Identifica las heridas de la infancia que siguen en tu presente


s_img_new.php
Identifica las heridas de la infancia que siguen en tu presente.
Hay heridas del pasado que se ven reflejadas en nuestro presente y que repercuten en lo que creemos ser ahora.Identifica las heridas de la infancia que siguen en tu presente y comienza a sanarlas, para ver la vida desde una perspectiva más adulta, comprendiendo el porqué de nuestras acciones actuales.
 En la infancia pasan ciertos eventos que repercuten en nuestro comportamiento, en nuestra forma de pensar cuando somos adultos, que ciertas circunstancias nos afectan y nos crean una personalidad errónea por pensar que así nos tocó vivir.
Identificar las heridas de la infancia que siguen en tu presente nos podrán ayudar a resolver esos conflictos internos, que provocan sentimientos de angustia, incomprensión y lo más fuerte, la repetición de patrones. Es decir muchas nos preguntamos por qué siempre nos toca el mismo tipo de pareja, por qué en el trabajo siempre hay alguien o algo que nos incomoda y culpamos al entorno cuando la realidad es que nosotras inconscientemente estamos buscando lo mismo.
Estas heridas lamentablemente son directamente de nuestros progenitores, que ellos también las tuvieron con los suyos y así una cadena que se repite, pero no se trata de echarle la culpa a nuestro papá o a nuestra mamá se trata de Identificar las heridas de la infancia que siguen en tu presente, que nos están afectando ahora.
Las 5 heridas de la infancia son:
  • Rechazo: El rechazo se puede derivar por varios motivos, por ejemplo un embarazo no deseado, enfermedad, circunstancias que nos alejaban inconsciente o conscientemente y se da con el progenitor del mismo sexo.

  • Abandono: En algunos casos crecemos sin papá o mamá y esto lo hacemos inconsciente al sentir un abandono por lo regular pasa con el sexo opuesto.

  • Humillación: Puede que sufrimos de alguna característica física muy peculiar y que de pequeñas nos molestaban con eso y que no se ha superado aún, en este caso la madre es el progenitor a trabajar.

  • Traición: En este caso sufrimos alguna decepción por parte del sexo opuesto de nuestros progenitores, por ejemplo, que teníamos altas expectativas con alguno de nuestros padres y que eso se esfumo.

  • Injusticia: Puede que en este caso en la infancia hayamos sufrido de unos padres súper duros, autoritarios duros y se relaciona directamente a que no teníamos derecho de tener infancia, de ser adulto desde pequeña. Se debe trabajar con el progenitor del mismo sexo

Cuando decimos que se tiene que trabajar con el progenitor según sea la herida no es porque vamos a llevar nuestro papá o mamá a terapia para que nos resuelvan las secuelas que nos dejaron, simplemente se trata de identificar y sobre eso trabajar.
No se trata de ser víctima ni buscar culpables, se trata de identificar para corregir esas actitudes que han provocado una personalidad en nosotros, con la que tenemos problemas o simplemente no nos sentimos agusto.
Fuente: http://www.supermujer.com.mx/bienestar/crecimiento-interior/identifica-las-heridas-de-la-infancia-que-siguen-en-tu-presente.html

Comentarios

Entradas populares