Muy recomendada.

lunes, 31 de marzo de 2014

Camino Akasha. Vuelta a la Unidad


Taller de Registros Akáshicos. Nivel I.
Camino Akasha te propone descubrir tus Registros Akáshicos para beneficiarte de toda la conciencia, amor y sanación que puede traer a tu vida el trabajo con esta energía.
El Registro Akáshico es un campo energético donde se guarda toda la información relativa al viaje del alma. Todo lo dicho, hecho, pensado o sentido, desde el principio hasta ahora, se queda registrado en este estado vibratorio, incluso las posibilidades futuras que vamos co-creando.
Acceder a este registro supone abrir una puerta a nuestro SER, a lo que realmente somos, pues a través de las preguntas a nuestros archivos podemos comprender todo aquello que nos dificulta el camino en nuestro presente, y así ampliar nuestra conciencia, sanar nuestro interior, y colocarnos en nuestro verdadero camino.
Es un viaje profundo para recuperar nuestro propio poder, esa fuerza innata que a menudo se empaña con miedos y bloqueos que no nos permiten vernos en la totalidad de lo que somos. A través del amor-conciencia de esta energía, y con valentía para mirarnos a los ojos, podemos trascender y soltar cualquier dificultad, a la vez que descubrimos el verdadero sentido de nuestra vida y elegimos vencer la ilusión de separación para volver a casa.

¿En qué consiste este taller?
Cuando accedes al Nivel I de esta enseñanza aprendes a abrir tus propios archivos para acceder a tu ser interior, ampliar tu conciencia y avanzar hacia el equilibrio de tu SER.
El curso se realiza en dos días. El sábado se recibe la parte teórica, se realizan prácticas que no requieren de la iniciación y se experimenta una
meditación guiada que está enfocada a la mejor recepción de la energía al día siguiente. El domingo se recibe la iniciación, se da amplio espacio a la práctica y se comparten las experiencias. El taller termina con una meditación especial.
Durante los 30 días posteriores a la iniciación es necesario hacer un trabajo personal intenso y continuado, por lo que recomendamos este taller a aquellos que de verdad deseen llegar a lo más profundo de si mismos.

Fechas y horarios:
3 y 4 de mayo de 2014.
31 de mayo y 1 de junio de 2014.
Sábado de 16.00 a 20.00
Domingo de 12.00 a 19.00. (La hora de salida es aproximada).
Lugar:
C/Cádiz no7. Metro Sol.
Precio:
Taller: 120 euros. // Repetición: 60 euros.
Contacto
Raquel Hernández. 636 980 780 http://www.caminoakasha.net

"El Karma".


Imagen La Bioguía
El siguiente fragmento ha sido extraído del libro Transforma tu vida del venerable Geshe Kelsang Gyatso.
La ley del karma es un ejemplo especial de la ley de causa y efecto que establece que nuestras acciones físicas, verbales y mentales son causas, y nuestras experiencias son sus efectos.
La ley del karma enseña por qué cada individuo posee una disposición mental, una apariencia física y unas experiencias únicas. Estas son los efectos de las incontables acciones que cada uno ha realizado en el pasado. Puesto que no hay dos personas que hayan realizado las mismas acciones en vidas pasadas, nadie puede tener los mismos estados mentales, experiencias y apariencia física que otro.
Cada ser posee su propio karma individual. Algunas personas disfrutan de buena salud y otras sufren enfermedades sin cesar. Unas tienen un físico atractivo y otras no. Algunas siempre están alegres y se conforman con poco, mientras que otras suelen estar de mal humor y nunca están satisfechas. Algunas personas entienden con facilidad el significado de las enseñanzas espirituales, pero otras las encuentran difíciles y oscuras.
La palabra karma significa ‘acción’ y se refiere principalmente a nuestras acciones físicas, verbales y mentales. Las acciones que efectuamos dejan huellas o impresiones en nuestra mente muy sutil que, con el tiempo, producen sus correspondientes resultados.
Nuestra mente es comparable a un campo de siembra, y las acciones que cometemos, a las semillas que en él se plantan. Las acciones virtuosas son las semillas de nuestra felicidad futura, y las perjudiciales, las de nuestro sufrimiento. Estas semillas permanecen ocultas en nuestra mente hasta que producen su efecto, cuando se reúnen las condiciones necesarias para su germinación. Además, desde que se realiza la acción original hasta que maduran sus consecuencias, pueden transcurrir varias vidas.
Como resultado de nuestras acciones o karma, renacemos en este mundo impuro y contaminado y tenemos problemas y dificultades sin cesar. Nuestras acciones son impuras porque nuestra mente está contaminada por el veneno interno del aferramiento propio. Esta es la razón principal por la que experimentamos sufrimiento.
Este es producido por nuestras propias acciones o karma y no es un castigo impuesto por nadie. Sufrimos porque hemos cometido numerosas acciones perjudiciales en vidas pasadas. El origen de estas malas acciones son nuestras propias perturbaciones mentales, como el odio, el apego y la ignorancia del aferramiento propio.
Cuando hayamos eliminado de nuestra mente el aferramiento propio y demás engaños, nuestras acciones serán puras. Como resultado de estas acciones, nuestras experiencias, nuestro mundo, cuerpo y disfrutes, y los seres que nos rodean, también serán puros. No quedará ni el menor rastro de sufrimiento, impureza ni dificultades. De esta manera, encontraremos la verdadera felicidad en nuestra mente.
Para mayor información sobre el karma, 
véase El camino gozoso de buena fortuna.
Fuente: kadampa.org
FUENTE http://larutadelailuminacion.blogspot.com.es/

domingo, 30 de marzo de 2014

Jean Guitton, filósofo: “El alma subsiste. No es que lo crea. Lo sé. La muerte es un nuevo nacimiento, un momento de calma y paz”

Jean Guitton
El escritor francés Jean-Jacques Antier entrevistó a Jean Guitton, el filósofo y escritor francés, cuando escribió, superados ya los 90 años, una nueva obra: “El libro de la sabiduría y de las virtudes reencontradas”. Guitton murió en 1999. La entrevista la ha recordado en italiano Avvenire, y en español, Alfa y Omega.
- ¿A dónde va la Humanidad?
- Está en la vigilia de una transformación decisiva. Los pesimistas piensan que va hacia una autodestrucción general. La supervivencia de la vida humana no está asegurada por anticipado, pues el progreso moral y espiritual no ha ido al mismo paso que el técnico, material e intelectual.
- ¿Y esto le asusta?
- Me interroga. Asistimos a una aceleración exponencial del saber, en todos los campos. Un hombre por sí solo, sentado ante su ordenador, podrá acceder a la totalidad del saber. La Humanidad se encuentra ante una situación con la que nunca se había enfrentado. No sabemos qué nos espera y no tenemos modelos para afrontar este peligro. Nos queda poquísimo tiempo para prepararnos. Entramos con los ojos cerrados en un tiempo metafísico. Nadie quiere oír hablar de esto. Prefieren quedarse en las que Pascal llama soluciones del «divertissement».
-¿Y su respuesta a la pregunta: “A dónde va la evolución”?
-Constatamos que lo vivo se desenvuelve hacia una complejidad creciente, acompañada, en el hombre, de un despertar y engrandecimiento de la conciencia. Soy de los que piensan que la consciencia culmina en la experiencia mística.
- Los sabios sugieren parar el progreso, hacer un alto, para permitir a la conciencia moral recuperar su retraso.
- ¿Pararse? Imposible, porque no todos tienen de todo. Ya no navegamos sobre un río ancho y tranquilo. Se ha convertido en una estrecha corriente entre dos altas orillas, sin posibles vías de escape. Cerramos los ojos y los oídos. Pero los más atentos escuchan ya el estruendo ensordecedor de la cascada, el Niágara hacia el que el río Vida se está precipitando.
- ¿Usted lo oye?
- Sí. Los signos negativos abundan. Muestran la necesidad de un cambio. Las desigualdades, la incapacidad de la sociedad, que pretende ser la más avanzada del mundo, de asegurar trabajo a sus jóvenes; las ciudades inhumanas rodeadas de periferias desesperadas; la desintegración de la familia, la degradación de las costumbres, la corrupción de las Administraciones, la violencia, el racismo, el odio.
»Es significativo que la automatización, progreso material decisivo, produzca, cuando va bien, una mayoría de personas atiborradas y embrutecidas por la televisión, y, cuando va mal, marginados, potenciales rebeldes, drogadictos y delincuentes.
»La excepción es una pequeña minoría que ha sabido conservar y desarrollar los verdaderos valores.
- ¿Qué sabe usted de la muerte?
- Sé lo que sé y lo que creo. ¡Conocemos tan poco el hecho de la muerte! Porque todos lo experimentan, pero nadie ha podido comunicar su experiencia. Ésta es la paradoja de la muerte: tan común, tan cercana, tan vista desde fuera, pero en el fondo ininteligible, intraducible, secreta.
- Muchos están angustiados por ella…
- ¿Y si fuera sólo el recuerdo del miedo a nacer? Numerosos testigos me han dicho que la muerte no es un momento de angustia, sino de calma y de paz. El mundo se atenúa, se borra. La impresión es de que otro mundo está naciendo. Un asentimiento a lo que aún no ha llegado. He comprendido que es más alto que vencer o vivir: es entregarse.
»Claudel habla de esta alegría que se encuentra en la última hora. Y yo soy esta misma alegría y el secreto que no puede decirse. Marguerite Yourcenar me decía que la muerte le parecía como una consagración, de la que sólo los más puros son dignos: Muchos se descomponen, pero pocos son los que mueren.
»La desaparición del cuerpo pone mejor de relieve esta imprevista coincidencia de nosotros mismos con lo que somos en esencia: el espíritu. Éste es el fondo del misterio de la muerte.
- ¿Alguien habló de voluptuosidad?
- La Fontaine: Muerte y voluptuosidad se han mirado a la cara: estos dos rostros eran uno solo. Teresa de Ávila, que tenía alguna experiencia de los estados de separación del cuerpo y del alma, decía que la muerte debía parecerse a un rapto.
- ¿Qué sucede después de que la tumba se ha cerrado sobre el cuerpo?
- El alma subsiste. El espíritu. El ser solo, el yo profundo no ha sido abolido, vive misteriosamente. E incluso está más vivo que cuando nosotros vivíamos.
- Usted lo cree, ¿no es cierto?
- Yo lo sé. Si no, no sería un misterio, sino un absurdo. Nunca he dudado entre el absurdo de la negación y el misterio del sí consciente al amor. La muerte es un nuevo nacimiento que todas nuestras capacidades, nuestros deseos, permiten intuir.
Fuente: Avvenire/Alfa y Omega/ReL

