemos como la tercera dimensión está desapareciendo. Todos están pasando a una conciencia y experiencia de cuarta dimensión, y luego a una conciencia y experiencia de quinta dimensión.
Sin embargo, la mayoría de la gente del planeta no está preparada para este Cambio. Pero está sucediendo, no obstante, y para aquellos que no sean conscientes de lo que está pasando, no será una experiencia fácil ni cómoda.
Sin embargo, éste puede ser también un momento maravilloso y disfrutable. Con alguna información básica acerca de lo que es el Cambio, y lo que son las “dimensiones”, y con herramientas sencillas para ayudar a manejar nuestros pensamientos y sentimientos, todos tienen la capacidad de evolucionar su conciencia y pasar grácil y alegremente a estos reinos de mayor vibración.
Si no sabes lo que son las dimensiones, no eres el único. La mayoría de la gente que está jugando el juego de la vida tal como lo conocemos en la tercera dimensión, está jugando sin un “libro de reglas” que explique cuál es realmente el juego y cómo se lo puede jugar con éxito.
Este artículo proporciona estas reglas básicas faltantes. Explica lo que son la tercera, cuarta y quinta dimensión, y por qué son el factor más importante de tu vida en estos momentos.
Si puedes entender la estructura y juego de estas dimensiones, puedes empezar a moverte fluidamente a través de las transformaciones sin precedentes de este Cambio, sin miedo, sin esfuerzo, sin la tensión y ansiedad que es, en su mayor parte, el hábito diario de nuestras vidas.
Entonces, primero que nada, permíteme definir lo que no son las dimensiones.
Las dimensiones no son lugares ni ubicaciones, y no son una progresión lineal –3, 4, 5, 6– apiladas como panqueques. Y la 3ª dimensión, o la 4ª dimensión, no es la silla en la que estás sentado, ni las paredes que te rodean, ni siquiera la Tierra misma. Eso es forma, la cual existe predominantemente en la 3ª y 4ª dimensión, y seguirá siendo una parte muy importante del juego en la 4ª dimensión, cuando la 3ª dimensión ya no sea una opción.
En general, las dimensiones son estados de conciencia disponibles para todo aquel que vibre en resonancia con las frecuencias específicas y las oportunidades disponibles dentro de cada dimensión.
En cierto modo, se podría pensar en cada dimensión como un juego diferente con un conjunto distinto de reglas en cuanto a lo que es posible y no es posible para los seres que elijan jugar y crear allí.
Entonces, ¿qué es la 3ª Dimensión?
La tercera dimensión (3D) es una caja de creencias rígidas, más o menos, con un conjunto de reglas y limitaciones relativamente inflexibles. La mayoría de nosotros hemos estado jugando este juego por vidas enteras, por lo que tendemos a pensar que es el único juego disponible para nosotros. Pero nada podría estar más lejos de la verdad. Una de las rígidas creencias 3D que estructura nuestras vidas –nuestros pensamientos y sentimientos y acciones– es el tiempo lineal.
El tiempo lineal es una creencia y estructura opcional que nos permite “vivir” una experiencia de un pasado y un futuro… y luego nos morimos. Debido a que esta creencia es la suposición predeterminada de la conciencia 3D de las masas, y los eventos parecen confirmar esa creencia, la mayoría de nosotros pensamos y actuamos como si fuera verdad.
Pero ahora todos estamos despertando de la ilusión de esta omnipresente creencia. Y a medida que te vuelves más consciente, te das cuenta de que el tiempo en 3D es en realidad un bucle de tiempo. Lo que experimentas en “el pasado” es más o menos en lo que pones tu atención ahora, y proyectas esa realidad “al futuro”, y por tanto, lo experimentas una y otra vez.
Por lo tanto, la estructura del tiempo es muy específica (y limitante) en la 3ª dimensión, pero tu experiencia del tiempo es muy diferente (y empoderante) a medida que pasas a dimensiones superiores.
Todo en una conciencia 3D es también muy condicional. El concepto de, por ejemplo, `amor incondicional’, no existe en la 3ª dimensión. Si experimentas `amor incondicional’ o `paz incondicional’, en realidad has pasado a una conciencia de cuarta dimensión (4D).
Verás, en la experiencia terrenal actual, tenemos acceso a la conciencia tanto de 3ª como de 4ª dimensión, pero la mayoría de nosotros rara vez salimos de los hábitos rutinarios de pensamiento y sentimiento 3D.
La 3ª dimensión además no ofrece ninguna posibilidad de elección. Nosotros no elegimos nuestros pensamientos, sentimientos y acciones a cada momento (ésa es una habilidad de 4D y 5D), sino que reaccionamos a partir de creencias inconscientes y condicionamiento, a las personas y situaciones que aparecen en nuestro espacio.
La dualidad ofrece otra estructura rígida para la experiencia 3D. Arriba/abajo. Izquierda/derecha. Debería/no debería’. Desde la caída de la Atlántida hace 12.500 años, nos hemos vuelto muy temerosos como una forma de vida, y en ese miedo hemos aprendido a definir muy estrechamente lo bueno y lo malo, lo correcto e incorrecto, etc. El juicio inconsciente impregna el pensamiento 3D.
Aun más, nosotros percibimos nuestra experiencia 3D predominantemente con el hemisferio izquierdo del cerebro, sede de la mente racional, y por lo tanto usamos solamente de un 5 a 10 por ciento de la capacidad cerebral para jugar al juego 3D. La mayoría de nosotros sospechamos que el resto de nuestro cerebro tiene que hacer algo, pero no tenemos idea de lo que realmente hace y cómo funciona.
De hecho, lo que nos permite hacer el resto del cerebro es funcionar en las más elevadas 4ª y 5ª dimensión, y más allá.
En este momento ya tenemos el potencial, todo el equipo necesario y el cableado, para ser plenamente conscientes de todas estas dimensiones. Pero nuestros hábitos de pensar y de sentir, grabados a lo largo de muchas vidas, nos incapacitan y nos limitan a la experiencia 3D. Nuestra mente racional del cerebro izquierdo sólo sabe lo que sabe, y no sabe lo que no sabe, y trabaja incansablemente para mantenernos dentro de un estrecho rango de pensamiento y posibilidades objetivas 3D. Y nosotros, mayormente, le hemos seguido la corriente. Pero ya no.
Las crecientes energías de luz y frecuencias del Cambio están recableando nuestros cerebros para permitirnos acceder a una gama mucho más amplia de información y posibilidad que la que está disponible en la 3ª dimensión. Estas energías de luz nos están preparando para la experiencia 4D y 5D, a la vez que están eliminando las rígidas “reglas” 3D de nuestra conciencia.
¿Y qué es la 4ª Dimensión?
Las “reglas” de la conciencia de 4ª dimensión proporcionan una mayor sensación de facilidad, posibilidad y capacidad que las estructuras de la 3ª dimensión.
El tiempo en 4D, por ejemplo, es siempre tiempo presente. El enfoque sólo está siempre en este momento, lo que está sucediendo ahora mismo. Nuestros cuerpos ya conocen sólo este tiempo presente; no pueden conocer `ayer’ ni `mañana’, y como seres conscientes en nuestra alineación natural en la 4ª dimensión, funcionamos absolutamente en este “Ahora” de la conciencia y atención del tiempo presente. Cuando nuestro punto de atención se convierte en conciencia de tiempo presente, la elección vuelve a ser posible. Podemos observar cualquier y todo evento con un sentido de desapego, simplemente como información a considerar, y desde esa plataforma quieta y despejada, somos entonces, y sólo entonces, libres de elegir nuestra respuesta. En la 4ª dimensión somos “capaces de responder”.
