Muy recomendada.

viernes, 31 de enero de 2014

La mente también necesita circular bien


En nuestro cuerpo hay toxinas, y si la sangre no circula bien, estas toxinas se acumularán en determinados lugares. Para conservar la salud, nuestro organismo necesita expulsar esas toxinas. Los masajes estimulan la circulación sanguínea. Cuando la sangre circula bien, alimenta órganos como los riñones, el hígado y los pulmones para que puedan expulsar las toxinas del cuerpo. Por eso es importante que la sangre circule bien. Beber mucha agua y hacer la práctica de respirar profundamente ayuda también a expulsar las toxinas del cuerpo a través de la piel, los pulmones, la orina y los excrementos.
Todas las prácticas que nos ayudan a eliminar las toxinas del cuerpo son muy importantes. Supón ahora que en mi cuerpo hay una zona muy dolorosa, porque las toxinas se han acumulado en ella. Cada vez que la toco, me duele; esto equivaldría a tocar un nudo interior que se hubiera formado en la mente.
La energía de ser consciente, la práctica de ser consciente, es como la práctica de dar un masaje a una formación interior. Quizá tengas un bloque de sufrimiento, dolor, pesar o desesperanza en ti, algo que constituye un veneno, una toxina en tu conciencia. Has de practicar el ser consciente para abrazar y transformar esa toxina.
Abrazar el dolor y el pesar que sientes con la energía de ser consciente es exactamente la práctica de dar un masaje, aunque no a tu cuerpo sino a tu conciencia, que también puede tener una mala circulación. Cuando la sangre no circula bien, los órganos no funcionan adecuadamente y enferman. Cuando la psique no circula bien, la mente también enferma. Ser consciente es una energía que estimula y aumenta la circulación en los bloques de dolor.
Nuestros bloques de dolor, pesar, ira y desesperanza siempre quieren subir a nuestra mente consciente, a nuestra sala de estar, porque han crecido mucho y necesitan nuestra atención. Quieren emerger, pero nosotros no queremos que lo hagan porque nos resultan dolorosos, así que les bloqueamos el camino. Deseamos que sigan durmiendo en el sótano. Como no queremos afrontarlos, nuestro hábito es llenar la sala de estar con éstos huéspedes (mente).
Pero siempre que tenemos diez o quince minutos de tiempo libre y no sabemos qué hacer, estos nudos interiores surgen y nos ponen inhabitable la sala de estar.
Para evitarlo, cogemos un libro, encendemos la televisión, salimos a dar una vuelta con el coche o hacemos cualquier otra cosa para que la sala de estar esté ocupada, porque de ese modo las formaciones interiores no entran en ella.
Todas las formaciones mentales necesitan circular, pero nosotros no queremos que afloren porque no deseamos sentir el dolor que nos producen. Queremos que sigan encerradas en el sótano. Tenemos mucho miedo, porque creemos que si las dejamos subir, sufriremos enormemente. Por eso nuestro hábito diario es llenar la sala de estar con huéspedes como la televisión, los libros, las revistas y las conversaciones, para impedir que estas formaciones interiores afloren. Cuando persistimos en ello, creamos una mala circulación en nuestra psique y empiezan a aparecer síntomas de algún trastorno mental y de depresión. Se manifiestan en nuestro cuerpo o en nuestra mente.
Thich Nhat Hanh-

Chambao - Camino interior (Glaciar Perito Moreno, 2009)

La vibración de las piedras, por David Topí


 hermandadblanca.org Gemas cuarzos La vibración de las piedras, por David Topí sabiduria y conocimiento manejo de las energias lugares de poder evolucion poder piedras energia description multimedia
Es de sobras conocido el potencial que tienen los minerales, cristales y piedras en el uso terapéutico, para equilibrar, armonizar o balancear energías, para meditar con ellas, para hacer elixires o agua de gemas, etc. La gemoterapia es algo incluso a lo que uno se vuelve ciertamente adicto, pues la belleza de muchos minerales y gemas, y la conexión que se obtiene con ellos cuando trabajas regularmente con tus cristales, desde luego va más allá del simple uso como “herramienta de trabajo”.
Las piedras, minerales, gemas y cristales son entidades conscientes, poseen el nivel evolutivo que nosotros llamamos primera densidad, y cuya vibración a nivel de inconsciente “grupal” se mueven por todo el espectro del plano físico, del plano eterico, y algunas de ellas la parte más baja del plano emocional. Vamos a diseccionar un poco donde cae cada una de los componentes energéticos que componen un mineral.
El arquetipo creador del plano mental
Los tres grandes macroplanos que definen nuestra existencia son el plano físico y etérico (son la parte baja y alta, respectivamente, de un solo nivel), el plano emocional o astral y el plano mental. Todos estos planos son simplemente grandes divisiones energéticas, marcadas por una frecuencia más o menos base asociada a un color del espectro lumínico, que se subdividen en otros sub-planos o regiones que a su vez se vuelven a subdividir de nuevo en otras más. En lo que llamamos el plano mental, en lo que llamamos la región del pensamiento concreto, las primeras sub-regiones del plano mental, entre los sub-planos 3.1 al 3.4 (si dividimos el tercer plano en 7 sub planos para hacerlo fácil,, las tres primeras se llaman región del pensamiento concreto, la 3.4 es la región de equilibrio, los planos del 3.5 al 3.7 forman la región del pensamiento abstracto), se encuentran los arquetipos creadores de las diferentes especies de todo lo que existe a nivel físico. Así, en esta región, están las “ideas puras”, los “moldes” de todas las especies del reino mineral, del reino vegetal, y del reino animal. El concepto de “zafiro” o el concepto de “tigre” o el concepto de “roble” nacen de este plano no físico, como arquetipo, que luego va cayendo y modificando su forma hasta hacerse “físico” en el plano más denso donde nosotros luego lo percibimos como objeto “vivo”.

Así, todo lo que se mueve a nivel físico tiene su contrapartida a nivel de conciencia o mente grupal, de forma que, cada una de las clases de minerales, flora y fauna tiene un campo morfogenético, un inconsciente colectivo, o una mente grupal, en uno de los planos inferiores.  Plantas y animales lo dejaremos para otro momento, y ahora nos enfocaremos en el reino mineral.
Diferentes niveles de vibración
Según el tipo de gema, cristal o piedra del que estemos hablando, el campo grupal o mente colectiva de esa clase se encuentra en un subplano diferente, de ahí que estemos hablando de que hay minerales que vibran muy alto y piedras que son completamente inertes. Por ejemplo, un simple canto de rio, una piedra común de la montaña, tiene una vibración en el espectro más bajo del plano físico, simplemente rozando el plano etérico (a partir del sub-plano 1.4, si dividimos de nuevo en siete sub-regiones el plano físico, siendo el 1.1 el sólido, el 1.2 el líquido, el 1.3 el gaseoso, y del 1.4 al 1.7 diferentes regiones del plano etérico por donde se mueven las fuerzas elementales). Cuanto más alta es la vibración de un mineral, más alto es el nivel (frecuencialmente hablando) que ocupa su conciencia colectiva, empezando a encontrar los minerales, cristales y gemas de mayor poder que usamos en gemoterapia en planos cercanos al plano emocional, en la parte alta del sub-nivel 1.6 y 1.7 en muchos casos).
Así, algunas clases de cristales y minerales, especialmente piedras preciosas, o piedras con altísima vibración, poseen un inconsciente colectivo o campo morfogenetico que se encuentra en las primeras capas del plano emocional o astral, donde se encuentran la mayoría de campos energéticos grupales de las plantas y algunos animales. Por eso, según el tipo de piedra con la que trabajes, se tiene una vibración incluso más alta que la vibración del cuerpo eterico de un ser humano (la primera capa del aura, o el primer cuerpo sutil que nos rodea).
Aplicaciones terapéuticas
Puesto que energías de mayor vibración pueden desbloquear, armonizar o transmutar energías de menor vibración, cuando trabajas con piedras que oscilan en niveles de conciencia superiores al nivel de vibración de los cuerpos más densos del ser humano, estas nos pueden ser de tremenda ayuda para mover energías y sanar cosas. El trabajo con gemas y cristales actúa de muchas formas, a veces rápido, a veces lentamente, requiriendo llevar una piedra a cuestas mucho tiempo para notar sus efectos o trabajar con ella a diario para que su energía te ayude.
Diferentes vibraciones de diferentes minerales son adecuadas para desbloquear, sanar o transmutar diferentes tipos de “vibraciones menores” en nuestros cuerpos sutiles (etérico y emocional principalmente), de ahí que sea necesario tener un conocimiento bastante bueno sobre piedras para saber como usarlas y como aplicarlas adecuadamente, y que usar en cada caso y en que punto del cuerpo o del aura. Aun así, las piedras siempre te hablan, y siempre te llaman, y se ofrecen a trabajar contigo, e intuitivamente sabrás si las estás poniendo en el lugar correcto o si estás trabajando con la piedra correcta, siempre que seas capaz de hacer caso a “lo que te están diciendo”, energéticamente hablando. No compres nunca ningún mineral que no te haya elegido a ti, y que no sea uno que realmente te llama poderosamente la atención y resuena contigo, pues no será aquel compañero de trabajo que resuena y vibra contigo adecuadamente.
Por el contrario, si una piedra te llama tremendamente, no dudes en cogerla. Como siempre, la mejor confitura no está siempre en el bote grande, o algo así dicen, sino que piedras que a priori parecen pequeñas o “poca cosa” pueden tener un potencial impresionante, o aquellas que por el contrario aparentan mucho, por tamaño o colores, pueden no ser adecuadas para ti.
Yo personalmente tengo mi pequeña colección de piedras y minerales, las uso para hacer elixires, para armonizar, para meditar, para hacer auto sanación energética, y cada vez le veo mas potencial y me gusta mas su uso. Espero que mis cuarzos piensen lo mismo de mi .
David Topí,
www.davidtopi.com

jueves, 30 de enero de 2014

Maestros del tarot - SUEÑOS


¿Trabajas para la oscuridad o para la luz? - El Mundo De Neus

Puede sonar utópico, pero creo en un mundo diferente. La acción que tomo
es empezar por crear MI MUNDO diferente, donde la alegría, el placer y
el amor son la base. Comparto mi filosofía y mi vida contigo para
inspirarte a que crees tú también tu propia realidad. Bienvenidos a la
aventura de ser el creador de tu vida.

------------

En un
mundo dual, si existe la luz quiere decir que existe la oscuridad, por
lo tanto los malos y los buenos.... pero si todos pensamos que somos
buenos ¿quien trabaja para la oscuridad? Estas reflexiones forman parte
de el mundo que dejamos atrás, quizá llegó el momento de reconocer tu
labor en cualquiera de los bandos y pasarte al bando de la integración.

www.facebook.com/ElMundoDeNeus
www.ElMundoDeNeus.com
www.youtube.com/Neus769

miércoles, 29 de enero de 2014

Musica Para Meditar - Meditación Omsica

Clase 2: La Meditación: Escollos y aliados. Enseñanzas Magistrales, por ...

Clases semanales gratuitas de Yoga mental, impartidas por Ramiro Calle, maestro de Yoga.
CLASE 2: La Meditación: Escollos y aliados

http://www.mindalia.com - La Red Social de Ayuda a través del Pensamiento
Puedes escuchar este y otros audios en http://mindaliacomradio.ivoox.com


RESUMEN:
-Meditación de entrada y salida del aire
-Meditación de captar el punto de encuentro entre inhalación y exhalación
-Erradicación de los pensamientos en su raiz
Trataremos
de indagar y explorar todos los escollos que podamos encontrar en la
senda de la meditación, pero también de todos esos aliados, aquellos
factores de iluminación que nos servirán de gran apoyo. Ir poco a poco
consiguiendo ecuanimidad, es decir, firmeza de mente.

Cada
semana podrás escuchar o descargarte una de las clases de Ramiro Calle,
sobre diferentes temas. Una oportunidad única de acceder de manera
sencilla a la sabiduría y enseñanzas de Ramiro Calle.

Ramiro
Calle es pionero de la enseñanza del yoga en España, disciplina que
imparte desde hace más de 30 años en el centro de Yoga Y Orientalismo
"Shadak". Es el más importante escritor orientalista de este pais y uno
de los más importantes de toda Europa. Autor de numerosas obras, ha
estudiado en profundidad los efectos terapeuticos de las psicologias
orientales y de los aportes de la meditación al psicoanálisis, la
psicoterapia y la neurociencia.

http://www.mindalia.com - La Red Social de Ayuda a través del Pensamiento
Los videos de esta y otras conferencias de interés en http://www.youtube.com/mindaliacom
Puedes escuchar este y otros audios en http://mindaliacomradio.ivoox.com

martes, 28 de enero de 2014

EL DESDOBLAMIENTO DEL TIEMPO

Foto: EL DESDOBLAMIENTO DEL TIEMPO

A veces el tiempo se desdobla, es como si existiesen dos tiempos diferentes al mismo tiempo: un segundo en un tiempo consciente y miles de millones de segundos en otro tiempo imperceptible en el que se pueden hacer cosas cuya experiencia se traslada posteriormente al tiempo consciente. Es decir, en cada instante presente aparece un tiempo imperceptible en el cual se fabrica un futuro potencial, que memorizan y en su tiempo real lo realizan.

Se tiene la sensación de percibir un tiempo continuo. Sin embargo, tal como demuestran los diagnósticos por imágenes, en el cerebro se imprimen solamente imágenes intermitentes. Por eso, entre dos instantes perceptibles siempre hay un instante imperceptible.

Por ejemplo, en el cine sólo se ven 24 imágenes por segundo. La número 25 no se ve, es subliminal. En publicidad se ha utilizado ese tipo de imágenes para influir con éxito en el comportamiento de los seres humanos, lo que ha mostrado que lo subliminal es accesible a la memoria. El desdoblamiento del tiempo ha sido probado científicamente y la teoría ha dado justificaciones a escala de partículas y a escala de sistema solar.

El fenómeno del desdoblamiento del tiempo da como resultado una persona que vive en el tiempo real y en el cuántico, un tiempo imperceptible con varios estados potenciales: memoriza el mejor y se lo transmite al que vive en el tiempo real. Se podría decir que entre el yo consciente y el yo cuántico se da un intercambio de información que permite anticipar el presente a través de la memoria del futuro. En física se llama hiperincursión y es un fenómeno que está perfectamente demostrado.

Hoy se sabe que, si se tienen dos partículas desdobladas, ambas tienen la misma información al mismo tiempo, porque los intercambios de energía de información utilizan velocidades superiores a la velocidad de la luz.

Si se logra viajar a muy altas velocidades, un microsegundo se convierte en un día entero. Cuando se regresa, no se sabe si se ha salido, puesto que se ha estado ausente un microsegundo.

Existe otra propiedad conocida en física como la dualidad de la materia; es decir, una partícula es a la vez corpuscular (cuerpo) y ondulatoria (energía). Todos son a la vez cuerpo y energía, capaces de ir a buscar informaciones a velocidades ondulatorias.

En el sueño paradójico, cuando uno está más profundamente dormido y al máximo nivel de actividad cerebral, tiene lugar el intercambio entre el cuerpo energético y el corpuscular. Y es ese intercambio el que permite arreglar el futuro que han creado durante el día, lo que hace que al día siguiente su memoria esté transformada.

El intercambio se realiza a través del agua y los líquidos del cuerpo. Ese intercambio de información permanente es el que crea el instinto de supervivencia y desarrolla la intuición.

Por ejemplo, si se piensa en una catástrofe, ese potencial ya se inscribe en el futuro y puede ser sufrida. De manera que la conclusión es: "No hacer a los demás lo que no se desea que le hagan a uno." No es una ley moral ni filosófica, sino una ley física.

Es difícil controlar el pensamiento, pero justo antes de quedarse dormidos tenéis un minuto, y basta con que durante ese minuto controléis vuestro tiempo; esa es la manera de conectar con esa parte energética, llamémosla el doble, o cuerpos superiores, para pedirle/s una ayuda para la solución de vuestros problemas.

Pero eso sí, debéis dejar totalmente las riendas al otro; las noches están para eso, y no sólo permiten borrar potenciales no deseados, sino que también os guía los pensamientos del día siguiente.

Angel Luis Fernández.

www.a1radiotv.com
www.esdeihewe.com 
www.youtube.com/user/a1television

A veces el tiempo se desdobla, es como si existiesen dos tiempos diferentes al mismo tiempo: un segundo en un tiempo consciente y miles de millones de segundos en otro tiempo imperceptible en el que se pueden hacer cosas cuya experiencia se traslada posteriormente al tiempo consciente. Es decir, en cada instante presente aparece un tiempo imperceptible en el cual se fabrica un futuro potencial, que memorizan y en su tiempo real lo realizan.

Se tiene la sensación de percibir un tiempo continuo. Sin embargo, tal como demuestran los diagnósticos por imágenes, en el cerebro se imprimen solamente imágenes intermitentes. Por eso, entre dos instantes perceptibles siempre hay un instante imperceptible.

Por ejemplo, en el cine sólo se ven 24 imágenes por segundo. La número 25 no se ve, es subliminal. En publicidad se ha utilizado ese tipo de imágenes para influir con éxito en el comportamiento de los seres humanos, lo que ha mostrado que lo subliminal es accesible a la memoria. El desdoblamiento del tiempo ha sido probado científicamente y la teoría ha dado justificaciones a escala de partículas y a escala de sistema solar.

El fenómeno del desdoblamiento del tiempo da como resultado una persona que vive en el tiempo real y en el cuántico, un tiempo imperceptible con varios estados potenciales: memoriza el mejor y se lo transmite al que vive en el tiempo real. Se podría decir que entre el yo consciente y el yo cuántico se da un intercambio de información que permite anticipar el presente a través de la memoria del futuro. En física se llama hiperincursión y es un fenómeno que está perfectamente demostrado.

Hoy se sabe que, si se tienen dos partículas desdobladas, ambas tienen la misma información al mismo tiempo, porque los intercambios de energía de información utilizan velocidades superiores a la velocidad de la luz.

Si se logra viajar a muy altas velocidades, un microsegundo se convierte en un día entero. Cuando se regresa, no se sabe si se ha salido, puesto que se ha estado ausente un microsegundo.

Existe otra propiedad conocida en física como la dualidad de la materia; es decir, una partícula es a la vez corpuscular (cuerpo) y ondulatoria (energía). Todos son a la vez cuerpo y energía, capaces de ir a buscar informaciones a velocidades ondulatorias.

En el sueño paradójico, cuando uno está más profundamente dormido y al máximo nivel de actividad cerebral, tiene lugar el intercambio entre el cuerpo energético y el corpuscular. Y es ese intercambio el que permite arreglar el futuro que han creado durante el día, lo que hace que al día siguiente su memoria esté transformada.

El intercambio se realiza a través del agua y los líquidos del cuerpo. Ese intercambio de información permanente es el que crea el instinto de supervivencia y desarrolla la intuición.

Por ejemplo, si se piensa en una catástrofe, ese potencial ya se inscribe en el futuro y puede ser sufrida. De manera que la conclusión es: "No hacer a los demás lo que no se desea que le hagan a uno." No es una ley moral ni filosófica, sino una ley física.

Es difícil controlar el pensamiento, pero justo antes de quedarse dormidos tenéis un minuto, y basta con que durante ese minuto controléis vuestro tiempo; esa es la manera de conectar con esa parte energética, llamémosla el doble, o cuerpos superiores, para pedirle/s una ayuda para la solución de vuestros problemas.

Pero eso sí, debéis dejar totalmente las riendas al otro; las noches están para eso, y no sólo permiten borrar potenciales no deseados, sino que también os guía los pensamientos del día siguiente.

Angel Luis Fernández.

www.a1radiotv.com
www.esdeihewe.com
www.youtube.com/user/a1television

Clase 1: La Meditación. Enseñanzas Magistrales, por Ramiro Calle. Yoga M...



http://www.mindalia.com - La Red Social de Ayuda a través del Pensamiento
Puedes escuchar este y otros audios en http://mindaliacomradio.ivoox.com

Clases semanales gratuitas de Yoga mental, impartidas por Ramiro Calle, maestro de Yoga.
CLASE 1: La Meditación

Cada
semana podrás escuchar o descargarte una de las clases de Ramiro Calle,
sobre diferentes temas. Una oportunidad única de acceder de manera
sencilla a la sabiduría y enseñanzas de Ramiro Calle.

Ramiro
Calle es pionero de la enseñanza del yoga en España, disciplina que
imparte desde hace más de 30 años en el centro de Yoga Y Orientalismo
"Shadak". Es el más importante escritor orientalista de este pais y uno
de los más importantes de toda Europa. Autor de numerosas obras, ha
estudiado en profundidad los efectos terapeuticos de las psicologias
orientales y de los aportes de la meditación al psicoanálisis, la
psicoterapia y la neurociencia.

http://www.mindalia.com - La Red Social de Ayuda a través del Pensamiento
Los videos de esta y otras conferencias de interés en http://www.youtube.com/mindaliacom
Puedes escuchar este y otros audios en http://mindaliacomradio.ivoox.com

lunes, 27 de enero de 2014

El Yo, arquetipo de la Individuación.

 FUENTE http://alcione.cl/
El Yo imprime su globalidad sobre nuestra vida psicológica a medida que nos
desarrollamos. Se nos muestra como la imagen psicológica de lo divino. Y como tal, tiene algo de las cualidades de una finalidad trascendente, como un blanco móvil hacia el cual viajamos.
Nuestros primeros atisbos del Yo nos llegan envueltos en despliegues generales de energía psicológica más que como acontecimientos o imágenes que podamos identificar concretamente con el Yo. Los primeros atisbos que Carl Jung tuvo del Yo le hicieron reducir los signos de su presencia a libido. Más tarde, la experiencia clínica y la necesidad teórica le forzaron a proponer un arquetipo del Yo distinto de los despliegues generales de energía psicológica. A través de las décadas sus escritos parecen atravesar un proceso de individuación, a medida que él describe el Yo cada vez más como el organizador de los otros arquetipos y de las vidas personales en los casos que estudiaba. Como nosotros, al principio no pudo distinguir entre la inmersión inconsciente del niño en la unidad del Yo y el encuentro consciente del adulto maduro con los símbolos del Yo.
El Yo no puede ser reducido a la consciencia infantil. En realidad debería ser entendido como lo que nos contenía en nuestros orígenes. Como círculo o esfera, aguas primordiales o jardín del Eden, el Yo nos rodeaba e inspiraba. Cuando somos uno con nuestro inconsciente, con nuestro cuerpo, nuestros padres y madres y el universo, nuestro sentido temporal nos da un conocimiento íntimo del tipo de tiempo en el que habita el Yo. A este tiempo lo denomino tiempo eónico para distinguirlo de la noción religiosa de la eternidad de Dios y del tiempo secular de los relojes. El tiempo eónico se parece al tiempo de la visión mística, de la inspiración artística, los sueños, los cuentos de hadas y los mitos que empiezan con Érase una vez. Se parece al sentido temporal que rodea las coincidencias significativas y las experiencias del sistema nervioso parasimpático tales como una elevada sexualidad. Cuando recordamos la unidad inconsciente del mundo y nuestras psiques en el tiempo eónico de los orígenes, recordamos una experiencia de la presencia del Yo sin diferenciación consciente. Nuestra primera unidad es inconsciente. No se ha movido desde el Uno al Dos y a los Muchos, no ha atravesado lo que los chinos llaman las diez mil cosas.
En ocasiones Jung señala la relación recíproca del Yo y la consciencia, pero a menudo subraya el papel subordinado de la consciencia personal que él denominó ego:
El término Yo me pareció adecuado para este sustrato inconsciente, cuyo exponente en la consciencia es el ego. El ego es respecto al Yo como lo movido al motor, o como el objeto al sujeto, pues los factores determinantes que irradian del Yo rodean al ego en todas partes, subordinándolo…. No soy el creador de mí mismo, más bien me ocurro a mí mismo.
Tanto si el Yo se relaciona con la personalidad como un igual recíproco o como un contenedor superior, ocurre una sucesión de paradojas de lo más difícil: el Yo a la vez contiene y es el contenido de la persona completa; el Yo es a la vez aquello de lo que venimos y aquello que anhelamos; el Yo incluye el ego, pero el Yo el y el ego pueden dialogar como representantes del conjunto de la persona y de la más limitada personalidad consciente; el Yo está oculto pero ama ser descubierto; el Yo tiene un valor supremo, como una valiosa perla psicológica, pero se halla en medio de la vida ordinaria, en la paja y el estiércol, como decían los alquimistas. Todos los arquetipos tienen esta doble naturaleza, y para este arquetipo que afecta a todos los demás, esta doble naturaleza llega a extremos paradójicos. En realidad, el Yo contiene polaridades personales y transpersonales como bien y mal, femenino y masculino, punto y círculo, armonía y disonancia, orden y caos, complejidad y simplicidad.
Sin embargo sería erróneo derivar de aquí una especie de filosofía pseudo-oriental. El término alemán Selbstverwirklung, que Jung emplea en el sentido de autorrealización sugiere la presencia de una trayectoria de movimiento activo, creativo y urgente, no un diluirse en una conciencia difusa. En contraste con las descripciones orientales del desarrollo psicológico, la descripción junguiana del movimiento de la personalidad hacia el Yo no acaba en la disolución o desaparición del ego.
La crítica que hace la literatura espiritual del ego cargado de deseos contrasta con la valoración del ego psicológico que hace la psicología moderna. Jung emplea el ego (das Ich) para sugerir un receptor de experiencia consciente contrapuesto y compensado por el inconsciente. Sin el ego psicológico no hay nadie pensado por el inconsciente. Sin el ego psicológico no hay nadie que pueda vivir la vida o experimentar el Yo. El ego de Jung es uno entre muchos complejos a los que acontecen sentimientos y pensamientos. Se hace la ilusión de originar sentimientos y pensamientos, y la ilusión de estar en el centro, hasta que el Yo lo destrona durante el proceso de individuación.
La individuación, como el nombre sugiere, significa ponernos de acuerdo con nuestra verdadera naturaleza. La individuación desafía al ego a entrar en una condición desconocida en vez de permanecer cautivo de lo habitual y familiar. Una vida personal en la que no se introduce el Yo como factor transpersonal corre el riesgo de estancarse. Si el Yo desafía nuestra vida personal con la individuación, generalmente tenemos al principio una sensación de incomodidad y de pérdida. Este proceso requiere una considerable ampliación de nuestra personalidad. Nuestra vida personal empieza a ser cada vez más regida por un centro de gravedad y una organización que incluye realidades transpersonales e inconscientes. Incluso cuando queda establecida la regencia del Yo, sus formas de regir nuestra vida personal cambian a medida que seguimos el proceso de individuación.
Podemos ver cómo la regencia del Yo empieza en nuestras vidas examinando desde el trono del ego las formas que tiene el Yo de ejercer poder, relacionarse y afirmar su importancia.
Nuestro poder sobre la gente, la naturaleza y las cosas nos acostumbra a una ilusión de control. Cuando este control aparente falla cuando nuestros hijos se hacen más independientes y nos desafían, cuando un jardín que habíamos plantado se congela, cuando se estropea nuestro coche o cuando muere alguien con quién contábamos – nuestro inadecuado sentido de identidad orientada al control falla también. En casos extremos nos sentimos como si estuviéramos muriendo, impotentes o carentes de importancia. El Yo puede incluso empujar al fracaso identidades de control particularmente grandiosas o engreídas, como ocurrió con Edipo y el rey Lear, como si el Yo quisiera ponernos en un estado adecuadamente rendido y receptivo. A veces el Yo hace su aparición sólo cuando hemos sido llevados a la desesperación.
Cuando consideramos que las relaciones pueden brindar el valor y significado último de nuestras vidas, estamos practicando una forma de idolatría. El Yo tiende a romper esta idolatría por varios caminos, incluyendo el hacer que nos demos cuenta de que la otra persona no encaja en nuestra imagen del alma más íntima y última. Jung utilizó los nombres de ánima y animus arquetipos de los opuestos inconscientes más prominentes aprovechando términos latinos para alma. En personas heterosexuales y algunas de las que prefieren el mismo sexo, estas imágenes anímicas del sexo opuesto en el interior del inconsciente son proyectadas sobre otra persona. Estas proyecciones contienen parte de la fuerza psicológica que posteriormente fluye hacia el Yo.
Además, el Yo apoya una unión de opuestos interiormente reconciliados. Mientras buscamos por el mundo este opuesto de nuestro interior, podemos obtener de lo que vive en nosotros sanación y conocimiento, pero no conseguiremos virar nuestra búsqueda hacia el interior. Estas imágenes, cuando se proyectan sobre otra persona en una relación, aportan posibilidades instintivas, sexuales, eróticas, afiliativas y espirituales. Algunas personas parecen descubrir su opuesto interior a través de la relación, mientras que otras deben abandonar niveles idolátricos de relación y girar directamente hacia el interior. A la larga el Yo exige nuevas formas de estar en relación basadas en un mayor contacto interior con el opuesto.
Cuando permitimos que el Yo fluya sobre nuestras antiguas formas de relacionarnos, estamos modificando las proyecciones a fin de madurar. Podemos escalar lo que Platón denomina la escalera del amor siguiendo nuestro anhelo del Yo, originalmente mal situado en una relación personal. Primero nos introducimos en la atracción física, luego en el amor por otra alma, y finalmente, a través de la educación en el amor, regresamos al hogar, a la realidad de nuestra propia alma. En contraste con el madurar a través de la relación, también podemos retirar nuestra proyección con un esfuerzo que incremente nuestra consciencia. Las imágenes cargadas que hemos proyectado no encajan con el ser humano en ningún caso, y la fase de luna de miel se acaba, en relaciones románticas e incluso en la amistad. Como una versión adulta del movimiento del niño hacia un aumento de la dependencia o bien un aumento de la autonomía, nos rendimos o crecemos.
La regencia del Yo, hacia la cual la individuación hace girar gradualmente nuestra consciencia, busca desarrollar nuestra maduración minando las viejas formas de usar el poder y de relacionarnos. El Yo actúa detrás de nuestro poder; nos aporta modelos, armonizándonos adecuadamente con la naturaleza del cosmos y buscando encarnar una verdad paradójica de opuestos reconciliados. Y el Yo actúa tras nuestro anhelo de relaciones, pues contiene potencialmente el matrimonio interior.
Pero la tercera rendición a la regencia del Yo tiene que ver con el sacrificio de todo lo que habíamos pensando que éramos. El Yo se mueve desde la periferia de nuestra vida psicológica hacia el centro. Un gurú me dijo que cuando se cierran los huesos del cráneo de un bebé, Dios no puede entrar, y por eso el ego cree ser Dios. En la mayoría de los casos el Yo empieza a centrarnos y a individuarnos, tanto en el ámbito consciente como en el inconsciente, hacia la mitad de la vida. La formación de nuestra personalidad y el empleo de nuestra energía psicológica para desarrollar nuestras vidas a través de aptitudes, trabajo y relaciones, limita nuestro acceso al inconsciente y a su influencia creativa y espiritual. El Yo se convierte en centro de la psique consciente e inconsciente, y los demás arquetipos, como el animus y el ánima, se subordinan al él. Pero el Yo desempeña también otros papeles. Como testigo, el Yo observa cómo nuestra personalidad atraviesa e integra experiencias, como los dos pájaros en este pasaje de la Manduka Upanishad: Dos pájaros, compañeros siempre unidos, se posan en el árbol de la mismidad. De los dos, uno come el dulce fruto y el otro observa sin comer. El Yo es el árbol y es a la vez el pájaro que observa las experiencias de nuestra personalidad.
Nuestras personalidades a veces inician el proceso de individuación sin que estemos suficientemente conectados con el cuerpo y con la tierra ni suficientemente comprometidos con nuestras vidas. Jung relata el caso de una mujer que experimenta pasivamente la individuación como quien contempla paisajes campestres desde un tren expreso. De esta mujer dice:
La individuación sólo puede tener lugar si primero regresas al cuerpo, a tu tierra; sólo entonces puede hacerse real… Ella debe volver a la tierra, a su cuerpo, a su individualidad y separación; de otro modo estará en el río de la vida, será todo el río, y nada habrá sucedido porque nadie se habrá dado cuenta….. La individuación sólo puede ocurrir cuando nos damos cuenta de ella, cuando hay alguien ahí que le presta atención; de otro modo es la eterna melodía del viento en el desierto.
A veces el Yo parece un destructor de nuestras identidades acostumbradas. Pero visto a través de la lente de sus propósitos, actúa para que nuestro compromiso sea más completo. Los alquimistas decían que su trabajo transformador requería el conjunto de la persona, y el Yo exige lo mismo. Generalmente esta exigencia recae sobre todo en nuestros aspectos menos desarrollados, nuestras conexiones más débiles, que habíamos ignorado durante la primera mitad de nuestras vidas.
Jung subraya que el Yo puede representar a Dios en nuestra psique, es la imagen psicológica de Dios en nuestra psique. Pero señala que empíricamente, en contraste con la creencia,
Somos incapaces de distinguir si estas imágenes emanan de Dios o del inconsciente. No podemos decir si Dios y el inconsciente son dos entidades diferentes… Pero en el inconsciente hay un arquetipo de plenitud que se manifiesta espontáneamente en sueños, etc. y una tendencia, independiente de la voluntad consciente, a relacionar otros arquetipos con este centro.
En los textos de Jung, las experiencias de Dios registradas en las escrituras y en los testimonios de los místicos son tratadas como hechos psicológicos más que como realidades conocidas religiosamente. Especialmente en el ensayo de Jung Respuesta a Job, la imagen psicológica de Dios en la mente occidental parece ser una fuente de individuación. Concretamente, Jung ve que la imagen psicológica de Dios en la mente occidental está desarrollándose hacia una inclusión de cualidades oscuras y femeninas. Para Jung la naturaleza del Yo en la psique humana corresponde a una imagen de Dios que incluye los aspectos reprimidos y suprimidos de la civilización occidental en una unión de opuestos reconciliados, una plenitud que está más allá de un Dios bueno o una Trinidad masculina. A Murray Stein casi le parece como si Jung estuviera analizando a la cristiandad.
Aunque el Yo amplia nuestra personalidad, a menudo haciendo que desarrolle funciones y actitudes menos desarrolladas, y aunque el Yo rodea a la personalidad por todos lados a fin de acoger tanto la vida consciente como la inconsciente en una totalidad mayor, experimentamos el Yo como si habitara en el inconsciente. Como alguien de dos millones de años, el Yo es generalmente no verbal y se expresa a través de imágenes, sonidos y sentimientos. También puede guiarnos a través de nuestras experiencias en el mundo exterior, empujando a su realización y compensando nuestros unilaterales puntos de vista conscientes. Cuando dejamos de dibujar imágenes, de hablar y de pretender que el ego origina sentimientos, podemos ver sus imágenes, oír su sonido y su música, y participar en sentimientos que procedan de más allá de nuestros limitados conocimientos conscientes.
Cuando empieza la individuación, nuestra personalidad y nuestra vida inconsciente atraviesan una reorganización. El Yo empieza a ejercer influencia sobre energías inconscientes personales y colectivas. A medida que se reorganiza, la vida inconsciente se expresa a sí misma y al transformado papel del Yo, a través de símbolos. Los símbolos apuntan más allá de sí mismos, y su significado nunca sucumbe del todo a las formulaciones racionales. Suelen tener numerosas capas de significado y trayectorias de desarrollo. Experimentamos los símbolos en sueños y visiones, y debemos llevar a ellos nuestra aportación, es decir, nuestro lado consciente del diálogo con el inconsciente y con el Yo, a través del inconsciente. Juntas, las mitades consciente e inconsciente de la moneda restauran una totalidad rota. Cuando se mueve nuestra orientación consciente, también lo hace la inconsciente. El Yo parece moverse respondiendo a nuestro movimiento, aunque a menudo es el Yo el que genera nuestro movimiento consciente.
Nuestra tendencia a convertir realidades dinámicas como el Yo en cosas inmóviles o en mobiliario mental e incorpóreo, refleja nuestras inmovilizadas imágenes de las realidades espirituales y psicológicas. Pero en todas estas realidades van juntos el hacer y el ser. Como preguntaba W.B. Yeats, Cómo podemos distinguir al danzador de la danza?. La incesante actividad del Yo en el desarrollo de nuestra consciencia implica que los lugares de descanso son sólo premios de consolación. Un proverbio budista aconseja: Cuando alcances la cumbre de la montaña, continúa ascendiendo.
Nuestros atisbos del Yo parecen revelar algo estático, pero pronto se convierten en una realidad móvil y compleja en cuanto adoptamos una visión más amplia, observando secuencias de sueños, años de trabajos alquímicos y el diálogo de la vida consciente e inconsciente durante más de una década, como si pudiéramos discernir una especie de equivalente psicológico de los movimientos glaciales. Arthur Schopenhauer habló de cómo nuestras vidas pueden parecer como si hubieran sido planeadas, aunque aparentes obstáculos e interrupciones hayan quebrantado nuestras intenciones conscientes. Sólo una mirada retrospectiva sobre nuestras vidas, en busca de la influencia formadora de estas intenciones profundas, puede mostrarnos que nuestra personalidad ha crecido siguiendo el plan que el Yo tenía para nuestras vidas.
El Yo da expresión y forma simbólicas a su actividad constante y a su efecto estructurador sobre nuestra vida: en sueños, en obras de arte, en integraciones de lo espiritual en nuestra vida personal, y en secuencias como aquellas estudiadas por Jung en las que la vida transpersonal e inconsciente era proyectada sobre la materia por los alquimistas. Pero incluso estas profundas comunicaciones simbólicas nos llegan como cuadros inmóviles y descripciones verbales de un instante del Yo. A través de su discreto acaecer, pueden oscurecer la realidad continua del Yo. Y como el Yo actúa como nuestra individualidad implícita, las imágenes que de él nos hacemos como algo separado y distinto de nosotros son parcialmente falsas. Si consideramos que nuestras personalidades expresan de un modo limitado lo que las origina, contiene, guía y actúa para ellas como símbolo de maduración llegaremos a comprendernos como una identidad operativa la personalidad y una identidad cósmica el alma.
Qué ventajas prácticas puede brindarnos esta relación con el Yo perturbadora, arriesgada y llena de cambios a medida que nos volvemos más individuales? El filósofo John Stuart Mill estaba articulando uno de los valores sociales del hacerse más individual cuando escribió: No es reduciendo a la uniformidad todo lo que tienen de individual, sino cultivándolo y llevándolo adelante, dentro de los límites impuestos por los derechos e intereses de otros, como los seres humanos se convierten en un bello y noble objeto de contemplación… pudiendo por tanto ser más valiosos para los demás.
Mill no estaba pensando en la relación con la vida inconsciente que implica el establecer un contacto subordinado con el Yo; entendía individualidad como el desarrollo del potencial humano que hace avanzar al conjunto de la humanidad. Ello encaja con la intuición esencial de Jung. Pero en su obra Mill también anticipa la fricción social que se produce cuando la gente se vuelve más individual, pues dejan de armonizarse de un modo tan adaptativo a las instituciones, comunidades, familias y las reglas implícitas del matrimonio. Sostiene que todas las sociedades se empobrecen cuando no permiten el desarrollo individual. Los verdaderos individuos estorban a los tiranos. La genuina autonomía o ley para uno mismo significa que los métodos sociales de control se hacen menos tensos. El ego deseoso oye rumores de esta autonomía aparentemente libre, y en nombre del Yo puede racionalizar el libertinaje a través de una pretensión oportunista de individuarse. Superficialmente, lo que surge de obedecer a la consciencia cuando el Yo se pone a la vista puede parecer libertinaje. Como lo expresa una canción de Bob Dylan: Para vivir fuera de la ley has de ser honrado. Una y otra vez, Jung subraya las arduas responsabilidades éticas con las que nos encontramos cuando escapamos de las normas colectivas como resultado del compromiso del Yo.
Nuestra personalidad nunca tendrá la estatura, la existencia global y eónica o la sabiduría del desarrollo orientado hacia el futuro que tiene el Yo. Sea cual sea la magnitud de nuestro viaje hacia el blanco móvil del Yo, siempre estaremos a mitad de camino entre piedra y ángel, entre las agobiantes luchas cotidianas y el cosmos. Afortunadamente para nuestra identidad personal, cuando nos volvemos engreídos, o inflacionados como dice Jung, a causa del Yo, la vida suele quitarnos los humos de encima. Cualquier arquetipo inconsciente puede inflacionar nuestra personalidad pero, cuando lo hace el arquetipo del Yo, surgen formas específicas de orgullo espiritual. Somos arrastrados a temporadas llenas de hechizo debido a actitudes sobrehumanas de inferioridad o superioridad; debido a una particular ceguera respecto a nuestros límites corporales, emocionales, intelectuales o espirituales, o a una mala aplicación de cualidades como las que proceden de un corazón que ama oceánicamente y borra las fronteras personales. Regresamos a nosotros mismos sabiendo lo ordinario que somos. Lo que Jung llama la función compensatoria del inconsciente actúa como un amigo sabio y sobrio, aunque a nuestra personalidad inflacionada le parezca un aguafiestas.
El significado original de pecado, en griego remite a fallar el blanco. Jung considera que el término griego para arrepentimiento significa hacerse más consciente. Cuando no apuntamos con acierto al blanco del Yo, puede significar que nuestra consciencia, madurez y visión necesitan ser revisadas desde sus fundamentos. La inflación que nos aleja de nuestro objetivo también nos lleva a imaginar que ya damos de lleno en el blanco. Un diálogo en busca de la verdad con el inconsciente tiene el valor estratégico de corregir ese autoengaño. La humildad surge de hacernos más conscientes de nuestros límites y de la guía del Yo, y esta humildad no puede ser exagerada. Hace que nuestra personalidad se vuelva receptiva y pobre de espíritu. Dado que nuestra personalidad no posee el Yo, sólo lo que Jung denomina una actitud religiosa puede relajar nuestra certeza arrogante y dar la vuelta a la situación. Jung compara el Yo con el Tao chino, del que no podemos apropiarnos ni siquiera con palabras o conceptos.
Jung emplea el movimiento serpenteante, en vez de la línea recta entre nuestra personalidad y el Yo, para aludir a una característica esencial del proceso de individuación y al simultáneo redondeamiento de nuestra personalidad. Este redondeamiento dice Jung – puede ser la finalidad de toda la psicoterapia que pretende ser algo más que una mera cura de síntomas.
El dolor y el peligro del proceso de individuación sólo son igualados por su sentida necesidad. Obtener algo significa sacrificio. Jung escribe: Todo desarrollo superior de la consciencia es tremendamente peligroso. Generalmente nos inclinamos a pensar que desarrollarse hacia una condición superior es ideal y muy deseable, pero olvidamos que es peligroso, porque el desarrollo suele significar sacrificios.
Las metáforas espaciales para describir el Yo y la ampliación de la personalidad durante el proceso de individuación (lo que Jung denomina la envergadura de la integración dirigiéndose hacia el Yo) incluyen el descenso tanto como el ascenso, círculos y esferas elaborados y ampliados, movimientos en espiral y el equivalente espacial de la música de Bach. Significa una plenitud omniabarcante más que una perfección puntual.
La simplicidad a la que llega nuestra personalidad cuando el Yo ha sido un blanco móvil para nuestro desarrollo, no procede de una amputación procusteana (el lecho de Procusto) de los aspectos inconvenientes o inaceptables de lo que somos. En realidad parece proceder de la tarea bella y terrible de aceptarnos a nosotros mismos, y de un movimiento que integra y acepta la diversidad de las diez mil cosas gracias a una sensación del Tao que habita en ellas.
En esta simplicidad, lo que es conocido, lo que es desconocido y lo que conoce continúan su movimiento de despliegue, en mejor sintonía con nuestra naturaleza esencial.
David De Bus
    

Todo surge de la misma Fuente.

Foto: Os encontráis en el medio de una vasta evolución, con seres de muchos grados aún por debajo de vosotros, inferiores a vosotros en el punto de conciencia e inteligencia, pero también muchos otros seres por encima de vosotros, mucho más grandiosos, evolucionados y perfeccionados, todos ellos han surgido de una Fuente común; todos aparentemente difieren, sin embargo existe en todos ellos el mismo poder de percibir, conocer, aprender y es importante que conozcáis la razón de las diferencias entre esos distintos tipos de seres y entre vuestras propias limitaciones.

Todo el conocimiento yace en la Fuente común de la cual sois una parte y expresión y es contenido por ella; esa base común no es un Ser supremo, porque “Ser” significa finitud y limitación, y mas bien debéis pensar en el concepto de “continente” y “contenido” integrado, de manera que nada escape a su esfera de actuación, influencia y manifestación.

Curiosamente la búsqueda del conocimiento es casi universalmente una búsqueda de algo exterior; buscáis información e instrucción, en los pensamientos de otros seres humanos, en las ideas de otros pueblos, pero eso no es conocimiento en absoluto, el único conocimiento que podéis tener es aquel que os ganéis por vosotros mismos, y dentro de vosotros mismos, como experiencia real.


Los hechos externos y la información nunca pueden daros entendimiento alguno de las partes más elevadas, más divinas de vuestra naturaleza. No hay entendimiento, no hay explicación, de los misterios de vuestra propia existencia, sobre la base de una única vida, tenéis que ir más allá para daros cuenta de lo que significa la evolución. La evolución significa desplegarse del interior al exterior; esa es la forma en la que crecen todos los seres, físicamente, intelectualmente, espiritualmente.

Los seres inferiores a vosotros se están desplegando, poseen almas embrionarias que aún no han llegado a la etapa humana de autoconsciencia y auto-realización, pero están en camino a donde ya estáis vosotros. Lo mismo sucede con todos los seres superiores a vosotros, ya han pasado a través de etapas similares a las vuestras.
Su esencia interior es ilimitable, infinita, de igual modo su poder de despliegue y expresión, porque son inmortales.

Vuestro ser presente aquí, en evolución, es la expresión de que nadie ha alcanzado su etapa presente salvo a través de etapas previas.

Angel Luis Fernández.

www.a1radiotv.com
www.esdeihewe.com 
www.youtube.com/user/a1television
Os encontráis en el medio de una vasta evolución, con seres de muchos grados aún por debajo de vosotros, inferiores a vosotros en el punto de conciencia e inteligencia, pero también muchos otros seres por encima de vosotros, mucho más grandiosos, evolucionados y perfeccionados, todos ellos han surgido de una Fuente común; todos aparentemente difieren, sin embargo existe en todos ellos el mismo poder de percibir, conocer, aprender y es importante que conozcáis la razón de las diferencias entre esos distintos tipos de seres y entre vuestras propias limitaciones.

Todo el conocimiento yace en la Fuente común de la cual sois una parte y expresión y es contenido por ella; esa base común no es un Ser supremo, porque “Ser” significa finitud y limitación, y mas bien debéis pensar en el concepto de “continente” y “contenido” integrado, de manera que nada escape a su esfera de actuación, influencia y manifestación.

Curiosamente la búsqueda del conocimiento es casi universalmente una búsqueda de algo exterior; buscáis información e instrucción, en los pensamientos de otros seres humanos, en las ideas de otros pueblos, pero eso no es conocimiento en absoluto, el único conocimiento que podéis tener es aquel que os ganéis por vosotros mismos, y dentro de vosotros mismos, como experiencia real.


Los hechos externos y la información nunca pueden daros entendimiento alguno de las partes más elevadas, más divinas de vuestra naturaleza. No hay entendimiento, no hay explicación, de los misterios de vuestra propia existencia, sobre la base de una única vida, tenéis que ir más allá para daros cuenta de lo que significa la evolución. La evolución significa desplegarse del interior al exterior; esa es la forma en la que crecen todos los seres, físicamente, intelectualmente, espiritualmente.

Los seres inferiores a vosotros se están desplegando, poseen almas embrionarias que aún no han llegado a la etapa humana de autoconsciencia y auto-realización, pero están en camino a donde ya estáis vosotros. Lo mismo sucede con todos los seres superiores a vosotros, ya han pasado a través de etapas similares a las vuestras.
Su esencia interior es ilimitable, infinita, de igual modo su poder de despliegue y expresión, porque son inmortales.

Vuestro ser presente aquí, en evolución, es la expresión de que nadie ha alcanzado su etapa presente salvo a través de etapas previas.