Estados de Consciencia no Habituales.

FUENTE http://alcione.cl
En la orientación transpersonal que iba emergiendo se plantearon una serie de ideas comunes a partir de una serie común de vivencias de estados de consciencia no habituales y de experiencias no convencionales. Los individuos que compartían tales experiencias sintieron la necesidad urgente de encontrar algún corpus bibliográfico o de investigación que pudiera esclarecer, codificar, interpretar y resolver las cuestiones planteadas por sucesos que eran emocionalmente importantes y, sin embargo, muy poco familiares. Las principales corrientes psicológicas (con excepción de William James y pocos más) resultaron estériles. La búsqueda de textos que sirvieran para explicar estas experiencias se extendió a las formas más antiguas de psicología. Cuando estos escritos fueron aceptados y leídos por personas formadas en la psicología occidental, se advirtió la existencia de diversas conexiones y empezaron a aparecer los cimientos para una confluencia de las antiguas ideas con las necesidades y los valores de Occidente.
Las psicologías más antiguas:
La consciencia occidental no es, en modo alguno, la consciencia general, sino más bien un factor históricamente condicionado y geográficamente limitado, representativo sólo de una parte de la humanidad. (C. G. Jung)
Los psicólogos transpersonales se han nutrido principalmente de la bibliografía psicológica acumulada fuera de los cauces de la corriente principal de la psicología norteamericana. Ejemplos de las ideas que en la actualidad influyen sobre los terapeutas transpersonales se hallan en el budismo, el sufismo y el yoga.
En la tradición yóguica se encuentra la repetida sugerencia de que quien trabaje para clarificar el contenido de su propia consciencia se encontrará con cambios en su manera de relacionarse con las cosas exteriores. Lo que se podría denominar progreso terapéutico se sigue de este punto de vista; esto es, el progreso terapéutico no se da a partir de la confrontación o la sustitución sino del desgaste o de un desinterés creciente por los aspectos neuróticos de la propia vida. Se diría que los hábitos inadecuados y los deseos excesivos fueran desvaneciéndose a medida que la persona empieza a encontrarlos menos satisfactorios que las experiencias o vivencias de orden más transpersonal. Como lo expresó Ramakrishna : Cuándo se extingue la atracción del placer de los sentidos? Cuando uno realiza la consumación de toda felicidad y todo placer en Dios, el indivisible y eterno océano de arrobamiento.
El cuerpo de teoría transpersonal existente es considerable en extensión y complejidad y la amplitud de las fuentes bibliográficas ha estimulado el desarrollo de la terapia transpersonal. La utilidad de una teoría no reside en su elegancia interna, sino en sus aplicaciones. En la práctica de cualquier forma de psicoterapia, la teoría subyacente desempeña un papel decisivo en la determinación del alcance inicial, los objetivos y los procesos que definen a esa terapia.
Consideraciones prácticas:
Déjate de hablar del satori y empieza por observarte y disciplinarte en tu cuerpo y en tu alma.- (Mumon, maestro zen)
El problema de la mejoría o ganancia terapéutica es de importancia fundamental para la práctica de cualquier forma de terapia. La mejoría, sin embargo, difiere de una terapia a otra y de uno a otro paciente. Tal vez la forma más sencilla de estudiar este aspecto sea echar un vistazo a algunos de los problemas decisivos con que se encuentran los terapeutas transpersonales.
La personalidad, un subsistema del sí mismo:
Un supuesto básico de la psicología transpersonal es que en nosotros hay algo más que nuestra personalidad. La personalidad es la sensación que tenemos de una identidad aparte, diferente y peculiar. La personalidad no es, sin embargo, más que una faceta del sí mismo de la identidad total – y es posible que ni siquiera sea una faceta central. La misma palabra transpersonal significa que traspasa o trasciende la personalidad. Estar totalmente identificado con la propia personalidad puede ser una prueba de la existencia de alguna forma de psicopatología. Uno de los objetivos terapéuticos es alinear la personalidad en el marco de la totalidad del sí mismo para que funcione de manera adecuada. Estas ideas chocan frontalmente con la tesis comúnmente aceptada de que lo primero y principal en la vida es mejorar la personalidad.
En el contexto de la terapia transpersonal un objetivo es estimular y desarrollar las tendencias que permiten que un individuo se desidentifique de las restricciones de la personalidad y capte su identidad con la totalidad del sí mismo.
El drama personal:
Cuando tengo pacientes gravemente enfermos que son obsesivos y la gente gravemente enferma es obsesiva por definición, les obsesiona la importancia de su drama interno y lo cosifican, lo cristalizan, lo estabilizan como si el drama no tuviera alternativas – les pongo en contacto con un argumento real. (Minuchin, en Malcolm, 1978.)
Una manera alternativa de empezar a redefinir la importancia de la personalidad es describirla como un drama personal. Los dramas personales son pautas de comportamiento predecibles, repetitivas y complejas, representadas con o sin la presencia o participación de otros. Es frecuente que no se reconozca su naturaleza repetitiva. Por ejemplo, en un grupo de terapia una persona comienza:
- Sabéis, en este momento me siento como.
Con esa línea inicial, el grupo sabe que esa persona va a dar comienzo a uno de sus dramas personales. Ahora representaré en realidad, mi madre amaba a mi hermana más que a mí, seguido por un coro de siento mi sexualidad como congelada dentro de mí, para terminar con a veces quisiera ser lesbiana, pero si lo fuera me mataría.
Los dramas personales son un lujo innecesario e interfieren con un funcionamiento pleno. Son parte de nuestro bagaje emocional y por lo común es beneficioso para una persona alcanzar cierto desapego respecto de sus propios dramas, así como aprender a desapegarse de los dramas personales de los otros.


Una técnica terapéutica para el manejo de los dramas personales es hacer saber a la persona que el terapeuta está observando su drama personal sin por ello confundir al autor o autora con el actor o actriz. Con los niños esto puede asumir la siguiente forma: cuando se inicia una pataleta, el terapeuta acerca su silla y dice al niño que está muy impresionado por su exhibición y su violencia, pero que le gustaría volver a ver una pataleta con más llantos y sofocos, como la de la semana pasada. Así se reduce la decisión del niño a seguir adelante con la pataleta. Inicialmente, cuando se pone a una persona ante la posibilidad de que un comportamiento no sea más que un drama personal, uno puede encontrarse con una reacción de furia y excitación, que pasa rápidamente. Si el terapeuta estima auténticamente a la persona, será frecuente que el drama termine con la risa y el alivio propios de verse desenmascarado.
Cómo y cuándo puede llegar una persona a un nivel de percepción desapegado que le permita descartar los viejos dramas y pasar a actitudes más adecuadas? Una respuesta posible puede ser aprender a usar la consciencia testigo. El testigo es aquella parte de nosotros mismos que observa nuestras acciones sin elogiarlas ni reprobarlas. La experiencia de ser testigo y diversos métodos para el entrenamiento en esta técnica están descritos en algunos sistemas de meditación, en textos de Gurdjieff y sus discípulos, en la bibliografía sobre psicosíntesis y en otros textos.
Estimular a la gente a que haga elecciones entre sus pautas de comportamiento puede ser una técnica realista. Esto se puede lograr valiéndose de una estrategia terapéutica que considera a la personalidad como una colección de dramas personales y que trata a cada faceta o cada drama como una representación semiautomática que, si la persona quiere, puede ser revisada o reemplazada por otra cosa. Esta estrategia no lleva al terapeuta a la empatía con el sufrimiento del cliente. En realidad, vistas las cosas desde esta perspectiva, parece que la identificación con el sufrimiento del cliente tiende a reforzar el sufrimiento. No identificarse con el sufrimiento puede ser el primer paso para que el cliente lo elimine de su repertorio.
El sí mismo, uno o muchos?:
No es apropiado ver como separadas cosas que no se pueden distinguir. (Albert Einstein.)
Un problema de la teoría transpersonal que se refleja en diferentes modelos de terapia transpersonal es la cuestión de la unidad o diversidad aparente de la personalidad. La forma en que un terapeuta individual afronta este problema puede predeterminar sus objetivos terapéuticos. Si uno cree que somos fundamentalmente una unidad y que toda separación termina por interferir con la percatación de una consciencia superior, entonces uno de los objetivos de la terapia es ayudar al cliente a darse cuanta de la naturaleza ilusoria de las identificaciones parciales o sub-identificaciones inferiores al sí mismo. Esta idea es una posición clásica en el budismo y también está bien representada en el yoga.
Como la terapia transpersonal es, más que un sistema rígidamente definido y explícito, una posición, un lugar desde donde se trabaja, las terapias transpersonales difieren en su forma de considerar al sí mismo tanto si lo consideran uno como múltiple, pero son pocas las que limitan su pensamiento teórico o sus prácticas a los niveles materiales o sociales del sí mismo.
Nadie quiere cambiar:
Señor, hazme casto, pero todavía no. (San Agustín.)
La gente que llega a la terapia raras veces quiere cambiar. Quieren que les alivien del sufrimiento, la angustia, el dolor, el fracaso y la incertidumbre que pueblan su vida, pero no quieren cambiar su personalidad. En la medida en que se identifican con una neurosis, un tic facial, un funcionamiento sexual inadecuado, con su miedo a la muerte, su sensación de falta de sentido, sus fobias y cosas semejantes, no ven el cambio como intercambio, sino más bien como pérdida. La gente no renuncia, abandona o se separa de buen grado de ninguna parte de su identidad.
La posición transpersonal acepta la resistencia de la personalidad al cambio. No se puede perder ningún comportamiento; sólo se puede extinguir temporalmente, del mismo modo que no se puede arrancar de raíz ningún complejo que se remonte a la infancia, sino reducir sus efectos al mínimo. Se trata de hacer conscientes las situaciones traumáticas en vez de dejar que sigan siendo inconscientes, pero aún así ejercen sus efectos sobre los hábitos y las anticipaciones de acontecimientos futuros.
Un objetivo de la terapia transpersonal es dejar de demorarse en los aspectos de la personalidad que deberían ser desatendidos y permitir que la personalidad entera ejerza cada vez menos influencia sobre las actividades cotidianas del individuo. No es que una persona no quiera cambiar; es que la personalidad no quiere cambiar. En cuanto deja de sobrevalorar las necesidades y opiniones de la personalidad, el sí mismo global, más incluyente y más amplio, puede asumir una posición más dominante; y efectivamente, lo hace. La personalidad se reduce en poder y dominio pero se mantiene intacta con todas sus fuerzas y debilidades esenciales.
Un ejemplo de este objetivo es conseguir que los pacientes entiendan la diferencia entre deseo y ansia. El deseo es natural, normal, periódico e inevitable. Cuando uno está cansado, desea dormir; cuando se siente solo, desea compañía; cuando está inquieto, desea actividad. El ansia se da cuando no se puede satisfacer el objeto del deseo y se persiste en el desear. La terapia transpersonal puede enseñar a regular los deseos para no estar controlados por ellos. Esto no disminuye la intensidad de los deseos, sino que ayuda a la gente a descubrir su capacidad para determinar sus propias reacciones ante sus deseos. El sí mismo, tal como lo describen todas las teorías transpersonales, no desea; la personalidad es la única capaz de desear. Por ende, cualquier intervención terapéutica que disminuya la importancia central de la personalidad disminuirá a la vez los efectos compulsivos del deseo y los efectos debilitantes de las ansias no realizadas.


Problemas futuros:
Dentro de la psicología transpersonal están emergiendo otros problemas que afectarán a la práctica de la terapia; entre ellos se cuentan:
La interfaz mente-cuerpo:
Son cada vez más los datos provenientes de la investigación que indican que los síntomas mentales y físicos están interconectados de tal manera que no es realista seguir manteniendo la actual dicotomía entre la medicina mental y la física. Se han aclarado dos supuestos subyacentes. El primero, que el cuerpo es un subsistema de la mente y que es sensato considerar todos los síntomas, desde el asma hasta el cáncer, como si el síntoma fuera parcialmente generado y mantenido por causas mentales y emocionales. A la inversa, se supone también que la mente es un subsistema del cuerpo, lo cual permite afrontar todos los síntomas mentales, desde los delirios hasta las fobias, como si fueran estados generados y mantenidos parcialmente por causas físicas (ambientales, de nutrición, constitucionales). La resolución de estas dos corrientes convergentes es claramente visible en la reorganización que está llevándose a cabo dentro de la medicina denominada holista o integral. Para los terapeutas transpersonales, el problema está en decidir dónde situarse en el espectro, en qué lugar entre el está todo en la mente y el está todo en el cuerpo. La idea de tratar solamente el cuerpo o solamente la mente se considera falta de realismo y carente de justificación empírica.
El objetivo de la terapia:
El estado final de la psicoterapia es la experiencia cotidiana de un estado conocido en las diferentes tradiciones como certidumbre, liberación, iluminación o gnosis. En psicología, el término que más aproximadamente describe este nivel de funcionamiento es autorrealización.
Ha sido tradicional (tradición quizá proveniente del monacato cristiano) suponer que las personas autorrealizadas o iluminadas son tranquilas, dulces, espirituales, materialmente pobres, asexuadas, aburridas y virtuosas, y que para el resto de nosotros ya su sola presencia es ligeramente incómoda. Pero no podemos describir las actividades de los clientes que han pasado por una terapia transpersonal en términos tan piadosos ni tan simplistas. Es tan probable encontrarlos en una feria mundial, dirigiendo una empresa corporativa, paladeando un plato de ostras o reparando un coche usado como haciendo cualquier otra cosa. El objetivo del sí mismo, desligado de las cargas y de las deficiencias de la personalidad parece ser disfrutar del mundo pero sin apegarse a él, servir al prójimo pero sin convertirse en una lapa
Hacia una psicología de largo alcance:
Dentro del mundo transpersonal es axiomático reconocer nuestra necesidad de introducir, estudiar, practicar y asimilar los sistemas de psicología más antiguos y más ampliamente desarrollados. Históricamente, la psicología se ha ocupado de ayudar a los individuos a responder a las cuestiones básicas de su existencia:
Quién soy?
Por qué estoy aquí?
Adónde voy?
La psicología transpersonal combina los aportes de las psicologías individualistas de Occidente con los de las psicologías espiritualistas de Oriente y Medio Oriente. Comprender que nuestra propia formación ha sido limitada y que las ideas occidentales no son el centro del universo psicológico es, al principio, inquietante. Pero la sensación pasa cuando uno se da cuenta de que la asombrosa cantidad de trabajo ya realizado, para completarse cabalmente, espera la comprobación con el instrumental científico y experimental de la psicología occidental.
James Fadiman
Traducido y extractado por Julián Alvarez de
J. Fadiman.- Personality and Personal Growth