Un concepto y posibilidad conocido como paradoja también está disponible en el tiempo presente de la conciencia 4D. Paradoja simplemente significa que lo que era cierto hace un momento podría no ser cierto ahora. Y lo que era falso hace un momento podría ya no ser falso. En lugar de aplicar definiciones rígidas y pre-existentes a cualquier experiencia, elegimos nuestra versión y vibración preferida a cada momento.
Así pues, a medida que nos adentramos en la conciencia 4D en tiempo presente, con el poder de elección y la capacidad de respuesta, y la flexibilidad de la paradoja, la capacidad de alterar el juego para realzar nuestra felicidad y bienestar se vuelve disponible.
Curiosamente, la conciencia 4D no será una opción a largo plazo después de que el Cambio despeje las rígidas estructuras de la conciencia 3D.
La 4ª dimensión está sirviendo como un esencial –pero de corta duración– trampolín o plataforma vibratoria desde la cual todos pasaremos a la conciencia de 5ª dimensión. 5D es la meta para la Tierra y todos sus habitantes. Los arcángeles han dicho que toda la conciencia de la Tierra será conciencia de quinta dimensión para el año 2015.
Pero aunque la 5ª dimensión es la meta, la experiencia de la 4ª dimensión es esencial. No podemos entrar a la 5D directamente desde la 4D. Todo el equipaje mental y emocional de la 3ª dimensión se debe dejar en la puerta a la 4ª dimensión, y sólo podemos entrar en la 5ª dimensión después de convertirnos en maestros de nuestros pensamientos y sentimientos en la 4ª dimensión.
Se requiere un poco de ensamblaje.
¿Y qué es la 5ª Dimensión?
La 5ª dimensión opera, en gran medida, en una forma completamente diferente de la 3ª y 4ª dimensión.
El tiempo en 5D es tiempo instantáneo, es decir que todo (todas las posibilidades) ocurren en el mismo lugar en el mismo momento. En 5D, enfocas tu atención y la respuesta o experiencia se te da exactamente cuando y donde te enfocas.
Pide y se te dará.
En 5D, no tienes que moverte ni ir a ninguna parte en pos de tus respuestas o experiencia; todo viene a ti fácilmente y sin esfuerzo basado en el punto de atención y vibración que elijas mantener en todo momento.
Cuando estás vibrando en la conciencia 5D, no creas con forma como lo haces en la 3ª y 4ª dimensión, creas con luz y patrones de luz y frecuencias de luz. Aplicas sonido y color y formas geométricas. Interactúas conscientemente con el Creador y todos los Seres de Luz.
En esta conciencia acrecentada, la mente racional juega un papel mínimo. Regresa a un enfoque pequeño y específico, que es el que debe tener: concretamente, el bienestar del cuerpo físico.
Pero antes de poder mudarnos a nuestro hogar vibratorio que es la conciencia 5D, primero tenemos que convertirnos en maestros de las vibraciones y posibilidades de la conciencia 4D.
Entonces, ¿cómo nos volvemos maestros de la conciencia 4D?
Las Herramientas del Tiempo Presente 4D
Como ya mencioné, 4D es el `ahora mismo’ del `tiempo presente’. Pero el tiempo presente en realidad tiene cuatro niveles diferentes.
En ese nivel, cuando pienses: “me gustaría una manzana”, la manzana va a aparecer en tu mano. Por lo general, cuando digo eso la gente se emociona mucho. Y es emocionante. Sin embargo… hay un sin embargo.
La gran mayoría de la gente en este planeta no está preparada para ser los amos de cada pensamiento, sentimiento y acción suya a cada momento. Pero no hay opción. Es una habilidad básica necesaria de la conciencia superior 4D y 5D.
Una de las razones por las que se creó la tercera dimensión era proporcionar un “patio de juegos” donde cada uno pudiera practicar y perfeccionar la vibración de nuestros pensamientos y sentimientos. Para lograr esto, el patio de juegos en 3D tiene un margen de tiempo. En lugar de la `manifestación instantánea’ hay un intervalo entre el pensamiento que tenemos y la manifestación o experiencia de ese pensamiento. En su mayor parte, somos muy descuidados con este margen.
En lugar de enfocarnos en lo que queremos, y permitir que esto se desarrolle con el tiempo, escupimos ira, frustración, aburrimiento, preocupación, ansiedad, culpa, miedo, buscamos culpables – todo tipo de pensamientos y sentimientos inarmónicos inferiores. Nos comportamos como si pudiéramos pensar y sentir cualquier cosa con impunidad porque no vemos los resultados inmediatos de nuestro pensamiento.
Pero ya no. Puesto que el tiempo lineal 3D está colapsando en un solo punto del tiempo presente, el margen de tiempo está colapsando también. Tenemos menos oportunidades para practicar ser conscientes de nuestros hábitos mentales y emocionales antes de que lo que pensemos sea lo que recibamos. Esto es algo muy importante.
Afortunadamente, algunas herramientas energéticas sencillas pueden ayudarte a manejar tus pensamientos y emociones a cada momento para que puedas estar preparado para una oportunidad sin precedentes y desafío de vivir y crear en tiempo presente en las dimensiones superiores.
Permitir que el Cambio despeje tus pensamientos y sentimientos inconscientes
En términos sencillos, el Cambio está utilizando una onda de frecuencias de luz para eliminar lo que no somos, y otra onda para recordarnos quiénes somos. El Cambio sabe dónde hemos almacenado hábitos inconscientes y no deseados de pensamiento y emoción reaccionaria, y la luz está limpiando todo esto de nuestra vibración.
Sin embargo, a medida que estos pensamientos y sentimientos inferiores sean despejados, ellos se van a presentar en nuestra conciencia, y van a magnetizar hacia nosotros a las personas y circunstancias que reflejan estas energías caóticas. ¿Cómo manejar estas energías, a menudo poderosas, cuando aparecen? Ustedes las permiten. Si pueden simplemente observarlas con un sentido de desapego conforme se presentan –sabiendo que sólo están apareciendo para ser eliminadas– desaparecerán rápidamente, y ni siquiera van a recordar para qué fue tanto jaleo.
Pero si los agarras y te enganchas con estos pensamientos y sentimientos caóticos, si insistes en sentirte culpable o preocuparte, si sigues discutiendo que “Yo no estoy bien” o “Ellos no están bien”, estas energías no van a desaparecer de tu espacio – y el Cambio, conforme se acelere cada vez más, se va a convertir en un camino lleno de baches y muy `no está bien’ para ti.
Recuerda que muy a menudo lo que se presenta ni siquiera es tuyo, no te pertenece a ti. Reconócelo y sabe que está presentándose para ser eliminado… para siempre. Toma un par de respiraciones profundas, sal a caminar, escucha música – pero lleva tu punto de atención a algo de mayor vibración.
Comprender la 4ª Dimensión Inferior y Superior
Para simplificar otro aspecto importante del Cambio, imaginemos que la 4ª dimensión tiene sólo dos partes – una 4ª dimensión inferior y una 4ª dimensión superior. (Esto no es técnicamente cierto, pero es una distinción útil.)
Como ya he mencionado, la forma va a permanecer cuando desaparezca la 3D. Vamos a seguir experimentando casas y coches y árboles. Pero el miedo, los juicios, condena y culpa, correctos e incorrectos, van a desaparecer. Toda esta densa energía emocional, que es lo único que nos impide jugar en las dimensiones superiores en este momento, simplemente va a ser retirada de nuestro espacio.
Sin embargo, dependiendo de la vibración de los pensamientos que estés pensando conforme desaparece la 3D, te encontrarás ya sea en la 4ª dimensión inferior o en la 4ª dimensión superior.
La 4ª dimensión inferior, que también se llama el plano astral o espacio del sueño, contiene todos los pensamientos pensados alguna vez por cualquiera en la 3ª dimensión.
Verás, los pensamientos no sólo desaparecen después de que los pensamos. Ellos viven en la 4ª dimensión inferior, con un peso, textura, densidad y carga emocional específica. Y se unen y agrupan con todos los otros pensamientos de carácter similar.
Algunas ideas – como la violación, dominación, esclavitud, guerra, odio – se sienten pesadas, densas y oscuras. Por el contrario, pensamientos como `mariposas’, `niños jugando en el parque’ y `flores que se abren en un cálido día de primavera’, se sienten ligeros y tienen una vibración simple, etérea. Pensamientos más ligeros como éstos rara vez perduran en una conciencia 3D.
Porque para poder alinearnos y sentir la vibración de, por ejemplo, `la belleza’, tenemos que salirnos de la conciencia 3D y pasar al tiempo presente, un espacio superior de 4ª dimensión.
Espera, me dirás, ¡yo conozco la `Belleza’! La conoces, porque ahora estamos viviendo en la tercera y cuarta dimensión simultáneamente, ¿pero cuán a menudo te alineas con, y te mantienes en, sentir la belleza?
Es una habilidad 4D de tiempo-presente tomar en serio pensamientos como `luminoso’, `etéreo’ y `belleza’. Estas vibraciones ni siquiera existen en el apresurado pasado/futuro de la 3ª dimensión, donde es muy difícil hacer una pausa en el tiempo presente y oler una flor.
Pero, por otra parte, ¿has notado que los pensamientos pesados e incómodos, como “no soy lo suficientemente bueno” o “a ellos no les gusto” o “nunca voy a tener éxito”, tienden a permanecer bastante más tiempo en la conciencia 3D? Esto se debe a que los pensamientos son eléctricos y las emociones son magnéticas. Un conjunto de vibraciones ligeras y etéreas como `belleza’ o `gracia’ tiene una carga eléctrica baja y suave, que es expansiva y fluida. Mientras que pensamientos más pesados y más feos vienen muy cargados y envueltos en emociones altamente magnéticas. Estos pensamientos no sólo son más difíciles de despejar que los pensamientos amorosos y amables, sino que también se agrupan magnéticamente con todos los otros pensamientos como ellos en la 4ª dimensión inferior.
Mucho del campo magnético por el que andamos –Yo no estoy bien, Tú no estás bien– tiene muy poco que ver con quienes realmente somos. Es sólo el magnetismo de un pensamiento inconsciente pesado adhiriéndose al magnetismo de otros pensamientos similares, pesados e inconscientes.
Ya empiezas a ver por qué es tan crucial tomar conciencia de los pensamientos que piensas y las emociones que metes en tu mezcla vibratoria.
Afortunadamente, la segunda onda del Cambio está haciendo esto más y más fácil. A medida que nos despojamos de las energías más pesadas de Quienes No Somos, la luz nos está recableando, llevándonos a una vibración más alta 4D donde los pensamientos y emociones inferiores no nos distraen tanto en nuestra experiencia en general.
Empezamos a vivir en alineación con el corazón, y a experimentar las vibraciones y consecuencias de conceptos tales como “me gusto”, “estoy feliz”, “estoy satisfecho de mí mismo”.
La alineación con el corazón llega en forma natural debido a que ya es nuestra alineación natural en la cuarta, quinta y sexta dimensión.
Sin embargo, se requiere algo de ensamblaje.
Cualquier limitación, juicio, negación, condena, culpa o resentimiento por el que cada uno de nosotros todavía abogue, de una forma u otra, se convierte como en el lastre en un globo aerostático. Limitan hasta dónde podemos elevarnos dentro del rango vibratorio de la cuarta dimensión.
Cada uno de nosotros está 100 por ciento a cargo del proceso. Cuanto más peso –patrones de palabras, pensamientos y emociones de menor vibración– eliminamos, más nos elevamos en la experiencia expansiva de la 4ª dimensión. Aquí, es como si miráramos más allá de los límites y limitaciones, que siempre fueron sólo un hábito de observación en 3D. Es una visión más amplia, una visión más tranquila, y una visión más silenciosa. En la 4ª dimensión superior puedes elegir el miedo o la preocupación, y descender a la 4ª dimensión inferior… pero no lo harás.
A medida que empiezas a alinearte con el corazón, con toda naturalidad – “Yo Me Gusto”– vas a encontrar que no hay ninguna razón ni obligación para elegir un punto de atención incómodo en la 4ª dimensión inferior. Es algo que viene natural y fácilmente, ya que es el lenguaje y vibración de tu bienestar natural – si tú lo permites, y si te enfocas en ello.
Es una elección.
A medida que el cambio se acelere y el tiempo colapse y todo esté en el momento presente, todavía podrías elegir tus pensamientos y sentimientos inconscientemente, por hábito de 3ª dimensión, y tendrías la oportunidad de vivir esa incomodidad inmediatamente y plenamente en tu experiencia.
O puedes elegir tu pensamiento y emoción a cada momento, con enfoque y conciencia, y vivir la plenitud de esa experiencia.
En otras palabras, es beneficioso para ti practicar e integrar la habilidad de elegir el contenido de tu conciencia ahora mismo, antes de que realmente importe – y ese momento no está muy lejos.
Todo depende de ti.
Hasta ahora, el centro de tu cabeza, el lugar desde donde puedes elegir tus pensamientos y punto de atención, se ha pre-ocupado por los pensamientos de los demás. Tu Mamá-Papá-Profesor-Pastor te amaba y tenía su opinión acerca de la mejor manera de que tú vivieras tu vida, y a medida que sus pensamientos entraban para residir en tu cabeza, “Tú” te fuiste.
Ahora es el momento de recuperar la propiedad del centro de tu cabeza. A medida que reconoces y sueltas los pensamientos antinaturales que dicen, “Oh, yo no puedo hacer esto” y “No puedo hacer aquello” y “Tengo que hacer esto”, vas a encontrar que dentro de poco todos esos pensamientos, con sus pegajosas conexiones entrelazadas en la 4ª dimensión inferior, desaparecen.
Simplemente poner tu atención en el tiempo presente en la `belleza’ y `bienestar’, o simplemente ser `feliz’ estando `a gusto’, elimina las vibraciones inferiores almacenadas en los campos astrales inferiores de la 4ª dimensión.
Empieza jugando con la vibración de lo que yo llamo Palabras Vivas. Los Arcángeles muy deliberadamente y precisamente eligieron estas palabras – palabras tales como Seguro, Capaz, Imponente, Presente, Gracia, Sénior y Feliz – para que puedas despejar más fácilmente todas las vibraciones inconscientes de tu espacio.
Elige una palabra cada día y vive con ella todo el día, piénsala y siéntela a menudo.
Si practicas pensar y sentir estas vibraciones ahora, cuando todavía no cuentan en forma definitiva, se convertirán en un hábito cuando sí cuenten.
Empiezas a realinearte con gracia con la plenitud de “Ti”, y tu estado natural de bienestar te eleva a la 4ª dimensión superior.
¿Fácil? Más o menos. ¿Sencillo? Sí.
¿Es necesaria la conciencia y la elección desde un espacio de tiempo presente? Definitivamente.
¿Puedes sentarte al margen y esperar que todo resulte? No.
Crecientes niveles de luz electromagnética de las dimensiones superiores están fluyendo ahora dentro de todos nosotros. Muchas personas en la 3ª dimensión no pueden manejar este aumento, y están eligiendo salirse de sus cuerpos.
Y muchos, muchos más seguirán a medida que el Cambio se acelere.
Verás, todos están yendo a casa a la 4ª y luego a la 5ª dimensión, pero no todos están yendo a casa en la misma línea de tiempo, y con la misma facilidad y gracia.
¿Qué eliges tú?
Fuente: Alexiis

jueves, 30 de julio de 2015

Astrología Kármica y Vidas Pasadas

10502009_829593843732187_8439086188200794023_nEl hombre, en su afán de conocer la realidad de su existencia, se ha visto impulsado a llevar a cabo una búsqueda incesante de sus orígenes y de su auténtico yo. En este proceso han surgido muchas tendencias unas científicas, otras filosóficas, religiosas y esotéricas pero, tomemos el camino que tomemos, todos nos llevan al mismo punto ¿Quién es en realidad el hombre?
Partiendo de esta idea base, que iremos desarrollando, analizaremos cómo, a través de la Astrología, podemos llegar a obtener una respuesta apropiada y coherente a esta cuestión tan vital.
Como primer paso debemos entender que el hombre no es sólo el cuerpo que vemos: se compone de una parte física y de otras muchas sutiles o energéticas y, es en estas partes, denominadas cuerpos sutiles, donde radica la auténtica esencia humana y la conexión con sus orígenes. Pero ¿cómo podemos obtener la información sobre todos estos aspectos que componen al hombre? A través de la Astrología Kármica, personalizada en una Carta Astral.
La Astrología natal o de la Personalidad, nos aporta datos sobre aspectos psicológicos, emocionales y físicos, de la persona en cuestión, pero la Astrología Kármica o del Alma, llamada también Astrología Iniciática, nos acerca a estos cuerpos sutiles y a toda la información que trae el alma en el preciso instante en que ésta se fusiona con el cuerpo en el momento del nacimiento.
Pensamos que el individuo, al nacer, es un ser único, con un principio y un fin, tras el cual todo acaba, al menos como individuo que no como individualidad. Pero la realidad es mucho más compleja, el hombre, visto como un cuerpo físico con una personalidad que es la que adquiere en la vida actual como individuo, desaparece al morir, pero su ser auténtico, su individualidad, continúa su eterno camino en los demás planos de existencia, tras abandonar el plano físico. La vida terrenal es sólo una parada en nuestra andadura espiritual, y es a esta entidad o cuerpo espiritual, al que llamamos alma, siendo quien conserva la auténtica individualidad o identidad del ser.
El alma, desde el momento de su creación, debe seguir un camino de aprendizaje y perfeccionamiento a través de un desarrollo evolutivo o espiritual que se va completando en cada vida y es, este proceso, el que realmente nos va enriqueciendo y haciéndonos más grandes como seres auténticos.
La Astrología Kármica conecta con el archivo akáshico de cada alma, esto es, con toda la información de su desarrollo evolutivo, a través de sus diferentes vidas o encarnaciones. Esto permite conocer tanto la parte positiva como negativa del aprendizaje de ese alma, la misión que ha de realizar en esta vida y el motivo de por qué le suceden las cosas en la vida actual.
Así, la Astrología Kármica, se convierte en una “herramienta” de autoconocimiento tanto espiritual como personal.
Con todo este material llegamos a entender por qué hay personas que tienen vidas fáciles o vidas difíciles, qué relación tenemos con las personas de nuestro entorno y de dónde proceden, en qué ciclo evolutivo nos encontramos, qué línea evolutiva traemos, etc.
La Astrología Kármica nos ayuda a conectar con nuestro auténtico yo, de forma que nuestra parada en la vida física actual sea, en realidad, una continuación de la espiritual. Nos hace ver la diferencia entre vida física y espiritual.
Cuando somos conscientes del significado del desarrollo espiritual del alma, nos hacemos responsables de nuestra propia evolución. En ese momento, necesitamos tener claros determinados aspectos y comportamientos de nuestro pasado espiritual, de forma que esto nos sirva para rectificar los errores cometidos en vidas anteriores, aprendiendo las lecciones adecuadas.
Una Carta Astral es en realidad un archivo que contiene toda la información del alma que encarna en esta vida y de la personalidad que adquirirá en ella. Podríamos compararla con una fotografía de su alma. El esquema o dibujo que se ve es igual al de cualquier carta natal, pero la interpretación y los puntos básicos a considerar son diferentes. Con una carta natal se pueden distinguir diferentes niveles interpretativos como son: el Personal, el Predictivo, el Médico, el Kármico, el Iniciático y el Simbólico. Cada uno de ellos incluye el anterior haciendo la lectura más completa y accediendo a niveles más profundos de la persona. Hay otros tipos interpretativos que están fuera de la secuencia que son el Prenatal, el Energético y el Genético, aunque quizá estas modalidades no sean apenas conocidas o utilizadas.
Como puede verse, hay mucha información oculta en una Carta Natal y es el Astrólogo, dependiendo de su formación e intuición, el que puede elegir la manera de interpretarla, al igual que la del interesado en buscar un tipo de información u otra. Pero lo que considero más importante es que, debido al momento actual, tendríamos que ver la Astrología como algo más que un truco publicitario o adivinatorio, ya que a través de ella podemos llegar a los conocimientos más profundos del hombre y de sus orígenes.
Hay otro aspecto que no me gustaría dejar olvidado y es que al igual que la interpretación de una carta natal nos informa de lo que hay en el alma y la personalidad del individuo, también nos aporta soluciones y abre caminos. Yo la utilizo como medio de diagnóstico terapéutico, por ejemplo para localizar bloqueos energéticos heredados o traídos de vidas pasadas, así como para trabajar con la terapia más adecuada para disolverlos, saber qué colores o clases de cuarzos son los más efectivos a la hora de superar determinados problemas o ciclos problemáticos… En definitiva, esta técnica me indica cuál es la terapia específica que la persona en cuestión necesita, precisamente porque cada uno somos un mundo concreto y único y por tanto, la terapia ha de ser individualizada.
La Astrología es una ciencia muy completa que abarca todos los aspectos necesarios para que el hombre pueda evolucionar proporcionándole la oportunidad de ser responsable y consciente de su misión en este planeta ¿qué más podríamos pedirle al Universo?

© 2015, Sol Ahimsa. Todos los Derechos Reservados. La reproducción parcial o total de este post deberá indicar la autoría original del contenido mediante una mención y deberá incluir un enlace (link) al post original.

Nuestros pensamientos emiten energías




Nuestros pensamientos emiten energías que se encuentra en constante movimiento. Al vivir en esta tercera dimensión se materializan en formas que no podemos descifrar ya que se pueden manifestar por medio a malestares en diferentes eventos de nuestro diario vivir. En ocasiones se provocan discusiones, nos incomodamos con las parejas, familiares o amigos asumiendo que esa incomodidad proviene de un evento de este presente sin darnos cuenta que la raíz tiene su origen en un pasado.
Nuestro trabajo como iniciado o como ser de luz es ir más allá e investigar la raíz de ese malestar para poder desarmar el cúmulo de energía que a recogido el ego de diferentes eventos vividos y nos lo trae escondido para que explotemos con los que nos rodean.
Es bien difícil, emocionalmente hablando, reconocer que todo ese malestar viene de un cúmulo de energías densas que trajo todos nuestros pensamientos ya sean de la infancia, adolescencia así como en la juventud madura. El ego va recopilando todos esos malestares que fuimos acumulando en este recorrido existencial y se manifiestan de forma sutil provocando daños emocionales a nosotros y con nuestros compañeros de viaje.
El ego es una manifestación de todo el cúmulo de vivencias no gratas que fuimos archivando en nuestro subconsciente. Va como un rompecabezas, acumulando hasta que desea salir por medio a una molestia, un grito, llanto inexplicable, discusiones, entre otras formas de expresión.
Si observamos nosotros expresamos verbalmente, con miradas así como con gestos todo lo que vamos sintiendo sea grato o no. Cuando estamos llenos de situaciones no gratas es porque el ego a utilizado estas formas de expresión para desencadenar eventos desagradables en nuestro diario vivir. Esto se debe a que es una energía densa, como tal actúa, nosotros permitimos que se manifieste de las formas que he explicado anteriormente.
Ir despertando requiere de un trabajo interno con esta energía. En ocasiones no es agradable reconocer que estamos en un evento de esta índole, cuando nos lo señalan no logramos comprender y nos molestamos. El que está a su lado puede representar una gran herramienta para lograr identificar que es lo que esta ocurriendo. La no comprensión es un indicativo de que el ego acumuló material para manifestarse. Si quiere salir de ese evento es significativo que identifique que lo esta deteniendo. Cuando se encuentre en una encrucijada de esta índole suelte el orgullo y reconozca donde esta parado, que es lo que otros ven que usted no, y entonces no tema buscar en sus profundidades, ahí se enfrentará al cúmulo de pensamientos densos que dieron vida al evento.
María del C. Marrero
Discípula del V.M. Rafiel
Dirigente de Incys Perú, Uruguay, España y Paraguay,
Incys Prácticas y Destellos de LUZ

miércoles, 29 de julio de 2015

El Ojo de la Mente: Activación del Sistema Pineal

Ojo de la MenteEl Ojo de Horus es el símbolo que determina la capacidad de visión espiritual y que anatómicamente se relaciona con la glándula pineal. Pero es mucho más que eso.
Primero habría que explicar mejor qué es eso de visión espiritual. Todos estamos familiarizados con el conecto de Tercer Ojo o Visión Astral y pensamos que es la única conexión que tenemos con ese otro lado, con el sutil y espiritual, pero no es así, éste es sólo una parte del todo.
Es importante aclarar que al tener activo o abierto el Tercer Ojo, no implica tener abierta la capacidad de ver, en muchos casos ésta no llega nunca, sin embargo, lo que sí se produce es la apertura a los planos sutiles que nos permite conectar con lo que hay ahí y sentirlo. La activación del 3º ojo, es la activación de los sentidos extrasensoriales, pero de todos, no solo el de la vista. Así, cada uno despertará unos más que otros o, inclusive, algunos no despertarán nunca, como digo.
El problema es que se le ha dado tanta importancia a la clarividencia, que se ha vuelto una necesidad, de forma que parece que si ésta no se despierta, ya no se puede hacer nada, infravalorando así al resto de sentidos y todos son igualmente fiables, incluso más que la visión, ya que ésta puede anular el resto de sentidos por lo que la valoramos y al mismo tiempo, puede ser el sentido que más nos engaña detectando visiones no reales, producto de nuestra psique o de engaños de entidades de baja frecuencia.
Esta visión astral o actividad del Tercer Ojo va ligada anatómicamente a la función de la glándula pituitaria y pineal, pero sin una unificación con los otros dos eslabones necesarios en esta cadena y en otra frecuencia a la necesaria para la activación del Ojo de Horus.
Por otro lado, está lo que llamamos Visión Espiritual, que deriva del Ojo de la Mente, que es la que realmente va ligada al llamado Ojo de Horus. Cuando se activa esta visión superior no hace falta que se active la clarividencia, porque SE SABE lo que hay, de forma que la necesidad de vislumbrar formas y colores desaparece, ante la seguridad de esas formas y colores.
El Ojo de la Mente hace que las visiones que se tengan se den dentro de nuestra mente, como si volteásemos los ojos hacia dentro de nuestra cabeza y nuestro cerebro se transformara en una bola de cristal que nos muestra todo lo existente. Igualmente, puede pasar con la audición.
Pensemos que no son nuestros ojos los que ven ni nuestros oídos los que oyen ni nuestra piel la que siente ni nuestra lengua ni nariz, las que degustan o huelen, es nuestro cerebro, entonces la visión interna o el ojo de la mente, nos permite percibirlo todo sin que sea alterado por ningún sentido externo o extra externo.
Al activarse esta conexión divina, el verdadero Ojo de Espiritual, va a traer toda una serie de cambios interno, ya que la frecuencia de la persona sube, las capacidades se incrementan, los dones se despiertan, la persona cambia.
También en el ámbito más terreno se ven los cambios, ya que la glándula mejora su funcionamiento, produciendo más neurotransmisores, entre los que estarían la Melatonina, Serotonina y Endorfina.
Pero lo que no es garantía de que estén siempre en niveles óptimos, debido a la actividad de la persona o a su forma emociona de vivenciar las experiencias.
También se armoniza la conexión e interactúa con los demás puntos importantes orgánicos con implicación espiritual como son: Glándula Timo, Glándula Pituitaria e Hipotálamo.
Como he dicho antes, para la activación de la glándula Pineal hay que tener en cuenta, que forma parte de un sistema mayor y que enriquece sus funciones y les da la fuerza y asentamiento precisos. En este sistema se incluye las glándulas: Timo, Pituitaria, Pineal y el Hipotálamo como pilar y sustento de todo el conjunto. Pero también, necesitamos un anclaje para todo este sistema de activación frecuencial que nos permita estar estables y que nuestro organismo no sienta alteraciones ante este torrente de energía, por lo que también tendremos que activar y trabajar con las glándulas suprarrenales que son las que están en sintonía con el chakra Raíz, encargado de este anclaje. De aquí la energía descenderá hasta la tierra siguiendo el canal de conexión con ella.
Las glándulas, en general, son centros del control de nuestro organismo, desde el punto de vista físico, pero también tienen una implicación y actividad asociada a nuestro sistema anatómico energético.
Las Glándulas Endocrinas son los puntos de conexión del cuerpo físico con el energético a través de los chakras. Estos dos puntos, glándula y chakra, son los enlaces que hacen que la energía entre en el cuerpo y lo reestructure, así como la red electromagnética que lo recubre. Así, las glándulas, se consideran portales o puentes a los distintos planos o niveles de conciencia. Dependiendo de la glándula podremos conectar con uno u otro plano, en resonancia con el tipo de energía que mueven y sus funciones orgánicas. Si seguimos el orden de planos desde el más próximo a 3D, al más alejado, el orden glandular sería el siguiente: Adrenales o Suprarrenales, Gónadas, Páncreas, Timo, Tiroides, Pituitaria o Hipófisis y Pineal o Epífisis. Sobre ellas está el Hipotálamo como filtro de todo, como puente entre el sistema nervioso y el hormonal.
Otro aspecto muy importante para la activación del Ojo de Horus es que no es una activación mecánica, que con tocar energéticamente o poniendo unos símbolos, es suficiente, es más que todo eso. Para una verdadera, armoniosa y duradera activación del Ojo de la Mente, es preciso un constante trabajo interno, hay que ser responsables de lo que se quiere hacer y de la propia evolución, entendiendo que si no se produce este trabajo, no se dará una transformación de base, necesaria y fundamental para que la glándula pineal y todo el sistema cambie su frecuencia y se active. Es preciso que haya una total conexión con el ser interno y, por tanto, que se tenga bien identificado todo lo que desde la sombra actúa sobre nuestra psique y nos trampea el camino. Pero, ¿qué es esto que está en la sombra? Nuestro propio inconsciente, lo que tenemos ahí guardado y tapado para que parezca que no existe, que no está.
Por tanto, cuando realizamos este trabajo de reconocimiento interno y de depuración de todo aquello que no vibre en la frecuencia adecuada, tenemos que entender que lo más importante es conseguir unificarnos como un ser y, para esto, mente y corazón tienen que ir de la mano. Esto dos puntos son las dos piedras angulares de nuestro ser y, por tanto, no pueden ir cada una por un lado, es fundamental que caminen de la mano y se ayuden a realizar los cambios.
El humano en realidad tiene dos cerebros, el intelectivo y el emotivo; el que piensa y el que ama. Pero solo cuando unificamos, podemos decir que pensamos con el corazón y sentimos con el cerebro y no es ninguna tontería o juego de palabras, porque la realidad es ésta. A esto se le llama la unificación mente-corazón y así y solo así podremos caminar unificados.
Para conectar y activar este Ojo de Horus o el Ojo de la Mente, se realizan una serie de iniciaciones, mediante meditaciones y visualizaciones guiadas, que lo posibiliten. No son ejercicios para abrir la clarividencia, sino para despertar la visión interna, la visión espiritual que nos indicará lo que en realidad son las cosas. Nos mantendrá despiertos y alerta independientemente de nuestro estado de vigilia o de sueño.
Igualmente, la glándula pineal, tendrá una mejor actividad y no solo para nuestros dones o despertar a los otros niveles de conciencia, sino también a su funcionalidad física.
Así, sucederá que podremos conectar con nuestra Sabiduría ancestral a través de mi auténtico Yo, por tanto, podremos decir: YO SE, PORQUE YO SOY.

© 2015, Sol Ahimsa. Todos los Derechos Reservados. La reproducción parcial o total de este post deberá indicar la autoría original del contenido mediante una mención y deberá incluir un enlace (link) al post original.

Transgresión numérica.




Muchos de vosotros empezáis a sincronizaros con vuestra creación, espacio/tiempo y esto se reproduce en la sistemática visión de series numéricas, algunas capicúas, casi siempre repetitivas y constantes. Son sincronías, es importante saber que solo se trata de eso, los números siempre estuvieron ahí, pero nuestra conciencia estaba adoctrinada y reducida, tan encorsetada en los clichés del sistema que nos insertaron de niños, que al irlos quitando, es como si nos descorcháramos, y  fuéramos como el genio que sale de su lámpara. Ahora estas ampliando tu conciencia, estas más conectado, hay energías que no entiendes, ni conoces, que te bañan a diario. Constantemente, estas atrayendo otras cosas a tu vida, estas creando otras formas de pensamiento, poco a poco te vas liberando de tus programas y con ello más conciencia recabas, con lo cual eres más tú, de lo que nunca fuiste.

De pronto, todo parece encajar, pero a la vez, es todo más confuso, cuanto más sabes, menos entiendes, cuanto más comprendes, más quieres, pero solo tienes que echar un vistazo atrás, para darte cuenta que la persona que eras hace unos años, ni se parece a ti, ya no eres un estándar, ya no eres “normal” ahora eres capaz de aportar y refrescar la conciencia colectiva. Podrías decir, que aquel que eras desapareció o murió, y ahora eres otro aún mejor, por de pronto, percibes como las “casualidades” se suceden, como los caminos se cruzan, como unos desaparecen de tu vida y otros aparecen de pronto, aportándote cosas y aportándoles tu a ellos, como unos te ven como una amenaza, o un loco, y otros como una bendición. Percibes además, como aún siguen ahí esos números, como parecen hablarte y como acabas interpretando el cómo, el cuándo y el porqué, de todo esto a tu manera. Buscas significados y lógicas razones, pero como no podía ser de otro modo, lo que encuentras no se adapta del todo a lo que te sucede y terminas por creer lo que sea para calmar ese ansia de saber.





Todo lo creado está sujeto a leyes físicas y ciclos, estos ciclos a su vez se componen de periodos estacionarios, si lo miramos desde la ciencia, al final vemos en todos estos patrones, un lenguaje, ese lenguaje forma parte de un programa natural, con la cual todo acaba formado un orden en la naturaleza, y eso se puede medir. Todo al final son números, números y más números que no vemos, no son evidentes en un principio, pero qué se sincronizan de un modo, que todo acontecimiento, acaba encajando milimétricamente en el siguiente, formando cadenas, que forman vidas, destinos si lo prefieres. Esos destinos, el tuyo y el de todos, encajan como una rueda dentada y al final esos engranajes son los que acaban formando el tejido de la realidad que experimentas, pero como puedes imaginar los números, forman parte de el. Patrones que sin querer o saber cómo, empiezas a presenciar, los ves desarrollarse y desenlazarse, unos tras otros formando a su vez esos periodos que identificas con el tiempo.

Al ser un poco más consciente ves sucederse esas series, las ves y te ofrecen la posibilidad de intentar interpretarlas, eso es lo que son las sincronías. No deberíamos aplicar una consecuencia a la visión de esos números, no te avisan de tu fecha de muerte, si vas a caer enfermo o vas a tener un accidente. Pase lo que pase, siempre habrá números a tu alrededor, el que veas más unos que otros, no es ni mejor ni peor, ni debería significar nada concreto, solo has ampliado tu conciencia y ahora percibes cosas que antes no eras capaz, ese es el único dato relevante. No te fustigues pensando que hay una inteligencia pendiente de mostrarte esos marcadores, porque no es así, no hay ángeles que muestren números y tu Yo superior, tiene otras cosas más importantes en las que estar ocupado que andar mostrándote el 11 cada dos por tres.


No hay un Ser pendiente de mostrarte esos números...


Caso aparte es que siendo consciente, de que en tus sincronías existe un patrón numérico constante, que seas tú el que lo potencies y lo aproveches, (si sabes hacerlo) para crear una corriente a tu favor. A menos, que quieras amoldarte en esa fijación numérica y encajar tu vida en esos números, dedicando tus eventos, citas o compromisos, a determinadas fechas u horas, para crear una oportunidad de beneficio a través del servicio a esos números, con lo que estarás siendo esclavo del ritual, cosa que no recomiendo a nadie, ya que no solo no vas a beneficiarte, sino que perderás la libertad de elección. Los patrones cabalísticos creados con números son inútiles, y adaptar tu existencia a la creación de un patrón ritualizado, te esclavizara y acabaras dejando demasiada energía en la elaboración de un plan constante en tu vida bajo esos patrones de ritual, perdiendo toda sincronización, reduciendo tu percepción y reduciendo tu conciencia.
  
Es esencial que una vez has logrado detectar y percibir esas pequeñas sincronías, trasciendas esos patrones para no quedar congelado en la búsqueda de números que no llevan a ninguna parte, ni significan nada, ya que no muestran más que un estado consciente, una ampliación de percepción ligada a esa pequeña amplitud de conciencia. Para continuar en nuestro proceso consciente, deberíamos dejar de entretenernos con los números y comenzar a omitirlos (trascenderlos) para continuar hacia un siguiente nivel, en el que somos nosotros los que influimos y participamos de la sincronización, siendo capaces de predecir eventos futuros.


         

No es que nos volvamos clarividentes de repente, es que una vez asimilas como se van sucediendo los eventos que van solapándose en tu vida, con la suficiente capacidad para parar y observar, podremos predecir. De entrada serán cosas breves, sin relevancia y sin peso, pero lo suficientemente relevantes para ti, para que te des cuenta como funcionas y formas parte de ese engranaje que forma el patrón de la realidad. Esto no es sencillo, si bien al poco de comenzar a ampliar nuestra percepción, no debíamos realizar esfuerzo alguno para detectar los códigos numéricos, ya que prácticamente los veíamos sin querer, al trascenderlos y ampliar más nuestra conciencia, deberemos bajar el ritmo de nervio y estrés, y dedicar tiempo a la reflexión y el silencio, para poder ampliar la comprensión, y por consiguiente la percepción de todo.

Lo importante y con lo que deberíais quedaros, es lograr traspasar esa barrera del bombardeo de números, restarles relevancia, no tratar de sacar conclusiones, ni decodificarlos. No debemos caer en absurdas cábalas, interpretaciones, cálculos, significados e irrelevantes conclusiones, trascenderlos y evitar fijaciones que solo nos distraen de lo importante. Has logrado un avance, no te quedes en ese primer paso, continua ampliando tu conciencia, continua tu proceso de comprensión y lleva un poco más allá tú percepción. Evita esas preguntas que no tienen una respuesta importante (o esencial para ti y todos) ¿qué significa ver tal número? Nada, finalmente no significa nada, porque no es un significado lo que tienes que buscar, sino sensaciones, se trata de tu conciencia ampliada, no de que ningún ser cósmico te lance mensajes a través de tu reloj digital.

FUENTE http://lacosechadealmas.blogspot.com.es

martes, 28 de julio de 2015

El Alma de Guerrero se Levanta




Exigir y hablar la verdad y alzarse en defensa de nuestra oprimida familia colectiva nunca puede ser frustrado.
Es el grito del corazón de todos y cada guerrero del amor realmente vivo. Obstaculizado tal vez, pero nunca aplastado. Cuando las fuerzas ofensivas de la codicia y el poder crecen a tales proporciones que tienen hoy, estos elementos opuestos se vuelven mucho más manifiestos y claramente definidos, a medida que la cristalización catalítica entre estas dos fuerzas hace efecto como lo hace ahora.
Es un momento difícil. Estamos siendo llevados a opciones personales, como la mayoría de nosotros nunca ha experimentado.
Aquellos que están en la primera línea de estos opresivos poderes en pugna saben muy bien el alcance de sus programas de asesinos occidentales como las víctimas del hegemónico genocidio en Gaza y Ucrania y por el estilo, pero la gran mayoría de las naciones que cometen estas atrocidades y manipulaciones sociales todavía están sentados en el banquillo, aferrados a su ignorancia voluntaria y a la apatía, confiando la narrativa de los medios de comunicación de que todo es por su bien y seguridad.
Las voces de la verdad están elevándose, y en cantidades masivas y en cada vez mayor volumen. Con o sin la comunicación de masas, los individuos y las comunidades locales están surgiendo a sus desafíos y tomando una posición.
Alma de guerrero
Es el instrumento número uno que cada uno necesitamos para activar es nuestra propia resonante comprensión de resonancia.
Esto va más allá del “conocimiento normal” como hemos sido enseñados y profundiza en el conocimiento del corazón, un reino que todos estamos aprendiendo a acceder y confiar.
Esa voz de nuestro interior rey y la reina filósofo – con lo divino femenino recuperando su legítimo lugar – no pueden ser totalmente suprimido, más de lo que usted puede comprimir el agua entre dos placas planas. Simplemente va a reubicarse, y de hecho verse obligado a extenderse rápidamente más y más ampliamente de lo que nunca ha hecho antes.
Así que no importa los detractores, los promotores del miedo, los burladores, los que nos quieren quitar nuestro propio poder y nos rechazan. La verdad es lo que es y no puede ser detenida.
Ahora depende de cada uno de nosotros conocer, vivir y hablar esta verdad con todo en nosotros. El ataque que está enfrentando a la humanidad no está en nuestra imaginación y no va a desaparecer enterrando nuestras cabezas en la arena.
Se lo debemos:
– A las grandes voces que se han atrevido a decir la verdad por amor y sabiduría, y a aquellos que han defendido a la humanidad en todas las épocas
– A nuestra progenie y nuestros semejantes
– A nuestro devastado planeta
– A la maravillosa Fuente de creatividad universal que nos ha imbuido de tales maravillosos atributos esperando nuestra disposición a activarnos
¡Continuemos en la brecha…!
Ellos no tienen defensa contra la verdad. Sea audaz, valiente y temerario.
Entre en su papel de guerrero y cumpla su destino…
del Sitio Web ZenGardner
traducción de Adela Kaufmann
http://www.bibliotecapleyades.net/esp_novedades.htm
http://anclajedeluz-rayma.blogspot.com.ar/
https://www.facebook.com/pages/Anclaje-De-Luz-Rayma/426959494104439

Las Frecuencias que Curan








  • El Solfeggio es una serie de frecuencias descubiertas en la antigüedad. Estas poderosas frecuencias fueron utilizadas por la iglesia, muchos años atrás para un propósito espiritual.
    Cuando la gente cantaba en Latín, o en tonos musicales, era muy poderoso, porque se conseguía atravesar todas las formas limitadas de pensamiento, hacía niveles más profundos del subconsciente, accediendo a percepciones más allá del sistema de creencias.
    Fueron usadas en los Antiguos cantos Gregorianos, tales como el gran himno a San Juan el Bautista .
    Ocultada por la Iglesia La Frecuencia de Solfeggio es la auténtica afinación natural.
    Afinar vuestros instrumento musicales en MI 528 amor y sanación, en RE 417 ó en cualquier frecuencia de solfeggio.
    Las frecuencias Solfeggio tienen relación con la Geometría Sagrada, y los números que las representan están vinculados matemáticamente formando una secuencia.
    El 3, 6 y 9
    Como vemos, las seis frecuencias originales de Solfeggio, usando el método pitagórico, encontramos que la base de los números vibracionales raíz, son 3, 6 y 9.
    Nikola Tesla nos dice: “Si tan solo conociéramos la magnificencia de los números 3, 6 y 9, podríamos obtener la clave del Universo”.
    FRECUENCIAS:
    UT – 396 Hz – Frecuencia para liberar el miedo y la culpabilidad
    RE – 417 Hz – Frecuencia para deshacer las situaciones y facilitar el cambio
    MI – 528 Hz – Frecuencia para la transformación y los milagros. Reparación del ADN
    FA – 639 Hz – Frecuencia para la conexión y las relaciones
    SOL – 741 Hz – Frecuencia para la expansión de conciencia
    LA – 852 Hz – Frecuencia para despertar la intuición y volver al orden espiritual .
    396 – Frecuencia para Liberar el Miedo y la culpa, nota UT (DO)
    Con esta frecuencia podemos eliminar de nuestro campo cuántico aquellas vibraciones como el miedo y la culpa. Su sonido refleja en nosotros una vibración elevada y equilibrada. …
    417 – FRECUENCIA DE LA TRASMUTACIÓN, nota RE
    Esta facilita el cambio y deshace aquellas situaciones que nos provocan estancamiento. Accediendo igualmente a nuestro campo cuántico, libera cualquier inarmonía estancada que no nos permite evolucionar. Estas inarmonías se expresan en nuestro día a día através de aquellas experiencias que nos provocan estancamiento. Al incidir en ellas y romperlas, pasamos a un estado en el que nosotros volvemos a elegir nuestro rumbo pudiendo promover los cambios en nuestro día a día. Es por esto la frecuencia de la trasmutación.
    MI – 528 Hz – Ayuda a repararar el ADN conectando todos los filamentos de transformación y milagros.
    la tercera nota, frecuencia 528, se relaciona con la nota MI de la escala y se deriva de la frase “MI-ra gestorum”, que en latín, significa MILAGRO. Sorprendentemente, esta es la frecuencia exacta usada por los biogenetistas para reparar el ADN roto, el programa genético sobre el cual se basa la VIDA!!
    639 – FRECUENCIA PARA LA INTEGRACIÓN DE ESTRUCTURAS, nota FA Esta frecuencia nos favorece en cuanto facilita la conexión entre las personas y las relaciones
    741 – FRECUENCIA PARA EXPANSION DE CONCIENCIA, nota SOL
    LA– 852 Hz – Frecuencia para despertar la intuición y volver al orden espiritual
    …. NOTA IMPORTANTE: Según expertos en Solfeggio cuando cambias el formato de estos vídeos a mp3 o CD, se pierde la frecuencia solfeggio. Muchos vídeos de solfeggio en internet al haber sido cambiados de formato han perdido la frecuencia Los vídeos colocados acá conservan la frecuencia solfeggio.
    Fuente: taringa.net/

    lunes, 27 de julio de 2015

    LOS OBSTÁCULOS PARA CONECTARTE A LA INTENCIÓN

    338838_VEqpKgoC
    CAPÍTULO 4. LOS OBSTÁCULOS PARA CONECTARTE A LA INTENCIÓN:
    Tienes que examinar tu discurso interior, tu nivel de energía y tu vanidad y crear la correspondencia con la Fuente creativa de toda la vida.
    Tu discurso interior. ¿Se corresponde o no?
    Hay cuatro maneras de pensar que pueden evitar que te conectes con la intención:
    1. Pensar en lo que te falta en la vida. La correspondencia sería pensar en lo que tengo firme intención de atraer a mi vida y que se manifieste en ella. Ejemplos:
    No correspondencia. No tengo suficiente dinero
    Corresp.: Tengo intención de atraer una abundancia ilimitada a mi vida.
    No corres.: Mi pareja es un cascarrabias y un aburrido.
    Corres.: Tengo intención de centrar mis pensamientos en lo que me gusta de mi pareja.
    No corres.: no tengo vitalidad y energía suficiente.
    Corres.: Formo parte del flujo y reflujo de la ilimitada Fuente de la vida.
    2. Pensar en las circunstancias de tu vida. Si no te gustan algunas circunstancias de tu vida, no pienses en ellas en ningún momento, entrena tu imaginación para pasar de lo que no quieres a lo que quieres.
    No cor.: Detesto la casa en la que vivimos
    Cor.: Veo mentalmente nuestra nueva casa y tengo intención de vivir en ella dentro de seis meses.
    No cor.: Me desagrada el trabajo que hago y el hecho de que no me valoren
    Cor.: Seguiré mis impulsos intuitivos internos para crear el trabajo o el empleo de mis sueños.
    No cor.: detesto estar enfermo con tanta frecuencia y resfriarme continuamente.
    Cor.. Soy la salud divina. Tengo intención de actuar saludablemente y atraer la fuerza que fortalezca mi sistema inmunológico de todas las maneras posibles.
    3. Pensar en lo que siempre ha sido. Traslada tu discurso interior a lo que tienes intención de manifestar.
    No cor.: Siempre he sido pobre, en mi infancia todo eran necesidades.
    Cor.: Tengo intención de atraer la riqueza y la prosperidad con una abundancia ilimitada.
    No cor. : Mis hijos nunca me han mostrado respeto.
    Cor.: Tengo la intención de enseñar a mis hijos a respetar la vida entera, y yo les trataré de la misma manera.
    4. Pensar en lo que “ellos” quieren para ti. Decide cambiar tu discurso interior hacia lo que te propones crear y atraer en tu vida.
    No cor.: Estoy harto de mi familia, no me comprenden y nunca me han comprendido.
    Cor.: Quiero a mi familia. No ven las cosas como yo, pero no espero que lo hagan. Estoy totalmente centrado en mis intenciones y les doy amor.
    No cor.: Ya no se que hacer para complacer a todos.
    Cor. : Tengo un propósito y hago lo que me comprometí a hacer en esta vida

    Tu nivel de energía: ¿Hay correspondencia o no?
    Todo en este universo es un movimiento de energía. Tú eres un sistema de energía compuesto no solo de huesos, fluidos, células, sino también, energía interior formada por pensamientos, sentimientos y emociones. Que pueden medirse y calibrarse según el impacto que tienen en tu cuerpo y tu entorno. Cuanta más alta es tu energía, más capaz eres de anular y transformar las energías inferiores que te debilitan,, y causar un impacto positivo en todos los de tu entorno inmediato o incluso lejano.
    Cinco niveles de energía con los que funcionas, pasando desde las frecuencias más bajas y lentas a las más altas y rápidas:
    1. El mundo material. El estado sólido es la energía desacelerada.
    2. El mundo del sonido. Son ondas invisibles pero pueden sentirse.
    3. El mundo de la luz. Se mueve a mayor velocidad que el material y el sonido, pero no existen partículas reales que formen la luz.
    4. El mundo del pensamiento. Los pensamientos son pulsaciones de frecuencia extraordinariamente alta que se mueven a mayor velocidad que la del sonido e incluso de la luz. Las frecuencias más altas anulan las más bajas; las energías más rápidas transforman las más lentas.
    5. El mundo del Espíritu. En él se encuentra la energía máxima. Estas frecuencias tienen una velocidad tan supersónicamente rápida que es imposible la presencia del desorden, la desarmonía, el desasosiego e incluso la enfermedad. Son las energías de la creación. Son las cualidades de la creatividad, la bondad, el amor, la belleza, la expansión, la abundancia y la receptividad, las más altas energías del Espíritu universal. Tú existes gracias a esta energía y puedes corresponderte con ella energéticamente al eliminar las pulsaciones de baja energía de tus pensamientos y sentimientos.

    Elevar tu nivel de energía:
    Todo pensamiento tuyo posee una energía que te fortalecerá o te debilitará. Evidentemente, es buena idea eliminar los pensamientos que te debilitan, pues son obstáculos para unirte a la Fuente universal de la intención.
    Debemos elevarnos hasta los niveles de energía en los que somos la luz que buscamos, donde somos la felicidad que buscamos, donde somos el amor que parece faltarnos, donde somos la ilimitada abundancia que ansiamos. Al serlo, lo atraemos hacia nosotros.

    Miniprograma para elevar tus vibraciones energéticas:
    Sugerencias para elevar el campo de energía a una vibración más alta y más rápida, algo que te ayudará a eliminar las barreras y permitir que la fuerza de la intención funcione contigo y a través de ti:
    . Toma conciencia de tus pensamientos. Todos y cada uno de ellos te afecta. Si en medio de un pensamiento debilitador cambias a otro que te fortalece, elevas tu vibración energética y te fortaleces a ti mismo y a tu campo energético inmediato.
    . Practica la meditación con regularidad. Aunque solo sea unos momentos al día. Dedica un rato a estar en silencio y repite el sonido de Dios como un mantra interno. La meditación te permite el contacto consciente con tu Fuente y recuperar la fuerza de la intención ayudándote a cultivar una receptividad que se corresponde con la fuerza de la creación.
    . Toma conciencia de los alimentos que consumes. Hay alimentos de baja y de alta energía. Los de alta energía: frutas, verduras, frutos secos, la soja, el pan sin levadura y el aceite de oliva virgen fortalecen los músculos. Los de baja energía: cereales con base de harina, carnes, lácteos y azúcares debilitan.
    . Abstente de las sustancias de baja energía. El alcohol, y prácticamente todas las drogas artificiales, legales o no, rebajan el nivel de la energía corporal y debilitan. Por el simple hecho de de consumir estas sustancias de baja energía, verás que cada dos por tres empiezan a aparecer en tu vida personas de baja energía.
    . Toma conciencia del nivel de energía de la música que escuchas. Si quieres atraer violencia, escucha canciones con letras violentas, y si quieres atraer paz y amor, escucha las vibraciones musicales y las letras de canciones que reflejen tus deseos.
    . Toma conciencia de los niveles energéticos del entorno de tu casa. Describe diferentes formas de aumentar el campo energético de tu casa y de tu lugar de trabajo. Un ambiente de alta energía fortalecerá tu vida y eliminará las barreras para conectarte con al intención.
    . Reduce el contacto con las cadenas de televisión comerciales y por cable, de muy baja energía. La mayoría de los programas de televisión proporcionan un flujo continuo de baja energía.
    . Amplía tu campo energético con fotografías. Pon fotografías de la naturaleza, de animales, de expresiones de alegría y amor en tu entorno y la energía irradiará hacia tu corazón y te donará su alta frecuencia.
    . Toma conciencia de los niveles de energía de tus amigos, conocidos, de tu gente. Recuerda que la energía más alta anula y transforma la energía más baja, y procura estar en presencia de personas de alta energía, conectadas con el Espíritu e interactúa con ellas (verás que desaparecen el odio, la ira, el temor y la depresión).
    . Controla tus actividades y dónde se desarrollan. Sumérgete en la naturaleza, aprecia su belleza, vete de acampada, de excursión, a nadar, disfruta de la naturaleza. Asiste a conferencias sobre la espiritualidad, a clases de yoga, da o recibe masajes, ve a monasterios o centros de meditación y ayuda a los demás.
    . Prodiga actos de bondad sin pedir nada a cambio. Presta ayuda económica anónimamente a los desfavorecidos, y hazlo por bondad, sin siquiera esperar que te den las gracias.
    . Sé concreto cuando declares tus intenciones de elevar tu nivel de energía y crear tus deseos. Coloca tus propósitos en lugares estratégicos donde puedas verlos y leerlos durante todo el día. Por ejemplo: “Tengo intención de atraer a mi vida el trabajo que deseo”. Cuando declaras tus intenciones por escrito tienen energía propia y te orientan para elevar el nivel de la tuya.
    . Ten pensamientos de perdón con la mayor frecuencia posible. Un solo pensamiento de perdón hacia alguien que te haya hecho enfadar te elevará hasta el nivel del Espíritu y te ayudará con tus intenciones individuales.

    Tu vanidad:
    Tu vanidad es fundamentalmente lo que hace que te sientas especial. Es esencial que tengas un gran concepto de ti mismo y que te sientas único, pero el problema lo hallas cuando identificas mal tu verdadera personalidad y te identificas con tu cuerpo, tus logros y tus posesiones. Entonces consideras inferiores a las personas que han conseguido menos cosas y tu superioridad vanidosa te hace sentirte continuamente ofendido de una forma o de otra. Sentirse especial nos lleva a la vanidad.
    Para renunciar a la vanidad, tienes que tomar conciencia de lo afianzada que está en tu vida. El ego es simplemente una idea de quién eres que llevas a cuestas.
    Siete pasos para vencer el dominio del ego:
    1. No te sientas ofendido. Lo que te ofende solo contribuye a debilitarte. Sentirse ofendido crea la misma energía destructiva que te ofendió y que lleva al ataque, el contraataque y la guerra.
    2. Libérate de la necesidad de ganar. Al ego le encanta dividirnos entre ganadores y perdedores. Empeñarte en ganar es un método infalible para evitar el contacto consciente con la intención, porque, en última instancia, es imposible ganar todo el tiempo, siempre habrá alguien más rápido, más joven, más fuerte, más listo y con más suerte que tú, y siempre volverá a sentirte insignificante y despreciable.
    3. Libérate de la necesidad de tener razón. El ego es fuente de conflictos y disensiones porque te empuja a hacer que los demás se equivoquen. Cuando eres hostil, te has desconectado de la fuerza de la intención.
    4. Libérate de la necesidad de ser superior. La verdadera nobleza no tiene nada que ver con ser mejor que los demás, se trata de ser mejor de lo que eras antes. Céntrate en tu crecimiento, con constante conciencia de que no hay nadie mejor que nadie en este planeta. Todos somos iguales ante los ojos de Dios.
    5. Libérate de la necesidad de tener más. El mantra del ego es más. Por mucho que logres o adquieras, tu ego insistirá en que no es suficiente. Irónicamente, cuando dejas de necesitar más, parece como si te llegara más de lo que deseas.
    6. Libérate de la necesidad de identificarte con tus logros. Puede resultar un concepto difícil si piensas que tú y tus logros sois lo mismo. Todo emana de la Fuente y tú y tu Fuente sois uno y lo mismo.
    7. Libérate de tu fama. La fama que tienes no está localizada en tí, sino en la mente de los demás y, por consiguiente,, no ejerces ningún control sobre ella. Conectarse a la intención significa escuchar los dictados de tu corazón y actuar basándote en lo que tu voz interior te dice que es tu meta aquí.

    Cinco sugerencias para poner en práctica las ideas de este capítulo:
    1. Controla tu diálogo interior. Tienes que pasar de me molesta lo que me falta a tengo intención de atraer lo que deseo y dejar de pensar en lo que no me gusta.
    2. Ilumina los momentos de duda y depresión. Rechaza los pensamientos que fortalezcan tu incapacidad para corresponderte con la intención. Mantente fiel a la luz.
    3. Sé consciente de la baja energía. Cuando veas que tienes pensamientos de baja energía o que estás inmerso en una energía baja, debilitadora, decide llevar una vibración más alta a esa situación que te debilita.
    4. Habla con tu ego y dile que hoy no ejerce ningún control sobre ti.
    5. Considera los obstáculos oportunidades para poner en práctica tu firme propósito. “Tengo intención de mantenerme conectado con mi Fuente y obtener el poder de mi Fuente” Esto significa estar en paz, y verte como observador, no como víctima.
    Cuando te transformes en la fuerza de la intención, verás que tus sueños se cumplen casi como por arte de magia y que creas enormes ondas en el campo de energía de los demás con tu simple presencia.
    LIBRO: “El Poder de la Intención” Wayne Dyer 
    Fuente: http://biodanzaypsicologia.com/el-poder-de-la-intencion-de-wayne-dyer/