Muy recomendada.

viernes, 8 de julio de 2011

La fórmula de la creación

FUENTE http://www.galerialalinea.com
Fui reacio mucho tiempo a trabajar con computadoras. Sentía que la tecnología me apartaba de la naturaleza y me acercaba a un mundo frío y cibernético. El tiempo me ha enseñado que estaba equivocado. Que es el mal uso de la tecnología y no ésta, la que como en todos los casos, nos aleja de lo que en verdad somos.

Comprobé con sorpresa la ayuda y posibilidades que estas tecnologías ofrecen, entre ellas la de podernos conectar con los demás a través de la red, como una antesala al mundo telepático y maravilloso al que estamos viajando.

Comprendí que es el mal uso que damos a las cosas lo que nos aparta de nuestro verdadero camino, porque con un cuchillo puede uno matar o cortar la fruta que le va a nutrir. Es el mismo cuchillo y el uso depende siempre de la conciencia del que lo tiene en sus manos.

Lo que mas llamó mi atención al estudiar un poco las últimas teorías sobre el cerebro humano y fusionarlas con lo que narran chamanes de diferentes culturas, fue descubrir que éste funciona igual que una computadora.

Claro, nosotros disponemos de conciencia, pero estoy hablando del mecanismo y no de lo que lo usa. Porque tengo claro que una cosa es el aparato físico o cerebro y otra la conciencia. Esta segunda es la que tiene el poder creador, pero el cerebro y en conexión con éste el cuerpo entero, es el medio a través del cual la conciencia se expresa en este plano de existencia.

Comprobé con asombro como tenemos un montón de información en un disco duro muchas veces desordenado o caótico que crea en nosotros patrones de comportamiento casi inconscientes.
Me dí cuenta de cómo nos programamos y nos programan cada día con un montón de cosas que entran a ese disco duro sin que nuestros antivirus puedan detectarlos y atacan nuestras defensas internas.

Entonces me planteé que si tan semejantes funcionábamos, era una posibilidad el insertar en nosotros a través de nuestra conciencia creadora los mecanismos de defensa y las reprogramaciones que pudieran protegernos.

Empecé a trabajar desde la meditación intentando que mi mente se vaciara de todo lo que no soy yo y procuré reprogramarme visualizando una pantalla de ordenador y un teclado propios.

Comencé a instalarme antivirus que yo mismo creaba de mi propia imaginación y a arreglar todo aquello que me parecía erróneo en mí y que descubría cuando observaba desde afuera mis actos y reacciones.

Un psicólogo podría hablar de autosugestión. Bueno, tal vez sí…pero me funciona.
El problema del cerebro humano es que cuando estamos absortos, distraídos en aquellos estados en los que podemos decir que no estamos realmente aquí…la información se cuela directa a nuestro subconsciente sin que podamos detectarla.

Eso ocurre también en estados emotivos. Cuando uno oye una canción o ve un film y el tiempo pasa sin saber muy bien que ha ocurrido durante esas dos horas. Ahí, cuando nos identificamos con lo que tenemos delante y que va muy ligado a las emociones, es cuando mas vulnerables somos.

Una forma de programación es repetir una frase hasta que pase al subconsciente. Eso se dará cuando lo hagamos de una forma casi inconsciente, es decir, cuando estemos tan cansados de repetirla que ni nos demos cuenta desde el consciente. Otra forma es hacerlo desde la emoción.

Cuando cantamos canciones que además se expresan en primera persona y las repetimos inconscientemente una y otra vez e incluso nos identificamos con sus letras…estamos dejándonos programar. Valdría la pena hacerse consciente sobre lo que estamos tarareando y repitiendo una y otra vez.
Eso hace la publicidad para que compremos. Usa la imagen para despertar un deseo. Utiliza la música y las canciones para despertar una emoción o mandarnos un código de palabras que van a entrar directamente a nuestro disco duro.

Darse cuenta de todo esto podría convertirnos en paranoicos ante tanta información que nos agrede a nuestro alrededor si no fuera porque ese poder se lo damos nosotros al no protegernos.

Todos seleccionamos a la gente que queremos que entre en nuestra casa, pero casi nadie selecciona toda esa barbaridad de informaciones que se cuelan por la puerta de atrás de la "casa" de nuestra conciencia en este plano.

Conocer esto nos pone en ventaja porque ahora dependemos de nosotros mismos.

Cuando conocí a Audrey Siobhain enseguida entendí que estaba ante una mujer honesta que procura cada día, desde la Ciudad de México, hacer llegar a la gente a través de TRANSICIÓN EVOLUTÍVA y de las ondas de radio, el mensaje sobre lo que en verdad somos y el potencial creador que tenemos. Que todo el poder está en nosotros y en nuestra capacidad de materializar nuestros sueños.
Cuando Audrey oye o dice algo que siente que la programa negativamente, dice en voz alta. ¡ANULO!, y cuando lo que oye o dice ella misma desde su voz dulce pero enérgica es algo positivo, repite : ¡ACTIVO!

Reacciona instintivamente muchas veces y da la orden a su subconsciente como hacemos en un ordenador cuando damos confirmación o denegamos la entrada de una nueva programación.

Esto que a muchos puede parecer una pequeñez podría ser como siempre una gran clave en el camino hacia la libertad de nuestro ser. Esto y el conocimiento que ella transmite sobre como actúa el proceso creador.

Este conocimiento no es un secreto y lo hallamos en muchos escritos antiguos y en tradiciones la mayoría de veces esotéricas, pero ante los ojos de lo académico es normalmente tildado de superchería sin base científica. Y así lo van engañando a uno como tonto mientras los de arriba no se cansan de usarlo, al igual que simbologías y rituales de todo tipo.
El poder creador es nuestro y podemos empezar a probar sus efectos conscientemente. Lo peor que puede pasar es que centremos nuestra atención en mejorar algo de nosotros mismos y eso siempre será positivo, porque durante ese tiempo la mente no se ocupará de todo lo que pudiera desalentarnos.

También he de decir que los resultados a veces son lo de menos. Que se trata de adquirir conciencia y llegar a entender que si somos en verdad tan grandes, tenemos en consecuencia una responsabilidad proporcional.

La fórmula de la creación es sencilla. Todo empieza por un pensamiento que acostumbra a reflejarse en la visualización de una imagen que lo simbolice.

A ese pensamiento tenemos que unirle la generación de una emoción. Por eso cuando nos venden algo en la publicidad primero nos presentan el producto casi como si fuera oro y como diciendo que si no lo tienes te pierdes algo.

Después nos sacan una música, o una tierna imagen de un gatito, o directamente provocan en nosotros la emoción del deseo a poseer aquello.

Como ven, este conocimiento se puede usar, como nuestro cuchillo, para conectar con lo que somos o para sacar lo peor de nosotros. Pero seguimos con la explicación. Ya hemos pensado y generado una emoción.
Ahora, de ese chispazo provocado por la unión de la idea y la emoción se produce una concentración de energía que cuando alcanza un nivel suficiente, materializa lo visualizado.

Nos daremos cuenta que el pensamiento podríamos ligarlo al principio masculino y la emoción al femenino. La explosión es el óvulo fecundado y la materialización es la vida nueva que nace de esa unión.

No les pido que crean esto. Solo que reflexionen sobre ello y tengan ojos y oidos abiertos. No somos nada separado del resto y lo que aquí comparto se hace extensible al pensamiento que la humanidad tiene como colectivo. A lo que como conjunto creemos.

Eso es lo que estamos materializando. Porque los arquetipos existen y nuestro subconsciente colectivo los conoce e interpreta aún y sin nuestra plena conciencia. No olviden que ya Karl Jung decía, que el reino de los arquetipos anida en el subconsciente y que quien maneje los arquetipos…maneja la mente humana.

con agradecimiento a Audrey Siobhain

Aquí les dejo un vídeo sobre la fórmula de la creación, y otros donde Gregg Braden nos habla de muchas cosas relacionadas con lo que aquí tratamos. Como siempre, saquen ustedes mismos sus propias conclusiones.

Víctor Brossa
 





1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar