Muy recomendada.

martes, 31 de diciembre de 2013

El Atlas de las Nubes”: apuntes conscienciales, por Emilio Carrillo.



EXTRACTO

Te dicen:

-Hay un orden natural en este mundo y quien lo quiera perturbar está destinado al fracaso. Este movimiento no sobrevivirá. Si te unes a ellos, tú y toda tu familia seréis repudiados. En el mejor de los casos, seréis unos parias y os agrederán y os escupirán. En el peor, os lincharán u os crucificarán. Y ¿para qué? ¿Para qué? Por mucho que hagáis no será más que una sola gota en un océano infinito.

Y contestas:

-¿Y qué es un océano, sino una multitud de gotas?

Y sientes en tu interior que tienes que hacer lo que no puedas dejar de hacer. Y algo más: hambre en tu corazón; hambre de más.

A partir de lo cual, entenderás que la frontera entre el ruido y el sonido es una convención. Que todas las fronteras son convenciones que esperan ser superadas. Que puedes superar todas las convenciones con solo concebir la posibilidad de hacerlo. Que puedes percibir los latidos del corazón del otro tan claramente como los tuyos. Que la separación es una ilusión. Que tu vida se extiende más allá de las limitaciones de tu ser.

El saber es un espejo y por primera vez en tu vida se te permitirá ver quién eres y en quién puedes convertirte. Ser es ser percibido. Por eso, solo puedes conocerte a ti mismo a través de los ojos del otro.

La muerte es solo una puerta. Cuando se cierra, se abre otra.

La naturaleza de nuestras vidas inmortales se halla en las consecuencias de nuestras palabras y nuestros actos, que no cesan de retroalimentarse a través del tiempo.

Nuestra vida no nos pertenece. Del vientre a la tumba, estamos unidos a otros del pasado y del presente. Y con cada crimen que cometemos y con cada gesto amable alumbramos nuestro futuro.

La fe, como el miedo y el amor, es una fuerza que hay que comprender como hacemos con los fenómenos de la Teoría de la Relatividad y el Principio de Incertidumbre. Fenómenos que determinan el curso de nuestras vidas.

Ayer tu vida iba en una dirección; hoy va en otra. Ayer estabas seguro de que nunca harías lo que has hecho hoy.

Estas fuerzas que a menudo rehacen el tiempo y el espacio, capaces de dar forma o de alterar a las personas que imaginamos ser, aparecen mucho antes de nazcamos y siguen tras nuestra muerte.

Nuestras vidas y nuestras decisiones, como las trayectorias cuánticas, se entienden momento a momento. Cada punto de intersección, cada encuentro sugiere una nueva dirección potencial.

Y por las experiencias vividas a lo largo de una inmensa cadena de vidas (reencarnaciones), se visualiza e interioriza la “ververdad”: que, más allá de los dualismos y las dicotomías de la mente, en el Cosmos y la Creación Todo es Uno; y todo, sin excepción, se integra y pertenece a la Unicidad. Ahora bien, la Unicidad es diversidad, no unanimidad (igualmente, la Humanidad, que es diversidad, no unanimidad). Y lo es porque el Uno es Amor y el Amor tiene, como uno de sus frutos más hermosos y potentes, el libre albedrío.

Gracias a este, la Experiencia de Ser, que es Una, la Vida, que es Una, y la Consciencia, que es Una, se despliegan y expresan en infinitud de experiencias de ser, vidas y estados de consciencia. La colosal capacidad autocreadora de la Creación reside en este portentoso hecho.


DESARROLLO

La vida como cadena de vidas

La encarnación en el plano humano de las almas –por medio de las cuales el Espíritu vive la Experiencia de Ser a través una infinita variedad de experiencias de ser- se desarrolla a través de una cadena de vidas o reencarnaciones. La película “El Atlas de las Nubes” (“Cloud Atlas”) –dirigida en 2012 por Tom Tykwer y los hermanos Wachowski (Lana y Andy, realizadores de la trilogía “Matrix”)- lo muestra de forma sugerente y amena, a la par que describe diversos estadios evolutivos y conscienciales que se generan e interaccionan a lo largo del proceso de reencarnaciones.

El desenlace final de tal proceso, en el desenvolvimiento del momento presente, es la disolución de cualquier visión dual de la existencia, percibiendo que todo encaja, que todo tiene su porqué y su para qué, que todo fluye, refluye y confluye en el Amor de cuanto Es y Acontece y que ya todo Es y nosotros mismos Somos todo aquello que nuestro Corazón pueda anhelar. Este es el Océano de Consciencia en el que desembocan todos los ríos de la experiencia humana. La cinta hace algunos guiños al respecto, especialmente en su tramo final. No obstante, en el cruce de reencarnaciones, personajes, hechos y situaciones que recoge, la dualidad se halla muy presente. Una dualidad que tanto protagonismo ha ostentado y continúa ostentando –todo tiene su porqué y su para qué en clave de impulso del devenir evolutivo- en el proceso consciencial del género humano.

“Unanimidad” versus “Unión”

La citada dualidad se hace especialmente evidente en la sociedad futurista del siglo XXII que ocupa pasajes muy significativos de la cinta. Rige en ella un sistema que se autodenomina “Unanimidad”. Y a él se enfrenta un movimiento llamado “Unión”.

La Unanimidad es gestionada por “corpócratas” (“funcionarios de la Unanimidad”, “historiadores corpocráticos”,…), que aseguran –por la alienación de la gente o por la fuerza- el cumplimiento de sus normas, parte de las cuales se recopilan en “catecismos”, clasificados por orden de importancia. El Primer Catecismo indica: “honrarás a tu consumidor”. Sintetiza bien la meta del sistema: el orden corporativo te consume –te utiliza y manipula imponiendo la visión del mundo y la vida, la forma de vivirla y la escala de valores que a él le interesan- y tú no sólo debes resignarte, sino que has de estar agradecido y honrar a quien así te trata.

La Unión se opone a la uniformidad, la globalización-homogenización y la alienación que la Unanimidad ha establecido. Y procura hacer llegar a la gente un modo distinto de contemplar la vida, de entenderla y vivenciarla.

El hilo conductor de los postulados de la Unanimidad se resume bien en estas palabras que en la película pronuncia un personaje situado en el siglo XIX -mucho antes, pues, de que la Unanimidad fuera el sistema imperante-, para desmerecer las pretensiones de los que abogaban en aquellos tiempos por la abolición de la esclavitud (minuto 153 de la cinta): “Hay un orden natural en este mundo y quien lo quiera perturbar está destinado al fracaso. Este movimiento no sobrevivirá. Si te unes a ellos, tú y toda tu familia seréis repudiados. En el mejor de los casos, seréis unos parias y os agrederán y os escupirán. En el peor, os lincharán u os crucificarán. Y ¿para qué? ¿Para qué? Por mucho que hagáis no será más que una sola gota en un océano infinito”.

Sus interlocutores –una pareja que, vidas después, liderarán el movimiento de la Unión-, le contestan así: “¿Y qué es un océano, sino una multitud de gotas?”

Evolución de la consciencia

Impulsa a esta pareja un hondo convencimiento interior que sintetiza con estas palabras un personaje situado 109 años después de la “caída” –una especie de involución acontecida siglos después del régimen de Unanimidad y que divide a los humanos entre “visionarios” (con alta tecnología, pero en proceso de extinción bajo la influencia de la radioactividad que asola el planeta) y “vallesinos” (con un estilo de vida cuasi-medieval)- (minuto 82): “Tienes que hacer lo que no puedas dejar de hacer (…) Los antiguos (…) tenían algo más: hambre en sus corazones; hambre de más”.

De este modo, “El Atlas de las Nubes” va planteando una evolución en la consciencia de la Humanidad cuya clave la enuncia otro personaje, un joven compositor, ubicado en la primera mitad del siglo XX (minuto 115): “Ahora entiendo que la frontera entre el ruido y el sonido es una convención. Todas las fronteras son convenciones que esperan ser superadas. Puedes superar todas las convenciones con solo concebir la posibilidad de hacerlo. En momentos como este percibo los latidos de tu corazón tan claramente como los míos y sé que la separación es una ilusión. Mi vida se extiende más allá de las limitaciones de mi ser”.

Esta visión de las cosas es completada por el miembro femenino de la pareja referida anteriormente, pero ya en su vida del siglo XXII, en plena Unanimidad, mediante estas dos aportaciones:

+”El saber es un espejo y por primera vez en la vida se me permitía ver quien era y en quién podía convertirme” (minuto 67).

+“Ser es ser percibido. Por eso, solo puedes conocerte a ti mismo a través de los ojos del otro. La naturaleza de nuestras vidas inmortales se halla en las consecuencias de nuestras palabras y nuestros actos, que no cesan de retroalimentarse a través del tiempo” (minuto 139).

Las reencarnaciones y sus implicaciones

¿Qué significa y supone exactamente esta retroalimentación? Se puede expresar así: el hecho de que la vida sea realmente una cadena de vidas y reencarnaciones tiene repercusiones e implicaciones directas y contundentes en cada vida concreta, en cada nueva reencarnación.

Lo explica así otro personaje del film localizado en la época actual (minuto 83): “La fe, como el miedo y el amor, es una fuerza que hay que comprender como hacemos con los fenómenos de la Teoría de la Relatividad y el Principio de Incertidumbre. Fenómenos que determinan el curso de nuestras vidas. Ayer mi vida iba en una dirección; hoy va en otra. Ayer estaba seguro de que nunca haría lo que he hecho hoy. Estas fuerzas que a menudo rehacen el tiempo y el espacio, capaces de dar forma o de alterar a las personas que imaginamos ser, aparecen mucho antes de nazcamos y siguen tras nuestra muerte. Nuestras vidas y nuestras decisiones, como las trayectorias cuánticas, se entienden momento a momento. Cada punto de intersección, cada encuentro sugiere una nueva dirección potencial. Conclusión: me he enamorado de Luisa Rey. ¿Es posible? La acabo de conocer y, sin embargo, tengo la sensación de que me ha ocurrido algo importante”.

El amor

Desde luego, el amor bulle, de muy diferentes modos y con diversas representaciones, a lo largo de toda la película. Sirva como botón de muestra este interrogatorio al que un funcionario de la Unanimidad somete, tras su detención, al miembro femenino de la pareja que lideraba la Unión, una vez que su compañero –con rango de comandante en el movimiento subversivo- ha caído muerto por los disparos de la policía (minuto 147):

“-El informe dice que el comandante Chang murió en el asalto-, comienza diciendo el funcionario.

-Es la verdad-, contesta ella.

-¿Estabas enamorada de él?

-Sí, le quiero.

-¿Quieres decir que aún estás enamorada de él?

-Quiero decir que siempre le querré. Nuestra vida no nos pertenece. Del vientre a la tumba, estamos unidos a otros del pasado y del presente. Y con cada crimen que cometemos y con cada gesto amable alumbramos nuestro futuro.

-En tu revelación hablas de las consecuencias que la vida de una persona puede provocar a lo largo de la eternidad. ¿Eso significa que crees en la vida después de la muerte, en un cielo o en un infierno?

-Creo que la muerte es solo una puerta. Cuando se cierra, se abre otra. Si me imaginara un cielo, me imaginaría una puerta que se abre y detrás de ella estaría él esperándome”.

La “ververdad”

Tras la “caída” antes citada, en la cinta se habla de la “ververdad”, cual expresión más acabada de lo que es real y cierto y a la que hay que acceder, mucho más que por la razón, por el Corazón.

Y la “ververdad” es que, más allá de la confrontación dual que protagoniza buena parte del film, en el Cosmos y la Creación Todo es Uno y todo, sin excepción, se integra y pertenece a la Unicidad. Ahora bien, la Unicidad es diversidad, no “unanimidad”. Y lo es porque el Uno es Amor y el Amor tiene, como uno de sus frutos más hermosos y potentes, el libre albedrío.

Gracias a este, la Experiencia de Ser, que es Una, la Vida, que es Una, y la Consciencia, que es Una, se despliegan y expresan en infinitud de experiencias de ser, vidas y estados de consciencia. La colosal capacidad autocreadora de la Creación reside en este portentoso hecho.

Esta es la ververdad.

¿Sirve de algo exponerla y compartirla? El interrogatorio precedente al que el funcionario de la Unanimidad somete a la detenida continúa así:

“-Tú sabías que el plan de la Unión iba a fracasar…

-Sí.

-Y… ¿por qué participaste en él?

-Si hubiera permanecido invisible no se habría sabido la verdad, no podía permitirlo.

-¿Y qué ocurrirá si nadie cree en esa verdad?

-Alguien ya cree en ella (en clara referencia al propio funcionario de la Unanimidad que la está interrogando).

El cuento se ha acabado

Para terminar estos breves apuntes conscienciales acerca de “El Atlas de las Nubes”, nada más idóneo que hacerlo como la propia cinta lo hace: “El fuego ya se extingue. Tanto mejor, el cuento se ha acabado”.

Y quizás sea, efectivamente, así. Al menos ya es así en el Corazón de numerosos hombres y mujeres que sienten íntimamente en su interior que el cuento se ha acabado y que el juego de la experiencia dual toca a su fin. Démosle las gracias con Amor por lo mucho que ha contribuido al proceso consciencial y evolutivo de la Humanidad: Una en la Diversidad.

Meditación para la transformación interior


hermandadblanca.org meditacion en el uritorco 300x225 Meditación para la transformación interior sabiduria y conocimiento meditaciones sabiduria y conocimiento transformación relajación pensamiento description multimedia
 No lo olvidemos la máxima: “La meditación nos enseña a meditar”. La práctica asidua es la que la va facilitando y nos abre una camino despejado hacia la consciencia intensa y clara. Ramiro Calle nos da una lección clara y precisa de lo que implica meditar.
Dyana es el término sánscrito para meditación. Meditación es una traducción engañosa y confusa de dyana. Y tiende a confundir porque muchas personas le dan la connotación de reflexión o análisis. Aunque hay ciertas formas de meditación analítica, la meditación es, precisamente, situarse más allá de la masa de conceptos que condicionan nuestra menteMeditación es estar atento y sereno, alerta y ecuánime.Esa es la actitud meditacional. Siempre que la mente permanezca atenta y serena, se halla en meditación, aunque la persona no esté ejercitándose en la meditación sentada en esos momentos.
Hay muchos géneros de meditación, pero la meditación es una: meditar es darse cuenta desde la mente en su pureza; es captar con penetración desde la mente silenciosa. Hay que cultivar las dos vertientes de la meditación: como técnica de entrenamiento y como actitud vital. Meditamos como técnica de entrenamiento para poder ulteriormente mantener la mente con una actitud meditativa en todo momento y circunstancia.
Meditamos para despertar; para poner término al sueño psicológico y descubrir una dimensión más elevada de consciencia, donde hay respuestas sin palabras, soluciones sin conceptos. Meditamos para ser, para estar en nosotros mismos, para que pueda germinar la semilla de la sabiduría, para frenar y dominar las tendencias egocéntricas y poder escuchar la voz del maestro interior.

Arte de vivir

El conocimiento es información y acumulación de datos y no transforma. La meditación aporta la sabiduría transformativa. La meditación sentada es imprescindible, pero hay que trasladar sus frutos a la vida cotidiana. Mediante la meditación se activan factores transformativos e iluminadores como el esfuerzo consciente, la atención vigilante, la serenidad, la ecuanimidad, la lucidez y la compasión, y hay que llevarlos a la vida cotidiana, ya que así refrendaremos todo ello. La meditación es estar aquí y ahora, y se convierte en una actitud vital, en una técnica existencial, en un modo de ser y proceder, en un verdadero arte de vivir.
Meditar es mantener la consciencia receptiva, permanecer armónico y fluído, no perder la ecuanimidad y estar vigilante a lo que pensamos, decimos o hacemos. Nos convertimos en más y más conscientes y mediante la meditación sentada aprendemos a mantener la actitud meditacional en la vida de cada día, sabiendo proceder como las circunstancias lo requieran, con atención y sosiego. Así vamos desenmascarando autoengaños y el ego se vuelve un funcionario útil, pero no un tirano.
La meditación va debilitando y finalmente eliminando las impresiones nocivas del inconsciente, que tanta libertad nos roban y tanto nos condicionan. Se frena el pensamiento automático y hay una aproximación a la mente quieta o no-mente. Empezamos a ver las cosas como son y no como queremos o tememos que sean, y se desarrolla así el entendimientos correcto y liberador. Con la sabiduría y la energía que rescatamos mediante la meditación sentada, podremos encajar y afrontar más ecuánime y sagazmente las situaciones que la vida nos vaya presentando. Si el samsara (lo fenoménico) está sobre todo en la mente, en la mente hay que conquistarlo e ir más allá de lo ilusorio para conectar con lo Real.
Cada persona hallará su método meditacional más idóneo, pero todos deberán llevar a la vida cotidiana los resultados de la meditación y convertir la vida misma en un desafío y una maestra. Que cada uno encuentre la técnica que más provechosa le resulte, pero la meditación como técnica de vida es para todo el mundo la misma. Que nos sirva de motivación e inspiración el siguiente texto del Yoga Vashistha:
“Ve y zambúllete en el sereno mar de la soledad espiritual y lava tu alma con el néctar de la meditación ambrosíaca. Sumérgete en la profundidad de la Unidad y aléjate de la olas saladas de la dualidad y de las aguas salobres de la diversidad”.

lunes, 30 de diciembre de 2013

La transformación de la conciencia humana - Eckhart Tolle (subtítulos es...

Personajes predeterminados y personajes transitorios.

Claro está que en este mundo las personas inteligentes cumplen diferentes funciones. No podría ser de otra manera. En lo que respecta a las habilidades intelectuales o físicas como el conoci­miento, las destrezas, los talentos y los niveles de energía, hay una gran variedad entre los seres humanos. Lo que realmente importa no es la función que cumplimos en este mundo, sino si nos identificamos hasta tal punto con esa función que ella se apodera de nosotros y se convierte en el personaje de un drama que representamos. Cuando representamos personajes estamos inconscientes. Cuando reconocemos que estamos representando un personaje, ese simple reconocimiento crea una separación en­tre nosotros y el personaje. Es el comienzo de la liberación. Cuando estamos completamente identificados con un personaje, confundimos un patrón de comportamiento con nuestra verdadera esencia y nos tomamos muy en serio. También asignamos inme­diatamente otros papeles a los demás para que concuerden con nuestro personaje. Por ejemplo, cuando visitamos a un médico que está completamente identificado con su personaje, no somos para él un ser humano sino un paciente o un caso.
Aunque las estructuras sociales del mundo contemporáneo son menos rígidas que las de las culturas antiguas, todavía hay muchas funciones predeterminadas o papeles con los cuales la gente se identifica fácilmente y que, por consiguiente, pasan a formar parte del ego. Esto hace que las interacciones humanas pierdan autenticidad, se deshumanicen y sean alienantes. Estos papeles predeterminados pueden generar una cierta sensación cómoda de identidad pero, en últimas, nos perdemos en ellos. Las funciones que desempeñan las personas en las organizaciones jerárquicas como las fuerzas armadas, la iglesia, las entidades gu­bernamentales o las grandes corporaciones se prestan fácilmente a convertirse en identidades. Es imposible que haya interacciones humanas auténticas cuando las personas se diluyen en sus perso­najes.
Podríamos decir que algunos de los papeles predeterminados son los arquetipos sociales. Los siguientes serían apenas algunos de ellos: el ama de casa de clase media (no tan prevaleciente como antes, pero todavía generalizado); el macho valiente; la mujer seductora; el artista "inconforme"; una persona "culta" (un papel bastante común en Europa) que hace gala de su conocimiento de la literatura, las bellas artes y la música, de la misma manera que otros podrían alardear de un vestido costoso o un automóvil de lujo. Y está el papel universal del adulto. Cuando representamos ese papel nos tomamos muy en serio tanto a la vida como a nosotros mismos. La espontaneidad, la alegría y la despreocupa­ción definitivamente no caracterizan a ese personaje.
El movimiento hippie originado en la costa occidental de los Estados Unidos en los años 60 y que más adelante se diseminara por todo el mundo occidental nació del rechazo de muchos jóve­nes de los arquetipos sociales, los papeles, los patrones predeter­minados de comportamiento y también de las estructuras sociales y económicas egotistas. Se rehusaron a representar los papeles que sus padres y la sociedad deseaban imponerles. Es importante señalar cómo el movimiento coincidió con los horrores de la gue­rra de Vietnam donde murieron más de 57 000 jóvenes estado­unidenses y 3 millones de vietnamitas, y a través de la cual fue posible ver palpablemente la demencia del sistema y de la men­talidad subyacente. Mientras que en los años 50 la mayoría de los estadounidenses eran extremadamente conformistas tanto en pensamiento como en conducta, durante los años 60 millones de personas comenzaron a rechazar su identificación con una iden­tidad colectiva conceptual, debido a que pudieron ver claramente la demencia colectiva. El movimiento hippie representó la flexibi­lización de las estructuras egotistas de la psique humana, las cua­les habían sido tan rígidas hasta ese momento. El movimiento como tal se degeneró y desapareció, pero dejó una puerta abierta, y no solamente para quienes formaron parte de él. Eso permitió que la antigua sabiduría y espiritualidad de Oriente avanzaran hacia Occidente y desempeñaran un papel fundamental en el des­pertar de la conciencia global.

PERSONAJES TRANSITORIOS

Cuando estamos lo suficientemente despiertos y conscientes para observar nuestras interacciones con los demás, podemos detectar cambios sutiles en nuestra forma de hablar, nuestra actitud y nuestro comportamiento, dependiendo de la persona a quien tengamos al frente. Al principio puede ser más fácil observar estos cambios en otras personas, pero posteriormente podremos detectarlos en nosotros mismos. La forma como nos dirigimos al presidente de la compañía puede tener diferencias sutiles con la forma como hablamos con el portero. Podemos hablar de manera diferente con un adulto que con un niño. ¡Por qué? Porque repre­sentamos distintos personajes. No somos nosotros mismos ni cuando nos dirigimos al presidente, o al portero o al niño. Cuando entramos en un almacén para comprar algo, cuando salimos a un restaurante, al banco, a la oficina de correos, representamos unos papeles sociales predeterminados. Nos convertimos en clientes, y hablamos y actuamos como tales. Y recibimos tratamiento de clientes de parte del vendedor o del mesero, quien también estará representando su personaje. Hay una serie de patrones de com­portamiento condicionado que entran en juego entre dos seres humanos y determinan la naturaleza de su interacción. En lugar de que la interacción ocurra entre dos personas, ocurre entre dos imágenes conceptuales. Mientras más identificadas estén las per­sonas con sus personajes respectivos, más falsa es su relación.
Tenemos una imagen mental no solamente de la otra perso­na, sino de nosotros mismos, especialmente con respecto a la relación particular entre las dos. Por tanto, no soy yo quien me relaciono con la persona, sino que mi idea de lo que soy yo se relaciona con mi idea de lo que es la otra persona, y viceversa. La imagen conceptual que la mente fabrica de nosotros mismos se relaciona con su propia creación, es decir, la imagen conceptual fabricada acerca de la otra persona. Lo más probable es que la mente de la otra persona haya hecho lo mismo, de tal manera que todas las interacciones egotistas entre dos personas en realidad son interacciones entre cuatro identidades conceptuales fabricadas por la mente, las cuales, en últimas, son ficticias. Por consiguien­te, no sorprende que las relaciones estén plagadas de conflicto. No hay una relación verdadera.

Eckhart tolle.



sábado, 28 de diciembre de 2013

Viaje al Santuario del Ser (Éxtasis de Alta Contemplación)


El Santuario del Ser
En las profundidades de uno mismo, en lo imperturbable, en lo inmutable. En el vacío de todas las cosas ilusorias, donde todo es armonía y perfección.
En ese espacio de consciencia expandida se vive la atemporalidad, sin pasado ni futuro. Sólo el Presente es Real, sólo lo Real permanece…
En el Silencio infinito que todo lo acoge y orienta hacia un propósito divino, ahí no existe un tú, ni un yo, somos indivisibles, organismos de un mismo origen.
La Naturaleza pura nos habla de ese espacio… del Santuario del Ser… donde ella, la Naturaleza, permanece inmóvil, pero en constante movimiento y perfecto fluir con la vida.
Todo forma parte de una gran orquesta, ¡todo permanece en un Orden tan Natural como Perfecto!
Ese Orden -ese Equilibrio- es Armonía. Y su esencia es el Amor, lo que sustenta todo. Amor es la Creación de Dios; y Amor es Dios mismo. Y tú y yo somos ella, a la vez que Dios es tú y yo.
Que Dios te creara y nos inventara a nosotros… ese es el mayor de los Regalos. Sólo por un instante de sentirte en Él… ya perteneces al Todo y eres Todo, al infinito… a lo Real.
Descubre la mágica verdad de lo que Eres.
Ahora, en este instante… permítete viajar al Santuario del Ser, un viaje a tu interior, el más hermoso de todos lo viajes, a ese lugar donde Somos Uno, a la Divina Mansión que siempre ha sido, es y será tu Hogar.
¡Vamos! Por si lo hubieras olvidado, te recordaremos el Camino.
El Camino
Encontrar el Camino que conduce al Santuario del Ser es sencillo. Sigue la senda del Amor, persigue su Fragancia.
En cada instante y para cada paso, usa como brújula el Corazón; y como guía, tu propia introspección.
Y cuando estés muy cerca del Santuario del Ser, justo en su pórtico de entrada y antes de cruzar su umbral, vislumbrarás radiante el Rostro de Dios, que rememorarás como tuyo.
Establecerás entonces un “Diálogo” que es el último que se puede sostener con el Padre/Madre, pues lo que hay más allá de ese umbral, de esa última frontera, es la Unión y la Fusión en Él/Ella, lo que hace imposible y absurdo cualquier clase de diálogo, que siempre requiere el concurso de, al menos, dos.
Y ese “Dialogo” te transformará definitivamente.
Quedarás loco y ebrio.
Muerto a lo que fue “tu vida” y sin necesidad alguna de vivir en modo alguno.
Disipada como humo cualquier identificación y noción de identidad y cualquier noción de maestría.
Alegre, gozoso, sencillo e inocente, sin alas ni plumas, rendido y apartado de todos.
En Paz, sin preocuparte ni inquietarte por nada y con plena Confianza en la Providencia, la Vida y cuanto Es y Acontece.
Sin búsquedas, sin pérdida posible y sin preguntas ni respuestas.
Sin requerimiento de cuidado ni contento y fluyendo completamente en la “innecesariedad de hacer”.
Sabiendo que quien no escapa de la voluntad, carece de Voluntad; y que quien no escapa del esfuerzo, para nada se esfuerza.
Siendo radicalmente consciente de que la Iluminación es la honda comprensión de la innecesariedad de la Iluminación.
Entonces y sólo entonces, en ese estado que San Juan de la Cruz tan divinamente describe al final de su Noche oscura -“quedeme y olvideme, el rostro recliné en el Amado, cesó todo y dejeme”-, las puertas de la Morada se abrirán para ti de par en par y penetrarás en su interior.
En el interior
¿Qué encontrarás dentro?
Primeramente, lo anunciado por Ibn Arabí, el gran místico sufí:
Cuando se muestre mi Amado,
¿con qué ojo lo veré?.
Con Su ojo, no mi ojo,
pues no Le ve sino Él.
Y con Su ojo -que ya seré el tuyo porque, cesando de ser “yo”, ya serás Él- mirarás y observarás el “Misterio”, que brilla luminoso en el centro de la Morada. Y su sola contemplación hace que todo se entienda, aunque sea sin conocer ni saber nada. Volvemos a San Juan de la Cruz: “Entreme donde no supe y quedeme no sabiendo toda ciencia trascendiendo”.
¿Cuál es ese Misterio? Se sintetiza en diez palabras: “Lo que es, no es; lo que No Es, Es”. Repítelas en tu interior y brotará naturalmente de ti el Recuerdo:
Dios, que es tú, es No-Ser: cuando sólo hay Amor, no hay Nada, es Vacío, la propia Fuente. Y Dios, no siendo, Es: Dios es No-Ser y Ser.
Dios, que es tú, siendo Vacío, es Plenitud: el Vacío Absoluto es el del Todo Absoluto; cuando hay Todo, no hay Nada.
Dios, que es tú, siendo Nada, es Todo, sin excepción. Y Todo, sin exclusión de nada, es Dios. Ese Todo te incluye a ti, a nosotros, a todos y a todo.
Al percibir esto desde el Corazón, manando de tu interior más sagrado, la vida se transforma en Vida, desaparece cualquier clase de miedo, la Libertad todo lo llena, sólo se siente la Felicidad que es nuestro Estado Natural y se desvela la Naturaleza de Dios, que es la tuya, la nuestra.
La Naturaleza de Dios
En el interior del Santuario del Ser, dentro de ti mismo, ahondando en el Dios que es tú, sentirás, verás y percibirás la Naturaleza de Dios, que es la tuya.
La Naturaleza de Dios no puede ser abarcada con palabras, ni esquemas conceptuales, ni ideas mentales… Pero estamos compartiendo en un aquí y ahora en el que usamos palabras y conceptos. Y en este contexto, cabe afirmar que:
Dios, que es tú, no admite nombre; y es todo lo nombrado. Lo que ni tiene ni puede tener nombre, No-Nombre, es todo lo nombrado y todo lo nombrable.
Dios, que es tú, es lo Inmanifestado -cuya Vibración genera lo Manifestado- y la Manifestación de lo Inmanifestado. Lo que es Inmanifestado, es todo lo Manifestado. Lo Inmanifestado es Dios; y Dios es también su Manifestación.
Dios, que es tú, es No Ser, nada existente ni preexistente; y es Ser y Experiencia de Ser -que es Una, aunque se despliegue en infinidad de experiencias-.
Dios, que es tú, es Nada; y es Todo (Espíritu, Verbo y Alma).
Dios, que es tú, es Vacío; y del Vacío, por su Vibración, todo Emana y se despliega: todas las formas, todos los fenómenos,… La Emanación vibracional del Vacío es Amor. Y el Amor se desenvuelve en Vida (que es Una) y Consciencia (que es igualmente Una), que se manifiestan, a su vez, en todos los estados conscienciales y todas las modalidades de vida y existencia. Todas aparentan tener nombre, aunque son Manifestación de lo que carece de él: todas parecen ser algo, pero son proyección del No-Ser.
Dios, que es tú, es Increado. Y es lo engendrado desde lo Increado y todo lo creado desde lo engendrado: Dios es Increado, lo engendrado y todo lo creado (Creación) en su integridad.
Dios, que es tú, es Concentración. Bajo la Emanación de lo engendrado y la plasmación y expansión de lo creado, se halla la Concentración de lo Increado, que actúa cual “fuerza de gravedad” y atrae Todo como Absorción, generando el Eterno Retorno: Expansión-Absorción-Expansión.
Dios, que es tú, es Omnipotente, pues nada necesita, desea, anhela, quiere, aspira, ansía, prefiere o pretende; y en todo vibra y vive Inmanente y Omnipresente, liberando a la vida de cualquier necesidad de hacer y colmándola de “Vivir Viviendo”.
Dios, que es tú, es Transparencia, sin atadura a reglas, sin ley alguna, es el Orden Natural y el Tao, la Expansión y la Absorción, el Ordo Amoris y la Geometría Sagrada.
Dios, que es tú, es Inabarcabilidad. Y la Inabarcabilidad del No-Nombre es la Infinitud de lo nombrable.
Dios, que es tú, es Instantaneidad. Y la Instantaneidad de lo Inmanifestado es la Eternidad de lo Manifestado: el momento presente continuo (Aquí y Ahora) en el que lo eterno se desenvuelve.
Dios, que es tú, es Quietud. Y la Quietud del Vacío es el Movimiento de Todo. Así, el Movimiento es el resplandor de la Quietud. Y su repiqueteo, vocerío.
Dios, que es tú, es Uno. Bajo la diversidad, se encuentra la Unicidad. Bajo la complejidad, la Simplicidad. Bajo la condensación vibracional y la tensión de formas y fenómenos, el Fluido y la Distensión del Vacío Absoluto.
Dios, que es tú, es Inmutabilidad; y la Inmutabilidad de lo Inmanifestado es la Evolución permanente y la inestabilidad intrínseca de lo Manifestado.
Dios, que es tú, es lo que No-Es; y lo que es. Lo que No-Es, Real Es; lo que es, irreal es. Lo que es y es irreal, configura la “realidad”, que es una especie de “sueño”. Su naturaleza es vibracional y presenta infinidad de escalas y Dimensiones en función de las infinitas frecuencias vibracionales en las que el Verbo (la reverberación de la Vibración del Vacío) se despliega y condensa.
Para percibir todo esto…
Para percibir todo esto, para disfrutar del Santuario del Ser….
Permítenos que te continuemos impulsando a un viaje… hacia tu interior…  Déjate… fluye en el quedeme y olvideme y confía… Ten Confianza en la Vida, que siempre es leal y amorosa.
Poco a poco ve tomando consciencia del ritmo de tu respiración y, centrando tu atención en este momento presente… donde no existe nada más que un ahora eterno, percibe como se eleva tu pecho, al ritmo de tu respiración…
Lenta, profunda… serena… y pausadamente…
Agudiza tus sentidos… y poco a poco… entorna tu mirada hacia adentro, hacia ese espacio de quietud y reposo que te inunda, si se lo permites, por dentro y por fuera.
Siente el espacio que se esconde entre cada respiración, en el vacío, desde donde surge todo y se crean los universos interiores.
El Silencio ahora te envuelve… puedes sentirlo dentro… latiendo con cada impulso de tu hermoso corazón, puedes sentirlo vivo en ti, un espacio infinito que se despliega ante ti, mostrándote lo que en esencia Eres.
Permite que el flujo libre de tu respiración te eleve por encima de tus pensamientos, por encima de las formas, impermanentes. Esa fuerza que te impulsa en el vacío y en silencio es la fuerza del Amor, que emana de cada una de tus células. Déjate llevar por su dulce y cálido abrazo…
Abre las alas de tu Alma… y elévate al Espíritu, que todo lo contiene… en el Silencio, que brota espontáneamente del centro de tu Ser, libre, inmutable y eterno. Siente la Gratitud inmensa que respiras y que Eres junto a Él/Ella.
Siente tu respiración, siente tu corazón, siente los latidos del Amor y escucha el Silencio que expresa y desvela los más grandes secretos, esos que no pueden ser puestos en palabra alguna, lo Innombrable, el No-Ser, para que tu Ser se exprese y manifieste aquí y ahora, donde todo permanece en reposo, allá donde el infinito se experimenta dentro de ti mismo.
Ahora… puedes sentir, desde lo más infinitamente pequeño en tu interior, como contienes lo más inmenso e infinito del Universo. Eres un fractal del Cosmos y, en el vacío de ti mismo,… te encuentras con Dios.
En ese espacio eres tan pequeño e insignificante que todas las cosas mundanas parecen desaparecer en el vacío… de donde vinieron… y ahí, de repente, puedes sentirte tan grande, infinito y eterno que no pesas ¡Eres Libre y la Libertad misma! Nada te agarra, ni ancla a la tierra, a este Juego de ilusiones, sueños y ficciones.
Despliegas tus alas y abres tu corazón a la Vida, como una hermosa flor que se muestra al mundo emanando su fresco aroma.
Eres de este mundo, pero no le perteneces. Puedes apartarte y alejarte de todo aquello que no eres. Abrázalo, obsérvalo… pero ya no te identifiques. Te instalas en el ojo del huracán, donde todo permanece en Silencio y Quietud, y observas desde la ecuanimidad como todos los objetos de la mente, todas las ilusiones se van cayendo, como una Matrix holográfica, y poco a poco vas regresando al infinito de dónde vienes. Lejos de todo lo superfluo, te sumerges en las profundidades de tu propio océano interior, mientras las olas y la agitación van quedando en la superficie. Te conviertes en el Ojo que observa, en el testigo inmóvil, no eres tu cuerpo, ni tus pensamientos ni emociones. Eres el que observa y atestigua todo el Gran Juego.
Ahí adentro, en ese espacio en ti, todo está quieto y silencioso… en paz.
Tu respiración es el aliento divino que te conecta con el flujo de la vida… Respira… siente… y elévate…. Con cada exalación se produce una pequeña muerte… Abandónate, entrégate, déjate llevar…. Y con cada inhalación renaces, Despiertas y ¡Recuerdas!
En el Santuario del Ser permaneces inmóvil, como un viejo árbol enraizado a la Madre Tierra y con sus ramas alzadas al cielo, abriéndose a la Vida y siendo la Vida misma… Viviendo para Vivir, simplemente Siendo.
En el Santuario de Ser…
Eres todo y todo es en ti, todo lo buscado y anhelado, todo lo vivido y lo que te queda por vivir… Eres la nada, el vacío y la totalidad. Recuperas la inocencia y ella te hace ver la “verdad”
Cesó todo… toda búsqueda, pregunta e inquietud. El ego, enmudeció. Tú eres todo aquello que has estado buscando desde el más allá de los tiempos. Todos los secretos se desvelan ante ti. Cuando vives la Verdad última, todos los misterios se desvelan sin esfuerzo alguno.
Por fin…has llegado al Hogar, a la Mansión de Espíritu… al lugar en el que te encuentras con Dios -Padre/Madre, Creador, tú mismo- en tu interior.
En tu propio Santuario del Ser.
A partir de ahí… sólo queda…. el Silencio que todo lo dice y todo lo expresa.

========================================================
Autor: MemeDi “Habitante y parte indivisible de ese Espacio Sagrado”
Fuente:

La Iluminación: Elevarse por Encima del Pensamiento.


- ¿Para sobrevivir en este mundo no es esencial el pensamiento?

Su mente es un instrumento, una herramienta. Está ahí para utilizarla en una tarea específica y cuando se termina la tarea, hay que dejarla de lado. Como se usa ahora, yo diría que el ochenta o noventa por ciento del pensamiento de la mayoría de las personas es, no sólo repetitivo e inútil, sino que por su naturaleza disfuncional y a menudo negativa, gran parte de él es también perjudicial. Observe su mente y descubrirá que esto es verdad. Ella causa una pérdida grave de energía vital.

Este tipo de pensamiento compulsivo es en realidad una adicción. ¿Qué es lo que caracteriza a una adicción? Simplemente esto: usted ya no siente que puede elegir detenerse. Parece más fuerte que usted. También le da una sensación falsa de placer, placer que invariablemente se convierte en dolor.

- ¿Por qué habríamos de ser adictos al pensamiento?

Porque usted está identificado con él, lo que significa que usted deriva su sentido de sí mismo del contenido y la actividad de su mente. Porque cree que dejaría de ser si dejara de pensar. Según crece, usted forma una imagen mental de quién es usted, basada en su condicionamiento personal y cultural. Podemos llamar a este ser fantasmal el ego. Consiste en actividad mental y sólo se puede mantener activo por medio del pensamiento constante. El término ego significa diferentes cosas para las diferentes personas, pero cuando lo uso aquí significa un falso ser, creado por la identificación con la mente.

Para el ego, el momento presente casi no existe. Lo único que se considera importante es el pasado y el futuro. Esta inversión total de la verdad es la causante de que en su "modalidad ego", la mente sea tan disfuncional. Está siempre preocupada de mantener el pasado vivo porque sin él ¿quién es usted? Se proyecta constantemente hacia el futuro para asegurar su supervivencia y para buscar algún tipo de alivio o de realización en él. Dice: "Un día, cuando esto, aquello o lo de más allá ocurra, voy a sentirme bien, feliz, en paz". Incluso cuando el ego parece estar ocupado con el presente, no es el presente lo que ve: lo percibe en forma completamente errónea porque lo observa con los ojos del pasado. O reduce el presente a un medio para lograr un fin, un fin que siempre está en el futuro proyectado por la mente. Observe su mente y verá que así es como funciona.
El momento presente tiene la clave de la liberación. Pero usted no puede encontrar el momento presente mientras sea su mente.
- No quiero perder mi capacidad de análisis y discriminación. No me molestaría aprender a pensar más claramente, en forma más concentrada, pero no quiero perder mi mente. El don del pensamiento es lo más precioso que tenemos. Sin él, seríamos solamente otra especie animal.

El predominio de la mente no es más que una etapa en la evolución de la conciencia. Necesitamos pasar urgentemente a la próxima etapa; si no, seremos destruidos por la mente, que se ha convertido en un monstruo. Hablaré con más detalle sobre esto después. Pensamiento y conciencia no son sinónimos. El pensamiento es sólo un pequeño aspecto de la conciencia. El pensamiento no puede existir sin la conciencia, pero la conciencia no necesita al pensamiento.

La iluminación significa levantarse por encima del pensamiento, no caer a un nivel inferior del pensamiento, el nivel de un animal o una planta. En el estado iluminado, usted todavía usa su mente pensante cuando la necesita, pero en una forma mucho más enfocada y efectiva que antes. La usa sobre todo con fines prácticos, pero está libre del diálogo interno involuntario y hay una quietud interior. Cuando usted usa la mente y particularmente cuando se necesita una solución creativa, usted oscila unos cuantos minutos entre el pensamiento y la quietud, entre la mente y la no-mente.

La no-mente es conciencia sin pensamiento. Sólo de esta forma es posible pensar creativamente, porque sólo de esta forma el pensamiento tiene poder real. El pensamiento solo, cuando no está conectado con el reino mucho más vasto de la conciencia, se vuelve estéril rápidamente, insensato, destructivo.

La mente es esencialmente una máquina de supervivencia. Ataque y defensa contra otras mentes, recoger, almacenar y analizar información, eso es en lo que es buena, pero no es creativa en absoluto. Todos los artistas verdaderos, lo sepan o no, crean desde un lugar de no-mente, de quietud interior. La mente entonces da forma a la visión o impulso creativo. Incluso los grandes científicos han dicho que sus grandes logros creativos llegaron en un momento de quietud mental. El sorprendente resultado de una encuesta nacional entre los matemáticos más eminentes de Norteamérica, incluido Einstein, para conocer sus métodos de trabajo, fue que el pensamiento "juega sólo un papel subordinado en la breve y decisiva fase del acto creativo en sí mismo" (A. KoestIer, The Ghost in the Machine (Arkana, Londres, 1989) p. 180).
Así pues, yo diría que la sencilla razón por la que la mayoría de los científicos no son creativos, no es porque no saben pensar sino ¡porque no saben cómo dejar de pensar!.

No fue por medio de la mente, del pensamiento, como el milagro de la vida sobre la tierra o el de su propio cuerpo, fueron creados y se sostienen. Hay claramente una inteligencia trabajando que es mucho más grande que la mente. ¿Cómo puede una simple célula humana que mide 1/1.000 de pulgada contener instrucciones en su ADN que llenarían mil libros de seiscientas páginas? Cuanto más aprendemos sobre el funcionamiento del cuerpo, más descubrimos cuán vasta es la inteligencia que funciona en él y qué poco conocemos. Cuando la mente se vuelve a conectar con esto, se vuelve una herramienta sumamente maravillosa. Entonces le sirve a algo más grande que ella misma.

Eckhart Tolle, El Poder del Ahora.
FUENTE  http://larutadelailuminacion.blogspot.com.es

viernes, 27 de diciembre de 2013

LOS NUEVOS HABITANTES DE LA ESFERA


Foto: LOS NUEVOS HABITANTES DE LA ESFERA

Son seres de luz que han comenzado a nacer en el mundo, desde principios de los años 70, con un nuevo estado de conciencia, estos niños vienen con la misión de romper los antiguos esquemas sociales y traen consigo la tarea de propulsar cambios en ésta, para el bienestar de todos nosotros. En muchos países al niño producto de la evolución le han dado el nombre de índigo y cuentan con una capacidad de raciocinio y una apertura de conciencia increíble, con capacidades que van más allá de lo normal ó de lo que comúnmente vemos.

En realidad, siempre han estado llegando, pero eran muy pocos, ya que la evolución seguía su curso demasiado lentamente y no requería en aquellas épocas de mayores insumos, ni se daban las condiciones para el cambio dimensional, tal y como vienen definidas en la época actual, en las que se ha producido un despertar no sólo tecnológico sino de la propia esfera que viene evolucionando día tras día, en progresión hipergeométrica, es decir, se avanza más en una década, que en un milenio, o en un mes más que en 100 años.

Las características de estos niños son las siguientes:

• Les gusta hablar y tratan de comunicarse constantemente, y parece como si se sintiesen cómodos con casi todos los temas.
• Suelen tener unos patrones de entonación y de inflexión extraños cuando hablan, es como si su timbre de voz entrase dentro del que escucha.
• No entienden por qué hacen mal las cosas, ni por qué se les castiga, lo cual los exaspera y provoca que se rebelen.
• Suelen ser atrevidos y temerarios.
• Parece que se encuentran habitualmente bajo un estado de ansiedad extrema.
• Son extremadamente inteligentes y brillantes.
• Muchas veces dan la impresión de pertenecer a una extraña “realeza”.
• Tienen la sensación de "merecer estar aquí" y se sorprenden cuando otros no comparten esa misma sensación.
• Poseen una enorme autoestima (es típico que les hablen a sus padres de "quienes son ellos" y por qué han decidido venir aquí).
• No les resulta fácil aceptar una autoridad absoluta (autoridad sin ninguna explicación o sin más alternativas)
• Hay ciertas cosas que sencillamente se niegan a hacer; por ejemplo les resulta exasperante esperar en una fila.
• Los sistemas rituales o rutinarios, que no requieren de pensamientos creativos les provocan un alto grado de frustración.
• Siempre encuentran una forma mejor de hacer las cosas, tanto en la casa como en la escuela, lo que los convierte en rebeldes virtuales, inconformistas por sistema.
• Pueden resultar antisociales a menos que se encuentren entre niños de su misma clase. Si no hay otros con el mismo nivel de consciencia, a menudo se tornan retraídos, sintiendo que ningún ser humano los entiende. La escuela es para ellos un sitio donde les es muy difícil integrarse y socializar.
• No responden a la disciplina ni al sentido de culpabilidad.
• Pueden ser tímidos en expresar lo que necesitan.

Otras características:

• Estos niños son siempre maestros en aspectos de la personalidad tales como: claridad mental, nivel perceptivo, lucidez extraordinaria y precocidad, humildad, capacidad creativa, nula competitividad y, sin embargo, fuerte liderazgo y capacidad para resolver conflictos y aportar la energía de calma y paz allí donde se encuentren, lo cual es, por otra parte, su misión: elevar la vibración de este planeta empezando por su entorno más inmediato.
• Poseen una capacidad desarrollada al 100% para realizar auténticas obras creativas con apenas recursos porque también a ese nivel su naturaleza creadora se abrirá camino en su vida como ser humano.
• Sienten mucho apego por su propia familia, a la que ama profundamente pero no se dejará manejar con chantajes emocionales.
• Si no se sienten comprendidos estos niños optarán por ausentarse de la realidad introduciéndose en su propio mundo para poder subsistir o harán exactamente lo contrario y se volverán violentos, evadiendo la realidad de sus vidas, para así tratar de atraer ayuda.
• Es preciso estar atentos a las señales que se presenten de increíble frustración cuando empiecen a convivir con otros niños. Esto es normal en parte. Es la "desesperación e impotencia" que van acumulando, lo que puede alertar de la profunda depresión en la que están sumidos. Más adelante, este cuadro puede desembocar en una conducta hiperactiva, ambos mecanismos de defensa que nacen del sentimiento de soledad, aun teniendo otros niños con quienes jugar.
• Utilizan fundamentalmente el hemisferio derecho del cerebro, por lo que suelen ser zurdos.
• Su inteligencia y el despliegue de su creatividad llama la atención de sus padres y maestros. Casi todos tienen grandes habilidades musicales.
• Tienen una gran energía vital por lo que resultan incansables, algunos duermen muy pocas horas, así que comparando su ritmo vital con el del promedio de la raza humana, ellos resultan siempre hiperactivos.
• Estos niños vienen con al menos seis (6) hebras activadas de su ADN, por lo que tienen acceso a la biblioteca del tiempo y del espacio, de forma que saben y conocen muchas cosas que los demás desconocen. En general, podría decirse que saben mucho más que sus maestros de la escuela. No obstante, son muy comprensivos y pueden entender que su mamá está cansada, pero no se les puede decir "haz esto o aquello porque yo lo digo, porque yo lo ordeno", ya que se resisten a un punto que pueden tornarse rebeldes.
• Siempre es necesario hablarles con la verdad, ya que las demás personas resultan transparentes para ellos y simplemente, de no hacerlo así, el embustero quedaría descubierto en el acto.
• poseen de un sinnúmero de habilidades de tipo parapsicológico, ya que están más conectados con su esencia.
• Requieren de un espacio abierto de comunicación donde ellos puedan expresar, sin juicios ni evaluaciones, su sentir y sus visiones, para el resto de personas incomprensibles, ya que viven realidades diferentes. El burlarse de ellos trae consigo resultados funestos y pierden la confianza. La mayoría son desinhibidos y autodeterminados, desde muy pequeños creen en sí mismos y muestran una gran seguridad en sus argumentos, en sus actos y en sus decisiones no importándoles la desaprobación de quienes están cerca de ellos.
• La hipersensibilidad de estos niños se manifiesta física, emocional, psíquica y espiritualmente. Físicamente, sus sentidos están más activos, su vista abarca un mayor campo visual percibiendo tonalidades de colores que, los adultos, no captan. Por ello, son hipersensibles a la luz fluorescente, por cacofonía, razón por la que puede presentarse una distorsión de percepción ocular acarreando problemas de lectura y escritura.
• Es común la dislexia y que sean zurdos y/o ambidiestros
• Son muy sensibles a los ruidos y captan una gama de frecuencias mayor que las de los seres humanos normales.
• Su sentido olfativo está muy asociado a la identificación, con gran facilidad captan la vibración olfativa que emana el olor de la persona, lugares, objetos, al igual que detectan olores a distancia. Son muy sensibles a olores de productos químicos que los irritan y desequilibran, como el olor al tabaco, perfumes, detergentes, pesticidas, etc.
• Respecto al gusto vemos que tienen preferencias e inclinaciones muy definidas desde temprana edad en la comida. Tienden más bien a ser vegetarianos espontáneamente desde pequeños con mayor inclinación por las frutas. Desarrollan frecuentemente sensibilidad reactiva u tóxica por determinadas comidas en especial aquellas que tienen aditivos, preservativos, colorantes.
• En cuanto al tacto, es el sentido a través del cual manifiestan una mayor sensibilidad, reaccionan a nivel de piel con urticarias, alergias, a todo lo que no está hecho con materiales 100% naturales, de ahí su incomodidad a las gomas de la ropa interior, las etiquetas, a las mezclas de materiales sintéticos con el roce de la piel. ellos descargan mayor condensación de energía y por el cual captan como antenas táctiles, de ahí su hipersensibilidad y su necesidad de movimiento.
• Su impulsividad es producto muchas veces de la capacidad que tienen de recibir la información, interviniendo atropelladamente, costándoles esperar su turno para hablar pues ya han percibido el contenido energético y sólo les queda reafirmarlo.
• Para ellos, la honestidad, la autenticidad y la apertura, son la base del respeto. Estos niños son altamente intuitivos
• Son muy inteligentes pero necesitan del apoyo emocional para expandir su inteligencia. Muchas veces se frustran fácilmente porque no encuentran eco entre las ideas grandiosas que se les ocurren y las personas o recursos que los apoyen para que esas ideas germinen en frutos.
• Tienen la disposición de hacer las cosas por sí mismos y sólo aceptan ayuda del exterior si se la presentan dentro de un marco como que él va a escoger, por lo que es habitual oírles decir: "Déjame, yo lo sé hacer, lo hago solo".
• Estos niños pueden nacer en cualquier clase socioeconómica y se caracterizan, básicamente, por poseer un nuevo estado de conciencia.
• En casa, aprenden bailando, repasando las lecciones montados en bicicleta estacionaria, leyendo en mecedoras. En el aula, se sugiere enseñar con movimiento por ejemplo: enseñar ortografía dinámica, sentándose en las vocales y pararse en las consonantes, Este aspecto es totalmente opuesto a lo tradicional académico donde se exige quedarse quieto para oír la clase, donde la fuente de información es primordialmente la maestra, donde hay una secuencia cronológica para hacer las cosas (mente lineal) cuando ellos requieren de multiplicidad (estímulo táctil, auditivo, visual simultáneamente) pero donde el sentido del tacto es el predominante de los tres, pues estos niños tienen una forma diferente de pensar, de procesar la información, de poner atención, de comportarse, pero en su esencia están intactos, completos, saludables y más bien engrandecidos en su capacidad. Tienen problemas para encajar en los sistemas tradicionales de educación y se les violenta por el sólo hecho de querer adaptarlos. Pero su misión no es
adaptarse al sistema educativo vigente sino cambiarlo. Ellos os alertan de que vuestros sistemas de educación no ofrece las condiciones necesarias en cuanto a la verdadera educación que se requiere como preparación para poder operar en un nivel superior de conciencia.

En definitiva, estos niños son Maestros para la humanidad. En su mayoría desde el anonimato, vienen a cambiar la sociedad, sea cual sea el lugar que ocupen dentro de la misma. 

A medida que expandís vuestra conciencia, facilitaréis mucho mejor que la frecuencia de estos seres se incorpore a nivel individual; por ello, os encontraréis constantemente con este tipo de seres, ya como adultos, adolescentes, niños o bebes y lo que está claro es que toda la humanidad sin excepción, irá incorporando gradualmente la posibilidad de tener y sostener una frecuencia similar.

Hace ya algunas décadas que todos os estáis dando cuenta de que los niños ya no son como eran antes: su nivel de receptividad, autonomía, carácter, inteligencia, creatividad, sociabilidad, criterio personal, memoria y habilidad es diferente, es brillante y espectacular en la mayoría de los casos. Esto es así porque desde hace ese mismo tiempo la radiación y frecuencia de la luz está ya arraigada y permite la "siembra" de ésta frecuencia en mejores condiciones de lo que era anteriormente.


Angel Luis Fernández.

www.a1radiotv.com
www.esdeihewe.com 
www.youtube.com/user/a1television

Son seres de luz que han comenzado a nacer en el mundo, desde principios de los años 70, con un nuevo estado de conciencia, estos niños vienen con la misión de romper los antiguos esquemas sociales y traen consigo la tarea de propulsar cambios en ésta, para el bienestar de todos nosotros. En muchos países al niño producto de la evolución le han dado el nombre de índigo y cuentan con una capacidad de raciocinio y una apertura de conciencia increíble, con capacidades que van más allá de lo normal ó de lo que comúnmente vemos.

En realidad, siempre han estado llegando, pero eran muy pocos, ya que la evolución seguía su curso demasiado lentamente y no requería en aquellas épocas de mayores insumos, ni se daban las condiciones para el cambio dimensional, tal y como vienen definidas en la época actual, en las que se ha producido un despertar no sólo tecnológico sino de la propia esfera que viene evolucionando día tras día, en progresión hipergeométrica, es decir, se avanza más en una década, que en un milenio, o en un mes más que en 100 años.

Las características de estos niños son las siguientes:

• Les gusta hablar y tratan de comunicarse constantemente, y parece como si se sintiesen cómodos con casi todos los temas.
• Suelen tener unos patrones de entonación y de inflexión extraños cuando hablan, es como si su timbre de voz entrase dentro del que escucha.
• No entienden por qué hacen mal las cosas, ni por qué se les castiga, lo cual los exaspera y provoca que se rebelen.
• Suelen ser atrevidos y temerarios.
• Parece que se encuentran habitualmente bajo un estado de ansiedad extrema.
• Son extremadamente inteligentes y brillantes.
• Muchas veces dan la impresión de pertenecer a una extraña “realeza”.
• Tienen la sensación de "merecer estar aquí" y se sorprenden cuando otros no comparten esa misma sensación.
• Poseen una enorme autoestima (es típico que les hablen a sus padres de "quienes son ellos" y por qué han decidido venir aquí).
• No les resulta fácil aceptar una autoridad absoluta (autoridad sin ninguna explicación o sin más alternativas)
• Hay ciertas cosas que sencillamente se niegan a hacer; por ejemplo les resulta exasperante esperar en una fila.
• Los sistemas rituales o rutinarios, que no requieren de pensamientos creativos les provocan un alto grado de frustración.
• Siempre encuentran una forma mejor de hacer las cosas, tanto en la casa como en la escuela, lo que los convierte en rebeldes virtuales, inconformistas por sistema.
• Pueden resultar antisociales a menos que se encuentren entre niños de su misma clase. Si no hay otros con el mismo nivel de consciencia, a menudo se tornan retraídos, sintiendo que ningún ser humano los entiende. La escuela es para ellos un sitio donde les es muy difícil integrarse y socializar.
• No responden a la disciplina ni al sentido de culpabilidad.
• Pueden ser tímidos en expresar lo que necesitan.

Otras características:

• Estos niños son siempre maestros en aspectos de la personalidad tales como: claridad mental, nivel perceptivo, lucidez extraordinaria y precocidad, humildad, capacidad creativa, nula competitividad y, sin embargo, fuerte liderazgo y capacidad para resolver conflictos y aportar la energía de calma y paz allí donde se encuentren, lo cual es, por otra parte, su misión: elevar la vibración de este planeta empezando por su entorno más inmediato.
• Poseen una capacidad desarrollada al 100% para realizar auténticas obras creativas con apenas recursos porque también a ese nivel su naturaleza creadora se abrirá camino en su vida como ser humano.
• Sienten mucho apego por su propia familia, a la que ama profundamente pero no se dejará manejar con chantajes emocionales.
• Si no se sienten comprendidos estos niños optarán por ausentarse de la realidad introduciéndose en su propio mundo para poder subsistir o harán exactamente lo contrario y se volverán violentos, evadiendo la realidad de sus vidas, para así tratar de atraer ayuda.
• Es preciso estar atentos a las señales que se presenten de increíble frustración cuando empiecen a convivir con otros niños. Esto es normal en parte. Es la "desesperación e impotencia" que van acumulando, lo que puede alertar de la profunda depresión en la que están sumidos. Más adelante, este cuadro puede desembocar en una conducta hiperactiva, ambos mecanismos de defensa que nacen del sentimiento de soledad, aun teniendo otros niños con quienes jugar.
• Utilizan fundamentalmente el hemisferio derecho del cerebro, por lo que suelen ser zurdos.
• Su inteligencia y el despliegue de su creatividad llama la atención de sus padres y maestros. Casi todos tienen grandes habilidades musicales.
• Tienen una gran energía vital por lo que resultan incansables, algunos duermen muy pocas horas, así que comparando su ritmo vital con el del promedio de la raza humana, ellos resultan siempre hiperactivos.
• Estos niños vienen con al menos seis (6) hebras activadas de su ADN, por lo que tienen acceso a la biblioteca del tiempo y del espacio, de forma que saben y conocen muchas cosas que los demás desconocen. En general, podría decirse que saben mucho más que sus maestros de la escuela. No obstante, son muy comprensivos y pueden entender que su mamá está cansada, pero no se les puede decir "haz esto o aquello porque yo lo digo, porque yo lo ordeno", ya que se resisten a un punto que pueden tornarse rebeldes.
• Siempre es necesario hablarles con la verdad, ya que las demás personas resultan transparentes para ellos y simplemente, de no hacerlo así, el embustero quedaría descubierto en el acto.
• poseen de un sinnúmero de habilidades de tipo parapsicológico, ya que están más conectados con su esencia.
• Requieren de un espacio abierto de comunicación donde ellos puedan expresar, sin juicios ni evaluaciones, su sentir y sus visiones, para el resto de personas incomprensibles, ya que viven realidades diferentes. El burlarse de ellos trae consigo resultados funestos y pierden la confianza. La mayoría son desinhibidos y autodeterminados, desde muy pequeños creen en sí mismos y muestran una gran seguridad en sus argumentos, en sus actos y en sus decisiones no importándoles la desaprobación de quienes están cerca de ellos.
• La hipersensibilidad de estos niños se manifiesta física, emocional, psíquica y espiritualmente. Físicamente, sus sentidos están más activos, su vista abarca un mayor campo visual percibiendo tonalidades de colores que, los adultos, no captan. Por ello, son hipersensibles a la luz fluorescente, por cacofonía, razón por la que puede presentarse una distorsión de percepción ocular acarreando problemas de lectura y escritura.
• Es común la dislexia y que sean zurdos y/o ambidiestros
• Son muy sensibles a los ruidos y captan una gama de frecuencias mayor que las de los seres humanos normales.
• Su sentido olfativo está muy asociado a la identificación, con gran facilidad captan la vibración olfativa que emana el olor de la persona, lugares, objetos, al igual que detectan olores a distancia. Son muy sensibles a olores de productos químicos que los irritan y desequilibran, como el olor al tabaco, perfumes, detergentes, pesticidas, etc.
• Respecto al gusto vemos que tienen preferencias e inclinaciones muy definidas desde temprana edad en la comida. Tienden más bien a ser vegetarianos espontáneamente desde pequeños con mayor inclinación por las frutas. Desarrollan frecuentemente sensibilidad reactiva u tóxica por determinadas comidas en especial aquellas que tienen aditivos, preservativos, colorantes.
• En cuanto al tacto, es el sentido a través del cual manifiestan una mayor sensibilidad, reaccionan a nivel de piel con urticarias, alergias, a todo lo que no está hecho con materiales 100% naturales, de ahí su incomodidad a las gomas de la ropa interior, las etiquetas, a las mezclas de materiales sintéticos con el roce de la piel. ellos descargan mayor condensación de energía y por el cual captan como antenas táctiles, de ahí su hipersensibilidad y su necesidad de movimiento.
• Su impulsividad es producto muchas veces de la capacidad que tienen de recibir la información, interviniendo atropelladamente, costándoles esperar su turno para hablar pues ya han percibido el contenido energético y sólo les queda reafirmarlo.
• Para ellos, la honestidad, la autenticidad y la apertura, son la base del respeto. Estos niños son altamente intuitivos
• Son muy inteligentes pero necesitan del apoyo emocional para expandir su inteligencia. Muchas veces se frustran fácilmente porque no encuentran eco entre las ideas grandiosas que se les ocurren y las personas o recursos que los apoyen para que esas ideas germinen en frutos.
• Tienen la disposición de hacer las cosas por sí mismos y sólo aceptan ayuda del exterior si se la presentan dentro de un marco como que él va a escoger, por lo que es habitual oírles decir: "Déjame, yo lo sé hacer, lo hago solo".
• Estos niños pueden nacer en cualquier clase socioeconómica y se caracterizan, básicamente, por poseer un nuevo estado de conciencia.
• En casa, aprenden bailando, repasando las lecciones montados en bicicleta estacionaria, leyendo en mecedoras. En el aula, se sugiere enseñar con movimiento por ejemplo: enseñar ortografía dinámica, sentándose en las vocales y pararse en las consonantes, Este aspecto es totalmente opuesto a lo tradicional académico donde se exige quedarse quieto para oír la clase, donde la fuente de información es primordialmente la maestra, donde hay una secuencia cronológica para hacer las cosas (mente lineal) cuando ellos requieren de multiplicidad (estímulo táctil, auditivo, visual simultáneamente) pero donde el sentido del tacto es el predominante de los tres, pues estos niños tienen una forma diferente de pensar, de procesar la información, de poner atención, de comportarse, pero en su esencia están intactos, completos, saludables y más bien engrandecidos en su capacidad. Tienen problemas para encajar en los sistemas tradicionales de educación y se les violenta por el sólo hecho de querer adaptarlos. Pero su misión no es
adaptarse al sistema educativo vigente sino cambiarlo. Ellos os alertan de que vuestros sistemas de educación no ofrece las condiciones necesarias en cuanto a la verdadera educación que se requiere como preparación para poder operar en un nivel superior de conciencia.

En definitiva, estos niños son Maestros para la humanidad. En su mayoría desde el anonimato, vienen a cambiar la sociedad, sea cual sea el lugar que ocupen dentro de la misma.

A medida que expandís vuestra conciencia, facilitaréis mucho mejor que la frecuencia de estos seres se incorpore a nivel individual; por ello, os encontraréis constantemente con este tipo de seres, ya como adultos, adolescentes, niños o bebes y lo que está claro es que toda la humanidad sin excepción, irá incorporando gradualmente la posibilidad de tener y sostener una frecuencia similar.

Hace ya algunas décadas que todos os estáis dando cuenta de que los niños ya no son como eran antes: su nivel de receptividad, autonomía, carácter, inteligencia, creatividad, sociabilidad, criterio personal, memoria y habilidad es diferente, es brillante y espectacular en la mayoría de los casos. Esto es así porque desde hace ese mismo tiempo la radiación y frecuencia de la luz está ya arraigada y permite la "siembra" de ésta frecuencia en mejores condiciones de lo que era anteriormente.


Angel Luis Fernández.

www.a1radiotv.com
www.esdeihewe.com
www.youtube.com/user/a1television