Muy recomendada.

lunes, 11 de julio de 2011

Gandhi, el auténtico sentido del arte


Siempre pienso en Mohandas Karamchand GANDHI como un hombre que dejó una huella de un valor no sólo incalculable, sino inagotable en lo que Carl Jung llamó el inconsciente colectivo, esa parte común del género humano.

La acción de Gandhi fue decisiva para elevar el pulso moral de la humanidad, y más allá de lo que logró de forma directa, sentó un precedente en nuestra historia que llena el presente de generosa esperanza y optimismo.

Gandhi fue un hombre de paz, un gran guerrero del más puro espíritu humano. Venció con las únicas armas del sacrificio, la no-violencia y el amor, y consagró su vida a la resistencia activa y decidida al mal. Sus acciones y sus logros hablan por sí mismos, y son ellos los que reflejan su auténtica humanidad y su gigantesca dimensión espiritual. Gandhi, a través de su propia conciencia activó la de millones de seres humanos, y desde su prominente lugar en nuestra parte común sigue haciéndolo sin cesar, a cada instante, como nexo de unión con lo puro.

Gandhi enseñó lo que ya está dentro de cada individuo. Fue una luz en el camino y lo sigue siendo hoy. Pero hay algo más importante que fue Gandhi. Gandhi fue un creador. Él sintió en su interior, pensó en su mente y consiguió realizarlo en el exterior. Gandhi sublimó el arte. Dio al mundo la máxima expresión artística. Creó en su corazón y plasmó en el exterior. Y si la parte más baja del arte se expresa mediante la materia, la parte más elevada se expresa mediante las acciones que sólo pueden ser guardas en el corazón. Aquellas que despiertan lo más íntimo y bueno del ser, obran profundas transformaciones y quedan en el alma como una semilla que inevitablemente germinará.

Los seres humanos podemos llegar a ser en la vida lo que nos propongamos, pero hay algo que ya somos al nacer. Somos creadores y artistas. Podemos realizar aquello que nos susurran nuestros mejores sueños, respecto de nosotros mismos y de la humanidad en conjunto. Ése es nuestro poder.

Y no estamos solos. Nos tenemos los unos a los otros. Pero si aún así te parece que recorres un camino solitario, cada vez que decidas crear el mejor mundo que llevas dentro, haz lo que yo, agárrate con fuerza de la mano de Gandhi, y no te sientas solo. ¡Somos tantos...! que si un solo artista es capaz de obras de tal magnitud y belleza, sólo Dios sabe qué mundos vamos a erigir juntos.

Germán Martín Rais

Recomendaciones : Film “Ghandi” (1982)
Dr.Richard A ttenborough
Actor: Ben Kingsley



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada