Muy recomendada.

miércoles, 31 de julio de 2013

ESTADOS DE TRANSICIÓN DE CONCIENCIA.


Foto: ESTADOS DE TRANSICIÓN DE CONCIENCIA. 

Estamos atravesando un período de mucha turbulencia emocional. Ésto es normal y se debe a que necesariamente debemos pasar por un espacio de adaptación a ésta nueva vibración que llegó para quedarse instalada en el planeta y de una manera que nadie la esperaba. Específicamente ahora y en los próximos meses, percibiremos un estado de "no-tiempo", como que todo permanece suspendido sin tener una visión clara de hacia dónde ir, no teniendo tampoco muy claro lo que hay que hacer. Hay mucho desconcierto por éste tema en éstos momentos. Sin embargo, permítanme explicarles, que es algo absolutamente normal. Como todo período de adaptación, al ingresar a un nuevo espacio, todo es nuevo y diferente, pero al mismo tiempo (y paradójicamente), parecería ser que desde el punto de vista formal, nada ha cambiado. He aquí donde se produce ésta sensación de desorientación y desconcierto. Los sentimientos de tristeza, apatía, cierta desesperanza, e inclusive irascibilidad, son señales de que aún hay resistencias para aceptar lo nuevo y en algunos casos, siguen manteniéndose "tironeos" de apego con la vieja energía, ya sea por desconfianza, por tener ciertas expectativas infantiles de que las cosas deberían ser de una manera determinada, y en muchos casos, simplemente por desconocimiento acerca de cómo se desarrollan éstos procesos internos en cada uno. Los síntomas de cansancio y fatiga continúan, como tantos otros.

Siempre se sufre mucho cuando nos identificamos con patrones y estructuras que necesariamente deben sufrir una re-adaptación. Muchas veces dí el ejemplo de un ordenador, al que siempre le van llegando pequeñas actualizaciones para su sistema operativo. 
Si no actualizas frecuentemente, lo más probable es que todo el sistema se vuelva inestable y comience a fallar, y en última instancia la actualización tenga que realizarse de una manera más radical y de una sola vez. Y ésto es lo que está sucediendo en algunos casos. El no hacer conscientes día a día y de manera sistemática éstas actualizaciones, hace que sin darte cuenta te continúes identificando casi por completo con un viejo sistema operativo que ya ha quedado obsoleto. Entonces, allí viene el derrumbe, el sin sentido, la desesperanza y el miedo. Pues ésto es lo que irá muriendo paulatinamente. Reitero mi consejo: hay reestructuraciones que se deben hacer en la personalidad, es mejor ser consciente del proceso y no identificarse con lo que ya no funcionará. 

El atravesar éste estado de transición de conciencia sin pesimismo ni desesperanza, es la mejor elección que pueden hacer. Podrán sentir dolor, podrán sentirse tristes en determinados momentos, ésto es normal, siempre y cuando se experimente de manera genuina, entendiendo que es parte del proceso, en parte por lo que debemos soltar y por todo lo que aparentemente vamos dejando atrás.
En otras palabras, lo que deben evitar, son las falsas interpretaciones pesimistas y negativas que derivan de un genuino dolor circunstancial y natural que pueden formar parte del mismo proceso.

Pero no todo es tristeza, algunos ya perciben mucha paz y alegría en sus corazones, y otros, van alternando entre los 2 extremos. Permanezcan tranquilos, ya todo se vá a estabilizar. 

Un gran abrazo para todos!

Daniel. 

(Gentileza del Proyecto de Oruga a Mariposa).

Si te interesa saber más sobre éstos temas puedes ingresar al siguiente enlace: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=627663493927832&set=pb.162306480463538.-2207520000.1368052640.&type=3&theater -----------------------------------------------------------------------------------------------


Estamos atravesando un período de mucha turbulencia emocional. Ésto es normal y se debe a que necesariamente debemos pasar por un espacio de adaptación a ésta nueva vibración que llegó para quedarse instalada en el planeta y de una manera que nadie la esperaba. Específicamente ahora y en los próximos meses, percibiremos un estado de "no-tiempo", como que todo permanece suspendido sin tener una visión clara de hacia dónde ir, no teniendo tampoco muy claro lo que hay que hacer. Hay mucho desconcierto por éste tema en éstos momentos. Sin embargo, permítanme explicarles, que es algo absolutamente normal. Como todo período de adaptación, al ingresar a un nuevo espacio, todo es nuevo y diferente, pero al mismo tiempo (y paradójicamente), parecería ser que desde el punto de vista formal, nada ha cambiado. He aquí donde se produce ésta sensación de desorientación y desconcierto. Los sentimientos de tristeza, apatía, cierta desesperanza, e inclusive irascibilidad, son señales de que aún hay resistencias para aceptar lo nuevo y en algunos casos, siguen manteniéndose "tironeos" de apego con la vieja energía, ya sea por desconfianza, por tener ciertas expectativas infantiles de que las cosas deberían ser de una manera determinada, y en muchos casos, simplemente por desconocimiento acerca de cómo se desarrollan éstos procesos internos en cada uno. Los síntomas de cansancio y fatiga continúan, como tantos otros.

Siempre se sufre mucho cuando nos identificamos con patrones y estructuras que necesariamente deben sufrir una re-adaptación. Muchas veces dí el ejemplo de un ordenador, al que siempre le van llegando pequeñas actualizaciones para su sistema operativo.
Si no actualizas frecuentemente, lo más probable es que todo el sistema se vuelva inestable y comience a fallar, y en última instancia la actualización tenga que realizarse de una manera más radical y de una sola vez. Y ésto es lo que está sucediendo en algunos casos. El no hacer conscientes día a día y de manera sistemática éstas actualizaciones, hace que sin darte cuenta te continúes identificando casi por completo con un viejo sistema operativo que ya ha quedado obsoleto. Entonces, allí viene el derrumbe, el sin sentido, la desesperanza y el miedo. Pues ésto es lo que irá muriendo paulatinamente. Reitero mi consejo: hay reestructuraciones que se deben hacer en la personalidad, es mejor ser consciente del proceso y no identificarse con lo que ya no funcionará.

El atravesar éste estado de transición de conciencia sin pesimismo ni desesperanza, es la mejor elección que pueden hacer. Podrán sentir dolor, podrán sentirse tristes en determinados momentos, ésto es normal, siempre y cuando se experimente de manera genuina, entendiendo que es parte del proceso, en parte por lo que debemos soltar y por todo lo que aparentemente vamos dejando atrás.
En otras palabras, lo que deben evitar, son las falsas interpretaciones pesimistas y negativas que derivan de un genuino dolor circunstancial y natural que pueden formar parte del mismo proceso.

Pero no todo es tristeza, algunos ya perciben mucha paz y alegría en sus corazones, y otros, van alternando entre los 2 extremos. Permanezcan tranquilos, ya todo se vá a estabilizar.

Un gran abrazo para todos!

Daniel.

(Gentileza del Proyecto de Oruga a Mariposa).
FUENTE : https://www.facebook.com/photo.php?fbid=627663493927832&set=pb.162306480463538.-2207520000.1368052640.&type=3&theater -----------------------------------------------------------------------------------------------

TRANSHUMANO / POSTHUMANO: DEL FUTURO AL PASADO

martes, 30 de julio de 2013

¿Saltas al abismo?

El hombre se descubre a sí mismo cuando se enfrenta a los obstáculos.
Abismo
Hace mucho tiempo, alguien me dijo: “la única forma de crecer es ponerte incómoda”.  Me impactó porque comprendí que mi frustración y mi vacío se debían a que estaba estancada en una zona de comodidad.
A todos nos pasa eso en determinados momentos porque, luego de superar situaciones difíciles y encontrar períodos de confort, pretendemos instalarnos en ellos… para siempre.  En algún momento, comenzamos a percibir los mensajes del alma para iniciar una nueva transformación, pero nos ingeniamos para eludirlos y seguir en lo establecido.  Poco a poco, la comodidad se vuelve incómoda: las sutiles advertencias se convierten en golpes y estos en caídas estrepitosas, y aun así nos resistimos a cambiar.
Es imposible ignorar las espirales evolutivas.  Sucederán sin importar si queremos o no; entonces, ¿por qué no colaborar a nuestro ritmo en lugar de esperar el inevitable empujón, que vendrá exigido y lleno de los problemas que fuimos acumulando inútilmente?  Tenemos miedo de saltar lo que consideramos un abismo insuperable.
El abismo está atestado de temor a lo desconocido, a tomar decisiones, a inaugurar actitudes inéditas, a explorar territorios extraños, a enfrentar a personas y situaciones,  a salir de la monotonía asfixiante, a movilizar recursos potenciales, y, por sobre todo, a sacar a respirar los sueños y hacerlos realidad.
No le tememos tanto a la oscuridad como a la luz.  Aprendí esto luego de mis primeros tiempos de terapia.  Estaba aterrorizada y avergonzada de los monstruos que encontraría en mi interior.  Obviamente, los hallé, pero no eran tan terribles ni tan enormes.  Más bien, encontré una Niñita prisionera de limitaciones y temores impuestos, deseosa de salir a jugar al mundo entusiasta y alegremente.
Comprendí que su liberación era mi liberación.  Que ella traía los designios de mi alma para esta encarnación.  Que esos abismos eran imaginarios, productos reaccionarios del pasado, sin conexión con las posibilidades reales a mi disposición.  Que yo ya traía todo lo que necesitaba para saltarlos y que lo único que precisaba era confianza.  Una confianza que no saldría del Ego (que siempre me bombardearía con sus dudas, miedos y convenciones) sino del Alma. 
Poco a poco, estoy aprendiendo a descubrir el potencial que traigo.  Soy tan increíblemente iluminante (no solamente iluminada), que me asusta y me retraigo y me oculto hasta que vuelvo a confiar.  ¿Te parece arrogante?  Eres igual.  Por eso te excusas con tu oscuridad y te escondes de tu propia luz.
Ese es el abismo más enorme que puedes saltar: saberte y creerte un Ser de Luz, jugando a ser humano, en un pequeño y hermoso planeta en el confín del universo.  Todo está en ti: lo que deseas ser, hacer y tener y que tanto temes.  TODO.  No se trata de lograrlo sino de revelarlo y manifestarlo. 
En estos tiempos, el mundo y su vieja energía también contribuyen a que tengas miedo, exaltando los mecanismos de control y manipulación, a través de las noticias y la publicidad.  Respira y entra en ti.  Despeja la oscuridad y busca tu luz.  Escucha los mensajes de tu alma, salta y confía.  Eres divinamente guiado y protegido.
Autora: Laura Foletto
Creadora del Curso a Distancia: Creación Integral
¿Quieres crear tu vida y vivirla como mereces? ¿Deseas hacer cambios y no encuentras cómo? ¿Has leído mucho sobre desarrollo personal o calidad de vida o espiritualidad o autoestima, pero no sabes cómo llevarlo a tu vida cotidiana? ¿Te diste por vencido o estás harto de reiterar siempre los mismos hábitos negativos? ¿Tienes metas pero no llegas a ellas por más que lo intentas? ¿Estás extraviado de ti mismo? ...
VER MAS: http://www.caminosalser.com/i1543-curso-a-distancia-creacion-integral/

ABRAHAM HICKS' en Español ¡PERMITIR es de lo Único que se Trata! Completo

Corazonando


¿Qué es el corazonar?
Cuando nos comunicamos desde el corazón y sintiendo la verdad que late, las palabras se transforman en lo que llamamos en nuestro círculo «el corazonar». Más que razonar es comprender desde el corazón.
En el corazonar sentimos una inteligencia superior que nos va guiando con sensibilidad amorosa, y las cosas simplemente van sucediendo. Por ejemplo, hace escasamente un par de semanas, al entrar en mi corazón pedí confirmar algún conocimiento de sanación andina, y en un acto de reciprocidad y sinceridad me encontré con tu libro de las kuyas por el internet. A través de los pocos datos que tengo de tu libro sintonicé con esta sabiduría y confirmé mis propias vivencias en el camino de ser una guía acompañante de mis hermanos y hermanas de círculo. Mi gratitud, yupaichani Amauta, supongo que tienes un nombre consagrado como caminante de sabiduría.
Si, mi nombre es Urus, nombre del pueblo del que provengo. Pero cuéntenos, ¿cuál es su linaje?
Voy criando y despertando hombres y mujeres quilago, jaguares. Me conocen como Mama Margarita. Represento a una generación, la decimotercera Mujer Jaguar portadora del bastón de mando de los Quilagos. Una herencia femenina de sabiduría que durmió en la zona de Cochasquí. Con humildad me presento ante ti.
Somos un grupo permanente desde hace varios años, caminando juntos y en este kay pacha (mundo intermedio), aquí y ahora. Nos reunimos un día a la semana. Compartimos raymis o ceremonias, conocimiento sagrado ancestral, sanación andina, peregrinajes a las montañas sagradas en nuestro país Ecuador. Hemos tejido el despertar y el levantamiento de la sabiduría de nuestros pueblos con los Abuelos y Abuelas, de montaña en montaña, taitas y mamas urkus.
Tengo una gran responsabilidad como transmisora de sabiduría de mis ancestros y a veces, si necesito encontrar afinidad en este camino, y aunque tengo un círculo fuerte, amoroso y entregado a la vida, es bueno unas palabras de reciprocidad con buscadores y caminantes como tu, desde otros lugares que nos permitan seguir creciendo con la Pachamama.
¿Podemos sanar al planeta?
Si, claro que podemos. Una vez fui de peregrinaje a Pumapungo, la puerta del puma, donde nació el inka Huayna Qhapac. Pasé largo tiempo en el Akllahuasi, la casa de las Vírgenes del Sol. Aún estoy ordenando mis sentimientos y mis pensamientos con respecto a este viaje.
Por supuesto, al llegar me descalcé, para así conectar los ñawis (chakras) de los pies a la Pachamama. Al caminar, las memorias me invadían. Por los pies iba percibiendo todas esas sensaciones agradables, disfrutando y saboreándolas hasta que una voz terriblemente dolorosa me llamó. Era como un llanto. Cuando miré vi una higuera agonizante. Era una higuera ya anciana muriendo de enfermedad y de indiferencia. La abuela Arbol de Higo gemía de dolor, por sus hojas enfermas y quemadas, y sus frutos dañados. Quise llorar con ella. Le pedí perdón por los humanos indolentes y la abracé con ternura y compasión.
Mientras la abrazaba, busqué envolverla en una luz amorosa, en tanta luz como yo pude irradiar. Fue entonces que la Mama Tamia, la lluvia, hizo acto de presencia, como si ella también se uniera a nuestro sufrimiento. Cuando empezó a caer la madre agua, pedí la purificación de la Abuela Árbol o sino que le dieran una muerte compasiva, si estaba ya su tiempo cumplido. Mientras la abrazaba, le repetía incesantemente que la amaba y que agradecía la oportunidad de estar cerca de ella, pues ella había ayudado a muchas mujeres.
Era una Anciana Sanadora y con el tiempo la ignoraron, la maltrataron. La tristeza la enfermó. Por eso, le recordé que por estar ella mirando directamente al Akllahuasi, a la Casa de las Vírgenes, su propósito había sido el de cuidar a las mujeres. Podía presentir cómo muchas mujeres habían sido sanadas por sus hojas. Entonces sentí su consuelo y pude decir que sintió alivio. Le seguí repitiendo que la amaba, hasta que noté cómo se tranquilizaba. Sólo entonces, cuando percibí que se había tranquilizado, me despedí. Al alejarme de ella, le pedí a la Pachamama que la recibiera en su útero de nuevo y que si esa era su próximo cometido, que ojalá renaciera como mujer sabia, pero valorada y amada. Quedamos en paz. Ahora siento paz.
Con esta vivencia recordé que las hermandades pueden ser restablecidas. Los seres humanos podemos sanar a los hermanos y hermanas plantas, árboles y animales. Así como ellos nos acompañan, alimentan, sanan y crecen con nosotros. Todos somos responsables. Su bienestar también es nuestro. Su enfermedad también es nuestra. ¡Qué los acuerdos antiguos sean renovados, y las promesas cumplidas!! Estamos aquí también con el propósito mutuo de vida y toda vida es sagrada. La reciprocidad es ayni. Y el Ayni es vivir juntos en un equilibrio justo. Ayni es también ser amorosos y conscientes. Gracias, yupaichani Abuela Arbol de Higo por recordarme qué es el ayni!!!
¿Pero no todos saben escuchar?
Si, es verdad mashi Urus. Muchos Taitas y Mamas dejaron de escuchar….y eso les tiene como dormidos a los Apus y a las Ñustas. Ahora los chamanes solo les nombran o les piden; les utilizan pero no les escuchan ni quieren aprender. Si los Apus no se comunican a corazones abiertos, dejan de hablar, ¿lo sabías? Duermen, están quietitos. Ya pocos seres humanos están atentos a su sabiduría milenaria. Eso es triste.
Nuestros Abuelos y Abuelas: Las montañas, las piedras, los caminos, todos son testigos vivientes de muchas historias, pues ellos han visto ciclos enteros….y las personas solo pasan, pero sin sostener una relación. Los que por esos senderos transitan ya no buscan ser familia, pues la mayoría están absorbidos por el espejismo de aquello que anhelan pero no encuentran y no comprenden. Por eso solo están de pasada….
Pero cuando el caminante entra con humildad, amor y respeto a la casa de los Apus, y visita a los ancianos y ancianas piedras….ayyyyy…..es un concierto de música; es un canto que danza; es una casa de sabiduría que nunca se silencia; es una memoria viva, clara….y sientes en el corazón la verdad.
Mi mashi, los Apus nos pueden criar, como hijos e hijas suyos que somos. Nos pueden proteger y guiar para permitirnos crecer libres y sin la crueldad de la ‘civilizacion’. Por eso nos descalzamos, y los pies son memorias. Ellos son ñawis (chakras) importantes…..
¿Háblenos de los ñawis de los pies, por favor?
Mmmm. Imagínate, desde que nuestra madre nos acarició el pequeño pie al nacer; aquel primer paso que dimos al andar; el primer baile, el primer viaje, y mucho más, todo ello quedó impreso en la Pachamama y ella lo recuerda. ¡Es tanta la memoria que tienen los ñawis de los pies!…..si duele el pie izquierdo, nos duele la madre, la hermana o una mujer….si duele el derecho, nos duele el padre, el hermano o un hombre….¡tanta memoria que recordar, que sanar, que despertar!
Por los ñawis de los pies es que los andinos somos fiesteros, celebrantes, danzantes. ¡Por supuesto! nos gusta celebrar con danza y música todos los Raymis. Celebramos memorias, recuerdos, gratitud. Cada Raymi nos recuerda un nuevo tiempo que se va y otro que viene, y lo hacemos celebrando.
Cuando zapateas, cuando con tus dos pies libres y desnudos tocas la tierra con sonido y cantos, pones alegre a la Pachamama. Ella te siente feliz y vivo y se alegra. Cuando danzo con musica andina y nuestro círculo danza alrededor, siempre la saludamos y le decimos: ¡juyayay…juyayay! ¡Aquí estamos! tus hijos, vivos, alegres, agradecidos. Ella también festeja con nosotros, nos recibe, nos protege y nos despide siempre con regalos. La Pachamama es generosa y alegre también.
Los ñawis de los pies sanan y equilibran todo tu lado femenino y masculino, huarmi y jari. Por eso también nos damos masajes con aromas agradables, con hojas frescas, con tierra húmeda, con cristales y piedrecitas, y le decimos: pai o yupaychani, gracias, gracias por sostenerme cerca de la Pachamama, por recordarme que debo caminar en equilibrio con la vida; gracias por enseñarme que hoy puedo estar aquí y mañana allá. Gracias pies porque en vosotros está toda la memoria de mi cuerpo, la memoria de los ancestros, la memoria que me permite surcar el mismo camino que ellos anduvieron. Gracias pies porque vuestros ojos ven las raíces de mi pueblo, para que no olvide mi cultura sagrada. Gracias pies porque a través de vuestros ojos (ñawis), cuando los cierro y descanso, puedo recuperar la visión de los caminos recorridos en otras vidas. Si mi mashi, para nosotros son ñawis también los pies. En el hinduismo no son considerados chakras mayores pero para los andinos son muy importantes.
¿Cuántos ñawis tenemos? Trece.
hermandadblanca.org   Chakras Andinos Corazonando sabiduria y conocimiento manejo de las energias educacion civilizaciones antiguas  sabiduria y conocimiento ñawis maitreya Evolución Corazonando Chakras Andinos    description multimedia
A mi me contó un maestro andino que también se consideraban como ñawis los dos ojos.
Tal vez en su tradición, pero por lo que yo se los ojos no cuentan como separados. Observa tus pies; míralos. Si mueves el pie derecho no necesariamente se mueve el izquierdo a menos que tu voluntad lo desee. Lo mismo ocurre con las manos: si una mano toma un objeto, la otra mano puede permanecer inmóvil o en otra postura. Es decir, tanto los pies como las manos son ñawis independientes y corresponden a un lado femenino o masculino, ¿verdad? Por eso son ñawis que se cuentan como individuales, lo cual no quita que en paridad formen una unidad.
Tiene sentido
Ahora mueve los ojos hacia un lado o hacia arriba. Sientes cómo los dos se mueven conjuntamente, se acompañan, no se independizan, se siguen siempre….¿lo sientes? ¿te das cuenta? los ojos no son dos ñawis, sino uno solo, inseparables. Los contamos como un solo centro energético junto con el ñawi del tercer ojo.
El andino considera pues los mismos siete centros energéticos que oriente, más uno que sería el ñawi de luz que nos conecta con el Hanan Pacha (Mundo de Arriba). Es el Inti ñawi o el ojo de luz, un ñawi solar que está sobre el ñawi de la coronilla. Dicho octavo ñawi nos conecta con el Sol Central de la Galaxia, el Cosmos, las Estrellas, y todo lo que abarca el mundo de arriba. Si unes manos serían 9 y 10 mas los pies serían 11 y 12 ñawis.
¿Y cuál es el ñawi 13?
Mashi, es muy importante conocer al treceavo. Es el ñawi oculto, el ñawi lunar. Es un ojo muy sensible y de alta concentración energética. Este ñawi trabaja mucho con la memoria ancestral y la sanación. Recuerda que el número 13 es nuestro número sagrado.
Quizás este conocimiento sagrado no coincida con otros pensadores de la filosofía andina o con el tuyo, pero es lo que yo acepto como mi verdad y la intención es solo compartirla con los que deseen escucharlo. Cualquier otra verdad, esta bien si te permite vivir bien. Cualquier conocimiento es beneficioso si eres honesto contigo mismo. Que el corazón de cada uno decida, pero siempre manteniendo la armonía y el respeto. El hinduismo es bellísimo y muy sabio en su conocimiento de los chakras. Somos sólo aromas, formas y colores en su más amplia diversidad. Lo andino tiene también sus particularidades.
¿Hábleme un poco más del treceavo ñawi por favor?
La mayoría se conforma con saber que hay 13 ñawis, por lo que sólo se da este conocimiento al caminante que lo pide y demuestra ser un buscador de la Verdad.
En la base del cráneo hay un huequito, una hendidura. Toquemos con nuestras manos esta hendidura. Los médicos creo que lo llaman péndulo encefálico, y se halla debajo del cerebelo. Nosotros lo conocemos por medio de una Abuela como «la ollita». Los andinos lo llamamos ñawi lunar y su color es plateado, igual que la Mama Killa o Madre Luna.
hermandadblanca.org   13nawi Corazonando sabiduria y conocimiento manejo de las energias educacion civilizaciones antiguas  sabiduria y conocimiento ñawis maitreya Evolución Corazonando Chakras Andinos    description multimedia
Si observas uniendo este ñawi lunar o killa ñawi con otros puntos energéticos como son el ñawi de la garganta (chakra 5) hacia adelante, más el ñawi de los tres ojos (el chakra frontal y los dos ojos físicos) subiendo hacia el ñawi de la coronilla (chakra 7) se forma una primera triangulación superior en el cuerpo energético. Este triángulo superior es 1 + 3= 4. Este número 4 nos da el equilibrio para acceder al Hanan Pacha o Mundo Superior. Por lo tanto, el ñawi 13 representa el poder equilibrador a través de lo lunar y femenino para sensibilizar los sentidos de los otros tres ñawis y que son
  1. el poder de la palabra y el canto del quinto ñawi,
  2. la visión del “tercer ojo”y la capacidad de observar a través de los ojos físicos correspondiente al sexto ñawi,así como el buen pensar o alli yachay ; y finalmente,
  3. la unión con el Ayllu (comunidad) cósmico, nuestra herencia estelar que corresponde al séptimo ñawi.
Es un portal dimensional que une cielo y tierra. Por eso Mashi, el decimotercer ñawi es sagrado porque es el del misterio femenino divino superior que busca la unión con el octavo ñawi, el solar y masculino que nos lleva a una expansión de Conciencia. Permite el vuelo libre y elevado del Sagrado Cóndor cuando se da esta unión sagrada. Este peregrinaje empezó en el Uku Pacha con la guía de Amaru la serpiente en el primer ñawi y en su ascenso busca ser Luz Eterna y Pacha Cósmica. Nos convertimos en Kuntur o Cóndores porque podemos acceder a las dimensiones superiores sin dejar este cuerpo físico…. Maravilloso ¿verdad? Por eso los Amautas Astrónomos de Abya Yala eran no solo sabios sino también tenían el poder de volar, de elevarse. Tal capacidad les permitía no solo un conocimiento para elaborar calendarios agrícolas o marcar movimientos estelares y planetarios, sino se convertían en navegantes estelares, visionarios. Así nacieron las profecías. Las profecías permiten ver las Pachas en Allpa Mama en ciclos.
Pero no solo eso, el ñawi lunar guarda en su forma natural el Arbol de la vida, donde está la memoria de la humanidad en sus etapas evolutivas. ¡Imagínate! Toda una biblioteca de la humanidad en tu propio cuerpo. En consecuencia, si activamos este centro energético nos conectamos con los recuerdos vivos de nuestros Ancestros, nuestros orígenes y podemos hasta sanar historias familiares. Así de mágico y sagrado es el ñawi 13.
¿Conoce a otras tradiciones que también nos hablen de dicho ñawi?
No estoy segura, pero si coloco sobre el Arbol hebreo (Kabbala) el cuerpo andino energético, este último ñawi sería el sefirot de Daath, el oculto.
¿Cuéntenos por favor sobre sus peregrinaciones a los Urcos o Apus (nombre dado a las montañas como deidades)?
En las peregrinaciones uno se da cuenta de que como en la vida, hay caminos que son inevitables de andar. Otros deben ser transitados despacito, avanzando poco a poco. Y unos terceros te ponen desafíos que deben ser superados. Algunos Urcus, como si ya te conocieran, te permiten avanzar deprisa. Ellos son sabios y te recuerdan por por sus tus pies y por tu danza, tu canto o tu nombre. Por eso, cuando subimos a una montaña, volcán o nevado, nos presentamos y pronunciamos nuestros nombres. Así el guamani del lugar nunca te olvida y te cuida también. Hay montañas que son recelosas. A ellas nos debemos acercar con confianza y sinceridad. Más adelante te ofrecen sus secretos o su sabiduría. Uno debe ir con una ofrenda o un agrado, como expresión de gratitud y respeto.
¿Alguna leyenda?
Muchas. Por ejemplo, en el cerro Ilalo se narra el mito de Rumiñahui, un guerrero leal a su Inka quien allí escondió el tesoro de Atawalpa. Lo escondió en sus entrañas y dejó a dos perros para que lo guardaran. Un anciano de la comunidad nos narró que existe una puerta de la cual no se retorna y que abre mundos. Una vez al año esa puerta se abre, y sólo determinados seres entran o salen de ese lugar. le temen y le respetan mucho.
¿Qué les diría a aquellos que nos sentimos andinos, pero no nacimos en los Andes?
Que no sintáis melancolía por no haber nacido en esta Allpa Mama, en Abya Yala. Fue necesario que las almas antiguas tuvieran renacimientos en Europa, Asia y América. Cuando el Taita Atawalpa falleció, dejó su profecía con el Inkarri: miles y miles volveremos ¿lo recuerdas? La filosofía y la espiritualidad de la cosmovisión ancestral fue desmembrada a los cuatro suyus (regiones) para que renaciera desde las cuatro direcciones. Los Amautas y Yachags (sabios) han nacido nuevamente en diferentes países para que haya continuidad de la sabiduría…..Cada uno de vosotros debéis ser buenos sembradores con vuestra gente, pues vuestro mestizaje es importante para que seáis escuchados en medio de vuestro pueblo.
¿Me autoriza a publicar sus respuestas para convertirlas en un artículo?
Esta carta es larga, mashi Urus. Te comparto lo que conozco y espero que sea semilla. Mashi, mis cartas que son sencillas, te las ofrezco como flores de primavera, y si en tu alma antigua y viva deseas difundirlo está bien. Comparte mientras sea como lluvia fresca para los demás y beneficie a los caminantes del mundo. Te agradezco que me tomes en cuenta para tus buenos propósitos.
Mastay.info ha publicado hasta ahora los escritos de cinco hombres, dos de ellos andinos, dos mesoamericanos, y yo como hijo de los Pirineos. Faltaba pero transmitir también la sabiduría de las Ñustas, de esa otra mitad femenina que también somos. Mama Margarita llega para transmitirnos ese saber. Llega para enseñarnos a corazonar. Dice que me agradece que la tomara en cuenta, y yo le digo “no Mama Margarita, aquí el agradecido soy yo, y con humildad soy yo el que se presenta ante ti, te escucha y APRENDE.”

domingo, 28 de julio de 2013

AMA TU CAMINO – Paulo Coelho

Se aconseja escuchar el vídeo mientras se lee


1.-Al principio del camino hay una encrucijada. Allí puedes pararte a pensar en la dirección que vas a tomar. Pero no te quedes demasiado tiempo, o nunca saldrás de ese lugar. Hazte la clásica pregunta de Castaneda: ¿cuál de estos caminos tiene un corazón? Reflexiona lo necesario sobre las opciones que tienes delante, pero una vez que des el primer paso, olvídate definitivamente de la encrucijada, pues en caso contrario nunca dejarás de torturarte con la inútil pregunta: “¿El camino que elegí era el correcto?” Si prestaste oídos a tu corazón antes de ponerte en movimiento, escogiste sin duda el buen camino.
2.- El camino no dura para siempre. Es una bendición recorrerlo durante algún tiempo, pero un día terminará, y por eso debes estar siempre listo para despedirte en cualquier punto. Por mucho que te deslumbren determinados paisajes, o te asusten ciertos trechos donde hay que esforzarse especialmente para seguir en pie, no te aferres a nada. Ni a los momentos de euforia, ni a los interminables días en los que todo parece difícil, y el progreso es lento. Más tarde o más temprano llegará un ángel, y tu jornada habrá llegado a su término. No lo olvides.
3.- Honra tu camino. Fue tu elección, fue decisión tuya, y en la misma medida en que tú respetas el suelo que pisas, este mismo suelo respetará tus pies. Haz siempre lo más adecuado para conservar y mantener tu camino, y él hará lo mismo por ti.
4.- Equípate bien. Lleva un rastrillo, una pala, una navaja. Entiende que para las hojas secas las navajas son inútiles, y que para la hierbas muy enraizadas los rastrillos son inútiles. Conoce siempre qué herramienta hay que emplear en cada momento. Y cuida de ellas, porque son tus mayores aliadas.
5.-El camino va hacia delante y hacia atrás. A veces es necesario volver porque se perdió algo, o porque un mensaje que debía haber sido entregado se quedó olvidado en un bolsillo. Un camino bien cuidado permite que puedas volver atrás sin grandes problemas.
6.-Cuida del camino antes de cuidar de lo que está a su alrededor: atención y concentración son fundamentales. No dejes que las hojas secas del borde del camino te distraigan, ni que la manera como los otros cuidan sus propios caminos desvíe tu atención. Usa la energía para cuidar y conservar el suelo que recibe tus pasos.
7.- Ten paciencia. A veces es necesario repetir las mismas tareas, como arrancar las malas hierbas o cubrir los agujeros que surgieron tras una lluvia inesperada. Que esto no te enfurezca, pues forma parte del viaje. A pesar del cansancio, y a pesar de las tareas repetitivas, ten paciencia.
8.- Los caminos se cruzan: las personas pueden explicar el tiempo que hace. Escucha los consejos, pero toma después tus propias decisiones. Tú eres el único responsable del camino que te fue confiado.
9.- La naturaleza sigue sus propias reglas: por lo tanto, tienes que estar preparado para los súbitos cambios del otoño, para el hielo resbaladizo del invierno, para las tentaciones de las flores en primavera, y para la sed y las lluvias del verano. En cada estación, aprovecha lo mejor que te ofrezca, y no te quejes de sus particularidades.
10.- Haz de tu camino un espejo de ti mismo: no te dejes influir en absoluto por la manera como los demás cuidan de sus caminos. Tú tienes un alma que escuchar, y los pájaros transmitirán lo que tu alma quiere decir. Que tus historias sean bellas y agraden a todo lo que tienes en torno. Sobre todo, que las historias que cuente tu alma durante la jornada se reflejen en cada segundo del recorrido.
11.- Ama tu camino: sin este principio, nada tiene sentido.
Paulo Coelho

Antídotos para el Falso Orgullo



Obra de Ángel Rey Vazquez
El orgullo es una concepción, un modo de ver las cosas, por el que exageramos una cualidad que poseemos –fuerza física o belleza, educación, clase social o talento- y que nos conduce a considerarnos superiores a los demás.
Esta actitud conlleva muchos inconvenientes. Bajo la influencia del orgullo, tratamos de asegurarnos que otros se enteren de lo buenos que somos. Hablamos de nuestros logros; buscamos impresionar a los demás para ganar elogios, reputación o dinero. El orgullo provoca que miremos desde arriba a aquellos que pensamos que carecen de nuestras buenas cualidades.
Cuando la presunción nos domina, resultamos realmente patéticos. Si fuéramos honestos con nosotros mismos, veríamos que bajo el disfraz no creemos que somos realmente buenos. Para convencernos de lo contrario intentamos desesperadamente persuadir a los demás de que poseemos ciertas cualidades que son excelentes. Pensamos que si otros consideran que somos importantes es que debemos serlo. En el fondo, todos nosotros, seres comunes, tenemos una pobre imagen de nosotros mismos, ni siquiera la persona con aspecto distinguido que según el modelo mundano personifica el éxito, se siente lo bastante bien. Cuando nos resulta difícil admitir nuestra propia inseguridad, la enmascaramos con el orgullo.
¿Cómo es posible que personas que parecen tener éxito no se sientan bien consigo mismas? Ellos, como nosotros, buscan en el exterior la autoafirmación, el elogio, y el reconocimiento. Así ignoramos nuestra capacidad para llegar a ser sabios y compasivos. Aunque busquemos en el exterior la felicidad y el amor propio, estas cualidades sólo pueden ser verdaderamente alcanzadas mediante un desarrollo interno.
El orgullo nos hace actuar de forma ridícula: alardeamos de apariencia física pareciendo a menudo estúpidos a los ojos de los demás. Criticamos libremente a los otros y después nos desconcierta que la gente no quiera compartir nuestra compañía. Tratamos a los demás injustamente y más tarde protestamos porque no hay armonía en la sociedad. Cuando las personas se sienten orgullosas y descuidan los sentimientos de los demás, rompen la armonía de grupo.
Aunque la gente orgullosa exige el respeto de los demás, el respeto no se puede forzar. De hecho, la sociedad respeta a aquellos que son humildes. Ninguno de los agraciados con el Premio Nobel de la Paz es frívolo y arrogante. Cuando Su Santidad el Dalai Lama recibió este gran premio en 1989, no se lo atribuyó a sí mismo sino a la actitud sincera y altruista y a las acciones que emanan de la compasión.
Podemos respetar a todo el mundo. Las personas que son más pobres, menos cultas o tienen menos talentos que nosotros poseen en realidad muchas cualidades y capacidades de las que nosotros carecemos. Cada ser humano merece ser respetado, simplemente porque tiene sentimientos. Cada persona merece al menos ser escuchada. Los que son arrogantes no pueden apreciar esto y son condescendientes e intolerantes. Las personas confiadas son amables, humildes y aprenden de todos. De este modo, crean una atmósfera de armonía y respeto mutuo entre los demás.
El orgullo es uno de los principales obstáculos para incrementar la sabiduría y desarrollar las capacidades internas. Al creerse a sí mismas cultas, excelentes y con talento, las personas orgullosas se vuelven autocomplacientes. Ni quieren ni pueden aprender de otros. Su orgullo les sume en un estado de inactividad.
Confiar en uno mismo
A menudo se confunde la confianza en uno mismo con el orgullo, a la vez que la persona asocia la humildad  a un pobre concepto de sí misma. Sin embargo, actuar con arrogancia no significa que nos sintamos seguros, y ser humilde no quiere decir que tengamos una pobre imagen de nosotros mismos. Las personas con confianza son también humildes porque no tienen nada que defender o demostrar al mundo.
Nos resulta muy difícil analizarnos con objetividad. Tendemos a infravalorarnos o a sobreestimarnos, oscilando entre los pensamientos extremos de que o bien somos inútiles y antipáticos o bien somos fantásticos. En ninguno de los dos casos hacemos una evaluación precisa de nosotros mismos porque todos poseemos algunas cualidades positivas así como ciertos rasgos de nuestra personalidad que necesitamos mejorar.
No podemos eliminar nuestros defectos ocultándolos o compitiendo con otros arrogantemente para probar que somos mejores; pero podemos reconocer honestamente nuestras debilidades y tratar de corregirlas. De igual modo, la seguridad en uno mismo proviene no de reclamar vanidosamente nuestras cualidades sino de examinar nuestras habilidades y capacidades y desarrollarlas.
En este sentido, será útil recordar que poseemos la capacidad de llegar a ser un buda, es decir, aquella persona que ha eliminado todos los oscurecimientos y que ha desarrollado completamente todas las cualidades beneficiosas. Esto puede sonar al principio como una afirmación extraña; pero a medida que comencemos a entender la naturaleza de buda y el sendero a la Iluminación, nuestra convicción y su validez se incrementarán. Esta preciosa naturaleza búdica representa nuestro noble linaje. No se pierde nunca, y nadie nos la puede arrebatar. Sabiendo esto, tendremos una base estable y realista para confiar en nosotros mismos.
Podemos aceptarnos tal y como somos y tener fe en nuestra capacidad para llegar a ser personas más amables e inteligentes. Esta visión equilibrada de nosotros mismos nos proporciona espacio mental para apreciar y respetar a los demás porque todos los seres humanos poseen ciertas cualidades dignas de consideración. Las personas seguras de sí mismas son capaces de admitir lo que no saben, y se sienten consecuentemente felices y deseosas de aprender de otros. De esta manera, sus buenas cualidades y conocimientos se incrementan.
Cuando poseemos buenas cualidades, los demás las perciben de un modo natural. No tenemos necesidad de proclamarlas. Mahatma Gandhi es un buen ejemplo de ello. Vivía y se vestía con sencillez y, en vez de alabarse a sí mismo, se mostraba siempre respetuoso con los demás. Aunque evitaba difundir sus virtudes, su triunfante trabajo y grandeza como ser humano se hicieron evidentes a los ojos del mundo.
Pacificar el orgullo
¿Qué técnicas podemos emplear para contrarrestar el orgullo? Como el orgullo es una actitud equivocada y limitadora, si desarrollamos una visión amplia podremos ver la situación de un modo más realista. De este modo, reduciremos nuestro orgullo.
Por ejemplo, si somos orgullosos debido a nuestra educación, necesitamos entonces comprender que todos nuestros conocimientos se deben al amable esfuerzo de nuestros profesores. Cuando nacimos éramos completamente ignorantes e incapaces, siquiera de alimentarnos a nosotros mismos, o de pedir lo que necesitábamos. Todo lo que sabemos –incluso saber hablar o poder atarnos los zapatos- lo debemos a la amabilidad de otros que nos han enseñado. Entonces, ¿por qué sentirse orgulloso? Sin el cuidado y la atención de los demás, sabríamos muy poco y tan sólo habríamos desarrollado unas pocas habilidades. Pensar de este modo nos libera del orgullo.
Del mismo modo, si nos sentimos orgullosos porque tenemos dinero, podemos recordar que el dinero no ha sido siempre nuestro. Si proviene de nuestra familia, o de una herencia, resultará más adecuado mostrar gratitud hacia esas personas que alimentar nuestro propio orgullo. Aunque nosotros hayamos ganado ese dinero, de cualquier modo estos ingresos provienen de otros, ya sea de nuestros empresarios, o bien de nuestros empleados, o quizá de nuestros clientes. Gracias al empresario que nos dio el empleo, o a nuestros empleados que ayudaron a que el negocio prosperara, tenemos ahora dinero. En este sentido, estas personas han sido muy amables con nosotros.
Puede que no estemos acostumbrados a recordarla amabilidad de los demás de este modo, pero si pensamos en ello veremos que es razonable. Aunque sintamos que hemos triunfado a pesar de los deseos insanos de algunos otros, de hecho nuestro solo esfuerzo no ha sido suficiente para procurarnos el éxito. Dependemos de los demás. Sabiendo esto, las personas sienten gratitud –no orgullo- hacia los demás.
Podemos sentirnos orgullosos de nuestra juventud, belleza, fuerza, o valor, pero estas cualidades son impermanentes. Quizá pensemos que seremos jóvenes, bellos y fuertes o atléticos durante un largo tiempo, pero estos son atributos fugaces. Aunque las arrugas no aparezcan de repente, vamos envejeciendo segundo a segundo, vamos perdiendo los dientes uno a uno, y gradualmente nuestros cuerpos pierden su belleza.
Nuestra sociedad intenta impedir el envejecimiento ocultándolo; pero, de hecho ese que hoy es un vigoroso deportista irá envejeciendo poco a poco hasta llegar el día en que ya anciano se sentará en la grada apoyándose en un bastón. La que hoy es una hermosa reina llegará inevitablemente a convertirse en una dama encorvada. ¿De qué podemos sentirnos orgullosos cuando vemos que nuestros cuerpos van envejeciendo paulatinamente?
Si nuestros cuerpos son capaces y atractivos, podemos apreciar estas cualidades sin ser presuntuosos. Del mismo modo, podemos alegrarnos de corazón de cualquier talento, buena fortuna o conocimiento que poseamos, pero sin ser altivos ni presuntuosos. En vez de ser orgullosos, utilizaremos cualquier cualidad que poseamos para beneficiar a los demás.
Con el fin de dominar el orgullo con respecto a nuestra propia inteligencia, basta, tan sólo, con que contemplemos cualquier materia compleja que no conocemos. Al hacerlo reconoceremos nuestras limitaciones y automáticamente el orgullo se disipará. Con una visión más equilibrada de nosotros mismos, utilizaremos nuestra energía para mejorarnos y ayudar a los demás.

Thubten Chödron
Ref.: Corazón Abierto, Mente Lúcida, Ed. Dharma

viernes, 26 de julio de 2013

LEVANTARSE DEL SUEÑO – Maira Sirius Blau




Levantarse del sueño, despertarse, y darse cuenta que…………todo fue un mal sueño, nada más.
Levantarse del sueño, sentirse vivo, vital, capaz de vivir la vida desde la mayor honestidad interior, desde la grandeza eterna, desde la certeza de que yo soy libre.
Levantarse del sueño y observar que todo lo que me rodea yo lo he creado, que todo lo que me asiste o no, fue un deseo de ese sueño donde estaba profundamente dormida y conformada, donde todo lo que ocurría y que yo vivía ajeno a mí, en realidad yo lo había pedido, aunque no recuerde cuándo ni porqué.
Levantarse del sueño y darse cuenta de que los fantasmas, monstruos, demonios que en él habían, tan sólo eran figuras inexistentes creadas por mi mente.
Levantarse del sueño y desear Vivir a pleno pulmón y a decidido corazón.  Porque levantarse del sueño es:
Agradecer la Vida en toda su inmensidad, en toda su hermosura, en toda su rutina, en todos sus secretos,  bondad, benevolencia, en toda su eternidad………………..
Levantarse y observar que la Vida y yo somos una, que me acompaña si yo me acompaño a mi misma, me sonríe si yo me sonrío a mí misma, me duele si yo me duelo de mi misma.

Levantarse y apreciar que el sol nació de nuevo para mí, que las flores de colores me muestran mi belleza interna si yo quiero verla, que los pájaros trinan para alegrarme el día y que en definitiva, todo fue puesto para mí.
Para mí y para tí si quieres aceptarlo, si quieres apreciarlo, si quieres maravillarte de la Gracia que nos acompaña por todas partes. A cada paso que des, la Vida en mayúsculas está ahí contigo, mostrándote su realidad, realidad que nada tiene que ver con tu sueño.  Un sueño, un mal sueño, una pesadilla de la que ya despertamos.
La Vida,  nada tiene que ver con pesadillas. La Vida Es. Y ese Ser, ese Estar de la Vida, nos muestra lo equivocados que estábamos. Nos muestra la facilidad, la sencillez, el silencio inamovible donde todo es posible, donde todo simplemente Es.
Mientras observo a la Vida a diario, me doy cuenta de que puedo aprender de ella continuamente. Tan sólo tengo que zambullirme en sus aguas, sus ríos, sus fuentes……… Tan sólo tengo que pasearme por sus montañas, valles, llanuras……….
Hay tanto por vivir, han tanto por sentir, hay tanto por experimentar……………….
Levántate de tu sueño. La Vida siempre te está esperando. La Vida quiere ser vivida, apreciada, valorada, sentida, experimentada……………….
Sal al mundo y grita: Te amo Vida, te amo por lo que tan generosamente cada día me brindas, por tus soles y tus lunas, tus mañanas y tus noches, tus inviernos y primaveras.  Tú y yo somos lo mismo, una sola Vida, una sola alegría, una sola belleza, una sola sinfonía. 
Me uno a ti Vida, dejé mi sueño, dejé mi pesadilla, desperté alborozada, desperté entusiasmada por vivirte, reencontrarte, llevarte en mis venas, mi cuerpo, mis ojos, mi corazón, cada día…..  Te amo Vida y así lo proclamo.
Mi sueño era un mal invento, una creencia, una limitación, un “no se qué estaría yo pensando…” 
Gracias por despertarme, gracias por asistirme, gracias por estar siempre ahí aguardándome incondicionalmente. 
Desperté del sueño, me levanté, creí en mí de la misma forma que creo en ti, Tú me enseñaste.
Gracias Vida.
Maira Sirius Blau.

El Libro de La Vida.


 FUENTE http://amor-en-el-aire.blogspot.com.es

Abres el Libro de la Vida, y éste habla por sí mismo.
Pues cada uno de nosotros lo ha firmado con sus actos.

Ésta es la verdad ejemplificadora,
que tanto nos asusta y nos consuela.

Cada uno de nosotros es un autor.
Escribiendo, con hechos, en el Gran Libro de la Vida...
Y a cada uno Tú le has dado el poder de escribir las líneas
que nunca serán perdidas.

Ninguna canción es tan trivial,
Ninguna historia es tan corriente,
Ningún hecho tan insignificante,
Que tú no lo registres.

Ninguna amabilidad se hace nunca en vano;
cada acto mezquino deja su marca;
todos nuestros actos los buenos y malos,
Son registrados y recordados por TI.

Así que ayúdanos siempre a recordar
que lo que hacemos vivirá por siempre;
que los ecos de las palabras que pronunciamos
resonarán hasta el final de los tiempos.

Puedan nuestras vidas reflejar este conocimiento;
puedan nuestros actos no traer ninguna vergüenza o reproche.
Puedan nuestras inscripciones en el Libro de los Recuerdos
ser por siempre aceptables para Ti.


Texto extraído del Mahzor Hadash.
FUENTE

jueves, 25 de julio de 2013

LAS CLAVES DE LA VIDA Y LAS HUELLAS DEL DESTINO

Por Orissa Mizar
Desde Valencia - Venezuela



La Astrología siempre nos deja un sabor muy particular cuando del destino se trata, puesto que aún cuando se nos ha dicho que TODOS tenemos libre albedrío, que cada uno es dueño de sus acciones y puede guiar sus pasos a donde quiera, existe una fuerza exterior que nos mueve, que nos coloca en situaciones de desventaja nada gratas, o mejor decir, en situaciones de enseñanzas muy elevadas, aunque dolorosas.
Sin embargo, para no perder la costumbre, somos ovejas guiadas por un pastor cuando desconocemos la potestad de poder guiar nuestros propios pasos; cuando nos apartamos del rebaño decididamente y elegimos “sabiamente”, dejamos de ser llevadas, comenzamos a avanzar hacia nuevas realidades, y ahí comienza a tener impulso propio el principio del deseo y del destino:
TU eres lo que es el profundo DESEO que te impulsa,
Tal como es TU DESEO, es TU INTENCIÓN,
Tal como es TU INTENCIÓN es TU VOLUNTAD,
Tal como es TU VOLUNTAD son TUS ACCIONES,
Tal como son TUS ACCIONES, son TUS HÁBITOS,
Tal como son TUS HÁBITOS es TU CARÁCTER,
Tal como es TU CARÁCTER es TU DESTINO.
En el universo existen claves ocultas para todos, fechas especiales, palabras o frases que poseen un significado profundo y que con frecuencia nos hacen exclamar ¡que casualidad!, Pero ¿es realmente casual, o es el universo dictándonos pautas para conseguir ese camino con mayor rapidez y lograr esa anhelada realidad a la brevedad posible?
En mi numerología personal se repite en varias oportunidades el numero nueve (9), curiosamente mi planeta regente se halla en la casa nueve (9) y repetitivamente la fecha veintisiete (27 = 9) aparece de forma casual en mi vida, especialmente el 27 de Marzo (mes 3 = múltiplo de 9), fecha de nacimiento de mi padre, así como de otros eventos importantes. Nací el mes nueve (9) y dí a luz a mi único hijo también en el mismo mes. Me casé el cuatro de julio del año 1999 (4-7+1+9+9+9=39=12=3)... Hasta ese momento y un poco más acá, era una oveja arrastrada por el pastor (destino), sin voluntad propia, sin acciones propias siquiera; Todo en manos del destino, que nos lleva de aquí para allá y le obedecemos puesto somos empujados por esa fuerza externa desconocida o no-reconocida -los patrones imperantes, los paradigmas, los esquemas heredados de la familia, heredados incluso de otras encarnaciones-…
Existen otras claves muy precisas y que al mencionarlas aquí, espero abrir la curiosidad de los lectores de ASTROLOGÍA, CULTURA Y ESPIRITUALIDAD; tal es el hecho de encontrar la palabra agua implícita en numerosas situaciones personales:
  1. Nací en un estado de Venezuela llamado Aragua.
  2. Viví en una Urbanización llamada Araguaney.
  3. También viví en un pequeño pueblo del estado Carabobo llamado Guacara.
  4. Actualmente vivo en un Municipio de Carabobo llamado Naguanagua.
  5. Una de mis mejores amigas, nacida en mes de agua (Julio) se llama Maigualida.
Esta frase clave halla su clara explicación en el ámbito astrológico: Mi Luna Rx se halla en la Casa XII, por lo cual una Luna en esa área busca vivir en lugares de reposo rodeados de agua.
¿tanta importancia tiene el agua en mi? (¿¿??)
Mi Madre (La Luna) era del signo solar Piscis, el signo que dentro del zodiaco fijo rige la Casa XII. Esta Casa también esta asociada con los sueños, las imagenes y los registros akáshicos, de ahí que desde hace años practico estas terapias con tanta convicción.
Los sueños vienen a ser otro evento clave en mi vida (Casa XII), pues entre muchos sueños repetidos existe uno sumamente especial, un sueño repetitivo donde en reiteradas ocaciones veo tres (3) grandes lunas llenas; es un sueño donde se avecina un gran desastre y yo debo ocultarme, esconderme, encerrarme en un lugar (Casa XII) y desde pequeñas ventanas veo esas tres lunas. También en escasas tres (3) oportunidades sueño con el Dios Shiva (Deidad Hindú), si vemos su figura en su cabeza se halla la madre ganga con una imagen de media luna, desde donde fluyen ríos de agua. En la India convergen tres grandes ríos sagrados (Saraswati, Jamuna y Ganges), Los Vedas atribuyen a estos tres ríos la analogía con el conocimiento, con la sabiduría sagrada; Saraswati, por ejemplo, es la Diosa del Conocimiento, es una representación clara de los arquetipos de Virgo y Libra -mi Sol en Virgo en Casa VII es Ella misma, quien me proyecta todos los conocimientos védicos que comparto con frecuencia - .
El caso es que la Luna es regente de mi Casa V, Casa significadora de amores, de hijos, de creatividad, etc; Especialmente en el ámbito amoroso, ha habido un factor clave e igualmente repetitivo con relación a esa área específica; Se trata de tres mujeres que han estado de una u otra forma involucradas en algunas vivencias personales y que al caer en cuenta, surge estomáticamente esa gran exclamación ¡Qué Casualidad!. En el primer caso se presenta dentro de la palabra “Linares”; fue mi suegra, quien llevara este apellido; una mujer con su signo solar en Sagitario, justo en ese signo tengo a Neptuno, corregente de la Casa XII donde se encuentra La Luna. Posteriormente una mujer llamada Lina, quien lleva su sol en Acuario, justo en el signo donde se halla mi Luna Rx. Finalmente una mujer que nunca conocí, pero esta íntimamente relacionada con un gran amor (Casa V) – Lina una mujer que hace algunos años falleció; tengo a La Luna en el Tercer Decanato de Acuario regido por Venus, quien a su vez es regente de la Casa VIII (personas fallecidas). Notamos en este caso que el sueño de las tres lunas tuvo una relación con la aparición de esas tres linas, en mi área afectiva (Casa V) y en mi área de sacrificios, límites y reconocimiento del YO INTERNO (Casa XII). Solo que al igual que las profecías de todos los tiempos, “estos mensajes” resultan maravillosos y comprensibles en retrospectiva, es difícil interpretar “estas señales” hacia el futuro de forma clara, siempre al voltear nuestros rostros al pasado encontramos esas claves y esas huellas indelebles del ilusorio “destino”.
Mi Luna Rx es parte de un gran trígono de aire, donde también participan Mercurio y Marte; Los signos de aire representan el plano mental y en el caso de La Luna, “las emociones”; En días pasados hice referencia a las emociones y aclaré que ellas forman parte igualmente del cuerpo mental; las emociones (moción – motriz – movimiento) son el factor determinante de una acción, pues, los pensamientos y las palabras pueden estar ahí, pueden estar plenamente claras, pero sino poseemos la emoción adecuada “no hay acción”... Sin embargo, en el nivel dual La Luna representa igualmente los sentimientos, quienes no son parte de la mente, son más bien producto de ella; De ahí los estados depresivos generados por nuestros pensamientos, la tristeza, la falsa compasión, etc. El Gran Trígono es una figura cósmica que nos impulsa positivamente ha desarrollarnos en algunas áreas específicas de la vida, por esa razón me resulta sumamente fácil (Ahora) equilibrar mis pensamientos, palabras y emociones... Ello, aún cuando existe un aspecto que también involucra a esa misteriosa masa que gira alrededor nuestro y que representa para mi un gran desafío en el desarrollo de otras áreas no menos importantes del ser – se trata de un Dedo de Dios o Punto Yod que involucra a la revenciada Luna y del cual les hablaré en otra ocasión – Es el aspecto que me hace recordar con suma frecuencia ¡eres una iniciada, no una realizada!, y que me trae a colación constantemente lo mucho que he crecido, pero “LO MUCHO” que me falta por crecer.
Aquí les dejo algunas de las claves que han iluminado de alguna forma mi vida, pues, aún cuando las he interpretado en retrospectiva, me dejan la clara reflexión acerca de las áreas a las cuales debo dedicar mayor atención, me inducen a estar más atenta a mi nivel emocional, me han permitido por ejemplo aprender o más bien comprender, por ejemplo, porqué es tan importante lavar frecuentemente los pies con agua cristalina. Los pies están asociados con Piscis (Casa XII) y en nuestros pies existen puntos energéticos que se bloquean con facilidad debido a nuestro perenne contacto con la tierra, de esto habla claramente “La Medicina Tradicional China”, por esa razón se recomienda varias veces al día lavar nuestros pies para que a través de ellos fluya esa energía purificadora hacia todos los meridianos. Estas claves manifestadas en mis numerosos sueños también con el mar, con grandes mareas, con océanos tempestuosos y voraces, me recuerdan igualmente que soy hija sagrada de Poseidon, y que esa quietud que tanto he buscado solo se logra a través de elevados principios espirituales (Casa IX), pero para practicar, hacer propio esos elevados principios se requiere sacrificio y dedicación (Neptuno).
No en vano el agua esta relacionado con el conocimiento, no en vano rige nuestro mundo emocional, no en vano el cuerpo esta conformado por un 20% de materia sólida y un 80% de materia líquida, no en vano nuestro planeta está igualmente estructurado de la misma forma; para mi es importante, yo diría ¡VITAL! el agua y ¿Para Ustedes? (¿¿??) les invito a indagar acerca de las claves que rigen sus propias vidas. Son claves que dan fe de cómo somos arrastrados por el fortuito destino, pero también lo son para tomar el control de éste, para coger el timón y cuál capitanes dirigir nuestros propios barcos.
Reciban Bendiciones
FUENTE http://astrologiaculturayespiritualidad.blogspot.com.es

LAS PRIMERAS 7 DIMENSIONES

miércoles, 24 de julio de 2013

Recibir.

"Recibir es asociarse al plan de Dios que quiere hacernos llegar Su Amor de mil formas distintas".

Recibís un elogio. Te felicitan por cómo hiciste un trabajo. El reflejo automático se dispara. Te encargás de quitarle fuerza al comentario: “Bueno, no es tan así, tuve un poco de suerte. Además me equivoqué en esto y aquello”.
Te están por regalar algo. Te anticipás para detener la entrega. Soltás alguna frase como ésta: “No, no te molestés, no hace falta. Te agradezco igual por la intención”.
Alguien se acerca para abrazarte. Quiere expresar su afecto hacia tu persona. Lo intuís y ya empezás a incomodarte. Con mayor o menor grado de sutileza tomás distancia evitando el contacto físico. Te fastidia cualquier situación de intimidad emocional donde el otro quiera transmitirte un sentimiento positivo.


Dificultades de recepción, de eso se trata, dificultades de recepción…
Cuando reaccionás de este modo, es porque tenés dificultades para recibir. 
Las razones pueden ser variadas, y en algunos casos, combinadas:


* No te considerás digno para recibir algo.
* Sos tan activo que no podés quedarte quieto y tan solamente dejar que el otro haga algo por vos.
* La soberbia puede llevarte a frenar toda recepción porque recibir implicaría cierto grado de debilidad.
* Como ves la vida en términos de trueque, no recibís para no quedar en deuda.
* A veces has recibido, pero en tu insatisfacción ni siquiera lo registraste.

Erramos cuando evadimos las situaciones de “recepción”. 
Recibir nos hace bien.
Recibir hace bien al que sinceramente quiere expresarte su afecto o agradecimiento de algún modo. 
Recibir nos vuelve humildes; implica reconocer nuestra incompletud  y que alguien puede darnos algo que no teníamos. 
Recibir,  y quedarnos quietos al recibir, nos hace sentir amados. 
Recibir es asociarse al plan de Dios quien quiere hacernos llegar Su Amor de mil formas distintas.


Amigo, recibí todo lo bueno que pongan a tu alrededor. No sos menos que el otro cuando éste te está dando algo. Date permiso para recibir, para entender que también vos podés ser amado. No analices todo lo que te llega. Ya sé, todo lo que reluce no es oro; pero no todo está teñido de malas intenciones. Hay mucho amor por allí dando vueltas. Recibí. Quedate un poco quieto y, por un instante, tan solamente, recibí.


Gustavo Bedrossian.

La Terapia Floral, una Nueva Alquimia del Alma



2
Cuando ya no sepas cómo seguir adelante, permite que las plantas te guíen, las plantas que permites surgir, crecer, florecer y dar fruto dentro de ti.  Aprende el lenguaje de las flores.
                              
Albert Steffen, Travesías Aquí y Allá

foto_edward_bach-Edward Bach (1886-1936), fundador de la Terapia Floral, nace un 24 de Septiembre de 1886 en Mosley, en las afueras de Birmingham, aunque los orígenes de la familia se encuentren probablemente en Gales, es de allí que heredó el amor, sensibilidad e interés por la Naturaleza y por lo místico, que son característicos de su pueblo.   Comienza sus estudios de medicina en 1906 en la Birmingham University, para luego trasladarse al University College de Londres, donde completa sus estudios en 1912.
Para Bach, la creencia de que el estado mental podía tener un efecto directo y muy poderoso sobre la salud física, se confirmó para él con la experiencia, cuando descubre los escritos de Hahnemann sobre homeopatía, sintió que al fin estaba bien encaminado hacia el tipo de tratamiento natural que buscaba.  Bach era psicómetra, es decir percibía lo energético en la materia.  Para que podamos entender la concepción que el Dr. Bach tenía sobre la enfermedad, es necesario aclarar que intelectualmente él se identificaba con las ideas de Hipócrates, Paracelso y Samuel Hahnemann, entre otros.  Para él resultaba esencial reconocer que el hombre tiene dos aspectos:  uno espiritual y otro físico y que de los dos, es el espiritual el más importante ya que la salud es el estado de armonía entre estos aspectos.  Por lo tanto es considerado  un pionero en comprender la relación de las emociones con la salud del cuerpo y la psiquis entendiendo que para crear salud, hay que encarar los aspectos emocionales y espirituales de nuestro ser.
En 1930, con 43 años, el Dr. Bach cerró su laboratorio y su consultorio y se fue a Gales para buscar más remedios en la naturaleza.  Una mañana temprano, atravesando un campo lleno de rocío, se le ocurrió que cada gota de éste, calentado por el sol, adquiriría las propiedades curativas de la planta donde se encontraba.   Esto lo llevó a desarrollar un método para preparar los remedios utilizando agua pura, dando origen a las primeras doce flores las cuales llamó los Doce Curadores.
1.  Agrimony (Agrimonia): Disposición a tomar conciencia de los conflictos superando la ansiedad que nos producen.  “Para personas joviales, de buen humor, que gustan de la paz y se angustian ante las discusiones y las peleas hasta el punto de renunciar a muchas cosas con tal de evitarlas.  Aunque suelen tener preocupaciones e inquietudes y se sienten turbados en su mente y en su cuerpo, ocultan sus cuitas detrás de su buen humor y de sus bromas y se les considera buenos amigos. Con frecuencia toman alcohol o drogas en exceso, para estimularse y seguir sobrellevando sus tribulaciones con buen talante.”
2.  Centaury (Centaura):  Fuerza de voluntad para evitar la debilidad y el servilismo.  “Personas calladas, tranquilas y dóciles que se desviven por servir a los demás, sobrestiman sus fuerzas en su ansia de agradar.  Su deseo crece de tal modo en ellos que se convierten más en esclavos que en ayudas voluntarias. Su afán de servicio les lleva a hacer más trabajo del que les corresponde, y al hacerlo así pueden descuidar su misión particular en esta vida.”
3.  Cerato (Ceratoestigma):  Intuición para ser uno mismo y eliminar las dudas.  “Para aquellos que no tienen suficiente confianza en si mismos para tomar sus propias decisiones. Están constantemente pidiendo consejo a los demás y frecuentemente resultan mal orientados.”
4.   Chicory (Achicoria):  Generosidad para eliminar los apegos y amar sin poseer.  “Los que piensan mucho en las necesidades de los demás; tienden a cuidar con exceso a los niños, a sus familiares, amigos, y siempre encuentran algo que enmendar. Están continuamente corrigiendo lo que les parece mal y disfrutan haciéndolo. Quieren estar cerca de las personas que les preocupan.”
5.   Clematis (Clemátide):  Conciencia del presente para ver la realidad.  “Para los soñolientos, adormilados, nunca totalmente despiertos, sin gran interés por su vida tal cual está. Gente callada, no muy feliz en sus actuales circunstancias que piensan más en el futuro que en el presente, viviendo de esperanzas de tiempos mejores en los que se hagan realidad sus ideales. En la enfermedad, algunos se esfuerzan poco o nada por ponerse bien, y en algunos casos incluso desean la muerte, con la esperanza de encontrar a un ser querido al que han perdido.”
6.  Gentian (Genciana):  Confianza en uno mismo para vivir nuevas experiencias.  “Para aquellos que se desalientan fácilmente.  Pueden progresar satisfactoriamente en la enfermedad o en los negocios de su vida cotidiana y luego ante el menor retraso u obstáculo en su progreso, dudan y se desaniman pronto.”
7.  Impatiens (Impaciencia):  Paciencia para vivir el presente y permitir su asimilación. “Para los que son de pensamiento rápido veloces en la acción y que quieren que todo se haga sin vacilación ni retrasos. Cuando se encuentran enfermos, están deseando curarse rápidamente. Les resulta muy difícil tener paciencia con las personas lentas, pues les parece un error y una pérdida de tiempo, y se esforzarán por hacer que esas personas sean más rápidas en todos los aspectos. Suele preferir trabajar y pensar solos, para poder hacer las cosas a su ritmo”.
8.  Mimulus (Mímulo):  Valentía para superar el miedo y transformar las impresiones que lo producen.  “Miedo a las cosas del mundo, a la enfermedad, al dolor, a los accidentes, a la pobreza, a la oscuridad, a estar solo, a la desgracia, los temores de cada día. Personas que llevan sus miedos en silencio y en secreto, sin hablar de ello libremente con otros.”
9.  Rock Rose (Heliantemo):  Heroísmo para superar el pánico que manifiesta el ego delante de situaciones límite.  “Es el remedio indicado para emergencias, accidentes, ataques o repentinas enfermedades. Especialmente en casos desesperados o cuando el enfermo está muy asustado o aterrorizado, o si la condición es lo bastante grave como para causar inquietud a los allegados. Si el paciente no está consciente, se le pueden humedecer los labios con el remedio”.
10.  Scleranthus:  Determinación para discernir entre dos posibles soluciones a un problema, utilizando el instinto. “Para aquellos que son incapaces de decidir entre dos cosas, inclinándose primero por una y luego por la otra. Suelen ser personas tranquilas, calladas que sobrellevan solas su dificultad, pues no se sienten inclinadas a dialogar.”
11.  Vervain (Verbena):  Entusiasmo para valorar nuevos puntos de vista y otros enfoques sin caer en el fanatismo.  “Los que tienen principios e ideas fijas, que están seguros de tener razón y que cambian rara vez.  Desean vehementemente convertir a sus opiniones a cuantos les rodean.  Tienen una gran fuerza de voluntad y mucho valor cuando están convencidos de las cosas que quieren enseñar.  En la enfermedad se debaten cuando otros ya lo habrían abandonado todo.”
12.  Water Violet (Violeta de agua):   Acercamiento a los demás para comprender y experimentar.  “Para quienes, en la salud o en la enfermedad, les gusta estar solos. Gente muy callada. Que se desplazan sin hacer ruido, hablan poco y con voz suave.   Muy independientes, capaces y seguros de sí.  No suelen influirles las opiniones de los demás. Son reservados, se apartan de quienes los rodean, se mantienen distantes y siguen su propio camino. Con frecuencia son inteligentes y con talento. Su paz y serenidad es una bendición para quienes los rodean.”
9-1
Al continuar su trabajo fue descubriendo nuevos remedios los que denominó como Los Siete Ayudadores, esta serie de cuatro fueron descubiertos en el año 1933.
Gorse:  Donde la enfermedad forma parte de la persona, ha claudicado ante la vida.  “Gran desesperanza, personas que han perdido toda fe en que se pueda hacer algo por ellas. Si se les convence, o por complacer a los demás pueden probar diferentes tratamientos y al mismo tiempo asegurar a todos que hay poca esperanza de mejoría.”
Oak:     Para personas que siguen luchando a pesar de la dificultad.  “Para quienes se debaten y luchan denodadamente por su bienestar o las cosas de la vida cotidiana. Intentarán una cosa tras otra, aunque su caso parezca desesperado.  Seguirán luchando, pero descontentos de sí mismos en la enfermedad si ésta interfiere con sus deberes o les impide ayudar a los demás.  Son personas valientes, que se enfrentan a las grandes dificultades sin pérdida de esperanza o de esfuerzo.”
Heather:   Para personas que desean influir sobre las demás, y desean crear dependencia, personas con preocupación y obsesión por sí mismas y por la búsqueda de compañía.  “Para quienes están constantemente buscando la compañía de cualquiera, pues les resulta necesario discutir sus asuntos con los demás quienesquiera que sean. Son muy desgraciados si tienen que estar solos por un tiempo.”
Rock Water:   Para los idealistas, críticos y estrictos.  “Los que son muy estrictos en su forma de vida; se niegan a sí mismos muchas de las alegrías y placeres de la vida porque consideran que eso podría interferir con su trabajo.  Son maestros severos consigo mismos. Desean estar bien y fuertes y ser activos, y harán lo que crean conveniente para mantenerse así. Esperan ser ejemplos que atraigan a otros a seguir sus ideas y a lograr mejores resultados.”
Finalmente, escogió tres remedios más para completar la serie de los ayudadores, que fueron:
Vine:  Donde el deseo de ejercer el poder llega al máximo exponente.  “Gente muy capaz, segura de su capacidad, con fe en el éxito.  Como tienen tanta seguridad, creen que sería bueno convencer a los demás de que hagan las cosas como ellos, pues están convencidos de tener razón. Incluso cuando están enfermos, dan instrucciones a quienes les cuidan. Pueden ser muy valiosos en caso de emergencia.”
Olive:   Para personas que se agotan.  “Quienes han sufrido mucho mental o físicamente y se encuentran exhaustos y tan agotados que sienten que les faltan fuerzas para hacer lo que sea. La vida cotidiana les supone un gran esfuerzo y no les proporciona ningún placer.”
Wild Oat:   Para personas que no encuentran su camino.  “Los que tienen ambiciones para hacer algo importante en la vida, que desean adquirir mucha experiencia y disfrutar de todo lo que les sea posible, y vivir la vida intensamente. Su dificultad estriba en determinar qué ocupación han de seguir pues si bien sus ambiciones son fuertes, no tienen una vocación que les atraiga por encima de los demás. Esto puede producirles pérdidas de tiempo e insatisfacción.”
010-1

Atendiendo con éxito a sus pacientes el Dr. Bach  fue realizando más investigaciones encontrando las diecinueve flores restantes:
Aspen:  Temores vagos de origen desconocido; aprensión, miedo inespecífico, pesadillas, temor a lo desconocido.- Potencial: Sensibilidad consciente.  “Vagos temores desconocidos, para los que no hay explicación ni razón. También la persona puede estar aterrorizada  ante algo pavoroso que va a ocurrir, no pudiendo precisar de qué se trata. Estos miedos vagos e inexplicables pueden obsesionarlo tanto de  día como  de noche. Los que los padecen suelen tener miedo a contar sus preocupaciones a los demás.”
Beech:   Itolerante, crítica, juicio a los demás.  Potencial: Capacidad de comprensión.  “Para quienes sienten la necesidad de ver más belleza y bien en cuanto les rodea. Y aunque muchas cosas parecen estar mal, tienen la capacidad de ver el bien en torno de ellos. Para poder ser más tolerantes, indulgentes y comprensivos con las distintas formas en que cada individuo y cada cosa tienden hacia su perfección.”
Cherry Plum:  Miedo a perder el control de sus actos, a cometer acciones terribles y a enloquecer. Pensamientos irracionales persistentes. Arrebatos incontrolables. “Miedo al descontrol mental, a que le abandone la razón, a hacer cosas temibles y horribles, indeseables y perjudiciales, pero que aun así se piensa en ellas y se siente uno impedido a realizarlas.”
Chestnut Bud:   Repite los mismos errores, no aprende.  “Para los que no sacan todo el provecho de la observación y la experiencia, y a quienes cuesta más trabajo y tiempo que a otros aprender las lecciones de la vida cotidiana”.
Crab Apple:   No acepta la imperfección.   Flor de la limpieza para quién tiene la sensación de estar sucio y ser impuro, baja autoestima y terror a contaminarse.  “Es el remedio de la purificación.  Para quienes sienten como si hubiera en torno a ellos algo no muy limpio”.
Elm:   Viga energética.  Abrumado por sus responsabilidades.  Piensa que no es capaz de cumplirlas.  “Para quienes hacen un buen trabajo, siguen la vocación de su vida y esperan hacer algo importante, y con frecuencia en bien de la humanidad.
Holly:   Falta de amor, celos, envidia, odio, desconfianza, odio y rencor. Carece de compasión. Para quienes necesitan amor.  “Para los que se ven frecuentemente atacados por pensamientos como la envidia, la venganza, la sospecha, o padecen distintas formas de vejación.  Por dentro pueden sufrir mucho, aun cuando no exista una causa real de su desdicha.”
Honeysuckle:   Vive en el pasado. No vive el presente. Nostalgia. Añoranza del pasado y los buenos tiempos.  “Para los que viven demasiado en el pasado quizá añorando una época de gran felicidad o a un amigo muerto o recordando ambiciones que no se hicieron realidad. No esperan felicidad como la que tuvieron.”
Hornbeam:   Cansado de la rutina, cansancio mental.  Agotamiento mental por hastío. “Para aquellos que sienten que no tienen fuerzas suficientes, mentales o físicas, para llevar la carga de la vida sobre los hombros, los asuntos cotidianos les parecen demasiado, si bien suelen cumplir con su tarea de forma satisfactoria. Para quienes creen que una parte de la mente o del cuerpo necesita fortalecerse antes de que puedan hacer bien su trabajo.”
Larch:  Sin autoestima, timidez.  Sentimiento de inferioridad. Espera fracasar.  “Para quienes no se consideran tan aptos o tan capacitados como quienes le rodean, esperan el fracaso, sienten que nunca harán nada bien, y por eso no se arriesgan ni se esfuerzan por tener éxito.”
Mustard:  Depresión severa o de causa desconocida.  Depresión y tristezas de causas desconocidas, que aparecen y desaparecen sin motivo.  “Para quienes están expuestos a temporadas de melancolía, o incluso desesperación, como si les cubriese de sombras una negra nube fría que ocultase la luz de la alegría de vivir. Resulta difícil encontrar una razón o explicación para esos estados repentinos.  En estas condiciones es prácticamente imposible mostrarse feliz o alegre.”
Oak:   Adicción al trabajo.  Luchar desesperadamente contra la corriente y sin descanso. Dedicación obsesiva al trabajo.  “Para quienes se debaten y luchan denodadamente por su bienestar o las cosas de la vida cotidiana. Intentarán una cosa tras otra, aunque su caso parezca desesperado”.
Pine:   Culpa, autoflagelación.   Desesperación por sentimiento de culpa y autorreproche. “Para quienes se culpan a sí mismos, incluso cuando algo les sale bien, piensan que podían haberlo hecho mejor, y nunca están satisfechos de sus esfuerzos o de sus resultados. Trabajan mucho y sufren demasiado con los errores que se atribuyen a sí mismos.  A veces, los errores fueron cometidos por terceros, pero ellos se sienten responsables también.”
Red Chestnut:  Preocupación excesiva por el bienestar de los seres que ama. Miedo a que les suceda algún daño a los seres queridos. Preocupación por ellos.  “Para quienes les resulta difícil no inquietarse por lo demás en exceso. Con frecuencia han dejado de preocuparse por si mismos pero pueden sufrir mucho por las personas a las que aman, anticipando desventuras que pueden ocurrirles.”
Star Of Bethlehem:  Trauma reciente o antiguo no superado. Secuelas de traumatismos físicos y mentales.  “Para los que están muy angustiados por circunstancias que produjeron un gran impacto negativo emocional”.
Sweet Chestnut:   Angustia existencial extrema, estar al límite.  Desesperación profunda. Sienten que han llegado al límite del sufrimiento.  “Para esos momentos que tienen algunas personas en los que es tan grande la angustia que les parece absolutamente insoportable.  Cuando la mente o el cuerpo se sienten al límite de sus fuerzas y ya no pueden más.  Cuando parece que ya sólo queda la destrucción y el aniquilamiento.”
Walnut:  Cambio, ruptura, evolución.  Indecisión para iniciar etapas nuevas o manejar situaciones difíciles.  “Para los que tienen ideales y ambiciones bien definidas en la vida los cumplen, pero en algunas ocasiones se ven tentados de apartarse de sus propias ideas, propósitos y trabajo, o por el entusiasmo, convicciones o sólidas opiniones de los demás. El remedio da constancia y protege ante influencias externas.”
White Chestnut:   Obsesiones, reverberaciones mentales.  Rumiación torturante de ideas. Diálogos internos.  “Para quienes no pueden evitar pensamientos, ideas, argumentos que no desean que entren en sus mentes. Suele darse esta circunstancia en épocas en las que el interés del momento no es lo bastante intenso como para colmar la mente. Los pensamientos preocupantes se quedan ahí, o si se desechan por un momento, vuelven enseguida. Parecen dar vueltas y causar un tormento mental. La presencia de tales ideas acaba con la calma e interfiere con la capacidad de concentrarse solamente en el trabajo o en el placer del momento.”
Wild Rose:   Resignación, apatía, renuncia final.  Desinterés, apatía, resignación, capitulación. Falta de motivación.  “Para quienes, sin razón suficiente aparente se han resignado a cuanto ocurre y se limitan a pasar por la vida, tomándola como viene, sin esforzarse por mejorar las cosas y hallar contento. Se han rendido sin lamentarse a la lucha por la vida.”
Willow:   Resquemor, victimización, amargura.  Se siente víctima del destino. Resentimientos.  “Para quienes han sufrido una adversidad o una desgracia y les resulta difícil aceptarla sin quejas o resentimientos, pues juzgan la vida por el éxito que aporta”.
Rescue Remedy: crisis, urgencia.

housev

El Dr. Edward Bach continuó trabajando y dando conferencias mientras que a la vez entrenaba a sus asistentes, para que pudieran continuar su trabajo.  Una vez que hubo desarrollado los 38 remedios, supo que no hacían falta más, ya que cubrían todos los estados negativos mentales que provocaban la enfermedad.
El 27 de noviembre de 1936 murió mientras dormía, contento de haber completado su misión.   Entregó la responsabilidad de continuar su labor a sus amigos y colegas, a quienes había formado.  También pidió que en su hogar quedara la fuente de sus descubrimientos, el Centro Bach de Mount Vernon.   Allí se siguen preparando los remedios, según sus indicaciones.

3

El Hombre, un ser con Alma:
Bach postuló la existencia de una polaridad básica entre dos instancias:  el alma y la personalidad.  El alma es lo permanente, lo inmortal, la energía esencial, lo trascendente y la personalidad, lo transitorio, lo mortal, el accidente y lo inmanente.    La meta del alma es alcanzar la perfección.  Perfección equivale al despliegue de las potencialidades, a la individuación o realización.
El camino para tal fin consiste en el recorrido de un proceso de evolución que finaliza al alcanzar la perfección.
Este proceso de evolución va desde la falta a la completud, del error a la verdad, de la ignorancia al conocimiento y del defecto a la virtud.
El hombre posee un alma que es su ser real y que tiene una función rectora.  Ella dirige y ordena nuestra vida y es también  la esencia de lo que somos y su “naturaleza invencible e inmortal” es consecuencia de que ella es una “chispa del Todopoderoso”.   Como podemos ver, algunos autores vinculan el alma con el Yo Superior.  Bach la denomina “nuestro Ser Divino”, “nuestro Ser Superior”, “nuestro Ser Real”, de modo tal que acentúa el carácter de ser que posee el alma.
El alma es para Bach la estructura estructurante de nuestra vida, la guía de nuestra evolución.  Su naturaleza es de carácter preontológico, es decir, preexistente al sujeto (personalidad).  En este sentido, si el sujeto es ser en el tiempo, y ésta es su posición ontológica, el alma al poseer una naturaleza preontológica es atemporal.
La terapia floral es fundamentalmente una terapia del alma; es así que tenemos que tener en cuenta siempre cómo el cambio se arraiga y se estabiliza en el cuerpo y cómo se libera y se ilumina a través del espíritu.

La Terapia Floral y el Concepto de Enfermedad:
Bach hace una revalorización de la experiencia de la enfermedad, colocándola como parte de un proceso y de un proyecto.  Sólo si la leemos dentro de esa realidad, aquélla toma un cuerpo comprensible.  El concepto que Bach tiene de la enfermedad pone en  relieve una faceta de los males del hombre que el pensamiento y la ciencia habían olvidado.
Sobre esta base diseña los siguientes postulados:
a)  La enfermedad no es un mal a suprimir sino un beneficio a comprender:     
Para Bach la enfermedad es beneficiosa en el hecho de que el dolor, el sufrimiento, el malestar sirven de señales que nos indican la necesidad de aprender la lección “que de otro modo nos habría pasado desapercibida y que no puede erradicarse mientras que no se aprende la lección” .   La  enfermedad es una oportunidad de vida.  No es algo negativo sino que es la expresión manifiesta de un defecto a corregir para seguir avanzando en el proceso de evolución hacia la perfección.
b)  La enfermedad es consecuencia de un conflicto:
La enfermedad es el fruto de un conflicto entre el alma y la personalidad.  El alma representa nuestra orientación trascendente y la personalidad nuestros intereses inmanentes.  El conflicto entres estas dos orientaciones representa la lucha entre la voluntad de transformación y la voluntad de conservación.
El hombre, en tanto vive, vive en situación de conflicto.  La inexistencia de conflicto es un ideal que no se compadece con la realidad.   Sin embargo, la vía de resolución del antagonismo entres las instancias del alma y la personalidad consiste en la sujeción de esta última a los dictados y el plan de vida de la primera.
c)  La enfermedad es producto de la acción de factores personales y transpersonales:
La enfermedad es también el resultado de la combinación de causas personales y transpersonales.  Los factores personales son el egoísmo y el aislamiento; es decir, el ejercer una acción contraria o cruel hacia los otros y la tendencia a la disociación.   Dentro de los transpersonales incluimos la acción kármica y la influencia negativa de los semejantes debido al hecho de la ligadura que nos une a ellos por formar parte de la misma red.
Con respecto a los factores personales Bach dice “…la disociación entre nuestra alma y nuestra personalidad y el mal o la crueldad frente a los demás… cualquiera de estas dos cosas da un lugar a un conflicto que desemboca en enfermedad”.
Con respecto a los transpersonales  vale la pena subrayar que el alma viene a esta encarnación con un pasado previo de vidas anteriores y que desde este espacio ciertas determinaciones actúan como factores predisponentes a la emergencia de síntomas específicos.  Sin caer en la aseveración de “la enfermedad como karma” es necesario, y Bach lo hace, dar un lugar a esta serie etiológica en la causa efectiva de los padeceres humanos.
d)  La enfermedad no es material en su origen:
El origen de la enfermedad no hay que buscarlo, para Bach, en el campo donde aparece.  “Lo que nosotros conocemos como enfermedad es el último resultado producido en el cuerpo, es el producto final de fuerzas profundas y duraderas.  Las enfermedades son defectos, como el orgullo, la crueldad, el odio, el egoísmo, la ignorancia, la inestabilidad y la codicia.  Detrás de cualquier síntoma físico o psíquico que el hombre pueda sufrir, se encuentran algunos de estos defectos que son su causa subyacente”.
e)  En la enfermedad no hay nada accidental:
Para Bach el modo y la manera en la cual una enfermedad se manifiesta, el órgano o la función que se afecta no deben verse como obra  de la casualidad, sino de causalidad.  Esto tiene como consecuencia pensar en los síntomas de la enfermedad como significante en una trama de significados, como señales que expresan simbólicamente la naturaleza del defecto que es causa y sostén del dolor actual.  Así, por ejemplo, la soledad, los diálogos internos, las ideas torturantes tienen que ver con el odio; los dolores son expresión de crueldad, etcétera.
Dentro de este marco, los síntomas de una enfermedad son signos que indican el ajuste o no al sendero que conduce al alma por el “recto camino de la evolución”.
 4

Emociones Negativas y Terapia Floral:
Bach percibió la oscuridad interior del ser humano.  Reconoció la importancia de las emociones destructivas como la depresión, la envidia, la culpa, el resentimiento, el odio y el miedo entre otras.  Conjuntamente con otros pioneros de la medicina psicosomática, se dio cuenta del efecto devastador que las actitudes y las emociones  en desequilibrio tienen sobre el cuerpo humano.  Sin embargo, Bach fue aún más allá al saber que la verdadera salud se basa en una conexión de la propia vida y del destino personal con un propósito superior.  Más aún, comprendió que las sustancias capaces de promover el cambio profundo en el alma y el cuerpo humano pueden encontrarse en la naturaleza misma.
Las esencias florales, por contraste, dejan el alma en libertad;  alientan en lugar de forzar el cambio, ejerciendo su efecto por resonancia vibracional en lugar de la intervención bioquímica.   Su efecto es evocativo, similar al impacto de una conversación con un amigo sabio a quien le importamos.  Las esencias estimulan un diálogo interior con los aspectos escondidos del yo, despertando arquetipos psicológicos profundos y posibilitándonos a acceder a su mensaje.   Como resultado de ese “hablarle a nuestra alma”, se producen cambios emocionales y mentales muy profundos, que pueden luego también producir alteraciones fisiológicas.  Pero estos cambios no vienen impuestos desde el exterior; tienen lugar desde dentro de nosotros, a través de nuestra propia experiencia y esfuerzo.
Las esencias florales son catalizadores que estimulan y energizan el proceso de transformación interior, mientras que nos dejan libres para desarrollar nuestras capacidades innatas.   Su uso es más adecuado en un contexto de desarrollo interior a través de la autoobservación, el diálogo y el asesoramiento.   Por tal motivo, no son usadas para tratar enfermedades en particular.   Antes bien, las esencias florales nos ayudan a aprender las lecciones de cualquier dolencia, para enfrentar los desafíos que se le presentan a nuestra alma por vía del sufrimiento y el dolor emocional y físico, para así transformar nuestras vidas.  Tal metamorfosis promotora de salud puede eliminar en forma natural muchos síntomas físicos dolorosos, pero el objetivo primario sigue siendo la evolución del alma.  A diferencia de los medicamentos calmantes del dolor y supresores del síntoma, que pueden crear dependencia a largo plazo cuando se usan para controlar estados crónicos, las esencias florales estimulan cambios duraderos en la conciencia, que continúan siendo parte de nuestras vidas luego de dejar de tomar las esencias. 
1

Sombra, Polaridad y Esencias Florales:
Las esencias florales son  una expresión de la integración de polaridades en nuestra psique, tal como lo ha entendido la alquimia y la Psicología Analítica Jungiana.
El concepto acuñado por C.G. Jung de “Sombra” por una lado definido como la totalidad de lo inconsciente que al igual que Freud define el inconsciente como todo aquello que cae fuera de la consciencia, Jung mantiene el mismo postulado adaptándolo a su propio corpus teórico, en el que el inconsciente tiene además de la dimensión personal, una colectiva, el “inconsciente colectivo”.
En segunda instancia, la Sombra se designa al aspecto inconsciente de la personalidad, caracterizado por rasgos y actitudes que el Yo consciente no reconoce como propios.  Es  la suma de todas las disposiciones psíquicas personales y colectivas que no son asumidas por la consciencia por su incompatibilidad con la personalidad que predomina en nuestra psique. Estos contenidos rechazados no desaparecen, y cuando cobran cierta autonomía se constituyen en un agente antagonista del yo, que mina los esfuerzos de éste. Por otra parte, en la conciencia también se produce en ocasiones una sensación de desequilibrio, producida por la añoranza de aquello que no aceptamos o no sabemos encontrar en nosotros mismos: de ahí el carácter marcadamente ambivalente de lo inconsciente, que según los casos puede actuar tanto como recuerdo antagónico, que pone de manifiesto las carencias del yo consciente como en alivio compensatorio de esta misma insuficiencia.
Al igual que Bach, Jung pensaba que el trabajo de hacer consciente nuestra naturaleza es una tema de cuestión moral, una suerte de metanoia el transformar nuestra actitud para poder mirar directamente a los ojos de la sombra, es decir, a nuestros propios ojos.   La idea de que, para vivir una existencia auténtica, es necesario afrontar lo mejor y lo peor que hay en nosotros.  Esta idea no es nueva, son muchos los teólogos y filósofos de diversas tradiciones que han subrayado la realidad oculta de nuestra naturaleza y su valor implícito.
Como dijo William James “No existe la menor duda de que la fijación exclusiva en las facetas positivas de la vida resulta inaceptable en tanto que sistema filosófico, porque los hechos negativos que tan denodadamente nos negamos a admitir constituyen una parte insoslayable de la realidad; y no sólo eso sino que esas facetas negativas podrían contener una clave que nos permitiera abrir nuestros ojos a los niveles más profundos de la verdad y comprender el sentido de la vida”.
La sombra es lo opuesto a lo que aceptamos, reconocemos y con lo que nos identificamos: nuestra máscara. Funciona en oposición y debate permanente con la máscara o personalidad y de la tensión entre ambos aspectos, de ese conflicto estructural e inherente a la naturaleza humana, surge el movimiento de avance de la vida.
El hombre tiene anhelo de conocer lo que desconoce, recordar lo que ha olvidado y en la medida que “sabe mas de sí” crece, en la medida que conoce más de sí, se integra más y evoluciona. Después de todo, ser más es unirse más y para ello necesita dialogar con la sombra, aceptarla y descubrir que en ella puede encontrar un aliado.
El trabajo con la sombra no tiene tanto que ver con la cura de la enfermedad o la resolución de un problema como con aprender a relacionarnos con el misterio.  De esta manera la tarea de la Terapia Floral consiste en desconstruir o disolver nuestras máscaras y ponernos en contacto, cercano e íntimo, con nuestra sombra. Las palabras del Dr. Bach acerca de que el objetivo del arte que él creara no era otro que ayudar a descubrir la causa real del enfermar, ponen blanco sobre negro que la Terapia Floral (en lenguaje moderno) es una Psicoterapia sostenida por esencias florales y que es muy distinto prescribir flores que ser Terapeuta Floral.
Que la Terapia Floral no persigue la superficie transitoria sino la permanente profundidad del alma, no la búsqueda de transformar el dolor en bienestar, el fracaso en éxito, sino el contribuir al logro de la individuación personal.
Cada paciente que  consulta, cada ser humano que transita por el mundo, necesita alcanzar un cierta coexistencia (armonía) entre los tensores polares que lo hace ser lo que es. Este antagonismo la ciencia lo expresa de muchas maneras. Por ejemplo, la Antropología estructural habla de naturaleza y cultura, el Psicoanálisis de inconsciente y consciente, la Psicología Jungiana de arquetipo y símbolo, la Física de partícula y onda, la Medicina Tradicional China de Yin y Yang. Nuestra vida cotidiana, casi inadvertidamente, funciona en términos de bueno o malo, hombre mujer, Dios diablo, blanco negro, luminoso oscuro, alto bajo, propio ajeno, izquierda derecha. Nuestro cuerpo vive en diástole y sístole, tensión y relajación, inspiración y expiración y nuestros sistemas y órganos hacen antagonismos entre ellos y todo para producir el movimiento de la vida. Así el corazón y el hígado tienen una relación emocional y orgánica de necesidad dispar, como ejemplo.
Del mismo modo la sombra se enfrenta a la máscara, como la resistencia de una enamorada que crea una mayor corriente de atracción con su negativa a dejarse conocer.

Integración de  la Sombra:
Esto supone comenzar conscientemente el proceso de individuación reconociendo y vivenciando los contenidos de nuestro inconsciente personal.  Percibir la sombra es como mirarse en un espejo que nos muestra los recovecos de nuestro inconsciente personal, y, por lo tanto, aceptar la sombra es aceptar el “ser inferior” que habita en nuestro interior.
La sombra que todavía no ha sido integrada en la conciencia origina multitud de proyecciones. La sombra proyectada es la causante de la gran mayoría de los actos cotidianos en los que la intercomunicación es obstruida por “ruidos” psíquicos. Acusamos a los demás de defectos que anidan en nuestro interior y que no nos gusta reconocerlos.  Entrar en contacto con la sombra es el paso inicial del proceso terapéutico.
Es aceptar que somos dos y que “ambos dossomos “uno mismo”. Que todo Vervain en la personalidad esconde un Water Violet en su sombra, que todo Rock Water un Cherry Plum como todo Vine un Centaury y que el trabajo floral consiste, en una buena parte, en lograr que la persona reconozca lo que proyecta fuera de sí y considere sus síntomas, sus vínculos y sus sueños como espejos que le devuelven la madera de que esta hecha su alma.
Esta es una actividad bien difícil porque nos cuesta ver en nosotros lo que rechazamos en otros, así como el descontrol, desorden y desborde del Cherry Plum le resulta intolerable aceptar al Rock Water o como el Vervain se enoja con la actitud de desdén y superioridad de un Water Violet. La intolerancia y el enojo denuncian la presencia en la propia sombra de lo que se rechaza en el otro. Dicho sea de paso, estas consideraciones implican una estrategia prescriptiva a la hora de seleccionar los remedios florales.
Entonces, la primera labor terapéutica es que  la persona entre en contacto con aquellos aspectos suyos que hasta ahora desconoce  y que los sienta como propios.  Concretamente que incorpore los afectos que por ausentes se vuelven como síntomas, ya que el síntoma es y será finalmente el resto conmemorativo de una emoción suprimida.

Efectos sutiles y a largo plazo
Hay un espectro completo de respuestas a las esencias florales.  Algunas personas informan haber obtenido resultados intensos de forma inmediata y discernible.  Otros parecen no notar diferencia alguna y pueden percibir sólo leves cambios en su bienestar y sus estados emocionales y  mentales después de un período considerable de tiempo.  La mayor parte de las personas responden a las esencias en un nivel que estaría en medio de esta escala.
Los efectos de las esencias florales son sutiles y acumulativos.  Dicho de otro modo, es raro que alguien experimente una catarsis o una transformación de forma inmediata.  Las esencias obran día a día, en forma gradual desde dentro hacia afuera, al despertar las fuerzas curativas y la transformación interior.  Resulta crucial tener paciencia, respaldada por constancia, para que las esencias florales sean efectivas.
Debido a que las esencias se usan para transformar la vida interior, es posible que no las experimentemos  de manera muy directa.  Es más probable que observemos sus efectos a través de un período de tiempo, a medida que notamos cambios sutiles en la forma en que actuamos, en la forma en que nos vemos a nosotros mismos y a los demás, o incluso diferencias muy reales en nuestro sentido de bienestar físico.  Con frecuencia son los demás –nuestros amigos, nuestra familia o nuestros compañeros de trabajo- quienes notan primero los cambios en nuestras actitudes y comportamientos y nos llaman la atención sobre ellos.
El trabajo con esencias florales exige extender nuestro pensamiento más allá del supuesto materialista de que “más es mejor”.  Las esencias florales, así como otros remedios vibracionales, ilustran el principio de que “lo pequeño es más hermoso”.  Son parte de un campo emergente de terapias sutiles, no invasivas y de realce de la vida, que prometen hacer una gran contribución al cuidado de la salud en los años venideros.

“Si seguimos nuestros propios instintos, nuestros propios deseos, nuestros propios pensamientos y nuestras propias aspiraciones, jamás conoceremos otra cosa que la felicidad y la salud”
                                                                        Angela Valladares M.


Bibliografía:
“Bach por Bach”, Edward Bach, Ed. Continente, 7º Edición, 2005.
“Repertorio de Esencias Florales”, P. Kaminsky y R. Katz, Ed. Indigo, 1998.
“Vivir con la Sombra”,  C. Zweig y S. Wolf, Ed. Kairos, 1997
“Sombra, polaridad y esencias florales”, artículo, Eduardo H. Grecco.