Muy recomendada.

lunes, 30 de septiembre de 2013

SOMOS …IMPERFECTAMENTE PERFECTOS

El ego no es perfecto y nunca será perfecto. Podemos pasarnos toda la vida tratando de lograrlo, mas el trabajo con nuestra mente inferior, nunca estará acabado. Porque gracias a su perfecta imperfección llegan todas las lecciones…hasta que ya no tengamos que reencarnar…y entonces, se acaba ésta parte del juego y se inicia otra.
El ego no es lo que somos, pero lo creamos y no es desechable mientras trabajamos en éstos planos densos. La consciencia del ego es una ilusión, un creador de mundos ilusorios, transitorios…pero útiles, mundos de fantasía que creamos para sentirnos a salvo, protegidos, defendidos y para mantener nuestra identidad de “yo”, dentro del YO. Lo más duro es que creamos la película y luego nos olvidamos de que es sólo una película. Darnos cuenta de esto, nos posibilitará apagar de a ratos esa película y deslizarnos silenciosamente por la ranura de nuestra consciencia, para expandirnos y reconocernos más allá de ese pequeño “yo”.
Somos perfectamente imperfectos porque somos ambas cosas: plenamente humanos y plenamente Espíritu!
Contamos con un instrumento menor, la mente ego y con la Mente superior Divina. Pongamos a nuestro Espíritu a cargo de la conducción! Pongamos a nuestro ego a trabajar cumpliendo las directrices de la Conciencia Superior, nuestro Espíritu!
Ser humilde no significa negar nuestro verdadero ser, el Espíritu. Ser humilde significa que reconocemos que no somos la mente inferior o ego. Ser humilde significa que hemos despertado a la verdad de que compartimos un mismo Espíritu con todos los demás seres humanos, y a la vez nos manifestamos también con un ego.
Somos Espíritu infinito, eterno, nunca nacido, nunca muerto, omnipotente, omnisciente, omnipresente, lleno de potencial y posibilidades.
El Espíritu, nuestro ser real, comparte la Mente Perfecta (La mente Una). El Espíritu en el que tú y yo tenemos el ser, es siempre perfecto.
No es algo que tengamos que buscar, algo por lo cual luchar, desear, esforzarnos por alcanzar o trabajar. Es que ya está SIENDO!
Tampoco es cuestión de matar a nuestra mente inferior, crucificando al ego o tratando de alcanzar la iluminación. Es una simple cuestión, natural, de despertar a la verdad de lo que realmente SOMOS, abrazando sin embargo la multifacética función de ego, sin creernos la película. Cuando nuestra mente inferior está a cargo, lo único que podemos ver es la limitada oscuridad de nuestra realidad inventada. Cuando volamos por sobre la mente inferior, nuestros ojos se abren a la luz de la conciencia que existe eternamente e infinitamente en nuestro espíritu, el mismo Espíritu que compartimos con Dios (el UNO)…y desde allí podemos ver claro que tenemos que salirnos de la esclavitud constante de la mente inferior y sus creaciones…de a poco, hasta que la consciencia se expanda y lo abrace todo en la Unicidad.
Empecemos el día recordándonos, como espíritus, en el Espíritu, nuestro verdadero ser. Empecemos el día con la conciencia de que somos espíritu encarnado en un cuerpo físico, un increíble instrumento de alta tecnología de la divinidad.Podemos utilizarlo en un nivel muy bajo con el ego en el puesto de mando, o podemos dar continuamente, con la atención plena, el poder al Espíritu…AQUÍ Y AHORA. El tiempo es el instrumento del ego. Si lo logramos, rescatándonos de la línea de tiempo, mente, cerebro, órganos sensoriales comenzaran a servir de instrumentos espirituales, además de egoicos…y una infinita fuente de conocimientos comenzará a abrirse…a la par del corazón espiritual…no del que gime emocionalmente, sino el que abraza la totalidad de la vida del Espíritu.
Somos imagen y semejanza de Dios, una gota del océano…parte del Espíritu Santo que todo lo penetra. Podemos tomar las riendas del ego y ponerlas amorosamente en las manos seguras y estables de nuestro espíritu, nuestro verdadero Ser. Cuando el Espíritu está a cargo, el ego debe seguir los impulsos e inspiraciones de nuestro infinito potencial, y tenemos acceso a esas elevadas posibilidades espirituales…YA COMIENZAN A LLEGAR LOS DONOS…MIENTRAS VAMOS PERMITIENDO ABRIRNOS.
COMECEMOS SI AÚN NO LO HICIMOS…
1. Mudemos el poder desde el centro cabeza-mente al centro corazón-cuerpo, como base de datos.
2. Sintamos el dolor y los sentimientos distorsionados que han bloqueado el flujo natural de nuestras e-mociones: sentir el dolor no nos mata, nos libera!
3. Hasta que no permitamos que nuestro corazón se limpie, purifique, y transforme, no tendremos un claro y libre acceso a nuestro Espíritu, el verdadero Ser.
4. Abramos más y más el corazón y soltemos los viejos sentimientos.
5. Respiremos Espíritu, Respiremos Verdad… la Vida Respira, respiremos Luz!
6. Relajémonos, aquietémonos, sabiendo lo que en realidad somos: Espíritu disfrazado de Humano!
7. Inspirémonos yendo profundo y en silencio. De allí obtendremos el combustible…SIEMPRE
8. Descansemos en ese silencio y quietud de nuestro verdadero Ser interior
9. Hablemos desde nuestra Presencia interior. Escuchemos desde nuestra Presencia interior. Actuemos desde nuestra Presencia interior. Amemos desde nuestra Presencia interior
10. Seamos conscientes de la CONSCIENCIA…Una e infinita en la que SOMOS.
Estemos presentes desde lo más profundo, lo más expandido de nosotros.
En este nivel más profundo de nuestro Ser, DIOS Y NOSOTROS SOMOS UNO…COMO LO ES POR TODA LA ETERNIDAD!

Buscando al “Yo soy” desde la creencia a la visión de fuego


hermandadblanca.org imagen de fuego 201x300 Buscando al “Yo soy” desde la creencia a la visión de fuego sabiduria y conocimiento reflexiones personal filosofia sabiduria y conocimiento reflexiones personales Filosofia description multimedia
Uno de los procesos más profundos y reveladores que está llevando a cabo nuestra conciencia bajo el impulso primordial de la “búsqueda de la insondable Verdad”, es el encuentro con uno mismo.
La observación desapegada, el silencioso emerger “sin juicio” ni “deseo” de unas mentes que están desatando y permitiendo el salto de la inteligencia a la intuición en la jerarquía humana, nos permite acercarnos a un estado de “comprensión” de las múltiples vidas y fuerzas que operan en nuestro ser, y que son “investigadas” con una “novedosa” percepción que ha substituido a la “creencia”.
Este estado virginal de una mente latiendo hacia el nacimiento de su propia comprensión, descubriendo y desarrollando a través de la propia experiencia las conexiones con un ilimitado y omniabarcante proceso creador, que con cada paso se entrelaza y afianza más a la “fuente interna”, está produciendo un desarrollo crucial en nuestra relación con el todo, y principalmente nos está permitiendo retornar al hogar, o lo que es lo mismo, superar los niveles densos de nuestra “interpretación de Dios”.
En un universo de creación mental, los aforismos inmemoriales como “la energía sigue al pensamiento” o “como es arriba es abajo”( hacen referencia a a la permeabilidad de los éteres de la mente) y la creciente investigación de la ciencia cuántica, ya dibuja pinceladas de una “creación” individual que acomete y produce respuestas no sólo en el individuo o el entorno, si no en un infinito cosmos del cuál  no sólo recibimos respuestas o inspiración, si no que poco a poco nos revela la capacidad de nuestra mente de interactuar en él.
El hipermagnético portal del “despertar” producido por una infinidad de “perceptores” universales del plan, nos ha conducido a una masiva respuesta en la humanidad inspirando y acrecentando la búsqueda de la propia divinidad, enraizando vigorosamente la “idea” de una fuente interna, un templo sagrado cobijado en la forma, una descendencia celestial del hombre, universal, co-creadora, que nos permite abandonar la creencia antigüa del Padre externo y justiciero, de los dioses antigüos que movían los hilos del mundo, liberando principalmente el miedo para permitirnos así acercarnos a la investigación de la Esencia de lo Innombrable con una novedosa y poderosa perspectiva.
Este cambio substancial acrecentado e inspirado por muchos de quienes “investigan” sus propios caminos con sincera y humilde libertad, nos permite abrir las puertas a un redescubrimiento interno, donde el miedo inercial e instintivo de la primera humanidad acechada de peligros es innecesario y así también la “necesidad de un Salvador externo”.
De este modo nuestra conciencia liberada del peso kármico producido por la creencia que densamente ha ido velando una y otra vez la realidad espiritual nos permite “elevarnos” ascender, a nuevos estados de nuestra “idea de Dios”, y es la reconquistada libertad la que nos conduce poco a poco a permitir primero, a desarrollar después y a exteriorizar más tarde la propia soberanía, la sabiduría inherente y natural de nuestra esencia, la dimensionalidad que intuimos detrás de todos esos estadios de conciencia donde nos movemos y tenemos nuestro Ser.
Así poco a poco vamos dejando en el camino patrones, bloqueos, ideas obsoletas y creencias que han ido tejiendo la “realidad” o maya.
Las posibilidades crecen y lo potencialmente poderoso que intuimos como parte de nosotros mismos pasa a ser “percibido” en lugar de “creído” (apegado, inercial, externo) y es ahí donde la búsqueda comienza a suponer un estado más puro de nosotros mismos, un estado multidimensional donde una infinidad de realidades y vidas, de existencias y experiencias, de fuerzas y energías emergen con sus potencialidades ilimitadas, pudiendo formar parte de la “incansable búsqueda”, otorgando y cediendo, su sabiduría como parte indispensable de la exteriorización o manifestación completa del Hombre-Dios.
Esta miríada de vida entre las vidas, de moléculas, átomos, células que en su propio e individual proceso han evolucionado bajo las “leyes” de nuestra mente-creencia de algo “externo” comienzan a tomar conciencia de su propia divinidad. Como parte de un todo reluciente, tocadas e inspiradas por un “perceptor” que no las etiqueta o somete a lugares inferiores del juicio social, abren las puertas a su tendencia natural, resurgen brillantes y radiantes a una nueva vida, y comienzan su reconversión, su preparación para una simbiosis profunda con el Soberano, con el Ser que se reinterpreta como Espíritu y que con el profundo Amor del hijo, con la semilla crística comenzando a emerger tras el largo trabajo de la era pisciana, se redescubre también como pura y radioactiva Materia, donde la Unión da forma a la Existencia.
El trabajo meditativo, el silencio donde el todo se contiene, el entrenamiento de la mente que ha de conseguir superar la inteligencia y lo concreto para reinterpretar el mundo abstracto e invisible del “perceptor” produce otro salto cualitativo en la “visión” y la experiencia del “origen” del vacío primigenio acrecienta la “visión de fuego”, el salto hasta otras dimensiones de nuestra “idea de Dios”, donde la certeza substituye a la creencia, la sabiduría al conocimiento, y la intuición a la inteligencia.
En esos parámetros exponencialmente liberados un universo de Amor se desarrolla. Un estado de dimensionalidad de nuestra conciencia donde ocurren los milagros, donde el hombre asume armónicamente su destino de creador, donde el “esfuerzo y la lucha” han desaparecido, y la búsqueda, el sendero de retorno hacia la VERDAD la BELLEZA y el PODER sucede como principal “plan” del estado más elevado del Dios al que nos acercamos…EL SER PURO QUE SOY…EL YO SOY.
“Lo que yo te digo en la oscuridad, háblalo tú en la luz”
Namasté
Anabel.C.Huertas

domingo, 29 de septiembre de 2013

Cómo realizar un Viaje Astral (Mantram Faraon y Hemi-Sync)


Hemi-Sync ®, el logotipo de Hemi-Sync ®, mapas cerebrales, y fragmentos de sonido de Hemi-Sync ® Servicio para los viajes fuera del cuerpo son marcas registradas de Interstate Industries, Inc., d / b / a Monroe Products, y utilizado con permiso
________________________________________­______________

En este video se explican técnicas para realizar un viaje astral.

Musica para salir al Astral (Hemi-Sync - Journeys out of the body)

HEMI-SYNC ® es la tecnología de sonido creada por Robert Monroe y desarrollado durante 50 años por los Productos Monroe de Virginia - EE.UU., organización de investigación, educativa y sin ánimo de lucro, pionera y líder en la investigación de los estados de consciencia facilitados por el sonido. El término es una abreviación de "hemispheric synchronization" refiriéndose a la sincronización de ambos hemisferios del cerebro, lográndose mediante el uso de sonidos que permiten entrar con gran facilidad a distintos niveles de consciencia.
Esta tecnología de sonido avanzada, patentada y científicamente comprobada, está avalada por numerosas investigaciones de científicos, sociólogos y profesores, y como no, por el bienestar de miles de personas que la usan en su vida diaria.
Hemi-Sync® facilita las condiciones en las que los patrones eléctricos de los dos hemisferios del cerebro se sincronizan, operando al unísono, condición óptima para utilizar más el potencial del cerebro. Sin auto-hipnosis, sin mensajes subliminales. Sin una gran inversión.

Advertencias: * No se deben escuchar las grabaciones utilizando aparatos de luz y sonido, o mientras conduces u operas con maquinaria pesada. * Aunque muchos de nuestros productos contribuyen a la salud, éstos no están diseñados para substituir diagnósticos ni tratamiento médicos. * Los productos de Hemi-Sync® no deben ser reproducidos ni deben ser usados con Dolby® u otros sistemas de ruido-reducción; en este caso disminuiría el efecto de las grabaciones. * Si tienes crisis epilépticas no escuches Hemi Sync sin antes primero consultar con tu médico.


Para descargar Hemi Sync, ingresen en la página oficial (en español) http://www.hemisync.es/
Aquí podrán comprar Hemi Sync, Journeys Out Of the Body (para viajes astrales), y muchos otros CDs para distintos fines.

Espero que este video les guste y les sirva. Muchas gracias.

Flavio Cabobianco (Entrevista) - Impresionante testimonio de un niño que recuerda su vida antes de nacer....







.. 
ENLACE A LIBRO para DESCARGAR " VENGO DEL SOL" de Flavio Cabobianco.

 

La impresionante historia del niño que cuenta cómo era su vida antes de nacer en la Tierra

vengo
El chico ya está grande. Pero en 1991, cuando tenía pocos años, no tuvo mejor idea que escribir un libro revolucionario llamado “Vengo del Sol”. Un recopilado de todos los recuerdos de un niño, Flavio Cabobianco, entre los 3 y 10 años de edad. Un testimonio que puede ayudar enormemente a otros niños que estén pasando por lo mismo y, a la vez, a los adultos que deben aprender a escucharlos con mente abierta. Ellos son nuestros grandes Maestros.

El libro surgió a partir de un trabajo de ordenamiento que hizo la periodista austro-argentina Ama Hilde Brostrom sobre las de notas de Alba Zuccoli y Omar Néstor Cabobianco, los padres de Flavio. En los encuentros con ella, Flavio, que entonces tiene 8 años, agregó comentarios a los dibujos y esquemas que facilitaban, según el pequeñito, la comprensión de sus explicaciones sobre temas como la formación de la materia, la misión al encarnar, los recorridos de las almas, la energía de los planetas y el Universo, el tiempo-espacio, etc.

“El libro que terminé de gestar cuando tenía aún diez años cambió mi vida rotundamente. Nos educan para olvidar que creamos, co-creamos lo que llamamos realidad. La vida es tan mágica… vivir es un acto creativo. La escritura es para que hable el alma; o si no, no vale la pena. A veces estoy confundido. Estar confundido es fantástico porque es estar aprendiendo y estar vivo. Prefiero expresarme en un libro porque tiene vida, tiene mi energía. Al abrir sus hojas otorga todo lo que tiene para entregarlo al mundo”, dijo Flavio, pocos tiempo después de terminar su obra.

Prólogo imperdible

Nuevos niños están naciendo. Son humanos diferentes, aunque no lo parezcan. Yo soy sólo uno de ellos, uno de los primeros. La humanidad está cambiando. La conexión con lo espiritual está más abierta. Todos los niños pueden ahora mantenerse unidos a su esencia. Los bebés lloran porque es muy difícil este planeta. Un bebé trata de expresarse vía telepática, pero no le funciona porque todo aquí es muy denso. Ve todo, lo malo y lo bueno, lo falso y lo verdadero. En otros planetas uno ve lo que quiere. Ver es una manera de decir, ya que no hay ojos físicos, uno se focaliza en lo que le interesa y se puede cerrar cuando quiere. El recién nacido está asustado, encerrado en la realidad física.
Extraña la unidad esencial de donde viene, entonces se adhiere rápidamente a las personas que lo cuidan. Traspasa a los padres el lugar del Ser Supremo. Los padres, si creen sólo en lo material, lo involucran cada vez más en lo físico. Al enseñarle a hablar, limitan su pensamiento. Los niños al crecer, van perdiendo la conexión con su origen. Para ayudar a los chicos hay que ayudar a los grandes. Si los padres están abiertos, van a cuidarlos sin imponerles sus propias ideas, su visión del mundo. Lo principal es darles espacio, darles tiempo, dejarlos pensar, dejarlos que hablen.
Los humanos aprenden a usar un solo punto de vista, el cotidiano que sirve para lo físico y para vivir en sociedad. Los niños, al jugar practican esta realidad. Seguir abierto es mantener otros puntos de vista. Por ejemplo, el punto de vista Exterior es “ver” desde fuera de la Tierra y, más aún, desde fuera de la parte manifestada del Universo. El punto de vista Central es “ver” desde el Núcleo, esencia energética de Dios. El punto de vista Interior es “mirar” desde dentro del núcleo interno del propio ser, y ver el núcleo de otros seres. A los niños se les hace practicar sólo el punto de vista Cotidiano. Entonces limitan el uso de sus ondas mentales y aprenden a focalizarse en el plano físico. Es como usar apenas una partecita de una computadora.
Una vez que están programados de esta manera, es difícil que se abran, pueden confundirse. Hay que tener mucha paciencia para reabrir la conexión espiritual. La mayor parte de los seres humanos viven toda su vida olvidados de la totalidad. La unidad superior la mantienen cuando son bebés y a veces la recuperan poco antes de morir. Buscan la felicidad externa porque pierden la interna. Sufren por los deseos y también por la adicción a otros seres humanos. Un niño nuevo sabe que es parte de la Totalidad. Si se le quiere enseñar la idea de “mío” se confunde, cree que todo es de él. Hay que dejarlo compartir.
Flavio, 8 años
FUENTE: http://www.ronniearias.com/nacio-de-mi/compendio-boludeces/historia-vida-antes-nacer-33388_33388.html
TOMADO DE http://arcealejandra.blogspot.com.es/

EL MILAGRO DE CURARNOS

El Milagro de Curarnos - Por Fernando Callejón (Discípulo el Dr Hamer)
 
En algún momento de nuestra vida, quizás no todos, pero sí la mayoría, sufrimos una enfermedad.

El concepto que tenemos sobre ella no es un pensamiento más. Es una creencia, la de estar poseídos por una fuerza que no nos pertenece y que nos ataca. Si bien esta creencia es universal, no todos la vivimos de la misma forma.

En occidente, ha sido reforzada por la presencia de un sistema médico que ha obtenido un gran poder que lo ha legalizado colectivamente.

Podemos decir que la enfermedad es un invento. Como la luz eléctrica. La luz siempre existió pero lo que hizo el hombre fue poder manejarla y eso le dio poder. El malestar orgánico o emocional siempre existió pero lo que hizo la medicina fue clasificarlo y eso le dio poder.

La creencia sobre la enfermedad no solo es la de una fuerza que nos ataca sino que a partir de esa clasificación, es la de una fuerza que un grupo de personas (los científicos-médicos) puede dominar. O por lo menos ostenta un saber sobre ella y puede ejercer influencia sobre su evolución. Esta influencia ha crecido desproporcionadamente en relación al saber.

Actualmente las llamadas enfermedades son desmesuradamente influenciadas por la acción médica sin que haya un saber que sustente lógicamente esa influencia. Se actúa sobre ellas sabiendo muy poco sobre el origen de la enfermedad y mucho menos sobre el sentido de la misma.

Pensemos en un simple resfriado. Se atribuye a un virus pero no se lo combate a él sino al resfriado. Se lo trata de abortar. Se usan antihistamínicos para que las secreciones disminuyan y muchas veces antibióticos porque se habla de alergias bacterianas o complicaciones infecciosas imposibles de comprobar.

Esta metodología que influencia el curso de la enfermedad se basa en la misma teoría que sostiene que el sol gira alrededor de la tierra; la observación superficial de un fenómeno sin preguntar nada sobre las características del objeto sobre el cual el fenómeno actúa.

Si la física dependiera de los médicos, hoy seguiríamos creyendo que a la mañana el sol está en el este porque a la tarde giró alrededor nuestro.

Pensemos en un tumor. Un pedazo de carne que sobra. Los métodos médicos que influencian su destino se basan en la misma teoría de observación superficial y de ausencia de preguntas sobre las características del sujeto enfermo. El pedazo de carne está de más y hay que eliminarlo. Si no se puede con cirugía, se arrasa con drogas o radiaciones.

Los físicos no manejan la medicina y los médicos terminan por creer que una resonancia magnética es una observación profunda. Se sigue observando el fenómeno y no la naturaleza ni el sentido del fenómeno.

Es así que ahora hay dos creencias: el malestar es una fuerza que viene de afuera y se puede influenciar sobre esa fuerza con un saber que se llama científico.

Volvamos al resfriado. Pensemos que quizás no es un virus el que lo produce (la fuerza externa) sino que es una de las formas que tiene el organismo de descargarse de una tensión que lleva demasiado tiempo acumulada. No hay fuerza externa. Los virus ya estaban y uno no se contagia de nadie sino que son ellos los que comandan esta forma de descargarse. Esto no significa que no haya virus extraños al organismo y éste intente rechazarlos porque no los reconoce. Los virus son cadenas de información y si traen una información extraña e irreconocible, el organismo se niega a aceptarla y se produce el rechazo de la misma.

Pero esto no es lo que ocurre en un resfriado común. Allí hay problemas territoriales y las mucosas se inflaman para obstruir las narinas y no respirar el mismo aire que el enemigo. Los bronquios expulsan moco para escupir al invasor. Los músculos duelen para retirarse de la lucha. Y allí los virus son excelentes colaboradores para generar este estado inflamatorio que si bien es molesto, logra que el ser vivo se aísle y recupere su bienestar.

La medicina en lugar de entender esto, ataca los síntomas para que el sujeto vuelva a la cadena de producción lo más pronto posible. Los médicos se comportan como aliados de un poder que exige productividad sin interesarse por la verdadera recuperación del cuerpo enfermo. El paradigma del agente externo como causa siempre presente de la enfermedad sirve a los mismos fines. Si hay un agente externo debe haber un poder que lo pueda combatir. Y ese poder es la científica medicina.

Quizás si esto hubiera quedado allí, tendríamos esperanzas de salir de esa trampa. Pero lamentablemente, la influencia de la acción médica sin un saber lógico que la sustente, generó tantos nuevos saberes vacíos, que estamos atrapados en una red que se retroalimenta de otras disciplinas y de otros saberes. La religión, la filosofía, la psicología, aportan nuevos saberes a esta interminable creencia de la enfermedad como fuerza externa y a la existencia de un grupo que tiene un saber sobre ella.

Escuchamos conceptos que parecen valiosos: -Debemos aceptar la enfermedad si vamos a luchar contra ella.- -La enfermedad es poderosa pero más poderosa es la salud-. -La salud es el silencio de los órganos-. -La enfermedad es un mal que debemos saber combatir-. ¿Quién podría negar el valor de esas frases?. Sin embargo, no sirven de nada. Son saberes que se basan en una creencia vacía. Y no porque no se pueda defender esa creencia. Sino porque ya no sirve más.

En este contexto, nos han quitado la libertad de elegir. En la historia de la humanidad, siempre hubo bandos, romanos y griegos, árabes y españoles, buenos y malos, perversos y normales, nazis y judíos. El ser humano podía optar, aún cuando esa opción fuera equivocada. Ahora es imposible elegir ya que se trata de nosotros o los virus, enemigos invisibles que destruyen a todos, sin excepción.

Las organizaciones mundiales encargadas de la salud avisan que futuras pandemias son inevitables y elaboran mapas con colores cada vez más intensos y tenebrosos. La humanidad toda enfrenta al enemigo invisible y no hay opción. Por primera vez, en cientos de años, se está tomando conciencia que no es la tierra la que está en peligro sino esta especie que se ha creído excepcional y que ahora viene a enterarse que su desaparición es posible.

La génesis de Adán y Eva ya no calma los temores de una especie que ha inventado el concepto de enfermedad y ahora el concepto en sí mismo la está arrasando. La fuerza externa que nos viene a destruir supera ampliamente el saber autorizado del grupo de personas que la combate. El concepto se escapó de las manos y tiene vida propia. La gente ya no se muere de la enfermedad sino del miedo que el concepto inventado le genera. El miedo no da tiempo a que la enfermedad actúe y nos mate ya que crea por sí mismo una realidad mortal.

Así lo relata el cuento sufí:-Un sabio sentado en la cumbre de una montaña, ve pasar una sombra y pregunta: ¿Quién eres?. La sombra le contesta -Soy la peste-. ¿Adonde te diriges? -A matar mil personas de ese poblado-. Bueno, ve y mata. A los pocos días, el sabio se encuentra con un hombre y le pregunta ¿De donde vienes? - Huyo de aquel poblado que ha sido atacado por la peste y ha matado treinta mil personas- Bueno, ve y huye. A las pocas horas, vuelve a pasar la sombra y el sabio lo detiene. Oye tú, me has engañado, dijiste que matarías mil personas y has matado treinta mil. ¿Porqué?. La peste le responde- No es cierto, yo solo maté mil personas, el resto, murió de miedo.-

Como médico he presenciado muchas veces el fenómeno de una persona que en pleno estado de salud y por hallazgos casuales (pruebas de rutina o un médico demasiado inquisidor) ha sido diagnosticada de un tumor en hígado, pulmón o mama. A los pocos días de ese hallazgo, el estado de salud había empeorado dramáticamente. He visto a algunas personas morir en poco tiempo luego del diagnóstico. Eso es miedo, no es cáncer. Ese es el concepto que se le ha escapado de las manos al grupo de científicos que ostenta el supuesto saber de la enfermedad. Y ese concepto se ha desbordado y ha creado una realidad autónoma entre otras cosas, porque se ha colectivizado. Se ha vuelto un saber popular.

¿Quien no ha escuchado alguna de las siguientes frases?: -El cáncer de páncreas, cuando te lo diagnostican ya es demasiado tarde-; -la quimioterapia te mata las células malas pero también las buenas-; -yo sé que me voy a morir, lo que no quiero es sufrir-; -nunca conocí a nadie que se salvara-; -la enfermedad avanza-; -hay que hacer algo- y tantas otras.

El saber colectivo sobre la enfermedad no se diferencia mucho del saber de los médicos, muchos de los cuales jamás se harían (y lo dicen públicamente) el tratamiento que le indican a los pacientes.Actualmente se escuchan muchas voces que cuestionan este concepto de la enfermedad pero la mayor parte de las veces son ignoradas, reprimidas o tergiversadas.

Es en este contexto que debemos dejar de pensar en nuevos instrumentos contra la enfermedad para comenzar a pensar en un nuevo concepto de la enfermedad.

Se gastan miles de millones de dólares en investigar y producir drogas cada vez más nocivas para la salud de la humanidad y no cesan de aparecer variantes de la misma enfermedad que no responden a esas drogas o las llamadas nuevas enfermedades sobre las que ni siquiera se tiene alguna droga con la que experimentar.

La ciencia se nota perdida y actúa sin lógica. Solo intenta sacarse de encima un problema inmediato sin pensar en las implicancia futuras de su proceder. No interactúa con el resto de la sociedad que mira azorada la injusticia del poder del que participa. El gobierno que invierte doscientos mil millones de dólares anuales en productos farmacéuticos es el mismo que gasta tres millones de dólares por minuto en armas, mientras deja morir quince niños de hambre en esa misma cantidad de tiempo. La ciencia médica usa el mismo presupuesto manchado de sangre e injusticia. Y en esa confusión trata a los virus con la misma filosofía del gobierno que la sustenta: usa armas mortales.

Es justamente ese nuevo concepto de la enfermedad, el que nos va a permitir salir del atolladero en el que el viejo concepto nos ha metido. Si luchamos contra la enfermedad, luchamos contra el mensaje que pretende curarnos. Cuando una mujer se nota un bulto en la mama, debe parar toda actividad y preguntarse qué le viene a decir ese bulto. Y si no lo sabe, debe recurrir a alguien que la ayude a interpretar ese mensaje. No debe salir corriendo en busca de ese personaje que detenta un saber sobre la enfermedad porque eso la cristaliza en el viejo concepto. Y a partir de allí, solo puede esperar que se instale una guerra en su cuerpo. Y el bulto no vino a declarar la guerra sino a evitarla. Y no es que no debe hacer nada o curarse psicológicamente. Debe instalar la paz en su vida porque el bulto así se lo está exigiendo. Y eso no es poco pero es mucho más de lo que la medicina pretende con su viejo concepto de instalar una guerra entre el cuerpo de esa mujer y-.el cuerpo de esa mujer.

Los poseedores del saber sobre la enfermedad se escandalizará n ante semejante propuesta. -¡No hay tiempo que perder!; ¡Si no actuamos ahora, su vida corre peligro!- Y comenzarán a citar estadísticas no solo fraudulentas sino aterradoras. Algunos optarán por hablar de los adelantos de la ciencia y nos citarán con absoluta seriedad, los anticuerpos monoclonales, los hibridomas y la fusión entre los linfocitos B y los tumores. Suenan orgullosos de saber tanto. Y es un saber vacío porque es eficaz contra el único mensaje que pretende curarnos. Pero además es un saber corrupto, montado en la sangre de millones de seres humanos, que en lugar de salvar sus vidas, las pierden definitivamente.

No es una lucha entre los que saben y los que no sabemos. Es una lucha entre dos conceptos; el de una humanidad que se destruye a sí misma y el de una humanidad que pretende sobrevivir.

La mujer del bulto en la mama deberá elegir y optar por quimioterapia, radioterapia y cirugía y así seguir avivando el viejo concepto que nos está destruyendo o podrá hacer un verdadero cambio en su vida y dejar de sufrir por su hija que la ignora o por su esposo al que no ama. En ese cambio, habrá entendido el mensaje de ese bulto que viene a decirle: -¡No pongas más el pecho!; ¡Deja de ser madre y acepta ser mujer!; ¡Libérate de ese hombre al que no amas!--¿Pero quien me da las garantías de que el bulto no crecerá o que sus células se irán a mi cerebro o a mis huesos?-, dirá la mujer envuelta en las informaciones científicas pero a la vez en la realidad de conocer a tanta gente que sigue ese camino. -Nadie-se le responde-absolutamente nadie-.

Desde el viejo concepto (la enfermedad como fuerza que nos destruye), se le citarán estadísticas sobre lo que le podría pasar si no hace lo que el grupo que sabe le dice que haga. Desde el nuevo concepto (la enfermedad como mensaje para sobrevivir), se le pedirá confianza en que si hace los cambios que debe hacer, se curará. No parece ser muy interesante la opción.

Es así que la mayor parte de la gente opta por intentar hacer las dos cosas o parte de ellas o casi ninguna de ellas. O lo que sucede con frecuencia, opta por el viejo concepto y cuando ya no obtiene respuesta de él, se vuelca al nuevo concepto. ¡Cuánto miedo!

Filosóficamente, cualquiera de estas opciones viola uno de los principios en los que se funda la realidad, el de la no contradicción: -Una cosa no puede ser y no ser a la vez-. Llamativamente, buena parte de los médicos del viejo concepto están apoyando estas opciones como si con ello colaboraran con la salud del paciente.

Sin embargo, esa es la realidad. El psicoterapeuta Mario Litmanovich dice claramente -¡Necesitamos médicos sin miedo!; esa es la única manera de salir del atolladero-. Creo también que necesitamos pacientes sin miedo.

Es desde este lugar que proponemos el milagro de la curación. Milagro viene del latín y su origen es asombrarse. Curación proviene de cuidado. De eso se trata. El asombro de cuidarnos. De protegernos, de no quedarnos solos y sentir miedo. Allí aparece el asombro. Todos estamos entrelazados y somos la humanidad. No somos el paciente enfermo. Somos la humanidad enferma. Y entonces aparece el cuidado. La necesidad de tratarnos como almas, no como cáscaras.

El médico alemán Hamer repetía en sus seminarios una presentación que siempre culminaba con una frase: -Necesitamos médicos de manos calientes que hagan de la medicina un acto sagrado-. Allí estaba el centro de su propuesta. Sagrado siempre es citado como originado en sacrificar pero el sacre es un ave de rapiña. Y así se llamaba al halcón en épocas antiguas. Un ave sagrada cuyas uñas retorcidas le permiten sobrevivir hasta que madura y se vuelven inútiles. Allí debe tomar la decisión de arrancárselas con el pico si pretende sobrevivir. Si lo hace, vive una nueva vida, una nueva oportunidad de ser joven y sagrado.

El milagro de curarnos es eso. Volver a nacer fuera de nuestros roles y percibirnos como almas que se relacionan con almas. Dejar de ser hijos, esposos, madres, padres, médicos, abogados, exitosos, fracasados o perversos. Y renacer como almas con cuerpos que son usados, no descuidados.Para ello, estamos acá. No para descubrir vacunas sino para tomar conciencia.De lo que somos y hacia donde vamos.

Autor: Fernando Callejón

viernes, 27 de septiembre de 2013

Que posiciones hay para meditar (mudras)


Se conoce con el nombre de Mudra a la posición que se realiza con los dedos de las manos, para abrir o cerrar circuitos de energía, según se requiera en un trabajo determinado de meditación.
Nosotros daremos a continuación los Mudras básicos de el nivel en el que nos encontramos de enseñanza, con el fin de que el practicante pueda empezar a utilizarlos en el transcurso de sus prácticas de relajación y de meditación primera parte.
La forma de hacer los Mudras, debe de ser suave y completamente relajada, la unión de algunos de los dedos en cada uno de los Mudras .
A continuación veremos, tienen significados especiales, para efectos de trasladar nuestra consciencia al nivel requerido, o para hacer el trabajo determinado en que nosotros estamos inmersos.
Mudra de la Armonía: este se hace uniendo tu dedo pulgar con tu dedo índice en ambas manos y expandiendo el resto de los dedos, es decir, la palma de la mano debe quedar completamente abierta y solamente la unión de los dedos índice y pulgar, hacen que se cierre un circuito de energía, que nos permitirá al relajarnos, entrar en una armonía perfecta.
Mudra de la Sabiduría: Se realiza uniendo el dedo pulgar con el dedo medio de ambas manos, el resto de los dedos también quedan extendidos, al igual que en el Mudra anterior, en este caso lo que se pretende, es conectarnos con la sabiduría universal y cuando lo desees hacer, cuando hagas tus relajaciones, utiliza este Mudra y cosas importantes surgirán en lo mas profundo de tu consciencia.
Mudra de la Energía y de la Vitalidad: Para realizar este Mudra une tu dedo pulgar con el anular en ambas manos, el resto de los dedos permanecerán extendidos, al igual que en los dos Mudra anteriores, en este caso podrás utilizarlo cuando tu te sientas cansado o agotado y en esas condiciones podrás ayudarte a revitalizarte en tus trabajos de relajación y de meditación.
Mudra del Vacio: Se colocan los dedos juntos de ambas manos, la derecha y la izquierda, los doblas formando una curva como una esfera, haces lo mismo con ambas manos, pones encima la mano derecha de la izquierda y unes ambos pulgares de las dos manos, de tal manera que si tu ves de frente tus manos, veras la formación de un circulo, que colocarás también a la altura de la cicatriz umbilical.
Este Mudra tiene como fin, buscar el vacío de tu mente, para que puedas encontrar al Ser Interno que llevas dentro, no es específicamente como los anteriores, para realizar un trabajo determinado de fijación de vitalidad o de otro tipo, en este caso se persigue el vacío de la mente y ahí es en donde puedes entrar en contacto con la esencia de vida interna, tu espíritu que eres, tu Yo Superior.
El Mudra del Amor: Este Mudra se forma uniendo las dos palmas de las manos, a la altura del pecho, se utiliza mucho para hacer oración pero nosotros los Metafísicos lo utilizamos para conectarnos con la fuerza del Amor, que reside en el centro de nuestro corazón, es un Mudra que ayuda muchísimo, ya que canaliza la energía del Amor en ambas palmas, haciendo un reciclaje perfecto de ella en todo nuestro sistema energético.
Existen muchos otros Mudras que se verán en niveles superiores de enseñanza, por lo pronto es suficiente que conozcas el porque muchos de los meditantes que tu ves, e incluso muchas pinturas o figuras sobre todo del oriente, se ven a Budas u otras deidades que utilizan uniones de los dedos en diferentes Mudras, con el fin de lograr un propósito determinado de esta manera entiendes porque y empiezas a utilizar la fuerza de los Mudras, para que tu puedas beneficiarte en tu trabajo interior.
Como siempre no existen limites para la utilización de los Mudras, existen Mudras por ejemplo para las artes marciales, estos Mudras se utilizan para lograr trabajos específicos y poderes determinados y los utilizan mucho en la parte oculta de las artes marciales, por ejemplo en el Nun-Juitzo o con los Ninjas, sin embargo esto no es tema que nos ocupe a nosotros. En la tradición Induista existen muchísimos Mudras que se utilizan para diferentes tipos y ahora repito solo hemos dado los que consideramos básicos y principales, para esta primera etapa de enseñanza.
Resumen
  • El Mudra se define como una posición de los dedos, que tiene como fin abrir o cerrar determinados circuitos de energía.
  • El Mudra te sirve para poder armonizarte y entrar en un nivel mas profundo en tu trabajo de relajación o de meditación.

Abrete corazon... ya Es


Shuk Shunkulla ... Shuk Yuyailla
Un solo corazón... Un solo pensamiento
• Kausay (Amor a la vida),
• Munay (Amor al amor),
• Yachay (Amor a la ciencia),
• Llank`ay (amor al trabajo) Kiñe rakidwam

icaro canalizado por Rosa Giove, versión sublime interpretada por Claudia Stern http://www.youtube.com/user/clausternb
TOMADO DE  http://ellaberintodeladiosa.ning.com/

jueves, 26 de septiembre de 2013

el espejo en el espejo.Michael Ende



Como todos los libros de Michael Ende El espejo en el espejo es una magia que oscila entre la realidad y lo fantástico, creando un territorio propio donde todos los encantos son verosímiles. La imaginación del lector, puesta en marcha por la maestría del autor, recorre un camino secreto de gozos y miedos, de placeres y espantos, de sabiduría creciente, de experiencia profunda. Son breves relatos con la potencia que sólo un mago puede otorgar a las palabras.
DESCARGAR EN FORMATO EPUB

El gran misterio, por Jordi Morella

hermandadblanca.org puerta mística 300x300 El gran misterio, por Jordi Morella sabiduria y conocimiento evolucion chamanes sabiduria y conocimiento cambios planetarios astrologia energia cuerpo chamanes description multimedia

Nos encontramos en tiempos donde se nos facilita que la oscuridad desaparezca y nos muestre todo su contenido ante todo aquel que se predisponga a saber de él mismo.
Grandes puertas, hasta ahora cerradas para la mayoría de los seres humanos, se han entreabierto para cruzar su umbral y pasar al espacio de la Luz, donde toda pregunta obtiene su respuesta, y donde la existencia tiene un sentido bien definido según cada uno.
Puertas de un gran acontecimiento planetario y universal son abiertas para que la ignorancia dé paso al conocimiento y éste pueda llevar al individuo a la sabiduría.
Ahora son instantes únicos en la evolución del firmamento, con nuestro despertar como vida elegida para un libre albedrío y una consciencia bendecida por la Gran Voluntad Divina, nuestra Fuente existencial.
Parte de la humanidad ha despertado, acudiendo a esta llamada realizada desde las más altas esferas celestiales. Parte de los seres con condición humana han decidido aceptar este reto y adentrarse en el camino de la Luz para saber y recordar quién es. Esta aceptación hace que cada uno de los predispuestos sienta un impulso que le lleve a indagar sobre lo que hasta ahora ha sido un misterio de nuestra existencia: nuestra procedencia y quienes somos.
Multitudes han despertado siendo atraídos por las buenas nuevas que se le han presentado debido a los tiempos que vivimos, mostrando el fruto de otros que, en un pasado, dieron los primeros pasos hacia la liberación del alma y la comprensión de nuestra existencia en este plano dimensional. Fueron los precursores de este movimiento de despertar y luz que ahora vivimos.
El somnoliento ser que ha empezado a despertar y a dar los primeros pasos, busca en su entorno donde ver más luz y dirigirse a ella. Precursores de antaño, con energía chamánica, abren sus puertas y su camino para todos aquellos que sientan también este camino. Numerosas propuestas destinadas a este fin llaman a la puerta de nuestro despertar.
El ser busca y busca para llenar esta inquietud de saber y conocimiento. Da pasos hacia la materialización del bienestar interior. Sin darnos cuenta nos abrimos a la búsqueda de aquello que, de algún modo, resuena en nuestro interior. ¿Cómo podemos encontrar algo fuera de nosotros si lo que sentimos se encuentra dentro de cada uno? Buscamos en la dirección equivocada. Queremos Luz y nos olvidamos que esta Luz está en nosotros. Continuamos buscando más allá de nuestro interior, aquello que ya se encuentra en nosotros. Podemos encontrar puertas dispuestas a mostrarnos el camino en nuestro entorno, pero tengamos presente que solo son indicios para llegar a nosotros mismos.
Imaginaos alguien que quiere saber cómo se construye una casa. Siente la necesidad de saber cómo hacerse él mismo un hogar confortable, duradero y seguro. Imaginaos que para esto, empieza a hacer cursos de cómo se hace un altillo, desván o tejado. Para él esto es lo más importante en estos momentos. Es lo primero que ha encontrado en su camino. Es un primer paso, cierto, pero para la construcción de un hogar se necesitan unos buenos cimientos y un buen material. En vez de empezar por aquí, se adentra en el tipo de tejados y en cómo decorar su casa futura: muebles, cortinas, tipos de cocinas,….
Este ser está perdiéndose en su camino de despertar. Está valorando aspectos que son posteriores a la esencia de una buena construcción e ingeniería.
De alguna manera, esto está sucediendo en los tiempos actuales. Cierto es que son pasos que nos pueden llevar a la totalidad de la comprensión de un cálido y reconfortante hogar, pero antes, uno debe de aprender a cómo crear unos buenos pilares para que sostenga todo lo demás.
El misterio continúa sin aclararse del todo. Nos centramos en aspectos, a veces complementarios sin tener en cuenta lo que en verdad es primordial, y éste, eres tú.
¿Por qué no empezamos por el qué sentimos cuando estamos en silencio? ¿Por qué no nos quedamos unos instantes sintiendo aquello que nos inquieta? ¿Por qué nos sentimos removidos ante tal persona o situación? ¿Por qué me siento impotente en momentos determinados? ¿Por qué nos alteramos cuando nos encontramos ante alguien en concreto o una situación cotidiana? ¿Seguro que tenemos una buena base en nuestro ser? ¿Qué tal si empezamos por aposentar estos pilares internos para no zozobrar cuando aparezca la mínima brisa en nuestro entorno?
El misterio continúa sin ser revelado la esencia de quienes somos. Buscamos de dónde venimos, técnicas con etiquetas diferentes, siendo casi lo mismo que otras, potaje de actividades clasificadas para el “buen desarrollo de la persona”, en cambio, continuamos sin mantener del todo la estabilidad interior. Sentimos el vacío, a menudo, al no llegar a percibir ni sentir la llave y la fuerza que hay en mí, en cada uno, para transmutar toda situación de malestar en nosotros.
Muchas veces empezamos por el tejado nuestro nuevo hogar. Vemos que estamos dando pasos, pero no acabamos de sentirnos realizados, ni amados ni comprendidos por los ambientes donde habitamos. ¿Por qué?
Es bueno saber cómo realizar un tejado o un desván, pero de nada sirve, a nivel de la practicidad de nuestro proceso si antes no anclamos unos buenos cimientos para sostener todo lo que queramos construir después. ¿Un tejado encima de unos pilares desencajados y agrietados? Como en el cuento de los tres cerditos, a la primera tempestad nos venimos abajo. ¿De qué ha servido hacer esta construcción si no ha habido una solidez y firmeza en nuestro espíritu?
Nadie nos dijo al venir, que sería todo fácil, porque el camino de ir recordando y descubriendo el verdadero camino sería lo que nos permitiría ir aposentando las bases seguras de nuestra dirección.
Vivimos tiempos donde la experiencia de algunos les ha llevado a estar en un lugar visible para muchos y orientar a las almas en proceso de descubrir el verdadero camino. Hay luz en ellos y una sabiduría obtenida a través de su propio proceso para llegar a uno mismo. Ahora es tiempo donde el corazón empieza a tomar el papel que le corresponde. Empiezan a emerger voces de diferentes corazones a lo largo de nuestro amado mundo indicando el camino a seguir para la realización de sus respectivas almas, y así, el ser de este corazón y alma, pueda discernir qué es lo que más le hace vibrar para dar los nuevos pasos. Dejaos llevar por él. El proceso es el mismo para todos, no así las experiencias vividas en él. Tu corazón te hablará claro y alto.
Empezar por el tejado o por complementos de nuestro proceso nos puede hacer distraer de lo verdaderamente importante para nosotros. Para que la divinidad en cada uno pueda llegar a manifestarse, se necesita Amor, y es desde el Amor, que llegaremos a nosotros.
A veces solo se necesita estar solo para abrir la puerta de nuestro bienestar y aposentamiento en el camino adecuado para nuestra alma. La fase de la crisálida espiritual es importante para discernir, ver la luz del camino y sentir, que aquello que buscamos ya se encuentra en nuestro interior. Podemos necesitar una guía, pero no confundir la guía como la fuente de vuestro bienestar.
Conocer tu potencial, tus herramientas y tu capacidad de amar, te permitirá ir más allá de tus limitaciones actuales. No hay tales cuando sientes el verdadero ser que eres. No eres un complemento de la casa, eres el propio hogar en la materia. Buscar en la azotea solo puede distraerte en tu camino. Reforzar tus pilares y reconstruirlos te permitirá elevarte más allá de lo humano para llegar a tu divinidad.
Cuando encontramos las respuestas de nuestro interior, entendemos y comprendemos nuestro exterior; entonces el misterio será desvelado.

 

Llegaremos a la plenitud cuando sintamos en nuestro interior la fortaleza de quiénes somos y el amor de nuestra verdadera esencia:
Dios en mí, Yo Soy.

 

Que el Amor y la Paz sean en todos vosotros.

 

Un Curso de MIlagros (Documental)


El Curso de Milagros está indicado para todo el mundo. No se precisa fe, ni pertenecer a ninguna religión en concreto. El Curso no tiene líderes ni propietarios, si bien siempre conviene aprender de quienes llevan camino recorrido en dicha senda de aprendizaje.
Un Curso de Milagros es una canalización dictada por el Maestro Ascendido Jesucristo.
Contenidos:
1 PARTE
EP. 1 ¡EUREKA!
EP. 2 LA MISERICORDIA NO ES UN ESFUERZO

2 PARTE
EP. 3 "VENI VIDI VICI"
EP. 4 "Y AHORA...TE QUIERO"



Varios Autores se reunen para compartir su conocimiento y sabiduría y dar a luz obras colectivas y antológica de gran fuerza vital.

ENLACES PARA VER ON LINE
 1 PARTE http://www.cineespiritual.com/detalle_pelicula.php?video_id=1331
 2 PARTE http://www.cineespiritual.com/detalle_pelicula.php?video_id=1332
TIENES QUE DARTE DE ALTA EN LA PAGINA PARA VER LOS DOCUMENTALES PERO OS ASEGURO QUE VALE LA PENA LA PAGINA ES FANTASTICA, TIENE MUCHISIMAS PELICULAS Y DOCUMENTALES.
FUENTE http://www.cineespiritual.com

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Los 3 Tipos de Sufrimientos como parte de tu crecimiento espiritual



Con este video podrás entender lo que explica Lola Landa sobre los tipos de sufrimiento y la manera de transformarlos, trascenderlos y darles sentido para tu crecimiento espiritual.
Para contactar con Lola podrás visitar su pagina web www.lolalanda.com o soy@lolalanda.com

MENSAJE A LOS PADRES

Foto: MENSAJE A LOS PADRES

La mejor educación a los hijos es que la que provee de mensajes positivos en todas las circunstancias. Esta actitud les impulsa a vivir mejor y a rendir al máximo con sus cualidades y les motiva con el poder del elogio. Ciertas frases, como las que se detallan a continuación, constituyen una estimable ayuda por cuanto contienen en sí mismas una gran carga de fuerza y motivación:

• Cuenta conmigo, sin condiciones
• Siempre confío en ti.
• Mereces salir adelante
• De seguir así, seguro que tendrás éxito en la vida.
• Animo, no te preocupes, nadie es perfecto.
• Estoy orgulloso/a de ti.
• Tienes derecho a disfrutar y a ser feliz
• Haré lo que pueda para que te sientas bien.
• ¡Te quiero!

Estos mensajes, cuando salen del corazón y se dicen con asiduidad, y con hechos, tienen más valor que cualquier regalo material.

Pero además, no permitan que se les esfume la posibilidad de mantener siempre un diálogo abierto con ellos.

Para ello,

INVOLÚCRENSE

Los niños que tienen una relación fluida y unida con sus padres y maestros corren un menor riesgo de participar en comportamientos que comporten algún tipo de riesgo. Si participan más en la vida de sus hijos, ellos se sentirán más valorados y siempre responderán mejor a sus expectativas.

• Establezcan un “tiempo juntos”. Cumplan una rutina regular cada semana para hacer algo especial con su hijo –aunque sea algo tan simple como salir a comer un helado, ir a pasear a un parque o leerle un libro-.

• Coman juntos siempre que puedan. Las comidas son una gran oportunidad para hablar y compartir lo que ha sucedido en el día – para relajarse, fortalecer y conectar. Existen estudios que muestran que los niños de las familias que comen juntos por lo menos 5 veces a la semana corren un menor riesgo de involucrarse con drogas o alcohol. Y si apagan la televisión cuando comen juntos, se aumenta la efectividad.

• Fijen unas reglas claras y refuércenlas justamente, pero no solo para ellos, sino para todos.

APRENDAN A COMUNICARSE

Mientras más hablen con sus niños, más fácil será que se expresen sobre temas que les preocupan y se los confíen. Para ello:

• Escúchenlos. Háganles preguntas y motívenlos a que hagan lo mismo. En sus propias palabras, repítanle al niño lo que está diciendo. Pregúntenle qué piensa sobre las decisiones de la familia. Si demuestran interés en escucharlos, los niños se sentirán más cómodos y desinhibidos para dejarles saber cuáles son sus inquietudes.

• Denle siempre respuestas honestas. No inventen lo que no saben; mejor díganle que lo van a averiguar.

• Dejen fluir sus sentimientos y enséñenles a expresar los suyos de forma constructiva.

PREDIQUEN CON EL EJEMPLO

Sean o intenten ser un ejemplo y una referencia para ellos, es decir, esa persona que quisieran fuese su hijo.

• Sean diariamente un vivo ejemplo de valores importantes. Muéstrenles la compasión, la honestidad, la sinceridad, la generosidad y la franqueza que desean que tenga.

• No usen la imposición, ni la violencia, ni la descalificación sistemática.

• Establezcan reglas para medicarse con seguridad. Enséñenles el valor de la prudencia y de la precaución. Háblenles sobre las medicinas y otras sustancias, incluyendo la peligrosidad que entrañan, sobre sus usos, y sobre las opciones disponibles para cuando no se siente bien

ELOGIEN MAS Y CENSUREN MENOS

¿Qué motiva más a un niño que la aprobación de sus padres? Una palabra correcta a la hora correcta puede fortalecer la conexión que ayuda a mantener a su hijo lejos de las drogas. Las expresiones de amor, aprecio y de agradecimiento poseen un gran valor intrínseco.

• Valoren el buen comportamiento, de forma consistente e inmediata, pero no acostumbren a sus hijos a los premios y a los castigos, pues con ello solo conseguirán que actúen por interés y no por vocación. De vez en cuando, permítanles equivocarse, de ese modo, asimilarán una experiencia importantísima. Simplemente, establezcan una relación de aspectos que consideren positivos, frente a los que entienden que son negativos y comprométanse a cumplirlos, junto con ellos. Ayúdenlos a tomar decisiones correctas y seguras, pero no se acostumbren a tomarlas por ellos.

• Acentúen lo positivo. Enfaticen todo aquello que sus hijos hacen bien. Traten de no ser tan críticos. El afecto y el respeto –ayudándole al niño a sentirse bien sobre sí mismo– fortalecen la buena (y cambian la mala) conducta con más éxito que la vergüenza o la incomodidad.

EVITEN LOS REPROCHES SISTEMÁTICOS, LA IRONÍA Y EL SARCASMO.

Y no olviden que

Si un niño vive criticado, aprenderá a a criticar y a condenar.
Si un niño vive con hostilidad, aprenderá a pelear.
Si un niño vive avergonzado, aprenderá a sentirse culpable.
Si un niño vive alabado, aprenderá a apreciar.
Si un niño vive con honradez, aprenderá a ser justo.
Si un niño vive con seguridad, aprenderá a tener confianza en sí mismo.
Si un niño vive con aprobación, aprenderá a quererse a sí mismo.
Si un niño vive con amor, aprenderá a encontrar amor en el mundo.

Angel Luis Fernández.

www.a1radiotv.com
www.esdeihewe.com 
www.youtube.com/user/a1television


La mejor educación a los hijos es que la que provee de mensajes positivos en todas las circunstancias. Esta actitud les impulsa a vivir mejor y a rendir al máximo con sus cualidades y les motiva con el poder del elogio. Ciertas frases, como las que se detallan a continuación, constituyen una estimable ayuda por cuanto contienen en sí mismas una gran carga de fuerza y motivación:

• Cuenta conmigo, sin condiciones
• Siempre confío en ti.
• Mereces salir adelante
• De seguir así, seguro que tendrás éxito en la vida.
• Animo, no te preocupes, nadie es perfecto.
• Estoy orgulloso/a de ti.
• Tienes derecho a disfrutar y a ser feliz
• Haré lo que pueda para que te sientas bien.
• ¡Te quiero!

Estos mensajes, cuando salen del corazón y se dicen con asiduidad, y con hechos, tienen más valor que cualquier regalo material.

Pero además, no permitan que se les esfume la posibilidad de mantener siempre un diálogo abierto con ellos.

Para ello,

INVOLÚCRENSE

Los niños que tienen una relación fluida y unida con sus padres y maestros corren un menor riesgo de participar en comportamientos que comporten algún tipo de riesgo. Si participan más en la vida de sus hijos, ellos se sentirán más valorados y siempre responderán mejor a sus expectativas.

• Establezcan un “tiempo juntos”. Cumplan una rutina regular cada semana para hacer algo especial con su hijo –aunque sea algo tan simple como salir a comer un helado, ir a pasear a un parque o leerle un libro-.

• Coman juntos siempre que puedan. Las comidas son una gran oportunidad para hablar y compartir lo que ha sucedido en el día – para relajarse, fortalecer y conectar. Existen estudios que muestran que los niños de las familias que comen juntos por lo menos 5 veces a la semana corren un menor riesgo de involucrarse con drogas o alcohol. Y si apagan la televisión cuando comen juntos, se aumenta la efectividad.

• Fijen unas reglas claras y refuércenlas justamente, pero no solo para ellos, sino para todos.

APRENDAN A COMUNICARSE

Mientras más hablen con sus niños, más fácil será que se expresen sobre temas que les preocupan y se los confíen. Para ello:

• Escúchenlos. Háganles preguntas y motívenlos a que hagan lo mismo. En sus propias palabras, repítanle al niño lo que está diciendo. Pregúntenle qué piensa sobre las decisiones de la familia. Si demuestran interés en escucharlos, los niños se sentirán más cómodos y desinhibidos para dejarles saber cuáles son sus inquietudes.

• Denle siempre respuestas honestas. No inventen lo que no saben; mejor díganle que lo van a averiguar.

• Dejen fluir sus sentimientos y enséñenles a expresar los suyos de forma constructiva.

PREDIQUEN CON EL EJEMPLO

Sean o intenten ser un ejemplo y una referencia para ellos, es decir, esa persona que quisieran fuese su hijo.

• Sean diariamente un vivo ejemplo de valores importantes. Muéstrenles la compasión, la honestidad, la sinceridad, la generosidad y la franqueza que desean que tenga.

• No usen la imposición, ni la violencia, ni la descalificación sistemática.

• Establezcan reglas para medicarse con seguridad. Enséñenles el valor de la prudencia y de la precaución. Háblenles sobre las medicinas y otras sustancias, incluyendo la peligrosidad que entrañan, sobre sus usos, y sobre las opciones disponibles para cuando no se siente bien

ELOGIEN MAS Y CENSUREN MENOS

¿Qué motiva más a un niño que la aprobación de sus padres? Una palabra correcta a la hora correcta puede fortalecer la conexión que ayuda a mantener a su hijo lejos de las drogas. Las expresiones de amor, aprecio y de agradecimiento poseen un gran valor intrínseco.

• Valoren el buen comportamiento, de forma consistente e inmediata, pero no acostumbren a sus hijos a los premios y a los castigos, pues con ello solo conseguirán que actúen por interés y no por vocación. De vez en cuando, permítanles equivocarse, de ese modo, asimilarán una experiencia importantísima. Simplemente, establezcan una relación de aspectos que consideren positivos, frente a los que entienden que son negativos y comprométanse a cumplirlos, junto con ellos. Ayúdenlos a tomar decisiones correctas y seguras, pero no se acostumbren a tomarlas por ellos.

• Acentúen lo positivo. Enfaticen todo aquello que sus hijos hacen bien. Traten de no ser tan críticos. El afecto y el respeto –ayudándole al niño a sentirse bien sobre sí mismo– fortalecen la buena (y cambian la mala) conducta con más éxito que la vergüenza o la incomodidad.

EVITEN LOS REPROCHES SISTEMÁTICOS, LA IRONÍA Y EL SARCASMO.

Y no olviden que

Si un niño vive criticado, aprenderá a a criticar y a condenar.
Si un niño vive con hostilidad, aprenderá a pelear.
Si un niño vive avergonzado, aprenderá a sentirse culpable.
Si un niño vive alabado, aprenderá a apreciar.
Si un niño vive con honradez, aprenderá a ser justo.
Si un niño vive con seguridad, aprenderá a tener confianza en sí mismo.
Si un niño vive con aprobación, aprenderá a quererse a sí mismo.
Si un niño vive con amor, aprenderá a encontrar amor en el mundo.

Angel Luis Fernández.

www.a1radiotv.com
www.esdeihewe.com
www.youtube.com/user/a1television

martes, 24 de septiembre de 2013

Guía básica de meditación con el Ven. Lobsang Tonden



Ven. Lobsang Tonden hace una breve explicación de como hacer una sesión de meditación en la concentración (shamatha) y la meditacion analítica (vipassana).

Sugerimos ver primero este video (video 1 guía) por completo antes de pasar al video 2.

En la 2da. parte del video (video 2 práctica) se hace la práctica de la meditación shamatha.

¿Por qué olvidamos lo que somos? - Jeff Foster

"
Si todo es Uno, si en esencia todos somos consciencia, la Única Vida más allá de las miles de apariencias, entonces, por qué olvidamos lo que somos y nos identificamos como seres separados y sufrimos y nos esforzamos por encontrar nuestra totalidad...?"
Me hacen esta pregunta de muchas maneras diferentes en todo el mundo. Y la respuesta, en diferentes maneras, es la siguiente:
En realidad nunca olvidamos lo que somos, porque incluso este olvido es realmente un RECORDATORIO bastante bien disfrazado de lo que somos.
Incluso el sufrimiento y la búsqueda sirven, ultimadamente, como recordatorios de nuestra verdadera naturaleza, ya que a menudo es sólo cuando nos sentimos lastimados, cuando el dolor se empieza a sentir insoportable, cuando el anhelo nos quema al grado de que ya no podemos ignorarlo, que empezamos a cuestionar nuestras suposiciones profundamente arraigadas acerca de lo que es real y a abrirnos a la posibilidad de la inmensidad.
Incluso el aparente olvido de la Fuente es una invitación directa ingeniosamente disfrazada, aunque malinterpretada, para recordar la Fuente, aquí y ahora.
A veces nos duele demasiado, y a veces ese dolor nos despierta del trance en el que habíamos estado viviendo.
Al final, lo que realmente eres nunca se ha olvidado ni perdido, porque está brillando en este momento, leyendo estas palabras, entendiéndolas o no, resonando con ellas o no, sintiéndose a gusto con ellas o no, inhalando y exhalando...

Jeff Foster
(Traducido por Tarsila Murguía)

lunes, 23 de septiembre de 2013

Ni tú ni yo somos los mismos





El Buda fue el hombre más despierto de su época. Nadie como él comprendió el sufrimiento humano y desarrolló la benevolencia y la compasión. Entre sus primos, se encontraba el perverso Devadatta, siempre celoso del maestro y empeñado en desacreditarlo e incluso dispuesto a matarlo.
Cierto día que el Buda estaba paseando tranquilamente, Devadatta, a su paso, le arrojó una pesada roca desde la cima de una colina, con la intención de acabar con su vida. Sin embargo, la roca sólo cayó al lado del Buda y Devadatta no pudo conseguir su objetivo. El Buda se dio cuenta de lo sucedido pero permaneció impasible, sin perder la sonrisa de los labios.

Días después, el Buda se cruzó con su primo y lo saludó afectuosamente.

Muy sorprendido, Devadatta preguntó:

-¿No estás enfadado, señor?

-No, claro que no.

Sin salir de su asombro, inquirió:

-¿Por qué?

Y el Buda dijo:

-Porque ni tú eres ya el que arrojó la roca, ni yo soy ya el que estaba allí cuando me fue arrojada.

Moraleja:

Siempre debemos mirar con ojos nuevos, el perdón ayuda a que esto sea posible.


FUENTE http://todomikeg.blogspot.com.es

Estado de Conciencia Alfa – Técnicas y Ejercicios


hermandadblanca.org yoga respiracion 300x186 Estado de Conciencia Alfa – Técnicas y Ejercicios – Ondas Alfa Publicado por Stella Maris Delamer, tomado de SHEKINAH MERKABA yoga sabiduria y conocimiento sabiduria y conocimiento meditaciones sabiduria y conocimiento YOGA Sabiduriay conocimiento meditaciones description multimedia
El secreto de la relajación radica en nuestro patrón de ondas cerebrales. Ahora mismo, las neuronas de tu cerebro (unos treinta millones), están funcionando a razón de 21 pulsaciones por segundo.

Así debe ser para que estemos conscientes, despiertos y alertas al entorno. A este estado se le llama Beta, u ondas Beta.

Cuando nos dormimos, el cerebro baja el ritmo a razón de 14 a 7 pulsaciones por segundo.

A este estado se le llama Alfa, u ondas Alfa.
 
A partir de allí, según lo profundo de nuestro sueño, podemos entrar en estados Theta (de 7 a 4 pulsaciones).

El último estado de la escala es el el Delta (de 4 a 1 pulsaciones).
 
Este último estado es difícil de alcanzar. Generalmente se da cuando las personas caen en coma, y prácticamente no se sabe qué está pasando en el cerebro.

Al entrar en el estado Alfa, todo el cuerpo se relaja. Aquí está la maravilla de la relajación consciente: mediante sus técnicas, podemos bajar conscientemente al estado Alfa

sin dormirnos, y el cuerpo recibe todos los beneficios del sueño reparador.

Hay que anotar que muchas personas no logran relajarse mientras duermen, a pesar de estar en un estado Alfa: mientras dormimos podemos sufrir pesadillas, que aceleran el ritmo cardiaco y la secreción de adrenalina, o problemas de bruxismo o contracciones musculares.

Así pues, la relajación consciente nos permite descansar y reparar el cuerpo y la mente más que cuando estamos dormidos.
 
1.Técnica:

Siéntate cómodamente. Cierra los ojos y toma conciencia de tu respiración. Durante unos minutos, no te fijes más que en tu respiración. Inspira y espira por la nariz, sin usar la boca. Toma aire lentamente de manera que llegue primero a tu abdomen, luego a la parte baja de los pulmones y, finalmente, a la parte alta de los mismos. Haz una pausa.
Luego, suelta el aire lentamente, por la nariz, y relájate.

Para entrar en el estado Alfa, utilizaremos la cuenta regresiva. A medida que cuentes, es necesario que imagines cada número 3 veces, como si los vieras en una pantalla.

Contaremos del 5 al 1, visualizando cada número tres veces:
cinco…. cinco…. cinco…. (respira profundamente)
cuatro… cuatro… cuatro… (respira profundamente)
A medida que vayas descendiendo en la cuenta, siente cómo, con cada número vas descendiendo hacia un nivel mental más profundo y más saludable; más profundo que antes.
Tres… tres… tres… (respira profundamente)
Más y más profundo.
Dos… dos… dos… (respira profundamente)
Más profundo cada vez….
Uno… uno… uno… (respira profundamente)
Ya estás en un nivel mental más profundo y más saludable.

Esta es la forma de descender al nivel Alfa

. Para entrar en este estado, cuenta del cinco al uno durante un mes. Después, podrás bajar contando del 3 al 1, puesto que a medida que practiques la relajación, te será más fácil entrar en estados de consciencia más profundos.

2. Ejercicio:
a. Si puede descálcese, aflójese la ropa y trate que su cuerpo esté totalmente libre de toda opresión.
b. Acuéstese en el piso sobre una colchoneta o alguna superficie blanda, boca arriba, los brazos y las piernas ligeramente separados del cuerpo, con las palmas de las manos y la punta de los pies en su posición natural.
c. Con su mente, dirija su atención a sus pies, y relájelos mentalmente, sienta como se aflojan los dedos, las plantas, los tobillos. Relaje las rodillas y muslos de sus piernas. Afloje sus órganos bajos, su cadera y su cintura. Relaje su columna vértebra a vértebra. Relaje su vientre. Se relaja su pecho, se aflojan sus hombros, sus brazos, sus manos, los dedos de sus manos. Se relaja su cuello, su rostro… ya todo es equilibrio y armonía en su interior. Su mente se aquieta, se aquieta… y esa quietud se deja llevar… llevar… y llevaaar..
d. Después de unos cuantos minutos de acuerdo a sus posibilidades empiece a volver de la siguiente manera: Y de ese dejarse llevar y llevar comience a volver… volver… volver a percibir su respiración que se esta haciendo cada vez más profunda, más consciente. Vuelva a percibir su cuerpo totalmente relajado, distendido. Mueva sus pies, los dedos de sus manos, estire los brazos por encima de su cabeza, bostece, arquee su columna hacia un lado y hacia otro. Tómese su tiempo para volver.
Si desea mejorar su grado de conciencia muscular, realice una serie de movimientos con cada segmento corporal procurando que la tensión muscular sea la menor posible y que se contraigan únicamente aquellos músculos que son los verdaderos protagonistas del movimiento.

3. Para ponerse en Alfa, encuentre un lugar reservado, siéntese abajo, consiga cómodo, cercano sus ojos, y pase un minuto o dos que respiran profundamente y que relajan.
 
Concéntrese en su respiración.

Cuando sus energías se sienten centradas, mantenga sus ojos cerrados y con su tercer ojo – ojo de su mente – para visualizar una pantalla vacía (como una pantalla de la televisión) cerca de un pie en frente y apenas sobre sus párpados.
 
Usted puede notar sus ojos el agitar un pedacito, aunque son cerrados.

Pueden incluso tender para rodar hacia arriba, como si ése le ayudara a ver la pantalla mejor.
 
Ambos son reflejos automáticos porque le han entrenado “ve” solamente con sus ojos abiertos y fijos en el objeto que usted está viendo.
 
Qué estamos intentando hacer aquí debe entrenarle para ver con su mente.

En tiempo el agitar parará.

Después, vea en la pantalla siete rojos.

Si no aparece esto claramente, intente apenas siete o justo un campo rojo.

Si usted está teniendo apuro con colores, recuerde un cierto objeto que sea el color que usted desea ver; un coche de bomberos rojo, una naranja, un plátano amarillo. Practique esto hasta que usted puede conseguir el campo del color.

Pronto usted podrá poner los siete en el campo rojo y más adelante siete rojos sí mismo. No se desaliente.

Recuerde, sociedad nos tenía enseñado que que no es natural “vea” con nuestros ojos cerrados o que solamente los sueños y las alucinaciones – cosas que no son verdaderos – aparecen cuando nos cerramos los ojos.

Cuando usted ve los siete rojos, sosténgalo por un momento y láncelo.

Entonces traiga para arriba seises anaranjados, sosténgalos, y lance.

Entonces proceda hacia abajo con el espectro de colores: cinco amarillos, cuatro verdes, tres azules, un añil dos, y violeta.

El añil dos es realmente un color y un nivel inferior más profundos que usted necesidad, así que cuando viene la violeta más ligera para arriba, usted puede detectar su elevación del conocimiento siempre tan levemente.
 
Una vez que usted coloque en violeta, la cuenta abajo a partir el diez a una sin los colores para profundizar el estado de la Alfa. Entonces diga mentalmente a se con la convicción, algo a lo largo de las líneas de, “ahora estoy en Alfa, y todo que quiero sea exacto y corregir, y ésta está tan.” A este punto, usted realizará la tarea que usted ha decidido sobre.

Puede ser una meditación, una visualización creativa, incluso un funcionamiento o un ritual en su altar o templo astral. He hecho varios funcionamientos en un templo astral que guardo que han probado acertado.

Cuando usted ha acabado su tarea y deseo de volver a lo que llama la ciencia las ondas cerebrales llanas beta, es decir, sentido normal el despertar, borre cuál está en la pantalla con sus manos. Entonces mientras que aún en Alfa, y con sus ojos se cerró, separación de la salud del total de la elasticidad usted mismo. Ponga su mano cerca de seis pulgadas sobre su cabeza, palma hacia abajo. Entonces en un swoop liso, traiga su mano abajo delante de su cara, pecho, y estómago mientras que da vuelta a su palma exterior y empuja lejos de usted. Diga a se, “yo son curativo mismo y dándose la separación total de la salud.”

Esto debe ser hecha cada vez que usted se prepara para salir del estado .

Por este procedimiento simple, usted despejará lejos cualquier energía dañosa que pueda estar presente, y usted proyectará una imagen de se como fuerte y sana.
Después, cuente lentamente a partir la uno a diez, y entonces una a siete. Usted no necesita utilizar los c

olores porque convergerán en sus los propios como usted se abre los ojos. La práctica ayudará a sus habilidades del visualiation para afilar, así que sugiero practicar este ejercicio varias veces.
 
Cuando usted ha contado abajo, intento que visualiza formas simples.

Entonces haga más complejo dándoles el dimention, y después intente manejarlas.

Utilice todos sus sentidos al hacer este ejercicio.

Cuando usted esté cómodo con esto, enciéndase a cosas más complejas, tales como meditaciones, a funcionamientos astrales, y a otras cosas que Alfa se puede utilizar para. Usted la encontrará le ayudará a relajar y a darle confianza en su magick, que es vital.

Ondas Alfa
ondas alfa meditacion,ondas alfa para dormir,ondas alfa cerebrales,ondas alfa para estudiar,ondas alfa concentracion,ondas alfa relajacion,ondas alfa para relajacion,ondas alfa musica,ondas binaurales,ondas binaurales para estudiar,ondas binaurales para concentrarse,ondas binaurales amor,ondas binaurales alfa,ondas binaurales para crecer,ondas binaurales para dormir,ondas binaurales para adelgazar,descanso profundo,musica binaural.
 
compilación http://foro.univision.com/ – http://www.youtube.com/
imágenes extraídas de la web
http://alma-espiritulibre.blogspot.com.ar

 Estado de Conciencia Alfa – Técnicas y Ejercicios – Ondas Alfa Publicado por Stella Maris Delamer, tomado de SHEKINAH MERKABA

domingo, 22 de septiembre de 2013

15 cosas que necesitas abandonar para ser feliz

FUENTE http://todomikeg.blogspot.com.es

15 cosas que necesitas abandonar para ser feliz

15. Renuncia a tu necesidad de tener siempre la razón
Hay tantos de nosotros que no pueden soportar la idea de estar equivocados – quieren tener siempre la razón – aun corriendo el riesgo de acabar con grandes relaciones o causar estrés y dolor, para nosotros y para los demás. Y no vale la pena. Cada vez que sientas la necesidad “urgente ” de iniciar una pelea sobre quién tiene razón y quién está equivocado, pregúntate a ti mismo: “¿Prefiero estar en lo cierto o ser gentil?” ¿Qué diferencia hará? ¿Tu ego es realmente tan grande? Excepto en casos extremos, ¿por qué deberías gastar tiempo esforzándote para demostrar que tienes razón?


14. Renuncia a tu necesidad de control
Debes estar dispuesto a renunciar a la necesidad de estar siempre en control de todo lo que sucede a ti y a tu alrededor- las situaciones, eventos, personas, etc. Ya sean seres queridos, compañeros de trabajo o extraños que acabas de conocer en la calle, déjalos que sean. Deja que todo y todos sean exactamente lo que son y verás cómo esto te va a hacer sentir mejor.

“He visto fracasar varios intentos de conquistar y manipular el mundo. El mundo pertenece al espíritu, por lo tanto, no debe ser manipulado. Quien lo manipula, lo corrompe, quien pretende conservarlo, lo pierde.” – Lao Tzu



13. Deja de culpar a los demás
Desiste del deseo de culpar a otras personas por lo que tú tienes o lo que no, por lo que se sientes o no sientes. Para de darle más poder a esto y comienza a asumir la responsabilidad de tu vida.



12. Abandona la charla autodestructiva
¿Cuántas personas están sufriendo a causa de su forma de pensar negativa, contaminada y repetidamente derrotista? No creas todo lo que tu mente dice – especialmente si es algo pesimista. Eres mejor que eso.

“La mente es un instrumento soberbio si se usa correctamente. Utiliza erróneamente, sin embargo, es muy destructiva.” – Eckhart Tolle



11. Deja de quejarte y resuélvelo
Renuncia a la constante necesidad de quejarte de las muchas, muchas, muchas coasa – personas, momentos, situaciones que te hacen infeliz o depresivo. Nadie puede hacerte infeliz, ninguna situación puede hacer sentir triste o peor, a menos que tú lo permitas. No es la situación quien libera estos sentimientos en ti, sino la forma en que decides enfrentarla. Nunca subestimes el poder del pensamiento positivo.

10. Olvida el lujo de criticar
Abandona el hábito de criticar a las cosas, eventos o personas que son diferentes a ti. Todos somos diferentes y sin embargo, todos somos iguales. Todos queremos ser felices, queremos amar y ser amados y siempre ser entendidos. Todos queremos algo y algo es deseado por todos nosotros.

9. Renuncia a tu necesidad de impresionar a los demás
Deja de intentar tanto ser algo que no eres solo para agradar a los demás. No funciona de esa manera. En el momento en que dejes de intentar con tanto ahínco ser algo que no eres, en el momento en que tires todas las máscaras y aceptes quién eres en realidad, encontrarás que la gente se siente atraída por ti, sin esfuerzo alguno.

8. Abre tu resistencia al cambio
Pon esto en tu cabeza: el cuerpo humano está programado para resistir al cambio. Cambiar es seguido por el proceso de adaptación. Solo puedes alcanzar otro nivel intelectual si cambias constantemente. Adaptación y Cambio son estímulos concentrados a incrementar la inteligencia y percepción. Por lo tanto, el cambio es bueno. El cambio es lo que te ayudará a conseguir ir de A a B. El cambio va a mejorar tu vida y las vidas de los que viven a tu alrededor. Sigue a tu felicidad, acepta el cambio, no los resistas.

“Sigue tu felicidad, Y el universo abrirá puertas para ti, donde había solamente paredes.” – Joseph Campbell

7. Olvídate de las etiquetas
Para de etiquetar a las personas, cosas y situaciones que no entiendes cómo si fueran raros o diferentes y trata de abrir la mente, poco a poco. Las mentes sólo funcionan cuando están abiertas.

“La forma más extrema de ignorancia es cuando se rechaza algo sobre lo que no se sabe nada” -Wayne Dyer

6. Abandona tus miedos.
El miedo generalmente tiene dos orígenes: la ignorancia y el
conocimiento de los posibles acontecimientos. El primer caso se resuelve con conocimiento y el segundo caso puede ser que acontezca o no, nada es seguro, deja de tener miedo sobre lo que sucederá y si ya conoces el posible problema, ¿por qué no arreglarlo antes de que aparezca?

“A la única cosa que debes temer es a tu propio miedo” – Franklin D. Roosevelt


5. Abandona tus excusas
Mándalas a hacer las maletas y diles que están despedidas. Que no las necesitas más. A menudo nos limitamos a causa de las muchas excusas que utilizamos. En lugar de trabajar para crecer y mejorar a nosotros mismos y nuestras vidas, nos quedamos atascados, mintiendo a nosotros mismos, utilizando todo tipo de excusas, disculpas que el 99.9 % de las veces no son ni reales.


4. Lo pasado, pasado
Lo sé, lo sé. Es difícil. Sobre todo cuando el pasado parece mejor que el presente y el futuro parece tan aterrador, pero hay que tener en cuenta el hecho de que el presente es todo lo que tienes y todo lo que vas a tener. El pasado que estás deseando – el pasado con el que ahora sueñas – fue ignorado por ti cuando estaba presente. Deja de engañarte. Mantente presente en todo lo que haces y disfrutar de la vida. Después de todo, la vida es un viaje y no un destino. Ve el futuro con claridad, prepárate, pero siempre mantente presente en el ahora.



3. Desapego del apego
Este es un concepto que, para la mayoría de nosotros es muy difícil de entender. Y tengo que confesar que para mí también lo fue – y lo sigue siendo – pero no es imposible. Uno mejora cada día con tiempo y la práctica. En el momento en que te desapegas de todas las cosas, (y esto no significa renunciar a su amor por ellas – después de todo, el amor y el apego no tienen nada que ver uno con el otro; el apego viene de un lugar de miedo, mientras que el amor … bueno, el verdadero amor es puro, amable y generoso, donde hay amor no puede haber miedo, y por eso, el apego y el amor no pueden coexistir), la irá se calma y te vuelves tolerante, amable y sereno… llegas a un estado que te permite comprender todas las cosas sin siquiera intentarlo. Un estado más allá de las palabras.



2. Deja de vivir de acuerdo a las expectativas de los demás
Hay demasiadas personas viviendo una vida que no es la suya. Viven sus vidas de acuerdo a lo que otros piensan que es mejor para ellos, viven sus vidas de acuerdo a lo que sus padres piensan que es mejor para ellos, o sus amigos, enemigos, maestros, los gobiernos e incluso según lo que los medios de comunicación creen que es mejor para ellos. Ignoran a sus voces interiores, sus intuiciones. Está tan ocupados complaciendo a todo mundo, que pierden el control de sus propias vidas. Esto hace que se olviden de lo que les hace feliz, lo que quieren y lo que necesitan – y un día también se olvidan de sí mismos. Tú tienes tu vida – esa vida es ahora – debes vivirla, dominarla y sobre todo no dejar que las opiniones de los demás te distraigan de tu camino.

1. Deja de lado las creencias limitadoras acerca de quién puede o no puede ser, sobre lo que es posible y lo imposible. A partir de ahora, no está permitido que tus creencias restrictivas de dejen varado en el lugar equivocado. Abre tus alas y vuela.