Angel Luis Fernández.

www.a1radiotv.com
www.esdeihewe.com
www.youtube.com/user/a1television

domingo, 26 de enero de 2014

El amor - Paramahansa Yogananda

El Pasado. Eckhart Tolle


Foto: El pasado me sirve de poco y rara vez pienso en él; sin embargo, me gustaría contarles  brevemente cómo llegué a ser un maestro espiritual y cómo nació este libro. 
Hasta los treinta años, viví en un estado de ansiedad casi continua, salpicada con periodos de depresión suicida. Ahora lo siento como si estuviera hablando de una vida pasada o de la vida de alguien diferente. 
Una noche, no mucho después de cumplir veintinueve años, me desperté de madrugada  con un sentimiento de absoluto terror. Había despertado con ese sentimiento muchas veces antes, pero esta vez era más intenso que nunca. El silencio de la noche, los 
contornos vagos de los muebles en la habitación oscura, el ruido distante de un tren,  todo parecía tan ajeno, tan hostil y tan absolutamente sin sentido que creó en mí un profundo aborrecimiento del mundo. Lo más odioso de todo, sin embargo, era mi propia existencia. ¿Qué sentido tenía continuar viviendo con esta carga de desdicha? ¿Por qué seguir con esta lucha continua? Podía sentir un profundo anhelo de aniquilación, de inexistencia, que se estaba volviendo mucho más fuerte que el deseo instintivo de continuar viviendo. 
"No puedo seguir viviendo conmigo mismo". Este era el pensamiento que se repetía continuamente en mi mente. Entonces súbitamente me hice consciente de cuán peculiar era este pensamiento. "¿Soy uno o dos? Si no puedo vivir conmigo mismo, debe haber dos: el 'yo' y el 'mí mismo' con el que 'yo' no puedo vivir". "Quizá", pensé, "sólo uno de los dos es real". 
Esta extraña revelación me aturdió tanto que mi mente se detuvo. Estaba completamente consciente, pero no había más pensamientos. Después me sentí arrastrado hacia lo que parecía un vórtice de energía. Al principio era un movimiento 
lento y después se aceleró. Me sobrecogió un intenso temor y mi cuerpo empezó a temblar. Oí las palabras "no te resistas a nada" como si fueran pronunciadas dentro de mi pecho. Sentía como si me arrastrara a un vacío. Sentía que el vacío estaba dentro de 
mí en lugar de afuera. De repente, ya no sentí más miedo y me dejé caer en aquel vacío. No recuerdo lo que pasó después. 
Me despertó el canto de un pájaro en la ventana. Nunca había oído un sonido así antes. Mis ojos aún estaban cerrados y vi la imagen de un diamante precioso. Sí, si un diamante pudiera producir un sonido, sería así. Abrí mis ojos. La primera luz del amanecer se filtraba por las cortinas. Sin ningún pensamiento, sentía, sabía que hay mucho más en la luz que aquello de lo que nos damos cuenta. Aquella suave luminosidad filtrándose a través de las cortinas era el amor mismo. Mis ojos se llenaron de lágrimas. Me levanté y caminé por la habitación. La reconocía y sin embargo sabía 
que antes no la había visto verdaderamente. Todo era fresco y prístino, como si acabara de nacer. Tomé cosas, un lápiz, una botella vacía, maravillándome ante la belleza y la 
vividez de todo. 
Aquel día caminé por la ciudad en total asombro por el milagro de la vida sobre la tierra, como si acabara de nacer a este mundo. 
En los cinco meses siguientes viví en un profundo estado de paz y embelesamiento ininterrumpidos. Después esta condición disminuyó algo en intensidad o quizá me pareció porque se volvió mi estado natural. Podía funcionar todavía en el mundo, 
aunque me daba cuenta de que nada de lo que hiciera podría añadir algo a lo que ya tenía. 
Sabía, por supuesto, que algo profundamente significativo me había ocurrido, pero no lo entendía en absoluto. Solamente varios años después, luego de haber leído textos espirituales y de haber pasado tiempo con maestros, me di cuenta de que lo que todo el 
mundo buscaba ya me había ocurrido a mí. Comprendí que la intensa presión del sufrimiento aquella noche debió haber forzado a mi conciencia a retirarse de su identificación con aquel ser infeliz y profundamente temeroso, identificación que es en últimas una ficción de la mente. Esta retirada debió ser tan completa que este ser sufriente y falso se derrumbó inmediatamente, como cuando se le quita el tapón a un juguete inflable. Lo que quedó después fue mi verdadera naturaleza como el eterno presente que Yo soy: la conciencia en su estado puro, anterior a la identificación con la 
forma. Más tarde, aprendí también a entrar en ese reino interior, ajeno al tiempo y a la muerte que había percibido originalmente como un vacío y a permanecer completamente consciente. Viví en estados de arrobamiento y santidad tan indescriptibles que incluso la experiencia original que acabo de describir palidece en comparación. Llegó un momento en el que, por un tiempo, no quedó nada de mí en el plano físico. No tenía relaciones, ni empleo, ni hogar, ni identidad socialmente definida. Pasé casi dos años sentado en los bancos de los parques en un estado de intenso gozo.
Pero incluso las experiencias más bellas vienen y se van. Más fundamental, quizá, que cualquier experiencia, es la corriente subterránea de paz que no me ha abandonado desde entonces. A veces es muy fuerte, casi palpable, y los demás la pueden sentir también. En otras ocasiones, está en alguna parte en el fondo, como una melodía distante. 
Después, la gente venía ocasionalmente a mí y me decía: "Quiero lo que usted tiene. ¿Puede dármelo o mostrarme cómo lograrlo?" Y yo decía: "Usted ya lo tiene. Sólo que no puede sentirlo porque su mente hace demasiado ruido". Esta respuesta creció después 
hasta convertirse en el libro que usted tiene en sus manos. 
Sin darme cuenta, tenía una identidad externa de nuevo. Me había convertido en un maestro espiritual. 


Eckhart tolle.
El pasado me sirve de poco y rara vez pienso en él; sin embargo, me gustaría contarles brevemente cómo llegué a ser un maestro espiritual y cómo nació este libro.
Hasta los treinta años, viví en un estado de ansiedad casi continua, salpicada con periodos de depresión suicida. Ahora lo siento como si estuviera hablando de una vida pasada o de la vida de alguien diferente.
Una noche, no mucho después de cumplir veintinueve años, me desperté de madrugada con un sentimiento de absoluto terror. Había despertado con ese sentimiento muchas veces antes, pero esta vez era más intenso que nunca. El silencio de la noche, los
contornos vagos de los muebles en la habitación oscura, el ruido distante de un tren, todo parecía tan ajeno, tan hostil y tan absolutamente sin sentido que creó en mí un profundo aborrecimiento del mundo. Lo más odioso de todo, sin embargo, era mi propia existencia. ¿Qué sentido tenía continuar viviendo con esta carga de desdicha? ¿Por qué seguir con esta lucha continua? Podía sentir un profundo anhelo de aniquilación, de inexistencia, que se estaba volviendo mucho más fuerte que el deseo instintivo de continuar viviendo.
"No puedo seguir viviendo conmigo mismo". Este era el pensamiento que se repetía continuamente en mi mente. Entonces súbitamente me hice consciente de cuán peculiar era este pensamiento. "¿Soy uno o dos? Si no puedo vivir conmigo mismo, debe haber dos: el 'yo' y el 'mí mismo' con el que 'yo' no puedo vivir". "Quizá", pensé, "sólo uno de los dos es real".
Esta extraña revelación me aturdió tanto que mi mente se detuvo. Estaba completamente consciente, pero no había más pensamientos. Después me sentí arrastrado hacia lo que parecía un vórtice de energía. Al principio era un movimiento
lento y después se aceleró. Me sobrecogió un intenso temor y mi cuerpo empezó a temblar. Oí las palabras "no te resistas a nada" como si fueran pronunciadas dentro de mi pecho. Sentía como si me arrastrara a un vacío. Sentía que el vacío estaba dentro de
mí en lugar de afuera. De repente, ya no sentí más miedo y me dejé caer en aquel vacío. No recuerdo lo que pasó después.
Me despertó el canto de un pájaro en la ventana. Nunca había oído un sonido así antes. Mis ojos aún estaban cerrados y vi la imagen de un diamante precioso. Sí, si un diamante pudiera producir un sonido, sería así. Abrí mis ojos. La primera luz del amanecer se filtraba por las cortinas. Sin ningún pensamiento, sentía, sabía que hay mucho más en la luz que aquello de lo que nos damos cuenta. Aquella suave luminosidad filtrándose a través de las cortinas era el amor mismo. Mis ojos se llenaron de lágrimas. Me levanté y caminé por la habitación. La reconocía y sin embargo sabía
que antes no la había visto verdaderamente. Todo era fresco y prístino, como si acabara de nacer. Tomé cosas, un lápiz, una botella vacía, maravillándome ante la belleza y la
vividez de todo.
Aquel día caminé por la ciudad en total asombro por el milagro de la vida sobre la tierra, como si acabara de nacer a este mundo.
En los cinco meses siguientes viví en un profundo estado de paz y embelesamiento ininterrumpidos. Después esta condición disminuyó algo en intensidad o quizá me pareció porque se volvió mi estado natural. Podía funcionar todavía en el mundo,
aunque me daba cuenta de que nada de lo que hiciera podría añadir algo a lo que ya tenía.
Sabía, por supuesto, que algo profundamente significativo me había ocurrido, pero no lo entendía en absoluto. Solamente varios años después, luego de haber leído textos espirituales y de haber pasado tiempo con maestros, me di cuenta de que lo que todo el
mundo buscaba ya me había ocurrido a mí. Comprendí que la intensa presión del sufrimiento aquella noche debió haber forzado a mi conciencia a retirarse de su identificación con aquel ser infeliz y profundamente temeroso, identificación que es en últimas una ficción de la mente. Esta retirada debió ser tan completa que este ser sufriente y falso se derrumbó inmediatamente, como cuando se le quita el tapón a un juguete inflable. Lo que quedó después fue mi verdadera naturaleza como el eterno presente que Yo soy: la conciencia en su estado puro, anterior a la identificación con la
forma. Más tarde, aprendí también a entrar en ese reino interior, ajeno al tiempo y a la muerte que había percibido originalmente como un vacío y a permanecer completamente consciente. Viví en estados de arrobamiento y santidad tan indescriptibles que incluso la experiencia original que acabo de describir palidece en comparación. Llegó un momento en el que, por un tiempo, no quedó nada de mí en el plano físico. No tenía relaciones, ni empleo, ni hogar, ni identidad socialmente definida. Pasé casi dos años sentado en los bancos de los parques en un estado de intenso gozo.
Pero incluso las experiencias más bellas vienen y se van. Más fundamental, quizá, que cualquier experiencia, es la corriente subterránea de paz que no me ha abandonado desde entonces. A veces es muy fuerte, casi palpable, y los demás la pueden sentir también. En otras ocasiones, está en alguna parte en el fondo, como una melodía distante.
Después, la gente venía ocasionalmente a mí y me decía: "Quiero lo que usted tiene. ¿Puede dármelo o mostrarme cómo lograrlo?" Y yo decía: "Usted ya lo tiene. Sólo que no puede sentirlo porque su mente hace demasiado ruido". Esta respuesta creció después
hasta convertirse en el libro que usted tiene en sus manos.
Sin darme cuenta, tenía una identidad externa de nuevo. Me había convertido en un maestro espiritual.


Eckhart tolle.

sábado, 25 de enero de 2014

"La Energía de los Gatos"


Los gatos poseen una conexión con el mundo mágico, invisible. Así como los perros son nuestros guardianes en el mundo físico, los gatos son nuestros protectores en el mundo energético. Durante el tiempo que pasa despierto, el gato va “limpiando” tu casa de las energías intrusas. Cuando duerme, él filtra y transforma esta energía. El gato puede muchas veces estar en lugares con baja circulación de energía Chi vital para poder activar ésta área. Muchas veces el gato se queda mirando para la nada, totalmente concentrado…él de seguro ve cosas que nosotros no vemos, desde insectos microscópicos hasta seres de otras dimensiones. Muchas veces su gato va para un lugar aislado de la casa y comienza a miar, no es solo atención que él quiere, es una especie de alerta que él está dando: la cualidad de energía de ese lugar necesita mejorar. Nuestros problemas, nuestro estrés diario es absorbido por el gato. Cuando es demasiado y el lugar está muy cargado de energía negativa, no es raro que el gato se enferme. Claro que el gato no es el único responsable por el equilibrio energético de la casa, pero él se esfuerza bastante. Cuanta más armonía exista en su ambiente, menos energía negativa él necesitará filtrar y consecuentemente será más feliz y saludable. 


Cuando dormimos nuestros cuerpos astrales se separan del cuerpo físico y van para una quinta dimensión, la dimensión sin tiempo ni espacio: la dimensión en que estamos cuando soñamos. Por falta de entrenamiento y preparación, la gran mayoría de las veces no vemos esta dimensión tal como ella es, en vez de eso la “disfrazamos” y codificamos como nuestro contenido psíquico e inconsciente. Los gatos muchas veces nos acompañan en estos viajes astrales o protegen nuestro cuerpo astral, además de cuidar nuestra pieza de espíritus indeseables cuando estamos durmiendo. Estas son las razones por las que a ellos les gusta dormir con nosotros en la cama.


Los gatos también monitorean nuestra evolució
n. Durante su convivencia con nosotros, ellos transmiten informaciones a las dimensiones superiores, sirviendo como radares y transmisores. Además de eso, como transformadores de energía ellos ayudan en la cura, desempeñando un papel semejante al de los cristales.

Los gatitos son profesores, ellos nos enseñan amar. Un amor libre, no sumiso, respetador del arbitrio ajeno y las diferencias. Por eso tantas personas tienen dificultad en convivir con gatos y los encuentran “interesados”. Primero, tú tienes que conquistar la confianza del gato. Después, tú tienes que aprender a respetarlo. Él te demostrará afecto cuando realmente este preparado y no cuando tú se lo mandes. Gatos reflejan amor. Desde el punto de vista energético, personas que tienen alergia a los gatos son personas que tienen dificultad en dejar entrar el amor a sus vidas. De acuerdo con Caroline Connor, si hay muchas personas en la familia y un único gato, él puede quedar sobrecargado absorbiendo la negatividad de todos. Es bueno tener más de un gato para dividir la carga entre ellos, sobre todo en esos casos.

Si tú no tienes un gato, y de repente aparece uno en tu vida, es porque tú necesitas de un gatito en una época específica.
El gatito está queriendo ayudarte. Si tú no lo puedes acoger, es importante que le encuentres un hogar. El gatito llegó hasta ti por alguna razón que tú no puedes comprender a nivel físico, pero tú puedes descubrirlo a través de los sueños. Muchas veces el gatito aparece, cumple su función y se va. 


Quédate atento a la forma como los gatos reaccionan a las visitas en tu casa. Muchas veces ellos están intentando protegerte de un campo energético negativo o pesado.


Revista GATOMIA - La revista del gato brasileiro.

FUENTE http://larutadelailuminacion.blogspot.com.es

La Unidad


Que es la Unidad?
La Unidad es un estado de conciencia.
La Unidad no puede encontrarse exteriormente.
Lo que aleja al hombre de la Unidad es el juicio, es la exteriorización, es la observación de lo que pasa en el exterior.

viernes, 24 de enero de 2014

Eckhart Tolle Estar en Paz


La Meditación como herramienta dimensional en el Holograma Biológico Humano 3D



La Meditación como herramienta dimensional en el Holograma Biológico Humano 3D


*Entonces, ¿qué es la Meditación?

Los seres humanos debemos considerarla nuestra herramienta y vehículo dimensional.

Es el recurso más inmediato que disponemos por el momento para inspeccionar lo que sucede dentro y fuera de este mundo en base a los datos que contamos como material de estudio y aprendizaje.

Meditar es sinónimo de acción, ejecución y proyección.

Significa que durante su estado el ser humano se convierte en un canal transmisor y receptor, en su propio vehículo vibratorio y en la proyección de sus pensamientos. Es el receptáculo de su experiencia, es el contacto físico dimensional de su señal electromagnética y el paragolpe de acciones externas que no ve pero que intuye preceptivamente.

La meditación debe ser entendida como nuestra proyección vibratoria hacia el espacio exterior, la emisora de nuestra frecuencia humana 3D y la emisaria de lo que queremos hacer saber como nuestro comunicado. Teniendo en cuenta estos detalles podremos ajustar su afinidad dimensional calibrando su conexión directa hacia el lugar mas seguro para contactarnos.

Pocas veces nos hemos puesto a observar y analizar, su implicancia como trascendencia para con nuestra biología 3D y mente.

Hemos estado buscando afuera la sabiduría y herramientas que llevamos en un 2% gen lumínico en el interior de nuestras células.



*¿Cómo debemos encaminar la Meditación los seres humanos estando dentro del holograma Tierra?

Tendríamos que trabajar a la meditación como herramienta para crear, diseñar y planificar lo que estamos buscando saber y acceder, no utilizarla como sistema de pedido, ruego o convocatoria para solucionar problemas.

Este recurso dimensional nos devuelve la acción natural de crear nuestras realidades por medio del acto de la programación, hasta estabilizar nuestra memoria celular 2% lumínico dentro de nuestro nivel de conciencia, como herramienta natural accesible al ser humano sin importar su condición física, intelectual, racial y social.

Es la reconexión colectiva entre nosotros para que acrecentemos nuestra unión e integración como civilización en estado de proceso evolutivo.

Es el puente de comunicación dimensional hacia otros mundos que no conocemos físicamente, pero que nos preparamos en mente, cuerpo y vibración para acceder hacia ellos sabiendo previamente,
¿Dónde vamos?
¿Por qué nos dirigimos allí?
¿Qué es lo que queremos hacer a nuestro regreso para aplicarlo en nuestra sociedad y holograma Tierra?
Es el nexo físico-dimensional que cumple la función de motor electromagnético propulsor que alinea la reconexión de los siete dispositivos biológicos dentro de este plano físico.

La meditación se convierte en el pasaporte vibratorio dimensional de los siete dispositivos biológicos que orgánicamente se encuentran en estado de reposo en el avatar 3D para estabilizar su reconexión definitivamente.

Es el acceso directo al plano físico de la mente, escanea la acción del 98% gen alienígeno en el comportamiento humano, delatándolo para que sea corregido externamente por él mismo, contrarrestando internamente su efecto con la segregación del químico electromagnético generado por el sistema endocrino.

Este proceso hace posible reformatear el genoma 3D, modificando su configuración hacia un nuevo estado de conciencia física que se encuentra en concordancia vibratoria con los planos sutiles Luz y futuro , como un estado de vida natural que construyó el puente dimensional en la mente humana en resonancia directa con su verdadero origen Cósmico Luz.

Como herramienta personal, nos acompaña 24 horas al día, sintiendo su estado como nivel de conciencia alcanzado dentro de este plano físico.



*¿Qué hecho acontece en el ser humano 3D al momento de la Meditación?

Durante el tiempo programado como meditación, el ser humano trasciende con su mente la extensión virtual y planométrica del holograma Tierra, compuesto por cincuenta niveles que clasifican plataformas dimensionales de libre transito y acceso hacia este mundo.

Aunque su cuerpo físico quede imantado dentro del holograma Tierra por acción de las plantillas energéticas, el ser humano mentalmente puede eyectarse fuera del plano físico dejando las capas de la tercera plantilla energética que hace a la consistencia sólida de su biología.

Significa que él mismo sin saberlo puede valerse de un mecanismo tecno-dinámico que realiza el proceso de separación y acomodación dimensional de la segunda y primer plantilla energética, sin tener que modificar la consistencia física-vibratoria de su avatar 3D.

El ser humano en ese momento se desdobla dejando una parte de él, su cuerpo físico, en el holograma Tierra y llevándose con él a su mente al eyectarse con la primera y segunda plantilla energética de su holograma biológico 3D, formando un canal de energía Luz.

Por su canal de energía Luz el ser humano alcanza alejarse de la 3D abarcar por completo la 4D y llegar hasta los limites de la 5D, este recorrido lo hace habitualmente cada ves que medita y en la medida en que vaya afinando su nivel de conciencia física hacia su gen lumínico, vibratoriamente será capaz de trascender la 5D para arribar a la 6D, así sucesivamente ir avanzando en su amplitud de la conciencia.

Podrá comprender mecanismos y funciones del Cosmos Luz, como están distribuidas y ubicadas las colonias humanas Luz, el sistema cultural y educativo que las hace vivir en la unidad e integración constante.

Su mente y nivel de conciencia empieza a comprender otros aspectos y valores de la vida no conocidos en el holograma Tierra, al mismo momento su biología y biorritmo se sienten ser beneficiados al sentir el ingreso de la energía del espacio exterior a través del canal de Luz que se construye en el estado meditativo, durante este proceso el metabolismo celular se acelera aumentando la ionización y catalización de la membrana celular autoabasteciéndola de energía Luz, procesa y decanta residuos tóxicos, grasas y vibración negativa que contribuyen al engorde y densidad celular del holograma biológico.

La meditación como acto, seguido de,
acción
ejecución
proyección,
...apunta a que el ser humano programe su vida mejorando en ella su condición vibratoria, su estado físico y su estabilidad psicológica.

Estos tres componentes deben ser considerados como centros de mayor atención y dedicación diaria porque son los que comprometen la reconexión de los siete dispositivos biológicos dentro del avatar 3D, toda la energía que ingresa por el canal de Luz mientras se medita es absorbida por estos centros consumiéndola y transmutándola a la vibración del genoma 3D.

Si no trabajamos en estos centros tan importantes, lo único que se lograría es acostumbrar a la mente y a la biología a receptar energía Luz para fortalecerse, aumentando la densidad genética del genoma 3D.

El humano se sentirá fuerte pero lo único que estará haciendo es fijar mas aun el 98% gen alienígeno, quién se encargara qué viva una falsa espiritualidad y amplitud de la conciencia.



¿Cómo darnos cuenta de ello?

Observando los procedimientos en uno mismo y comprobar si realmente hacemos lo que verbalmente expresamos, reafirmándolos con nuestras acciones siendo estas las pruebas físicas de nuestra limpieza cognitiva.




*¿Qué estados transcurren durante la Meditación, que el humano debe saber como parte de su autoconocimiento?

En la meditación acontecen cuatro estados que hacen posible dos procesos que son:
El proceso de la construcción del puente celular entendido como aceleración molecular del genoma 3D.
El proceso de la separación de las tres plantillas energéticas por un lapso programado provocando el efecto tridimensional en el holograma biológico.


1) Estado de Inicio
Preparación física y cognitiva del humano para dar inicio a los dos procesos mencionados.

Esta fase ayuda a convertir la biología del humano en un generador biológico que se asemeja a un motor de arranque, aumentando la intensidad y carga electromagnética en las tres plantillas energéticas, desencastrarlas de su ensamble y permitir que el cuerpo energético (primer plantilla) y cuerpo intermedio (segunda plantilla), se eyecten fuera del holograma Tierra como canal de Luz.

El cuerpo físico (tercera plantilla), será el soporte físico dimensional que las contenga y dirija sus movimientos electromagnéticos, concentrando el magnetismo y haciéndola circular en forma espiralada y circular, todo el tiempo programado como práctica de la meditación.

El estado inicio es el más importante y se debe tener en cuenta tres parámetros.
El lugar físico para realizar la meditación: Eligiendo en lo posible espacios verdes o ambientes cerrados claros y limpios. Acomodar el cuerpo físico preferentemente horizontal para mayor relajación muscular y alcance sensitivo.

Es importante durante la meditación cubrir la espalda, es decir el área donde están los “Chacras”.

La concentración: Vaciar la mente de pensamientos o detener los pensamientos.

El mejor sistema es distraer a la mente concentrándonos en como nos percibimos proyectándonos como canal de Luz y como nos imaginaríamos que seria el desensamble de las tres plantillas energéticas dentro de nuestra biología.

Esta distracción, al genoma 3D le molesta porque no tiene defensa si la voluntad y la comprensión del humano de lo que esta haciendo en ese momento es sumamente clara y creíble.

Respiraciones: Armar circuitos de respiraciones basado en inhalaciones suaves y profundas, asegurándonos que en ellas ingresamos a través del aire, electromagnetismo al holograma biológico por medio del sistema respiratorio y circulatorio.

Que al exhalar se esta expidiendo la carga vibratoria concentrada del genoma 3D por acción directa de la conciencia física y sistema digestivo que son los que contaminan y deterioran vibratoria y celularmente al holograma biológico.

La inhalación por la nariz y la exhalación por la boca aumentan el magnetismo ingresado.
Las respiraciones son parte esencial de la herramienta meditación, ayudan a frenar la acción del cerebro tranquilizando al sistema nervioso, tomando su almacenamiento eléctrico para fortalecer la carga electromagnética, aumentando el magnetismo en la membrana celular, acelerando la propulsión molecular, haciendo más fácil la eyección de las dos primeras plantillas energéticas durante la meditación.

A la vez fijan la programación.

Podríamos considerar a las respiraciones como el mejor combustible electromagnético para fortalecer y proteger al humano 3D. Respetando estos parámetros, la meditación se crea a si misma y se hace sentir en la mente y en la biología del humano.



2) Estado de Reposo
En este estado se elabora y dirige la programación, accediendo a planos sutiles Luz o al futuro inmediato y traer de allí la realidad programada ingresándola al holograma Tierra.

La programación consiste en proyectar en forma verbal o por escrito toda acción que especifique lo que el humano entiende que debe ingresar a su vida para mejorar su calidad de vida dentro del holograma Tierra, acceder a un desarrollo evolutivo sano y progresivo, establecer conexión y comunicación con su verdadero origen humano Luz manteniendo su vinculo vibratorio desde el holograma Tierra en forma permanente siendo plenamente consciente de ese hecho en su vida.


*¿Qué se debe tener en cuenta en la elaboración de una programación?
Empleo de verbos en tiempo presente: Ingreso, recibo, asimilo, tengo, aprendo, siento, accedo, etc...

Prescindir de la palabra NO.

No utilizar adjetivos: Deseo, anhelo, sueño, prometo, necesito.

No preestablecer tiempos para ver el resultado de lo programado, mucho menos estar sujeto o en estado de espera a que se cumpla lo programado.

Ser claro y preciso en lo que definimos como creación de nuestra realidad. Va a modo de ejemplo la siguiente programación.

Yo (Nombre completo y edad) aprendo a sentir mi verdadera condición humana Luz, experimento en mi mente y en mi biología su vibración, su amor y sabiduría.

Fijar la programación con tres respiraciones, que cumplirán la función de vectores dimensionales.

El estado de reposo permite que el humano emita su programación y la envié a la destinación correcta. Su única seguridad en este sentido será su nivel vibratorio que se encuentra vinculado a su conciencia física.

Si el humano se conoce a si mismo desde su mente tendrá plena certeza hacia donde se dirigirá cada vez que medite en el holograma Tierra.


3) Estado de permanencia Dimensional
Relaciona al humano con su lapso de proyección fuera del holograma Tierra mientras medita, donde es aconsejable que programe mentalmente el tiempo que va a programar su meditación.

Durante este estado los humanos Luz salen de su frecuencia humana 3D y pasan directamente a estar en contacto con el presente continuo, allí convergen infinitas dimensiones que son seguras o inseguras para su regreso al holograma Tierra, esto dependerá de su estado vibratorio calibrado por lo que ha desarrollado como conciencia física.

De acuerdo a esto, será propenso a que compañías no gratas lo sigan a todas partes.

El humano en el estado de permanencia dimensional puede experimentar contacto y comunicación con otras civilizaciones. Como también visualizar el espacio exterior y aprender lo qué hay más allá de su holografía planetaria.



4) Estado de Reacomodación Dimensional
Incluye la culminación de su practica meditativa junto con ello el encastre de las plantillas energéticas que vuelven a ensamblarse reacomodándose en la holografía biológica sin sellarla.

La meditación reprograma el funcionamiento sistematizado de las plantillas, las acostumbra a separase sin presentar resistencias y molestias al humano.

Este estado representa física y dimensionalmente mantener la experiencia dentro de la mente del humano para que este sienta el querer intentarlo nuevamente. Le brinda confianza y certeza que su trabajo esta muy bien encaminado.






Canalizaciones de Marielalero
http://marielalero-marielalero.blogspot.mx/

jueves, 23 de enero de 2014

La Metafisica bajo el prisma de un curso de milagros - Sergi Torres


Sergi Torres
Charla: La Metafisica bajo el prisma de un curso de milagros 29.05.2012
http://www.sergitorres.es

Para
muchos, el mundo en el que vivimos necesita un cambio. Para muy pocos
este cambio se realiza a través de la propia transformación.

Seguimos
pensando y dando por sentado que lo que vivimos está causado por
acontecimientos externos a nosotros y no existe un pensamiento más
alejado de la realidad que éste.

Nadie puede demostrarnos esto,
sin embargo, todo lo que nos ocurre en nuestras vidas tiene la función
de ayudarnos a comprender que nosotros somos los responsables de
nuestros pensamientos, emociones y acciones. Reconocer esto es el primer
paso para ese cambio que todos anhelamos, pues el mundo que vemos sólo
es un reflejo de nuestra forma de pensar, sentir y hacer.

El
Respeto, la Honestidad y la Humildad son tres de los pilares básicos de
este proceso de autotransformación que nos lleva de un sistema de
pensamiento basado en el miedo a uno basado en el amor.

Estamos
completamente adaptados a una forma de vivir que respira miedo de forma
constante y que encuentra su alimento en todo lo que acontece en
nuestras vidas. Actualmente, temer está justificado, sin embargo amar de
forma incondicional no. A pesar de esto, amar es lo único que nos hace
felices y nos mantiene en paz y armonía con todo el universo.


Conferencia - Coloquio de Sergi Torres
Los Martes a las 19:00h
Promueve Eva Betesa
C/ Marina 132 - Centro Elsa
http://espacioelsa.com

CENTRO BIO-DELIGHT BARCELONA - CENTRO DE BIODESCODIFICACIÓN , TERAPIA y TAROT.
c/ BANÚS ALTA Nº 58, BAJOS 08923-SANTA COLOMA DE GRAMANET
JUNTO A PARADA METRO SANTA ROSA L-9 NARANJA.
http://goo.gl/maps/3aJ9
PARA MAS INFORMACIÓN Y CONCERTAR CITA : 93.001.69.53- 661.52.33.39
biodelight@hotmail.es
Luis Palacios
Yolanda S. Jimenez

Música del Video:
Er.22 Producciones Musicales
http://soundcloud.com/er-22-1
er.22.music@gmail.com

http://www.luispalacios-reporterosciu...
http://www.arel-reporterosciudadanos....
http://www.lacajadepandora.org