Muy recomendada.

domingo, 31 de marzo de 2013

Decidete a Volar

Decidete a Volar
Abandona tu comodidad, enfrenta tus miedos e inseguridades, y sólo así, comenzarás a volar.
Si sientes que la vida no tiene sentido, que los problemas te están acabando, memoriza esta parábola.
“Un pájaro que vivía resignado en un árbol podrido en medio del pantano, se había acostumbrado a estar ahí, comía gusanos del fango y se hallaba siempre sucio por el pestilente lodo. Sus alas estaban inutilizadas por el peso de la mugre, hasta que cierto día un gran ventarrón destruyó su guarida; el árbol podrido fue tragado por el cieno y el se dio cuenta de que iba a morir.
En un deseo repentino de salvarse, comenzó a aletear con fuerza para emprender el vuelo, le costó mucho trabajo porque había olvidado como volar, pero enfrento el dolor del entumecimiento hasta que logró levantarse y cruzar el ancho cielo, llegando finalmente a un bosque fértil y hermoso”
Los problemas son como el ventarrón que ha destruido tu guarida y te están obligando a elevar el vuelo o a morir.
Nunca es tarde. No importa lo que se haya vivido, no importan los errores que se hayan cometido, no importa las oportunidades que se hayan dejado pasar, no importa la edad, siempre estamos a tiempo para decir BASTA, para oír el llamado que tenemos de buscar la perfección, para sacudirnos el cieno y volar ALTO y muy lejos del pantano.
Abandona la vía segura y cómoda. Lánzate a la ruta incierta, llena de enigmas e inseguridades y hazlo solitariamente.
El Universo se encargara de guiarte por el sendero correcto..
FUENTE http://martinpaique.com

El halcon que no podia volar.

Foto: El halcon que no podia volar.

Un rey recibió como obsequio dos pequeños halcones y los entregó al maestro de cetrería para que los entrenara.
Pasado unos meses el maestro le informó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente, pero que al otro no sabía que le sucedía, no se había movido de la rama donde lo dejó desde el día que llegó.
El rey mandó a llamar a curanderos y sanadores para que vieran al halcón, pero nadie pudo hacerlo volar. Al día siguiente, el monarca decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una recompensa a la persona que hiciera volar al halcón.
A la mañana siguiente, vio al halcón volando ágilmente por los jardines. 
El rey le dijo a su corte, "Traedme al autor de este milagro."
Su corte le llevó a un humilde campesino. 
El rey le preguntó: "¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres acaso un mago?".
Intimidado, el campesino le dijo al rey, "Fue fácil, mi Señor, sólo corté la rama y el halcón voló, se dio cuenta que tenía alas y se largó a volar." 

¿Sabes que tienes alas ? ¿Sabes que puedes volar? ¿A qué te estás aferrando?

¿De qué no te puedes soltar? No puedes descubrir nuevos mares a menos que tengas el coraje para volar.

Vivimos dentro de una zona de comodidad, allí viven nuestros temores, nuestros valores y nuestras limitaciones. En esa zona reina nuestro pasado y nuestra historia, y por lo general creemos que es nuestro único lugar y modo de vivir.

Tenemos sueños, queremos resultados, pero no estamos dispuestos a correr riesgos, nos conformamos con lo que tenemos, creemos que es lo único y posible y aprendemos a vivir desde la resignación.

El liderazgo es la habilidad que podemos adquirir cuando estamos dispuestos a correr riesgos, cuando aprendemos a caminar en la cuerda floja, cuando estamos dispuestos a levantar la vara que mide nuestro potencial.


Un verdadero líder tiene:

Seguridad en sí mismo para permanecer sólo.
Coraje para tomar decisiones difíciles.
Audacia, para transitar hacia nuevos horizontes con pasión y ternura suficiente para escuchar las necesidades de los demás.

El hombre no busca ser un líder, se convierte en uno de ellos por la calidad de sus acciones y la integridad de sus intentos.

Los líderes son como los halcones, no vuelan en bandadas, los encuentras cada tanto y volando alto
 — con Maximino Rincòn Garcìa.
TOMADO DE http://www.facebook.com/AnahataAlado
Un rey recibió como obsequio dos pequeños halcones y los entregó al maestro de cetrería para que los entrenara.
Pasado unos meses el maestro le informó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente, pero que al otro no sabía que le sucedía, no se había movido de la rama donde lo dejó desde el día que llegó.
El rey mandó a llamar a curanderos y sanadores para que vieran al halcón, pero nadie pudo hacerlo volar. Al día siguiente, el monarca decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una recompensa a la persona que hiciera volar al halcón.
A la mañana siguiente, vio al halcón volando ágilmente por los jardines.
El rey le dijo a su corte, "Traedme al autor de este milagro."
Su corte le llevó a un humilde campesino.
El rey le preguntó: "¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres acaso un mago?".
Intimidado, el campesino le dijo al rey, "Fue fácil, mi Señor, sólo corté la rama y el halcón voló, se dio cuenta que tenía alas y se largó a volar."

¿Sabes que tienes alas ? ¿Sabes que puedes volar? ¿A qué te estás aferrando?

¿De qué no te puedes soltar? No puedes descubrir nuevos mares a menos que tengas el coraje para volar.

Vivimos dentro de una zona de comodidad, allí viven nuestros temores, nuestros valores y nuestras limitaciones. En esa zona reina nuestro pasado y nuestra historia, y por lo general creemos que es nuestro único lugar y modo de vivir.

Tenemos sueños, queremos resultados, pero no estamos dispuestos a correr riesgos, nos conformamos con lo que tenemos, creemos que es lo único y posible y aprendemos a vivir desde la resignación.

El liderazgo es la habilidad que podemos adquirir cuando estamos dispuestos a correr riesgos, cuando aprendemos a caminar en la cuerda floja, cuando estamos dispuestos a levantar la vara que mide nuestro potencial.


Un verdadero líder tiene:

Seguridad en sí mismo para permanecer sólo.
Coraje para tomar decisiones difíciles.
Audacia, para transitar hacia nuevos horizontes con pasión y ternura suficiente para escuchar las necesidades de los demás.

El hombre no busca ser un líder, se convierte en uno de ellos por la calidad de sus acciones y la integridad de sus intentos.

Los líderes son como los halcones, no vuelan en bandadas, los encuentras cada tanto y volando alto
— con Maximino Rincòn Garcìa.

La diferencia de alma y espiritu


Alma y Espiritu
Tienen que saber y entender profundamente la diferencia entre alma y espíritu. El alma son Nimeos-Energías que al pertenecer a un planeta y vivir en cuerpos-especie-hombre ha adquirido características de la especie y en el transcurso de sus encarnaciones logra experiencias y vivencias, formando sus cristales, los amolda y acopla a la sabiduría universal.Para entender lo que es el alma les decimos: Tomemos una cantidad de agua y la mezclamos con otra, el resultado será: dos aguas iguales que se unen. Pero si dividen el agua en dos recipientes y a una de ellas se le agrega perfume, ya no se podrán mezclar, una será solo agua: Consciencia colectiva y la otra perfumada será: Consciencia Individual, por la característica que la determina.
El agua es el alma y el perfume el espíritu, viven juntos pero cada cual en su expresión. El perfume son los pensamientos elevados que han acumulado durante las reencarnaciones, los cuales se convierten en una esencia del alma y ese es el Ser Energético
– El Bebé Espíritu - Significa en pocas palabras, que ustedes deben perfumar su alma elevando sus energías-pensamientos.
Continuemos con el mismo ejemplo: Si al agua se le agrega color: sentimientos. Frecuencia: se encuentra en un lugar determinado. Vibración: se le da movimiento, se coloca en una cascada de agua. Ritmo: el ruido que hace al moverla o al caer etc. Con todas esas características propias se le estará infundiendo al agua “Originalidad” y esa exclusividad, eso que la está determinando, haciendo de ella una expresión única, es lo que llamamos espíritu, en pocas palabras, son los Nimeos-energías grabados positivamente.
Esta explicación la podemos llevar hacia el lado contrario. El agua también se corrompe cuando no es cuidada, cuando se estanca se pudre y permite la proliferación de organismos dañinos para la salud. Entonces podemos ver que existen tres tipos de agua: Una estancada enferma y podrida (cuerpo material) otra simplemente es agua (alma) y la tercera es: agua cuidada, perfumada, colorida y en movimiento (espíritu).

Fuente: http://www.leycosmica.org/profiles/blogs/la-diferencia-de-alma-y-espiritu#ixzz2P86OYIZd

sábado, 30 de marzo de 2013

Viajes Astral. Lobsang Rampa

FUENTEhttp://www.lobsangrampa.org

 Cara de Dr. Rampa

El camino correcto está muy cerca aunque el hombre prefiere buscarlo lejos
~ ~ ~
De modo que ¿qué es el viaje astral y porqué le estamos dando tanta importancia? Pues es muy sencillo, es muy importante aprender a realizarlo conscientemente porque la mayoría de nosotros lo hacemos sin saberlo, por la noche. Cada noche, tras dormirse, la mayoría de personas abandona inconscientemente su cuerpo físico y viajan a lugares lejanos. Como la mayoría de la gente no están informadas de este, por otro lado, proceso completamente natural (tengan o no creencias religiosas), nada más levantarnos, pensamos que todo ha sido un sueño o una pesadilla; en función del viaje nocturno.
Antes he mencionado que la mayor parte de las personas pueden; esto significa que hay algunas que no pueden; y por su propia responsabilidad. Esto es porque padecen “estreñimiento”; una de las más comunes dolencias del mundo. Tener tu sistema bloqueado por una mala alimentación hace que el cuerpo astral quede “atrapado” en el físico, de modo que no puede ser liberado por la noche. ERES lo que comes; esto es un hecho médico contrastado, ¡y desde luego no es ficción!. Lea “Dietas & Ayuno” para saber como superar este mal común. La obesidad es tan mala como el estreñimiento; si no peor.
Tu cuerpo físico no es el auténtico tú, es simplemente una envoltura que te permite al verdadero tú permanecer en este planeta, para aprender las lecciones que viniste a aprender. Si aprendes a viajar astralmente de forma consciente, podrás ver el mundo y la vida tal y como son en realidad; las cosas no son como parecen en el plano físico. Muchos aspectos de la vida no pueden comprenderse o apreciarse plenamente hasta que se sale del plano físico.
Estando en el plano astral puedes leer cualquier idioma, independientemente de cuando esté escrito. Puedes visitar cualquier edificio en este planeta y verlo todo, ya que ni las paredes, puertas o cerraduras suponen ningún obstáculo. Sin embargo, antes de que pienses que no estaría mal poder ver con el traje de nacimiento a otros, debes saber que sólo aquellos con intenciones puras pueden verlo todo; en cambio, los que están movidos por intereses particulares o curiosidad ociosa, no. Es una ley universal. Puede que seas capaz de romper leyes físicas en este pequeño planeta, ¡pero no puedes transgredir leyes universales independientemente de quien seas!
En muchos de sus libros, el Dr. Rampa explica cómo iniciarse en esto. El viaje astral es tan natural como respirar. Es también conocido por acrónimos y diversos términos “tontos”, pero el término correcto es “viaje astral”. En el libro titulado “Tu Para Siempre”, el Dr. Rampa explica con detalle el proceso y los pasos necesarios para lograr el viaje astral consciente. Otro libro, titulado “La Decimotercera Candela”, capítulo once, página 149, también trata con más detalle todo el proceso. La clave para lograrlo es visualizarse a uno mismo abandonando el propio cuerpo y viendo el cordón de plata que conecta ambos cuerpos.
Se trata de visualizar, y visualizar no es imaginar. La imaginación es algo que sólo nos aporta sensaciones en un entorno no real. No hay imaginación que pueda hacer que, por ejemplo, puedas saltar por encima de un edificio de treinta plantas. Podrías hacerlo en tu imaginación, en la cual serías una especie de Supermán. Pero un salto así está más allá de las leyes de la física, por lo que es pura imaginación. Mucha gente pierde el tiempo imaginando cosas imposibles. La visualización, por el contrario, es algo completamente posible porque se encuentra dentro de las leyes físicas. Estas leyes son universales.
Así que, ¿cómo podemos saber si estamos viajando astralmente o tan sólo soñando? Es sencillo; recuerda que el cordón de plata SIEMPRE está visible, los colores son más VIVOS y puedes ver incluso en la más oscura habitación, como si estuviera iluminada por el Sol. Percibes más colores que los del espectro visible para el ojo humano y, por último, puedes ver tu propio cuerpo físico. Esto de ver el propio cuerpo puede ser un tanto chocante, lo que puede enviar al cuerpo astral de vuelta al físico de forma rápida. Si esto ocurre, duerme y vuelve a intentarlo otra noche. Recuerda que no hay NADA que pueda dañarte mientras te hallas en el plano astral; el cordón de plata NO PUEDE romperse (tan sólo la muerte puede) y NO PUEDES ser poseído mientras viajas en el plano astral. Tu único miedo debe ser el propio miedo. ¿Y que es el miedo sino la falta de conocimiento? No temes lo que conoces….¿o sí?
El viaje astral es tan natural como la respiración, y es un derecho de nacimiento que toda persona posee. No importa si es un animal, una planta, un pez, un humano o incluso un pájaro; toda criatura viva viaja astralmente. ¿ Cómo de rápido puedes hacerlo conscientemente? Tan sólo depende de ti, y de nadie más. La mayor parte de la gente no entrenada se duerme durante el proceso, lo cual es una lástima ¡ya que debes dejar el cuerpo antes de que se duerma para poder recordar el viaje!
Debes ser de mente abierta y creer que puedes hacerlo, de lo contrario no tiene sentido intentarlo. Si crees que puedes hacerlo, y puedes “visualizar” que puedes, efectivamente podrás hacerlo. Hay muchas otras webs que tratan de explicar el viaje astral mediante métodos extraños o usando una terminología muy particular. Algunos proclaman que debes invocar a tal o cual dios, o pedir que te concedan “el poder”.
Estas webs deben ser evitadas a toda costa, ya que ensucian el nombre de la metafísica al dar consejos sin sentido y desorientar al que las consulta. Lamentablemente, la metafísica (desde un punto de vista occidental) no parece aceptable a menos que haya sido probada más allá de la fe. Muchos no pueden aceptar que ya poseen el poder en ellos mismos, y toda esa falsa obsesión por demostrar y probar no es necesaria, ¡y NUNCA LO SERÁ!

El cuerpo físico unido con el cuerpo espiritual, el astra
La imagen superior muestra el cuerpo astral abandonando el físico, unidos ambos por el cordón de plata
Algunas personas han mencionado que, al haber viajado astralmente, o “haber tenido una experiencia extracorpórea”, se encuentran a sí mismos moviéndose a través de un túnel con una brillante luz al final del mismo. Esto es una buena noticia ya que éste es el camino a casa, de vuelta al mundo astral real. Si alguna vez se te presenta esta oportunidad, es altamente recomendable pasar algún tiempo en el hogar astral (recordando todo lo que ves y haces) de modo que cuando tu tiempo en la Tierra haya expirado, sabrás sin atisbo de duda el camino a casa. En el plano astral te mueves únicamente con el pensamiento, lo cual es mucho más rápido que la velocidad de la luz; y todas las comunicaciones son telepáticas.
No hay ningún secreto en el viaje astral, tan sólo requiere confianza. Tan sólo necesita en firme convencimiento de que vas a hacer un viaje astral mientras estás despierto. Y la mejor forma de comenzar no es imaginando que estás fuera de tu cuerpo, sino visualizarlo. La palabra “imaginación” recibe un uso incorrecto, en este caso sería mejor decir “visualizar”. Así que, visualízate a ti mismo abandonando tu cuerpo físico, flotando unos centímetros sobre tu cuerpo físico tumbado. Tienes que verte haciéndolo, creando los pensamientos de que ya lo estás haciendo, y tarde o temprano lo harás. Te encontrarás, ante tu asombro, flotando y mirando hacia abajo y viendo un cuerpo tumbado (el tuyo), el cual tendrá probablemente la boca abierta, también probablemente pegando unos ronquidos de cuidado, porque cuando estás fuera del físico, poco importa que tu cuerpo esté durmiendo. Si sales de paseo astral mientras tu cuerpo está despierto, recordarás toda la experiencia.
Muchos fracasan porque temen lo desconocido, están demasiados cansados o, lo que es mas común; impacientes. Los americanos son los peores porque su cultura exige que todo sea instantáneo, y nada realmente lo es; ni siquiera el café, ya que tienes que esperar que el agua hierva, etc. Como cualquier cosa que se pueda aprender, requiere tiempo, dedicación y mucha paciencia. Puedes leer la página 38 de Mas Allá del Décimo
Debido al ajetreado estilo de vida de hoy día, muchas personas no pueden visualizarse a sí mismos flotando sobre la cama, como sucedería al viajar astralmente. Esto es porque reciben demasiada información visual en sus vidas, por ej. La televisión y las películas, lo que hace que su habilidad haya disminuido de forma notable. Por lo tanto, esta sugestión puede ayudarte a superar este pequeño problema.
Haz que algún amigo te fotografíe en tu cama mientras haces como que duermes (es importante que sea como duermes normalmente, desnudo o con pijama, pero con la fotografía tomada en una posición elevada con respecto a la cama, por ejemplo subiéndose el fotógrafo a una silla al pie de la cama). Haciendo así la foto, tenemos una imagen exacta de lo que verás cuando estés en lo astral. Corre las cortinas para atenuar la luz y no uses flash a menos que sea difuso. Cada noche, antes de dormir, observa la foto unos cuantos minutos, trata de retener la imagen en tu mente, y pronto te encontrarás a ti mismo flotando sobre tu cama y mirando abajo a tu cuerpo físico; aquí es donde comienza la diversión.
Recuerda que no debes asustarte aunque percibas sensaciones un tanto extrañas, porque NO PUEDES HACERTE DAÑO, y SIEMPRE  puedes volver al plano físico cuando has salido del mismo. Una vez estás fuera, descansa un instante. No tienes que asustarte ni emocionarte, simplemente espera un poco. Entonces (si crees que puedes soportar el shock) inclínate hacia lo que acabas de dejar atrás. Parece torcido, abultado y pesado, una masa informe, como si se hubiera caído de un quinto. ¿No te alegra haberlo dejado atrás por un ratillo?
Algunas personas tienen sueños. Frecuentemente, son racionalizaciones de lo que realmente ha sucedido. Una persona no iniciada no creería en la posibilidad del viaje astral, así que para solucionar lo que de otro modo sería un difícil problema, el subconsciente de la persona “fabrica” una imagen fantástica o sueño, el cual es verdaderamente más extraño que cualquier cosa que pudiera ocurrir en la vida real. Los sueños, por lo tanto, son la racionalización de una experiencia astral, o los pensamientos errantes de un cuerpo cuya alma o forma astral se haya muy, muy lejos… tan lejos que los procesos mentales del sueño no están siendo en absoluto controlados.
Un último apunte: Es fundamental que antes de que una persona pueda viajar astralmente de forma consciente y controlada, ésta se libre de deseos lujuriosos y carnales que pueda tener. Estos pensamientos y deseos de lujuria impiden llevar a cabo el viaje debido a que el camino espiritual no es carnal. Esto no se aplica a parejas enamoradas que mantengan relaciones sexuales, porque el amor verdadero con el sexo puro tan sólo fortalece y eleva a la persona, mientras que satisfacer la lujuria carnal nos impiden elevarnos.

Creando.. cambios Conscientes por Swami Vivekananda


hermandadblanca.org   swami vivekananda biography Creando.. cambios Conscientes por Swami Vivekananda sabiduria y conocimiento crecimiento personal  sabiduria y conocimiento Crecimiento Personal    description multimedia
CREANDO… CAMBIOS CONSCIENTES
del Sitio Web PreventDisease
traducción de Adela Kaufmann
Ponte de pie, sé valiente, sé fuerte. Toma toda la responsabilidad sobre tus propios hombros y debes saber que tú eres el creador de tu propio destino.
Swami Vivekananda
La marea de la globalización y de los cambios rápidos están produciendo una nueva clase de personas – seguros, creativos, expertos en tecnología y ferozmente en ascenso.

Aun así, vale la pena examinar la forma en que mucha gente cree muy profundamente en sus corazones que son, de hecho, los creadores de su propio destino, y cuántos siquiera aspiran ese tipo de independencia.

La experiencia de la mayoría de la gente es una mezcla de impulsos contradictorios. El tirón de una mezcla de tradiciones en las culturas que tienen continuidad, que se remontan miles de años no es una fuerza pequeña y esto, naturalmente, ejerce una considerable influencia en el pensamiento de muchos jóvenes.
Gran parte de esto permanece inconsciente, a pesar de que muchos de nosotros nos imaginamos que estamos tomando decisiones de vida por nuestra propia voluntad y no sólo conforme a los patrones establecidos desde hace tiempo.

En realidad, cuán libres son las opciones de un individuo está correlacionado en cuan consciente o despierto está el individuo y la profundidad del contexto espiritual dentro del cual el individuo está viviendo su vida.

Es sólo a través del desarrollo de la conciencia y el autoconocimiento que podemos empezar a determinar libremente nuestro propio destino. Esto hace deliberadamente relevancia si tenemos en cuenta nuestra disposición emocional, psicológica y espiritual para vivir en un mundo donde las condiciones de definir la vida sean las de aceleración del cambio.

¿Estamos preparados para responder a nuevos retos y cooperar con los demás cuando nuestra supervivencia y evolución dependen de ello?

Sin auto-conocimiento y sensibilidad a los tiempos en los que estamos viviendo, pudiéramos encontrarnos siendo incapaces de montar en la cresta de la ola que nos está llevando hacia el futuro, o aprovechar la oportunidad que ahora se está presentando para que podamos tomar agentes de conciencia de crear el tipo de futuro que realmente queremos.

El Renacimiento Europeo (siglos XV-XVI), fue un momento seminal en la historia del desarrollo humano. Fue seguida por las revoluciones científica e industrial y el surgimiento de la modernidad. Algunos críticos dicen que esta aparición no es necesariamente un paso a un mayor desarrollo.

Después de todo, hay mucho que criticar en la modernidad y la exaltación del individuo de la cual va acompañado. Pero lo que estos críticos a menudo olvidan es que la individuación es de hecho un mayor desarrollo de la interioridad humana – la separación de la tribu crea un espacio interior en el individuo en el que puede crecer la auto-conciencia.

Es únicamente en tal forma interior que el ser humano puede realmente convertirse en un actor libre, creativo en el mundo y labrar su propia vida de una manera que añada valor al conjunto.

Mientras que la individuación puede ir acompañada de una pérdida de valores comunitarios, paradójicamente, es sólo el humano verdaderamente individualizado el que puede libremente reunirse y cooperar con otras personas para crear una nueva cultura que pueda abordar las condiciones de la vida contemporánea.

Es este paso de individuación con el que los indios más modernos todavía están luchando. Esto es comprensible cuando las personas viven en dos mundos. Con el fin de navegar por la confusión que esto pudiera crear, tenemos que adoptar una perspectiva evolutiva, que pueda tanto explicar por qué somos como somos, y también ayudar a iluminar nuestro siguiente paso.

Para seguir adelante, primero hay que tener claro quiénes somos, mediante la exploración de nuestro entorno cultural y su historia. Es sólo nuestro propio interés apasionado e independiente el que puede proporcionar el combustible espiritual para penetrar a través de todas las ideas no-examinadas a las cuales nos aferramos.

El mundo necesita desesperadamente personas conscientes, libres, que pueden trabajar juntas.   Aquellos de nosotros que tenemos el privilegio de la educación – lo que significa que todos los que lean este artículo – tomen, “Toda la responsabilidad sobre nuestros propios hombros”.
Si no somos nosotros, ¿quién lo hará?

Creando.. cambios Conscientes por Swami Vivekananda

http://www.bibliotecapleyades.net
 Fuente:  http://gemmav58.wordpress.com/author/gemmav58/
CREANDO… CAMBIOS CONSCIENTES-Ponte de pie, sé valiente, sé fuerte. Toma toda la responsabilidad sobre tus propios hombros y debes saber que tú eres el creador de tu propio destino.

viernes, 29 de marzo de 2013

TODO VUELVE A LA NADA.-ADYASHANTI

TOMADO DE http://lospasosdelalma.blogspot.com.es

Inexplicablemente sucede. Cuando menos te lo esperas. Por una razón que nunca puedes saber. En un momento estás esforzándote, pensando, imaginando, y luego, en un abrir y cerrar de ojos, todo desaparece. La lucha desaparece. El esfuerzo desaparece. La persona desaparece. El mundo desaparece. Todo desaparece, y la persona es como un punto de luz que simplemente se desvanece hasta que desaparece. Y no hay nadie ahí para presenciarlo. La persona se ha ido. Sólo, sólo queda la conciencia. Nada más. No hay nadie que sea consciente. No hay nada de lo que ser consciente. Sólo eso permanece. Entonces, finalmente y simplemente, se comprende. 
Entonces se ve que todo —toda la lucha, todo el esfuerzo, todo el pensar, todo el imaginar, toda la entrega, todo el dejar ir, todo el acaparar, toda la oración, toda la mendicidad, toda la maldición, también— era sólo una distracción. Y sólo entonces se ve que la persona era, es, y siempre será nada más que un pensamiento. Con un solo pensamiento, la persona parece resurgir. Con más pensamientos, el mundo parece resurgir de la nada. Pero ahora lo sabes. 
La encarnación no es más que un pensamiento. Un millar de encarnaciones no son más que un millar de pensamientos. Y este asombroso milagro de un espejismo que llamamos el mundo reaparece tal como era antes, pero ahora lo sabes. 
Es por eso que a menudo sueltas una gran carcajada, porque te das cuenta de que todas tus luchas fueron inventadas. Las conjuraste de la nada —con un pensamiento que estaba vinculado a otro pensamiento, que entonces creíste, que se unía con otro pensamiento que entonces creíste. Pero nunca podría haber sido verdad, ni por un segundo pudo haber existido en realidad. Nunca podrías haber sufrido realmente por una razón que fuera cierta —sólo a través de la imaginación, buena, mala, indiferente. Las complejidades de la filosofías y teologías espirituales son sólo un pensamiento dentro del Vacío. 
Y así hablamos a veces, y yo finjo que me tomo en serio tus luchas, así como fingía tomarme en serio las mías. Puedes fingir que te tomas en serio tus propias luchas de vez en cuando, y aunque lo finjamos, en realidad no hay que olvidar que estamos fingiendo, que estamos inventando el contenido de nuestra experiencia; estamos inventando los pequeños dramas de nuestras vidas. Estamos inventando si tenemos que apegarnos o entregarnos o entender o rezar a Dios o purificarnos o estar libres de karma —todo es un pensamiento. Acabamos de confabularnos con esta farsa ridícula de una ilusión que finge que es real, sólo para descubrir que no lo es. No hay karma. No hay nada realmente que purificar. No hay ningún problema. Sólo hay lo que tú creas y crees que es así. ¡Y si te gusta que sea así, proyéctalo! 
Pero no podemos continuar con esta absoluta farsa indefinidamente. No podemos seguir fingiendo este juego que jugamos, indefinidamente. Es imposible. Todo vuelve a la nada. 
Y entonces es un poco más difícil mantener el rostro serio constantemente durante el resto de tu vida.Adyashanti
http://www.advaitainfo.com

¿Que son los Registros Akáshicos ?





DVD - La historia oculta de Cristo y los 11 pasos de su iniciación

De Jesús a Cristo

DVD - La historia oculta de Cristo y los 11 pasos de su iniciación
'Dia Chrstou o Goistais' “Cristo El Mago” se lee en la inscripción de la vasija que luego de 2000 años decide aparecer en Alejandría ante los ojos de la humanidad. Aparición Casual conmovedoramente desafiante… Que se produce en el estratégico momento en que, de acuerdo con Las Profecías de las Culturas precisamente más relacionadas con La Magia, La Humanidad está ante un inminente Cambio de Era. Cambio que en 2012, muy significativamente, concluye la Era que Se Inició… con Cristo. Nueva Era en la que, mucho mas significativamente aun, Resurge el Paradigma que está en La Base y Por Encima de todos los paradigmas imperantes: El Paradigma De La Magia. ¿Puede de un modo más Concreto, Revolucionario y Poderoso anunciarse el Paso de Era, que con su Pasaje...?. De Un Cristo Divinizado… que desde antes de nacer ya es señalado por prodigios que “lo ungen” ubicándolo en un lugar sobrehumano, y que por lo tanto a Los Humanos no nos sirve de Modelo… A Un Cristo Iniciado… que naciendo como Humano, se señala Ungiéndose a Sí Mismo al dar con El Camino que le Enseñará Los Pasos y Revelará Los Secretos de ese Estado “que Trasciende a Lo Humano aún estando por debajo de Dios”. Literal y Riguroso Estado de “Heroísmo”… que Paso a Paso, abre Las Puertas del Mago. Paso a Paso… En 11 Pasos: Los Once Pasos De La Magia. Once Pasos que, igual que los Aprendió y Recorrió Jesús para ser entonces “Cristo El Mago”... Podemos Aprender y Recorrer todos Los Humanos. Cristo Iniciado... que hace Posible entonces Eso que para Lo Humano era imposible partiendo desde un Cristo Divinizado: “Seguir El Camino de Cristo” Paso a Paso… …En Los Once Pasos De La Magia.

José Luis Parise (Buenos Aires, Argentina) es psicoanalista, investigador, conferenciante y escritor. Es el primer investigador que llegó conectarse con los Indios Q'eros, últimos exponentes legítimos de la Raza Inca. Junto a ellos, aprendió Técnicas Exclusivas de Energía y fue iniciado en La Realeza Inca.
Tras años de psicoanálisis y de estudio de las diferentes culturas iniciáticas, afirma que somos magos y que para poner en marcha nuestra magia debemos seguir el mapa que tienen en común las diferentes culturas. Es un placer leer sus interpretaciones del Vedanta, los Evangelios o los textos sufíes y desgranar la etimología de palabras esenciales. Su lema es “Lo que dices será hecho, así ojo con lo que dices”.
“La magia se detona cuando estás ante lo imposible.
Mayor será la magia que te asista cuando más imposible sea lo que persigas.”

“Cuanto más elevado es el desafío
tanto más grande será la magia que nos asista.” 
José Luis Parise
www.eljardindellibro.com

jueves, 28 de marzo de 2013

SIETE PRACTICAS PARA VIVIR EN LA FRECUENCIA DEL AMOR

TOMADO DE http://lospasosdelalma.blogspot.com.es


SIETE PRÁCTICAS PARA VIVIR EN FRECUENCIA DE AMOR. from Asociacion Cultural Hinneni on Vimeo.

Flores de Bach


Existen 38 remedios comprendidas en el sistema floral del Dr. Bach Estos 38 remedios están compuestos por 34 flores silvestres y 3 flores de cultivo. El último no es una flor, sino agua de manantial (Rock Water).



Flor usada en el remedio Aplicaciones

1 Agrimony: Agrimonia Oculta emociones tortuosas, problemas graves y angustia inconsciente tras una máscara de alegría y despreocupación permanente. Evita discusiones y busca armonía. Tendencia a las adicciones, tabaco, drogas, alcohol, juego, trabajo, asumir riesgos, comida y compras, como mecanismo de escape a su tormento mental. Busca ser aceptado. Si se enferma bromea al respecto.


2 Aspen: Álamo temblón Miedo a lo sobrenatural, a situaciones imprecisas que siente que lo amenazan, y a la muerte. Presagios. Temor vago e inexplicable. Agorafobia, claustrofobia.


3 Beech: Haya Tiende a ser intolerante y a criticar despiadadamente. Juzga sin sensibilidad ni comprensión. Arrincona. No soporta las ideas y costumbres diferentes a las suyas. Es arrogante.


4 Centaury: Centáurea
No puede decir no. Reacciona exageradamente a los deseos de los demás, buscando complacerlos. Sacrifica sus propias necesidades para quedar bien. Su predisposición a servir es explotada. Se presta al dominio y el abuso de otros. Su voluntad es débil.


5 Cerato: Ceratostigma Busca la aprobación y el consejo de los demás, pues no confía en su juicio, intuición, ni en sus decisiones y opiniones. Sus convicciones no son firmes. Cambia fácilmente de opinión. Es indeciso.


6 Cherry plum: Cerasífera Miedo a perder el control de sus actos, a cometer acciones terribles y a enloquecer. Pensamientos irracionales persistentes. Arrebatos incontrolables.


7 Chestnut bud: Brote de castaño Repite sus errores, porque no reflexiona sobre ellos ni aprende de sus experiencias. Reincide. No escarmienta.


8 Chicory: Achicoria Sobreprotege a sus seres queridos y los domina mediante una manipulación excesiva. Considera saber más que sus dependientes. Tiene una personalidad posesiva y egoísta. Se inmiscuye en los asuntos de los demás continuamente. Espera la devoción de los que sobreprotege y cuando no la obtiene se siente víctima. Después los persigue, criticando.


9 Clematis: Clemátide Soñador que evade la realidad. Su pensamiento. Difícilmente está en el aquí y el ahora. Distraído, presta poca atención a lo que sucede a su alrededor. Vive en un mundo de fantasía, como un mecanismo de escape a su infelicidad.


10 Crab apple: Manzano silvestre Flor de la limpieza para quién tiene la sensación de estar sucio y ser impuro, baja autoestima y terror a contaminarse.


11 Elm: Olmo Abrumado por sus responsabilidades. Piensa que no es capaz de cumplirlas.


12 Gentian: Genciana
de campo Pesimismo. Depresión por causas conocidas. Escepticismo. Control débil ante la frustración.


13 Gorse: Aulaga Desesperado. Sin ninguna esperanza. Siente que ya no tiene caso nada.


14 Heather: Brezo Ensimismado. Centrado en sí mismo. Necesita público que lo escuche. Habla excesivamente, pero no escucha.


15 Holly: Acebo Celos, desconfianza, envidia, odio y rencor. Carece de compasión. Para quienes necesitan amor.


16 Honeysuckle: Madreselva No vive el presente. Nostalgia. Añoranza del pasado y los buenos tiempos.


17 Hornbeam: Hojarazo o Carpe Agotamiento mental por hastío.


18 Impatiens: Impaciencia Soledad de quien no puede estar acompañado porque marcha de prisa. Impaciencia. Irritabilidad.


19 Larch: Alerce Sentimiento de inferioridad. Espera fracasar.


20 Mimulus: Mímulo Miedo a lo conocido. A situaciones concretas, definibles. Timidez.


21 Mustard: Mostaza Depresión y tristezas de causas desconocidas, que aparecen y desaparecen sin motivo.


22 Oak: Roble Luchar desesperadamente contra la corriente y sin descanso. Dedicación obsesiva al trabajo.


23 Olive: Olivo Agotamiento total, físico y/o mental.


24 Pine: Pino Desesperación por sentimiento de culpa y autorreproche.


25 Red chestnut: Castaño rojo Miedo a que les suceda algún daño a los seres queridos. Preocupación por ellos.


26 Rock rose: Heliantemo o Jarilla Pánico y terror paralizante. Estados de angustia agudos. Pesadillas.


27 Rock water: Agua de roca
Perfeccionismo. Severidad. Rigidez consigo mismo.


28 Scleranthus: Scleranthus Indecisión entre dos extremos opuestos.


29 Star of Bethlehem: Leche de gallina Secuelas de traumatismos físicos y mentales.


30 Sweet chestnut: Castaño dulce Desesperación profunda. Sienten que han llegado al límite del sufrimiento.


31 Vervain: Verbena Fanatismo. No comparte la carga. Fortaleza.


32 Vine: Vid Avidez por el poder. Dominador. “Pequeño tirano”.


33 Walnut: Nogal Indecisión para iniciar etapas nuevas o manejar situaciones difíciles.


34 Water violet: Violeta de agua Soledad de los orgullosos. Distanciamiento por sentimiento de superioridad.


35 White chestnut: Castaño de Indias Rumiación torturante de ideas. Diálogos internos


36 Wild oat: Avena silvestre Falta de metas. Descontento e incertidumbre por desconocer la misión en la vida.


37 Wild Rose: Rosa silvestre o Escaramujo Desinterés, apatía, resignación, capitulación. Falta de motivación.


38 Willow: Sauce Se siente víctima del destino. Resentimientos.

CLICKANDO EL BANNER DE ABAJO PUEDES CONSEGUIR LA FLORES Y TODA LA INFORMACION SOBRE ELLAS

www.eljardindellibro.com

miércoles, 27 de marzo de 2013

Condicionamiento, Desapego y Libertad por Vicente Beltrán Anglada


hermandadblanca.org   libertad genunina Condicionamiento, Desapego y Libertad por Vicente Beltrán Anglada sabiduria y conocimiento crecimiento personal  sabiduria y conocimiento Crecimiento Personal    description multimedia
Barcelona, 22 de mayo de 1981 
Vicente Beltrán AngladaVicente: … y habida cuenta que el ser humano se está moviendo en tres dimensiones distintas, pero muy compenetradas, como son el plano físico, el mundo emocional y la mente, cabe decir que al hablar de ciencia de desapego a una humanidad inteligente de nuestros días, (lo que intentamos) es buscar el desapego hacia el mundo de la mente, o sea, de los pensamientos, hacia el mundo de las emociones, es decir, actuando sobre los deseos, y también sobre las sensaciones del cuerpo físico.

Bueno, ustedes dirán que esto ya lo sabemos, yo también lo sé, todos lo sabemos, pero no se trata de saber, se trata de aplicar, pues una cosa es el poder y otra es la responsabilidad de este poder. La responsabilidad siempre nace por el discernimiento, fruto del discernimiento es la voluntad y el propósito espiritual de realizar, entonces, cuando hablamos del desapego nos referimos al ser humano inmerso en un mundo conflictivo como el nuestro, dentro del cual todos sin ningún género de dudas estamos adheridos, estamos apegados a acontecimientos, a personas, a ideas, y todas estas cuestiones de tipo nacional, internacional o local, que conturban nuestro ánimo y llenan de complejos nuestra vida.

Bueno, esto es muy natural en un mundo en donde se rinde culto a las sensaciones y a la ilusión de los sentidos y al maya de todas las convicciones existentes, y desde el momento en que el individuo se da cuenta en cierta medida de que está apegado a algún hecho personal o acontecimiento, y se da cuenta al propio tiempo que este apego es negativo para su propia evolución psicológica, empieza la lucha por este descubrimiento del ser inmortal que todos llevamos dentro y que tiene como objetivo supremo la liberación.

Es decir, que estamos muy limitados para hablar de libertad, una palabra hueca como la palabra Dios, ¿verdad? Porque…, qué sabemos de libertad, es una palabra, un tópico, y esotéricamente sabemos que los tópicos no nos sirven para nada, y que cuando hablamos de apego nos referimos a la liberación de todos los tópicos existentes, incluida la idea de Dios y la idea de libertad. Porque el último apego que tiene el ser humano es el apego a la propia liberación o a la propia idea de Dios o la propia idea de libertad.

Desde el momento en que la persona se siente libre deja de pensar en términos de libertad, deja de hablar de la libertad, deja de expresar la libertad como una simple utopía mental. Cuando sucede este raro hecho en la vida de la naturaleza –utilizo muy intencionadamente esta palabra, intencionalmente–, cuando el individuo está inmerso dentro de su propia libertad, que es la libertad del Universo, que es la libertad de la Naturaleza, automáticamente se crea dentro del ambiente social del mundo un centro de revolución.

Revolución contra todo lo establecido, y no es que la persona se sienta revolucionaria, simplemente está expresando libertad en un mundo que no la posee, y (en el cual) se produce una reacción contra el hombre que posee esta libertad, y todas las épocas de la humanidad, desde los tiempos de la barbarie primitiva hasta nuestra era técnicamente civilizada, siempre ha habido una reacción del ser humano mediocre, de lo más corriente, contra el hombre superior, y me pregunto si podremos cambiar ese estado de cosas, porque el hombre que se siente libre no lo expresa con palabras, es un centro de radiación espiritual, un centro de radiación de la propia libertad que ha conquistado, y para este individuo no existen tópicos.

La utopía ha desaparecido, la idea de Dios se ha convertido en la presencia íntima de Dios, en la conciencia de Dios, si podemos decirlo así, y también a este aspecto esencial en la vida de la humanidad, a la cual se refirió tantas veces Cristo, de que el hombre que se siente investigador esotérico –le damos místicamente el nombre de discípulo– se convierte en un granito de sal en la tierra, le da sabor a la existencia del mundo, de la misma manera que una pequeña porción de levadura hace crecer una gran masa de harina. Así parece ser que es el hombre liberado, el hombre que alcanzó la libertad, y que por haber conquistado esas atribuciones del Ser Supremo está testimoniando la vida de la naturaleza y se convierte, por así decirlo, en el brazo derecho de la humanidad.

Bien, ustedes dirán que eso también son palabras, lo que se trata aquí juntos, pensando y sintiendo en términos de libertad, y no simplemente hablando en términos de libertad, de ver si podemos aproximarnos más estrechamente a esta libertad suprema que constituye la esencia pura de nuestro ser. Seamos conscientes de que paralelamente a la vida social del hombre, a la vida de la actividad cotidiana con sus problemas y dificultades, lo que podemos llamar razones kármicas, existe también otra vida que desconocemos, una vida…, no me atrevo a llamarla espiritual porque es una palabra…, pero existe una porción de vida trascendente que corre a la par de la conducta social, y que aparentemente hemos desligado del devenir de nuestra vida, lo mismo que hace el aspirante cuando separa una porción de su vida para dedicarla a la meditación.

No voy en contra de la meditación, estén ustedes atentos a lo que voy a referirme, la persona medita a horas fijas, ha establecido un horario, un ritmo, y se sujeta a aquel ritmo, lo cual definitivamente puede ser una falta de libertad, porque se ha condicionado a un ritmo, en tanto que para mí la meditación es algo consustancial con la propia vida. La flor está meditando, ¿verdad?, el árbol está meditando, está viviendo, la nube que pasa también está meditando, el Universo entero está meditando, el único que no medita es el hombre, (porque) está entregándose a las prácticas de la meditación como si la meditación fuera algo aparte de su propia existencia.

Ahora bien, qué ocurrirá el día en que el hombre medite las veinte y cuatro horas del día, entonces el día se hace la noche, por así decirlo, (se trata de una vida) que no tenga lugar a fracciones de su propia vivencia, que no establezca diferencia en su vida social y en su vida espiritual, y que todo sea, o una vida plenamente social, o una vida realmente espiritual, pues es la misma cosa. ¿Por qué separamos la vida?, ¿no será porque nos falta libertad?

Libertad de acción, libertad de elección, libertad en todos los sentidos, las complejidades de nuestra propia vida nos está obligando a meditar, pero a veces la meditación se convierte astutamente en la añagaza del yo para separarse de sus propios problemas sociales; de la misma manera el hombre social entregado a la lucha social se olvida de la vida espiritual.

Entonces, cuando yo hablo de libertad me refiero a este punto de equilibrio que existe inexorablemente entre la vida social y la vida llamada espiritual. ¿Acaso no son la misma cosa? ¿Podemos separar algún fragmento del propio Dios? Si Dios es la totalidad evidentemente no podemos separar ni uno sólo de sus infinitos fragmentos, y nosotros somos fragmentos de esta Divinidad.

De la misma manera, y aplicando el sentido íntimo de la analogía, no podemos separar una porción de nuestra vida para hacer algo aparte de lo que es la vida total del día o de la noche, o la total existencia con sus problemas y dificultades y ese momento en que decimos “vamos a buscar la iluminación, vamos a buscar la protección, vamos a buscar a través de la meditación, de la plegaria, o de la oración, un punto de contacto con el Ser supremo”, lo cual parece negar la gran verdad esotérica de que si Dios está en todas las cosas y en todos los hechos, y en todos los acontecimientos, al separar arbitrariamente una fracción de la otra, estamos dividiendo al propio Dios dentro de nuestro propio interior ¿Se dan cuenta? La cosa es muy sencilla.

Me pregunto si hemos llegado a este punto rotundo de síntesis dentro del corazón. Dentro del alma existe una libertad de acción que está más allá de toda disciplina impuesta por el yo, y no digo que la disciplina no sea algo natural en la vida de la naturaleza, pues, ¿acaso un ritmo dentro de la vida de la Naturaleza no es un ejercicio o una disciplina que se ha impuesto el propio Dios? ¿Acaso no son disciplinas las estaciones del año, o los meses del año, o los días de la semana, o las horas del día, o las revoluciones de la Tierra alrededor de su eje, o su vuelta alrededor del Sol? ¿Acaso no es una disciplina? Pero es una disciplina sin autoimposición, es una disciplina natural impuesta por el libre ejercicio de la propia voluntad, pues Dios evidentemente en su Universo no prestará más atención a un día que a un año, o a una fracción de su pequeña vida, o de gran vida, con la gran vida que constituye la totalidad del Universo. Es el caso de Krishna y Arjuna, Krishna es la totalidad y Arjuna es el fragmento, y todos cuantos hayamos estudiado el Bhagavad Gita sabremos estas cosas. Pero, ¿qué hemos hecho?, hemos cogido a Krishna, lo hemos metido dentro de la pequeña vida de Arjuna y lo hemos allí limitado, lo hemos condicionado, y hemos dicho “ya poseo a Dios, ya poseo la libertad”, (pero) únicamente se está poseyendo su propio fragmento de la libertad de Dios.

Bien, se trata de algo que aparentemente es filosófico, pero yo creo que es algo social y espiritual al propio tiempo, que constituye parte de nuestra propia evolución, si es que podemos darnos cuenta de esta acción, que no es limitadora, que es el enclave de la propias consecuencias divinas de nuestro corazón. Y, naturalmente, ahí surge el gran problema de nuestra vida, el gran reto de la existencia, el ser o no ser que ha imperado en las mentes de todos los hombres que se preguntaron el porqué de las cosas, el porqué de su procedencia, el porqué de sus actividades en el presente y el porqué del objetivo que nos tiene reservado el propio Dios, lo cual significa que estamos inmersos en un mundo conflictivo donde el karma tiene más potencia que nuestra propia voluntad, y no podemos hablar de libertad en tanto el karma esté por encima de nuestra pequeña noción de libertad.

Es verdad, todos estamos dentro de este contexto natural, todos estamos tratando de vivir al amparo de razones esotéricas, de razones místicas, o de razones sociales, como ustedes quieran. Pero, me pregunto siempre si al final de nuestro destino no nos daremos cuenta de que hemos perdido mucho tiempo pensando fragmentariamente en un sector o en otro de nuestra vida, dando quizá más importancia a nuestra posición social, o relación social, y menos importancia quizá al mundo espiritual, o viceversa, quizá habremos asignado a nuestra vida espiritual una importancia superior al propio condicionamiento temporal de la sociedad donde estamos inmersos. Y éste es un motivo de gran meditación, si ustedes aceptan ese término sin darle el término que se le asigna arbitrariamente, el de separar un fragmento de nuestro movimiento de cada día para hacer algo que consideramos necesario.

Estoy hablando, por cuanto durante muchos años he estado en una escuela esotérica en la cual los estudiantes estaban preocupados por el devenir de sus estudios y de sus propias meditaciones, y estaban lamentándose, arrepintiéndose, sinceramente seguramente, de que no habían podido realizar su meditación en cualquier día del mes y que estaban entristecidos porque entonces no podían establecer como de costumbre su contacto diario con el Ángel Solar, o con el Yo Superior, o con el Alma en su propio plano, lo cual evidentemente es una negación de la propia espiritualidad del ser, por cuanto la meditación es la atención hacia todo cuanto sea realmente importante en la vida. Yo creo que no hay ningún momento en nuestra vida que no sea importante, busquen cualquier momento que no sea importante y díganme ustedes cuál es, y veremos a ver si es verdad; y por qué entonces tiene más importancia el momento en que estoy condicionándome a ciertas técnicas establecidas, o a ciertas autodisciplinas, o a cualquier momento en la vida del tiempo de cada día en que realmente somos importantes frente a la sociedad.

Bien, no quiero continuar porque espero que abramos un diálogo sobre estos puntos, porque siempre he creído que se han acabado los tiempos de las grandes conferencias y de los grandes enunciados de palabras y de razonamientos. Hoy día estamos inmersos todos dentro de un plano de igualdad social y espiritual, y dentro de este plano de igualdad podemos siempre establecer un diálogo cordial, dentro del cual seguramente podamos ampliar comentarios, podamos sentirnos más unidos, podamos vivir más de acuerdo con la propia realidad.



Conoce los nuevos chakras y sabe cuando seran activados


La activacion de estos chakras, ha comenzado a producirse, ya que, es inminente el paso del ser humano, hacia la cuarta dimension. Conocer su funcion, permitira al hombre, estar preparado para las proximas generaciones, ya que, gracias a ellos ( ya existentes en toda la raza humana, pero desactivados) se podra demostrar, no solo, el contacto real con energias superiores, sino tambien innumerable cantidad de descubrimientos cientificos, a favor de toda la raza humana, puesto que, al activarse los mismos, la conexion, con todas las ciudades del intramundo, sera un hecho, y, con esto, la suma, de todo el conocimiento, de todas las civilizaciones, que evolucionaron de este mundo, pero puestas al servicio, de la ciencia con amor.

martes, 26 de marzo de 2013

REINVENTARSE?

FUENTE http://lospasosdelalma.blogspot.com.es/
Este es el fruto de una entrevista, si así se le quiere mencionar, aunque más bien puede ser un diálogo con un amigo, mail va, mail viene. Y esto es lo que ha surgido. “P”, significa pregunta que lanzo; y “R”, respuesta que recibo.

P: Una amiga, hace poco, tras el 21/12/12, al no observar los cambios que esperaba, me dijo ¿Habrá que reinventarse, no? Yo le di una respuesta concreta. Pero conociéndote, es posible que hubiéramos coincidido, así que no te la diré, sólo te formulo lo mismo que ella me disparó ¿reinventarse?
R: El Aquí y Ahora no es momento ni de “cambios”, ni de “reinvertarse”, ni de “hacer” nada, sino, sencillamente, de fluir y dejar atrás la idea de identidad, con todo lo que ello conlleva, para gozar de la Vida sin miedos, con Confianza y en Amor.
P: ¿Puedes explicarte un poco más?
R: Cada suceso, hecho o acontecimiento de la vida, sea calificado por nuestra mente de importante o intrascendente, da igual, es un Milagro. Los Milagros se desparraman y desenvuelven cada día a nuestro alrededor y en nuestras propias vivencias cotidianas. No hacen falta fechas concretas para que esto sea así. El 21 de diciembre de 2012 ha estado tan lleno de Milagros como cualquier otro día. Y ha supuesto, eso sí, el inicio de la entrada oficial de un nuevo ciclo espiritual para la Humanidad –la Primavera Consciencial- que irá haciéndose cada vez más patente en el interior de las personas a lo largo de los próximos años, lustros y décadas. Lo que repercutirá en el mundo exterior mediante el paulatino surgimiento de un Nuevo Mundo que, a su vez, distorsionará al viejo mundo hasta provocar su total desaparición. Con este telón de fondo, cada cual experienciará todo lo anterior en libre albedrío y en coherencia con su propio proceso consciencial y espiritual.
P: Me parece perfecto, pero ¿podría especificarse con alguna fecha, si a fechas de calendario más de un ser humano espera?
R: El inicio de la citada Primavera Consciencial es un hecho natural y no implica “cambio” alguno, sino el impulso cíclico de la “Evolución” individual y colectiva a través de una Metamorfosis que es, igualmente, natural y de perfil interior, no exterior ni fenomenológico, que es quizá lo que algunos esperaban del solsticio de invierno de 2012.
Lo cierto es que cualquier percepción de cambio y su necesidad es pura vanidad. La Creación es Perfecta. En ella nada hay que alterar, modificar o cambiar. Y esto es así porque precisamente en ella nada es estático, sino que todo se encuentra en constante Evolución (lo recogen muy bien, por ejemplo, el Principio Hermético del Ritmo o la visión oriental volcada en el Tao) y es una Evolución en el Orden del Amor (El “Ordo Amoris” de San Agustín). Cuando esto se percibe desde el Corazón, se entiende bien lo anunciado por Rumi en el siglo XIII: “la época del asceta acabó; el reinado del Amor ha llegado”.
P: ¿Qué supone, si es que supone algo, esa transformación o evolución a la que aludes?
R: La idea o voluntad de cambio supone desconocer esa Perfección y Evolución natural, con sus procesos y ritmos naturales, y pretender neciamente “marcar el paso” desde el ego para que las cosas se ajusten a lo que “yo” deseo, cuando “yo” deseo y de la manera que “yo” deseo. Nada se logra con ello, salvo poner trabas a la misma Evolución natural.
Al fluir desde la aceptación, la Evolución se facilita. Por el contrario, el propósito de cambio distorsiona el devenir evolutivo y ralentiza la Evolución.
P: ¿Algún ejemplo?
R: Valga éste. En invierno, el frío y la humedad configuran la base evolutiva y natural para que, meses después, la primavera explote en todo su esplendor. Si a alguien no le gusta el invierno y prefiere la primavera, debe comprender no sólo que el proceso no puede ser alterado por mucho empeño que se ponga en que la climatología cambie -que lo hará, pero cuando en el orden natural corresponda-, sino que, además, el invierno y cada uno de sus componentes (frío, lluvia, viento, nieve,…) son parte constitutiva de la propia primavera, pues sin ellos no habría ella.
P: Como sabes esto lo publicaré en mi Blog, así que te pido que des, si es posible la posibilidad de algo que constituya un puntal del que partir.
R: La aceptación y la Rendición son la clave. Los rosales no dan rosas en invierno. Y de nada sirve ponerse a su lado clamando para que las rosas nazcan y crezcan. Esto sucederá. Sí. Pero cuando el proceso natural lo haga posible, no la voluntad egóica de alguien.
La vida de mucha gente es miedo y vanidad; vanidad y miedo. Y una huida constante, ansiando desesperadamente el cuidado y el contento, del sufrimiento originado precisamente por la vanidad y el miedo. No digo esto para que nadie cambie -no pretendo que nada ni nadie cambie-, sino para que nos observemos como quien se mira en un espejo. Y al observarnos, nos aceptemos a nosotros mismos y, a partir de ahí, a los demás y cuanto nos rodea. Y al aceptar, amemos. Y al amar, nos sintamos Amados por la Vida y la Creación. Y al sentirnos Amados, nos rindamos.
¡Rendirse! Total y definitivamente. Se comprueba, entonces y sólo entonces, que la Rendición no es fruto de la impotencia, sino del empoderamiento. Y con la Rendición explosiona, de manera natural y sencilla, una Nueva Vida que no puede ser pensada, ni conceptualizada ni predefinida. En ella luce exclusivamente la Bandera Blanca de la Rendición plena.
Para que ondee y se despliegue en su colosal dimensión y hermosura, insuflará la Bandera Blanca una Libertad radical y completa que emanará de tu interior, como espléndida y sutil brisa de Amor. Es una brisa suave, sí, pero implacable. Te despojará de cuanto has sido, tenido, anhelado y temido; te impulsará al abandono y al desalojo hasta vaciarte de toda vanidad, en cualquiera de sus manifestaciones; y, finalmente, te llevará a donde le dé la gana. Y tú no tendrás miedo. Vacío y sin nada ni necesidad de nada, te dejarás llevar, fluirás y no tendrás miedo. Nunca jamás.
La Confianza habrá anclado para siempre en tu Corazón, y tú ya no serás tú: sabrás bien lo que supone "Nacer de Nuevo", y te habrás transformado en el Viento que todo mece, todo acuna y todo Ama, pues es el Amor mismo y puro.
P: ¿Eso puede ser verificado, por decirlo de alguna manera, en cada persona?
R: Claro. En cada uno y en el género humano en su conjunto. Una Nueva Humanidad vivirá en una Nueva Tierra. Sin duda. Pero será el resultado de la Evolución consciencial, no de ningún cambio. Y todo lo que sucede en el Aquí y Ahora, por doloroso o absurdo que nos parezca, tiene su por qué y su para qué en el contexto de esa dinámica evolutiva y consciencial.
Igualmente, todo lo que ocurre en “mi” vida o en la de “los demás” encaja perfecta y absolutamente en la Evolución “mía” o de los “demás”.
P: ¿Hay que hacer algo al respecto, si es que hay que hacer algo al respecto?
R: La “No-Acción” es la forma superior de acción. Y el origen del sufrimiento humano radica en la “decisión de ser” alguien o algo y en la idea de identidad que ello implica. Noción de identidad que conlleva, a su vez, la dualidad y las dicotomías, la experiencia bipolar (polarización y falta de equilibrio y armonía experiencial), la separación de la Unicidad en la que todo Es y la creencia de que las cosas deben ser diferentes de como son.
Frente a esto, cuando en lugar de “decidir ser”, simplemente “no decido” (incluso “no decido ser”), se cesa de intentar cambiarse a uno mismo, a los otros o al mundo para ajustarlos a mi pensamiento de como deberían ser y se acepta e interioriza la realidad tal como es, experimentando una Libertad y un Gozo antes inimaginables.
P: Bien, pero quizá nos hemos elevado a profundidades o alturas, según se perciba, que son complejas de dilucidar. Bajando un poco al terreno, a lo real o lo no real…
R: Lo “Real” es que no hay nada que cambiar. Mucha gente quiere que cambien las cosas (su vida, la de los demás, el mundo en general,…) y lo intentan actuando sobre el mundo exterior (“deseo de cambio exterior”). También hay quienes quieren el cambio, pero han entendido que es una ventana que se abre desde el interior y que se necesitan ojos nuevos para un mundo nuevo (“deseo de cambio interior”). Pero no hay nada que cambiar, ni fuera ni dentro de uno mismo; todo es Perfecto y se halla en constante evolución (Tao). Se acabaron las preguntas y las respuestas, las búsquedas y los caminos. Se percibe entonces la innecesariedad de la Iluminación y nos "destensamos", "descondensamos", “vacíamos" y diluimos en la no-identidad (que implica la no-dualidad y el fin de la experiencia bipolar y a separación de la Unicidad). "Cesó todo" y el No-Ser todo lo inunda y todo Es.
P: Subrayo algo que ya me has dicho en más de una ocasión, y entiendo que es lo que te brota desde dentro sin necesidad de modificar lo que sientes en tu expresar, por tanto, no te pido que rectifiques lo dicho, sino que incidas en un mensaje, quizá, más concreto.
R: El cesó todo conlleva el “dejeme”: el antes “hacedor-emisor” se disuelve en la no-identidad y fluye en la dinámica “fluir-recibir-fluir”. El Misterio de la Vida se desvela de par en par: Vivir viviendo, Vivir fluyendo para Recibir (¡sin miedos!) de la Creación, que es una Naturaleza tan Natural como Divina de Abundancia Infinita donde la Gracia y la Riqueza se distribuyen entre todos los componentes que la configuran y en ella se integran y fusionan no según su capacidad, sino según su necesidad.
P: ¿Sabes lo que le respondía a mi amiga cuando dijo aquello de Reinventarse? Le dije: No, endiosarte. Y aquí mi pregunta final, ¿mi respuesta va en la misma dirección de todas las respuestas que has dado a mis anteriores preguntas?
R: Escribió Nietzsche en Así habló Zaratustra que “el hombre es una cuerda tendida sobre un abismo (…) La grandeza del hombre está en ser un puente y no una meta”. Y esta meta es, tomando ahora palabras de San Juan de la Cruz en su carta a Ana de Peñalosa, “transformarse en Dios” (“la amada en Amado transformada”) en la consciencia plena de que Dios es yo y que yo soy Dios precisamente cuando dejo de ser yo y cesa toda noción o idea de identidad, sea física o espiritual, individual o colectiva. A esto, los primeros Padres de la Iglesia lo llamaron “endiosamiento”. Y así es: no es cuestión de reinventarte, sino, sencillamente, de ser los que genuinamente somos, es decir, endiosarte.
P: ¿Necesitamos ampliar algo más este tema, o quizá lo dejamos para otro día si es que surge algo nuevo que merezca la pena decir por no hablar por hablar alargando algo que, a mi juicio, ha quedado plasmado?
R: Fluimos en el Aquí y Ahora y lo dejamos abierto en el desenvolvimiento del momento presente.
Deéelij y un amigo -sin identidad- entrevistado o sometido a interrogatorio amable. Añado que tenemos en marcha otras entrevistas que se me apetecen van a ser jugosas.
http://lanuevaconcienciadimensional.blogspot.com.es
Supongo que muchos,al igual que yo, habréis reconocido en las palabras del entrevistado a Emilio Carrilo.

Yo Soy, el Yo Soy - ( activa tu centro, pituitaria-pineal )


La pituitaria, que también se llama el séptimo sello, gobierna tu cerebro. La pituitaria es una glándula diminuta, pero maravillosa, que muchos llaman el «tercer ojo»,
La pineal, o sexto sello, es responsable de amplificar las frecuencias de pensamiento para que puedan ser enviadas a través de todo el cuerpo.
FUENTE
http://nueva-gaia.blogspot.com.es/

APRENDER


Este Vídeo forma parte del material extra de la película "Yo, libre: Un viaje al instante presente" dirigida por David del Rosario y protagonizada por Sergi Torres.

Para ver la Película íntegra o para más información:
www.yolibrelapelicula.com
facebook.com/yolibrelapelicula

lunes, 25 de marzo de 2013

El maestro


Foto: El maestro

Érase una vez un maestro que hablaba a un grupo de gente y su mensaje resultaba tan maravilloso que todas las personas que estaban allí reunidas se sintieron conmovidas por sus palabras de amor. En medio de esa multitud, se encontraba un hombre que había escuchado todas las palabras que el maestro había pronunciado. Era un hombre muy humilde y de gran corazón, que se sintió tan conmovido por las palabras del maestro que sintió la necesidad de invitarlo a su hogar. 
Así pues, cuando el maestro acabó de hablar, el hombre se abrió paso entre la multitud, se acercó a él y, mirándole a los ojos, le dijo: «Sé que está muy ocupado y que todos requieren su atención. También sé que casi no dispone de tiempo ni para escuchar mis palabras, pero mi corazón se siente tan libre y es tanto el amor que siento por usted que me mueve la necesidad de invitarle a mi hogar. Quiero prepararle la mejor de las comidas. No espero que acepte, pero quería que lo supiera». 
El maestro le miró a los ojos, y con la más bella de las sonrisas, le contestó: 
«Prepáralo todo. Iré». Entonces, el maestro se alejó. 
Al oír estas palabras el corazón del hombre se sintió lleno de júbilo. A duras penas podía esperar a que llegase el momento de servir al maestro y expresarle el amor que sentía por él. Sería el día más importante de su vida: el maestro estaría con él. Compró 
la mejor comida y el mejor vino y buscó las ropas más preciosas para ofrecérselas como regalo. Después corrió hacia su casa a fin de llevar a cabo todos los preparativos para recibir al maestro. Lo limpió todo, preparó una comida deliciosa y decoró bellamente la mesa. Su corazón estaba rebosante de alegría porque el maestro pronto estaría allí. 
El hombre esperaba ansioso cuando alguien llamó a la puerta. La abrió con afán pero, en lugar del maestro, se encontró con una anciana. Ésta le miró a los ojos y le dijo: «Estoy hambrienta. ¿Podrías darme un trozo de pan?». 
El se sintió un poco decepcionado al ver que no se trataba del maestro. Miró a la mujer y le dijo: «Por favor, entre en mi casa». La sentó en el lugar que había preparado para el maestro y le ofreció la comida que había cocinado para él. Pero estaba ansioso y esperaba que la mujer se diese prisa en acabar de comer. La anciana se sintió conmovida por la generosidad de este hombre. Le dio las gracias y se marchó. 
Apenas hubo acabado de preparar de nuevo la mesa para el maestro cuando alguien volvió a llamar a su puerta. Esta vez se trataba de un desconocido que había viajado a través del desierto. El forastero le miró y le dijo: «Estoy sediento. ¿Podrías darme algo para beber?». 
De nuevo se sintió un poco decepcionado porque no se trataba del maestro, pero aun así, invitó al desconocido a entrar en su casa, hizo que se sentase en el lugar que había preparado para el maestro y le sirvió el vino que quería ofrecerle a él. Cuando se 
marchó, volvió a preparar de nuevo todas las cosas. 
Por tercera vez, alguien llamó a la puerta, y cuando la abrió, se encontró con un niño. Éste elevó su mirada hacia él y le dijo: «Estoy congelado. ¿Podría darme una manta para cubrir mi cuerpo?». 
Estaba un poco decepcionado porque no se trataba del maestro, pero miró al niño a los ojos y sintió amor en su corazón. Rápidamente cogió las ropas que había comprado para el maestro y le cubrió con ellas. El niño le dio las gracias y se marchó. 
Volvió a prepararlo todo de nuevo para el maestro y después se dispuso a esperarle hasta que se hizo muy tarde. Cuando comprendió que no acudiría se sintió decepcionado, pero lo perdonó de inmediato. Se dijo a sí mismo: «Sabía que no podía 
esperar que el maestro viniese a esta humilde casa. Me dijo que lo haría, pero algún asunto de mayor importancia lo habrá llevado a cualquier otra parte. No ha venido, pero al menos aceptó la invitación y eso es suficiente para que mi corazón se sienta 
feliz». 
Entonces, guardó la comida y el vino y se acostó. Aquella noche soñó que el maestro le hacía una visita. Al verlo, se sintió feliz sin saber que se trataba de un sueño. 
«¡Ha venido maestro! Ha mantenido su palabra.» 
El maestro le contestó: «Sí, estoy aquí, pero estuve aquí antes. Estaba hambriento y me diste de comer. Estaba sediento y me ofreciste vino. Tenía frío y me cubriste con ropas. Todo lo que haces por los demás, lo haces por mí». 
El hombre se despertó con el corazón rebosante de dicha porque había comprendido la enseñanza del maestro. Lo amaba tanto que había enviado a tres personas para que le transmitiesen la lección más grande: que él vive en el interior de todas las personas. Cuando das de comer al hambriento, de beber al sediento y cubres 
al que tiene frío, ofreces tu amor al maestro.


Érase una vez un maestro que hablaba a un grupo de gente y su mensaje resultaba tan maravilloso que todas las personas que estaban allí reunidas se sintieron conmovidas por sus palabras de amor. En medio de esa multitud, se encontraba un hombre que había escuchado todas las palabras que el maestro había pronunciado. Era un hombre muy humilde y de gran corazón, que se sintió tan conmovido por las palabras del maestro que sintió la necesidad de invitarlo a su hogar.
Así pues, cuando el maestro acabó de hablar, el hombre se abrió paso entre la multitud, se acercó a él y, mirándole a los ojos, le dijo: «Sé que está muy ocupado y que todos requieren su atención. También sé que casi no dispone de tiempo ni para escuchar mis palabras, pero mi corazón se siente tan libre y es tanto el amor que siento por usted que me mueve la necesidad de invitarle a mi hogar. Quiero prepararle la mejor de las comidas. No espero que acepte, pero quería que lo supiera».
El maestro le miró a los ojos, y con la más bella de las sonrisas, le contestó:
«Prepáralo todo. Iré». Entonces, el maestro se alejó.
Al oír estas palabras el corazón del hombre se sintió lleno de júbilo. A duras penas podía esperar a que llegase el momento de servir al maestro y expresarle el amor que sentía por él. Sería el día más importante de su vida: el maestro estaría con él. Compró
la mejor comida y el mejor vino y buscó las ropas más preciosas para ofrecérselas como regalo. Después corrió hacia su casa a fin de llevar a cabo todos los preparativos para recibir al maestro. Lo limpió todo, preparó una comida deliciosa y decoró bellamente la mesa. Su corazón estaba rebosante de alegría porque el maestro pronto estaría allí.
El hombre esperaba ansioso cuando alguien llamó a la puerta. La abrió con afán pero, en lugar del maestro, se encontró con una anciana. Ésta le miró a los ojos y le dijo: «Estoy hambrienta. ¿Podrías darme un trozo de pan?».
El se sintió un poco decepcionado al ver que no se trataba del maestro. Miró a la mujer y le dijo: «Por favor, entre en mi casa». La sentó en el lugar que había preparado para el maestro y le ofreció la comida que había cocinado para él. Pero estaba ansioso y esperaba que la mujer se diese prisa en acabar de comer. La anciana se sintió conmovida por la generosidad de este hombre. Le dio las gracias y se marchó.
Apenas hubo acabado de preparar de nuevo la mesa para el maestro cuando alguien volvió a llamar a su puerta. Esta vez se trataba de un desconocido que había viajado a través del desierto. El forastero le miró y le dijo: «Estoy sediento. ¿Podrías darme algo para beber?».
De nuevo se sintió un poco decepcionado porque no se trataba del maestro, pero aun así, invitó al desconocido a entrar en su casa, hizo que se sentase en el lugar que había preparado para el maestro y le sirvió el vino que quería ofrecerle a él. Cuando se
marchó, volvió a preparar de nuevo todas las cosas.
Por tercera vez, alguien llamó a la puerta, y cuando la abrió, se encontró con un niño. Éste elevó su mirada hacia él y le dijo: «Estoy congelado. ¿Podría darme una manta para cubrir mi cuerpo?».
Estaba un poco decepcionado porque no se trataba del maestro, pero miró al niño a los ojos y sintió amor en su corazón. Rápidamente cogió las ropas que había comprado para el maestro y le cubrió con ellas. El niño le dio las gracias y se marchó.
Volvió a prepararlo todo de nuevo para el maestro y después se dispuso a esperarle hasta que se hizo muy tarde. Cuando comprendió que no acudiría se sintió decepcionado, pero lo perdonó de inmediato. Se dijo a sí mismo: «Sabía que no podía
esperar que el maestro viniese a esta humilde casa. Me dijo que lo haría, pero algún asunto de mayor importancia lo habrá llevado a cualquier otra parte. No ha venido, pero al menos aceptó la invitación y eso es suficiente para que mi corazón se sienta
feliz».
Entonces, guardó la comida y el vino y se acostó. Aquella noche soñó que el maestro le hacía una visita. Al verlo, se sintió feliz sin saber que se trataba de un sueño.
«¡Ha venido maestro! Ha mantenido su palabra.»
El maestro le contestó: «Sí, estoy aquí, pero estuve aquí antes. Estaba hambriento y me diste de comer. Estaba sediento y me ofreciste vino. Tenía frío y me cubriste con ropas. Todo lo que haces por los demás, lo haces por mí».
El hombre se despertó con el corazón rebosante de dicha porque había comprendido la enseñanza del maestro. Lo amaba tanto que había enviado a tres personas para que le transmitiesen la lección más grande: que él vive en el interior de todas las personas. Cuando das de comer al hambriento, de beber al sediento y cubres
al que tiene frío, ofreces tu amor al maestro.

Yo, yo mismo y Dios


Si no existe el tiempo ni el espacio y somos seres eternos, significa que viajamos a través de dimensiones, jugando con el tiempo y el espacio. En un tiempo lineal, de pasado, presente y futuro mis reencarnaciones serían conforme la historia marca: antes sería una persona, después de morir ésta sería otra y cuando muera seré otra. Pero en la concepción de no tiempo y no espacio sería ridículo pensar en estas limitaciones, ya que como conciencias, manipuladoras de energía y viajeras, tendríamos más posibilidades. Ejemplo: ahora soy un hombre que vive en España y está escribiendo estas palabras, pero eso no quita que yo ya esté viviendo en el siglo IV en China o que yo esté ahora mismo en el siglo XXV en Francia (si es que existe) Yo sería consciente de esta vida ahora, la del que escribe y plantea estas cosas, pero eso no quita para que mi yo del IV también sea consciente de sí mismo o mi yo del XXV, y podemos poner miles o cientos de miles de encarnaciones, que ahora mismo está ocurriendo en edades diferentes, en espacios diferentes.

Pero la cosa no queda ahí, si ya es casi una herejía lo que planteo, lo que voy a decir a continuación será más: no solamente no estamos reencarnando en diferentes tiempos y espacios, y en realidad todo ocurre ahora mismo, aunque nosotros lo clasifiquemos cronológicamente, sino que probablemente ocurran en otras dimensiones, en otros planetas y a la misma vez, de suerte que si no me ando con cuidado puedo toparme conmigo mismo en esta época o conmigo mismo en otra dimensión o que me abduzca un extraterrestre que para más inri sea yo mismo. Casi con toda seguridad, ese encuentro sería como si me hallara ante un desconocido, como cuando te miras en un espejo a la mañana siguiente de una fiesta: no te reconoces. Esta posibilidad de reencarnaciones sin límites de espacio y tiempo, abre un abanico de explicaciones y posibilidades, como que se entiendan fenómenos parapsicológicos o místicos, y se explique la sincronía, las “casualidades”, las premoniciones, las “medias naranjas”, los encuentros con la sombra y sus proyecciones, etc. Aunque ahora no estoy por la labor de desglosar tales suposiciones, explicaría muchos misterios, aunque abriría un sinfín de nuevos interrogantes.

No finaliza de todos modos mis proposiciones heréticas, la última, la que puede dejarnos helados es la siguiente: si no hay limitaciones a causa del tiempo y del espacio, ni en dimensiones, eso significaría que ya, en alguna parte y tiempo, un yo ha alcanzado la iluminación y es un dios, y si eso está ocurriendo ahora mismo entonces ahora mismo, lo que yo considero una pobre y modesta persona, el que escribe esto, ha alcanzado la iluminación y la divinidad plena. Esto también abre otro abanico de preguntas. Entonces si ya, se supone, que soy perfecto, ¿qué necesidad hay de que coexistan el resto de encarnaciones, o es que sin estas reencarnaciones no habría un yo iluminado? Sabiendo esto, ¿podría atrasar o cambiar el momento o la encarnación iluminada? A veces es mejor no contestarse. Lo que sí parece obvio, bajo esta perspectiva, que se haga lo que se haga, por mucho que uno quiera boicotearse a sí mismo, un yo ha alcanzado ese punto de divinidad.

Así que habría que plantear todo al revés, no desde “abajo” sino desde “arriba”. El auténtico y genuino yo, siempre ha sido y será un dios perfecto, y es así por su experiencia vivida, porque los de “abajo”, sus miles y millones de proyecciones (encarnaciones) le han dado ese título. Así que somos como un sueño de nuestro auténtico yo, de un dios en potencia que lo es de facto por sus sueños. Lo que no podemos ni imaginar, aunque parezca mentira, es cuántos yoes secundarios o proyectados son los que forman parte de ese primero yo. Tal vez el yo que está escribiendo esto está casado consigo mismo en el cuerpo de una mujer o tal vez mi padre también fuese yo o quizás mi enemigo principal resulta que también soy yo.

Preguntas y más preguntas se abren, tal es así, que podría uno plantearse una única y escalofriante pregunta de la que no estoy capacitado para responder: ¿Y si cada uno de nosotros, en todas las épocas, espacios, dimensiones, planetas y universos, fuésemos en realidad un único yo: Dios? Ir más allá es locura, aunque ya parezca suficiente locura lo planteado hasta ahora. Pero no es descartable, así como cada uno de nosotros con sus respectivas reencarnaciones tiende y debe ir en el camino de la consciencia plena y unicidad en el yo auténtico, para así estar plenamente conscientes e identificados en un único ser divino, pudiera ser que cada uno de esos yoes auténticos deban plantearse la misma cuestión y buscad la unicidad plena en otro yo más lejano y primordial; esto nos lleva a Dios, al que por supuesto no podremos analizar bajo la misma técnica, ya que se pierde más allá de lo impensable.

Ahora cobra todo su sentido las palabras de Jesús: “Ama a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo”. Amar al prójimo como uno mismo es en realidad más que un consejo, es una descripción de la realidad, el prójimo  tú, en última instancia, sois el mismo, y probablemente, como no lo sabes bien, puede que muchos de los prójimos sean, en primera instancia, tú mismo. Lo del amor a Dios se sobreentiende, todos somos Dios, y es lógico amarse a uno mismo.

José Luis Velázquez Rodríguez.

domingo, 24 de marzo de 2013

El Centro de Conciencia: Glándula Pineal


La Glándula Pineal se puede activar con distintas técnicas. La más importante es la meditación. La práctica puede complementarse escuchando una determinada frecuencia, la de 936 Hz, que corresponde a la vibración que la Glándula Pineal necesita para estimularse como receptor de luz e información. Estas antiguas frecuencias Solfeggio de sonidos eran originalmente utilizadas en los Cantos Gregorianos.

MEDITACION PARA ACTIVAR LA GLANDULA PINEAL:

Nos sentamos cómodamente en una silla, con la espalda derecha (sin forzar) y ordenamos a nuestros músculos que cedan de una sola vez, soltándose a la gravedad de la tierra. Es como dar un salto al vacío.
Recorremos en forma rápida nuestro estado de relajación de pies a cabeza.
Buscamos silenciar las emociones y el flujo del pensamiento con órdenes simples. Ordenar por ejemplo: "mis emociones y mis pensamientos se calman y se aquietan".

1.-En ese estado, llevamos la atención a la glándula pineal y ordenamos que se encienda.
Ella se enciende y la visualizamos como una esfera de luz o una perla incandescente que ha comenzado a irradiar profusamente hacia ambos hemisferios cerebrales. ENCIENDO

2.-Podemos sentir, percibir o visualizar esta luz, que se expande tanto, que por aquellos rayos que salen por sobre nuestra cabeza, vamos al encuentro de los rayos arcoíricos danzantes que provienen de la Fuente, Padre o Arquetipo Uno, conectándonos a la Fuente. CONECTO

3.-Toda nuestra atención se encuentra ahora en la Fuente. Es importante en este momento prepararnos para recibir su Luz- Amor que se manifiesta en dos de los rayos arcoíricos: el rosa y el amarillo. Bajan desde el centro pineal hasta el centro cardíaco y se anclan allí. Al anclarse, se forma un sol en expansión permanente, que irradia en forma alterna en rosa y amarillo.
Atendemos ahora a nuestra respiración, pero sin alterar su ritmo armónico. Al inhalar, irradiaremos el rosa y el amarillo desde el centro cardíaco hacia nosotros y al exhalar lo irradiaremos hacia fuera. Hacia todos y hacia todo, sin límite. Podemos abarcar al planeta entero si así lo deseamos o ir aún más allá.
Hemos activado de este modo una red de conexión con nuestro Padre- Madre quien toma el gobierno de nuestro ser, desplazando lo humano en nosotros, para dar cabida a nuestra divinidad que comienza a despertar.
Un sentimiento de amor nos inunda mientras sentimos estas activaciones en manifestación. AMOR

4.- El paso siguiente es sentir los rayos arcoíricos que provienen de la Fuente pasando por nuestros brazos y saliendo por la yema de los dedos, como largos rayos de colores, que podemos enviar hacia donde los queramos hacer llegar. Así tendemos un puente de transferencia de energía desde los campos de creación superior hacia los campos creativos físicos. RAYOS ARCOÍRICOS

5.-Ahora sellaremos estas activaciones sintiendo cómo una espiral de color violeta eléctrico nos envuelve vertiginosamente desde los pies hasta por sobre la cabeza. Si es necesario, repetimos esta orden para mantener la unidad vibratoria de nuestro ser- luz activado a la frecuencia de la Fuente.
Es momento de chequear cómo nos sentimos. Estamos experimentando sensaciones de paz, armonía y ausencia de limitaciones. Es nuestro ser- energía libre y armónico en disposición a la experiencia de co- crear con la Fuente. SELLADO VIOLETA

6.- Intencionamos mantener estas activaciones en permanencia y simultaneidad. Llevando la atención a la glándula pineal, ordenamos reintensificar su luminosidad que ahora se expande hacia la glándula pituitaria que se abrirá como una flor de luz centelleante. Mantendremos durante un tiempo nuestra atención en este proceso, hasta sentir que ambas se han fusionado en una sola red de luz.
Ambas, pineal y pituitaria han recuperado su potencia creativa original, dando paso a una triangulación lumínica que es el portal de entrada hacia los campos de creación superior en donde lo no manifestado espera para ser traído en manifestación. Mantenemos la visualización de una flor de luz en medio del lóbulo frontal de nuestro cerebro. Es normal sentir presión o vibración en la zona ubicada sobre el entrecejo.
En este momento, sentiremos surgir del centro de la flor de luz, los rayos arcoíricos, cargados del poder creativo de la Fuente. Por ellos subimos a los campos de creación superior. Hemos llegado allí. Recordemos mantener la atención en la Fuente y el sentimiento de amor irradiando en permanencia durante todo el acto creativo. FLOR DE LUZ

Es momento de comenzar a co-crear, a manifestar sueños y anhelos con el poder del sentimiento y el pensamiento que han sido elevados a la perfección de la Fuente.
Recomendado iniciar la orden creativa diciendo internamente o en voz alta:
DESDE ESTE ESTADO DE SER ENERGIA LIBRE Y ARMÓNICO QUE SOY, DOY LA ORDEN CREATIVA ... Entonces iniciamos el acto co- creativo intencionando, o visualizando o "decretando" lo que buscamos manifestar en nuestra realidad.
FUENTE Light Wuan