sábado, 29 de marzo de 2014

Simbología del gato

rummy


Si a cualquiera de nosotros se nos preguntara cuales son los animales domésticos más comunes, sin duda, responderíamos que el perro y el gato. Sobre el perro es evidente los motivos que le han acercado a la vida del hombre: es guardián de los rebaños, protege el hogar, ayuda en la caza, es absolutamente fiel... y así no habría papel en el mundo para escribir los inmensos beneficios que los canes han dado a los hombres. Pero ... ¿y el gato? ¿Como es que ha llegado a ser un animal de compañía tan habitual? Podríamos pensar que la razón está en su habilidad para cazar ratones, pero bueno si lo miramos desde un punto de vista estadístico la gineta, el águila ratonera, la lechuza y muchos otros animales podrían competir con nuestro familiar gato a la hora de capturar ratones y sin embargo nunca se ha visto que esos animales estén en las casas junto al hombre. De manera que debemos descartar la idea que la posición como animal de compañía del gato sea debida a una cuestión práctica, o mejor dicho, a la cuestión práctica de cazar razones, pues todo cuanto existe en el universo tiene una razón práctica (además sino no tendría sentido el nombre de esta web). Vamos pues a buscar donde está la utilidad de un animal cuya misión al lado del hombre parece ser la de ser querido y cuidado por su dueño.
Hemos de ir a buscar el origen de la amistad entre el hombre y el gato en esas tierras, cuna de toda magia y espiritualidad, que constituyan el antiguo Egipto. Allí el gato estaba divinizado en la figura de la diosa Bastet, protectora del hogar. Porque eso, precisamente eso es lo que hacen los gatos: protegen. Pero mientras que los perros nos protegen a un nivel físico, terrenal, concreto podríamos decir, los gatos lo hacen a un nivel más sutil, mas etérico, más interno si prefiere verlo así. O dicho de otra manera los gatos son capaces de defendernos de las influencias no físicas que a nuestro alrededor podrían herirnos; nos defienden de la negatividad.
La razón por la que los gatos se asocian con la magia, la brujería y conocimientos similares es por que el mago maneja unas energías sutiles que de no estar convenientemente protegido podrían dañarle a él, por eso precisa de un gato que “recicle” las malas energías con las que el mago trabaja (toda magia es negra pues pretende alterar el curso de las cosas, pero hablar de eso no es el tema de ahora). No se trata que el animal las absorbe como científicamente podría pensarse, sino que la presencia del felino impide que esa negatividad haga daño, es como si la diluyera.
Tal como están los tiempos actuales, el odio, la envidia, el rencor, la critica, que hay en nuestro entorno cercano, a todo el mundo le puede ir bien tener un gato, (personalmente mi gato Rummy me permitió no volverme loco en mi juventud), pero si hay alguien para quien debería ser absolutamente indispensable tener un gato es a los sanadores, exorcistas y videntes en general. Ello es debido a que quienes van a esas consultas, en su mayoría no lo hacen por curiosidad o conocimiento sino porque tienen un problema, una preocupación, una inquietud de la que quieren librarse y por su propia voluntad no son capaces de hacerlo; es decir que llevan una carga negativa que procede de su entorno. Cuando el sanador es capaz de liberar la negatividad de la persona, la misma permanece y hay que “reciclarla” de alguna manera, sino es posible que sea el propio sanador quien la reciba. Quizá haya oído hablar de masajistas terapéuticos que tras dar un masaje se han sentido mal, eso sería el caso típico de liberar de negatividad a un paciente y que esta sea absorbida por quien se la ha quitado.
En resumen: el gato protege de la negatividad.
Veamos más cosillas del gato. Mientras que el perro es un Ser Yang, el gato es un Ser Yin, por la tanto es el principio femenino por excelencia. El gato permite la entrada al mundo desconocido, a la espiritualidad, a todo lo oculto y su curiosidad innata refleja la curiosidad innata de todos los hombres por esos temas, aun cuando formalmente se niegue. Aquellas personas a las que no les gustan los gatos en realidad tienen un profundo temor a todo el mundo sutil que se esconde tras la materia y que sabemos que existe (porque todos sabemos que vamos a morir ¿no?)
Si el perro enseña al hombre por activa (Yang) , enseña el “te quiero”, el gato lo enseña por pasiva (Yin), enseña el “quiéreme”. De manera que el reflejo y ejemplo de Amor que nos dan los animales domésticos queda completo, pues no puede quererse sin ser querido ni viceversa.
Por último, para acabar, dos curiosidades “espiritualoides” sobre el gato. Se cuenta, en la India, que el gato, como la serpiente, no se conmovió por la muerte de Buda. Eso es reflejo de su posición superior pues ... ¿por que conmoverse por algo como la muerte que es tan natural como la acción de llover?
Otra bonita historia nos viene de Arabia. Se dice que Mahoma tenía una gata y esta se le quedó dormida sobre el brazo del profeta, encima de esas anchas mangas que se llevaban entonces. Mahoma para no despertar a la gatita decidió cortar la manga de la camisa y dijo a su gata mientras le acariciaba“ tú estarás conmigo en el paraíso”. Y es que es tan tierno el ver un gato dormir que prefirió quedarse sin blusa antes que molestar a la minina.
Aparte de las cuestiones protectoras, cualquiera que tenga o haya tenido un gato sabe que la ternura de oir sus ronroneos, mientras se le acaricia su pelaje, trae una paz y una tranquilidad que ningún acto humano es capaz de dar.
Que la Fuerza le acompañe,
Juan Pedro
FUENTE http://www.espiritualidadpractica.org

Percatarse de la Armonía y el Propósito que hay detrás del impecable orden de la existencia


Siempre hay una multitud de probabilidades favorables donde elegir. Por favor, ten en cuenta ese potencial y no te fijes en las preocupaciones. Preocuparse es una auténtica pérdida de energía en cualquier situación. La preocupación crea una vibración distorsionada y te quita energía. ¿Y cómo evitar la preocupación? Tienes que averiguar tus creencias respecto a qué ye preocupa.

Libera tu necesidad de estar al mando y tener que controlarlo todo. Reemplaza la preocupación por una declaración que afirme desde tu interior tu elección de confianza y paz. Aprende más sobre ti mismo y presta atención a cómo manejaa la energía. Date cuenta de las cosas que ya no sirven y reconoce cómo tu murmullo interior se convierte en la película con la que te encuentras en el mundo exterior. Al agudizarse tu percepción, tienes que prestar atención para observar y aprender lo que se enseña. Selecciona cuidadosamente tus palabras y pensamientos, ya que la claridad del propósito te asistirá a la hora de comprender cómo creas tu realidad.

Tu relación con la Naturaleza también es de esencial importancia en el proceso de transformación. Pasa más tiempo en la Naturaleza; pasea y permite que tu atención se mueva como las hierbas con el viento. Los árboles y las flores sienten lo que piensas y, cumpliendo con su propósito, armonizarán de inmediato sus energías con las tuyas, produciendo una serie de vibraciones especiales, olores, formas, colores y sonidos (las energías más apropiadas en ese momento para que mantengas tu armonía y equilibrio). Cuando estás en comunión con la Naturaleza, estás intercambiando continuamente energías internas y externas. Las plantas desprenden oxígeno y tu desprendes dióxido de carbono (estáis sostenidos por una relación perfecta de toma y daca).

Tienes que aprender a buscar la armonía y el propósito que hay detrás del majestuoso e impecable orden de la existencia. Si estás en una situación incómoda, carente de armonía y propósito, entonces debes buscar con sinceridad qué pasa con tus sentimientos, debes seguir el hilo hasta el origen, el concepto principal o la creencia a la que estáa apegados y que crea esos resultados. Los sentimientos cambian al igual que el tiempo.

Pregúntate lo que el mundo exterior te quiere revelar. También considera lo que te estás mostrando a ti mismo al crear esa realidad que te imbuye. Deja pasar los conflictos de personalidad y busca una visión más amplia; busca los patrones y el mensaje más importante. Descubre la enseñanza. Confía en que hay una enseñanza y un propósito. Confía en que puedes crear lo que te apetezca dentro y fuera del tiempo. Aunque conocerte a ti mismo puede ser a veces el viaje más intenso que hayas hecho, tienes que aprender a cultivar un deseo profundo de conocere como no has conseguido nunca antes. Vivir en la Tierra en estos momentos tan intensos es tanto un extraordinario reto como un noble cometido para todos aquellos que están involucrados. Parece ser que la gente está haciendo lo mejor que sabe para transformar su vida. Comprender el proceso en el que están imbuidos les abre para sostener la existencia que, dicho sea de paso, les sustenta completa, total y graciosamente si les interesa mirar. Presta más atención a las realidades no publicadas y que pueden construir una vida plenamente significativa como una posibilidad alternativa.

Se consciente y baja el nivel de actividad. Y cuando te quejes y estés cansado, siéntate y descansa… deja de criticar y de quejarte. La culpa es el resultado de una conducta manipuladora. El enfado y la culpa implican una actitud de victimismo que, con frecuencia, refleja una falla de responsabilidad de asumir las propias decisiones, además de una falla de comprensión de las muchas capas de propósito y significado que duermen soterradamente en cada evento, ya sea de naturaleza personal o de alcance global. En muchos casos, el enfado surge cuando tienes la sensación de estar entre la espada y la pared y concibes tan sólo una interpretación de lo que está pasando. Recuerda que a veces las oportunidades se disfrazan de pérdida. No importa que pienses lo que tienes que hacer, ya que siempre existe una opción para solucionar el problema de forma armoniosa. Deja de apilar demasiadas cosas y que se desvanezca lo que tienes que dejar atrás. Incluso, si es necesario, márchat. Cuando culpas a las circunstancias externas, estás perdiendo una ola de conciencia, ya que, en realidad, ers tu quien crea y atraes la situación. Siempre que utilizas excusas, no participas en la jugada.

La naturaleza de la existencia es amable y significativa y, como diseñador de la realidad, debes preguntarte por qué diseñas aquello que haces. Presta atención al momento y cómo utilizan tus pensamientos y tus palabras para crear tu entorno exterior. ¿Realmente estás convencido de lo que estás diciendo?; ¿eres consciente de lo que dices? Es esencial aprehender ese nivel de conciencia, ya que las oportunidades se van expandiendo hacia nuevos territorios de inteligencia para ofrecer unos resultados fantásticos para una vida sana y con sentido. Para sanar y transformar tu mundo, tienes que estar dispuesto a conocer unas cuantas verdades muy duras. Es tu suerte y tes permitirá ser libre para investigar quien eres y cuál es tu lugar en la existencia. Eres libre para saber y para evolucionar consciencialmente.

Mientras, nosotros observamos y esperamos pacientemente, animándote y aguardando todo el tiempo para ver lo que haces para salir airoso de todo esto. Por ahora, intenta enfocar tu mente hasta el campo de frecuencias en el que jugamos nosotros. Es más importante de lo que piensas.

Fuente: Red Planetaria de Luz

viernes, 28 de marzo de 2014

LA NUMEROLOGÍA COMO UNA HERRAMIENTA PARA EL AUTOCONOCIMIENTO

En este proceso de crecimiento espiritual que todos estamos viviendo son muchas las informaciones útiles que nos llegan, sin embargo poco se habla de la numerología como un camino hacia el autodescubrimiento.
Quizás por estar casi en el terreno de los oráculos se la considera un tanto misteriosa y en realidad lo es, ya que los números contienen muchos secretos que todavía no se han terminado de develar con respecto a la comprensión de nuestro vasto Universo y nuestra relación con él.
Al incursionar en esta disciplina, desde hace muchos años, fui descubriendo los alcances ilimitados que ella tiene para nuestra búsqueda de crecimiento personal.
Sabemos que los números vibran en determinadas frecuencias que a su vez pueden relacionarse con sonidos, palabras, letras y hasta con cristales de cuarzo. La base de mis afirmaciones sólo es mi experiencia de varios años ya que, igual que sucede con la lectura de oráculos, no tengo una explicación científica para ofrecer. Pero que yo no la tenga no quiere decir que no exista.
Sin embargo esta forma de conocernos funciona a la perfección y no podemos negar que los números nos retratan a cabalidad.
En la fecha de nacimiento de una persona están indicadas su escencia, su personalidad, sus dones especiales, su aprendizaje de vidas pasadas y hasta su misión o proyecto de vida. En nuestro nombre también se expresan condiciones de excesos o carencias que nos llevan a tener que corregir algunas tendencias demasiado marcadas en nuestro carácter, o a compensar una ausencia vibratoria con el uso de cristales de cuarzo.
A través de los números podemos saber si somos líderes naturales o de vida pasada, o no lo seamos en absoluto aunque nosotros estemos convencidos de ello, descubriremos si tenemos una misión sanadora o vinimos a trabajar la positividad. Podemos comprender porqué nos relacionamos mejor con algunas personas que con otras y sobre todo, a reconocer nuestros defectos que no son más que condiciones mal aprovechadas, ya que siempre existe la otra cara de la moneda y al convertir lo negativo en positivo, logramos manifestar lo mejor de nosotros mismos.
Descubrir nuestras sombras y nuestra potencialidad a través de un análisis numerológico nos permite avanzar en el trabajo de Reconfiguración de los Restrictores que nos impiden manifestarnos en toda nuestra maravillosa luminosidad.
Con una Carta Numerológica podemos desentrañar conflictos, descubrir dones ignorados y propósitos de vida olvidados y opacados por las necesidades cotidianas y el sistema de vida limitante de la dimensión en la que nos encontramos.
Saber quiénes somos y para qué estamos aquí, comprender porqué somos como somos y cuáles son los puntos débiles que necesitamos reforzar, hace que nuestra Tarea de Vida se ilumine y nuestro trabajo sea menos arduo.
Podríamos decir que un análisis numerológico nos muestra un panorama completo de nuestra impronta personal y si bien nos indica cuáles podrían ser nuestras "piedras de tranca" y qué porción de oscuridad vinimos a iluminar, también nos muestra el camino para manifestar lo mejor de nosotros mismos de acuerdo a nuestra individual y única vibración personal.
Descubrimos, además, que somos únicos y diferentes ya que, en cada una de las vibraciones numéricas que nos pertenecen, hay infinidad de matices potenciados o no por otra cantidad innumerable de hechos de nuestra vida.
Sin embargo, la íntima verdad la tendrá sólo nuestro propio corazón ya que es el único que sabe cuáles son las características que aún necesitamos pulir, comprendiendo que no somos ni buenos ni malos, simplemente somos y al descubrir eso, podemos comprendernos, perdonarnos y perdonar.
La Numerología, en definitiva, es una herramienta sumamente rica en información y que quizás todavía no esté del todo aprovechada para ayudarnos a Ser lo mejor que podemos ser, desde lo más profundo de nuestra única, incomparable y perfecta vibración personal.
Bendiciones a Todos !
Maria Merlo
Para Consultas privadas escribir a  maria.merlof@hotmail.com donde les informaré sobre el costo y los datos necesarios para preparar los informes numerológicos.
FUENTE https://www.facebook.com/


PALOMA CABADAS CONFERENCIA COMPLETA EN CORDOBA


Investigadora incansable en el campo de la evolución y el desarrollo de la conciencia multidimensional, estados disociados y dominio consciente de la energía, es autora del Programa Evolución Consciente©, y del programa para empresas Conscious Evolution Program© impartidos entre otras, en la Universidad Autónoma de Madrid, en la Universidad de Salamanca, y en distintas empresas de ámbito internacional.

jueves, 27 de marzo de 2014

La espiritualidad de las mascotas

Image
El vínculo entre una mascota y su cuidador suele ser intenso y profundo. Los animales resuenan con nosotros de una manera profunda en muchas ocasiones, más que otros seres humanos. Esto es debido al hecho de que los animales no tienen un ego. Ellos no tienen “cosas” en el camino de su amor y de su conexión con lo Divino. Aman incondicionalmente .. y están constantemente haciendo el servicio para nosotros en formas que a menudo no reconocemos. Podemos darles de comer, asearlos, llevarlos al veterinario para vacunarlos y, a cambio, calman nuestras almas de una manera sutil pero perceptible. Cuanto más estamos abiertos a los dones espirituales que nos ofrecen nuestras mascotas, más podemos compartir esos dones con ellas. 
Los animales son una gran bendición para las personas que no cicatrizan las heridas emocionales. Los curanderos aman sus talentos y sienten alegría al darlos a los demás, sin embargo, a menudo se sienten drenados por la falta de energía recíproca. Ellos dan mucho y no reciben otro tanto de vuelta. 
Los animales, por su propia naturaleza, transmutan la energía discordante del estrés. Son como las señoras de la limpieza espiritual que entran en nuestra conciencia y limpian los derrames de la agitación emocional del día. 
La comunidad científica valida este concepto. Se han hecho estudios que demuestran que las personas con una mascota se recuperan más rápidamente de una operación, o que los encianos dueños de mascotas viven vidas más largas y saludables que los no propietarios de animales domésticos. 
La conciencia del ser humano se refleja en la conciencia del animal. Cuando estamos a punto de dar un salto de conciencia, un animal puede entrar en nuestra vida para representar ese cambio y para ayudar en la transición. 
Si ya tenemos mascotas y estamos pasando por una transición, a veces el animal puede tener un problema de salud, puede huir o incluso morir. 
Durante la investigación de este artículo, he encontrado información interesante sobre la evolución de los animales en los escritos de Paramahansa Yogananda. En los estados metafísicos hindues: “La atención, la intuición y la evolución de los animales puede ser acelerada mediante la formación de una persona intuitiva. Escuche los sonidos pronunciados por diferentes animales cuando están felices, bulliciosos o celosos, poco a poco será capaz de interpretarlos y los utilizarlos para hablar con los animales y ayudarles a acelerar su evolución, una telepatía mental puede, de hecho, se establece entre los seres humanos y sus mascotas. La interacción humana puede acelerar la intuición de los animales y por lo tanto acelerar su evolución. Recuerde que Dios está en todos.
“ Si usted es una persona metafísicamente orientada, puede confiar en que el alma de su mascota le ha señalado a usted con el fin de beneficiarse de su nivel de conciencia. La energía del animal se incrementa, tal vez porque quiere dar el salto de una especie a otra en su próxima encarnación. Usted está apoyando ese animal en la preparación de ese salto. A cambio, su mascota le está sirviendo incansablemente en un nivel subconsciente. Existe un equilibrio natural maravilloso y armónico entre los dos. 
Puesto que los animales nos ayudan a transmutar nuestra infelicidad y negatividad, las mascotas nos ayudan a ser mejor persona. Cuando seamos receptivos y conscientes de la labor subconsciente que nuestras mascotas están haciendo, estaremos más dispuestos a servirlos y cuidar de ellos, lo que ayuda a acelerar la evolución de su alma. Es una situación de ganar-ganar.
 Esto no quiere decir que los humanos sean una especie superior, conocemos muchos animales que son casi humanos, como si estuvieran en la línea divisoria entre las especies. 
Algunos animales ansían tener la experiencia del alma del ser humano – y podemos ayudar a los animales con ese deseo. Nosotros, a su vez, tenemos mucho que aprender de nuestros amigos los animales. 
Los seres humanos tienen un ego más desarrollado que los animales, y es obvio que nuestro ego puede ayudarnos o perjudicarnos. Debemos usar nuestra fuerza de voluntad sabiamente. Aprendemos a ser humildes en presencia de los animales, para ser más amables y menos egoístas. Gracias a nuestras mascotas podemos aprender cómo aprovechar la energía de nuestro ego para realizar acciones positivas y constructivas.
por Aluna
 fuente

Observa sin juicio, tan solo mira


hermandadblanca.org silencio meditacion 580x399 Observa sin juicio, tan solo mira sabiduria y conocimiento manejo de las energias evolucion sanación holísitica El rincon de la salud description multimedia

Cuando el dolor aparece hay rechazo y negación, en el cuerpo se manifiesta infección, inflamación y lo advierte en forma fácil como presión que es dolor.
Depende la zona del cuerpo te da una información que el médico se especializa de acuerdo con el dolor. Pero no tienen en cuenta que hay una integración que el cuerpo es unidad, de una Unidad mayor. Y tratan así el síntoma para quitar el dolor, pero no miran la causa, qué es quien lo originó.
Veamos ahora el concepto desde la Unidad mayor, el cuerpo se desequilibra porque no hay integración con todas las unidades que componen el Yo Soy.
Cómo se ha de tratar ese foco de dolor, es la pregunta importante que lleva a la observación, hay que mirar en el cuerpo qué parte es la que habló para saber al instante con quien tiene conexión.
Si tú observas el cuerpo hay 3 partes importantes, cabeza, tronco, brazos y piernas unidos desde su base. Esas partes corresponden a algo mucho más grande, el cuerpo es el carruaje es mensajero y mensaje de la energía de Luz que lo utiliza en la fase de desarrollo interno por medio del aprendizaje. Las corrientes, los enlaces con sus flujos de energía tienen que estar muy estables es información de vida y hay tantas conexiones con los distintos vehículos que hay muchos desajustes por los miedos y mentiras.
Vamos a hacer recorrido por esta Fuente de Vida, hagamos observación sin juicios, tan sólo mira. El cuerpo está hablando de otro cuerpo mayor  que contiene al cuerpo físico y es el de la sensación, en él están los instintos, la primera conexión con toda la naturaleza, principio de conservación, donde se mueven los miedos, también la desesperación, son energías muy bajas, se basan en el temor, corresponden a las extremidades y no hay aceptación, porque el miedo paraliza, hay sufrimiento y dolor.
Este cuerpo está cubierto por otro cuerpo mayor, la sensación se ha cambiado por el cuerpo de emoción, los sentimientos despiertan y se amplía la información, la percepción es más amplia es un principio de amor, que empieza por el egoísmo, donde se alimenta el yo, todos los sentimientos no son de integración, la dualidad aparece y continua el dolor, a la vez el sufrimiento unido a esa emoción.
Pero este cuerpo está unido a una vibración mayor, su referencia es sentida cuando habla el corazón, que es la llave y la puerta al diálogo interior, donde está ese Maestro que es tu Yo Superior, es el enlace perfecto que conecta sensación, con la riqueza del alma más allá de su emoción y es el que te despierta de ese sueño del dolor, es un gran mensajero, es el avisador, es el ángel que te anuncia el proceso de transformación, es quién da la llamada para hacer integración, por medio de las vivencias que se hacen desde el yo. Todo esto lo representa el tronco, que es el corazón, ese cuerpo referencia de algo mucho mayor.
En este viaje guiado damos un paso más, otro cuerpo elevado es la cabeza que está, conectada a los cuerpos de los que acabo de hablar. Ahí se refleja la mente que sin tiempo ni lugar, aporta sus energías que son del cuerpo mental pero a la vez protegido en una fuerza vital, que ordena y organiza es el cuerpo espiritual. Son capas dentro de capas que conectadas están y que esos desajustes son los que hay que armonizar y no se acaban los cuerpos porque existen muchos más, que iréis reconociendo al poderlos integrar.
Primer proceso de la evolución en el cuerpo físico lo vemos en los brazos y piernas, ¿todo lo que nos pasa en las extremidades tiene información con esa etapa de la humanidad?, lo que ha pasado con nuestros antepasados, ¿todo queda grabado para ser liberado, sanado, comprendido, amado, equilibrado? Se supone que ese trabajo, es la toma de conciencia, que hace que la conciencia se eleve.
No hay que ver fanatismo, ni energías muy drásticas, pero hay un compromiso para activar esas alas y son muchos los mecanismos que se incorporan al alma, que es la parte divina que experimenta su carga ya que comienza sus pasos estando condicionada.
El miedo, la inseguridad, la desconfianza se quedan anclados en la base de la espalda y esto activa mecanismos de órdenes inesperadas, son como pequeños cristales que tienen conciencia clara de instrucciones autónomas que van generando carga. Son pensamientos activos con unas misiones claras y que pueden ser cambiados con una conciencia elevada.
Y todos estos operarios no pierden su función, nunca son despedidos trabajan en el interior, pero todos sus resultados van hacia el exterior y es el cuerpo el que avisa para hacer transformación.
Al no haber nada dividido, ninguna separación, lo que aparece en un cuerpo en el otro se adhirió, siendo la misma frecuencia y la misma vibración, va pasando como el virus que a otros contagió. Es la información conocida como el gen que se activó, en otro cuerpo distinto como si fuera prisión, esperando en el ahora tener su liberación. Es por eso que el presente ofrece transformación, no hay pasado ni futuro, sólo vibración de Amor.
En el tronco está claro que es la etapa humana donde mayor atención y trabajo hay que poner, mover emociones y sentimientos de equilibrio, porque están los principales órganos del cuerpo, cada uno tiene su función y esa función tiene que estar en armonía con pensamientos y sentimientos. Saber fluir, saber limpiar, saber filtrar, saber escuchar, dejarse llevar.
El cuerpo se desestabiliza por la fuerza del pensamiento, a eso se une la emoción y a la vez el sentimiento, si aquí hay una unión todo tiene su proceso, se mueve una armonía no hay división en sus centros, todos cumplen su papel, no hay dolor ni sufrimiento, ya que hay un conjunto trabajando en complemento.
Cuando un centro se distorsiona es porque hay confrontación, hay un choque de energías que se encuentran en tensión, la información se fragmenta porque al haber división surgen las alteraciones ya que se pierde el control.
Todos los cuerpos se encuentran con su nota de control, formando como una orquesta todos tienen su función y si uno desafina esto es la indicación, que influye a los componentes paralizando su acción.
Este cuerpo está movido por un impulso de Amor, el Amor va integrando es quien tiene el control, si el Amor no se mueve se va produciendo tensión y a la vez un vacío que hace perder el control, la carencia descompensa ese flujo de intención, es como un grifo cerrado, pierde su información y el órgano es afectado, hasta abrir el Amor.
El centro de la cabeza parece el cuadro de mandos, ahí se encuentra el jefe que va marcando los pasos y envía las funciones según va interpretando. Es el cuerpo mental el que está rodeando al cuerpo emocional donde están interactuando, no hay nada separado pues todo es unión, los cuerpos los van mandando su estado de vibración.

Hay una carga ligera que tiene que ser liberada, son partículas pequeñas que han de ser muy amadas, porque no pueden crecer ni dar sus pasos radiantes, su luz está apagada y ahora tiene que activarse, es un cuerpo de dolor que ya puede sanarse. Ya que es en el ahora y no hay que decir de antes, porque todo es presente y todo esto es la clave. El pasado está en ti, la fuerza ha de renovarse, es a través de la manifestación como se abre la llave, para dar paso a experiencias que fueron muy limitantes, ya que era el pensamiento quien frenó ese avance. Lo que importa es el gesto que en este momento haces, llevar ahora el testigo y no se lo pasas a nadie, sólo amas el momento, sólo el Amor lo hace.
No te hace falta el recuerdo, sólo el Amor es el cauce, ama y ama con fuerza, nada en ti es limitante ya que Eres esa Fuerza, siente ese Sol radiante que irradia con tanta Luz que contagia el instante.

miércoles, 26 de marzo de 2014

LA MATRIZ DIVINA...¡20 LLAVES PARA LOGRAR LA CREACIÓN CONSCIENTE!

Amigos, quiero compartir con ustedes este breve pero trascendental conocimiento para despertar el alma y destruir el letargo de ignorancia que nos ha mantenido nuestra verdadera escencia dormida durante mucho tiempo.
Ha sido tomado del libro "LA MATRIZ DIVINA" escrito por el afamado científico Gregg Braden, quien trabajó como diseñador de sistemas informáticos aeroespaciales, ingeniería medioambiental, física, y otras tantas gamas en el campo de las ciencia; Braden es un escritor místico que ha reunido una serie de tesis en donde convergen el mundo científico y el mundo espiritual.
Apoyado en descubrimientos de la física cuántica, por ejemplo (la cual hemos tomado muchas veces como referencia en este blog) el sr. Braden expone lo que "los secretos de la matrix" ha revelado últimamente...
 

* Hay un campo de energía que conecta todo lo que hay en la creación.
* Dicho campo juega los papeles de recipiente, puente y espejo de las creencias que albergamos.
* El campo está en todas partes (no está localizado) y es holográfico. Todas sus partes están conectadas con las demás. Y cada parte refleja al todo a una escala inferior.
*Nos comunicamos con el campo a través del lenguaje de la emoción.

"Toda la materia se origina y existe solamente en virtud de una fuerza..
. Debemos
asumir, tras esa fuerza, la existencia de una Mente consciente e inteligente. Esta
Mente es la Matriz de toda la materia" 
Max Planck, 1944
Con estas palabras, Max Planck, el padre de la teoría cuántica, describió un campo universal de energía que conecta todo en la creación: la Matriz Divina.
 
La Matriz Divina es nuestro mundo. También es todo en nuestro mundo. Es: nosotros, todo lo que amamos, odiamos, creamos y experimentamos. Al vivir en la Matriz Divina, somos artistas expresando nuestras pasiones, temores, sueños y deseos más profundos a través de la esencia de un misterioso lienzo cuántico. Pero nosotros somos el lienzo, al igual que
las imágenes en el lienzo.Somos las pinturas y también los pinceles. 
En la Matriz Divina, somos el contenedor en donde existen todas las cosas, el puente entre las creaciones de nuestros mundos interior y exterior, y el espejo que nos muestra lo que hemos creado.
Para todos aquellos que desean despertar de matrix y volver ha conectarse con la "matriz real" les comparto éstas 20 llaves mágicas para que las guarden en lo más profundo de su ser y reflexionen siempre que puedan acerca de ello...

Llave 1: La Matriz Divina es el contenedor que guarda el universo, el puente entre todas las cosas, y el espejo que nos muestra lo que hemos creado

Llave 2: Todo en nuestro mundo está conectado con todo lo demás

Llave 3: Para aprovechar la fuerza del mismo universo, debemos vernos a nosotros mismos como parte de él, en lugar de separados de él

Llave 4: Una vez que algo se ha juntado, estará siempre conectado, sin importar si continúa conectado físicamente o no

Llave 5: El acto de enfocar nuestra consiencia es un acto de creación. La consciencia crea!

Llave 6: Nosotros tenemos todo el poder que necesitamos para crear todos los cambios que nosotros elijamos!

Llave 7: El foco de nuestra atención se convierte en la realidad de nuestro mundo.

 
Llave 8: Decir que simplemente nosotros elegimos una nueva realidad no alcanza.


Llave 9: Los sentimientos son el lenguaje que "entiende" la Matriz Divina. Siente como si tu objetivo ya se hubiera cumplido, y tus rezos ya hubiesen sido contestados


Llave 10: No alcanza simplemente con cualquier sentimiento. Aquellos sentimientos que crean deben ser sin ego ni juicio

Llave 11: En nuestra vida debemos convertirnos en aquello que elegimos experimentar como nuestro mundo

Llave 12: No estamos limitados por las leyes de la física como las conocemos hoy
.
 
Llave 13: En un "algo" holográfico, cada pieza de ese algo es un reflejo del algo completo


Llave 14: El holograma de consciencia universalmente conectado permite que en el instante en que creamos nuestros buenos deseos y rezos, ya han sido recibidos en su destino.


Llave 15: A través del holograma de consciencia, un pequeño cambio en nuestras vidas es reflejado en todos los rincones del mundo.


Llave 16: El número mínimo de personas requeridas para "encender" un cambio en la consciencia es menos del 1% de la población.
 
Llave 17: La Matriz Divina sirve como un espejo en nuestro mundo de las relaciones que nosotros creamos con nuestras creencias
.
 
Llave 18: La raíz de nuestras experiencias "negativas" se puede resumir en uno de los tres miedos universales (o combinación de los mismos): abandono, baja autoestima, o falta de fe-confianza
.
 
Llave 19: Nuestras creencias verdaderas son reflejadas en nuestras relaciones más íntimas
.
 
Llave 20: Debemos convertir nuestras vidas en aquello que queremos experimentar en nuestro mundo.


 Gregg Braden

NADIE TE OFENDE, TÚ TE OFENDES .....


Las personas se la pasan la mayor parte de su vida sintiéndose ofendidas por lo que “alguien” les hizo.

La sorprendente revelación que te voy a hacer, va a cambiar tu vida…
¡Nadie, nunca jamás te ha ofendido!
Son tus expectativas de lo que esperabas de esas personas, las que te hieren. Y las expectativas tu las creas con tus pensamientos. No son reales. Son imaginarias.

Si tu esperabas que tus padres te dieran más amor, y no te lo dieron, no tienes porqué sentirte ofendido. Son tus expectativas de lo que “un padre ideal” debió hacer contigo, las que fueron violadas. Y tus ideas son las que te lastiman.

Si esperabas que tu pareja reaccionara de tal y cual forma y no lo hizo… Tu pareja no te ha hecho nada. Es la diferencia entra las atenciones que esperabas tuviera contigo y las que realmente tuvo, las que te hieren. Nuevamente, eso está en tu imaginación.

¿Enojado con Dios? Son tus creencias de lo que debería hacer Dios, las que te lastiman. Dios jamás ofende y daña a nadie.
Un hábito requiere de todas sus partes para funcionar. Si pierde una, el hábito se desarma. El hábito de sentirte ofendido por lo que “te hacen otros” (en realidad nadie te hace nada) desaparecerá cuando conozcas mejor la fuente de las “ofensas”.

Cuando nacemos, somos auténticos. Pero nuestra verdadera naturaleza, es suprimida y sustituida artificialmente por conceptos que nuestros padres, la escuela, la sociedad y los medios nos enseñan y crean una novela falsa de cómo deberían ser las cosas en todos los aspectos de tu vida y cómo “deben” de actuar los demás. Una novela que no tiene nada que ver con la realidad.

También, las otras personas son criaturas de inventario. A lo largo de su vida, coleccionan experiencias: padres, amigos, parejas, etc. y las almacenan en su inventario interior.
Las experiencias negativas dejan una huella más profunda en nosotros que las positivas.

Y cuando una persona es “maltratada” (por no haber dicho o hecho lo que se esperaba de ella) por alguien, deja esa experiencia en su “inventario”. Cuando conoce a otro alguien, tiene miedo. Y trata de ver si la nueva persona repetirá las mismas actitudes que le hirieron, o sea que se predispone.

Saca una experiencia de su inventario negativo. Se pone los lentes de esa experiencia y ve a las nuevas personas y experiencias de su vida con esos lentes. Obviamente lo que teme lo provoca. ¿Resultado? Se duplican los mismos problemas y las mismas experiencias negativas.

Y el inventario negativo sigue creciendo. En realidad lo que hace es que te estorba. No te deja ser feliz. Y a medida que se avanza en años, se es menos feliz. Es porque el inventario negativo aumenta año con año.
¿Has visto a las personas de edad avanzada y a los matrimonios con muchos años? Su inventario es tan grande, que parece que la negatividad es su vida. Una y otra vez sacan experiencias de su inventario negativo ante cualquier circunstancia.



Una de las mayores fuentes de ofensas, es la de tratar de imponer el punto de vista de una persona a otra y guiar su vida. Cuando le dices lo que “debe hacer” y te dice “no”, creas resentimientos por partida doble. Primero, te sientes ofendido porque no hizo lo que querías. Segundo, la otra persona se ofende porque no la aceptaste como es. Y es un círculo vicioso.
Todas las personas tienen el derecho divino de guiar su vida como les plazca. Aprenderán de sus errores por sí mismos. Déjalos ser.


Además recuerda también que nadie te pertenece. Cuando los colonos americanos querían comprarle sus tierras a los pieles rojas éstos les contestaron: “¿Comprar nuestras tierras? ¡Si no nos pertenecen! Ni el fulgor de las aguas, ni el aire, ni nuestros hermanos los búfalos a los cuales sólo cazamos para sobrevivir. Es una idea completamente desconocida para nosotros.”
Ni la naturaleza, ni tus padres, ni tus hermanos, ni tus hijos, tus amigos o parejas te pertenecen. Es como el fulgor de las aguas o el aire. No los puedes comprar. No los puedes separar. No son tuyos. Sólo los puedes disfrutar como parte de la naturaleza. El cauce de un río no lo puedes atrapar. Sólo puedes meter las manos, sentir el correr de las aguas entre ellas, y dejarlo seguir.

Las personas son un río caudaloso. Cualquier intento de atraparlas te va a lastimar. Ámalas, disfrútalas y déjalas ir.

Entonces; ¿cómo puedo perdonar?

1) Entiende que nadie te ha ofendido. Son tus ideas acerca de “cómo deberían actuar las personas y Dios las que te hieren”. Estas ideas son producto de una máscara social que has aprendido desde tu infancia de forma inconsciente. Reconoce que la mayoría de las personas NUNCA van a cuadrar con esas ideas que tienes. Porque son ideas falsas.

2) Deja a las personas ser. Deja que guíen su vida como mejor les plazca. Es su responsabilidad. Dales consejos SOLO SI TE LO SOLICITAN, pero permite que tomen sus decisiones. Es su derecho divino por nacimiento: el libre albedrío y la libertad.

3) Nadie te pertenece. Ni tus padres, amigos y parejas. Todos formamos parte del engranaje de la naturaleza. Deja fluir las cosas sin resistirte a ellas. Ama y deja ser.

4) Deja de pensar demasiado. Ábrete a la posibilidad de nuevas experiencias. No utilices tu inventario. Abre los ojos y observa el fluir de la vida como es. Cuando limpias tu visión de lentes obscuros y te los quitas, el resultado es la limpieza de visión.

5) La perfección no existe. Ni el padre, amigo, pareja o hermano perfecto. Es un concepto creado por la mente humana que en ningún nivel intelectual puedes comprender, porque en la realidad NO EXISTE. Porque es un concepto imaginario.

Un bosque perfecto serían puros árboles, sol rico, no bichos… ¿Existe? No.

Para un pez el mar perfecto sería aquel donde no hay depredadores ¿Existe? No.

Sólo a un nivel intelectual. En la realidad JAMÁS VA A EXISTIR.

Naturalmente, al pez sólo le queda disfrutar de la realidad. Cualquier frustración de que el mar no es como quiere que sea no tiene sentido. Deja de resistirte a que las personas no son como quieres. Acepta a las personas como el pez acepta al mar y ámalas como son.

6) Desintoxícate del veneno del rencor y reconcíliate con la vida. La vida real es más hermosa y excitante que cualquier idea que tienes del mundo.

7) Imagina a esa persona que te ofendió en el pasado. Imagínate que ambos están cómodamente sentados. Dile por qué te ofendió. Escucha su explicación amorosa de por qué lo hizo. Y perdónala.

8) Si un ser querido ya no está en este mundo utiliza esta dinámica para decirle lo que quieres. Escucha su respuesta. Y dile adiós. Te dará una enorme paz.
A la luz del corto período de vida que tenemos sólo tenemos tiempo para vivir, disfrutar y ser felices. Nuestra compañera, la muerte, en cualquier momento y de forma imprevista puede tomarnos entre sus brazos. Es superfluo gastar el tiempo en pensar en las ofensas de otros. No puedes darte ese lujo.

9) Es natural pasar por un periodo de duelo al perdonar, deja que tu herida sane. Descárgate con alguien para dejar fluir el dolor. Vuelve a leer este artículo las veces necesarias y deja que los conceptos empiecen a sembrar semillas de conciencia en tu interior. Aprende con honestidad de los errores que cometiste, prométete que no lo volverás a hacer y regresa a vivir la vida.

Y como dirían los Beatles, ¡Let it be!…

Deja al mundo ser. Y déjate ser a ti también.



LAS EXPECTATIVAS

La gente, las situaciones, las cosas y “el destino” no nos fallan, son nuestras expectativas esa aparentemente inofensiva y sutil forma de inmoralidad.

Dicen por ahí que las copias, esas que nos mandan hacer en el colegio cuando somos niños, no sirven para nada. Dicen que no se aprende nada con ellas.

Sostiene la gente entendida que para aprender el aprendizaje debe ser significativo, es decir, que solo aprendemos lo que nos interesa de verdad, lo que nos motiva, lo que vivimos, lo que significa algo para nosotros.

Pues bien, nuestra tozuda manía de crearnos expectativas lleva toda la vida haciéndonos sufrir y todavía no lo hemos aprendido. Se supone que en este caso el sufrimiento debería ser suficiente aprendizaje y deberíamos de dejar de crearnos esas expectativas que lo causan.

Pues no terminamos de aprenderlo y seguimos “espectando”, sobre las cosas, sobre las situaciones, sobre lo que va a suceder o no, sobre cosas sobre las que no se tiene absolutamente nada de control, como los juegos de azar, como el clima (lluvias o no lluvias), sobre los gobernantes, nuestros deportistas o equipos favoritos, sobre los libros que no hemos leído o las películas que no hemos visto, pero sobre todo y por encima de todo sobre las personas… llámense: familiares consanguíneos o políticos, pareja, hijos, jefes, subalternos, compañeros de trabajo, vecinos conocidos y hasta de desconocidos.

Así que como no aprendemos sufriendo, vamos a probar del modo tradicional, a ver si funciona, y puede ser que ni así.


Copia cien veces:

* Crearme expectativas me hace sufrir mucho
* Crearme expectativas me hace sufrir mucho
* Crearme expectativas me hace sufrir mucho
* Crearme expectativas me hace sufrir mucho
* Crearme expectativas me hace sufrir mucho
* Crearme expectativas me hace sufrir mucho
* Crearme expectativas me hace sufrir mucho………